Download Ahora bien, hora bien, hora bien, ustedes forman el ustedes forman

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Diócesis de San Bernardo wikipedia, lookup

Heriberto Bodeant wikipedia, lookup

Ramón Malla wikipedia, lookup

Diócesis de Caltanissetta wikipedia, lookup

Salvador Cristau Coll wikipedia, lookup

Transcript
Ahora bien,
ustedes forman el
cuerpo de Cristo y
cada uno
es un
miembro
de ese
ese
cuerpo.
1 Corintios 12:27
Plan Pastoral Diocesano
para el Ministerio Hispano
Diócesis de Fort Wayne-South Bend
2013-2018
2
ÍNDICE DE CONTENIDO
Carta del Obispo Kevin C. Rhoades …………………………………….
4
Reconocimientos ………………………………………………………..
5
Introducción ……………………………………………………………..
6
Memoria Histórica del Ministerio Hispano en la Diócesis
de Fort Wayne-South Bend……………………………………………..
7
Estadísticas de la Población Hispana por Condado en la
Diócesis de Fort Wayne-South Bend……………………………………
11
Prioridades del Plan Pastoral 2013 – 2018
Fortalecimiento de los Matrimonios …………………………….
16
Promoción de la Vocación Sacerdotal y Religiosa …………….
18
Formación en la Fe y la Catequesis …………………………….
21
Desarrollo de la Pastoral Juvenil ……………………………….
23
Promoción de la Dignidad del Ser Humano ……………………
25
Ministerio Hispano a Nivel Nacional
Memoria Histórica del Ministerio Hispano a Nivel Nacional …
28
Datos Demográficos Nacionales ……………………………….
31
Población Hispana por Región Episcopal ………………………
33
3
DIOCESE OF FORT WAYNE – SOUTH BEND
915 South Clinton Street · Post Office Box 390
Fort Wayne, Indiana 46801
Queridos hermanos y hermanas en Cristo:
¡Bienvenidos a la Fiesta de Fe! Es una alegría para mí, estar reunido con ustedes, las
comunidades hispanas de nuestra diócesis, para celebrar este día juntos en el Año de la Fe. Esta
es una ocasión para orar juntos, sobre todo en la Sagrada Eucaristía, la cumbre a la cual toda la
actividad de la Iglesia se dirige.
Hoy voy a promulgar un Plan Pastoral Diocesano para el Ministerio Hispano. Estoy muy
emocionado de cumplir lo que habíamos prometimos, de avanzar en muchos aspectos para
fortalecer el apostolado hispano en nuestras diócesis y parroquias. Doy las gracias a todos los que
han trabajado en este Plan. Ahora es el momento de ponerlo en práctica, para garantizar que el
trabajo de la evangelización, la misión fundamental de la Iglesia, se lleve a cabo con renovada
energía y fervor.
Me siento muy cerca de todos ustedes, los hispanos católicos de nuestra diócesis. Ustedes
continúan enriqueciendo a la Iglesia en nuestra diócesis de muchas maneras. Gracias por su
testimonio de fe y gozo en proclamar y vivir el Evangelio de Cristo. Nosotros seguimos al Señor
Jesús con la fe de que Él ha vencido el pecado y el mal. Encomendémonos todos los días a Su
misericordia y amor.
Hoy la Iglesia celebra la fiesta del Inmaculado Corazón de María. Dios nos ha dado el
corazón de su Hijo Jesús como prueba de su amor. Él dio a la Santísima Virgen María un corazón
sin división y puro, para que ella fuera digna de ser la Virgen Madre de su Hijo. Hoy honramos su
Corazón Inmaculado y oramos para que el Señor nos conceda un corazón que lo ama a Él y a toda
la gente como lo hace María.
Que el Espíritu Santo aumente en nosotros el don de la fe, para que, con María, podamos
caminar por las sendas del Evangelio con renovada alegría y la paz!
Sinceramente suyo en Cristo,
Monseñor Kevin C. Rhoades
Obispo de la Diócesis de Fort Wayne-South Bend
4
Reconocimientos
Por este medio quisiera reconocer a todos aquellos que de una forma u otra ayudaron a forjar este
documento. Primero quiero agradecer a los pioneros del ministerio hispano en nuestra diócesis
que escuchando su llamado bautismal a la evangelización y viviendo el llamado de Cristo a servir
a los pobres, marginados y oprimidos, se dieron a la tarea de proteger la dignidad de los
trabajadores emigrantes y de llevarlos a Cristo a donde ellos mismos se encontraban. A ellos les
debemos el haber abierto el camino de la esperanza.
También quiero agradecer a todos aquellos religiosos y laicos que a través de los años, por medio
de su servicio amoroso y dedicado a los hispanos en esta diócesis, construyeron los cimientos de
este ministerio, ayudando a la comunidad a sentirse segura, reconocida y apoyada y que con esto,
crearon comunidades fuertes que hoy muestran su legado en el celo de su liderazgo y en su
determinación de seguir siendo luz para los que continúan llegando de lejanas tierras. A ellos les
debemos la victoria de la perseverancia.
Muy especialmente quisiera reconocer el liderazgo de nuestro obispo, Monseñor Kevin C.
Rhoades, quien nos encomendó la creación de esta iniciativa y por la que sé, consolidará los
esfuerzos parroquiales y diocesanos en servicios que impactaran el crecimiento y desarrollo de la
pastoral hispana de nuestra diócesis. A la memoria de Monseñor John M. D’Arcy, quien por su
amor a la comunidad hispana, se dio a la tarea de buscar sacerdotes hispanos y por crear una
oficina étnica que ayudara a las parroquias y a las oficinas diocesanas ya establecidas en el
desarrollo del ministerio a los emigrantes hispanos.
