Download Necesidad de una Responsabilidad Social del Estado

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Responsabilidad social corporativa wikipedia, lookup

Responsabilidad social wikipedia, lookup

Ética de los negocios wikipedia, lookup

Bernardo Kliksberg wikipedia, lookup

Contabilidad medioambiental wikipedia, lookup

Transcript
XXII CONGRESO NACIONAL
DE
TRIBUNALES DE CUENTAS
LA RIOJA
18,19 Y 20 DE SETIEMBRE DE 2013
TEMA II:
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN EL SECTOR
PÚBLICO
“Necesidad de una
Responsabilidad Social del
Estado”
1
GUILLERMO E.KUTTER
TRIBUNAL DE CUENTAS DE TUCUMAN
2
INDICE
Resumen……………………………………………………………………………3
1. La Responsabilidad Social……...……………………………………………..7
1.1 Concepto…………..….………………………………….………………….....7
1.2 Evolución………………………………...….…………….……………………7
2. La Responsabilidad Social Empresaria……………………………………...11
2.1 Concepto…………..….…………………………………………………….....11
2.2 Exigencias Mínimas de la RSE………..….…………………………………12
3. La Responsabilidad Social del Estado……………………………………….15
3.1 Concepto……………………………………………………………………….15
3.2 Ámbitos de Acción de la RSE………………………………………………..15
4. Conclusiones ……..……………………………………………..…………….20
Bibliografía…………………………………………………………….……………23
3
RESUMEN
Responsabilidad Social puede conceptualizarse como la responsabilidad
de una organización respecto de los impactos de sus decisiones y actividades en
la sociedad y el medio ambiente, por medio de un comportamiento transparente y
ético que: Sea consistente con el desarrollo sostenible, salud y el bienestar
general de la sociedad; Considere las expectativas de sus partes interesadas;
Cumpla con la legislación y sea consistente con normas internacionales de
comportamiento; Se integre a través de toda la organización.
Por lo general, el concepto de Responsabilidad Social fue reservado para
las actividades que desarrollan las empresas, y los efectos y consecuencias que
las mismas generan en el entorno social en el que les toca actuar.
Sin embargo, la responsabilidad social tiene una aplicación muchísimo más
amplia, que abarca no sólo el ámbito externo de una organización sino que
también
al
interior
de
la
organización,
en
cada
acción,
actitudes
y
comportamientos de las personas en el ejercicio de sus funciones habituales,
como un valor en la cultura organizacional.
En los últimos tiempos se ha instalado el debate sobre la Responsabilidad
Social de la Empresa.
4
El concepto tradicional de la función de las empresas era que éstas
únicamente existían para generar utilidades a sus socios. Pero ahora, esta forma
de ver la empresa resulta inadecuada e inaceptable.
En efecto, además de generar utilidades, la empresa moderna debe tomar
en cuenta que su actividad afecta, para bien o para mal, la calidad de vida de sus
empleados y de sociedad en la cual se desenvuelve. Por ello, un número
creciente de empresas sostienen que la Responsabilidad Social es un tema que
no está restringido solamente a las acciones sociales o ambientales desarrolladas
por la organización en la comunidad, sino que implica, más allá de lo social y
ambiental, la interacción con los diversos actores sociales relacionados con la
empresa.
Como sostiene Kliksberg1, el tema de la Responsabilidad Social de la
Empresa se encuentra en el centro de la agenda pública internacional.
La crisis económica que hizo eclosión a fines de 2007 en Estados Unidos,
consecuencia de las políticas neoliberales que generaron impactos totalmente
regresivos en términos de pobreza, se convirtió en el epicentro de una crisis
económica mundial sin parangón desde el denominado “jueves negro” que tuvo
lugar en la década del ’30 del siglo pasado. Como consecuencia de la misma el
Producto Bruto Mundial aumentó sólo un 2,1% en el 2008 y cayó un 2,6% en
2009.
1
Kliksberg, Bernando, “Escándalos Éticos”, p. 239, 2ª Edición, Temas, Buenos Aires Argentina, 2010.
5
La crisis no sólo afectó a Estados Unidos, sino que la denominada
Eurozona también fue víctima de la debacle.
