Download estado libre asociado de puerto rico

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO
17ma. Asamblea
Legislativa
5ta. Sesión
Ordinaria
CÁMARA DE REPRESENTANTES
P. de la C. 1379
INFORME
27 DE ABRIL DE 2015
A LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE PUERTO RICO:
La Comisión de Educación, Para el Fomento de las Artes y la Cultura de la
Cámara de Representantes, recomiendan que no se apruebe el Proyecto de la
Cámara 1379, de la autoría del Representante Torres Calderón.
ALCANCE DE LA MEDIDA
El Proyecto de la Cámara 1379 pretende añadir unos nuevos artículos 8.04,
8.05 y 8.06 a la Ley Núm. 149 de 15 de julio de 1999, según enmendada, conocida
como "Ley Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico", a los fines
de elevar a rango de ley y para crear formalmente en la Agencia un "Programa
de Trabajo Social Escolar", con la encomienda de prevenir, disminuir y/o
eliminar aquellos factores personales, familiares y del ambiente escolar que
afectan negativamente el ajuste social y el aprovechamiento escolar del
estudiante; y para otros fines relacionados.
ANÁLISIS DE LA MEDIDA
La pieza legislativa de autos busca enmendar la ley conocida como "Ley
Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico", a los fines de elevar a
rango de ley y para crear formalmente en la Agencia un "Programa de Trabajo
Social Escolar", con el fin de prevenir, reducir y/o eliminar aquellos factores
2
personales, familiares y del ambiente escolar que afectan negativamente el ajuste
social y el aprovechamiento escolar del estudiante; y para otros fines
relacionados.
El autor de esta pieza legislativa busca formalizar a través de legislación el
Programa de Trabajo Social Escolar y establecer los mecanismos para que los
servidores públicos que trabajen en dicha área puedan realizar sus funciones de
forma independiente. El Programa de Trabajo Social escolar fue establecido en el
año 1928. Desde sus comienzos fue adscrito al área de Servicios de Ayuda al
Estudiante. El propósito principal del programa es prevenir, disminuir y
eliminar aquellos factores personales, familiares y del ambiente escolar que
afectan negativamente el ajuste social y el aprovechamiento escolar del
estudiante.
El trabajador social es un profesional de la conducta humana en la
comunidad escolar que se especializa en fortalecer y fomentar al máximo el
funcionamiento social del estudiante. Entre los servicios que se ofrecen por los
trabajadores sociales en el Departamento de Educación podemos destacar:
Entrevistas, Visitas al hogar, Análisis de datos, Consultas a otros profesionales,
Uso de servicios de otras agencias, Organización de grupos de estudiantes,
Orientación individual, entre otros. En relación a los padres, los trabajadores
sociales ofrecen: adiestramientos, talleres y orientaciones sobre vida en familia,
necesidades básicas del niño y el adolescente, destrezas de crianza, crecimiento y
desarrollo humano, comunicación efectiva, entre otros temas.
En relación a la comunidad, los trabajadores sociales ofrecen
adiestramientos y Consultoría Profesional en las siguientes áreas: crecimiento y
desarrollo humano, desarrollo de destrezas sociales, funcionamiento social,
observación temprana de problemas sociales y emocionales de los estudiantes,
técnicas para atender situaciones de conducta y disciplina, evaluación social de
situaciones problemáticas y crecimiento, y desarrollo físico y social del niño y del
adolescente.
Esta Comisión concurre con la opinión del Colegio de Trabajadores
Sociales de Puerto Rico en relación a como sería la jerarquía del Programa de
Trabajo Social. En la pieza legislativa se le otorgar independencia al mencionado
programa. Para esta Comisión como para el Colegio es una disyuntiva que surge,
3
ya que el Trabajador Social no responderá al director de la escuela, sino a los
superintendentes de los distritos escolares. Esto plantea un reingeniería de las
estructuras administrativas del Departamento de Educación. Operacionalmente
esto puede traer conflictos entre las distintas áreas administrativas y el
Superintendente del Distrito Escolar. Además de la burocracia gubernamental
que acaecería en los distintos Distritos Escolares.
