Download Bebidas energizantes y alcohol son una mezcla peligrosa

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Bebida energizante wikipedia, lookup

Taurina wikipedia, lookup

Paullinia cupana wikipedia, lookup

Burn (bebida) wikipedia, lookup

Cafeína wikipedia, lookup

Transcript
Bebidas energizantes y alcohol son
una mezcla peligrosa
Esta combinación de bebidas, para resistir largas
jornadas de rumba, puede convertirse en una bomba de
tiempo.
Para aguantar largas noches de rumba sin dejarse
vencer por el sueño, el cansancio y los tragos, muchos
de los jóvenes que asisten a bares y discotecas suelen
utilizar una ‘poderosa’ mezcla: vodka, whisky o ron y
bebidas energizantes. A simple vista no parece
peligroso, pero los efectos le han hecho pasar, a más
de uno, hasta unos días en el hospital.
La alarma se encendió en Argentina, según el diario
La Nación, ante la frecuente hospitalización de
jóvenes con infartos, taquicardias, hipertensión
arterial, arritmias y alteraciones cardiacas propias de
personas mayores, provocados por una causa distinta
de las conocidas: el abuso de las bebidas energizantes
mezcladas con alcohol.
Aunque la moda no es nueva, la preocupación sí quedó
en evidencia, cuando legisladores de ese país
presentaron proyectos dirigidos a prohibir la venta de
las bebidas energizantes en menores de edad. Así
mismo, la Administración Nacional de Medicamentos,
Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), expidió una
norma que obliga a los fabricantes a reducir la
cantidad de cafeína –su componente principal– en los
productos.
En Colombia, la situación no es tan distante. La
psicóloga Jazmín Gaitán, de la Clínica de Toxicología
Uribe Cualla, sostiene que para empezar, estas bebidas
no deberían llamarse energizantes sino estimulantes,
por su alto contenido de cafeína y de taurina
(equivalente a tomarse casi 10 tintos). “En pacientes
con susceptibilidad su consumo puede ser peligroso.
Dependiendo del tipo de alcohol, se puede frenar el
metabolismo de las dos bebidas, lo que dificulta su
excreción y potencia sus efectos. A lo que se añade
que muchas veces no se trata de solo licor, sino de
otras sustancias psicoactivas”.
A lo que añade que el alcohol es un depresor del
sistema nervioso central que al mezclarse con un
estimulante, como son las bebidas, puede ocasionar
daños del sistema circulatorio y el corazón.
Por su parte, la toxicóloga María Francisca Olarte
afirma que aunque la mezcla de alcohol con cocaína
sea la más común yen ocasiones produce problemas
cardiovasculares severos, el consumo de licor y
bebidas energizantes tampoco debe tomarse a la ligera.
“Produce una descarga de catecolaminas (sustancias que se
liberan en el cerebro en situaciones de estrés, de ira) que
tienen efectos en las arterias coronarias”.
Al consumir con alcohol, tres o cuatro latas de estas bebidas
en una noche, la carga de cafeína aumenta la frecuencia
cardiaca, somete a un mayor roce la cobertura interna de las
arterias y produce una irritación que puede generar un
coágulo que tape la arteria y, en el peor de los casos,
desencadene un infarto.
“De casos tan extremos no tenemos reportes, pero hace poco
atendimos un paciente que presentaba intoxicación y
síntomas como agitación, tensión arterial alta y ansiedad,
luego de tomar seis latas de una bebida energizante”, relata
la doctora Olarte.
“Aprobadas en todas partes del mundo, Colombia no podía
ser la excepción”. Así lo sostiene el toxicólogo Camilo
Uribe, ex director del Invima, la diferencia es que en el país
solo se autorizaron aquellas con dosis muy bajas de cafeína.
Sin embargo, eso no quiere decir que no se consigan algunas
ilegales con anfetaminas, como las que se venden sin
restricciones en países como España.
“Las bebidas con estimulantes alcaloides potencian los
efectos del alcohol y viceversa. Así es como producen
efectos como taquicardia y vasoespasmos en las arterias del
cerebro”. Por esa razón, el experto recomienda evitar su
consumo en los menores de edad y verificar que sean legales
y tengan registro sanitario. Sobra la recomendación de no
tomarlas con alcohol ni en exceso.
Ingredientes estimulantes
Las bebidas energizantes se inventaron en Austria hace más
de 20 años. De ahí se extendieron por todo el mundo. Sus
ingredientes principales son taurina, cafeína, guaraná,
ginseng y vitaminas. Algunas contienen minerales, y otras
sustancias de origen vegetal.
La cafeína, su principal componente, en dosis moderadas
estimula el sistema nervioso central, el músculo cardiaco, el
sistema respiratorio, reduce la sensación de cansancio,
agudiza la percepción, es vasodilatador, antídoto para la
intoxicación alcohólica, analgésico, diurético y retrasa la
fatiga. Pero su abuso puede producir nervios, irritabilidad,
insomnio y arritmia cardiaca.
La taurina es un aminoácido que se desempeña como un
mensajero químico para el sistema nervioso. Además, regula
la sal y está involucrado en la producción y acción de la bilis