Download apuntes - acmrobinet

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Reproducción vegetal wikipedia, lookup

Fecundación wikipedia, lookup

Mecanismos de aislamiento reproductivo wikipedia, lookup

Huevo (biología) wikipedia, lookup

Apomixis wikipedia, lookup

Transcript
TEMA 3: LA REPRODUCCION EN ANIMALES Y PLANTAS
La reproducción es el proceso por el cual los seres vivos producen células o
grupos de células que mediante distintos procesos sexuales o asexuales se
desarrollan en un organismo nuevo perpetuándose de esa manera la vida y
asegurándose la continuidad de la especie.
Existen dos tipos de reproducción: asexual y sexual.


ASEXUAL:

El nuevo individuo se origina a partir de un solo progenitor.

El individuo se origina a partir de una célula o grupo de células que
se desarrolla por mitosis, hasta lograr seres semejantes a otro
individuo de la especie, como resultado de este hecho estos
individuos son auténticos clones del individuo inicial.
SEXUAL:

El nuevo individuo surge a partir de dos células especiales
denominadas gametos que proceden de dos progenitores, uno
femenino y el otro masculino.
.

El nuevo individuo surge de la unión de ambos gametos, que origina
una célula huevo o CIGOTO. El nuevo ser tendrá características de
ambos progenitores.
LA REPRODUCCIÓN EN LOS ANIMALES
Dentro del reino animal podemos diferenciar dos tipos de reproducción:
asexual y sexual.
1. LA REPRODUCCIÓN ASEXUAL
Además de reproducirse sexualmente, algunos animales pueden hacerlo
también asexualmente. En este tipo de reproducción no intervienen dos seres
vivos de la misma especie, sino sólo uno.
En la reproducción asexual, una parte del cuerpo del animal se desarrolla
hasta que forma un nuevo individuo.
Las clases de reproducción asexual más frecuentes son por escisión y por
gemación:

En la escisión, el animal se divide en dos o más fragmentos, los
cuales regeneran la parte que les falta para formar un organismo
completo.
Así ocurre, por ejemplo, en las estrellas de mar, en las que un solo brazo
puede generar todo el animal.

En la gemación, sobre el cuerpo del animal se forma un pequeño
“bulto” llamado yema. La yema crece y forma un nuevo individuo
que suele separarse del que lo ha formado.
Pueden reproducirse de este modo las esponjas y los celentéreos, como por
ejemplo los corales y las hidras.
2. LA REPRODUCCIÓN SEXUAL
En la mayoría de los animales, la reproducción es sexual: cada nuevo
individuo se origina cuando un espermatozoide fecunda un óvulo y se
forma un cigoto.
En casi todas las especies animales existen dos tipos de individuos, los
machos y las hembras, que se distinguen principalmente por su aparato
reproductor:


El aparato reproductor de los machos comprende los testículos,
que fabrican los espermatozoides, y los conductos espermáticos,
por los que los espermatozoides salen al exterior.
El aparato reproductor de las hembras comprende los ovarios, que
fabrican los óvulos, y los conductos ováricos, que comunican los ovarios
con el exterior.
Los machos y las hembras suelen distinguirse también por otros
caracteres, como el color y el tamaño.
En algunas especies animales, los individuos son a la vez machos y hembras;
por tanto, poseen tanto testículos como ovarios. Estos animales reciben el
nombre de hermafroditas. Los caracoles y las lombrices de tierra, por ejemplo,
son animales hermafroditas.
2.1.
LA FECUNDACIÓN
La fecundación del óvulo por el espermatozoide puede realizarse de dos
maneras: dentro del cuerpo de la hembra, y entonces se denomina
fecundación interna; o fuera de ella, y recibe el nombre de fecundación
externa.
2.1.1. LA FECUNDACIÓN INTERNA
Esta forma de fecundación es propia de todos los animales terrestres, como los
mamíferos, las aves, reptiles e insectos. Además, también se da en los
mamíferos y reptiles acuáticos, y en los tiburones y rayas.
En los animales de fecundación interna, el macho introduce sus
espermatozoides en el aparato reproductor de la hembra durante la unión
sexual, o cópula.
2.1.2. LA FECUNDACIÓN EXTERNA
Este tipo de fecundación se produce en el agua, para que los espermatozoides
que expulsa el macho puedan llegar hasta los óvulos que expulsa la hembra, y
así fecundarlos.
La fecundación externa es propia de casi todos los animales acuáticos,
desde los peces hasta las esponjas.
Una vez formado, el cigoto empieza a dividirse y a crecer, transformándose en
embrión. Con el tiempo, el embrión se desarrolla lo suficiente como para poder
sobrevivir en el exterior, y entonces nace.
2.2.
LOS ANIMALES OVÍPAROS
En la mayoría de los animales, el cigoto se convierte en embrión dentro
de un huevo.
Un huevo es una estructura redondeada fabricada por la hembra, que rodea al
cigoto y lo protege. Además, contiene el alimento que éste necesita para
convertirse en embrión.
Algunos huevos son muy simples. Los de los peces o de los anfibios, por
ejemplo, sólo están formados por el embrión y una envoltura gelatinosa.
Otros huevos son de mayor tamaño y más complejos. En el caso de los reptiles
y aves, el huevo consta de la yema y de la clara, que proporcionan agua y
alimento al embrión en desarrollo, y de la cáscara, que protege el huevo e
impide que se seque.
La mayoría de los animales se reproducen por medio de huevos. Se
llaman ovíparos.
2.3.
LOS ANIMALES VIVÍPAROS
En los animales vivíparos, el embrión se desarrolla dentro del cuerpo de
la madre y obtiene de ella el alimento que necesita para crecer.
El periodo durante el cual el embrión pertenece dentro de la madre antes de
nacer se denomina gestación.
La gestación puede durar desde unas pocas semanas a varios meses,
según la especie. Suele ser mayor en los mamíferos de gran tamaño y en
los que tienen una vida más larga.
Los animales vivíparos se diferencian de los ovíparos porque sus crías nacen
perfectamente formadas.
Sólo los mamíferos y unos pocos animales más, como ciertas serpientes
y algunos tiburones, son vivíparos.
3. EL DESARROLLO DE LAS CRÍAS
Las crías de los animales pueden llegar a adultas de dos maneras:


