Download Descargar - Telmeds.org

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Hipomanía wikipedia, lookup

Espectro bipolar wikipedia, lookup

Trastorno bipolar wikipedia, lookup

Trastornos del estado de ánimo wikipedia, lookup

Episodio depresivo mayor wikipedia, lookup

Transcript
TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO (DEL HUMOR)
Cuando se está en equilibrio se encuentra en un estado eutímico, pero cuando eso se distorsiona ocurren los
trastornos del estado de ánimo. Se pueden dividir en trastornos unipolares o bipolares.
En los trastornos del estado del humor unipolares solo hay alteración de un solo polo del humor y así tenemos
nosotros los llamados episodios maniacos, que son raros que ocurran solos.
La manía es un estado de euforia exaltada, de gran elación con agitación psicomotora donde el individuo tiene
aumenta en la velocidad del curso del pensamiento y ocurren todos estos tipos de patologías del pensamiento
como el descarrilamiento, circunstancialidad, tangencialidad, prolijidad, y demás cosas que aceleran la mente
y por lo tanto, también aceleran el lenguaje (expresión del pensamiento) y el paciente presenta taquilalia,
taquifasia, etc.
Entonces tenemos un individuo así de gran elación y no solamente es el estado de elación y alegría,
porque el paciente a veces esta alegre y a veces esta irritable y agresivo.
Hay que resaltar algo aquí que mucha gente piensa que lo opuesto a la alegría o a la elación es la rabia y eso
está equivocado, es la tristeza usted puede estar deprimido y estar rabioso y puede estar monicaco y estar
rabioso, irritable o agresivo.
La ira es un eje tangencial que atraviesa estos dos estados de ánimo, de hecho la ira es una emoción, la
alegría, la elación y la tristeza son estados del ánimo del humor.
EJEMPLO
Llega una paciente verborreica, agresiva, insultante, con ideas delirantes paranoide que puede tener también
ideas delirantes megalómanas expansivas, de dinero, eróticas, pero también puede tener ideas paranoides,
estaba pensando que habían afuera unas mujeres que la estaban agrediendo que le querían pegar, y ella
misma estaba agresiva, y luego paso a un estado de euforia donde todo era risa, se reía de todo, uno le hacía
preguntas y ella respondía eufórica a todo, yo le pregunte, me dicen que usted tiene un novio y ella responde
si tengo un novio, y usted como sabe, es un chiricano; en fin lo que debemos saber es que el paciente puede
estas verborreico, agresivo, insultante, todos estos están presentes en la manía, no así en la hipomanía, esto
también puede llevar al paciente a tener relaciones sexuales indiscriminadas, puede tener falta de sueño, que
en realidad no es falta de sueño como tal sino que su capacidad para aquietarse esta inhibida y si no puede
aquietarse no puede conciliar el sueño, son pacientes muy eufóricos.
Hay maniacos y demás cuestiones; son pacientes muy eufóricos e irónicos mantienen la ironía, la burla hacia
las personas, se insinúan sexualmente, todo esto cuando están en manía.
Si a un paciente se le detecta este tipo de episodios y nunca se le ha detectado un episodio distímico y
depresivo, estamos hablando de un episodio maniaco
Hacia el otro polo tenemos la distimia es un estado de depresión de menos intensidad que la depresión
mayor; y nos encontramos con tristeza, estado de ánimo apagado, puede estar irritable, no duerme bien; pero
la diferencia con la depresión mayor está en la intensidad de los síntomas y además de que es una depresión
que puede permanecer así solapada durante por lo menos dos años en donde el individuo está triste, irritable,
incomodo (disfórico), el paciente se encuentra así pero sin la intensidad de un depresivo mayor. En el
depresivo mayor la tristeza es tan profunda, la apatía es tan grande, la anhedonia (el llanto es fácil y no
disfruta de la vida), el malhumor; no le dan ganas de levantarse en la mañana; a este paciente hay que llevarlo
al médico.
La distimia es de larga duración, muy insidiosa, muy incómoda; pero no “tumba” al paciente como pasa con la
depresión mayor, siendo la distimia más parecida a una depresión menor; de igual forma sigue siendo muy
incómoda, porque tiene dificultad para trabajar y desenvolverse socialmente, pero no tiene ese abatimiento
profundo que tiene la depresión mayor.
Ambos son trastornos del humor bipolares.