A los sacerdotes que sirven en las parroquias con Ministerio Hispano, por su trabajo incansable y
dedicación al pueblo hispano, y por su participación activa en los procesos de evaluación y
definición de las prioridades en este documento, verdadero símbolo de solidaridad y
corresponsabilidad en el ministerio, sin ustedes nuestro trabajo nunca estaría completo.
A los laicos comprometidos en sus parroquias, que hoy, como líderes, son ejemplo vivo, signo
visible de la respuesta positiva a nuestro llamado bautismal, ustedes son la luz que permanece
encendida para que otros encuentren el camino de vuelta a casa. Practiquen la Caridad,
promuevan la Virtud y vivan en el Amor y el Señor obrará maravillas en medio nuestro.
Finalmente quiero agradecer a nuestra Madre María bajo la advocación Virgen de Guadalupe,
Patrona de las Américas, que ha acompañado en el camino y protegido bajo su manto a millones
de emigrantes, mayormente de México, en su camino a Estados Unidos; por que sin ella, este
arduo peregrinar, que ella bien conoce, habría sido imposible de tolerar sin el apoyo consuelo, e
intercesión de nuestra Madre Santísima y encomendamos este trabajo de amor
a su Sacratísimo Corazón. ¡Que Dios nos siga fortaleciendo en el camino. Adelante!
Con mucho cariño, su hermana en Cristo:
Enid Román De Jesús
Directora del Ministerio Hispano
5
Introducción
El trece de enero del año 2010, día en que fue instalado el nuevo Obispo de esta diócesis,
Reverendísimo Monseñor Kevin C. Rhoades, comienza una nueva etapa en nuestra diócesis
y en el servicio a la comunidad hispana en esta área.
Monseñor Rhoades llega a nuestra diócesis con una experiencia vasta en el servicio a la
comunidad hispana, con un dominio excelente del idioma español, y un conocimiento de las
necesidades y los retos con los que se encuentran las minorías culturales tanto en el ámbito social
como religioso.
Poco después de haber llegado a esta diócesis se incorpora a las juntas diocesanas de Pastoral
Hispana, que se han estado llevando a cabo desde el año 2002, para conocer y apoyar los esfuerzos
coordinados entre las parroquias y de los programas diocesanos en español. Él nos convoca, nos
guía y un año más tarde nos dirige a la creación de una Pastoral de Conjunto más cohesiva, más
directa, con una meta y propósitos específicos, por medio de un Plan Pastoral Diocesano para el
Ministerio Hispano, que nos servirá de mapa, para la construcción de una estructura diocesana
colaborativa y solidaria, que nos permitirá definir nuestros objetivos de corto plazo y servir más
efectivamente a los católicos de habla hispana en la Diócesis de Fort Wayne-South Bend por los
próximos 5 años.
En abril del 2011, se comienza en las parroquias de nuestra diócesis un proceso de encuesta,
solicitando de la comunidad hispana su perspectiva en cuanto a la realidad y a las necesidades de
los hispanos en sus respectivas comunidades parroquiales. El cuestionario cubrió preguntas tanto
personales, como sociales y religiosas. El 23 de julio del 2011 se convoca a los líderes de las
comunidades parroquiales para una consulta diocesana donde se les pide a estos, que reunidos
como comunidad parroquial, buscando un consenso, expresen sus ideas de acción pastoral dentro
de las áreas escogidas como prioridades diocesanas, basadas en las prioridades expresadas por la
Conferencia Católica de Obispos de los Estados Unidos, para los años 2006-2011. Estas fueron:
El Fortalecimiento de los Matrimonios, la Formación en la Fe y los Sacramentos, la Pastoral
Juvenil, la Promoción de las Vocaciones (tanto religiosa como sacerdotal), y la Protección de la
Dignidad de todo Ser Humano.
Desde la culminación de la convocatoria diocesana, las juntas diocesanas de la Pastoral Hispana,
en donde los párrocos, vicarios parroquiales, y agentes pastorales laicos empleados por las
parroquias y/o diócesis para servir al ministerio hispano, han sido el vehículo para reunirnos con
los directores de las oficinas diocesanas encargadas de cubrir las diferentes áreas de prioridades,
comunicando y discutiendo las ideas y posibles formas de colaboración que nos permitan mantener
un crecimiento continuo, fortaleciendo y promoviendo el trabajo colaborativo entre las oficinas y
ministerios diocesanos y las parroquias que sirven a la comunidad hispana en esta diócesis.
El trabajo contenido en el Plan Pastoral Diocesano para el Ministerio Hispano precisa ser un
documento dinámico, que se renueva y redefine según las exigencias domésticas, ya sean de índole
religiosas y/o sociales. La Iglesia ha de mostrarse siempre abierta al Evangelio de Cristo, a la
dignidad de cada persona humana, a la lucha por la justicia, la igualdad, la equidad y ante todo la
Verdad en la Caridad. De igual manera este documento ha de ser un reflejo de nuestro deseo de
ser mejores discípulos, mejores administradores, mejores hombres y mujeres católicos que unidos
con Cristo, deseamos colaborar en la creación del reino de paz y amor que Cristo desea y
prescribió para la humanidad.
6
Memoria Histórica del Ministerio Hispano en la
Diócesis de Fort Wayne-South Bend
Los inmigrantes han estado llegando al Medio Oeste de los Estados Unidos durante más de un
siglo. La emigración de irlandeses, polacos, húngaros, alemanes y otros en esos tiempos se hace
patente en la arquitectura y dedicación de los templos católicos a través de la diócesis y la cercanía
geográfica de muchos de ellos nos habla de que ya en aquellos tiempos cada cultura ayudó a
levantar sus propias iglesias en donde pudieran celebrar los servicios religiosos en su idioma
materno. A principio de los 1900s, los inmigrantes mexicanos y mexicanos-americanos eran
reclutados para trabajar en fabricas de automóviles, maquilas de acero, y granjas de animales o
fincas de frutas y/o vegetales, mayormente en el área del Noroeste de Indiana, Chicago y
Michigan. Específicamente en South Bend, la información del censo muestra a los hispanos
residiendo en el área en los 1930’s, con la población creciendo significativamente durante los
1940s.
