Download Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Deontología (ética) wikipedia, lookup

Moral wikipedia, lookup

Ética médica wikipedia, lookup

Infoética wikipedia, lookup

Subjetivismo moral wikipedia, lookup

Transcript
Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca
Vicerrectorado
Centro de estudios de postgrado e investigación
Fortalecimiento de los valores morales en la formación profesional de los estudiantes de
quinto año de la carrera de derecho de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca
Trabajo en opción a diplomado en educación superior
Salvador Terrazas Cuellar
Tutora: Lic. Reina Ortega Téllez
Sucre, septiembre de 2013
i
Cesión de derechos
Al presentar este trabajo como requisito previo para la obtención del Diploma en Educación
Superior, de la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca,
autorizo al Centro de Estudios de Posgrado e Investigación o a la Biblioteca de la Universidad, para
que se haga de este trabajo un documento disponible para su lectura, según normas de la
Universidad.
También cedo a la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca,
los derechos de publicación de este trabajo o parte de él, manteniendo mis derechos de autor hasta
un periodo de 30 meses posterior a su aprobación.
Salvador Terrazas Cuellar
Nombre y Firma del Cursante
Sucre, septiembre de 2013
ii
Dedicatoria
A mi familia unida, la fuente de los valores
morales y la motivación permanente para
practicarlos y difundirlos.
iii
Agradecimientos
A Dios, por el maravilloso regalo de la vida, la naturaleza, la Buena noticia de Jesucristo que es la
fuente de los valores morales.
A mis Padres Isaac Terrazas y María Cuellar, por inculcarme los valores morales en mi vida, la
orientación y su insistencia en la práctica de los mismos en la vida cotidiana. Los llevo en mi
corazón.
A mis Hermanos, un sincero agradecimiento por la motivación y apoyo y sus consejos en todo
momento.
Al Centro de Estudios de Posgrado e Investigación, por brindarme la oportunidad de formarme
en educación superior en aras de contribuir en la cualificación profesional.
A mi Tutora Lic. Reina Ortega Téllez, por la aceptación en la dirección, colaboración y
orientación en este trabajo de investigación.
Índice
Introducción
.........................................1
1. Antecedentes y Justificación del Tema....................................................................................1
2. Situación Problémica ...............................................................................................................3
3. Formulación del Problema de Investigación ...........................................................................5
4. Objeto de Estudio ....................................................................................................................5
5. Campo de Acción ....................................................................................................................6
6. Idea a Defender ........................................................................................................................6
7. Objetivos ..................................................................................................................................6
7.1 Objetivo general....................................................................................................................6
7. 2. Objetivos específicos ...........................................................................................................6
8. Diseño Metodológico...............................................................................................................7
8.1 Tipo y enfoque de investigación. ........................................................................................... 7
8.2. Métodos Teóricos. ................................................................................................................7
8.3. Métodos Empíricos ...............................................................................................................8
8.4 Técnicas y Procedimientos de la Investigación. ....................................................................9
8.5 Población y Muestra ..............................................................................................................9
8.6 Técnica del Muestreo Utilizada. ............................................................................................ 9
Capítulo I ..................................................................................................................................11
Marco teórico y contextual ........................................................................................................11
1.1 Marco Teórico .....................................................................................................................11
1.1.1 Principales teorías y conceptos que sustentan la importancia de la formación en Valores
Morales .................................................................................................................................. 11
1.1.2 Definición y conceptualización de términos....................................................................17
Deontología................................................................................................................................ 17
La moral .....................................................................................................................................17
La ética.......................................................................................................................................19
Axiología ...................................................................................................................................22
El Valor......................................................................................................................................22
1.1.3 El valor y sus características ............................................................................................. 24
1.1.4 Clasificación de valores ...................................................................................................27
1.1.5 Los valores morales ..........................................................................................................27
1.1.6 Las normas morales como expresión de los valores morales ...........................................29
1.1.7 Importancia de los valores ................................................................................................ 30
1.1.8 Valores y contra valores en la sociedad ............................................................................31
1.1.9 Formación en valores en el proceso de enseñanza-aprendizaje.......................................32
1.1.10 Educar en valores no es solo enseñar ............................................................................34
1.1.11 Educar para transformar .................................................................................................35
1.2 Marco Contextual ................................................................................................................36
Objetivos de la Carrera de Derecho ........................................................................................... 37
Visión.........................................................................................................................................37
Misión ........................................................................................................................................38
Perfil Profesional .......................................................................................................................38
Campo de Acción ......................................................................................................................38
Plan de Estudio de quinto año de la Carrera de Derecho .......................................................... 39
Contexto Social.......................................................................................................................... 39
Contexto Económico .................................................................................................................39
Contexto Político .......................................................................................................................40
Contexto Cultural.......................................................................................................................40
Contexto Científico....................................................................................................................40
1.3 Diagnóstico. ......................................................................................................................... 41
1.3.1 Análisis de los Resultados obtenidos de la Entrevista a los Docentes. ............................ 42
1.3.2 Análisis de los Resultados obtenidos de la Encuesta a los Estudiantes. ........................... 50
Capítulo II ..................................................................................................................................59
Propuesta de la investigacion.....................................................................................................59
2.1 Idea o afirmación principal que sustenta el proponente de la
Monografía ................................................................................................................................ 59
2.2 Justificación, con argumentos de su propio punto de vista .................................................59
2.2.1 Formación en los valores morales ....................................................................................62
2.2.2 Pedagogía de los valores morales .....................................................................................63
2.2.3 Los cuatro pilares en la formación profesional.................................................................65
2.2.4 Los valores morales en la formación profesional ............................................................. 65
2.2.5 Incidencias de la educación en valores: ............................................................................68
2.2.6 La asignatura de Ética y Deontología Jurídica .................................................................68
2.2.7 Los valores morales en la práctica profesional .................................................................72
2.2.8 Estrategias metodológicas para desarrollar valores morales ...........................................72
2.3 Conclusiones y Recomendaciones. ......................................................................................75
Bibliográfia ................................................................................................................................ 80
Referencias bibliográficas .........................................................................................................81
Anexos .......................................................................................................................................82
Anexo n° 1 .................................................................................................................................83
Anexo n° 2 .................................................................................................................................84
Resumen
El presente trabajo, toma en cuenta aspectos que han sido analizados en el desarrollo del mismo, a
través de una investigación exhaustiva por medio de técnicas y metodologías científicas,
respaldadas con teorías, de acuerdo al requerimiento del mismo. En la primera parte están incluidas
las secciones de la introducción, donde se realiza un análisis de la importancia de la investigación
para los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho de la Universidad Mayor Real y
Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, así como el Planteamiento y Formulación del
Problema, para encontrar una respuesta a este problema se Plantean Objetivos a alcanzar, además de
la idea a defender.
Capítulo I, desarrolla el Marco Teórico a través de distintas teorías y conceptos, necesarios
para el desarrollo y formación en los valores morales. Se describe la metodología de la
investigación, los métodos, las técnicas e instrumentos que se han utilizado en el proceso del trabajo
así como hace referencia a la población y muestra de estudio y un diagnóstico específico sobre la
práctica, conocimientos, desarrollo y formación en los valores morales en docentes estudiantes de
quinto año de la Carrera de Derecho.
Capítulo II, contiene la sección propositiva del trabajo de investigación. Los aspectos
propositivos que sustentan la idea a defender para el desarrollo, formación en los valores morales en
la asignatura de Ética y Deontología Jurídica de la Carrera de Derecho.
En conclusión, la solución para evitar los actos de corrupción y demás anti-valores, parte de
principios y valores morales de la persona, porque una persona íntegra no se venderá y será
honrada; son principios, por los que la sociedad se debe basar para una convivencia pacífica, al
practicarlos serán vistos por la sociedad y al ignorarlos serán reprimidos. Un profesional que tenga
formación en los valores morales, será una persona justa y actuará con la verdad, ayudará a Bolivia
a través de su mismo cambio y compromiso por la justicia transparente, llegaremos a vencer ese
vacío, que es muy difícil pero no imposible, habría más tolerancia. Teniendo profesionales
abogados honestos, baja el nivel de corrupción, se mejora la forma de vivir y distribuir los recursos
a quienes corresponden.
Palabras claves: investigación exhautiva, técnicas, metodologías científicas, ética, deontología
jurídica.
Introducción
1. Antecedentes y Justificación del Tema.
En la actualidad nos encontramos sumidos en una crisis de valores que se manifiesta en los actos de
las personas que se dedican a atentar contra la vida y los bienes del otro. El hombre pareciera haber
perdido el rumbo hacia la meta de su plenitud total; pareciera ser que se encuentra en un remolino
de dudas e insatisfacciones que le inducen a cometer actos que contradicen no solo los principios
humanos sino también profesionales.
En el proceso de la formación integral de las personas, el aspecto ético moral tiene una
importancia relevante ya que de ello depende el buen desarrollo de los programas de vida de las
personas, además, que hay un fortalecimiento de la ética social; así mismo el adquirir buenos
hábitos por medio del desarrollo de las virtudes y valores nos hace ser mejores seres humanos y ser
exitosos en la universidad, en el trabajo y en la familia.
Por esta razón en cada uno de los niveles de estudio debe haber asignaturas específicas que
aborden temas para la formación en valores y, docentes que enseñen sobre las normas o reglas
básicas sobre moralidad y que sean capaces de predicar con el ejemplo para que los estudiantes
adquieran valores fundamentales para la vida por imitación o hábito. Ya Aristóteles consideraba que
las virtudes y los valores no son innatos, sino que se adquieren con la realización constante de actos
buenos, por lo que el ejemplo toma dimensiones importantísimas.
Si bien existen muchas investigaciones sobre educación en valores, las mismas están
centradas principalmente para primaria y secundaria y con una debilidad en la propuesta para la
enseñanza-aprendizaje en la universidad. Se considera que los estudiantes universitarios ya están
formados en esta área, pero contrariamente los actos de la juventud y de los profesionales nos
muestran la práctica de antivalores olvidando la ética profesional en el ejercicio de su profesión y en
la vida cotidiana.
La importancia de la formación en los valores radica en el comportamiento moral de los
profesionales y preocupación de la ciudadanía por la práctica de los anti-valores con mayor
frecuencia. Son importantes porque describen lo que es primordial para sus implicados, identifican
los resultados que la mayoría espera, guían nuestras actuaciones y determinan si nuestra institución
tendrá éxito.
La formación en los valores morales, es de vital importancia en nuestros días por la
compleja situación que vivimos a nivel de la justicia; de ahí, la necesidad de priorizarla en la
Carrera de Derecho, pues es la juventud un sector priorizado en la sociedad para la transformación
que se necesita en el profesional, cuya actuación debe estar en consonancia con la máxima
aspiración de formar hombres responsables, comprometidos con los demás y con una concepción
ética y moral.
Los resultados constatados en esta investigación, son válidos para afirmar que existen
ineficiencias en el proceso de formación de valores morales en los estudiantes de quinto año de la
Carrera de Derecho y se carece de estudios que fundamenten teóricamente este proceso, razones
que determinaron la necesidad de establecer tales fundamentos y la elaboración de una estrategia
para su implementación, contribuciones de este trabajo de investigación. Por otra parte, son
empleados métodos de nivel teórico, empírico y matemático para la colecta de datos y su análisis
sistemático. Al sustentar la novedad de los resultados que presentamos, tanto en el plano teórico
como práctico, defendemos la tesis de que hasta el momento no se ha realizado la fundamentación
teórica para la formación en los valores morales de los estudiantes de quinto año de la Carrera de
Derecho en la Asignatura de Ética y Deontología Jurídica.
Por tanto, la presente investigación se centra en la importancia de los valores morales en la
formación profesional de los estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho de la Universidad
san Francisco Xavier de Chuquisaca, como estrategia de fortalecimiento en la enseñanzaaprendizaje de los profesionales en abogacía.
El estudio está estructurado en la Introducción, donde se describe el Planteamiento del
Problema con su sustentación legal. El Objetivo general y los Objetivos Específicos. La
justificación del Diseño y el Alcance del mismo. En el capítulo I se describe el marco teórico
contextual y en el capítulo II se describe la propuesta de investigación y finalmente unas
conclusiones y recomendaciones.
2. Situación Problémica.
El joven, por naturaleza, es idealista, pero esto le puede inducir a fabricarse ilusiones y a tener
falsos ídolos como modelo de vida. Los jóvenes desean encontrar paz, alegría, amor, solidaridad,
sencillez en las persona, las instituciones, la familia, la universidad, el gobierno, la política, etc.
Pero muchas veces se sienten decepcionados por la incoherencia en sus actos, que desencadenan en
los males que van creciendo y ahogando la felicidad, la paz, el desarrollo del país; es decir, la
práctica de valores morales.
En una entrevista la Dra. Silvia Salame con referencia a los casos de extorsión, decía: la
Universidad está formando profesionales sin compromiso ético, existe un vacío en valores...” Es la
voz que en muchas esferas se va escuchando frente a los comportamientos que destruyen la justicia,
la honestidad, el respeto en la sociedad actual.
Se percibe una educación programada para no pensar, analizar, cuestionar, comprometerse,
auto-formarse, puesto que parece estar orientada fundamentalmente, hacia el examen, la promoción,
el título, pero no a la vida misma. Se estima que tenemos una educación para el consumo, no ya de
productos, sino de ideas, de datos, de conceptos prefabricados, empastados, etc. Algunos la definen
como la “cultura de la domesticación” y, los estudiantes no tienen más remedio que aceptarla
porque si no, no hay título, y si no hay título, no hay profesión y si no hay profesión, no hay dinero,
y si no existe dinero no existe status y si no existe status, pues no hay nada.
La formación actual no lleva, por lo general, hacia las actitudes y actividades creativas y
transformadoras. Lo repetitivo es como el eje sobre el cual gira todo este sistema de instrucción
memorística. No está al servicio de la personas y de la sociedad, sino de los programas, del
currículo del “pensum”, del sistema. Es además, una educación perezosa, individualista,
terriblemente egoísta. Lo que importa es mis notas, mi promoción, mi título. El yo ha desplazado
totalmente al nosotros.
El sistema de formación profesional en la Carrera de Derecho está orientando, más hacia el
desarrollo del área cognoscitiva, relegando o desconociendo totalmente, el área de lo emocional, de
la afectividad, de la autoestima, de los comportamientos; es decir, el área de los valores morales. En
la Asignatura de Ética y Deontología Jurídica, los estudiantes del quinto año de la Carrera de
Derecho no tienen formación en valores morales, siendo esta la asignatura para fortalecer el
desarrollo de los valores morales en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
El fantasma de la corrupción recorre todo nuestro mundo, y de un modo especial, nuestro
país. Daría la impresión de que ya no hay lugar para la honradez. La moral pública debería tener
como bandera a la honradez, ya que ella, es el mejor criterio para apreciar el valor ético de las
personas. En la actuación pública aparecen, con mayor frecuencia y con peores efectos, los
comportamientos contrarios a la honradez.
La corrupción va acompañada, actualmente, por un conjunto de vicios, conocidos como: la
falsedad, la mentira, el robo, el afán de lucro, los negociados, el nepotismo, los fraudes. Así
tenemos el caso actual de los extorsionadores.
La corrupción en los sistemas judicial y penitenciario, y operadores de justicia contaminados
con la red de extorsión descubierta, el rezago judicial, además de la práctica de anteponer la
detención preventiva de personas, siendo ésta la excepción, configuran la profundización de la crisis
en el Órgano Judicial, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos en Bolivia.
Según el informe, de la gestión 2012 del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en
Bolivia, Denis Racicot la situación no cambió mucho respecto a los años anteriores, continúa la
acumulación de procesos penales contra algunos miembros de la oposición, el alto índice de
detenciones preventivas, la situación de hacinamiento en las cárceles y la posible existencia de una
red de extorsión que involucra a funcionarios. La constitución de tribunales de justicia con jueces
ciudadanos sigue siendo un problema, a eso se suman las constantes recusaciones y actos de
corrupción.