Esta
crisis
hizo
que
crezcan
las
demandas
ciudadanas
sobre
profundización de los niveles de Responsabilidad Social de la Empresas y ello es
así, toda vez que se tomó conciencia sobre las potencialidades de las empresas
privadas comprometidas. Así, vemos como empresas importantes se encuentran
actualmente brindando recursos, técnica y gerenciamiento a la resolución de
problemas claves de salud pública, educación, medio ambiente, etc. Pero también
se patentizó de manera alarmante los daños que pueden causar a la economía,
en primer lugar y, a la sociedad en su conjunto en definitiva, decisiones tomadas
por
los
ejecutivos
de
las
empresas
ignorando
consideraciones
o
condicionamientos éticos esenciales.
Ahora bien, estos conceptos básicos de la Responsabilidad Social
Empresaria, pueden trasladarse y adaptarse al Estado y así empezar a hablar de
la Responsabilidad Social Estatal.
El Estado tiene un doble rol en la Responsabilidad Social, por un lado debe
tener especial cuidado por las consecuencias que generan sus principales
actividades, tanto productivas como de servicio, evitando la degradación del
medio ambiente y asegurando condiciones laborales dignas a sus agentes. Y, por
el otro, tiene que asegurar que los productos que adquiere para la satisfacción de
las necesidades colectivas provengan de empresas comprometidas con los
principios de la Responsabilidad Social Empresaria más arriba enunciados, es
decir que respeten al hombre y al medio ambiente.
También en su rol de regulador del mercado y la economía, el Estado debe
fijar estándares mínimos de respeto a las condiciones laborales y al medio
6
ambiente, equidad de género, calidad de los productos o servicios, transparencia
y corrupción, desarrollando legislación específica que aspire a estándares
internacionales y que contribuya a una mayor responsabilidad social de las
empresas y de cualquier organización.
Estos son los principales desafíos de nuestro Estado en los tiempos
actuales, el compromiso con lo social y ambiental, fijando un marco mínimo de
respeto a estas cuestiones tan caras a una sociedad cada vez más consciente de
la importancia del medio ambiente y del respeto del otro como fundamentos
necesarios de una comunidad más justa, inclusiva y progresista.
7
1. LA RESPONSABILIDAD SOCIAL
1.1 Concepto
La Responsabilidad Social hace referencia a la obligación o compromiso
que los miembros de una comunidad, ya sea en forma individual o como
integrantes de algún grupo, tienen, tanto entre sí como para la sociedad en su
conjunto.
El concepto lleva implícita una valoración -positiva o negativa- al impacto
que una medida genera en la sociedad. Esa valorización puede tener un
fundamento tanto ético, legal, moral, religioso, etc..
La Responsabilidad Social incumbe a todas las organizaciones, no sólo a
las empresas privadas con fines de lucro. Es necesario crear la conciencia de que
el gobierno, las Organizaciones No Gubernamentales, los consumidores y los
trabajadores no deben tener un rol de simples observadores en la implementación
de Responsabilidad Social, sino que son parte esencial de su aplicación, lo que
asegura la consecución de sus fines esenciales.
La Responsabilidad Social es la concepción ética o ideológica de que una
entidad, sea ésta una empresa, una organización, un gobierno o bien un
individuo, tienen una responsabilidad hacia la sociedad en la que se desarrollan.
Esta responsabilidad puede ser “negativa”, lo que lleva implícita la abstención de
actuar o puede ser “positiva”, lo que significa que hay una responsabilidad de
actuar.
1.2 Evolución
8
Está ínsita en la naturaleza del hombre la necesidad de relacionarse con
sus semejantes. Para lograr esa relación debe ajustarse a una serie de reglas de
comportamiento, de conformidad con las condiciones de lugar y el tiempo en el
que se encuentre. A estas obligaciones que cada individuo debe cumplir para con
los demás se las denomina “responsabilidades sociales”.
La idea que los individuos tengan una responsabilidad para con su
sociedad se encuentra en los albores de la civilización, tanto en los filósofos
griegos como en el derecho romano, del cual deriva nuestro derecho.
En la antigua Grecia la vida de las personas era pública, no existía la
intimidad como nosotros la conocemos y, por lo tanto, era normal ver personas
desnudas de todas las edades compartiendo todo; por tanto la responsabilidad de
cada persona que formaba parte de esta sociedad libre era la participación de
todos en cualquier asunto público.