De igual forma, todas las agencias del Estado Libre Asociado de Puerto
Rico están próximas a recibir sus nuevos presupuestos para el año 2015-2016. El
Departamento de Educación al igual que todas las agencias, tienen que hacer
recorte en sus gastos. En estos momentos el Departamento no cuenta con los
fondos necesarios para poner en práctica el reclutamiento de nuevas plazas de
trabajadores sociales. Esta pieza le ordena al Departamento nombrar un
profesional de esta disciplina en cada plantel escolar y en escuelas con más de
250 estudiantes, se nombrarán trabajadores sociales escolares adicionales por
cada 250 estudiantes o fracción.
Aunque el Departamento de Educación no contempló la situación fiscal
estas comisiones informantes, tomamos en cuenta que actualmente el país se
encuentra en una difícil situación fiscal. Esta Asamblea legislativa no cuenta con
un presupuesto identificado necesario para aprobar la medida y los respectivos
nombramientos de los Trabajadores Sociales. De igual forma la propia postura
del Departamento de Educación argumenta sobre las virtudes del Programa de
Trabajo Social y como su Carta Circular Núm. 3-2010-2011, enmendada, Normas
para la Organización y el Funcionamiento del Programa de Trabajo Social
Escolar, han servido bien al Programa por lo cual entienden innecesaria la
medida en cuestión.
Es importante mencionar que esta administración heredó una deuda
pública de niveles inimaginables al momento de asumir las riendas del País. Si
evaluamos este proyecto de ley, desde el punto de vista fiscal actual del
gobierno, impera el realizar un análisis basado en la mejor utilización de los
fondos públicos. A tono con el principio de una sana administración pública es
esencial que el Departamento de Educación, así como cualquier otro ente público
e instrumentalidad, deba velar porque la utilización de fondos públicos se lleve a
cabo aplicando rigurosamente todas las normativas al respecto y en protección
de los mejores intereses y los fondos públicos.
4
Igualmente es necesario añadir, que según surge de los datos presentados
por el propio Departamento de Educación, el actual Programa de Trabajadores
Sociales Escolares, este está llevando a cabo un excelente trabajo.
Coincidiendo con el gremio que agrupa los trabajadores sociales del País y
con el Departamento de Educación, esta Comisión no recomienda la pieza
legislativa que a nuestro bien evaluamos.
MEMORANDOS
La Comisión de Educación, Para el Fomento de las Artes y la Cultura
solicitó memoriales sobre esta pieza legislativa al Departamento de Educación y
al Colegio de Trabajadores Sociales de Puerto Rico. A tales fines comentaron:
DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN
Compareció el Secretario del Departamento de Educación, Profesor Rafael
Román Meléndez no favoreciendo la pieza legislativa. Dijo el Secretario en su
ponencia que el Programa de Trabajo Social Escolar, adscrito a la Secretaría
Auxiliar de Servicios de Ayuda al Estudiante, se rige por las disposiciones legales
establecidas en la Ley Número 149 de 15 de julio de 1999, según enmendada,
conocida como la Ley Orgánica del Departamento de Educación; la Ley Federal
de Educación Elemental y Secundaria del 1968; la Ley Número 171 del 11 de
mayo de 1940, que regula la profesión de la práctica del trabajador social en
Puerto Rico; el Código de Ética de Trabajo Social y la Carta Circular Número 32010-2011, enmendada, Normas para la Organización y el Funcionamiento del
Programa de Trabajo Social Escolar. En esta última se detallan las funciones del
trabajador social escolar. Para poder ejercer la profesión de Trabajador Social en
Puerto Rico, se debe estar colegiado y poseer una licencia otorgada por la Junta
Examinadora de Trabajadores Sociales adscrita al Departamento de Estado.
Desde el año 1928, el Departamento de Educación ha contado con profesionales
de trabajo social para atender las necesidades socioemocionales de los
estudiantes.