3. Formulación del Problema de Investigación
Con la pretensión de fortalecer la formación en los valores morales en el proceso de formación
profesional de los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho, en la Universidad Mayor,
Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, que posteriormente se lo nombrará como
habitualmente se le hace referencia: Universidad san Francisco Xavier de Chuquisaca. Tomando en
cuenta la situación problemática, el problema de la presente investigación se resume en la siguiente
interrogante:
¿Cómo fortalecer la práctica de valores morales en los estudiantes de quinto año de la
Carrera de Derecho de la Universidad san Francisco Xavier de Chuquisaca?
4. Objeto de Estudio
Proceso de Enseñanza Aprendizaje en la Asignatura de Ética y Deontología Jurídica de la Carrera
de Derecho con referencia a la formación en los valores morales.
5. Campo de Acción
La formación en valores morales de los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho de la
Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca.
6. Idea a Defender
El desarrollo de valores morales en la formación profesional de los estudiantes del quinto año de la
Carrera de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, en la asignatura de
Ética y Deontología Jurídica es impostergable, porque la sociedad necesita abogados
comprometidos con la honradez, una justicia transparente, que tanta falta nos hace, sobre todo en
nuestros días, donde campean los actos de corrupción, el poder y el dinero pesan más en la balanza
a la hora de administrar justicia.
7. Objetivos
7.1.
Objetivo general
Fortalecer la formación de los estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho de la Universidad
de San Francisco Xavier de Chuquisaca desarrollando los valores morales en la asignatura de Ética
y Deontología Jurídica para el compromiso para el buen ejercicio de la abogacía.
Objetivos específicos
7.2.
-
Conocer el proceso de enseñanza aprendizaje que actualmente se desarrolla en la asignatura
de Ética y Deontología Jurídica.
-
Identificar las causas que dificultan la práctica de los valores morales.
-
Identificar valores y antivalores en docentes y estudiantes de quinto año de la Carrera de
Derecho.
Promover la práctica de los valores morales en la formación profesional de los estudiantes.
-
8. Diseño Metodológico.
8.1
Tipo y enfoque de investigación.
El presente trabajo de investigación se realizará a través de una investigación descriptiva y
explicativa con un enfoque cuantitativo y cualitativo. Con el enfoque cuantitativo centraremos la
atención en los resultados de la investigación interpretativa y crítica. El enfoque cualitativo nos
llevará a centrar la atención en el estudio de la realidad educativa como proceso.
La aplicación de la investigación descriptiva y explicativa nos permitirá abordar el contexto,
el enfoque de la formación que se aplica en la asignatura de Ética y Deontología Jurídica en la
Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca. Mientras que la aplicación de la investigación
explicativa permitirá buscar él porque de los hechos mediante el establecimiento de las relaciones
causa-efecto; es decir, cuales son las causas que llevan a la práctica de antivalores y el efecto del
desarrollo de los valores morales en los estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho en el
proceso de enseñanza aprendizaje.
8.2 Métodos Teóricos.
Durante el proceso de investigación se van a utilizar principalmente los métodos teóricos científico,
como ser:
Método Histórico: en la revisión de la documentación sobre la formación en los valores morales en
el proceso de enseñanza aprendizaje por docentes y estudiantes de la Carrera de Derecho, además
de informes que fueron proporcionados por las autoridades y estudiantes, los que ayudaron a tener
una visión más amplia.
Método Lógico, ayudará al estudio de la trayectoria real del proceso de fortalecimiento en valores y
reproducir en el plano teórico la esencia del objeto de estudio, investigando las leyes generales y
primordiales de su funcionamiento y desarrollo.
Método Analítico-Sintético, se utilizará en el procesamiento e interpretación de la información
procedente de las fuentes consultadas y de los resultados de la determinación del estado actual de la
formación en valores morales.
Método Sistémico: Permitió establecer a través de los datos estadísticos las diferentes experiencias
y situaciones de los docentes y estudiantes sobre la formación y desarrollo de valores morales.
8.3 Métodos Empíricos
Estos métodos nos permitirán profundizar en los antecedentes históricos del proceso de formación
de valores morales, en la concepción teórica del modelo de formación profesional y en el contenido
de los documentos que norman el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Carrera de Derecho.
En la investigación se utilizarán los métodos empíricos de las Entrevistas y Encuestas, como
herramienta para conocer la formación, el desarrollo en los valores morales en asignatura de Ética
y Deontología Jurídica.
Se elaboran guías de entrevistas para docentes de la Carrera de Derecho de la Universidad
de San Francisco Xavier de Chuquisaca, con la finalidad de conocer la formación en valores
morales que realizan en el proceso de enseñanza-aprendizaje, para la práctica de los mismos en el
ejercicio de la profesión y en la vida cotidiana; las mismas, serán aplicadas siguiendo la técnica del
muestreo sistemático:
Docentes: 80 = 4
Muestra: 20
Para la búsqueda de la información sobre el desarrollo, formación en los valores morales, en el
proceso de enseñanza aprendizaje de los estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho de la
Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca, se elaborarán guías de Encuestas que serán
aplicadas siguiendo el muestreo sistemático:
Población Estudiantil: 500 = 5
Muestra = 100
Después de obtener la información se realizará la tabulación de las entrevistas y encuestas, así como
el análisis e la interpretación de la información recogida. Los resultados serán de vital importancia
en el análisis del problema planteado y la elaboración de la propuesta de investigación.
8.4 Técnicas y Procedimientos de la Investigación.
Los métodos empíricos seleccionados se aplicaran primera instancia mediante guías de entrevista a
los docentes y en segunda instancia a través de un cuestionario a los estudiantes con preguntas
cerradas con la finalidad de obtener información referida al desarrollo y formación en valores
morales en el proceso de enseñanza aprendizaje en la Carrera de Derecho.
8.5 Población y Muestra
La población de estudio, para el desarrollo de la presente investigación estuvo compuesta por
docentes de la Carrera de Derecho y estudiantes de quinto año de la carrera de Derecho de la
Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca.
8.6
Técnica del Muestreo Utilizada.
Se tomó en cuenta una población de 500 estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho, de los
cuales 100 estudiantes fueron escogidos aleatoriamente, para poder obtener la muestra
representativa. También se tomó en cuenta una población de 80 docentes de la Carrera de Derecho,
de los cuales 20 fueron escogidos aleatoriamente para obtener la muestra representativa.
Se utiliza la técnica de muestreo probabilística sistemática en la presente investigación con la
aplicación de la fórmula del teorema del límite central; esta es:
𝑛=
𝑁σ2𝑍2
(𝑁 − 1)𝑒2 + σ2𝑍2
Para tener una mejor
comprensión del significado de los
símbolos de la fórmula, los mismos, se explican de la siguiente manera:
N = el tamaño de la muestra.
N = tamaño de la población.
Desviación estándar de la población que, generalmente cuando no se tiene su valor, suele utilizarse
un valor constante de 0,5.
Z = Valor obtenido mediante niveles de confianza. Es un valor constante que, si no se tiene su
valor, se lo toma en relación al 95% de confianza equivale a 1,96 (como más usual) o en relación al
99% de confianza equivale 2,58, valor que queda a criterio del investigador.
E = Límite aceptable de error muestral que, generalmente cuando no se tiene su valor, suele
utilizarse un valor que varía entre el 1% (0,01) y 9% (0,09), valor que queda a criterio del
encuestador.
Capítulo I.
Marco teórico y contextual
1.1 Marco Teórico
1.1.1
Principales teorías y conceptos que sustentan la importancia de la formación en los
valores morales.
Los criterios que se exponen sobre las teorías de enseñanza-aprendizaje, son una guía para la
interpretación de los nuevos enfoques educativos para la formación en los valores morales. Los
valores morales, se hacen realidad, en la medida que son incorporados al funcionamiento de
instituciones como el Estado, la familia, los centros educativos, las universidades, organizaciones
políticas y sociales.
Es la formación en los valores morales una tarea imprescindible que comienza desde la cuna
y de la que cada educador debe formar parte inseparable dada la vital importancia de estos para el
desarrollo de la sociedad.
La formación en los valores morales, es un proceso social muy complejo, que no se reduce
a la institución escolar en primaria y secundaria, porque es un proceso activo y consciente en la
formación de la personalidad que depende de condiciones históricas y sociales específicas en cada
etapa del desarrollo de la personalidad. La formación en valores, en tal sentido debe estar orientada
no al desarrollo obtenido por los estudiantes, sino a la zona de desarrollo próximo, emplear en el
aprendizaje formas de enseñanza activa que propicien el desarrollo de valores, donde aparezca el
razonamiento, la búsqueda de soluciones y de autodirección y autocontrol del aprendizaje, para la
práctica de los valores en el ejercicio de la profesión y la vida cotidiana. Las teorías que a
continuación se describe, nos enmarcan en la formación de los valores morales en el proceso de
formación profesional; así tenemos:
Teoría del desarrollo de la conciencia moral
Esta teoría circunscribe los valores a la esfera o actividad moral; es decir, a la conciencia moral.
Somos seres libres es la consigna, por lo tanto, podemos hacer el bien y podemos hacer el mal.
Cuando nuestra conciencia está bien formada, ella nos orienta hacia el bien personal y el bien de los
demás y aleja nuestras opciones de aquello que lo juzgamos como malo o inmoral.
Desde la infancia, tanto nuestros padres, como otros familiares, maestros y nuestra propia
cultura, nos han ido formando acerca de lo que es bueno y de lo que es malo, de lo que es moral y
positivo y de lo que es inmoral o negativo. Son como normas generales de comportamiento con
relación a los grandes ideales y valores de nuestra vida.
Mi vida se ha de enfrentar, permanentemente frente a lo bueno y frente a lo malo y se
desenvuelve en la esfera de la moral y de los valores. La conciencia recta y bien formada es como la
luz que puede guiar para optar siempre por lo mejor con pleno consentimiento. Al respecto
menciona Iriarte que en la medida en que nuestra conciencia moral esté bien formada, mis opciones
no se guiarán por motivaciones poco éticas. Por ejemplo: portarme bien para que me vean, para
ganar la voluntad de mis padres o educadores, para evitar un castigo o para superar a los demás.
La conciencia bien formada es siempre autónoma, es decir, sus principales decisiones nacen
del convencimiento interior y no las imposiciones que nos vienen desde fuera o de meros intereses
egoístas.
Teoría cognitiva educativa.
La teoría de Piaget (1974), filósofo, psicólogo y educador se fundamenta en la psicología del
desarrollo. Según Piaget, por una serie de transformaciones de las actitudes iniciales paralelas al
desarrollo cognitivo, se debería desarrollar el juicio moral. El intercambio, la socialización de sus
acciones, la interiorización primero de su lenguaje que le llevará luego a una exteriorización de
signos externos, le empezará a enfrentar a la realidad moral: "esto se hace, esto no se hace". Con
esta transformación también llegan los desequilibrios de la personalidad; aparece el sentimiento
religioso a veces con el confusionismo que produce el que muchos de sus "ídolos": padres,
maestros, adultos, no sean tan perfectos, produciendo la consabida decepción, sin comprender que
automáticamente se está insertando en una sociedad de adultos, convirtiéndose del reformador que
quiere ser para arreglar lo que no cuadra con sus sentimientos, en el realizador, curándose, y a veces
hasta matando sus sueños con la realidad.
El amplio campo que Piaget exploró, es hoy una guía sobre las maneras de educar con una
metodología concreta y que puede ayudar a dilucidar situaciones que a través del conflicto que
plantean, sin tener el adulto que tomar posición determinada, servirá para hacer nacer la conciencia
sobre ciertos principios, a partir de la actuación y expresión de una moral autónoma.
Teoría educativa de Maslow
Maslow (1985) con su teoría pretende, que la educación satisfaga las necesidades básicas del
hombre, para poder llegar a lograr sus más elevados deseos de autorrealización, abriendo nuevos
caminos a la esperanza humana. El autor fundamenta su concepto de realización, en la superación
de las carencias básicas y sustenta la idea de una psicología dinámica considerando que el hombre
sólo está sano, cuando se siente autorealizado suprimiendo sus mecanismos de defensa, pasando a
una nueva etapa de expresividad creadora, denominada por el autor como experiencia cumbre. En
ese momento, el hombre es capaz de valorar su vida, llegar al máximo de su perfección moral,
estética, intelectual o de otra índole, dando importancia al ser.
El autor, frente a teorías que según él, no responden a las necesidades del hombre, se plantea
las siguientes preguntas: "¿Qué es la vida buena? ¿Quién es un hombre bueno? ¿Cómo enseñar a la
gente a desear y preferir una vida buena? ¿Cómo educar a los niños, jóvenes para que se conviertan
en adultos sanos?". Como respuesta a todas estas interrogantes, Maslow afirma que es posible una
ética científica y cree conocer el modo de construirla; para lograrlo, el autor propone: Todo código
ético tendrá que enfrentarse al hecho de diferencias constitucionales. Las diferencias de los diversos
individuos, establecen diferencias en los modos de relacionarse con su propio yo, con la cultura y
con el mundo en general.
El deseo de destrucción, la crueldad, malicia, etc.; no parecen ser de naturaleza intrínseca,
sino reacciones contra la violencia y la frustración de las necesidades intrínsecas. Como esta
naturaleza no es internamente mala, es conveniente sacarla a la luz, cultivarla, es decir, educarla.
Esta naturaleza no es fuerte ni dominante; es débil, delicada, sutil y fácilmente derrotada por los
hábitos, presiones sociales y actitudes erróneas.
Al hacer estos planteamientos iniciales Maslow, expresa: Démonos cuenta de que si estos
supuestos se demuestran, auguran la creación de una moral científica, un sistema natural de valores,
un tribunal de apelación suprema para la dictaminación del bien y el mal, lo justo y lo injusto;
cuanto más aprendamos acerca de las tendencias naturales del hombre, más sencillo resultará
decirle cómo ser bueno, feliz, provechoso, como amar y como realizar sus más elevadas
potencialidades.
Teoría del desarrollo moral de Lawrence Kohlberg
El modelo de desarrollo de las competencias para formular juicios morales de Kohlberg parte del
siguiente supuesto fundamental: todos los seres humanos disponen de una instancia cognitiva de
«reflexión moral». Esta instancia está sometida a un cambio que tiene lugar en fases o episodios.
Kohlberg distingue tres niveles del juicio moral, cada uno de los cuales presenta dos fases.
Estas seis fases no son categorías del carácter de una persona, sino la expresión de una idea de
justicia (véase en la figura 1 una breve descripción de estas fases).
Tabla 1 Breve descripción de las fases del juicio moral (según Kohlberg, 1978)
Nivel
Pre-convencional
Fase 1
Fase 2
Juicios basados en la recompensa y el castigo y desde el aspecto de
la amenaza física.
Juicios basados en el esquema «A cada uno lo suyo», «Lo que me
hagas a mí, te haré yo a ti», perspectiva de reciprocidad.
Fase 3
Juicios basados en el principio de la regla de oro: «No hagas
A otros, lo que no quieras que te hagan a ti».
Fase 4
Juicios basados en la ley y el orden: respeto de los derechos
Y obligaciones sociales, principio de igualdad.
Fase 5
Fase de la idea del contrato social, respeto de los derechos
Fundamentales.
Fase 6
Fase de los principios éticos universales, imperativo categórico.
Nivel
Convencional
Nivel
Pos-convencional
La primera fase es la fase de la moral heterónoma que se alcanza entre los tres y cinco
años de edad y en la que el bienestar personal ocupa el primer plano. Los criterios de orientación
son el castigo y la obediencia.
Lo que da alegría y evita el dolor, o bien ofrece recompensa e impide el castigo, está
justificado. Los niños consideran legítimo el derecho de liderazgo de los padres y se someten a los
juicios de los adultos.
