Download Promover el Budismo Centrado en las Personas

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Sōka Gakkai Internacional wikipedia, lookup

Budismo nichiren wikipedia, lookup

Gohonzon wikipedia, lookup

Nichiren wikipedia, lookup

Escuelas budistas wikipedia, lookup

Transcript
Promover el Budismo Centrado en las Personas
Por Katsuji Saito, Jefe de Departamento de Estudio de la SGI
¿Cuál es el significado de nuestros esfuerzos para propagar el budismo de
Nichiren? En el siguiente ensayo, el Sr. Katsuji Saito, Jefe del Departamento de
Estudio de la SGI, presenta la importancia histórica del movimiento budista
popular de la SGI, a la luz de los intentos para obstruirlo, por parte del
sacerdocio de la Nichiren Shoshu.
Revelar nuestra Budeidad innata, a pesar de la gravedad de nuestra ignorancia
profundamente arraigada, puede compararse con subir una cuesta empinada: sería
mucho más fácil dejarse llevar por una visión autoritaria de la religión. Esta es la razón
por la cual, el enfoque religioso de Nikken Abbe, anterior sumo sacerdote de la
Nichiren Shoshu, puede arrastrar a muchas personas.
Es por esto que nosotros, como miembros de la SGI, nunca hemos tomado a la ligera
la cuestión del sacerdocio de la Nichiren Shoshu. Más bien, nos hemos estado
esforzando para aclarar las enseñanzas de NIkken como “el único gran mal”, tal cual lo
hizo Nichiren cuando retó a las enseñanzas budistas erróneas de época. Necesitamos
captar el asunto del sacerdocio de la Nichiren Shoshu como la cuestión esencial del
budismo en la actualidad. Por esta razón, nos hemos estado advirtiendo unos a otros,
para comprender las funciones negativas que intentan destruir el camino del Kosenrufu que estamos construyendo.
La gente, fuera del Japón, pregunta a menudo: “¿Cómo deberíamos enfocar este
asunto, si no estamos involucrados directamente con ningún miembro del Templo?”
También comencé a recibir preguntas similares en Japón. En el futuro, cada vez un
número mayor de miembros no tendrá una experiencia directa con el sacerdocio de la
Nichiren Shoshu.
<cuando respondo estas preguntas, trato de enfatizar la importancia de retar al “gran
mal interno”, es decir, a nuestra tendencia de ser autoritarios y/o de ser excesivamente
dependientes del poderío externo. Es cada vez más importante retar nuestras propias
actitudes religiosas incorrectas que se parezcan a las del sacerdocio de la Nichiren
Shoshu. En otras palabras, cada uno de nosotros debe establecer una base espiritual,
mediante el retarse a sí mismo, entonando Nam Miojo Rengue Kio y disfrutando de los
beneficios provenientes de nuestra fe independiente.
También es importante que le enseñemos a los demás sobre los beneficios y
significado de nuestra práctica budista. Paso a paso, deberíamos dedicarnos a
transmitir la esencia del budismo del Daishonin. Estoy convencido de que estos firmes
esfuerzos se tornarán en el equivalente o mejor dicho, en la contraposición de la lucha
contra las distorsiones del sacerdocio. Entonces, retar estas ditorsiones de este modo,
continuará siendo el fundamento crucial para que nuestro movimiento promueva la
reforma religiosa.
Por lo tanto, si ustedes conocen a un miembro del Templo, es de suma importancia
que le enseñe los errores de las enseñanzas del sacerdocio. Debemos esforzarnos
para que tantas personas como sea posible despierten a la realidad del autoritarismo
de la Nichiren Shoshu. Esta es nuestra lucha esencial contra las funciones negativas
de la vida, mediante la cual podemos realmente promover la expansión de nuestro
movimiento del Kosen-rufu y traspasar nuestra propia negatividad interna,
permitiéndonos disfrutar de inmensos beneficios.