Durante la Edad Media, que se caracterizaba por la existencia de una
sociedad “Teocéntrica”, las creencias eran las que mostraban las reglas de
convivencia, así si alguna persona no aceptaba la religión era castigada,
perseguida y excluida de la sociedad. Esta concepción de la vida en sociedad,
hizo nacer “la vida privada”, el pudor, la intimidad y las propiedades; la
responsabilidad era exigir el respeto los espacios privados y a su vez vigilar que
se cumplan las leyes establecidas por la Iglesia.
La Edad Moderna, en contraposición, se caracterizó por el predominio de la
razón sobre la fe. La razón se convirtió en el centro de todo, los derechos del
hombre aparecieron y con estos la esclavitud dejó de existir; por tanto una de las
principales obligaciones de los actores sociales consistió en defender la libertad y
9
promover los derechos humanos. Además se le dio responsabilidad al Estado con
los individuos y con exigir el cumplimiento de las reglas sociales de la época.
Así, por ejemplo, el estoicismo2 pone énfasis en los deberes cívicos, la
responsabilidad social, la importancia de una buena ley y la igualdad de los
derechos ciudadanos.
La Edad Contemporánea, se caracteriza por un predominio de la tecnología
y los avances científicos. En esta época, resulta sumamente sencillo el acceso a
la información, se pone énfasis en la falsa necesidad de acumular bienes para
tener una mejor calidad de vida. Los valores de la eficiencia y la eficacia, las
actitudes positivas frente al compromiso, el cumplimiento, una educación
adecuada y permanente, además de habilidades comunicativas de negociación
facultan a las personas para hacer parte productiva de la sociedad. Estos
comportamientos se convierten en una responsabilidad para la sociedad; el
Estado ya no es lo más importante, ahora las empresas tienen un poder, ya que el
mercado es lo que predomina.
Vemos como el transcurso del tiempo genera la mutación de lo que se
entiende como responsabilidad social; lo que era bueno para algunos tiempos
después trocó en delito y viceversa, las personas tienen la obligación de ser
responsables con la sociedad moral y legalmente, independientemente si no
están de acuerdo; cabe resaltar que las normas de conducta las determina la
entidad que tenga más poder en el momento, como la iglesia, el Estado, las
2
Marco Tulio Cicerón, en el libro primero de “Los Deberes”, habla sobre los deberes que tiene el
hombre hacia la sociedad y hacia él mismo y propone que existe sólo una ley verdadera. Esta ley
es la recta razón, la cual de acuerdo con la naturaleza, gobierna sobre todos los hombres, es
eterna y no cambia. La misma impulsa a los hombres al cumplir con sus deberes, prohibiéndoles
hacer el mal.
10
empresas, entre otros; ellos determinan las reglas aceptadas de acuerdo con la
situación que se viva.
En la actualidad la “responsabilidad social” es considerada un concepto
normativo no obligatorio (es decir, sin la fuerza de la ley).
Esto dio origen no solo a diferentes tentativas o percepciones “sectoriales”
de establecer mecanismos de “responsabilidad social” -la más notable entre las
cuales es la Responsabilidad Social Empresarial” (RSE)- sino a nuevas
propuestas acerca de la implicaciones institucionales del concepto.
Es de destacar la percepción de Claus Offe3, para quien responsabilidad
social tiene, como principal entre sus funciones en las complejas sociedades
modernas, actuar como mecanismo de creación y promoción de una “moral
autónoma y el autocontrol civilizado de sus miembros -o, por decirlo a la inversa,
en la medida en que no puedan compensar de manera suficiente los déficit de tal
autocontrol con el aporte de los medios (coercitivos) del derecho y (estimulantes)
del dinero.
3
Nacido en 1940 en Berlín, es uno de los sociólogos políticos más conocidos a nivel mundial. Su
orientación académica general es el marxismo de la Escuela crítica, de la cual es considerado uno
de los grandes representantes de la segunda generación. Durante toda su etapa sus escritos han
versado sobre sociología política y especialmente al final una comparativa de la modernidad entre
el Este y el Oeste de Europa. Aunque no es seguidor de visiones funcionalistas obtiene del aporte
del sociólogo alemán Niklas Luhmann (funcionalista heredero de Parsons) la parte de la teoría
sistémica con la que divide la sociedad como una estructura formada por sistemas y subsistemas.