La segunda fase se alcanza aproximadamente entre los siete y ocho años de edad. En esta
fase domina el individualismo y un razonamiento basado en los fines y los medios, que se
caracteriza por la justicia de la reciprocidad. Se trata de una moral del pensamiento pragmático:
¿Qué obtengo yo de ello? Y si bien se consideran los intereses de los demás, la ventaja personal
tiene siempre precedencia. La reciprocidad y la equidad son criterios de lo correcto. Este fenómeno
se expresa igualmente en diversos refranes, como «Amor con amor se paga», «Ojo por ojo, diente
por diente».
A diferencia de lo que sucede en el nivel pre-convencional con su egocentrismo (fases 1 y
2), en el siguiente nivel convencional se adopta una perspectiva social, que sitúa la pertenencia a
grupos de referencia o a un sistema social concreto en un primer plano.
En la tercera fase, la orientación es hacia la concertación entre las personas, tratándose así
de expectativas (sobre los papeles) y relaciones recíprocas. Durante la fase 3 se piensa ante todo en
el grupo. Las personas se basan en los puntos de vista de sus grupos de referencia específicos (por
ejemplo, familia, amigos, compañeros de trabajo).
Durante la cuarta fase, el sistema social concreto en el que se vive pasa a ocupar el primer
plano en las ideas. El mantenimiento del orden social se considera una obligación moral. Las
personas se basan en la ley, el derecho y el orden. Las conductas concretas se juzgan en función de
la pregunta: ¿Qué sucedería si todos hicieran lo mismo? En esta fase se adopta una perspectiva
social al considerar constantemente la responsabilidad ante la sociedad.
En el siguiente nivel, el pos-convencional, se trasciende la orientación socio-céntrica de las
fases 3 y 4. Ya no se trata de la pertenencia a grupos de referencia o a un sistema social concreto,
sino de perseguir valores y principios reconocidos de validez general.
La quinta fase, es la fase del pensamiento moral basado en principios e implica directrices
universales que se emplean a la hora de tomar decisiones morales en beneficio de la sociedad
mundial en su conjunto.
Los argumentos de la sexta fase, se refieren a la humanidad y al hecho de ser humano. Se
establece una orientación hacia principios éticos universales, por ejemplo, el imperativo categórico.
1.1.2
Definición y conceptualización de términos
La definición y conceptualización de algunos términos que son importantes en esta fundamentación
teórica, es necesaria para tener una mejor comprensión de los contenidos y su aplicación en el
proceso de enseñanza-aprendizaje.
Deontología.- La palabra Deontología proviene del griego: to déon, que significa lo
conveniente o debido, logía, conocimiento, o estudio. Este término fue acuñado por el filósofo
social y utilitarista Jeremy Bentham (1.748 – 1.832) donde fue de influjo a todos los códigos de
éticas expuesto hoy en día, se concluye que la Deontología es la ciencia o el estudio de lo debido en
el área profesional.
La Carrera de Derecho, pretende que de sus aulas egresen profesionales formados para
ejercer la profesión de la abogacía con un alto grado en los valores ético-morales como ser:
honradez, responsabilidad, solidaridad, justicia, etc. Siendo honestos, justos en todas las áreas del
trabajo para cual son formados.
La moral.- La palabra moral proviene del latin mos, que significa costumbre, práctica. Son
las reglas de comportamiento que establecen la diferencia entre lo bueno y lo malo como criterio de
perfección humana.
La moral como actitud, es la disposición de la persona en relación con el bien que se ha de
obrar. Como ciencia, es la parte de la teología que estudia el comportamiento humano en cuanto
ajustado o no a la rectitud.
Vemos claramente que nuestra sociedad se maneja más por interés que por valores. Esta
ausencia de la moral pública lleva, necesariamente a un deterioro de la moral privada: una sociedad
sin moral crea personas sin moral. Pueblo que pierde sus valores ético-morales camina hacia la
barbarie. Las personas y grupos sociales tienden a guiarse por el instinto egoísta, en una lucha
insolidaria y totalmente exclusiva por sus propios intereses.
El mayor enemigo de la moral está en el corazón del hombre, cuando se llega a una
prescindencia total de los principios morales y a una pérdida del sentido del bien y de la bondad. La
moral conduce a diferencia lo bueno y lo malo en el actuar de las personas. Desde ésta perspectiva
ha de iluminar la vida de los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho.
La moral tiene que expresarse, tanto en el área del ser como en el área del tener y el actuar.
En el área del ser se caracteriza por una verdadera autenticidad, relacionando el deseo con la
eficacia, el sentimiento con la inteligencia, y la inspiración con la voluntad.
La moral basada únicamente en el respeto y cumplimiento de la ley es una pseudo-moral. Es
la pseudo-moral de la letra, de lo jurídico, de lo permitido y prohibido. Rinde un culto casi
idolátrico a la ley por la ley, al deber por el deber. Todo el contenido moral lo reducen al
cumplimiento de las normas. Es un sometimiento a la letra de cualquier precepto sin tomar en
consideración sus contenidos, sus valores.
La ética.- La palabra ética proviene de griego ethos, que significa costumbre. Es la teoría
sobre el fenómeno moral o estudio sistemático de la moral. La ética es una disciplina filosófica que
se ocupa de la rectitud del comportamiento humano y se propone justificar los principios y normas
que lo regulan. En forma general y llevándola a la práctica, se trata de un conjunto de normas
morales que regulan la moralidad de los actos humanos.
La ética es el ideal de la conducta humana que orienta a cada persona sobre lo que es bueno
y correcto y lo que debería asumir, encaminando su vida hacia la buena relación con sus semejantes
buscando el bien común. La ética descubre valores en todos los actos humanos.
La ética implica un orden de valores; seguirlos o ignorarlos implica realizarse o malograrse
como persona, aunque el sujeto ignore en su obrar está comprometiendo su destino eterno. Por ello,
la ética le permite a la persona llevar una vida ordenada y acorde con sus aspiraciones en búsqueda
de la superación constante.
Las decisiones éticas nacen del interior de la persona. La ética esta siempre relacionada con
los sujetos, no con los objetos. Por lo tanto, no guarda relación con la posición social, ni con el
poder, ni con la educación y la riqueza. Así por ejemplo un pobre puede ser más moral que un
potentado y un humilde campesino más honesto que un multimillonario o alto funcionario de
gobierno. La ética nos lleva a respetar siempre la dignidad de las personas, no sólo por lo que saben,
ni por lo que tienen, ni por lo que pueden sino por lo que son: personas humanas.
La cultura post-moderna ha desembocado en una profunda crisis de valores cuya expresión
más patente se manifiesta en la ausencia de ética, en el comportamiento de la mayoría de las
personas. Sin ética es como un faro que muestra el camino hacia el puerto pero no es ella el puerto;
es más, nunca se la impone, se la asume.
Aunque muchas veces empleamos las expresiones ética y moral como si fueran sinónimos,
sin embargo los tratados de filosofía definen a la moral como el conjunto de valores y principios
que orientan la conducta de las personas; en cambio, la ética es la reflexión que se hace sobre esos
mismos principios, su origen, su fundamentación, la comparación entre unos y otros, etc.
En realidad ética y moral son dos palabras vinculadas a un mismo concepto, pero que se las
usa con diferentes acepciones. La moral se relaciona con la práctica de las virtudes y la ética con la
reflexión de esas mismas virtudes. La ética se refiere al discurso, al pensamiento y la moral tiene
relación con los comportamientos.
En el ambiente que nos circunda nos preguntamos: ¿Es empleada actualmente la ética en
nuestra sociedad?, con seguridad podemos decir que es un hecho que se produce con menos
frecuencia; todos los días vemos hechos de violencia, corrupción en todos los niveles de nuestra
sociedad, ya sea a nivel personal, laboral, institucional. La corrupción campea, la viveza criolla es
más bien un símbolo de grandeza, mientras mejor seas engañando, eres más grande. Existe una
especie de idealización del que tiene más, bajo cualquier costo, así sea Maquiavélicamente
hablando.
La ética estudia los valores, es decir, todo aquello que las personas desean, consideran
importante de hacer o conformar su manera de ser, es decir, la manera habitual de ser y hacer,
mediante nuestros actos, por ejemplo quien roba se hace ladrón, quien miente se convierte en
mentiroso, quien estudia se convierte en estudiante. Haciendo el mal, adquirimos hábitos negativos
(vicios) y nos hacemos personas negativas o viciosas; haciendo el bien adquirimos hábitos positivos
(virtudes) y nos hacemos personas buenas, correctas o virtuosas.
Lo que significa que imperiosamente debemos de recuperar el valor del ser humano, el valor
de la ético-moral, el valor de la justicia, el valor de la paz, que en esta época tiende a extinguirse,
estas primicias verdaderas nos permitirá acceder al valor real de la seguridad jurídica que toda
sociedad como la nuestra debe de tenerla, atesorarla, cuidarla y asistirla, por que sola aquella nos
permitirá implementar justicia, aunque parece ser una palabra y un concepto inalcanzable en la vida
cotidiana.
La ética se funda también en la historia que se ha encargado de ir llenando de contenido esos
valores. Los valores fundamentales deben serlo en cualquier parte y en cualquier cultura. Aunque
tengamos valores universales, todavía quedan muchas zonas dudosas y oscuras, donde el consenso
es complicado.
El valor poder, enfrenta directamente la realización de los valores del orden y seguridad, a
través de una selección de comportamiento tendientes a la dominación ubicada en la esfera del
mundo político. Desenvuelve la posibilidad de desarrollo humano como proyección vital, en un
mundo ordenado al que exige certidumbre y que se capta desde un futuro próximo que temporaliza
el presente.
Desde el momento que ubicamos el poder como valor cosmológico, se vislumbra en él la
integralidad del mundo y la presión de ciertas situaciones que determinan especiales conductas
mentales. De ahí, es que encontramos el sustento de estos valores, no solamente fuertes sino que
además irremplazables para la continuidad de una sociedad.
Los valores están en los seres humanos y se fomentan o modifican en las instituciones; como
la primera institución es la familia y quien no la tiene o no reconoce el valor familiar difícilmente
tendrá valores sólidos "vivir conforme a las normas es vivir moralmente" (Restrepo, 2001).
La ética se refiere a las normas por las cuales debemos regirnos con base en nuestros
valores. Los valores de ética tienen que ver con lo correcto e incorrecto y, por ende, tienen
precedencia sobre las decisiones que no son de índole ético.
Axiología.- La teoría que fundamenta los valores se llama axiología. El hombre siempre ha
estudiado los valores, aunque no con el nombre y sistematicidad con que en la actualidad se
realizan. Ya los grandes filósofos como platón y Aristóteles, estudiaron con amplitud entidades
como la justicia, el bien, la responsabilidad, la moderación, la libertad, etc.
La Axiología estudia los elementos y procesos que inciden en una visión antropológica del
valor de la educación, así ayuda a analizar la realidad en forma crítica, desde el punto de vista de los
valores. Ayuda a operativizar, a configurar el proyecto educativo desde esta visión, es decir, a partir
de un valor.
La mayoría de las personas no sabe qué son los valores: pero reconoce lo valioso de los
objetos, pues los valora y se decide, al elegir o tener preferencia más por unos que por otros. Los
valores no existen por sí mismos, al menos en este mundo: necesitan de un depositario en qué
descansar. Se nos presentan por tanto, sólo como cualidades de esos depositarios: la belleza de un
trofeo, la hermosura de la rosa, la utilidad de una herramienta, la armonía de una escultura, en lo
anterior existe cualidades para la existencia misma de los objetos, el volumen, el peso, la exactitud,
la extensión, como ejemplo. Ninguno de estos objetos podría existir a la falta de esas cualidades.
Son cualidades que los objetos comparten con los demás objetos y que ellos mismos poseían antes
de que se les incorporara un valor.
El Valor.- El valor es todo aquello que es deseable, importante y beneficioso para las
personas; que contribuye a desarrollar el nivel de vida personal o de toda la sociedad. Es apreciable
y digno porque incide directamente en la calidad de la vida de las personas. Puede expresarse
también en forma negativa, puede ser un freno para el desarrollo personal o social. Se manifiesta
entonces como un antivalor.
El valor es un bien considerado como tal por una comunidad. Se manifiesta en actitudes y
comportamientos de las personas, en las relaciones humanas, reales, ideales y estimativas.. Según
Ortega y Gasset: los valores no se ven, no se entienden, sólo hay que vivirlos, estimarlos o
desecharlos.
Los valores son cualidades que tienen existencia y sentido en situaciones concretas teniendo
en cuenta su universalidad; es decir, valor es todo aquello que da sentido a la vida.
Los valores son incentivos, experiencias, costumbres, comportamientos que se dan entre los
individuos, consideradas aceptables, una especie de faros o guías que orientan la vida humana, la
conducta y posibilitan la convivencia.
Los valores son las normas de conducta y actitudes según las cuales nos comportamos y que
están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Las virtudes o valores son la base para la
formación humana. Los valores hay que estudiarlos a través de ejercicios lectura y haciendo
trabajos sobre ello, pero también hay que llevarlos a la práctica. No existen con independencia unos
de otros, sino en lógica subordinación, con referencia a una mayor o menor importancia en la
apreciación del sujeto que los descubre, ordenándolos en una escala interior que va a constituirse en
guía de su conducta.
Descubrir los valores sólo es posible a quien mira positivamente el mundo, al que
previamente ha comprendido que todo lo que existe, existe por algo y para algo; que cualquier ser
por pequeño que sea, tiene su sentido y su razón de ser.
Los valores dirigen y orientan las acciones humanas de forma consciente y a la vez, como
proceso individual, permite diferenciar a unos hombres de otros como entes únicos e irrepetibles.
Dos personas pueden realizar una misma actividad y estar impulsados por valores diferentes. De ahí
que se afirme que son significados subjetivos que poseen un fuerte componente individual. Por
ejemplo: dos estudiantes pueden realizar esfuerzos similares por asimilar los contenidos necesarios
para ser un buen profesional, pero uno puede hacerlo porque se siente identificado con la profesión,
aprecia su función social y otro porque esa profesión puede darle beneficios económicos, prestigio
social y otras ventajas.
Todo ser humano tiene conciencia de que hay algo que está bien o mal moralmente
hablando, pues posee lo que llamamos sentido moral, por otro lado también existe la conciencia
moral, que es la valoración sobre la moralidad de un acto.
Lo que si debemos hacer es no confundir valor y precio. Normalmente estamos demasiado
habituados a poner precio a las cosas y al final acabamos pensando que no sólo fijamos su precio
sino también su valor y ahí está el error porque un precio si que podemos ponerlo pero un valor no.
Por tanto tendremos que decir que los valores son cualidades o adjetivos reales de las personas, las
cosas, las instituciones y los sistemas.
Los valores humanos son necesarios en todo momento de la vida son los que nos hacen ser
aceptos ante los demás y nos abren la puerta hacia la interrelación adecuada con otras personas.
"Los valores son convicciones profundas de los seres humanos que determinan su manera de ser y
orientan su conducta".
Los valores humanos son aquellos bienes universales que pertenecen a nuestra naturaleza
como personas y que, en cierto sentido, nos humanizan, porque mejoran nuestra condición de
personas y perfeccionan nuestra naturaleza humana.
1.1.3
El valor y sus características
Cuando hablamos de valor, generalmente nos referimos a las cosas materiales, espirituales,
instituciones, profesiones, derechos civiles, etc., que permiten al hombre realizarse de alguna
manera.
El valor es, entonces, una propiedad de las cosas o de las personas. Todo lo que es, por el
simple hecho de existir, vale. Un mismo objeto (persona o cosa) puede poseer varios tipos de
valores, por ejemplo, un coche puede ser útil además de bello. De ahí, que el valor es captado como
un bien, ya que se le identifica con lo bueno, con lo perfecto o con lo valioso. De ahí, que el mal es
la carencia o la ausencia de bien. Se llama mal al vacío, es decir, a lo que no existe. Por ejemplo, el
agujero en el pantalón, es la falta o ausencia de tela.