El trabajador social escolar es un profesional de la conducta humana que
tiene una función activa en la comunidad escolar, especializado para ayudar a
5
fortalecer y fomentar al máximo el funcionamiento social de los estudiantes.
Tiene como propósito principal prevenir, disminuir o eliminar los factores que
podrían afectar negativamente el desarrollo académico del estudiante y su ajuste
social, familiar, emocional y conductual.
Además, el desempeño del trabajador social escolar es necesario e
indispensable en el escenario escolar dado que su intervención contribuye a
mejorar la calidad de vida de los estudiantes, y a que este desarrolle principios y
valores necesarios para contribuir a la sana convivencia y a la formación de
ciudadanos socioemocionalmente saludables. Todo esto mediante el énfasis a la
intervención con enfoque preventivo que integra a la familia y a la comunidad, a
fin que el estudiante desarrolle una personalidad integrada y balanceada que le
facilite el logro de sus metas personales y académicas, encontrando dentro de la
escuela un espacio de crecimiento personal positivo y de proyección profesional
futura.
Asimismo, el trabajador social escolar labora con los individuos, las
familias, los grupos, la comunidad escolar y la comunidad general. Su función se
pone en práctica en diversos niveles y escenarios –preescolar, elemental,
intermedio, superior, educación especial- y en programas de servicios en
regiones educativas o el nivel central como: Servicios Interdisciplinarios para la
Convivencia Escolar (SICE), Unidad de Atención para Retención Escolar
(UnARE) y el programa Homeless, entre otros. Además, participa activamente en
diferentes comités establecidos en la comunidad escolar, tales como: consejo
escolar, organización escolar, planificación, consejo de estudiantes (como asesor),
comité de prevención de acoso escolar o bullying, comité de retención escolar y
comité de padres, entre otros.
La profesión de trabajo social cobra significado cuando la misma es
avalada por un código de ética que orienta la práctica profesional. La
intervención del profesional del trabajo social se justifica cuando sus prácticas
van dirigidas a fomentar los derechos humanos, la diversidad, la equidad, la
justicia social y la participación activa y critica de los participantes en la solución
de problemas o necesidades. El trabajo social se compromete con las personas y
organiza su acción profesional para lidiar con la erradicación de la pobreza, la
opresión y todo tipo de discrimen que denigre la dignidad humana. Se valora el
compromiso ético del profesional de trabajo social para asumir posturas críticas
6
hacia grupos, organizaciones o instituciones que atenten contra la dignidad de
los seres humanos. El compromiso primario de cada profesional del trabajo
social radica en el mejoramiento de la calidad de sus participantes en su contexto
de confidencialidad y de respeto a la dignidad humana.
La búsqueda de soluciones a los problemas sociales que enfrenta un
individuo es una responsabilidad de toda sociedad (individuo, familia y
comunidad, entre otros sistemas que la componen). Es esta la importancia del
trabajo en equipo e interdisciplinario en nuestras comunidades escolares. En
resumen del Estudio Sobre las Necesidades de Puerto Rico del año 2007 enfatiza
el uso del modelo de acción o cambio social, según se ha utilizado en el campo de
la psicología social comunitaria. El mismo tiene como objetivo generar cambios
de largo plazo en la estructura y los sistemas sociales, que comprenden la
participación de los grupos insertados en la realidad social; la capacitación y el
fortalecimiento de las comunidades; la sistematización de experiencias en el
plano comunitario y la creación de redes sociales, comunitarias y familiares.
Para el año escolar 2013-2014, el Programa de Trabajo Social Escolar contó con
el siguiente personal:
-
Un director
Un oficinista/ auxiliar de contabilidad
1,560 trabajadores sociales
13 facilitadores docentes: 5 con plazas transitorias y 8 con plazas
permanentes o con estatus probatorio, de 28 facilitadores docentes
necesarios en los distritos escolares
En los logros y labor realizada por el Programa de Trabajo Social para el año
escolar 2013-2014 se destacan:
-
Se atendió en la modalidad de intervención individual y grupal a 66,628
estudiantes de los 90,806 identificados en el estudio de necesidades; esto
representa un 73% de intervenciones realizadas, de las cuales se retuvo el
99.9% de la matrícula intervenida con fines de tratamiento.