Los hispanos vinieron a South Bend desde Texas en los 1940, '50 y '60 para trabajar en la pizca y
en la agricultura. Se quedaban en campos o cerca de las granjas, trabajando largas horas para su
pago. Muchos en el campo no llegaban a la iglesia debido a transportación limitada, así es que los
sacerdotes viajaban para ofrecerles servicios.
Hasta donde sabemos, los primeros cuidados pastorales a los Hispanos registrado en el área vino
por un sacerdote de la Santa Cruz, Padre Peter Forestal, quien vino de Texas a Notre Dame en
1935. El Padre Forestal tomó las riendas del cuidado de los trabajadores inmigrantes de la pizca
quienes mayormente eran mexicanos o mexicano-americanos. Visitaba los campos de migrantes
para ofrecer misas y ayudarlos en sus necesidades pastorales y sociales. Entrados los 1960’s, con
la ayuda de una comunidad hispana mejor organizada y algunos seminaristas de la Santa Cruz
interesados en ayudar al Padre Forestal en continuar con su ministerio, comienza una misa en la
Iglesia de San Stanislaus Klostka en New Carlisle y luego en la Iglesia de la Sagrada Familia en
South Bend. El Padre Forestal también había celebrado misa en español en la Iglesia de Santa
María de la Asunción, en South Bend (hoy día cerrada).
Viendo las crecientes necesidades de la comunidad hispana, con la ayuda de la diócesis, a principios
del 1960 los padres de la Congregación de Santa Cruz establecen una parroquia misión para los
hispanos en el lado oeste de South Bend, en la Iglesia de San Esteban de Hungría, parroquia fundada
y erigida por la comunidad de inmigrantes Húngaros que llegaron a South Bend entre los 1890 y 1900.
Ya para el año de 1972, el Obispo de la diócesis en ese tiempo, Monseñor Leo Pursley vio cuanto
la comunidad Hispana había crecido en el área y por esto la diócesis compro un garaje de
mecánica en el área de Milford. Este lugar se convirtió más tarde en la Iglesia Nuestra Señora de
Guadalupe. Se le asigna al Padre Bob Baker, CSC el cuidado de la Pastoral Hispana en la región
que cubría la ciudad de Milford, Plymouth y South Bend. Ese mismo año, en Fort Wayne, el
Monseñor Pursley asigna al Padre Carlos Rozas, (quien llegó a Fort Wayne desde Cuba, en el
Programa de Niños Refugiados llamado Pedro Pan en los años 60’s) como vicario de la Pastoral
Hispana en la parroquia San Pablo, en Fort Wayne.
En el 1989, el Monseñor John M. D’Arcy asignó al Padre Paul Bueter como Vicario de la Pastoral
Hispana y por los próximos 11 años él ayudó a las parroquias que sirven al Ministerio Hispano en
la diócesis a cumplir con su objetivo de continuar y expandir los servicios pastorales para los
hispanos.
7
Durante los 1990s la Diócesis de Fort Wayne-South Bend jugó un papel muy importante en el
desarrollo del Ministerio Hispano de la región. La Comisión Católica Hispana del Medio Oeste,
que era la oficina regional de Asuntos Hispanos, y servía a todas las diócesis (27 en total) de las
regiones episcopales VI (Michigan, Ohio) y VII (Illinois, Indiana, y Wisconsin), estaba localizada
en los predios de la Universidad de Notre Dame y proveía servicios pastorales a los 5 estados.
Esta organización funcionaba gracias al respaldo económico que recibían de los obispos de estas
regiones. Para el 1995 los obispos se dan cuenta que ésta estructura ya no responde
adecuadamente a las necesidades de las diócesis que están experimentando un crecimiento nunca
antes visto en la población hispana, y deciden desmantelar la oficina regional y utilizar los fondos
para subvencionar sus propias oficinas diocesanas. En el 1996 los directores y coordinadores
diocesanos del ministerio hispano de las dos regiones se reúnen y deciden seguir la pastoral de
conjunto de las regiones VI y VII y se crea la Asociación Católica del Medio Oeste para el
Ministerio Hispano que hasta hoy día existe; se reúnen una vez al año en South Bend en una
conferencia regional en la que participan todos los agentes pastorales del ministerio hispano de la
región.
A mediados de los años 1990 la diócesis comienza a presentar cambios significativos en la
presencia hispana local debido en gran parte a la Reforma Migratoria del 1986. Para este tiempo
los inmigrantes, comienzan a llegar directamente a South Bend, Elkhart y Goshen debido al
crecimiento y demanda de las industrias en el área, especialmente la manufactura de los vehículos
de recreación (RVs) y las casas de remolque (trailers). Notando el incremento sustancial de la
comunidad hispana en la diócesis, especialmente en el condado de Elkhart donde la población
creció casi un 400% entre el 1990 y el año 2000, el Monseñor John M. D’Arcy se da a la tarea de
escribir a los obispos de Latinoamérica, especialmente México y Perú, para pedirles su ayuda
enviando sacerdotes hispanos a nuestra diócesis para dar cuidado pastoral a la comunidad de habla
hispana. Dos de estos sacerdotes que llegaron a nuestra diócesis en el año 2000 están hoy día
incardinados en nuestra diócesis, el Padre Constantino Rocha (México) y el Padre Wilson Corzo
(Colombia).