La vida del hombre y sus actividades diarias giran en torno a valores que encierran en sí,
muchos otros; estos grandes valores pueden ser: La bondad, la verdad, la justicia, la moralidad y
otros, ya que todas las cosas buenas caen en el campo del valor. Los valores son considerados como
independientes de cualquier contexto o subjetividad. Así, la verdad será considerada siempre como
un valor, aun cuando todos sean mentirosos. En el valor existe siempre un mundo de posibilidad de
realizaciones.
El mundo de la axiología presenta cierto grado de dificultad, para su interpretación como ya
se consideró anteriormente debido a tener que confrontar objetividad y subjetividad. Estas
dimensiones del valor, deben ser asumidas por la libertad personal que es capaz de escoger y
aceptar el valor como tal y optar por un bien, de acuerdo a sus necesidades.
De acuerdo con Scheler, citado por Tierno (1992), los valores son cualidades de un orden
especial que descansan en sí mismas, se justifican por sí mismas, es decir, por su contenido, lo
Que es necesario tomar en cuenta, es que no existirá valor, sino es en relación con el hombre
que valora. En este sentido, los valores no se inventan ni se acuñan de nuevo mediante la simple
transmisión de los mismos, son simplemente descubiertos, y lo mismo que las estrellas en el cielo,
también ellos van apareciendo con el progreso de la cultura, en el ámbito visual del hombre. Los
valores no son antiguos ni nuevos: son valores.
Para comprender mejor el valor, Scheler distingue entre las cosas sensibles que son
percibidas, los conceptos que son pensados y los valores que son sentidos. Se exponen a
continuación algunos rasgos o características de los valores, de acuerdo con diversos criterios, como
ser: Los valores son cualidades del ser, se sitúan en el orden ideal, en un alto rango, son los que
inspiran los juicios ante una situación dada, son históricos, ya que la persona existe en un momento
dado. No existe nunca crisis de valores, sino de valoración. Los valores siempre permanecen. Los
valores se caracterizan principalmente por ser:
Independientes e inmutables: son lo que son y no cambian, por ejemplo: la justicia, la belleza, el
amor.
Absolutos: son los que no están condicionados o atados a ningún hecho social, histórico, biológico
o individual. Un ejemplo puede ser los valores como la verdad o la bondad.
Inagotables: no hay ni ha habido persona alguna que agote la nobleza, la sinceridad, la bondad, el
amor. Por ejemplo, un atleta siempre se preocupa por mejorar su marca.
Objetivos y verdaderos: los valores se dan en las personas o en las cosas, independientemente que
se les conozca o no. Un valor objetivo siempre será obligatorio por ser universal y necesario para
todo hombre, por ejemplo, la sobre vivencia de la propia vida. Las valores tienen que ser
descubiertos por el hombre y sólo así es como puede hacerlos parte de su personalidad.
Subjetivos: los valores tienen importancia al ser apreciados por la persona, su importancia es sólo
para ella, no para los demás. Cada cual los busca de acuerdo con sus intereses.
Objetivos: los valores son también objetivos porque se dan independientemente del conocimiento
que se tenga de ellos. Sin embargo, la valoración es subjetiva, es decir, depende de las personas que
lo juzgan. Por esta razón, muchas veces creemos que los valores cambian, cuando en realidad lo que
sucede es que las personas somos quienes damos mayor o menor importancia a un determinado
valor.
1.1.4
Clasificación de valores
No es fácil hacer una clasificación de los valores debido al número de rasgos que les caracteriza; se
encuentran diversas clasificaciones dependiendo del autor, momento o necesidad de una
organización. Se presentan algunos ejemplos que se relacionan con la creatividad e imaginación, la
posibilidad de comunicarse como ser humano; su capacidad de relación con otros, así como los
rasgos de su personalidad, valores que deben conocerse y transmitirse en el proceso de enseñanza –
aprendizaje. Una de las clasificaciones según Iriarte es la siguiente:
-
Valores útiles: las máquinas, las herramientas, los aparatos electrodomésticos, etc.
-
Valores vitales: la salud, la alimentación, la juventud, etc.
-
Valores estéticos: la pintura, la poesía, la música, la belleza, etc.
-
Valores teóricos: la ciencia, la inteligencia, el estudio.
-
Valores éticos o morales: la honradez, la solidaridad, la justicia, etc.
-
Valores religiosos: la fe, la trascendencia, la santidad, la oración, etc.
Otra clasificación de los valores según Armando Rugarcía como:
-
Valores particulares: el alimento, descanso, seguridad, etc.
-
Valores sociales: Relacionados con la familia, la universidad, la empresa o el gobierno
-
Valores humanos: la paz, amor al prójimo, justicia
1.1.5
Los valores morales
Son valores de orden práctico, miran las acciones del hombre en cuanto proceden de su voluntad y
no la obra que llevan a cabo. Ellos determinan el valor de la persona humana, su medida.
Se entiende por valor moral todo aquello que lleve al hombre a defender y crecer en su
dignidad de persona. El valor moral conduce al bien moral. Recordemos que bien es aquello que
mejora, perfecciona, completa. Estos valores perfeccionan al hombre de tal manera que lo hacen
más humano, por ejemplo, la justicia hace al hombre más noble, de mayor calidad como persona.
El valor moral perfecciona al hombre en cuanto a ser hombre, en su voluntad, en su libertad,
en su razón. Se puede tener buena o mala salud, más o menos cultura, por ejemplo, pero esto no
afecta directamente al ser hombre. Sin embargo vivir en la mentira, el hacer uso de la violencia o el
cometer un fraude, degradan a la persona, empeoran al ser humano, lo deshumanizan. Por el
contrario las acciones buenas, vivir la verdad, actuar con honestidad, el buscar la justicia, le
perfeccionan.
Depende exclusivamente de la elección libre, el sujeto decide alcanzar dichos valores y esto
sólo será posible basándose en esfuerzo y perseverancia. El hombre actúa como sujeto activo y no
pasivo ante los valores morales, ya que se obtienen basándose en mérito.
Los valores morales surgen primordialmente en el individuo por influjo y en el seno de la
familia, y son valores como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la lealtad, el trabajo, la
responsabilidad, etc.
Y ¿qué ocurre con el resto de valores? Los estéticos, los religiosos, los intelectuales, los
útiles están ahí y no dejan de ser esenciales pero sin duda que son los morales los que nos permiten
ordenar los restantes de una forma ajustada a las exigencias de nuestra naturaleza o de nuestro ser
personal, ya que los valores morales actúan como integradores de todos los demás y no como
sustitutos de ellos.
1.1.6
Las normas morales como expresión de los valores morales
Sin asumir posturas pesimistas o cínicas, es necesario reconocer una realidad: en gran medida el
comportamiento de la sociedad indica que se están dejando de asumir los valores morales, y en
cambio se inyectan otros que podemos llamar anti-valores, lo cual mina o denigra las relaciones
humanas.
Las causas pueden ser diversas y combinadas, como: el egoísmo excesivo, la influencia de
algunos medios de información, conflictos familiares, padres irresponsables en la crianza de sus
hijos, presiones económicas, pobreza, etc. Pero sobre todo el funcionamiento de un sistema
educativo desvinculado de las necesidades actuales de los ciudadanos. El proceso de
desvalorización siempre ha estado presente en todos los tiempos y civilizaciones pero no tan
acentuado como ahora. Aunque todavía existen personas que revelan una gran calidad humana, es
decir, que asumen las normas universales de toda sociedad, tales como la responsabilidad, la
humildad, la honradez, la solidaridad, el respeto, entre otras. La mayor parte de la población
reproduce lo opuesto: la negligencia, el engaño, la agresividad, la envidia, la corrupción, etc..
La moral se expresa mediante normas y la ética es un estudio de las normas, ambas son
disciplinas para la libertad pero el abuso de la libertad trae consigo su pérdida y genera libertinaje y
corrupción. Sin duda la situación social en el país se va haciendo más difícil que en los años
anteriores por la presencia de los antivalores en los actos personales, en las instituciones y en las
relaciones humanas. Es por eso que se habla de la crisis moral, de la violencia generalizada, de los
antivalores, en todos los niveles y estratos hasta se ha perdido el sentido de vivir, producto del
grado de miseria y los problemas que se le suman.
La existencia de las normas morales siempre ha afectado a la persona humana, ya que desde
pequeños captamos por diversos medios la existencia de dichas normas y de hecho, siempre somos
afectados por ellas en forma de consejo, de orden o en otros casos como una obligación o
prohibición, pero siempre con el fin de tratar de orientar e incluso determinar la conducta humana.
Las normas morales existen en la conciencia de cada uno, es por eso que existen diferentes
puntos de vista y por ende problemas en el momento de considerar las diferentes respuestas
existenciales que ejercen las personas frente a ellas.
La libertad humana no es del todo real, ya que todo individuo está de cierta forma
condicionado por una sociedad en la cual toda persona actúa bajo una presión social, cultural o
laboral; aunque considerando a la ética y la moral, permite conservar una conciencia, misma que
permite a una persona actuar en base a un criterio propio. El problema está en la incompatibilidad
de la libertad humana y las normas morales, o sea en el ser y el deber ser.
1.1.7
Importancia de los valores
Para la mayoría, este es un tema de poca importancia, sin ningún conocimiento sobre lo que es
formación en los valores y, mucho menos la relación que existe entre los valores, familia,
comunidad, escuela, colegio, universidad y las dificultades o problemas que alteran a la sociedad a
nivel mundial.
Siempre escuché hay que respetar, obedecer y cumplir con nuestros deberes para ser buen
ciudadano, era de gran importancia el buen trato hacia los mayores, profesores, profesionales y los
padres sonrientes, con orgullo recibían felicitaciones por los modales y las buenas costumbres que
demostraban sus hijos, porque ante la sociedad los modales y normas de cortesía hablaban de la
educación de la familia. En fin, todo esto habla de lo que es una educación completa que comienza
en el hogar, pasa a la comunidad, escuelas, universidades, sitios de trabajo y todo nuestro entorno.
De tal manera, que los valores son inmutables permanecen en el tiempo y no se corrompen.
Pero de unos años a la fecha la educación con tendencia valorativa y filosófica va perdiendo
terreno, la idea de un mundo de mente abierta parece afectar nuestro sistema educativo, entorno
familiar y social. Mucho se escucha, desde los mensajes cotidianos y diferentes medios de
comunicación, acerca de la pérdida de valores de las diversas poblaciones, especialmente juveniles.
En realidad no se puede hablar de pérdida de valores como tal, sino más bien de cambios de
las sociedades que a partir de las dificultades e intereses del momento que se vive, produce un
cambio en los patrones sociales, de creencias en las personas y por esto se produce un cambio en
las conductas.
La importancia de los valores radica en que se convierte en un elemento motivador de las
acciones y del comportamiento humano, define el carácter fundamental y definitivo de la
organización, crea un sentido de identidad del personal con la organización. Son importantes porque
describen lo que es primordial para sus implicados, porque identifican los resultados que la mayoría
espera, guían nuestras actuaciones y determinan si nuestras organización tendrá éxito.
1.1.8
Valores y contra valores en la sociedad
Cada valor tiene, como contraparte, un antivalor. Toda frustración, y todos los procesos recesivos
en las personas y en los pueblos, tienen una causa principal: la creciente vigencia de profundos
antivalores.
Los antivalores que vemos, cada vez más presentes, en nuestra sociedad, nacen y se desarrollan
en lo que se ha dado en llamar la era de la postmodernidad.
- Asistimos a una pérdida del valor normativo de la ética para regular los comportamientos
-
La política, la economía, el comercio, etc. Se rigen por pautas pragmáticas alejadas, cada vez
más de los valores morales.
-
El fundamentalismo del mercado se ha convertido en el tirano más injusto y anti-solidario.
-
Crecimiento de la violencia en número y en formas, cada vez más agresivas.
-
Inclinación hacia las formas violentas para solucionar los conflictos.
-
Disminución en el poder de concentración, tanto en el estudio, como en el trabajo.
-
Creciente dificultad en los procesos de enseñanza – aprendizaje.
-
Relaciones inter-laborales orientadas por el binomio: autoritarismo – sumisión.
-
Mayor inclinación a la adicción, como: droga, alcohol, somníferos, sexismo
-
Obsesión por lo erótico – sexual.
-
Una sociedad cada vez más permisiva.
No son pocos los que piensan que estamos iniciando un periodo de grave decadencia de la
moral pública. Sin embargo, la moral pública es la base para la autorrealización de la sociedad.
Muchos de nuestros jóvenes viven ya una especie de vacío existencial, que les impulsa a buscar
unas satisfacciones ficticias en una vida totalmente desordenada.
Sin duda que, tanto en el área positiva como en el área negativa, se dan muchos valores y
contra-valores. Sin embargo, lo que preocupa es la formación de nuestra juventud en los valores
morales, desarrollando en ellos una conciencia crítica y creativa que les lleve a una opción personal
y coherente frente a los grandes desafíos de la vida.
1.1.9
Formación en valores en el proceso de enseñanza-aprendizaje
La formación en valores es parte del proceso de enseñanza – aprendizaje en el que el contenido
axiológico, de determinados hechos, formas de ser, manifestaciones de sentimientos, actuaciones o
actitudes humanas, con una significación social buena, que convocan una relación de aprobación y
reconocimiento en el contexto de las relaciones interpersonales, trasciende al nivel de la conciencia,
forma parte del proceso de formación de la personalidad. Esta formación pasa por diferentes etapas
en las que hay valores que se van incorporando a los principios y convicciones personales en la vida
de un individuo desde edades tempranas y tienen sus reajustes en el transcurso de sus vidas, de
acuerdo con el desenvolvimiento de cada individuo en la sociedad y para vivir con ella tiene que
apropiarse de las normas que las rigen.
Es un tema de gran actualidad en el mundo de hoy en el que ha aumentado la violencia, los
asesinatos, las violaciones, las deficiencias en la educación y la salud pública, el desempleo, la
falta de atención social, la proliferación de las drogas, la prostitución, la destrucción del medio
ambiente, los intereses de ganancias personales por encima de las necesidades sociales, la injusta
distribución de las riquezas fomentándose la cultura del tener y no del ser, lo que unido a la
creciente globalización de las esferas sociales y sobre todo a la comunicación, se ve reflejado a
escala internacional, la pérdida de la significación de los valores morales.
Corresponde a la universidad dar respuesta a las necesidades de la sociedad, en relación a la
formación integral y profesional de las nuevas generaciones, desarrollar rasgos, cualidades y hábitos
de conducta de este tipo de hombre, por ser la institución más preparada para la educación,
formación y desarrollo de las nuevas generaciones. Es el lugar idóneo para responder a las
necesidades de formar un hombre integral, con cualidades morales acordes a la sociedad actual, ya
que cuenta con docentes formados para crear actividades variadas, novedosas, tareas vinculadas al
proceso docente educativo que logren despertar su interés por fortalecer los valores que con el
tiempo podrán convertirse en modo de actuar y convicciones positivas. Es tarea de todos despertar
el interés y la motivación interna de cada uno hacia el cumplimiento de sus compromisos para
consigo y con todo lo que él se relaciona, que los estudiantes sean cada vez mejores, contando con
el apoyo de la familia y la comunidad, como agentes indispensables en la formación del hombre
nuevo.
Las condiciones para la formación en valores se clasifican en tres, siendo la primera,
conocer al estudiante en cuanto a: determinantes internos de la personalidad (intereses, valores,
concepción del mundo, motivación, etc.); actitudes y proyecto de vida (lo que piensa, lo que desea,
lo que dice y lo que hace), la segunda, conocer el entorno ambiental para determinar el contexto de
actuación (posibilidades de hacer), y la tercera, definir un modelo ideal de educación.
1.1.10 Educar en valores no es solo enseñar
Protágoras se pregunta, cómo se enseña algo que se define como un saber práctico y no sólo teórico.
Los valores morales pretenden formar el carácter, crear unos hábitos, unas actitudes, unas maneras
especiales de responder a la realidad y de relacionarse con otros seres humanos.
La educación en valores no debe reducirse a la enseñanza en una asignatura, porque los
valores morales se transmiten, sobre todo, a través de la práctica, del ejemplo, de situaciones que
estén reclamando la presencia de valores alternativos.