-
Un total de 36,316 estudiantes recibieron servicios directos del trabajador
social en la modalidad de grupos de prevención, para el desarrollo de
7
destrezas de liderazgo, prevención de uso de drogas, alcohol,
mejoramiento social y desarrollo de destrezas académicas.
-
Un total de 230,416 estudiantes recibieron servicios breves, muchos de los
cuales fueron referidos para servicios o fueron enlazados con entidades de
base comunitaria, agencias públicas o entidades privadas.
-
Se realizaron 29,004 actividades de prevención, en que participaron un
total de 1,054,453 estudiantes (Conteo repetido), con temas dirigidos a
desarrollo físico, social y emocional, prevención de uso y abuso de
sustancias, vida en familia, sexualidad saludable, prevención de violencia
y divulgación de programa, entre otros temas.
-
En las escuelas se desarrollaron proyectos especiales en que participaron
29,881 estudiantes, 36,262 padres y 2,291 miembros del personal escolar.
Se llevó a cabo el Tercer Congreso de Seminarios de Vida Estudiantil,
donde participaron 388 estudiantes de los cuales hubo asistencia del nivel
intermedio y superior. En el mismo se desarrollaron temas de exploración
ocupacional, integración de la tecnología como herramientas de estudio en
la transición a la vida universitaria, prevención de violencia doméstica en
el noviazgo y trata humana.
El Programa de Trabajo Social, cónsono a las políticas públicas y al séptimo
principio de cambio radical del Plan de Flexibilidad, proveyó los mecanismos
necesarios para la participación de familiares y de la comunidad en los procesos
educativos durante el año escolar 2013-2014. Se ofrecieron 15,815 actividades de
capacitación, orientaciones y talleres a la comunidad, en las que participaron
379,479 padres, 82,231 miembros de facultad y personal escolar y 22,298 personas
de la comunidad en general. También se celebró un congreso de padres de los
Centros de Recursos Educativos para Madres, Padres y Encargados (CREMPE),
con una participación de 313 padres de la región de Ponce y otras adicionales por
distritos escolares. En lo antes expuesto, queda evidenciada la gran labor que
hace el trabajador social en la comunidad escolar en que sirve.
Respecto a la necesidad de formalizar el Programa de Trabajo Social y
establecer mecanismos para que los profesionales de trabajo social operen en
total independencia, se debe ser más específico en la definición de total
8
independencia, dado que puede haber diferentes interpretaciones sobre dicho
concepto. Respecto a que los trabajadores sociales respondan al distrito escolar,
nuestra clase profesional es bien disciplinada y se rige bajo unos cánones éticos
que establecen quien debe supervisar a los trabajadores sociales.
Ante lo antes esbozado, el Departamento reconoce que la función del
trabajador social dentro del escenario escolar es vital y juega un papel
trascendental en el manejo adecuado de situaciones por factores multisectoriales
que inciden o trastocan a los estudiantes. El Departamento de Educación, como
parte de su agenda académica, una agenda de país para transformar la
educación, en el objetivo 1.7, desarrollo personal del estudiante, de la meta
estatal 1, promueve establecer un sistema formal que permita, con el apoyo de un
equipo interdisciplinario, identificar las fortalezas, oportunidades e intereses
personales, profesionales u ocupacionales de cada estudiante. Para ello, se deben
fortalecer los programas y servicios de apoyo que crean el equilibrio necesario en
nuestras comunidades escolares. Todos los trabajadores sociales escolares del
sistema educativo tienen el compromiso de ayudar, facilitar y ser guías en el
desarrollo integral de los estudiantes en formación.