En el año 2000 la diócesis servía a los hispanos en ocho parroquias: la Iglesia de San Esteban de
Hungría en South Bend; San Vincente de Paúl en Elkhart: San Juan Evangelista en Goshen;
Nuestra Señora de Guadalupe en Milford; San Patricio en Ligonier, y San Pablo en Fort Wayne.
Con la ayuda de varios diáconos, también prestados de otras diócesis de Texas, se le proveían
servicios limitados a las comunidades de San Miguel en Plymouth y Santo Domingo en Bremen y
otros apoyaban los ministerios ya más establecidos de Fort Wayne, Ligonier, Elkhart y más tarde
en Decatur. También se rendían servicios a los trabajadores temporales de la pizca en Churubusco
y más tarde en Bluffton, IN.
En 1998 el Monseñor D’Arcy se da a la tarea de buscar un Coordinador Diocesano para el
Ministerio Hispano a tiempo completo y en el año 2000 comisiona a Enid Román De Jesús como
encargada del Ministerio. En el año 2007 se añade al personal de la oficina a la actual Directora
Asociada del Ministerio Lourdes Silva y más tarde a un Coordinador Hispano para la Pastoral
Juvenil, Humberto Delgado. En los últimos 12 años y con la ayuda de buenos sacerdotes,
generosos diáconos y religiosas comprometidas, hemos podido expandir los servicios a la
comunidad hispana a 13 parroquias (además de las primeras 8, hay también: San Adalberto
(reemplazó a San Esteban), San Casimiro y Nuestra Señora de Hungría en South Bend; Nuestra
Señora de Guadalupe en Warsaw (reemplazó a NSG en Milford); San José en LaGrange;
Inmaculada Concepción en Kendallville; San Patricio en Fort Wayne (reemplazó a la Iglesia de
San Pablo); y San José en Fort Wayne.
8
Estos 12 años de incansable trabajo en el nuevo milenio nos han permitido entablar una
colaboración activa con la mayoría de las oficinas diocesanas para facilitar el desarrollo de la fe y
el crecimiento espiritual de la comunidad católica de habla hispana en nuestra diócesis.
Frutos de esta colaboración han sido: El Retiro Anual del Obispo para Jóvenes Adultos, en donde
los jóvenes adultos hispanos comenzaron a participar en el año 2001, por medio de un equipo de
traducción simultánea; el Retiro de Jóvenes en la Prepa, totalmente en español y que comenzó en
el 2002, con la participación de 226 adolescentes hispanos de la diócesis; la incorporación de
talleres en español en el Día Catequético Diocesano; los talleres de Liturgia y Canto en español,
auspiciados por la Oficina de Liturgia; la proliferación de cursos y programas de enseñanza
catequética, teológica y de liderazgo en español, (como lo fueron ICLM, el programa de
Educación para el Ministerio, el programa de formación y certificación para líderes de la Pastoral
Juvenil, etc.).
El resultado de esa colaboración se refleja más que nada en el compromiso expresado dentro de las
prioridades diocesanas contenidas en este documento.
9
10
Estadísticas Poblacionales de los
Hispanos por Condado en la
Diócesis de Fort Wayne- South Bend
11
Estadísticas de la Población Hispana por Condado
en la Diócesis de Fort Wayne-South Bend
2000 - 2010
CONDADO DE INDIANA
AÑO 2000
% DE
AÑO 2010
POBLACIÓN
% DE
CAMBIÓ
POBLACIÓN
% DE
CAMBIO
Adam
Población Total
33,507
100%
32,975
100%
+762
+2%
Población Hispana
1,118
3.0%
1,412
4.0%
+294
+26%
Población Total
331,849
100%
355,329
100%
+23,480
+7%
Población Hispana
13,877
4.2%
23,093
6.5%
+9,216
+67%
40,285
676
100%
2.0%
42,223
1,031
100%
2.0%
+1,938
+355
Allen (Fort Wayne)
DeKalb
Población Total
Población Hispana
+ 5%
+53%
Elkhart
(Goshen y Elkhart)
Población Total
182,791
100%
197,559
100%
+14,768
+8%
Población Hispana
16,300
8.9
27,886
14.1
+11,586
+71%
12
Estadísticas de la Población Hispana por Condado
en la Diócesis de Fort Wayne-South Bend
2000 - 2010
CONDADO DE INDIANA
AÑO 2000
% DE
AÑO 2010
POBLACIÓN
% DE
CAMBIÓ
POBLACIÓN
% DE
CAMBIO
Huntington
Población Total
Población Hispana
38,075
363
100%
1.0%
37,124
631
100%
2.0%
-951
+268
-2%
+74%
Población Total
74,057
100%
77,358
100%
+3,301
+5%
Población Hispana
3,722
5.0%
5,634
7.3%
+1,912
+52%
Población Total
45,128
100%
47,051
100%
+1,923
+5%
Población Hispana
2,664
5.9%
3,971
8.4%
+1,307
+49%
Población Total
34,019
100%
37,128
100%
+3,109
+10%
Población Hispana
1,097
3.1%
1,317
3.5%
+220
+20%
Kosciusko (Warsaw)
Marshall
(Plymouth y Bremen)
LaGrange (LaGrange)
13
Estadísticas de la Población Hispana por Condado
en la Diócesis de Fort Wayne-South Bend
2000 - 2010
CONDADO EN INDIANA
AÑO 2000
% DE
AÑO 2010
POBLACIÓN
% DE
CAMBIÓ
POBLACIÓN
% DE
CAMBIO
St Joseph
(South Bend y Mishawaka)
Población Total
Población Hispana
265,559
12,557
100%
4.7%
266,931
19,395
100%
7.3%
+1,372
+6,838
+1%
+55%
32,214
683
100%
2.1%
34,185
982
100%
2.9%
+971
+299
+3%
+44%
34,960
414
100%
1.0%
32,888
697
100%
2%
-2,072
+283
-6%
+68%
27,600
397
100%
1.0%
27,636
564
100%
2%
+36
+167
0%
+42%
30,707
100%
33,292
100%
+2,585
+8%
276
1%
515
2%
+239
+87%
Steuben (Angola)
Población Total
Población Hispana
Wabash
Población Total
Población Hispana
Wells
Población Total
Población Hispana
Whitley
Población Total
Población Hispana
14
Prioridades Pastorales
2013- 2018
15
Plan Pastoral 2013:
Fortaleciendo los Matrimonios
Durante la Convocatoria Hispana Diocesana en el mes de julio del 2011, surge un pedido unánime
entre las parroquias presentes que coincide grandemente con la primera prioridad de los Obispos
de los Estados Unidos (2006-2011), en la que se pide un enfoque específico en la proliferación de
servicios a los matrimonios y a los que están en proceso de casarse o de convalidar su matrimonio
en la Iglesia. La necesidad de programas e iniciativas de enriquecimiento matrimonial en español
así como programas de formación para parejas hispanas de cada parroquia como Parejas Mentoras
surgen como prioridad primordial. Esta Iniciativa Matrimonial es una respuesta a este pedido.