Por desarrollo directo. Los recién nacidos se parecen mucho a sus
progenitores, y sólo necesitan crecer y cambiar poco para llegar a
adultos.
Por desarrollo indirecto. En este caso, los recién nacidos son muy
diferentes de sus progenitores y deben sufrir diversos cambios durante
su desarrollo antes de convertirse en adultos.
El conjunto de estos cambios recibe el nombre de metamorfosis.
Los anfibios y la mayoría de los insectos son ejemplos de animales que al
crecer sufren una metamorfosis.
Los recién nacidos de estos animales reciben el nombre de larvas. Por
ejemplo, las orugas son las larvas de las mariposas y, los renacuajos, de
las ranas.
4. EL CUIDADO DE LAS CRÍAS
La mayoría de los animales abandonan los huevos a su suerte una vez
puestos. Pero hay algunos, como las aves, los mamíferos y algunas clases de
insectos, que cuidan a sus crías después de nacer.
Casi todas las aves cuidan a sus polluelos durante un tiempo después de
haber nacido. Algunos polluelos, como los de las gallinas o los patos, ya
pueden valerse por sí mismos después de nacer.
Los mamíferos no sólo alimentan a sus crías y las protegen de sus enemigos,
sino que además les enseñan a cómo encontrar comida y evitar los peligros.
Las abejas y las hormigas, por ejemplo, son insectos que cuidan a sus
larvas y las alimentan hasta que alcanzan el estado adulto.
LA REPRODUCCIÓN DE LAS PLANTAS
1. LA REPRODUCCIÓN SEXUAL
La reproducción sexual es aquella en la que intervienen las flores. Las flores
son los órganos reproductores de las plantas. La mayoría de las flores están
compuestas de las siguientes partes:




El órgano reproductor masculino son los estambres. Los estambres
son unos filamentos con unas bolsitas en su extremo en las que se
produce el polen.
El órgano reproductor femenino es el pistilo. El pistilo es un
filamento más grueso, en forma de botella. En su interior están los
óvulos.
Envolviendo el pistilo y los estambres, hay unas hojas modificadas y
coloreadas, los pétalos. El conjunto de pétalos forman la corola.
Debajo de la corola hay otras hojas más pequeñas, llamadas
sépalos, que suelen ser de color verde. El conjunto de sépalos
forman el cáliz
Algunas flores, como las rosas, contienen tanto el órgano reproduc-tor
masculino como el femenino. Sin embargo, existen otras, como las de los
pinos, que contienen únicamente uno de los órganos reproductores.
2. LA POLINIZACIÓN
El primer paso de la reproducción es la polinización. La polinización es el
transporte de los granos de polen desde los estambres hasta el gineceo o
pistilo.
Generalmente, la polinización se produce entre flores que pertenecen a plantas
separadas. Puede ocurrir de dos maneras:


Polinización por los insectos. Los insectos llevan el polen de unas
flores a otras. Para atraer a los insectos, las flores suelen ser
grandes, vistosas y aromáticas, y a menudo producen néctar, un
líquido azucarado.
Polinización por el viento. El viento arrastra los granos de polen de
unas flores a otras. Se da en flores pequeñas y poco vistosas.
3. LA SEMILLA Y EL FRUTO
Después de la polinización, se producen cambios importantes en el gineceo de
la flor: los óvulos se transforman en las semillas y el resto del gineceo, en el
fruto. El fruto contiene las semillas en su interior y las protege. La semilla
contiene en su interior un embrión y las sustancias nutritivas para facilitar su
crecimiento. Si la semilla llega a un lugar con la humedad y la temperatura
adecuadas, germina y da origen a una nueva planta. .
4. LA REPRODUCCIÓN ASEXUAL
Muchas plantas con flores pueden reproducirse sin necesidad de que
intervengan las flores ni as semillas. Se trata de la reproducción asexual. En
este tipo de reproducción intervienen partes de la planta distintas de las flores:



Estolones. Son tallos que se disponen horizontalmente. Cuando
entran en contacto con el suelo, forman raíces y dan lugar a una
nueva planta. Lo encontramos, por ejemplo, en los fresales.
Tubérculos. Son tallos subterráneos engrosados que almacenan
muchas sustancias nutritivas. A partir de ellos se pueden formar
nuevas plantas. Un ejemplo es la patata.
Por esporas. La propia planta produce sus propias “semillas”; es el
caso de helechos y musgos.