Download 1 LOGRO 001 Literatura precolombina en Hispanoamérica

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
1
LOGRO 001 Literatura precolombina en Hispanoamérica
COLEGIO SALESIANO SANTO DOMINGO SAVIO – Área: Lengua castellana 9°
Fuente: http://lengua.laguia2000.com/literatura/literatura-precolombina, recuperado el 20 de enero de 2012
La literatura precolombina, como su propio nombre indica, hace referencia
al conjunto de obras con valor literario producidas en América (del Norte,
Central y del Sur) antes de la llegada de Cristóbal Colón y de la
subsiguiente conquista española.
En ese largo período, que va desde el surgir de los primeros pueblos
americanos hasta la mencionada conquista, existieron literaturas muy
diferentes, cada una propia de una cultura o pueblo. Hay tres de ellas
que, sin embargo, fueron más brillantes y conocidas, tres literaturas que
van en consonancia con las tres grandes culturas americanas
precolombinas: la azteca, la maya y la inca. Cada una de ellas utilizó
una lengua diferente. Los aztecas hablaban y producían su literatura en
lengua nahuatl; los mayas en la llamada lengua maya; y los incas en
lengua quechua. La lengua aymara por su parte también produjo -y en
menor medida sigue produciendo- una importante literatura.
Una -triste- realidad común a estas tres literaturas que acabamos de
mencionar es el escaso número de testimonios que conservamos. Si bien
aztecas, mayas e incas fueron pueblos profundamente desarrollados y avanzados en su relación con las artes y las
ciencias, no tuvieron por costumbre fijar por escrito su producción literaria. Ésta se basaba fundamentalmente en
la tradición oral, y por este medio se transmitía y conservaba. Sólo algunas obras muy particulares se grababan
en algún soporte escrito.
Es bien sabido el menoscabo humano y material que sufrieron estos pueblos con la llegada de los españoles. La
conquista destruyó sus culturas y muy pocos retos se conservaron. Lamentablemente, la literatura fue uno de los
ámbitos más perjudicados, y sólo gracias a la labor de algunos cronistas, que tradujeron ciertas obras y las fijaron
al alfabeto latino, se pudieron conservar algunos ejemplos de su literatura, si bien, probablemente, no de la forma
en que fueron creados.
Por medio de esos ejemplos, sabemos que se trataba en su mayor parte de una literatura poética, que versificaba
casi todos los géneros. Sabemos que su temática iba casi siempre relacionada con los dioses, bien en forma de
himnos o alabanzas, bien en forma de descripción e instrucciones para rituales y conmemoraciones religiosas. Por
otra parte, sabemos también que existía una literatura que hoy, amén de las lógicas reservas, podemos asimilar al
ensayo: había obras, en efecto, que trataban de ciencias, astronomía y filosofía.
LITERATURA AZTECA
●
●
●
●
●
●
●
●
El pueblo azteca, conocido también como mexica, fue sin duda el más exitoso de los pueblos precolombinos
de Mesoamérica y logró dominar gran parte de su territorio. Los mexicas o aztecas fueron un pueblo de
filiación nahua y, por lo tanto, hablante del náhuatl. Desarrollaron una escritura jeroglífica (o ideográfica),
aunque en el momento de la conquista española su escritura había alcanzado ya un estadio fonético.
Tristemente, los españoles destruyeron muchos de los -de por sí escasos- registros literarios que
guardaban los aztecas. Los que se lograron conservar mejor fueron los que grabaron los misioneros,
utilizando el alfabeto occidental.
De estos textos la mayor parte son poemas, que se conocen con el nombre de cuicatl. Los cuicalt incluían
bailes y cantos, hablaban sobre la vida y la muerte y solían utilizarse como parte de celebraciones
religiosas (estos poemas contaban con una importantísima significación religiosa).
Otra manifestación literaria de tipo religiosa fueron los llamados cantos divinos o teocuícatl, que estaban
destinados a los sacerdotes.
Y al margen de los poemas religiosos, los mexicas produjeron también una especie de literatura pa la
guerra. Son los llamados cantos guerreros o yaocuícatl.
La poesía tenía una gran importancia en la sociedad mexica y gozaba de alta estima. Los jóvenes de las
clases sociales con más recursos solían acudir a colegios llamados calmecac para aprender el arte de la
poesía, y a colegios llamados caicalli para aprender el arte del canto. Saber escribir y recitar versos se
consideraban buenos atributos en un joven de alta posición.
Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca, así como Texcoco y Cualhtitlán, no por casualidad dos sus
ciudades más importantes, fueron los tres mayores centros literarios de la civilización mexica.
Al ser oral, no tenemos muchos registros de los principales autores de esta literatura. Solían ser los reyes
quienes se atribuían las mejores obras, y entre ellos se considera a Nezahualcoyotl, que reinó en Texcoco
durante el siglo XV, como uno de los más virtuosos.
LITERATURA MAYA
De este apartado, fuente: http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/literaturaaborigen/literaturamaya.asp
●
Los libros de la literatura maya que se conocen, son de temas religiosos y mitológicos y no son de fácil
interpretación. Hacen continua alusión a su historia, su religión y la ciencia de su época, con un profundo
sentido patriótico y poético.