Agente Responsable: Oficina de Vida Familiar
Meta
Continuar y extender la colaboración existente entre la Oficina de Vida Familiar y las parroquias
que sirven a las comunidades hispanas en un esfuerzo por proveer programas de enriquecimiento
matrimonial en español a parejas casadas así como también la creación de un programa en español
de formación para Parejas Mentoras.
Acción Pastoral
La Oficina de Vida Familiar asume la responsabilidad de la formación continua y de proveer
programas diocesanos para la preparación matrimonial y de planificación familiar natural que ya
existen en nuestra diócesis. La formación de Parejas Mentoras hispanas nos ayudará con estos
programas, así como también proveyendo apoyo pastoral en sus parroquias a parejas hispanas que
estén pasando por dificultades matrimoniales. La Oficina de Vida familiar en colaboración con la
Oficina del Ministerio Hispano también ofrecerá oportunidades de enriquecimiento matrimonial a
parejas hispanas.
Objetivos
1. Proveer y ayudar a las parroquias en el desarrollo de programas de enriquecimiento
matrimonial en español. Dichos programas podrían incluir presentaciones en serie,
seminarios, o retiros para parejas casadas.
2. En colaboración con los párrocos, identificar parejas hispanas casadas que puedan ser
entrenadas como parejas mentoras. Estas serán escogidas en base a sus cualidades
interpersonales, respeto y fidelidad mutua a las enseñanzas de la Iglesia y su disponibilidad
en invertir tiempo para crecer intelectual y espiritualmente.
3. Establecer un programa de dos años para Parejas Mentoras Hispanas que puedan ayudar
con los programas diocesanos y parroquiales. Este programa incluirá sesiones de la
teología del Matrimonio, comunicación e intimidad, la espiritualidad del matrimonio
cristiano, sexualidad, como ser padres responsables y otras áreas de índole pastoral. Estas
parejas mentoras ayudaran a otras parejas casadas a crecer en el conocimiento de destrezas
16
útiles para lidiar con diversos retos específicos al matrimonio y a la crianza responsable de
los hijos. A las parejas mentoras también se les enseñará como identificar problemas que
requieren consejería profesional.
Evaluación de la Implementación
La evaluación de implementación de esta iniciativa será administrada por la Oficina para el
Ministerio Hispano en la primavera del año 2014 y 2016. En la evaluación del 2014 se harán
recomendaciones de ajustes necesarios para que esta iniciativa esté completamente funcional para
la primavera del año 2016.
17
Plan Pastoral 2013:
Promoción de la Vocación Sacerdotal y Religiosa
Los Hispanos son el 40% de la población católica en los Estados Unidos y más del 50% de los
católicos menores de 25 años, pero solo el 15% de los que se ordenan son Hispanos. Estadísticas
del año 2012 enseñan que 1 en cada 27,000 hispanos responden al llamado al sacerdocio, y estos
números no son mejores cuando hablamos de la vida religiosa. Como diócesis deseamos
comprometernos al menos en continuar educando y provocando, hablando sobre el llamado
vocacional en cada oportunidad para ayudar a aquellos que pudieran estar pensando la posibilidad
de decir Sí.
Agente Principal: Oficina Diocesana de Vocaciones
Meta:
I. Incrementar el número de vocaciones hispanas al Sacerdocio y Vida Religiosa en nuestra
diócesis;
II. Crear una cultura de fe en donde se fomenta, se promueve y se apoya la respuesta al
llamado de Cristo al servicio de su Iglesia y a aquellos que responden a este llamado.
III. Crear un programa de Diaconado Permanente en español para preparar y ordenar a
hombres hispanos que apoyen los servicios parroquiales, la liturgia y el servicio a los mas
necesitados en las comunidades hispanas.
Acción Pastoral
Incrementar la concientización del llamado vocacional a la vida religiosa y sacerdotal, aumentando la
comunicación y promoción, envolviendo los medios de comunicación y la colaboración de los
sacerdotes y seminaristas en las actividades y funciones parroquiales y diocesanas.
Objetivos:
I. Conociendo el llamado Vocacional
1) Proveer guías a los estudiantes de Educación Religiosa ayudándolos al invitar a amistades y
vecinos a las actividades de Iglesia.