Por lo tanto, entendiendo que los propósitos que busca la pieza legislativa ya
se cumplen por parte del Programa de Trabajo Social, el Departamento de
Educación no favoreció la medida legislativa.
COLEGIO DE TRABAJADORES SOCIALES DE PUERTO RICO
Compareció el Presidente del Colegio de Trabajadores Sociales de Puerto
Rico, Larry E. Alicea Rodríguez, MTS, JD. Dijo el Presidente que el Colegio de
Profesionales de Trabajo Social de Puerto Rico entiende que la Sociedad
Puertorriqueña, en su sistema de vida democrático, aspira a un orden de justicia
social que alcance a todas las personas, cobijadas como lo están por la Carta de
Derechos de nuestra constitución. Nuestra Constitución esta cimentada en una
filosofía de vida fundamentada en el valor intrínseco de la persona humana,
recogiendo así como se recoge en el Código de Ética (CPTSPR, 2011), y siguiendo
esta filosofía los y las profesionales del trabajo social han asumido la
responsabilidad individual y colectiva, de hacer realidad para todos y todas, los
principios de justicia social que constituyen la razón de ser de la disciplina. En la
responsabilidad de estar alerta a la manifestación de problemas sociales, para
9
pronunciarse libremente sobre aquellas cuestiones sociales que afectan la vida de
las personas, de los grupos y del país.
Primero se expresaron satisfactoriamente ante la invitación para presentar
la posición del Colegio ante la Comisión en relación al Proyecto de referencia ya
que representa un impacto para los y las profesionales del trabajo social de
agencias gubernamentales como el Departamento de Educación que representa
un número considerable de los colegiados y colegiadas. El Proyecto de la Cámara
1379 presentado por el representante Torres Calderón a la Comisión pretende
añadir unos nuevos artículos 8.04, 8.05 y 8.06 a la Ley Núm. 149 de 15 de julio de
1999, según enmendada, conocida como la “Ley Orgánica del Departamento de
Educación de Puerto Rico”, a los fines de elevar a rango de ley y para crear
formalmente en la Agencia un “Programa de Trabajo Social Escolar”, con la
encomienda de prevenir, disminuir y/o eliminar aquellos factores personales,
familiares y del ambiente escolar que afectan negativamente el ajuste social y el
aprovechamiento escolar del estudiante; y para otros fines relacionados.
En relación al segundo párrafo de la exposición de motivos en la cual
describe la misión del Programa de Trabajo Social:
“La misión del Programa es fortalecer los valores morales, familiares y
cívicos, así como las sensibilidad ética de los estudiantes, propiciando el
máximo desarrollo de su autoestima, su autoconocimiento y su capacidad
para solucionar problemas y tomar decisiones en una sociedad
democrática. De otra parte, en términos generales, dirige su atención a las
necesidades biopsicosociales del estudiante. El campo de acción incluye al
estudiante, su familia, el personal escolar y la comunidad. Los enfoques
básicos son la prevención y el tratamiento social. Asimismo, trabaja de
forma individual y grupal con los estudiantes, sus familiares, el personal
escolar y la comunidad.”
Hicieron referencia a la descripción del Programa de Trabajo Social que
está adscrito en la Secretaría Auxiliar de Servicio de Ayuda al Estudiante y que
afectan negativamente el ajuste social y el aprovechamiento escolar del
estudiante”. La misión del programa: “aspira a la formación integral del
estudiante mediante la prevención, atención y reducción de situaciones que
afectan su desarrollo óptimo. Además, fomenta su participación en diversas
10
experiencias educativas y sociales dirigidas a fortalecer o propiciar el desarrollo
de sus aspectos físicos, emocionales e intelectuales para que mejore su calidad de
vida y desarrolle los principios y valores necesarios para contribuir a la sana
convivencia, a la justicia y a la paz social. Además según lo estipulado en la Carta
Circular Núm. 3-2010-2011 del Programa de Trabajo Social Escolar, el trabajo
social es una forma de intervención que facilita, conserva y aumenta los medios
por los cuales los y las estudiantes y sus familias, individual o colectivamente,
pueden resolver situaciones que afectan su existencia social. El trabajador social
escolar es esencial como miembro del equipo de ayuda en el desarrollo de los
servicios a los estudiantes. Estos profesionales fortalecen la habilidad del sistema
educativo para lograr su misión académica, especialmente en lo que respecta a la
colaboración necesaria entre los padres, la escuela y la comunidad.