11
2. LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA
2.1 Concepto
Siguiendo a Juan Felipe Cajiga Calderón4, diremos que “aunque la
Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es inherente a la empresa,
recientemente se ha convertido en una nueva forma de gestión y de hacer
negocios, en la cual la empresa se ocupa de que sus operaciones sean
sustentables en lo económico, lo social y lo ambiental, reconociendo los intereses
de los distintos grupos con los que se relaciona y buscando la preservación del
medio ambiente y la sustentabilidad de las generaciones futuras. Es una visión de
negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad
y el medioambiente con la gestión misma de la empresa, independientemente de
los productos o servicios que ésta ofrece, del sector al que pertenece, de su
tamaño o nacionalidad”.
El concepto de Responsabilidad Social de la Empresa, apunta a una nueva
forma de comprender la organización de la actividad productiva y el rol de la
empresa en el conjunto de la sociedad, en la cual la propia empresa se hace
responsable de los efectos amplios de sus actividades económicas, tanto dentro
de su propio entorno interno como hacia su exterior.
Hay que tener presente que el sólo objetivo de la consecución del lucro por
parte de la empresa puede colisionar con los intereses de otros actores relevantes
en el proceso productivo, desde los trabajadores, las comunidades en donde se
desarrolla la actividad empresarial, los consumidores, el Estado y hasta la
sociedad en su conjunto. Esto supone un esfuerzo por transformar las formas
4
En su artículo: “El Concepto de Responsabilidad Social Empresarial”, http://www.cemefi.org.
12
tradicionales de comportamiento empresarial de modo de evitar sus conocidas
consecuencias adversas en materia social y ambiental5.
La opinión pública es un motor clave en el cambio sustancial sobre la visión
del rol de la empresa. En efecto, durante mucho tiempo se sostuvo que el único
fin de la empresa era generar beneficios a sus socios y sólo debía rendir cuentas
ante ellos. Esta es la denominada etapa “narcisista” de la empresa, promovida
principalmente en la década del 1960 por Milton Friedman6. Pero esta visión de la
empresa era insostenible, por ello al tomarse conciencia de que el accionar de la
empresa tenía incidencia directa en la sociedad, con el andar del tiempo apareció
la denominada “empresa filantrópica”. Este modelo empresarial llevaba implícito el
compromiso de las empresas con obras de caridad determinadas. Así, surgieron
fundaciones patrocinadas por las empresas, las que eran incentivadas a su vez
por desgravaciones fiscales.
Vemos así, como las empresas auspiciaban Universidades, museos, etc..
Pero este modelo empresarial también entró en crisis, ya que la realidad social les
exigía un compromiso aún mayor y que se instale la conciencia de la
Responsabilidad Social de la Empresa.
2.2 Exigencias mínimas de la RSE
5
Cf. Madariaga, Aldo E., “El Estado y la Responsabilidad Social Estrategia de incorporación de
criterios de responsabilidad social y ambiental en las compras públicas”, Centro de Estudios
Nacionales de Desarrollo Alternativo, CENDA, Santiago de Chile, Marzo de 2008.
6
Milton Friedman (Nueva York, 1912 - 2006) fue un destacado estadístico, economista, intelectual
y profesor de la Universidad de Chicago, defensor de su doctrina sobre el libre mercado, Friedman
realizó contribuciones importantes en los campos de la macroeconomía, microeconomía, historia
económica y estadística. En 1976 fue galardonado con el Premio Nobel de Economía por sus
logros en los campos de análisis de consumo, historia y teoría monetaria, y por su demostración
de la complejidad de la política de estabilización.
13
Si nos preguntamos a que se apunta con la Responsabilidad Social
Empresaria, siguiendo a Bernardo Kliksberg7 podemos decir que lo mínimo
exigido es lo siguiente:
1. Políticas de personal que respeten los derechos de los integrantes de la
empresa, y favorezcan su desarrollo.
2. Transparencia y buen gobierno corporativo.
3. Juego limpio con el consumidor.
4. Políticas activas de protección del medio ambiente.
5. Integración a los grandes temas que hacen al bienestar común.
6. No practicar un doble código de ética.
En Inglaterra se creó en 2002 el Ministerio de Responsabilidad Social
Empresarial. El mismo tiene como metas las siguientes: “asegurar un desempeño
responsable de las empresas en áreas como la salud y seguridad de los
trabajadores, del medio ambiente e igualdad de oportunidades, diseñar un marco
de políticas públicas que estimule la Responsabilidad Social Empresaria,
Sen Amartya – Kliksberg Bernardo: Primero la Gente, pp. 314/315, 9ª Edición actualizada,
Temas, Buenos Aires Argentina, 2011.