Aunque en diciembre de 2005, Nikken renunció a su posición de sumo sacerdote y
Nichinyo Hayase tomó su lugar, es igualmente importante en la actualidad, aclarar los
actos destructivos cometidos por Nikken desde el punto de vista del estudio budista.
También es de igual importancia, comprender la naturaleza autoritaria de la Nichiren
Shoshu, ya que la secta, redefinida por Nikken, ha permanecido igual.
Cuando excomulgó a la totalidad de la membresía de la Soka Gakkai en 1991, Nikken
transformó completamente a la Nichiren SHoshu en una escuela desviada, incorrecta,
del budismo de Nichiren, que muy bien puede ser llamada “Secta Nikken” y Nikken es
el fundador de dicha secta. Desde ahora y hacia el futuro, todos los sumos sacerdotes
de la Nichiren Shoshu serán conocidos como los sucesivos sumos sacerdotes de esas
nuevas enseñanzas, debido a que el linaje de su sucesión desciende a partir de
Nikken.
En esta charla, explicaré el significado de la aparición de las enseñanzas de Nikken y
confirmaré su naturaleza de religión autoritaria.
Desde un punto de vista amplio, la cuestión de la Nichiren Shohu surgió cuando la
Soka Gakkai estaba revelando la naturaleza esencial del budismo de Nichiren, como la
enseñanza que ayuda genuinamente a la gente y la estaba propagando por todo el
mundo. Para decirlo de otro modo, la cuestión de Nikken surgió en el momento en que
el Kosen-rufu mundial estaba avanzando significativamente. Por lo tanto, en este
asunto, debemos percibir a la naturaleza del budismo y a la de la religión como un
todo, en contraste con el trasfondo de la amplia corriente de los tiempos.
El Sutra del Loto enseña que todas las personas pueden manifestar el estado de Buda
y el budismo de Nichiren nos da la forma correcta para lograrlo. Las personas
transforman sus vidas, en su nivel fundamental: esta es la esencia del Sutra del Loto y
del Budismo de Nichiren.
Una de las razones por la cual la propagación del Sutra del Loto se topa con los
obstáculos es que “este Sutra del Loto es el más difícil de creer y el más difícil de
comprender” (EL Sutra del Loto, pág. 164). Esta dificultas tiene dos aspectos:
1) Es sumamente difícil comprender y creer en la universalidad del Estado de
Buda, es decir, que todas las personas poseen la naturaleza de buda y que la
pueden manifestar.
2) Es sumamente difícil “de comprender y de creer” en una religión centrada en
las personas, en el pueblo, debido a que esto no tiene precedentes históricos.
De modo pues, que cuando la propagación del Sutra del Loto se lleva a cabo sincera y
seriamente, surgen las persecuciones, debido a la incredulidad y al poco
entendimiento de la gente. El mismo Sutra del Loto expone este punto.
Por lo tanto, el asunto de la Nichiren Shoshu puede verse como una cuestión de gran
importancia, relacionada directamente con la esencia del Sutra del Loto en cuanto a su
condición de ser “el más difícil de creer y el más difícil de comprender”,
El Sutra del Loto explica los Tres Poderosos Enemigos como a los opresores de los
practicantes de este sutra. Pueden describirse los Tres Poderosos Enemigos como la
alianza de las religiones autoritarias, anteriores a la aparición del Sutra del Loto.
En la época de Nichiren, muchas personas creían que las escuelas budistas basadas
en los sutras provisionales, distintos al Sutra del Loto, representaban las verdaderas
enseñanzas de Sakyamuni. Pero, Nichiren estableció una religión basada en la
enseñanza de la Budeidad Universal expuesta en el Sutra del Loto y retó las nociones
preconcebidas del budismo de su época.
