Download En_esta_esquina_5

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Dictadura militar wikipedia, lookup

Partido Dominicano wikipedia, lookup

Rafael Leónidas Trujillo wikipedia, lookup

Transición a la democracia (Chile) wikipedia, lookup

Dictadura del proletariado wikipedia, lookup

Transcript
1
¡En esta esquina…!
Pactar un gobierno de transición
Manuel Salazar
Puede que a muchos resulte chocante el reclamo de un gobierno para una
transición democrática como propósito político inmediato, porque lo que se
conoce en nuestro país es que algo así corresponde para dejar atrás regímenes
totalitarios como los de Trujillo aquí, Pinochet en Chile, Franco en España y
otros tantos que harían larga la lista.
Aquí inició una tras la caída de la dictadura de Trujillo en 1961; sazonada por
tanto tiempo, y tanto esperó el pueblo sus beneficios sin que llegaran, que el
reclamo se esfumó sin más ni más, y se la recordó de manera fugaz un día que
el ex presidente Leonel Fernández la dio por concluida tras resaltar los logros
de su gobierno último (2008- 2012).
Además, así no hayan crímenes, ni presos ni deportados políticos como los
había en tiempos de Trujillo, tampoco se conoce en momento y lugar algunos
que un proceso de ese tipo haya concluido en resultados tan parecidos a los
que debió superar en materia de distribución de la riqueza y de democracia
con justicia social.
De la dictadura de Trujillo transitamos a una realidad como la actual, que
tiene entre sus componentes más sobresalientes la concentración de los
eslabones principales de la economía en pocas manos y en algunos municipios, y
su correspondiente impronta en el régimen político e institucional.
Cuando Trujillo, una mano tenía casi todo el poder económico; se ha dicho que
el 85-90% de las empresas. Cincuentitrés años después, poco más de veinte
controlan lo que aquella tenía, y mucho más.
Por esa misma cualidad de la
economía dominicana, casi el 80% del crédito de los bancos va dirigido a un
grupo muy pequeño y se concentra en el Distrito Nacional y unas cuantas
provincias; lo propio ocurre con la inversión pública y privada, y por eso también
el mercado de valores no ha podido ser más dinámico, porque más que
compañías por acciones, las empresas han sido de familias y difícilmente van a
la bolsa a poner acciones en venta para capitalizarse y abrir así la posibilidad
de que la propiedad se diversifique.
2
En cuanto al régimen político e institucional, no es como en la dictadura de
Trujillo. No lo es; pero ha sido centralizado en manos de unas cúpulas y ha
devenido en una “dictadura perfecta” en la que un solo partido controla todas
las instancias y resortes del poder, dispone de la sustancia económica que le da
sentido, en el marco de una constitución y leyes adjetivas elaboradas y
monitoreadas por esa voluntad política.
En este caso, la transición democrática que ahora nos desafía, debe proponerse
superar lo que estudiosos de las transiciones han caracterizado como “una
democracia restringida”; que en el caso dominicano se mueve hacia menos
desde la condición de “democracia de electores” en la que avanzó en el
período 1996-2004, y comenzó a declinar en este año último, justo cuando el
PLD inició la tendencia
Estado.
a afirmarse como partido único en la dirección del
La aspiración mínima, básica, de un gobierno de transición para ulteriores
cambios, debería ser una sustancial democratización, desconcentración y
equidad del régimen político y de la propiedad económica; la recuperación de la
propiedad pública como factor de desarrollo y democracia; la renovación del
liderazgo político; participación directa y efectiva de las mayorías populares
en las decisiones políticas sustantivas y la distribución de la riqueza, entre
otros.
Para esto hay una gran oportunidad en la política de Convergencia con
perspectivas hacia el 2016. Digo en la política de Convergencia, que no es
necesariamente la expresión orgánica, en tanto en esta faltan todavía
importantes sectores que deberían suscribirla,
transición.
para
un gobierno de
Esta transición pudiera darse por vía revolucionaria, es el ideal en que milito.
Pero como revolucionario orientado en la ciencia, me ciño al concepto de
correlación de fuerzas, y se que las fuerzas progresistas y de izquierda no
bastan en este momento para trazar un rumbo propio; y en ese entendido, lo
pertinente es la concertación electoral amplia de los sectores democráticos de
la oposición en torno a un programa de gobierno con aquel propósito.
Related documents