7
14
promover actividades empresariales que simultáneamente traigan beneficios
económicos, sociales y medio ambientales” 8.
La sociedad es el verdadero motor del crecimiento y evolución de la
Responsabilidad Social Empresaria, la que responde a mandatos éticos, que se
encuentran latentes en nuestra idiosincrasia como nación y que pueden
traducirse, básicamente, en el preocuparse por el otro, ejerciendo una solidaridad
activa.
La Responsabilidad Social de la Empresa, se ha convertido en el elemento
distintivo de la “nueva economía”, lo que puede traducirse en la siguiente fórmula:
“Éxito de la Empresa = Desempeño económico + social + ambiental
Transparencia = “no sólo importa cuánto gano, sino cómo lo gano”
De ello se desprende que el nuevo rol de la empresa se traduce en la
promoción del Empleo y la generación de utilidades; Productos y Servicios;
Sustentabilidad y Calidad del negocio y del entorno; Preocupaciones de la
Opinión Pública, Calidad Medioambiental y, en síntesis, “lo colectivo”.
8
Kliksberg Bernardo: Escándalos Éticos, p. 221 , 2ª Edición, Temas, Buenos Aires Argentina,
2011.
15
3. LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL ESTADO
3.1 Concepto
Como dijéramos al principio, la Responsabilidad Social del Estado se
encuentra íntimamente vinculada con la Responsabilidad Social de la Empresa,
en grado tal que ambas tienden a un objetivo común: el bienestar de la
comunidad.
La Responsabilidad Social del Estado es un concepto que algunos
consideran redundante, ya que sostienen que el Estado tiene un rol social como
origen y fin último. Nosotros diremos que se relaciona fundamentalmente con una
nueva concepción de la actuación del Estado que tiende a la optimización de sus
actividades, tanto productivas como de servicio, poniendo especial énfasis en la
preservación del medio ambiente y asegurando condiciones laborales dignas a
sus agentes.
Asimismo, este “nuevo Estado”, debe asegurar que los productos que
adquiere para la satisfacción de las necesidades colectivas provengan de
empresas comprometidas con los principios de la Responsabilidad Social
Empresaria más arriba enunciados, es decir que respeten al hombre y al medio
ambiente.
3.2 Ámbitos de Acción de la Responsabilidad Social del Estado
16
Esta Responsabilidad Social del Estado tiene dos ámbitos diferentes de
acción:
A. Por un lado, el Estado encuentra su propia responsabilidad social, la
que va mucho más allá de sus obligaciones, así como la de las empresas va
mucho más allá del cumplimiento de la ley.
B. Por otro lado, se encuentra el papel que el sector público debe jugar en
el desarrollo y fomento de la Responsabilidad Social tanto de las empresas como
de los miembros de la comunidad.
A titulo ilustrativo, daremos algunos ejemplos de conductas consideradas
socialmente responsables. Así, la disminución de la diferencia entre los salarios
máximos y mínimos en toda la administración pública; hacer efectivas las leyes
que aseguran el ingreso a la planta de empleados estatales a las personas
discapacitadas; establecer políticas ambientales sustentables, etc.. Pero lo
importante acá es que no pueden ser decisiones aisladas, sino que las mismas
deben formar parte de un proyecto integral que tenga como objetivo final la
creación de un Estado que actúe guiado por los principios de Responsabilidad
Social.
Cuando los Estados se fijan metas de desarrollo económico, social y
ambiental que sobrepasan sus funciones tradicionales, obtienen un beneficio
doble: por un lado, cumplen con su rol tradicional y, por el otro se fortalecen y dan
lugar a la instalación de una Cultura de Responsabilidad Social que se trasmite al
17
resto de las instituciones sociales, convirtiéndose de esta manera en un promotor
de la Responsabilidad Social.
Sobre el rol que le cabe al Estado en el fomento de la Responsabilidad
Social, podríamos establecer variados ámbitos, muchos de los cuales son
funciones públicas obligadas y muchos que responden exclusivamente a una
política de promoción de la Responsabilidad Social.