Al principio, como respuesta a los esfuerzos de propagación de Nichiren, los creyentes
de la escuela Tierra Pura reaccionaron negativamente y persiguieron al Daishonin. Sin
embargo, finalmente, el sacerdote Ryokan de Gokuraku-ji (el sufijo ji significa “templo”),
dirigente del movimiento renacentista de la antigüa y tradicional escuela Preceptos,
surgió como el tercero de los Tres Poderosos Enemigos, es decir, como un sabio falso
y arrogante. Ryokan, junto con otros sacerdotes eminentes de otras escuelas budistas
establecidas en Japón y aunados con las autoridades gubernamentales, formaron una
alianza en contra de Nichiren la cual se convirtió en la fórmula básica de las
persecuciones contra el Daishonin.
Cuando la propagación del budismo de Nichiren se estaba llevando a cabo en el
ámbito mundial, sincera y seriamente, surgió una fórmula similar de persecución. Esto
puede asumirse como la mera esencia de la “cuestión” del sacerdocio de la Nichiren
Shoshu.
Las actuales escuelas budistas japonesas, que se basan en los sutras provisionales,
así como también las escuelas fundamentadas en el Sutra del Loto, ha caído en la
categoría de una “budismo funerario”, es decir, de religiones basadas solamente en
rituales. Lo mismo puede decirse de la Nichiren Shoshu. Muchos sacerdotes creen
que esta forma de ritualismo religioso es el genuino budismo de Nichiren. La aparición
de Nikken es el símbolo de esta tendencia dentro de la Nichiren Shoshu. Nikken
excomulgó a los creyentes seglares y denominó a esto “restauración”.
EL preámbulo de “Las normas y regulaciones de la Soka Gakkai” dice: “El presidente
Makiguchi, quien enseñó el budismo como guía para la vida cotidiana y como filosofía
de creación de valor, le legó a la posteridad el espíritu de dedicación altruista de
propagar la Ley, ofreciendo su vida por la causa de Budismo” (World Tribune, 7 de
junio de 2002, pág.3).
Makiguchi y su discípulo, Josei Toda, se mantuvieron victoriosos ante la persecución
gubernamental de la época de la Segunda Guerra Mundial, mientras que otros
creyentes laicos renunciaron a su fe. En aquel entonces, el clero de la Nichiren
Shoshu abandonó completamente a Makiguchi y a Toda, quienes se mantuvieron
practicando correctamente las enseñanzas y rehusaron aceptar los rituales del
Shintoismo estatal como parte de la práctica del budismo de Nichiren. Como resultado
de ello, fueron encarcelados.
El presidente Toda, quien heredó el espíritu de Makiguchi, se mantuvo de pié, al lado
de la gente común y enfrentó la persecución. Mientras estuvo en prisión, despertó a
principio de que “el buda es la vida misma” e hizo que la percepción de la Budeidad
sea accesible a todas las personas. Con este despertar, también se percató de su
misión como Bodisatva de la Tierra. El presidente Toda, basándose en la idea de uqe,
desde le momento en que uno (cualquier persona) despierta, se convierte en un
Bodisatva de la Tierra, animó a muchísimas personas a abrazar la fe en el budismo de
Nichiren y transformar su identidad. Es decir, en vez de ser personas que buscan la
salvación, se convierten en la gente que trabaja activamente por la felicidad de los
demás. Él inició esta lucha por el Kosen-rufu basado en el criterio de la Revolución
Humana, es decir, nuestra reforma interna que se da mediante nuestro despertar a
nuestra Budeidad innata y logró su meta de auspiciar el que se setecientas cincuenta
mil familias abrazaran la fe en el budismo de Nichiren.
De este modo, La soka Gakkai desarrolló su movimiento con dedicación. Durante ese
período, basados en la idea de construir la armonía entre el clero y los laicos, nosotros
estuvimos apoyando y apreciando al clero. Hubo algunos sacerdotes de la Nichiren
Shoshu que comprendieron el dignificado del surgimiento de la Soka Gakkai. De
hecho, algunos sumos sacerdotes alabaron la misión de la Soka Gakkai.
