Download Lección 1: “Despertar del punto en el corazón”

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
26/04/2017
Congreso mundial de Cabalá en Chile “Todos como uno”
Lección 1: “Despertar del punto en el corazón”
1) Baal HaSulam [Editado y adaptado a la audiencia]
No encontramos una necesidad especial en el deseo humano que no exista
en toda la especie animal excepto el despertar a la Dvekut (adhesión) al
Creador, ya que sólo el hombre está dispuesto para la adhesión. Resulta que
la mera existencia de la especie humana se determina únicamente en la
preparación impresa en él para anhelar la Dvekut al Creador. Y en esto el
hombre es superior a la bestia.
2) Baal HaSulam, Escritos de la última generación [Editado y adaptado a
la audiencia]
En cada persona existe una chispa desconocida que exige unificarse con el
Creador. Y cuando esta se despierta, despierta en la persona la pasión de
conocer al Creador. Y si encuentra quien despierte en ella la satisfacción de
esta pasión, lo aceptará todo.
3) Rabash 1, Art. 10, A qué grado tiene que llegar el hombre para que no
tenga que volver a reencarnar (1984) [Editado y adaptado a la audiencia]
Todas las almas se desprenden del alma del Adam HaRishón, puesto que
después de pecar, su alma se repartió en sesenta mil almas, es decir, la Luz
única que tenía el Adam HaRishón la cual obtuvo en el Jardín de Edén de
una vez, se expande en multiple partes.
4) Baal HaSulam, Seiscientas mil almas [Editado y adaptado a la
audiencia]
El deseo de todo hombre se reparte en seiscientas mil almas y chispas de
almas, que en principio el cuerpo se separa y evade el esplendor del alma
por completo, y gracias a la fuerza del grupo y el estudio, su deseo se purifica
y según la medida de purificación, en esa medida ilumina el alma general
sobre él.
5) Rabash 3, art. 34, “TaNTA”, 1984 [Editado y adaptado a la audiencia]
Quien desea descubrir la vida espiritual, tiene que poner atención al punto
que está en su corazón. Cada persona tiene un punto en el corazón, solo que
este no ilumina, que es como un punto negro. El punto en el corazón es un
Kli (vasija) - deseo de otorgar. Pero se encuentra en el estado de Shejiná
(divinidad) en el polvo, que no hay quien la considere para nada, sino que la
considera como polvo.
6) Rabash 3, art. 940, “Punto en el corazón” [Editado y adaptado a la
audiencia]
Está escrito que se debe hacer lugar para el alma del punto en el corazón,
para que la Luz superior habite en él. Por esto, uno debe tratar de construir
ese sitio, el deseo de otorgamiento, capacitado para que entre en él la Luz
superior, la abundancia que fluye del Otorgante al receptor. Pero según la
norma, debe haber equivalencia de forma entre el Otorgante y el receptor,
que también el receptor debe tener la intención con el fin de otorgar, al
ejemplo del Otorgante. Esto se define como hacer el Kli (vasija), puesto que
la Luz pertenece al Creador y solo la acción pertenece a los creados.
7) Rabash 2, art. 6, “Qué es los pastores de ganado de Abram y los
pastores de ganado de Lot, en el trabajo” (1991) [Editado y adaptado a
la audiencia]
El hombre debe creer que tiene un punto en el corazón que es la chispa que
ilumina. Y a veces es tan solo un punto negro y no ilumina, y siempre hay que
despertar esta chispa, porque a veces esta chispa se despierta por sí misma
y revela una carencia en el hombre, que este siente que le falta espiritualidad,
que es demasiado torpe y no ve un propósito que le permita salir de estos
estados. Y esta chispa no da descanso a su alma. Es decir, una chispa
material no puede alumbrar, pero la chispa del hombre puede encender
cosas, que a través de las cosas, al ser tocadas por la chispa, pueden
encenderse en un gran fuego. Así, la chispa que hay en el corazón del
hombre, no puede alumbrar, pero esta chispa tiene la posibilidad de encender
sus actos, para que iluminen, pues la chispa lo empuja al trabajo.
8) Rabash 1, Art. 13, Fortaleza de mi salvación (1985) [Editado y
adaptado a la audiencia]
Uno tiene un deseo interno por la espiritualidad. Es decir aunque esté solo,
por su propia parte recibió un despertar y un deseo de servir al Creador. Pero
ese propio deseo que tiene seguramente no es tan grande para conseguir la
meta espiritual. Por eso hay un consejo – aumentar ese deseo mediante
personas externas que le demandan actuar según su sentido y su espíritu.
Conectándose con personas que ve que tienen la necesidad de la
espiritualidad y el deseo que tienen ellas le produce un gran deseo de
obtener la espiritualidad. Es decir que fuera del deseo propio, recibe el deseo
de espiritualidad que le producen y así consigue un deseo mayor para
alcanzar la meta.
9) Rabash 1, El hombre siempre venderá las vigas de su hogar
(1984) [Editado y adaptado a la audiencia]
Cada amigo tiene chispas de amor al prójimo. Solo que la chispa no alcanza
para prender la Luz del amor para que ilumine a cada individuo. Por lo tanto
acordaron entonces que uniéndose juntos, entonces de todas las chispas
juntas se formará una gran llamarada.