El Programa de Trabajo Social Escolar sostiene como fundamento básico el
respeto a la dignidad del ser humano y su derecho a disfrutar plenamente de
bienestar físico, social, intelectual, emocional y espiritual. Reconoce la
responsabilidad de ser humano de aportar al bien común. Conceptualiza al
estudiante como un ser integral, manteniendo una visión biopsicosocial, cuyas
partes interactúan entre sí. Se sustenta de la Teoría de Sistemas para exponer los
procesos de interacción del estudiante como individuo y con los demás sistemas
de los cuales se parte (familia, la comunidad en general y escolar). Por lo que el
campo de acción del trabajador social escolar incluye al estudiante, su familia, la
comunidad escolar y la comunidad en general, reforzando la importancia de la
participación de los recursos familiares y su integración en el proceso para poder
cumplir con los objetivos trazados. En el desarrollo del servicio, utilizan diversos
modelos de intervención para que el estudiante y su familia aprovechen al
máximo los medios disponibles en la escuela y la comunidad para alcanzar un
desarrollo integral. Los modelos, métodos de trabajo y actividades que se
realizan pueden variar de acuerdo al área particular de acción y las necesidades
específicas que han sido identificadas. Entre las modalidades utilizadas para
llevar a cabo sus intervenciones están el servicio breve, la orientación los casos
individuales, los grupos socio dinámicos, socio terapéuticos y de actividad.
Además de realizar entre otras funciones; visitas al hogar o agencias de servicio,
discusiones de caso, historiales psicosociales, participar en actividades, brindar
estrategias de crianza a los padres, madres o personas encargadas, asesoría y
consultoría al personal escolar en aspectos sociales y conductuales para fortalecer
el proceso de aprendizaje, colaborar con el comité de seguridad escolar en áreas
pertinentes a la conducta humana, coordinación de servicios, realizar los
11
informes requeridos del Programa de Trabajo Escolar y otros informes
requeridos, garantizar los servicios de trabajo social en aquellos casos de
promoción o traslado de escuela de un o una estudiante, entre otros.
Entre los objetivos principales del Programa de Trabajo Social Escolar
están; defender el derecho inalienable del ser humano a su dignidad; brindar un
servicio donde se facilite la prevención, la identificación temprana, y reducción
de situaciones que inciden negativamente en el funcionamiento escolar y social
de los y las estudiantes; fomentar y fortalecer en los y las estudiantes, padres,
madres encargados y personal escolar las destrezas de sana convivencia. Propicia
además, el que el personal escolar identifique aquellas conductas que inciden
adversamente en el funcionamiento académico, social y emocional de los y las
estudiantes y se amplié las alternativas y destrezas del estudiante y su familia
para modificar el comportamiento y la capacidad de manejar diversas
situaciones del diario vivir. Así también, fomentar la participación activa de los y
las estudiantes y sus familias en la vida escolar; ofrece intervención terapéutica
conforme a las necesidades identificadas y fortalece el conocimiento del personal
escolar en torno al desarrollo psicosocial de los estudiantes y la identificación
temprana de situaciones que afecten su desempeño académico.