Si bien es cierto que las políticas estatales no logran satisfacer todos los
aspectos fundamentales de la comunidad (vg.: salud, educación, seguridad,
empleo, etc.) y esas falencias del Estado son muchas veces cubiertas por
particulares imbuidos de un profundo sentido de la Responsabilidad Social, no
debemos olvidar que el Estado tiene el deber legal, o en su defecto ético, de ser
el referente de la Responsabilidad Social ante las empresas y la sociedad.
Este deber ejemplificador puede lograrse solamente a través de la
elaboración y puesta en funcionamiento de políticas sociales responsables. Es
necesario que éstas políticas de las que hablamos se encuentren estructuradas
técnicamente, lo que permitirá alejarlas o inmunizarlas de la tentación, siempre
latente, de su empleo con fines políticos/partidarios, lo que desvirtúa sus objetivos
y bastardea sus logros.
Las nuevas políticas de gobierno deben, necesariamente, incorporar a la
Responsabilidad Social como elemento indispensable, que permitirá alcanzar
cabalmente el fin último del Estado que es el “bien común”.
18
El fundamento de la Responsabilidad Social Estatal lo encontramos en el
compromiso con hacer lo debido, evaluando las consecuencias de nuestras
acciones y asumiendo las responsabilidades que de las mismas se derivan.
Consideramos necesario señalar que las políticas públicas son el nexo
principal entre el Estado y la sociedad a la que están dirigidas.
No podemos dejar de considerar al Estado como una organización
compleja que desempeña una serie de roles cuando actúa en el mercado, así:
1. En su rol de empleador, productor y proveedor de servicios, el Estado
puede entenderse de manera similar a una empresa.
2. En su rol de comprador de bienes y servicios, puede asimilarse a la
figura del consumidor.
3. Cuando ejerce su imperio, o sea su poder de decisión, legislación y
arbitraje, actúa como un regulador.
El denominado Estado de Derecho, o Estado ius céntrico, es la mayor
expresión de la voluntad de los ciudadanos. Es el garante del Bien Común, y por
tanto, debe siempre buscar el bienestar superior de la ciudadanía en cada acción
y decisión que deba tomar.
Por lo tanto, independientemente del rol que asuma el Estado, debe ser
capaz de guiar sus acciones de manera responsable ya que es el único
responsable ante la comunidad por los efectos de las acciones y decisiones que
tome. Esto lleva implícito que:
19
a. Cuando actúa como empresa, debe velar por las consecuencias que
generan sus actividades productivas, evitar la degradación del medio ambiente y
asegurar condiciones de trabajo decentes a sus trabajadores.
b. En su rol de consumidor: debe procurar comprar productos fabricados
bajo condiciones de trabajo aceptables, y que no dañen el medio ambiente,
además de comprar sólo a productores responsables tanto social como
ambientalmente.
c. Como regulador: debe establecer estándares mínimos legales de respeto
a las condiciones laborales y al medio ambiente, equidad de género, calidad de
los productos o servicios, transparencia y lucha contra la corrupción, entre
muchos otros.
En síntesis, el Estado moderno no puede sustraerse en su accionar de los
requerimientos de la Responsabilidad Social a fin de asegurar una economía
basada en el respeto a la persona y al medio ambiente, y garantizar a las
generaciones futuras las posibilidades de un desarrollo sustentable, que tenga
como horizonte el bienestar integral de la humanidad.
20
CONCLUSIONES
A lo largo de este trabajo, hemos tratado de clarificar los conceptos de
Responsabilidad Social, Responsabilidad Social de la Empresa y Responsabilidad
Social del Estado.
Hemos realizado una cronología de los institutos de la Responsabilidad
Social y el alcance de cada uno de ellos.
El tema propuesto en este Congreso es, a mi modesto entender, de una
importancia central ya que nos encontramos inmersos en una crisis económica
internacional que asola el mundo desde 2007, a lo que debemos sumar los
pronósticos nada alentadores respecto al crecimiento de la economía mundial,
para este año se estima que será cercano al 2,4%. A ello debemos sumarle el
desempleo record en la Eurozona y los problemas del comercio mundial, entre
muchos otros factores preocupantes sobre el futuro de una economía hiper
globalizada.