2) Proveer una traducción en español de la sección sobre Vocaciones Diocesanas en la página
cibernética e incluir conexiones para:
a) Testimonios en Español en "YouTube" (por Sacerdotes Hispanos, Religiosos,
Religiosas y Padres de familia)
b) Proveer folletos en español para facilitar la reproducción de estos en las parroquias
Volante de "Preguntas Comunes" sobre el llamado a la vocación religiosa
Guía para padres de familia donde puedan fomentar la vocación religiosa en
sus hogares
Una conexión de "Contáctanos" que sea monitoreada frecuentemente para
mantener contacto con quienes quieran saber más sobre la vida religiosa y
sacerdotal
18
3) Maneras de cómo fomentar el llamado vocacional en sus parroquias y eventos diocesanos.
a) Crear cartelones específicamente para la Juventud Latina
b) Invitar a seminaristas locales, diáconos, religiosos/as a dar pláticas en sus parroquias
c) Leer y enseñar sobre los Santos - Héroes Latinos, en grupos juveniles y catequesis,
RICA, etc.
d) Folletos informativos con nombres y números de contacto del personal bilingüe
4) Jesús invitando a los jóvenes a seguir en Sus huellas
a) Oportunidades para pláticas periódicas de chateo
b) Invitar a otras comunidades religiosas (Santa Cruz/Franciscanos...)
c) Un calendario de eventos católicos para jóvenes latinos en una página cibernética de
fácil acceso
5) Crear una página en “Facebook” FW/SB dirigida a las Vocaciones religiosas
6) Incrementar Comunicación y Colaboración entre Directores Diocesanos locales y Directores de
Vocaciones Religiosas
7) Planear y ejecutar Pláticas Vocacionales Anuales para los estudiantes en Educación Religiosa
II. Fomentar Vocaciones
1) Formación de Misas Regionales para Jóvenes
a) invitar y entrenar jóvenes para compartir sus talentos
(músicos/lectores/ministros de acogida)
b) Proveer una experiencia multicultural (canciones/lecturas)
2) Continuar Retiros/Conciertos Regionales anualmente para promover vocaciones
3) Organizar Comités Parroquiales para apoyar la promoción de las Vocaciones
a) Oración / Rosarios para suscitar vocaciones religiosas en la parroquia
b) Horas Santas
c) Crear tarjetitas con Oración por las Vocaciones / "Llamado-por-tu-Nombre"
d) Cenas en la parroquia "Cenas Andrew" para promover el dialogo vocacional
e) Adquirir estatuas peregrinas de la Virgen de Guadalupe para ir de hogar en hogar para
inspirar a los jóvenes
4) Crear listas de ayuda bilingüe en la Oficina de Vocaciones
a) Traducir anualmente el material al español de la Semana de Vocaciones
b) Proveer una Oración en español para Vocaciones la cual pueda ser
recitada después de la Oración de los Fieles.
5) Iniciar un Programa de formación en español para el Diaconado Permanente
a) Establecer un Comité de Asesoría para el Diaconado Permanente Hispano
b) Comenzar un proceso informativo a través de la diócesis para localizar posibles
candidatos al diaconado para discernir el llamado a la vocación.
c) Establecer un programa de 4 años de aspirantado, preparación teológica/espiritual y de
capacitación para los aspirantes y candidatos al Diaconado Permanente Hispano.
19
III. Respaldar Vocaciones
1) Organizar a las parroquias para que envíen paquetes de cuidado a los Seminaristas / Postulantes
(cada parroquia recibe nombres y un mes)
2) Crear una cuenta para becas para ayudar a los Seminaristas / Postulantes en necesidad
3) Ayudar a los Seminaristas Hispanos / Postulantes en los trámites para la ciudadanía
4) Crear un proceso de mentoría de los diáconos de habla inglesa para encaminar y apoyar a los
candidatos al diaconado permanente hispanoparlantes.
Evaluación de la Iniciativa
El proceso de evaluación de esta iniciativa comenzará en el otoño del 2013 y seguirá siendo evaluada
anualmente hasta completar la implementación en diciembre del 2017.
20
Plan Pastoral 2013:
Formación en la Fe y la Catequesis
En la Convocatoria Diocesana para el Ministerio Hispano en Julio del 2011, surgieron diferentes
áreas de necesidad y desarrollo en las que sobresalen: la formación práctica y teológica de la
liturgia, la formación continua para adultos, la formación de catequistas a nivel diocesano, un
programa de certificación para catequistas, la promoción de los Hispanos en escuelas católicas, y
la creación de guías diocesanas uniformes para la preparación y recepción sacramental.
Agente Responsable
Oficina de Catequesis, Oficina de las Escuelas Católicas, Oficina de Liturgia
Meta
I-
Concientizar a los agentes pastorales parroquiales, ya sean pagados o voluntarios, de la
importancia de la educación continua y del conocimiento de la Doctrina de la Fe
Católica para poder asumir la responsabilidad de la enseñanza catequética, ayudar en la
preparación sacramental y en los ministerios litúrgicos.
También deseamos forjar en los padres de familia el deseo de proveer a sus hijos la
oportunidad de una educación católica, enraizada en nuestros valores cristianos, y con
el potencial de permitirles un mejor futuro tanto académico como profesional.
II-
Acción Pastoral
Fortaleciendo los programas de formación catequética en español ya establecidos en nuestra
diócesis, como el programa de Educación para el Ministerio y el Día de Instituto Catequético,
crear un currículo diocesano básico y otro avanzado en donde los agentes pastorales puedan
convalidar los cursos tomados hacia una certificación de educación catequética diocesana. De la
misma manera de crear platicas parroquiales para padres de familia en donde se resaltan los
beneficios a largo plazo, tanto educativos, religiosos y profesionales que representa la educación
católica para los niños hispanos en los Estados Unidos.