Por ejemplo, Nichiko, el quincuagésimo noveno (59°) sumo sacerdote, alabó al
presidente Makiguchi, con las siguientes palabras: “Sobrepasa la capacidad de los
sacerdotes comunes”; Nichijun, el sexagésimo quinto (65°) sumo sacerdote también
declaró lo siguiente: “El presidente Makiguchi nació como emisario del Buda. Mediante
el Sutra del Loto reveló su identidad y logró su puesto de honor”.
Nichijun también dijo respecto al Sr. Toda: “El presidente Toda fue quién causó el que
setecientas cincuenta mil familias emergieran de la tierra, corporificando a los cinco y
siete caracteres de Miojo Rengue Kio”. Nittatsu, el sexagésimo sexto (66°) sumo
sacerdote, comentó sobre el presidente Ikeda lo siguiente: “El presidente Ikeda es el
sucesor de los cuatro líderes de los Bodisatvas de la Tierra, él lleva adelante al Kosenrufu como un general de la propagación”.
Aún cuando algunos sumos sacerdotes expresaron estas palabras de alabanzas,
muchos de los sacerdotes de la Nichiren Shoshu, a pesar de enfatizar públicamente la
armonía entre el sacerdocio y el laicado, estaban resentidos por el progreso de la
Soka Gakkai. Tras bambalinas, siempre había una maquinación para crear un
movimiento centrado en el clero y para controlar a la Soka Gakkai.
Por ejemplo, cuando el sumo sacerdote Nichiko Hori incluyó la persecución sufrida por
la Soka Gakkai durante la II Guerra Mundial en la historia en la historia de las
persecuciones padecidas por le budismo, en su obra The Essential Writings of the Fuji
School, (“Los escritos esenciales de la escuela Fuji”, la cual se volvió a publicar
después de la Guerra), algunos sacerdotes intentaron interferir. Nichiko comentó lo
siguiente al respecto: “Mi inclusión de la persecución padecida por la Soka Gakkai no
fue bienvenida por el sacerdocio. Hubo algunos que se opusieron, pero eso no era
correcto. Por el bien del futuro, la persecución sufrida por la Soka Gakkai debe ser
incluida en la historia de las persecuciones al Budismo. Esta fue la mayor de todas las
persecuciones que tuvo lugar [en la historia de la escuela Fuji]. El martirio del Sr.
Makiguchi tiene un gran significado. Ningún sacerdote se le puede equiparar”.
El modo de la práctica de la Soka Gakkai es que las personas comunes pueden hacer
emerger su propia felicidad absoluta. Sin embargo, el clero constantemente ha tratado
de afirmar su autoridad y de crear un movimiento para controlar a las personas. Con el
crecimiento de la Soka Gakkai se intensificó el movimiento del clero par afirmar su
poderío religioso.
Para decirlo en pocas palabras, el movimiento de la Soka Gakkai y el de la SGI es
revelar la esencia del Budismo de Nichiren: el budismo centrado en las personas. En
reacción, el sacerdocio de la Nichiren Shoshu, constantemente ha tratado de
reestablecerse como un budismo centrado en los sacerdotes, de manera de controlar
a las personas y limitarlas. Este movimiento reaccionario siempre existió dentro del
sacerdocio de la Nichiren Shoshu y cuando Nikken fue el sumo sacerdote, llegó a su
punto máximo.
Esto se manifestó claramente alrededor de 1977, cuando se suscitó la primera
“cuestión” del sacerdocio. En ese entonces, la relación entre el clero de la Nichiren
Shoshu y la Soka Gakkai se restauró gracias a una inmensa tolerancia por parte de la
Soka Gakkai.
Pero el movimiento del Budismo centrado en la gente no ha podido ser detenido. La
corriente creada por la Soka Gakkai, para la práctica del Budismo de Nichiren como
relación mundial, se mantuvo en crecimiento continuo. El movimiento popular siguió en
expansión. Y, a la larga, una reacción aún mayor, provino del sacerdocio, iniciada y
conducida por Nikken.