El primer paso que hay que dar es tomar conciencia de los conflictos y enfrentarse a ellos
con respuestas colectivas consensuadas. Entender que el conflicto ético siempre depende de las
actitudes, mentalidades y comportamientos individuales.
La formación en valores ha de ser acorde a la realidad para comprenderla, valorarla y
posteriormente transformarla; así mismo, tiene en cuenta los intereses, motivaciones y disposiciones
de los estudiantes. Por consiguiente, la formación en valores desarrolla los siguientes aspectos en el
estudiante:
-
La capacidad interpretativa y valorativa.
-
La actitud participativa, comprometida y responsable.
-
La capacidad transformadora hacia el desarrollo humano.
-
La espiritualidad y la personalidad.
La formación en valores es un proceso sistémico, pluridimensional, intencional e integrado
que garantiza la formación y el desarrollo de la personalidad consciente; se concreta a través de lo
curricular, extracurricular y en toda la vida universitaria. De esta forma, la formación en valores en
la universidad se encamina a formar y desarrollar los valores profesionales, entendidos éstos como:
aquellas cualidades de la personalidad profesional que expresan significados sociales de
redimensionamiento humano y, que se manifiestan relacionadas con el quehacer y modos de
actuación profesional.
La formación en valores se refiere al aprendizaje como cambio de conducta, a la
competencia de las personas no solo por lo que saben, sino por lo que pueden hacer y
fundamentalmente por lo que son.
Es difícil encontrar oposición en el plano de la formación sobre la necesidad de incidir en
los valores a través de los procesos de enseñanza-aprendizaje de manera explícita; por lo general es
aceptado que ello es parte inseparable de una coherente filosofía educativa acerca de la integración
de lo humano a la formación. La polémica está en asuntos relacionados sobre qué valores se forman
y desarrollan, existiendo una fuerte tendencia hacia lo ético y lo moral.
Otras posiciones jerarquizan lo ético, aceptando valores políticos, estéticos, científicos,
etcétera. Otro asunto que se debate es cómo formar en valores, sus modelos y estrategias. También
se precisa señalar que la educación en valores debe tener como norte principal un profundo
conocimiento de las características del ser humano para poder catalogar en su justa medida el
primer valor: el ser.
1.1.11 Educar para transformar
La verdadera educación nunca es, ni puede ser neutra. O bien se constituye en un instrumento
liberador, que nos lleva hacia la integración y la transformación personal y social. La educación o
modela consumidores que se adapten al sistema, o forma personas con luces y fuerzas necesarias
para iniciar un proceso de auténtica autorrealización.
La educación tiene que hundir sus raíces en el pasado, analizar el presente y proyectar hacia
el futuro, siempre desde una perspectiva de cambio. La educación no tiene como finalidad principal
o exclusiva la de formar como mano de obra, ni profesionales o técnicos competentes sino la de
lograr la plena realización personal de todo formando. Todo el sistema educativo debe estar
orientado hacia el desarrollo integral de la persona como sujeto individual y social , protagonista de
su propia formación.
Las prácticas educativas deben desarrollar el pensamiento crítico, la formación personal para
la responsabilidad social. No es cuestión de adaptar la educación al sistema. Al revés: es el sistema
el que debería adecuarse a los profundos valores que deben caracterizar a toda auténtica formación.
El docente se encuentra inmerso en una sociedad, donde la competencia y el valor supremo
es el tener sobre el ser, el poseer más que el dar . Para corregir esta realidad, el docente tendrá que
revisar toda esta situación y sus implicaciones en lo técnico-pedagógico, si quiere orientar el
proceso de aprendizaje de sus estudiantes, dentro de una educación para la transformación social.
1.2 Marco Contextual
La presente Investigación se realiza en la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales,
Carrera de Derecho de la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de
Chuquisaca, ubicada en la ciudad de Sucre, provincia Oropeza. Desde su fundación, la Universidad
de San Francisco Xavier funcionó sin mayores cambios hasta el año de 1767, año en el que fueron
expulsados los sacerdotes de la Compañía de Jesús, sobresaliendo el periodo con la creación de la
Facultad de Derecho, el 13 de octubre de 1681. Posteriormente, en pleno siglo de la revolución
Industrial 1776, fue fundada la Real Academia Carolina, donde se realizaban las prácticas jurídicas
necesarias para alcanzar el grado de Doctor; fue una institución donde se consolidó, impulsó y
desarrolló el estudio de las ciencias jurídicas y se propagaron las ideas que hicieron posible la
Emancipación Americana. Las carreras con las que actualmente cuenta son: Derecho, Ciencias de la
Comunicación, Sociología e Historia.
Objetivos de la Carrera de Derecho
-
Proporcionar un conocimiento científico crítico y creativo a las estructuras políticas y sociales
del país, para la solución de los problemas que plantea su atraso y dependencia con sentido de
justicia social.
-
Respetar la independencia de criterio y la defensa jurídica y política por la vigencia de la
democracia, la libertad, los derechos humanos, la autodeterminación de los pueblos, la soberanía
nacional y los recursos naturales y rechazar toda forma de colonialismo, neocolonialismo y
sometimiento.
-
Formar un profesional capaz de contribuir a la investigación científica en el campo jurídico,
político y social, con énfasis en los valores socioculturales de la realidad boliviana, que no se
encuentran recogidos en la legislación nacional y que estudie los problemas locales, nacionales
e internacionales.
Promover asesores y participara en la tareas del cambio social y sea sujeto dinámico del
desarrollo nacional al servicio del país y de sus mayorías más necesitada, en la lucha por
libertad.
Visión
-
Unidad académica con alto prestigio y reconocimientos nacional e internacional, que responde a
los procesos global y local desde una perspectiva intercultural, en el campo de la ciencias jurídicas,
políticas y sociales, mediante la formación profesional, la generación de conocimiento, el desarrollo
de la investigación científica e interacción social, al servicio de la comunidad universitaria, la
región y el país.
Misión
Participar efectivamente en los procesos de cambios jurídico, político y social de la región y el país,
formando profesionales idóneos y comprometidos, investigando científicamente la realidad,
prestando servicios de calidad e interactuando con la sociedad.
Perfil Profesional
El profesional en esta área, será capaz de proporcionar a las personas individuales y/o colectivas
instrumentos para que conozcan sus derechos y obligaciones, asesoramiento y orientando,
desarrollando procesos de investigación en forma innovadora y creativa defendiendo el Estado de
derecho, la integridad Territorial y los Recursos Naturales, en el marco de los principios jurídicos
nacionales y universales.
Campo de Acción
La esencia del objeto de trabajo está presente en los campos de acción siguientes: Bufetes, Órganos
Jurisdiccionales, Ministerio Publico, Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Instituciones públicas
y privadas, Asesoramientos a empresas y otros.
Plan de Estudio de quinto año de la Carrera de Derecho
Tabla 1
N°
1
2
3
4
5
6
Sigla
Cjs205
Cjs215
Cjs 216
Cjs218
Cjs221
Cjs226
7
8
9
10
Cjs234
Cjs237
Cjs247
Cjs304
Materias
Derecho civil v (sucesiones)
Ética y deontolgia juridica
Practica forense civil
Practica forense penal
Derecho tributario
Seminario iii (opcional)
(taller de tesis)
(taller de proyecto de grado)
Derecho internacional privado
Filosofia del derecho
Practica de procedimientos especiales
Derecho de la seguridad social
Total horas con materia opcional
total horas sin materia opcional
Curso Ht Hp
5
3
0
5
2
0
5
4
0
5
3
0
5
4
0
5
2
0
0
0
5
2
0
5
2
0
5
3
0
5
2
0
Total
27
25
Contexto Social. En la Carrera de Derecho cursan sus estudios profesionales jóvenes de los
diferentes departamentos del país y de otros países latinoamericanos. El prestigio que esta Carrera
logró obtener en sus primeros años de creación motiva y es un pilar fundamental para elegir estudiar
en esta casa superior de estudios. Cuenta con dos infraestructuras, la primera es el Edificio
Histórico, ubicado en la calle Junín N° 652 y la segunda con una infraestructura moderna en la
Calle Destacamento 220 Esquina Colombia de esta ciudad. Esta Carrera permite a los estudiantes
profesionalizarse acudiendo a sus aulas en uno de los tres turnos que ofrece: turno de la mañana,
turno de la tarde y turno de la noche.
Contexto Económico. Los recursos económicos con los que cuenta la Universidad de San
Francisco Xavier de Chuquisaca, de los cuales se distribuyen a sus facultades, proviene el 68 %
del Estado, el 30 % corresponden a recursos propios generados por la institución, el 2% de otras
fuentes, de los cuales casi 5 millones de dólares anuales provienen de dividendos de la Fábrica
Nacional de Cemento, de la que es propietaria del 33,33% de su paquete accionario.
En cuanto a sus gastos, por ejemplo en la gestión 2010, el 65 % fueron destinados al pago
de sueldos y beneficios sociales del personal docente y administrativo y el 11 % del total de
recursos fue destinado a la inversión tanto en infraestructura como en equipamiento. Estos recursos
permiten implementar, colaborar, mejorar, proveer de materiales en la Universidad y sus
Facultades. La inversión en equipamiento y estructura es insuficiente para la implementación
acorde a las nuevas tecnologías de investigación acción.
Contexto Político. En el ámbito político, la Carrera de Derecho, cuenta un Decano, Director
de Carrera, Docentes y personal Administrativo que orientan el ser y que hacer guiados por la
visión y misión de la Carrera. Los estudiantes eligen a sus autoridades mediante el voto cada cinco
años. Existe un centro de estudiantes que representa a la comunidad estudiantil.
Contexto Cultural. La presencia principalmente de estudiantes del interior y exterior del
país es la expresión de la interculturalidad. En la época que nos encontramos, marcada por la
identificación cultural al lugar de procedencia, se expresa las tradiciones en la vestimenta, en la
música, los usos y costumbres en la convivencia, en la organización de eventos culturales de
integración, etc.
Contexto Científico. La Carrera de Derecho desde sus inicios fue y es el escenario de la
investigación y reflexión de sus docentes y estudiantes, con la firme convicción de contribuir a la
patria con profesionales abogados cualificados para enfrentar los retos en la administración de una
justicia transparente como lo exige la sociedad. La investigación científica es propiciada por sus
autoridades con diferentes mecanismos dentro y fuera de sus aulas. En la actualidad se encuentra
frente al reto de formar, orientar en el marco de los profundos cambios e implementación de las
nuevas leyes en nuestro país.
1.3 Diagnóstico.
La descripción del análisis y la interpretación de la información están de acuerdo a las respuestas
obtenidas durante la recolección de la información en sus tres etapas. En la primera etapa se aplicó
el cuestionario diseñado con preguntas cerradas a 100 estudiantes de quinto año de los turnos de la
mañana, tarde y noche, siguiendo el esquema del muestreo sistemático. En la segunda etapa se
aplicó la entrevista diseñada con preguntas cerradas a 20 docentes y otros en la Carrera de Derecho.
En la tercera etapa se realizó la tabulación y análisis de las entrevistas y encuestas realizadas para
conocer los resultados que a continuación se presentan y el diseño de las mismas que también se
pueden ver en anexos.
Análisis de los Resultados obtenidos de la Entrevista a los Docentes.
Pregunta N° 1: ¿Conoce los Valores Morales?
N°
RESPUESTA
Tabla 2
CANTIDAD
PORCENTAJE
1
SI
19
95,00%
2
NO
1
5,00%
TOTAL
20
100,00%
Gráfico 1
SI
NO
5%
95%
El 95% de los docentes manifiestan que conocen los valores morales, como ser: honestidad,
solidaridad, lealtad, justicia, honradez, amistad, etc. Mientras que el 5% expresa que no es relevante
en su vida y además, da a pensar que no tienen claros sus criterios con referencia a los valores; por
ejemplo cuando mencionan que: una persona muy justa puede ser corrupta, siendo ilógico con los
principios morales.
Pregunta N° 2: ¿Cuál es su opinión sobre la formación en Valores Morales de los estudiantes
de quinto año de la Carrera de Derecho?
N°
RESPUESTA
Tabla 3
CANTIDAD
PORCENTAJE
1
BUENA
5
25,00%
2
REGULAR
4
20,00%
3
MALA
11
55,00%
20
100,00%
TOTAL
Gráfico 2
BUENA
REGULAR
MALA
25%
55%
20%
Según la opinión de los docentes el 25% de quinto año de la carrera de derecho tienen una
formación buena en los valores morales porque tienen una personalidad formada adquirida en la
familia, la iglesia, la educación primaria y secundaria; mientras que 20% manifiesta que los
estudiantes tienen una formación regular en los valores morales y el 55% de los docentes opinan
que los estudiantes tienen una mala formación en los valores morales porque no está en los
objetivos de los docentes la formación en valores morales, es por eso que las asignaturas no hacen
mucho énfasis en este tema, además mencionan que no hay formación previa en este aspecto y es
un año en el que los estudiantes se dedican a la práctica o alguna modalidad de graduación.
Pregunta N° 3: ¿Contribuye en la formación de los Valores Morales en la Asignatura de la
cual es Docente?
Tabla 4
CANTIDAD
PORCENTAJE
17
85,00%
2 AVECES
2
10,00%
3
1
5,00%
20
100,00%
N°
1
RESPUESTA
SIEMPRE
NUNCA
TOTAL
Gráfico 3
SIEMPRE
AVECES
NUNCA
5%
10%
85%
De los docentes entrevistados el 85% manifiesta que contribuye en la formación en los valores
morales, en la asignación de trabajos de investigación, en la valoración continua y práctica del
comportamiento de los estudiantes, el 10% expresa que a veces; por ejemplo, cuando exige
puntualidad, honestidad y el 5% reconoce que nunca, porque no está entre sus objetivos.
Pregunta N° 4: ¿Ha observado la práctica de anti-valores en los estudiantes?
N°
RESPUESTA
Tabla 5
CANTIDAD
PORCENTAJE
1
SI
16
80,00%
2
NO
4
20,00%
TOTAL
20
100,00%
Fuente: Elaboración Propia
Gráfico N° 4
SI
NO
20%
80%
El 80% de los docentes manifiesta que han observado anti-valores en los estudiantes en actitudes
de discriminación interna al mismo estudiantado, en ocasión de prestar sus servicios como oficiales
de diligencia y auxiliares en juzgados, en copiar exámenes, trabajos, y tareas en general todos los
días, porque la sociedad y los partidos políticos los corrompen y el 20% no le da importancia o es
indiferente con el actuar de los estudiantes porque piensan que son personas mayores de edad.
Pregunta N° 5: ¿Considera importante la formación en valores morales en la asignatura de
Ética y Deontología Jurídica?
N°
RESPUESTA
Tabla 6
CANTIDAD
PORCENTAJE
1
SI
17
85,00%
2
NO
3
15,00%
TOTAL
20
100,00%
Fuente: Elaboración Propia
Gráfico 5
SI
NO
15%
85%
En el cuadro observamos que el 85% de los docentes considera importante la formación en los
valores morales en la Asignatura de Ética y Deontología Jurídica porque un profesional abogado
debe perseguir que prevalezcan estos valores en el ejercicio profesional, en la administración de
justicia que ha de ser permanentemente contrastado con valores. Ahí tendrían bases muy buenas
para el ejercicio profesional y el 15% considera que no es importante porque la educación en
valores es del nivel primario o secundario y porque desconoce su existencia en el programa de la
Carrera; también porque los estudiantes en esta etapa de la formación tienen la personalidad
formada con o sin valores.
Pregunta N° 6: ¿Considera importante la formación en los valores morales para enfrentar el
fantasma de la corrupción?