Objetivos
1. Haciendo uso anualmente del Día del Instituto Catequético, y otras actividades
diocesanas de índole educativo, crear un programa de certificación para catequistas y
ministros laicos en español que permita la formación continua y estructurada de las
enseñanzas de la Iglesia católica de conocimientos básicos en teología moral, social y
sacramental y liturgia y talleres de metodología para completar la certificación.
2. Por medio del enfoque en la formación y usando el modelo de certificación para
catequistas, poder proporcionar a las parroquias una fuente de instrucción catequética
uniforme para todo laico comprometido en la preparación sacramental y litúrgica de su
parroquia (ej. Directores de Educación Religiosa, Catequistas, Facilitadores de RICA,
encargados de la preparación bautismal, entrenadores de ministerios litúrgicos, etc)
21
3. En colaboración con la Oficina de Liturgia proveer entrenamientos sistemáticos en
español de procedimientos y ministerios litúrgicos que puedan ser convalidados para la
certificación de preparación catequética y ministerial.
4. Crear un folleto en español de las guías diocesanas para la preparación y recepción
sacramental (incluyendo tiempo de formación, condiciones para recibir el sacramento y
requisitos apropiados para los padres o padrinos).
5. Crear espacios diocesanos y parroquiales para la discusión y promoción de la
participación hispana en las escuelas católicas y el apoyo continuo a los padres de familia
que desean proveer esta opción para sus hijos.
Crear un seguimiento y ayuda a estas familias al llenar las solicitudes de
matrícula, ayuda económica, becas, etc.
Crear unos talleres de concientización y sensibilidad cultural y lingüística al
personal de las escuelas católicas que reciben a estos estudiantes y a sus
familias.
Crear conciencia en la comunidad en general de cómo apoyar a las familias
hispanas en escuelas católicas por medio de la corresponsabilidad parroquial
y el apoyo a los esfuerzos de recaudación diocesanos.
Evaluación de la Implementación
Por causa de que esta iniciativa requiere de la colaboración de varios ministerios diocesanos la
evaluación de implementación de esta iniciativa comenzará a fines del 2013, y será reevaluada
cada año esperando una implementación total para el verano del 2017.
22
Plan Pastoral 2013:
Desarrollo de la Pastoral Juvenil
La necesidad de servir a los jóvenes ha sido siempre una prioridad de la iglesia y a lo largo del
desarrollo del Ministerio Hispano diocesano. Las encuestas nacionales nos confirman que el 70 %
de la población latina en los Estados Unidos es menor de 35 años. Los servicios a nuestros
jóvenes debe ser prioritaria y específica. Tanto Monseñor Rhoades, como los sacerdotes y las
comunidades parroquiales han expresado la necesidad de atención urgente que le debemos a la
pastoral juvenil en nuestra diócesis.
Agente Responsable
Oficina de Adolescentes, Jóvenes Adultos y Universitarios
Meta
I.
II.
Crear una pastoral juvenil diocesana completa, que ayude al joven hispano a
desarrollar una conciencia comunitaria basada en la justicia social (proyectos de
acción social, opción por los pobres, etc), y el desarrollo de una conciencia moral
cristiana que les provea herramientas necesarias para poder discernir entre la
presión social de una cultura de muerte, y el llamado a la participación plena de la
vida como Don de Dios y expresión de su Amor por nosotros.
Crear un programa de formación de liderazgo juvenil basado en los principios de
formación de la organización Fe y Vida y la utilización de los recursos Profetas de
Esperanza.
Acción Pastoral
Proveer espacios parroquiales y apoyo para la creación de grupos juveniles y de jóvenes adultos en
donde se enseñe y se cultive una catequesis que toque todos los aspectos fundamentales de la
pastoral juvenil y que responda a los retos que los jóvenes enfrentan hoy día. Entre las prioridades
de esta iniciativa se encuentran: la formación y certificación de líderes a nivel diocesano, la
supervisión y acompañamiento pastoral constante y la implementación de una pastoral dinámica y
abarcadora en donde la formación en la fe, los sacramentos y la vida social se encuentran unidos a
la conciencia moral y religiosa del adolescente y joven adulto.
Objetivos:
1. Creación de un programa de formación y certificación diocesana para lideres hispanos
encargados o que ayudan con la Pastoral Juvenil parroquial.
•
Este programa de certificación debe tener componentes de desarrollo de liderazgo,
un curso completo en la enseñanza de la Teología del cuerpo, y una conexión
continua con los talleres de formación de verano de la organización Fe y Vida.
2. La integración de una catequesis parroquial para la preparación de quinceañeras como
sacramental, para las jóvenes y sus padres. Si posible, esta catequesis debe suceder dentro
del grupo de pastoral juvenil para el beneficio todos los jóvenes y debe incluir: teología del
cuerpo, el llamado vocacional, el cuarto mandamiento y sacramental versus Sacramento.
23
3. La participación de un director espiritual en cada grupo de pastoral juvenil para que los
jóvenes tengan acceso y creen lazos estrechos con los sacerdotes de sus parroquias para
facilitar la comunicación y confianza entre los jóvenes y la Iglesia.
4. Crear proyectos de servicio tanto en la Pastoral Juvenil como en los grupos de Jóvenes
Adultos y Universitarios, para servir a los pobres, ancianos, discapacitados y/o
deambulantes en nuestro deseo de ayudarles a crear una conciencia de servicio y
responsabilidad social.
Evaluación de la Implementación
La evaluación de esta iniciativa comenzará el verano del 2014 para hacer los ajustes necesarios
según las respuestas parroquiales y una vez cada verano hasta que estos objetivos estén plenamente
incorporados al ministerio diocesano y parroquial.
24
Plan Pastoral 2013:
Promoción de la Dignidad del Ser Humano
Con esta iniciativa queremos apoyar y colaborar en la implementación de servicios y programas
que faciliten espacios apropiados y oportunidades de participación para los Católicos de habla
hispana en nuestra diócesis que se encuentran separados o aislados de la comunidad parroquial.