Durante esos tiempos, hubo miembros de la Soka Gakkai que, al final de sus vidas,
buscaron la salvación a través de las oraciones de los sacerdotes. Todavía en la
actualidad, los miembros del templo, es decir, de la Nichiren Shoshu, siguen
manteniendo esta actitud resignada ante la religión.
Pero en la actualidad, con la expansión de la propagación mundial, ha llegado el
momento de demostrar cuál es la postura religiosa más genuina del Budismo de
Nichiren. La diferencia entre la Soka Gakkai, que avanza en la propagación mundial
guiada por el presidente Ikeda, y el movimiento reaccionario, dirigido por Nikken, se ha
tornado más clara que nunca.
La situación salió a la superficie en la forma de las confabulaciones de Nikken. El
sacerdocio de la Nichiren Shoshu intentó separar a los miembros de la Soka Gakkai
del presidente Ikeda, buscando así destruir el movimiento de la Soka Gakkai del
budismo centrado en la gente. El sacerdocio maquinó reunir creyentes sumisos en
suficiente cantidad como para suplir sus necesidades. Como es bien sabido, Nikken
dijo: “Será suficiente si podemos lograr que doscientos mil miembros de la Soka
Gakkai se pasen del lado del templo”.
Nikken y el resto el sacerdocio, así como también los miembros del templo,
promueven la visión tradicional y autoritaria de un budismo, según la cual los
creyentes y siguen a la autoridad sacerdotal. Pero, el Sutra del Loto, por el contrario,
debería ser practicado por la gente y para la gente. En verdad, la cuestión del
sacerdocio se reduce a la lucha entre estos dos puntos de vista religiosos opuestos: el
humanista y el autoritario o controlador.
Si observamos las corrientes religiosas recientes, todavía prevalece una visión
religiosa tradicional autoritaria en la humanidad. Nuestros esfuerzos por promover al
Kosen-rufu, Nikken puede parecernos todavía otro sacerdote insensato, sin embargo,
en realidad, su influencia es muy fuerte.
Ha intentado destruir nuestro progreso firme hacia el Kosen-rufu, a nuestro movimiento
por promover el Kosen-rufu mundial bajo el liderazgo el presidente Ikeda. Trató de
acabar con nuestro movimiento budista auténtico, en pro de su budismo centrado en la
figura del sacerdote y en la autoridad sacerdotal. Es debido a esta razón que debemos
ver con claridad que su enseñanza es la fuente de mucha confusión y, en
consecuencia, debemos retarla.
La verdadera naturaleza de la Nichiren Shoshu se hace evidente cuando examinamos
su sistema de creencia, los cuales, en esencia se resumen en los tres puntos
siguientes:
1. La autoridad del sacerdocio.
2. La autoridad del sume sacerdote.
3. La autoridad de los rituales.
Eso es todo, aquí no hay enseñanza sustancial. Sin embargo, debido a que muchos
seres humanos todavía abrazan una visión autoritaria de la religión, pueden sucumbir
a estas ideas. En esta época del Kosen-rufu, de nosotros depende si podemos
expandir, cada vez más, el espíritu del Sutra del Loto, el cual es que todas las
personas pueden manifestar la Budeidad y que todas las personas pueden revelarse
como Bodisatvas de la Tierra. Esta “cuestión” del sacerdocio representa la coyuntura
más importante, mediante la cual podemos avanzar, o bien, retroceder.
En otras palabras, es fácil señalar los errores de Nikken y su conducta calumniosa y
denigratoria del budismo. Pero, es extremadamente difícil transformar la base cultural
subyacente sobre la cual Nikken se alza o, a las tendencias humanas que le permiten
prosperar a esta religión centrada en el sacerdocio, autoritaria y controladora. Por esta
razón, ahora debemos ir más allá de sólo refutar a Nikken. Nuestro reto, que comenzó
con el surgimiento de la Secta Nikken, ahora ha entrado en una nueva etapa, un en la
cual debemos esforzarnos por reformar el suelo espiritual de la humanidad en su nivel
más fundamental.
Tomado de la revista “Esperanza”, septiembre-octubre 2006.