N°
Respuesta
Tabla 7
Cantidad
Porcentaje
1
SI
19
95,00%
2
NO
1
5,00%
20
100,00%
Total
Gráfico 6
SI
NO
5%
95%
Según los docentes entrevistados el 95% considera importante la formación en los valores morales
para enfrentar al fantasma de la corrupción porque los valores van a formar en los futuros abogados,
un criterio, una personalidad en contra de los anti-valores; además, porque esa la misión del
abogado, luchar contra esta lacra que tanto daño causa en nuestro país. Teniendo profesionales
abogados honestos, baja el nivel de corrupción, se mejora la forma de vivir y distribuir los recursos
a quienes corresponden y el 5% considera que es un problema o un mal que últimamente se está
dando en la sociedad, frente al cual se siente pesimista.
Pregunta N° 7 ¿Puede la formación en valores morales promover el compromiso para la
administración de la Justicia?
N°
Respuesta
Tabla 8
Cantidad
Porcentaje
1
SI
17
85,00%
2
NO
3
15,00%
20
100,00%
Total
Gráfico 7
SI
NO
15%
85%
Un 85% de los docentes manifiesta que sí porque así tendríamos Abogados probos, a Jueces que
dicten sentencias en base a evidencias y no a prebendas. Se necesita una justicia transparente que
no vulnere derechos. Si tenemos jueces corruptos es porque hay abogados corruptos. Es importante
la formación de valores ya que orienta su funcionamiento en la administración de la justicia.
Mientras que el 15% cree que no porque la corrupción en Bolivia es vulnerable a la cultura
cotidiana.
Análisis de los Resultados obtenidos de la Encuesta a los Estudiantes.
Pregunta N° 1: ¿Conoces los valores morales?
Tabla 9
N° Respuesta
Cantidad
1 SI
82
2 NO
18
Total
100
Porcentaje
82,00%
18,00%
100%
GRÁFICO 8
SI
NO
18%
82%
De los estudiantes encuestados el 82% conoce los valores de manera general, existiendo
coincidencia en los valores del: Respeto a las personas mayores, honestidad, puntualidad,
solidaridad, amistad, etc. Y el 18% manifiesta que no conoce concretamente los valores morales,
puesto que los consideran como impuestos por la sociedad.
Pregunta N° 2: ¿Has escuchado hablar sobre valores morales?
N°
Respuesta
1 Si
2 No
Total
Tabla 10
Cantidad
77
23
100
Porcentaje
77,00%
23,00%
100%
Gráfico 9
SI
NO
23%
77%
El 77% de los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho manifiesta que ha escuchado
hablar de los valores morales en la familia, la escuela, el colegio, la Iglesia, el trabajo, la
universidad, en clases de ética, en talleres de equidad de género, en acontecimientos de las empresas
privadas, en el grupo parroquial, en la calle, etc.; es decir, que los valores morales son muy
importantes en la convivencia de nuestra sociedad que se encuentra amenazada por la práctica de
los anti-valores y el 23% más bien ha escuchado hablar de los antivalores, de una crisis de valores.
Pregunta N° 3: ¿Practicas los Valores Morales?
N° Respuesta
1 Si
2 No
Total
Tabla 11
Cantidad
37
63
100
Porcentaje
37,00%
63,00%
100,00%
GRÁFICO 10
SI
NO
37%
63%
El 37% de los estudiantes manifiestan que aunque esporádicamente practican los valores morales
porque ayuda a tener una buena relación social, lo exige la sociedad, aprendieron de sus padres a ser
buenas personas y el 63% responde a la encuesta con un no, porque la sociedad, el medio, las
ofertas, el poder así los castiga; es decir, en muchos casos es la presión de lo efímero, de los
políticos, del placer, el disfrute, el libertinaje, el pasarlo bien, el tener antes que el ser que se
impone en la vida cotidiana.
Pregunta N° 4: ¿Crees que es importante la formación en valores morales en la Carrera de
Derecho?
Tabla 12
N° Respuesta
Cantidad
Porcentaje
1 Si
87
87,00%
2 No
13
13,00%
Total
100
100%
GRÁFICO 11
SI
NO
13%
87%
Del total de estudiantes encuestados el 87% cree que sí, porque con los valores y el título de
abogado habría muy buenos profesionales en abogacía, capaces de ejercer una profesión con la
verdad. La Carrera de Derecho debe formar bien a los profesionales, porque tienen que ser
responsables para defender a un cliente, administrar una justicia buena, ejercer con ética la
profesión. También porque un abogado sin valores no es abogado, los valores son la base del
derecho y la sociedad, se evitaría todo tipo de discriminación dentro de la Carrera de Derecho,
para evitar el litigio por todo y nada. Mientras que el 13% cree que no, porque los valores morales
se aprende desde corta edad; además, la meta de los estudiantes en la Universidad es el título antes
que la formación profesional.
Pregunta N° 5: ¿Has observado la práctica de antivalores en los Docentes?
Tabla 13
N° Respuesta
Cantidad
Porcentaje
1 Si
74
74,00%
2 No
26
26,00%
Total
100
100,00%
GRÁFICO 12
SI
NO
26%
74%
El 74% de los estudiantes encuestados afirma que sí ha observado la práctica de anti-valores en sus
docentes; por ejemplo, cuando se dejan sobornar, se agarran con un estudiante, en el momento de
los exámenes, en la puntualidad (llegan tarde y lo cierran la puerta), no respetan a los alumnos con
la libre expresión; cuando van a fiestas con los alumnos, no vienen a clases, venden libros por
puntos, se creen superiores en todo sentido, no sólo en la docencia, al menospreciar al estudiante,
fumar en el aula, etc. Y el 26% considera que eso es humano; por esta razón, no le presta atención.
La irresponsabilidad del docente causa desmotivación.
Pregunta N° 6: ¿En la asignatura de Ética y Deontología Jurídica. Recibes formación en
valores morales?
N° Respuesta
1 Si
2 No
Total
Tabla 14
Cantidad
27
73
100
Porcentaje
27,00%
73,00%
100,00%
Gráfico 13
SI
NO
27%
73%
Un 27% de los estudiantes manifiesta que en la asignatura de Ética y Deontología Jurídica se hace
mención algunas veces a los valores morales, como ser: respeto, responsabilidad, justicia,
transparencia, honestidad. El docente orienta el proceder como abogado según la ley de abogacía,
sobre lo bueno y malo según el código de ética profesional y el 73% manifiesta que no reciben
formación en los valores morales, de vez en cuando algunos conceptos; es más, esta asignatura se
concluye anticipadamente al cierre de la gestión académica.
Pregunta N° 7: ¿Consideras que la formación en Valores Morales, ayudaría a luchar contra
el fantasma de la corrupción?
Tabla 15
Cantidad
89
11
100
N° Respuesta
1 Si
2 No
Total
Porcentaje
89,00%
11,00%
100,00%
Gráfico 14
SI
NO
11%
89%
Según la encuesta realizada, el 89% considera que la formación en los valores morales
ayudaría a luchar contra el fantasma de la corrupción porque se respetarían el lugar de trabajo, sea
político o social respetando y acatando las normas jurídicas, surgiría un miedo interior a fallar a sus
valores por convicción, obtendrían una mejor formación profesional, no habría corrupción, se
abstendrían de cometer actos impuros, ayudaría a ser mejores personas, tener la sinceridad y paz, a
vivir en una sociedad libre de corrupción. También, manifiestan que un profesional que tenga
formación en los valores morales, será una persona justa y actuará con la verdad, ayudará a Bolivia
a través de su mismo cambio y compromiso por la justicia, llegaremos a vencer ese vacío que es
muy difícil pero no imposible, habría más tolerancia.
La formación en valores sería un buen método, no habrían así violaciones, secuestros; así,
el hombre al incumplir los valores morales entraría en conflictos internos, se sentirían mal, tendrían
remordimientos. Los estudiantes consideran, que la solución para evitar los actos de corrupción y
demás anti-valores, parte de principios y valores morales de la persona, porque una persona íntegra
no se venderá y será honrada; son principios por los que la sociedad se debe basar para una
convivencia pacífica, al practicarlos serán vistos por la sociedad y al ignorarlos serán reprimidos;
mientras que el 11% de los estudiantes considera que la corrupción y otros anti-valores están
incrustados en la sociedad, no tendrían influencia en la mentalidad del tener antes que el ser.
Capítulo II
Propuesta de la investigación
2.1 Idea o afirmación principal que sustenta el proponente de la Monografía.
El fortalecimiento de la formación en valores morales de los estudiantes del quinto año de la
Carrera de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, en la asignatura de
Ética y Deontología Jurídica es impostergable, porque la sociedad necesita abogados
comprometidos con la honradez, la justicia que tanta falta nos hace, sobre todo en nuestros días
donde campean los actos de corrupción, donde aún el poder y el dinero pesan más en la balanza, a
la hora de administrar justicia.
Con la presente propuesta educativa se pretende contribuir en la vivencia de los valores
morales en el proceso de enseñanza aprendizaje de los estudiantes y fortalecer el compromiso con el
ser antes que el tener, por la justicia antes que la corrupción y la honradez en la administración de la
justicia.
Por lo tanto se requiere hacer un mayor énfasis en la Ética mediante clases prácticas para
crear hábitos para la vivencia y manifestación de los valores morales en los estudiantes de quinto
año de la Carrera de Derecho de la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca.
2.2 Justificación, con argumentos de su propio punto de vista
El desarrollo de los valores morales en la formación profesional de los estudiantes de quinto año de
la Carrera de Derecho es importante, necesario e indudable desarrollarlo en la asignatura de Ética y
Deontología Jurídica porque:
 Los valores morales formando los criterios personales, ayudan a discernir en cada momento,
entre lo bueno y lo malo, lo honesto y lo corrupto, lo conveniente y lo nocivo; además, los
valores morales son los que dan sentido y orientan a nuestros comportamientos, tanto en lo
privado como en lo social.
 La formación en los valores morales no se debe imponer, no pretende adoctrinar a los
estudiantes sobre ellos, como es la concepción que se tiene en la niñez y adolescencia, sino
todo lo contrario, los valores morales deben ser asumidos por voluntad propia y con plena
libertad, por convicción; es decir, nada de tengo que hacer sino quiero hacer, decido hacer, elijo
según los principios morales.
 En la Carrera de derecho se manifiesta en los docentes y estudiantes la práctica de anti-valores;
por ejemplo, cuando se dejan sobornar, se agarran con un estudiante, en el momento de los
exámenes, en la puntualidad (llegan tarde y lo cierran la puerta), no respetan a los alumnos con
la libre expresión, se van fiestas con los alumnos, no vienen a clases, venden libros por puntos,
se creen superiores en todo sentido, no sólo en la docencia, al menospreciar al estudiante, en
ocasión de prestar sus servicios como oficiales de diligencia y auxiliares en juzgados, en copiar
exámenes, trabajos, y tareas en general. Todos los días porque la sociedad y los partidos
políticos los corrompen.
 Los docentes consideran que un profesional abogado debe perseguir que prevalezcan estos
valores en el ejercicio profesional, en la administración de justicia que ha de ser
permanentemente contrastado con valores. Ahí tendrían bases muy buenas para el ejercicio
profesional.
 Los estudiantes consideran que un profesional con los valores morales y el título de abogado,
habrían muy buenos profesionales en abogacía, capaces de ejercer una profesión con la verdad.
La Carrera de Derecho debe formar bien a los profesionales, porque tienen que ser
responsables para defender a un cliente, administrar una justicia buena, ejercer con ética la
profesión. También porque un abogado sin valores no es abogado, los valores son la base del
derecho y la sociedad, se evitaría todo tipo de discriminación dentro de la Carrera de Derecho,
para evitar el litigio por todo y nada.
 Es una estrategia para enfrentar al fantasma de la corrupción, porque los valores van a formar
en los futuros abogados un criterio, una personalidad en contra de los anti-valores; además,
porque esa es la misión del abogado, luchar contra esta lacra que tanto daño causa en nuestro
país. Teniendo profesionales abogados honestos, baja el nivel de corrupción, se mejora la forma
de vivir y distribuir los recursos a quienes corresponden.
 Así tendríamos profesionales abogados probos (sabios y correctos), a jueces que dicten
sentencias en base a evidencias y no a prebendas. Se necesita una justicia transparente que no
vulnere derechos. Si tenemos jueces corruptos es porque hay abogados corruptos. Es importante
la formación de valores ya que orienta su funcionamiento en la administración de la justicia.
 En la diferentes esferas de la vida se practicarían los valores morales; por ejemplo, surgiría un
miedo interior a fallar a sus valores por convicción, obtendrían una mejor formación
profesional, no habría corrupción, se abstendrían de cometer actos impuros, ayudaría a ser
mejores personas, se respetaría el lugar de trabajo, sea político o social respetando y acatando
las normas jurídicas, para vivir en una sociedad libre de corrupción.
 Un profesional que tenga formación en los valores morales, será una persona justa y actuará
con la verdad, ayudará a Bolivia a través de su mismo cambio y compromiso por la justicia
transparente, llegaremos a vencer ese vacío, que es muy difícil pero no imposible, habría más
tolerancia.

La formación en valores sería un buen método, no habrían así violaciones, secuestros; así, el
hombre al incumplir los valores morales entraría en conflictos internos, se sentirían mal,
tendrían remordimientos. La solución para evitar los actos de corrupción y demás anti-valores,
parte de principios y valores morales de la persona, porque una persona íntegra no se venderá y
será honrada; son principios por los que la sociedad se debe basar para una convivencia
pacífica, al practicarlos serán vistos por la sociedad y al ignorarlos serán reprimidos.
 En el plan curricular de la asignatura de Ética y Deontología Jurídica no se toma en cuenta el
desarrollo de los valores morales en el proceso de enseñanza aprendizaje; de vez en cuando, se
da algunos conceptos; es más, esta asignatura se concluye anticipadamente al cierre de la
gestión académica.
Los contenidos que se desarrollan profundizan la justificación de la propuesta en este
trabajo de investigación, en aras de forjar profesionales con valores morales para el ejercicio de la
abogacía.
Formación en los valores morales
Es la formación de los valores morales una tarea imprescindible que comienza desde la cuna y de la
que cada educador debe formar parte inseparable dada la vital importancia de estos para el
desarrollo de la sociedad.
La formación en valores morales es una instancia de reflexión, de crecimiento personal; es
sencillamente, educar moralmente porque los valores enseñan al individuo a comportarse como
persona, a establecer jerarquías entre las cosas, a través de ellos llegan a la convicción de que algo
importa o no importa, es bueno o malo; tiene por objetivo lograr nuevas formas de entender la vida,
de construir la historia personal y colectiva, también se promueve el respeto a todos los valores y
opciones. Formación en valores morales, es también educar al estudiante para que se oriente en la
vida, conozca el valor real de las cosas y que reconozcan y respeten la dignidad de todos los seres.
Los valores pueden ser practicados, descubiertos e incorporados por el ser humano, en estas
dimensiones reside su importancia pedagógica. Estas dimensiones son los pilares básicos en el
proceso de enseñanza-aprendizaje de los valores, llegando a interiorizarlos con la participación de
toda la comunidad educativa en forma coherente y efectiva. Una vez que los estudiantes
interioricen los valores morales, éstos se convierten en guías y pautas de conducta, son asimilados
libremente, permiten definir los objetivos de vida que tenemos y ayuda a aceptarnos y estimarnos
como somos.
La formación en valores morales no se limita a instruir o transmitir unos conocimientos,
sino a integrarlos en una cultura que tiene distintas dimensiones: una lengua, unas tradiciones, unas
creencias, unas actitudes, unas formas de vida. Esta formación coadyuva a formar el carácter de la
persona para promover un mundo más civilizado, crítico con los defectos del presente y
comprometido con el proceso moral de las estructuras y actitudes sociales. También se debe tener
presente que en el proceso de la formación en valores morales hay que desarrollar otros valores que
son importantes como los valores estéticos, los políticos, los intelectuales, que en su conjunto
contribuyen al desarrollo de la personalidad.
La formación en valores morales contribuye a definir un proyecto de vida efectivo y eficaz,
convirtiéndolo en un proyecto real, haciendo corresponder las posibilidades internas del individuo y
las del entorno, mediante el desarrollo principalmente de los valores morales, la concepción del
mundo, la capacidad de razonamiento, los conocimientos, la motivación y los intereses.