La depresión mayor puede llegar a intentos de suicidio, o inclusive a su consumación, teniendo en cuenta la
minusvalía, ya que puede cursar con ideas delirantes negativistas (yo no sirvo para nada, sentimiento de culpa
severo).
En la distimia difícilmente el paciente llegará a tener la idea del suicidio.
El paciente maniaco puede desconectarse de la realidad, prostituirse por ejemplo, tener conductas
inadecuadas (desnudarse por la calle), ser un poco psicóticos (antes se llamaban psicosis maniacodepresivas).
El depresivo puede llegar a tener ideas delirantes como: tener la necesidad de matarse (de pronto hay más
miedo a la vida que a la muerte, lo que lo lleva a cometer suicidio), al querer matarse es porque no soportan la
vida.
Estos son los trastornos unipolares.
Para que se hable de trastornos bipolares, el paciente tiene que presentar ambos polos, el placentero y el
displacentero en cualquiera cantidad (puede ser una vez depresión y un montón de episodios maniacos o
puede ser una vez episodio maniaco y un montón de depresión). Pero siempre en algún momento han tenido
que reintegrarse, porque si no, deja de ser bipolar y es un unipolar.
Entonces aquí siempre hay que tener en cuenta eso, nosotros tenemos los famosos bipolares y estos se
dividen por tipos:
1. El trastorno bipolar tipo 1 es aquel paciente que por lo menos ha tenido un episodio de depresión
mayor y uno o varios de episodio maniaco (han tenido los extremos de depresión mayor por lo
menos). Por lo general tiende a ser por lo maniaco, la baja intensidad de lo maniaco a depresión
mayor. Cuando la persona usa por lo menos una vez un episodio maniaco y uno o varios episodios
depresivos.
2. El trastorno bipolar tipo 2 cursa con lo general con episodios de depresión mayor y por lo menos 1 de
hipomanía.
3. La Ciclotimia: es aquel que cursa también con episodios de hipomanía y episodios de distimia. Tiene
periodos de depresión menor y periodos de hipomanía. El trastorno se caracteriza por episodios de
hipomanía y episodios de distimia. La ciclotimia tiene intensidad disminuida y separada.
Se habla de trastorno bipolar mixto (asociado al trastorno bipolar tipo 1), donde el individuo tiene episodios de
manía y depresión pero de manera muy rápida. El paciente está eufórico y en cualquier momento pasa a la
depresión, al mismo tiempo, se puede calmar, pero cuando vuelve el cuadro, vuelve el cuadro eufórico, esto se
llama trastorno bipolar mixto que es un tipo de trastorno bipolar tipo 1 pero con baja frecuencia.
Y Tenemos los llamados cicladores rápidos que son personas que tienen episodios de manía y de depresión
varias veces al año, durante un periodo muy corto están cambiando a depresión, no a rabia, porque eso es
como si estuviera eufórico.
En esta imagen, podemos observar las diferencias entre los tipos de trastornos bipolares, donde lo más
llamativo sería que el bipolar tipo 1 presenta episodios de manía demostrada, mientras que el bipolar tipo 2
presenta estados hipomaniacos, sin manía marcada. El ciclotímico por su parte no llega a tener hipomanía ni
distimia, pero sus cambios en el estado de ánimo son anormales igualmente (desenfocados).
Los síntomas se presentan de forma simultánea o sucesión tan rápida que así parece. Se pueden presentar
como Manía disfórica (Episodios maniacos con síntomas del cuadro depresivo) o Depresión Agitada (Episodios
depresivos con síntomas de manía, como irritabilidad o agresividad) y pueden requerir hospitalización debido
a que pueden acompañarse de síntomas psicóticos. Sumamente incapacitantes y debilitantes.
Se diagnostica el subtipo “Ciclador rápido” a una persona que presenta 4 o más episodios en un año, o más
de un episodio en una semana y cada episodio debió cumplir con la duración establecida.
Depresión que haya durado cuando menos 2 semanas.
Hipomanía que haya durado cuando menos 4 días.
Manía o episodio mixto que haya durado cuando menos 1 semana o que haya resultado en
hospitalización.
Para hablar de estos 4 episodios por año, tenemos el siguiente ejemplo: en el lapso de un año, la persona
tiene un episodio depresivo, sale del mismo, presenta manía y se resuelve, regresa a depresión y sale de ella,
nuevamente presenta manía que vuelve a resolverse. Entre estos episodios, la persona puede mostrar
periodos de bienestar y estabilidad, al que se le llama “Eutimia”.