Download 97005655

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
CERTIFICADOS DE DEPOSITO A
TENEDORES
Concepto Nº 97005655-2. Marzo 3 de 1997.
TERMINO,
CDT,
LEGITIMOS
SÍNTESIS: Legítimos tenedores de CDT no registrados como tales
ante la entidad en liquidación. Toma de posesión para liquidar.
Efectos.
[§ 0061] EXTRACTOS.-« (…) Al tenor de lo previsto en el artículo 300 del Estatuto
Orgánico del Sistema Financiero en punto al emplazamiento de quienes tengan
reclamaciones de cualquier índole contra la intervenida, se publicarán avisos con la
periodicidad allí indicada que contendrán, entre otros requisitos, el siguiente:
“a) La citación a todas las personas que se consideren con derecho a
formular reclamaciones contra la entidad, a fin de que se presenten
con prueba siquiera sumaria de sus créditos, en el lugar que al efecto
se señale; cuando se trate de derechos incorporados en títulos valores
deberá presentarse el original del título”.
Desde luego, es claro que en tratándose de títulos nominativos “sólo será reconocido
como tenedor legítimo quien figure, a la vez, en el texto del documento y en el registro
de éste” (C.Co. art. 648), conforme a la ley de circulación de este tipo de valores, por lo
cual resulta evidente prima facie que el tenedor de los mismos que no figure en los
registros del creador no puede ostentar tal calidad.
No obstante, no puede perderse de vista que de acuerdo con lo dispuesto por el inciso
final de la misma preceptiva, “la transferencia de un título nominativo por endoso dará
derecho al adquirente para obtener la inscripción de que trata este artículo”, al punto en
que por virtud de lo ordenado en el artículo 650 ibídem el creador del título no podrá
negar la anotación en su registro de la transmisión del documento salvo justa causa, con
la aclaración que seguidamente efectúa la norma en el sentido de que la “persona a
quien se le haya transferido un título nominativo podrá acudir al juez para que haga la
anotación de la transferencia en el respectivo registro, si el creador del título se negare a
hacerla”.
De esa suerte, se tiene que en el caso concreto y toda vez que entre los efectos de la
toma de posesión para liquidar, consagrados de modo expreso por el artículo 116 del
Decreto 663 de 1993, no se encuentra precisamente el de despojar a esta clase de
instrumentos de su vocación circulatoria, al punto en que ella podría extenderse aún
después de producida la medida con la sola limitación del vencimiento de los plazos
exigidos para la presentación de las reclamaciones, resulta evidente la procedencia de
efectuar los registros a que pueda haber lugar con el fin de que el reconocimiento de los
tenedores alcance su plenitud.
Ello además porque, según lo entiende la doctrina más autorizada en nuestro medio
que sigue de cerca la argumentación vivanteana, “… el registro en el libro del creador es
un derecho del titular y no una opción del deudor” (Bernardo Trujillo Calle, De los
títulos valores, tomo I. Editorial Temis, Bogotá, 1996, pág. 72), y también porque en
este tipo de procesos el liquidador sólo puede rechazar las reclamaciones si dudare de la
justicia o validez de las mismas (D. 663/93, art. 300-5, lit. c))».