Pedagogía de los valores morales
Alrededor de la formación en valores está la idea de negar la necesidad de una pedagogía propia de
los valores, puesto que consideran que los valores están siempre presentes en el proceso de
formación, siendo suficiente una buena relación estudiante-docente, el ejemplo de éste, la
comunicación eficaz, etc. Es cierto que el proceso de enseñanza-aprendizaje siempre forma y
desarrolla valores, el asunto a reflexionar está: ¿en qué valores se quiere incidir en el proceso, para
qué, y cómo? La dificultad consiste entonces en eliminar el llamado “curricular oculto” o
“contenido oculto”, la cuestión radica en la necesidad de explicitar, sistematizar e interiorizar en el
proceso de enseñanza-aprendizaje; es decir, lo educativo, que por supuesto integra el proceso
formativo.
Instaurar en nuestra sociedad una pedagogía de los valores es formar al hombre para que se
oriente por el valor real de las cosas, es una pedagogía de encuentro entre todos los que creen que la
vida tiene un sentido, los que saben que existe un porqué en lo extraño de todo, los que reconocen y
respetan la dignidad de todos los seres. Desde esta pedagogía, los valores reflejan la personalidad
de los individuos y son expresión del tono moral, cultural, afectivo y social marcado por la familia,
las instituciones educativas y la sociedad en que nos ha tocado vivir. Una vez interiorizados, los
valores se convierten en guías y pautas que marcan las directrices de una conducta coherente.
La pedagogía que se limite, como sucede actualmente, al área de los conocimientos y
aprendizajes, responde a la concepción funcionalista, orientada por los intereses del modelo
neoliberal globalizador.
Todo proceso educativo abarca el área del saber, el área del ser y el área del hacer; es decir,
conocimientos, actitudes, comportamientos y compromiso transformador. Los más eminentes
pedagogos están de acuerdo en afirmar que, ante la profunda crisis de valores que caracteriza a la
sociedad post moderna, la respuesta más eficiente, más válida y positiva para el cambio la tiene que
dar la pedagogía de los valores.
Hemos sido formados tanto en el ambiente familiar, como en los educativos y la Iglesia,
dentro de unas prácticas educativas condicionadas siempre a amenazas, exigencias e imposiciones.
Por ejemplo, hay que portarse bien si no te van a castigar, te van a expulsar de clases, no vas a
entrar a la promoción, no te compro ese juguete, etc. Esa pedagogía del temor, del castigo, de la
amenaza, tiene que cambiar. En primer lugar; por ser profundamente antipedagógica y, además,
porque dada la profunda crisis de la autoridad que vive nuestra juventud post moderna, resulta
totalmente obsoleta y anti-formativa.
La verdadera formación, siempre ha sido, y ahora lo es más que nunca autónoma; es decir,
que el estudiante quien debe decidir, quien debe buscar su propio bien. El docente no es más que
un colaborador, un facilitador, un pedagogo.
Los cuatro pilares en la formación profesional
Nuestra sociedad sueña con una formación profesional acorde, idónea y eficiente en la universidad,
es decir, con estudiantes que sean los sujetos y protagonistas en el proceso de formación. Este
proceso de enseñanza-aprendizaje se basa en cuatro pilares fundamentales en la educación, estos
son:
Aprender a conocer, es aprender a aprender; apropiarse de las ideas. Es comprender a
nuestra sociedad para transformarla, actitud activa y no receptiva, discente y formación permanente
y estímulo del pensamiento crítico. Este aprender a conocer el saber conceptual en el proceso de
enseñanza-aprendizaje.
Aprender a hacer, es poner en práctica las ideas y los conocimientos adquiridos, para
transformar la persona y la sociedad. Es la aptitud para trabajar con los demás, con capacidad
creativa y de servicio. Este proceso concierne al saber procedimental.
Aprender a ser, es la formación integral para aprender a ser persona, desarrollando todas
las potencialidades. Es la formación en los valores como: la justicia, solidaridad, honradez, etc. Este
enfoque en el proceso de formación, corresponde al saber actitudinal.
Aprender a convivir, es la formación basada no en la violencia, en la competencia y el
triunfo personal sino en la solidaridad, en el respeto y en la aceptación de las diferencias. Este
proceso educativo corresponde al saber relacional.
Los valores morales en la formación profesional
Los diferentes puntos de vista acerca de la formación en valores están relacionados a interrogantes
como: ¿qué son los valores?, ¿qué es la valoración?, ¿qué relación existe entre la formación en
valores y el perfil profesional?, ¿es tarea de la Universidad formar en valores?, ¿cómo podrá la
Universidad medir la formación y el desarrollo de valores profesionales?. Estas preguntas si bien no
agotan las inquietudes y preocupaciones existentes, al menos introducen el análisis de los valores en
la formación profesional.
Muchas de estas preocupaciones acompañan al mundo actual de modo más general, se habla
de crisis de identidad, de fe y de epistemología. De identidad por la ausencia de un sentido claro de
pertenencia y por la carencia de proyectos comunes unificadores; de fe, por la incapacidad de creer
en algo, por la imposibilidad de cambio y la falta de confianza en el futuro y; epistemológica, por la
supremacía del conocimiento y la razón, que se expresa en una racionalidad instrumentaladministrativa-gerencial, capaz de aplastar lo afectivo y sentimental.
No obstante a esta realidad, no es ajeno el hecho de que existen cuestiones no resueltas en la
comunicación y en la vida de los hombres, en su educación, en su calidad de existencia, que
impiden el desarrollo de una personalidad integral y adecuada a la sociedad en que ésta se
despliega.
El acelerado avance científico y tecnológico genera nuevas complejidades en las
organizaciones y sistemas productivos, las cuales producen transformaciones en todos los ámbitos y
sectores de la sociedad, originando un cambio social y cultural irreversible. Costumbres arraigadas
se debilitan, normas y modelos de conductas se transforman con relativa celeridad hacia nuevas
relaciones sociales que es preciso afrontar con valores y actitudes que den respuesta al cambio
orientándolo hacia el progreso humano.
De lo anterior se deduce que la universidad tiene la misión de formar un profesional con
capacidad para enfrentar el reto en una sociedad progresista y sumida en la progresiva práctica de
anti-valores, con conocimientos científicos y técnicos idóneos, portador de valores morales para un
óptimo desempeño como miembro de la sociedad, con una proyección vivencial y laboral que
combine las competencias laborales con las cualidades personales.
La educación en valores en la Educación Superior debe encaminarse fundamentalmente a la
formación y al desarrollo de valores profesionales, entendidos éstos como los valores ético-morales
contextualizados y orientados hacia la profesión. Sus significados se relacionan con los
requerimientos universales y los particulares de la profesión. Constituyen rasgos de la personalidad
profesional y contribuyen a definir una concepción integral para el ejercicio de la profesión.
Además, entre las razones que justifican la formación en valores morales en los estudiantes del
quinto año de la Carrera de Derecho son:
La imagen que se tiene del abogado en los futuros profesionales, que varía según las
concepciones y paradigmas con que se interpreten y comprendan dichos procesos, producto de los
contenidos de la carrera: conocimientos, enfoques, habilidades, relaciones, comportamientos de los
docentes, estilos y maneras de determinar y solucionar problemas en el ejercicio de la abogacía en
general.
La adaptación de los diseños curriculares de la carrera y en particular de la asignatura de
Ética y Deontología Jurídica a los cambios de las leyes y de los modos de actuación de los futuros
profesionales.
La cuestión no estriba en la mayor o menor información que un profesional posea, sino en
los principios y las concepciones que éste posea para comprender a la sociedad y en ella, el lugar de
su profesión para gestionar adecuadamente la ciencia a la tecnología.
Desarrollar la capacidad de valorar contextos en cuanto a recursos y necesidades para así
brindar alternativas a la solución de problemas.
Los valores, no son el resultado de una comprensión y, mucho menos de una información
pasiva, ni tampoco de actitudes conducidas sin significación propia para el sujeto. Es algo más
complejo y multilateral, pues se trata de la relación entre la realidad objetiva y los componentes de
la personalidad, lo que se expresa a través de conductas y comportamientos; por lo tanto, sólo se
puede educar en valores a través de conocimientos, habilidades de valoración, reflexión en la
actividad práctica con un significado asumido. Se trata de alcanzar comportamientos como
resultado de aprendizajes conscientes y significativos en lo racional y lo emocional.
El fenómeno de cómo desarrollar y formar valores es un proceso de enculturación (Aguirre,
1995; 498), que dura toda la vida, en el que inciden los cambios sociales que se producen y que
provocan transformaciones en las interrelaciones humanas, en las percepciones, y en las
condiciones materiales y naturales de vida, es decir, en la calidad y sentido de la vida. Los valores
son razones y afectos de la propia vida humana la que no se aísla de la relación de lo material y lo
moral y, entre lo social y lo individual.
Incidencias de la educación en valores:
 Desarrolla la capacidad valorativa en el individuo y permite reflejar adecuadamente el sistema
objetivo.
 Desarrolla la capacidad transformadora y participativa con significación positiva hacia la
sociedad.
 Desarrolla la espiritualidad y la personalidad hacia la integralidad y el perfeccionamiento
humano.
 Transforma lo oficialmente instituido a través de las normas morales, los sistemas educativos, el
derecho, la política y la ideología.
La asignatura de Ética y Deontología Jurídica
El comportamiento moral de las personas es motivo de estudio y preocupación en el proceso de
enseñanza-aprendizaje. En el proceso de la formación integral de las personas, el aspecto ético
moral tiene una importancia relevante ya que de ello depende el buen desarrollo de los programas
de vida de las personas, además de que hay un fortalecimiento en los valores morales; así mismo el
adquirir buenos hábitos por medio del desarrollo de las virtudes y valores nos hace ser mejores seres
humanos y ser exitosos.
La sociedad hoy más que nunca, reclama por la ausencia de los valores morales en la vida
cotidiana porque se encuentra agotada por los actos inmorales de la juventud, de sus autoridades, de
sus profesionales, etc. En este contexto muchos aducen a la mala formación de los jóvenes en la
familia, los colegios, la universidad; esta es una realidad palpable, pero la realidad es aún más
profunda, porque se tiene el concepto que la formación en valores es en la etapa escolar, el colegio
y no así en la Universidad. Haciendo un análisis al criterio de valoración de estudiantes y docentes
en la malla curricular en el nivel primario y secundario, de la Carrera de Derecho, se percibe que
existen asignaturas de primera, segunda y tercera clase; por ejemplo, matemáticas, física, química,
etc. Siempre se los conceptualiza como las más importantes y, en contra posición música, religión
ética y moral como las de menos importancia. También lo encontramos esta visión en la Carrera de
Derecho con la asignatura de Ética y Deontología Jurídica porque no se le da la importancia
necesaria; por ejemplo, los estudiantes mencionan que concluirán (17 de septiembre del 2013) con
esta asignatura antes del cierre de la gestión académica de la Carrera y nos preguntamos por qué?
En la Carrera de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, se tiene
una asignatura que fortalezca la formación en valores, por eso la existencia de la asignatura de Ética
y Deontología Jurídica, pero lamentablemente no está siendo asumida como tal. En la etapa del
diagnóstico comprobamos que no existe desarrollo, formación en los valores morales, la conclusión
de avance curricular antes de finalizar la gestión académica. Otro aspecto vital es la mentalidad, es
decir, que en la universidad son jóvenes, que si quieren lo hacen sino no, que no se les puede
obligar, etc. Si bien es real, no deja de ser necesaria la formación en valores principalmente morales
en esta etapa porque es en esta etapa cuando por libre voluntad deben hacer la valoración de los
actos, decisiones, pensamientos. Es esta la instancia porque tener miedo cuando se deja en claro el
porqué de las acciones podrán entender, valorar y asumir. Esto no es fácil pero es vital si queremos
responder al grito del pueblo que expresa: basta ya de corruptos, robos, asaltos, atracos, etc.
La formación en los valores morales de los estudiantes del quinto año de la Carrera de
Derecho, en la signatura de Ética y Deontología Jurídica, está dirigida hacia el desarrollo de la
cultura profesional. También para responder a los nuevos fenómenos y procesos que la sociedad
contemporánea engendra, las interrogantes, expectativas e incertidumbres sobre el futuro de la
humanidad, análisis y la reflexión que hacen para definir desde una perspectiva estratégica y
coyuntural el desarrollo social de cada nación. Ello reclama y exige de una cultura integral en la
formación profesional de las futuras generaciones.
Parece que los caminos de nuestra juventud se van oscureciendo aún más y es en esta
oscuridad precisamente que la presencia de los valores ético-morales nos orientan formando
nuestros criterios personales, nos ayudan a discernir en cada momento, entre lo bueno y lo malo, lo
moral y lo inmoral, lo honesto y lo corrupto, lo conveniente y lo nocivo.
No se puede afirmar que en la sociedad actual no haya valores; lo que sí podemos constatar
es que se está cambiando en forma muy negativa la correcta escala de valores. Vemos como los
valores científicos, los tecnológicos, los económicos, los estéticos, etc. Son cada día más apreciados
y los tenemos más presentes en los comportamientos y en la valorización de nuestra gente.
Sin embargo, debemos tener presente que los valores morales son los que dan sentido y
orientación a nuestros comportamientos, tanto en lo privado como en lo social.
El mejoramiento de la vida académica debe tener como principio y fin el hombre y sus
valores. Por lo que a la universidad corresponde en cada uno de los espacios académicos fortalecer
y hacer posible los más altos y nobles valores del ser humano, a saber: sabiduría, fortaleza,
templanza, equidad, justicia, responsabilidad, honestidad, etc.
La formación en los valores morales es el camino que deben de seguir los estudiantes del
quinto año de la Carrera de Derecho, porque son la base fundamental de la superación personal y
social.
La universidad se fortalece cuando se concibe como una comunidad académica cuya misión
es el desarrollo integral del ser humano. No se puede restringir su acción exclusivamente a la
formación intelectual, profesional, humanística o física. Su ideal debe integrar la totalidad de
elementos propios de la actividad humana. Uno de los elementos que participan en el desarrollo
integral del ser humano es el correspondiente a reforzar la formación ética y fomento de valores en
los integrantes de la comunidad universitaria.
La permanente participación de los jóvenes en la formación de valores estimula su
capacidad valorativa, pues valoran no sólo los procesos y fenómenos sociales, sino también sus
propias actuaciones y las de los que le rodean, diferenciando las actitudes positivas de las negativas,
su posición ante ellas y perfilar su comportamiento en el ámbito social. Estas actitudes deben ser
potenciadas sistemáticamente, de manera sistémica identificando y planteando las dimensiones
necesarias y los valores concretos a formar para enfrentar la formación de valores de una
generación a otra frente a los desafíos que plantea el milenio que vivimos, pues el futuro de la
sociedad depende en gran medida de los valores que se pueden cultivar en los jóvenes de hoy y las
posibilidades de estos en la participación de las transformaciones sociales con actitud crítica,
creadora y científica que toma como base toda la experiencia aportada por las anteriores
generaciones.
Los valores morales están presentes en todos los actos que el hombre tiene que enfrentar,
pues forman parte de la esencia humana. Si la educación prepara al hombre para la vida, no puede
dejar a un lado lo que es la esencia misma de la persona, sus valores morales, y de ahí la necesidad
de poner la educación en función de la formación en valores.
Todo ello le brindaría la posibilidad a estos de ser más consecuentes con el momento
histórico que les ha tocado vivir, de prepararse para las distintas esferas de actuación profesional e
incluso para la vida. Se trata pues, de concebir un proceso de formación de valores orientado al
desarrollo integral de la personalidad sobre la base de la autovaloración.
Los valores morales en la práctica profesional
La axiología jurídica trata de valores jurídicos, es decir, tiene en cuenta cuáles son los valores que
harán correcto un modelo de derecho o que primarán a la hora de elaborar o aplicar el derecho.