El/la profesional del Trabajo Social Escolar trabaja de manera integrada
en un proceso colaborativo con el resto del equilibrio escolar y aporta su
experiencia y conocimientos con servicios directos a los estudiantes, facultad
escolar, padres y comunidad en general, mediante la implementación de
estrategias de trabajo que se derivan de un sólido y concienzudo estudio de la
necesidades del escenario escolar y de la clientela a la que sirve. Como parte de
su peritaje, el/la profesional de Trabajo Social Escolar, en su función profesional
preventiva, también provee servicios de capacitación, para ayudar al estudiante
en el desarrollo y fortalecimiento de su autoestima; mejorar relaciones
interpersonales; desarrollo de destrezas de toma de decisiones; retención escolar
y mejorar asistencia. De otra parte promueve en los padres el incremento en la
participación activa y efectiva en el proceso educativo de sus hijos e hijas, ayuda
a que reconozcan y satisfagan las necesidades emocionales, sociales y físicas de
sus hijos, ofrece apoderamiento para que utilicen los recursos de la escuela, el
sistema educativo y comunidad de modo efectivo.
12
También, la facultad escolar se impacta de modo que puedan identificar
tempranamente los factores que inciden sobre el aprendizaje y que puedan
reconocer los factores que fortalecen la maximización de recursos y que
enriquecen la experiencia educativa. De este modo, se satisfacen las diversas
necesidades, sociales y emocionales, del cuerpo estudiantil y se facilita la
comunicación de la escuela con padres y comunidad. Entiende el Colegio que de
esta manera trabajando como parte de un equipo interdisciplinario en
colaboración con los maestros y maestras, el personal de enfermería, los y las
Profesionales de Orientación y Consejería Escolar, el Programa de Servicios
Interdisciplinarios para la Convivencia Escolar (SICE), la unidad de Estudios de
Equivalencia y los Proyectos CASA se puede atender de una manera más
holística las necesidades de los y las estudiantes.
Luego, en los párrafos siguientes de la exposición de motivos pasan a
describir las incidencias de manifestaciones de violencia reportadas para el
primer semestre 2010-2011, como aparente justificación para justificar
“formalizar estatutariamente el Programa de Trabajo Social Escolar y establecer
los mecanismos necesarios para que los servidores públicos que laboren en dicha
área puedan operar con total independencia”. Dijo el Colegio que es importante
hacer constar que los incidentes de violencia “Los cuales son manifestaciones
preocupantes que vienen como consecuencia de la crisis social, cultural y familiar
que estamos sufriendo” no son responsabilidad exclusiva de los y las
trabajadores sociales escolares, ni del programa de Trabajo Social, son
responsabilidad de toda la comunidad escolar. Hacen referencia al estudio sobre
la violencia titulado “La violencia nuestra de cada día: repuesta para trabajar con
ella desde la profesión de trabajo social” (Nieves Rosa & Pérez Soler, 2012) que
indica que la violencia que se experimenta en las escuelas públicas del país no es
un evento exclusivo de estas, sino un reflejo de la violencia cultural y estructural
de la sociedad puertorriqueña. Por lo que entendemos que esta hay que
adelantarla de manera comprensiva.
Luego no entendemos a que se refieren con “…establecer los mecanismos
necesarios para que los servidores públicos que laboren en dicha área (el
Programa de Trabajo Social Escolar) puedan operar con total independencia”. Se
pregunta el Colegio si la intención del legislador es crear una Secretaría Auxiliar
de Trabajo Social Escolar separada de la Secretaría Auxiliar de Servicios de
Ayuda al Estudiante. Aunque esto pueda sonar de primera instancia bueno, se
13
cuestionan que adelantaría añadir una división adicional a la ya fragmentada
estructura burocrática del Departamento de Educación. Las organizaciones en el
siglo XXI se están fusionando para desde la planificación de la administración
social simplificar los procesos administrativos y hacerlos más eficientes. A eso
debe aspirar el Departamento de Educación.