Pero no debemos olvidar que los orígenes de la crisis económica mundial
se remonta a la falta de ética en los directores de las principales multinacionales y
la aplicación desde los Estados de políticas despojadas de toda humanidad,
orientadas solo al lucro y a la acumulación de riquezas, en las que el hombre no
es más que una variable económica, un dato estadístico, que puede
perfectamente sacrificarse en el altar del consumismo y en pos del “objetivo
superior” de la mal entendida libertad de empresa.
Tal como sostiene Kliksberg, las políticas aplicadas en los 90, generaron
impactos totalmente regresivos en términos de pobreza. Argentina fue un anticipo
del "fundamentalismo de mercado", como lo llama el Nobel Stiglitz, que habría de
21
causar a fines del 2007 daños severos a la economía americana, catalizando la
actual crisis económica mundial.
Toda esta debacle mundial, patentizó la necesidad de la intervención del
Estado a fin de poder corregir la situación en que se encontraban las víctimas de
las políticas neoliberales.
En este escenario, surge para la gestión pública un desafío adicional como
consecuencia de los procesos de globalización y desarrollo de la sociedad del
conocimiento.
Se pone de manifiesto la necesidad de que se respeten y atiendan nuevos
derechos, tales como la no discriminación, la equidad, la diversidad o la
participación.
Tal como sostiene María Emilia Correa, investigadora de ILPES-CEPAL,
existen cinco grandes áreas de la gestión de una organización, en las que pueden
realizarse evaluaciones del comportamiento socialmente responsable de las
organizaciones:
- Ética, valores y principios
- Derechos humanos, trabajo y empleo
- Gobernabilidad corporativa
- Impactos sobre el medio ambiente
- Relaciones con los proveedores
22
Estas áreas de gestión, son plenamente aplicables al Estado, por lo tanto,
la evaluación de las mismas nos permitirá saber sobre el mayor o menor
compromiso con la Responsabilidad Social que tiene un Estado.
Resumiendo, nuestra legislación en materia de compras y contrataciones
públicas nos permite, como criterio de selección, no sólo tomar en cuenta la oferta
más baja, sino la más conveniente, dejando latente la posibilidad de incorporar, al
momento de la selección, criterios ambientales y materias de alto impacto social
al momento de adjudicar las ofertas, privilegiando la contratación de empresas
comprometidas con los postulados de la Responsabilidad Social.
En este sentido, los conceptos vertidos en este trabajo buscan el arrimar
elementos básicos que permitan la concientización de la importancia de la
Responsabilidad Social del Estado, la internalización
de elementos de
responsabilidad social y ambiental en las acciones y decisiones del Estado.
La Responsabilidad Social del Estado nos plantea el desafío de pensar y
aplicar un modelo de gestión que se asiente en principios y valores que fijen un
marco de ética y transparencia intraestatal y también de la relación del Estado con
la comunidad a la que se debe.
23
BIBLIOGRAFIA
1) AAVV, GUTIERREZ COLANTUONO, Pablo A. “El control Social”, Ediciones
RAP, Buenos Aires, Argentina, 2012.
2) KLIKSBERG, Bernando: Escándalos Éticos, 2ª Edición, Temas, Buenos Aires,
Argentina, 2011.
3) MINNICELLI, Alessandra: Eficacia, 1° Edición, Atlántida, Buenos Aires,
Argentina, 2013.
4) MADARIAGA, Aldo E., “El Estado y la Responsabilidad Social Estrategia de
incorporación de criterios de responsabilidad social y ambiental en las compras
públicas”, Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo, CENDA,
Santiago de Chile, 2008.
5) OFFE, Claus: Partidos Políticos y nuevos movimientos sociales, Sistema,
Madrid, 1997.
6) SEN Amartya – KLIKSBERG Bernardo: Primero la Gente, 9ª Edición
actualizada, Temas, Buenos Aires, Argentina, 2011.
Páginas WEB consultadas
*www.cemefi.org.: El Concepto de Responsabilidad Social Empresarial.
*www.eclac.cl/publicaciones/MedioAmbiente: CORREA, María Emilia, FLYNN,
Sharon y AMIT, Alon: Responsabilidad social corporativa en América Latina: una
visión empresarial.
*www.nuso.org/upload/articulos: STAHL, Karin: Política Social en América Latina.
La privatización de la crisis
24