●
Entre las principales obras se pueden citar: "El Libro de Chilam Balam" es uno de los más famosos, pues
refleja la desesperación del aborigen por la invasión de los conquistadores. Se hallaron varias versiones de
esta obra, con contenidos distintos según el pueblo que la hubiera escrito, pues se hacían diferentes
versiones en los distintos clanes. Pero por su contenido de diversos temas: religiosos, históricos, literarios,
sobre astronomía y calendarios, se puede apreciar toda la sabiduría del pueblo maya.
2
●
●
●
●
●
●
●
●
●
●
●
Se cree que sus autores fueron sacerdotes que transcribieron manuscritos sagrados, a los que acotaron
noticias locales y elementos de la historia de cada lugar. Eran considerados libros sagrados y se los leía en
ocasiones especiales.
las copias que se conservan no son las originales, sino transcripciones de alrededor del siglo XVI.
El "Popol Vuh", "Las antiguas Historias del Quiché", el más conocido, es el libro sagrado de los indios
quichés que habitaban en la zona de Guatemala.
Se explicaba en él el origen del mundo y de los indios mayas. También se relataba la historia de todos los
soberanos.
Se puede señalar que hay allí una conjunción de religión, mitología, historia, costumbres y leyendas. Es
esencialmente una descripción del conjunto de tradiciones mayas de quienes habitaban la región
guatemalteca; pero también aparecen agregadas algunas ideas cristianas, lo que hace suponer que el autor
conocía a misioneros católicos. No se conoce el nombre del autor pero por datos sacados del contenido de
la obra, se supone que ha sido escrito hacia 1544.
Fue escrito originalmente en piel de venado, posteriormente trascripto en 1542 al latín por Fray Alonso del
Portillo de Noreña.
La versión española fue realizada sobre este último texto en el siglo XVIII (1701) por el fraile dominico
Francisco Ximénez que se había establecido en Santo Tomás Chichicastenango. Y "Popol Vuh" lo llamó un
estudioso de temas americanistas, que en el siglo XIX lo tradujo al francés, Charles Etienne Brasseur de
Bourbourg.
Popol: Palabra maya que significa reunión, comunidad, casa común, junta.
Vuh: Libro, papel, árbol de cuya corteza se hacía el papel.
Para los Quichés de Guatemala, hombres del bosque o de los magueyes, el Popol Vuh es una Biblia.
En el libro se distinguen tres partes: La primera es una descripción de la creación del mundo y del origen
del hombre, que después de varios fracasos fue hecho de maíz, el alimento que constituía la base de su
alimentación. La segunda parte trata de las aventuras de los jóvenes semidioses Hunahpú e Ixbalanqué
que termina con el castigo de los malvados, y de sus padres sacrificados por los genios del mal en su reino
sombrío de Xibalbay. La tercera parte es una historia detallada referida al origen de los pueblos indígenas
de Guatemala, sus emigraciones, su distribución en el territorio, sus guerras y el predominio de la raza
quiché sobre las otras hasta poco antes de la conquista española. Describe también la historia de los Reyes
y la historia de conquistas de otros pueblos.
LITERATURA INCA
●
●
●
●
Los incas se expresaban en lengua quechua, un idioma que por cierto
pervive hoy en día y es ampliamente usado en diversas regiones de
América Latina. Sin embargo, no tenían costumbre de poner por
escrito sus leyendas y tradiciones. La única forma de escritura que se
les conoce es la de los quipus, compuesta por unos hilos de diferentes
colores que anudándose en formas distintas les servía como materia
escriptoria. Los quipus eran muy útiles, en efecto, para mantener los
registros y la contabilidad del estado, pero no eran desde luego
idóneos para escribir literatura.
● De este modo, la literatura de los incas (o “literatura incaica”) se
componía exclusivamente de testimonios orales. Cómo funcionaba,
qué temas trataban, qué historias contaba y qué autores destacaron
son preguntas que sólo pueden obtener respuestas parciales y
especulativas. Si bien los cronistas españoles transcribieron algunos
ejemplos, y otros se perviven aún gracias a la tradición oral, resultan
muy poco numerosos y tal vez no sean lo suficientemente
significativos como para abordar un estudio sistemático que mejore
nuestro conocimiento de la literatura incaica.
● Sabemos, en cualquier caso, que la literatura de los incas era
mayormente poética, y se mantenía centrada en temas directamente relacionados con la naturaleza, como
las plantas, las flores y los animales. Los investigadores asocian esta tendencia a la naturaleza
fundamentalmente agrícola de su civilización.
La música y la danza, al parecer, eran parte misma de la experiencia literaria, y componían juntas parte
integrante de la representación.
Se conocen al menos varios tipos de poesías, que son:
- el wawaki, unos poemas entonados por coros de jóvenes durante las llamadas fiestas de la luna,
- el huahuay, unos poemas de naturaleza triste y melancólica
- el yaravía, unos poemas relacionados con el amor
- el huaino, unos poemas relacionados con el amor erótico
- el triunfo, unos poemas que tenían que ver con la guerra y la victoria
- el aymoray, unos poemas de inspiración rural y agrícola
Sobre la autoría, se saben pocas cosas. Los incas contaban con autores oficiales residentes en la corte y
llamados amautas, así como con poetas populares que tal vez “recitaran” en las calles y que recibían el
nombre de haravec.