Luego el proyecto entra a describir los Artículos 8.04, 8.05 y 8.06 que
comprenderían las enmiendas a la Ley Núm. 149 de 15 de julio de 1999. El
Artículo 8.04 describe el Programa de Trabajo Social como el que:
“Tendrá la función de prevenir, disminuir y/o eliminar aquellos factores
personales, familiares y del ambiente escolar que afectan negativamente el
ajuste social y el aprovechamiento escolar del estudiante. Asimismo,
tendrá la misión de fortalecer los valores morales, familiares y cívicos, así
como la sensibilidad ética de los estudiantes, propiciando el máximo
desarrollo de su autoestima, su autoconocimiento y su capacidad para
solucionar problemas y tomar decisiones en una sociedad democrática. De
otra parte, el programa dirigirá su atención a las necesidades
biopsicosociales del estudiante. Su campo de acción incluirá al estudiante,
su familia, el personal escolar y la comunidad. Los enfoques básicos serán
la prevención y el tratamiento social. Igualmente, se trabajará de forma
individual y grupal con los estudiantes, sus familiares, el personal escolar
y la comunidad.”
Lo que más le llama la atención al Colegio es la responsabilidad exclusiva
de “prevenir, disminuir y/o eliminar aquellos factores personales, familiares y
del ambiente escolar que afectan negativamente el ajuste social y el
aprovechamiento escolar del estudiante. Asimismo, tendrá la misión de
fortalecer los valores morales, familiares y cívicos” porque estarían haciendo
responsables a los y las Profesionales del Trabajo Social Escolar (PTSE) de
disminuir y/o eliminar unos factores que no dependen exclusivamente del
quehacer del PTSE.
En el Artículo 8.05 con la descripción de las funciones del PTSE establece
que “en aras de asegurar el cabal cumplimiento de las funciones otorgadas a los
trabajadores sociales, se establece que aunque el Programa de Trabajo Social
estará adscrito a la Secretaría Auxiliar de Servicios de Ayuda al Estudiante, éstos
14
responderán administrativamente y estarán bajo la dirección de los distritos
escolares y no bajo los directores de las escuelas en las que se encuentren
ubicados.” Ahora entienden lo de operar con total independencia. Se refiere a
que el Programa de Trabajo Social no responderá al director de la escuela, sino a
los superintendentes de los distritos escolares. Esto plantea un reingeniería de las
estructuras administrativas del Departamento de Educación. Operacionalizar
esto puede traer conflictos entre las distintas áreas administrativas: el/la
Superintendente del Distrito Escolar. Respecto a las funciones que se describen
no hay mayor diferencia ya que son más o menos las mismas que realizan los
PTSE.
Luego en el Artículo 8.06- proporción de trabajadores sociales por plantel
escolar estipula: Se garantizará un trabajador social escolar en cada plantel. Para
el caso de escuelas con más de 250 estudiantes, se nombrarán trabajadores
sociales escolares adicionales por cada 250 estudiantes o fracción. En esencia le
parece al Colegio que es una buena idea lo de asignar por cada 250 estudiantes o
fracción sobre los 250 un PTSE en cada plantel escolar. En relación a este punto el
CPTSPR entiende que es una buena práctica, ya que existen escuelas que no
tienen profesionales del Trabajo Social Escolar asignado, y otras en las que solo
hay un profesional de TSE para matriculas de trescientos y hasta ochocientos
estudiantes. Sin embargo, se debe estudiar esto más a fondo ya que hay escuelas
con matricula de 250 estudiantes lo cual puede ser considerado una carga de
trabajo sensible (en condiciones ideales esto corresponde a un estudiante por
cada día de trabajo), pero hay otras escuelas donde los y las profesionales de TSE
trabajan diariamente crisis, lo que haría imposible atender una carga de 250
estudiantes.
En resumidas cuentas el CPTSPR, no endosa este proyecto ya que
entiende que se debe trabajar mejor, porque tiene contradicciones con respecto a
lo que es el Programa de Trabajo Social Escolar, las cuales serían las líneas de
supervisión y administración.
CONCLUSIÓN
Por lo expuesto, la Comisión de Educación, Para el Fomento de las Artes y
la Cultura de la Cámara de Representantes no recomienda la aprobación del
Proyecto de la Cámara 1379.
15
RESPETUOSAMENTE SOMETIDO,
HON. BRENDA LÓPEZ DE ARRARÁS
Presidenta
Comisión de Educación, Para el Fomento
de las Artes y la Cultura