Los operadores de la justicia como los magistrados, fiscales, abogados, etc. Son los que en
su diario quehacer aplican el ejercicio de la axiología jurídica, como por ejemplo, el juez al dictar su
sentencia o emitir los autos; y los abogados al defender a sus patrocinados mediante sus escritos.
El juez sabe y acepta que su función central es hacer justicia a las partes involucradas en la
controversia, por lo que su sentencia se convierte en una suerte de notificación a la comunidad de la
actitud que los jueces deberían de tomar cuando surja un conflicto similar. La axiología jurídica
debería de imponer al juez el deber de dictar una sentencia que contemple la preservación del orden
y la seguridad, el poder y la paz y especialmente la justicia como valor jurídico principal.
Estrategias metodológicas para desarrollar valores morales
La formación en valores debería ser la consigna más importante y urgente en todas las instancias
formativas del país. Una persona valiosa, es una persona que posee valores interiores y que vive de
acuerdo a ellos. Los valores morales que nos hacen crecer como persona son: honestidad,
solidaridad, amabilidad, justicia, amistad, respeto, lealtad, libertad, agradecimiento,
bondad, tolerancia, responsabilidad.
A continuación proponemos la metodología para el desarrollo de cada uno de los valores morales,
éste es:
Valor:
Objetivo
Desarrollo del valor
Desarrollo del antivalor
Reflexión en grupo
Análisis de casos reales
Aplicaciones prácticas:
- Textos de apoyo (dilemas)
- Escala de valores
- Sugerencias para un foro debate
A manera de ejemplo se presenta una síntesis del desarrollo de un valor: La Honradez
Objetivo: Incentivar en los estudiantes el valor de la honradez para no dejarse arrastrar por las
tentaciones de la corrupción.
El valor de la honradez. La honradez significa integridad de vida, honestidad y rectitud en los
comportamientos, tanto en la dimensión personal y social.
Cuando afirmamos que alguien es honrado, estamos diciendo que es recto, íntegro, cabal y
confiable, en su proceder en la vida. En otras palabras, la persona honrada es la que hace las cosas
como tiene que ser. Ni más, ni menos. No se vende por todo el dinero del mundo.
La corrupción como contraria a la honradez. Los daños que causa la corrupción son enormes;
como ser: descenso de credibilidad en los partidos políticos y en la administración pública,
desconfianza en instituciones que deberían dar ejemplo de solvencias y honestidad, como los
Tribunales de Justicia, etc. Las personas que se dejan llevar por este anti-valor son mentirosos,
manipuladores, roban, hacen trampa.
Reflexión en grupo. Podrías señalar algunos casos concretos de corrupción que tú hayas conocido
directamente? (formular otras preguntas)
La honradez, sólo es posible cuando somos honrados dentro de nosotros mismos. Quien es
honrado consigo mismo también lo será con los otros. Por el contrario, quien se engaña a sí mismo,
también engañará a los demás. Es una regla tan simple que nunca falla.
Análisis de casos reales. Por ejemplo, el dinero negro
Aplicaciones prácticas – viviendo el valor. No permitas que en tu ambiente se cometan injusticias
o algún tipo de corrupción. Trata de separarte de aquellos amigos que no muestran honradez en su
conducta.
Una persona es honrada cuando es incapaz de robar, estafar o defraudar. No vale el
mecanismo de decir hoy soy honrado y mañana no. El juez más severo de nuestros actos somos
nosotros mismos y ha de ser muy triste vivir sabiendo que somos deshonestos.
2.3 Conclusiones y Recomendaciones.
Conclusiones.
Después de la investigación y profundización sobre el desarrollo y formación en los valores
morales en el proceso de enseñanza-aprendizajes de los docentes y estudiantes de quinto año de la
Carrera de Derecho de la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca, en aras de contribuir
en la formación de los profesionales en abogacía, se llega a las siguientes conclusiones:
 Vemos claramente que nuestra sociedad se maneja más por intereses que por valores y donde el
mayor enemigo del hombre está en el corazón del hombre, cuando se llega a prescindir
totalmente de los valores morales, cuando se pierde el sentido del bien y de la bondad. Los
valores morales se van diluyendo en un creciente egoísmo y relativismo moral; es decir, es
bueno aquello que a mí me conviene, el tener vale más que el ser y la apariencia es más
importante que la realidad.
 Solo el ser humano tiene conciencia moral porque solo él tiene capacidad o conciencia de sí
mismo, de valorizarse y poder juzgar su conducta.
 La sociedad somos todos y de todos es la responsabilidad de mejorarla, mejorando los
comportamientos de sus miembros. Todos deben actuar al unísono, pero el espacio más propio
para la formación en los valores morales está en la etapa de formación profesional porque los
estudiantes por libre decisión los pueden asumir y practicar en su vida personal, social y
profesional.
 Cuando en la actualidad, se habla tanto de la educación en valores es porque nos estamos dando
cuenta de lo bajos que andamos en valores morales o en valores humanos en el actuar; esta
realidad es palpable, por ejemplo en asaltos, robos, drogadicción, violaciones, asesinatos,
erotismo, placer por placer, desobediencias, etc.
 Los valores morales guían la actividad humana en todas sus manifestaciones, convirtiéndose en
elementos indispensables en la regulación de la conducta de los seres humanos.
 La formación en los valores morales es un proceso dinámico y complejo en el que la
universidad tiene un papel relevante, pero no exclusivo.
 Los estudiantes y docentes, manifiestan que los factores como la desintegración familiar y las
malas relaciones interpersonales, son aspectos que perjudican la conducta del ser humano,
considerando importante el desarrollo y formación en los valores morales para la práctica en la
vida cotidiana y ejercicio de la abogacía.
 Parece que los caminos de nuestra juventud se van oscureciendo aún más y es en esta oscuridad
precisamente que la presencia de los valores morales nos orientan formando nuestros criterios
personales, nos ayudan a discernir en cada momento, entre lo bueno y lo malo, lo moral y lo
inmoral, lo honesto y lo corrupto, lo conveniente y lo nocivo.
 No se puede afirmar que en la sociedad actual no haya valores; lo que sí podemos constatar es
que se está cambiando en forma muy negativa la correcta escala de valores. Vemos como los
valores científicos, los tecnológicos, los económicos, los estéticos, etc. Son cada día más
apreciados y los tenemos más presentes en los comportamientos y en la valorización de nuestra
gente. Sin embargo, debemos tener presente que los valores morales son los que dan sentido y
orientación a nuestros comportamientos, tanto en lo privado como en lo social.
 La formación en valores morales sería un buen método, no habrían así violaciones, secuestros;
así, el hombre al incumplir los valores morales entraría en conflictos internos, se sentirían mal,
tendrían remordimientos. La solución para evitar los actos de corrupción y demás anti-valores,
parte de principios y valores morales de la persona, porque una persona íntegra no se venderá y
será honrada; son principios por los que la sociedad se debe basar para una convivencia pacífica,
al practicarlos serán vistos por la sociedad y al ignorarlos serán reprimidos.
 Un profesional que tenga formación en los valores morales, será una persona justa y actuará
con la verdad, ayudará a Bolivia a través de su mismo cambio y compromiso por la justicia
transparente, llegaremos a vencer ese vacío, que es muy difícil pero no imposible, habría más
tolerancia.
Recomendaciones.
Las recomendaciones que a continuación se menciona, están dirigidas a las Autoridades
académicas, docentes y estudiantes, las mismas se sustentan en el resultado de la investigación y
profundización e importancia de la práctica de los valores morales; estas son:
 A las autoridades académicas de la Carrera de Derecho tener una metodología de diseño
curricular que integre los valores en el proceso de enseñanza-aprendizaje de manera
intencionada y consciente, destacando en el contenido el valor como un componente a
desarrollar, es decir, el significado valorativo de los conocimientos, habilidades y capacidades,
del mismo modo que la reflexión del docente sobre el valor educativo de las acciones en el
proceso a través de métodos y técnicas que propicien la participación, la comunicación, las
relaciones interpersonales, la autorregulación, etc.
 Al consejo de docentes evaluar las metodologías de enseñanza con el propósito de fortalecer el
desarrollo de los valores morales en el proceso de formación profesional en la Carrera de
Derecho.

A los docentes de la asignatura de Ética y Deontología Jurídica, investigar las particularidades
de la educación en valores de los estudiantes y en la etapa de formación profesional para definir
las estrategias pedagógicas que correspondan para la formación en los valores morales.
 Implementar la estrategia propuesta a partir de los fundamentos de esta investigación para el
proceso de formación en los valores morales de los estudiantes en la Asignatura de Ética y
Deontología Jurídica de la Carrera de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier de
Chuquisaca.
 Sensibilizar a los estudiantes sobre la importancia de practicar los valores morales y las
consecuencias que puede tener la práctica de los anti-valores.
 Incorporar la estrategia metodológica en el plan curricular de la Asignatura de Ética y
Deontología Jurídica para el desarrollo de los valores morales en el proceso enseñanzaaprendizaje.
 A los estudiantes, tener presente que nuestra sociedad sueña con una formación profesional
acorde, idónea y eficiente en la universidad, es decir, con estudiantes que sean los sujetos y
protagonistas en el proceso de formación. Este proceso de formación profesional se fortalece
con el desarrollo de los valores morales en base a cuatro pilares fundamentales: aprender a
conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir.

A los estudiantes reconocer que el mayor enemigo de la moral está en el corazón del hombre,
cuando se llega a prescindir totalmente de los principios morales, a perder el sentido del bien y
de la bondad. La moral conduce a diferenciar lo bueno y lo malo en el actuar de las personas.
 A los estudiantes del quinto año de la Carrera de Derecho que la formación en los valores
morales no se debe imponer, no pretende adoctrinarlos sobre ellos, como es la concepción que
se tiene en la niñez y adolescencia, sino todo lo contrario, los valores morales deben ser
asumidos por voluntad propia y con plena libertad, por convicción; es decir, nada de tengo que
hacer sino quiero hacer, decido hacer, elijo según los principios morales.
 A los docentes y estudiantes que el desarrollo de los valores morales es una estrategia para
enfrentar al fantasma de la corrupción, porque los valores van a formar en los futuros abogados
un criterio, una personalidad en contra de los anti-valores; además, porque esa es la misión del
abogado, luchar contra esta lacra que tanto daño causa en nuestro país. Teniendo profesionales
abogados honestos, baja el nivel de corrupción, se mejora la forma de vivir y distribuir los
recursos a quienes corresponden.
Bibliografía
ARANA, M. (2002), La educación en valores en la formación profesional, en Ética y Sociedad.
Tomo II. Ed. Félix Varela. La Habana.
HERÁNDEZ, Aquilino de Pedro, (1993), Diccionario de términos religiosos afines, Ed. Verbo
Divino, Madrid
IRIARTE. G. (2010): Conciencia Crítica y Medios de Comunicación Social, Edt. Kipus,
Cochabamba, Bolivia.
IRIARTE Gregorio, (2010), Formación en los valores, grupo editorial Kipus, Cochabamba, Bolivia
IRIARTE. G. (2011): Educación: Falencias – Desafíos – Propuestas, Edt. Kipus, Cochabamba,
Bolivia.
IRIARTE Gregorio, (2012), Valores. Pensamientos. Sugerencias, grupo editorial Kipus,
Cochabamba Bolivia
KOHLBERG, Lawrence. (1978). Desarrollo cognitivo y educación moral, (Kognitive Entwicklung
und moralische Erziehung). In: Mauermann, Lutz; Weber, Erich (eds.). Der Erziehungsauftrag der
Schule. Donauwörth: Auer. Mainz, Alemania
LOBATON, R. (2002): Ética y Moral, Instituto Normal Superior “Sedes Sapientiae”, ejer. 11,
Cbba.
MARCIANO, Vidal (2002): La honradez, ed. Salterrae, Santander- España
MASLOW, A. (1985). El hombre autorrealizado, ed. Kairos, 6ta. Edición, Barcelona, España
MINISTERIO DE EDUCACIÓN, (2011): Ley de Educación Avelino Siñani Y Elizardo Pérez, Ley
N° 070, Edt. U.P.S. La Paz,
PIAGET, J. (1984). El criterio moral en el niño., Editorial Martínez Roca. Buenos Aires, Argentina
RAMOS C. María Guadalupe, (2001), Educar en Valores, ed. Paulinas, Caracas, Venezuela
RESTREPO P. Augusto., (2004), Ética y valores. Para una excelente convivencia, ed. Paulinas,
Colombia
RUGARCÍA, A. Aprendiendo a vivir. Rev. Prometeo, No.10,1996,
Referencias bibliográficas
Www.monografias.com/trabajos87/calculo-del-tamano-muestra/calculo.
Www.monografias.com/trabajos92/valores-etico-morales
Www.monografias.com/trabajos93/disvalor-seguridad-juridica
www.monografias.com/trabajos61/axiologia-juridica
Www.slideshare.net/cmvelasquezcenteno/los-valores-humanos
Www.slideshare.net/ypps/los-valores
Www.slideshare.net/shirleylm/prdida-de-valores
Www.monografias.com/trabajos84/crisis-moral.
Www.mercaba.org/ARTICULOS/E/educacion_valores
Www.usfx.info/proysuma/docs/REVISTAI.pdf
Anexos
Anexo n° 1
Encuesta a estudiantes
Encuesta dirigida a estudiantes de quinto año de la Carrera de Derecho de la Universidad San
Francisco Xavier de Chuquisaca.
Instrucciones: A continuación se le presenta el siguiente cuestionario relacionado con la formación
y práctica de Valores Morales. Conteste según su criterio marcando una sola opción:
1. ¿Conoces los valores morales?
SI____NO_____Cuáles_____________________________________________________________
__________________________________________________________________
2. ¿Has escuchado hablar sobre valores morales?
SI____NO____dónde?_______________________________________________________
_________________________________________________________________________
3. ¿Practicas los Valores Morales?
SI____NO______Porqué? __________________________________________________
_________________________________________________________________________
4. ¿Crees que es importante la formación en Valores Morales en la Carrera de Derecho?
SI_____NO____Porqué?___________________________________________________
_________________________________________________________________________
5. Haz observado la práctica de anti-valores en los docentes?
SI____NO_____Cuándo?____________________________________________________
_________________________________________________________________________
6. ¿En la asignatura de Ética y Deontología Jurídica. Recibes formación en valores morales?
SI_____NO_____Cuáles?____________________________________________________
_______________________________________________________________________
7. ¿Consideras que la formación en Valores Morales, ayudaría a luchar contra el fantasma de la
corrupción?
SI____NO____Porqué?______________________________________________________
_________________________________________________________________________
¡Muchas Gracias por su colaboración!
Anexo 2
Entrevista a docentes
Entrevista dirigida a Docentes de la Carrera de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier de
Chuquisaca.
Instrucciones: A continuación se le presenta el siguiente cuestionario relacionado con la formación
y práctica de Valores Morales. Conteste según su criterio marcando una sola opción:
1. ¿Conoce los valores morales?
SI____NO_____Cuales?____________________________________________________________
__________________________________________________________________
2. ¿Cuál es su opinión sobre la formación en valores morales de los estudiantes de quinto año de
la Carrera de Derecho?
Buena____Regular____Mala____ Por qué? ______________________________________
_________________________________________________________________________
3. ¿Contribuye en la formación de los valores morales en la Asignatura de la cual es docente?
Siempre____aveces____Nunca____Por qué? ____________________________________
_________________________________________________________________________
4. ¿Ha observado la práctica de anti- valores en los estudiantes?
SI____NO____Cuando? _____________________________________________________
_________________________________________________________________________
5. ¿Considera importante la formación en valores morales en la asignatura de Ética y Deontología
Jurídica?
SI____NO____Por qué?_____________________________________________________
_________________________________________________________________________
6. ¿Considera importante la formación en los valores morales para enfrentar el fantasma de la
corrupción?
SI_____NO _____ Por qué? ________________________________________________
_________________________________________________________________________
7. ¿Puede la formación en valores morales promover el compromiso para la administración de la
justicia?
SI____NO____Porque?_____________________________________________________________
__________________________________________________________________
¡Muchas Gracias por su colaboración!