Agencia Responsable:
Oficina de Ministerios Especiales, Oficina de Catequesis, Oficina para el Ministerio Hispano, y
Parroquias con Ministerio Hispano
Objetivo
Crear y apoyar iniciativas que provean oportunidades de evangelización a los católicos que hablan
español con énfasis en los ancianos, los discapacitados, los encarcelados y sus familias. Crear y
fomentar una cultura de respeto y promoción de la dignidad de todo ser humano especialmente los
marginados o aquellos desconectados de sus comunidades parroquiales.
Meta
Tanto la diócesis como las parroquias deben prestar atención especial a las necesidades tanto
pastorales como sociales de los ancianos, discapacitados, los encarcelados y sus familias, de sus
comunidades parroquiales creando grupos de servicio pastoral para atender estas áreas a fin de
enseñar y practicar el ejercicio de la caridad y la promoción plena de la dignidad de todo ser
humano.
Acción Pastoral
En un esfuerzo conjunto las oficinas diocesanas de Ministerios Especiales, Catequesis, Ministerio
Hispano, asumen la responsabilidad de ayudar y colaborar promoviendo y proveyendo
entrenamiento diocesano para ministerios parroquiales que ayudarán a las parroquias designadas
para el ministerio hispano a proveer servicios organizados a los ancianos, los confinados a sus
hogares por causa de discapacidad, enfermedad, o problemas de movilidad, los encarcelados y sus
familias, creando un entendimiento profundo e infundiendo en aquellos que se encargan de su
cuidado pastoral un deseo ardiente de llevar a Dios por medio del servicio a los marginados en sus
comunidades parroquiales.
Objetivos
Ofrecer oportunidades de entrenamiento y apoyo para la formación de ministerios de servicio a las
parroquias que sirven a la comunidad hispana en nuestra diócesis de la siguiente manera:
1)
Proveer entrenamiento pastoral y litúrgico a los ministros designados por sus
parroquias para llevar a cabo visitas a los enfermos y los confinados a sus hogares
(Ej. Ministros de la Caridad, Comité de apoyo comunitario, Ministros
Extraordinarios de la Santa Eucaristía, etc.).
25
2)
3)
4)
5)
6)
Proveer y mantener una comunicación continua con aquellos que han sido
confiados con el apoyo a los discapacitados, y parroquianos con necesidades
especiales y sus familias.
Proveer cuando este disponible entrenamiento especializado para los que lleven a
cabo el ministerio a los encarcelados y sus familias.
Proveer formación anual continua para estos ministerios
Proveer una lista de contactos y recursos sociales para ayudar en el desarrollo y
práctica de estos ministerios.
Con la ayuda parcial de la diócesis, las parroquias deben proveer recursos,
materiales y servicios pastorales tales como: biblias, rosarios, estampitas,
coordinación de misas y otros servicios pastorales que sean necesarios.
Evaluación de la Implementación
Según la Oficina de Ministerios Especiales continúe su crecimiento en este área,
la evaluación de esta iniciativa se llevará a cabo cada otro año comenzando a fines del año 2013
con la expectativa de una implementación completa para fines del año 2017.
26
EL MINISTERIO HISPANO
A NIVEL NACIONAL
27
Memoria Histórica del Ministerio Hispano a Nivel Nacional
La primera oficina nacional para el Ministerio Hispano abre sus puertas en 1945 en San Antonio,
Texas. La mayor parte de estos primeros esfuerzos se llevaron a cabo en ciudades de alta densidad
poblacional y especialmente al servicio de los trabajadores de la pizca. En el 1968 se abre en
Washington D.C. la Oficina Nacional para Asuntos Hispanos y cuatro años mas tarde los Obispos
de Estados Unidos convocan al Primer Encuentro Nacional Hispano de Pastoral. De este
Encuentro Nacional sale un documento que los Obispos de Estados Unidos publican llamado
“Conclusiones del Primer Encuentro Nacional” en donde se identifican las prioridades pastorales
del Ministerio Hispano de esa época. Entre estas prioridades se destacan la necesidad de promover
mayor participación de los hispanos católicos en la vida y misión de la Iglesia, la inclusión de
hispanos en posiciones de liderazgo y en la toma de decisiones, y el establecimiento de estructuras
específicas para servir al pueblo hispano. Los frutos de este Primer Encuentro se vieron casi
inmediatamente en la multiplicación de los esfuerzos pastorales, el aumento en el número de
oficinas diocesanas para el ministerio hispano, el nombramiento abrumador de catorce obispos
hispanos en un lapso de cinco años, y el establecimiento de oficinas regionales para asuntos
hispanos.
En 1977 se convoca el Segundo Encuentro Nacional de Pastoral Hispana, en este, se enfoca en
la identidad común de los hispanos en los Estados Unidos: la fe, la cultura y el idioma. En este
Encuentro Nacional se propone un modelo de Iglesia comunitario, evangelizador y misionero que
sirva de manera efectiva a los católicos de habla hispana. En este Encuentro se identifican
prioridades que necesitan respuestas urgentes: la evangelización, la participación ministerial, los
derechos humanos, la educación integral, la responsabilidad política y la unidad en el pluralismo.
A raíz de esta nueva conciencia en los próximos seis años el liderazgo del ministerio hispano se
fortalece, gracias a un proceso y visión común, las prioridades nacionales se implementan a nivel
local, y se desarrollan y fortalecen las estructuras parroquiales y diocesanas para el ministerio
hispano.
En el 1983 los Obispo de Estados Unidos escriben una carta pastoral llamada: La Presencia
Hispana: Esperanza y Compromiso. En este documento se afirma que para el Pueblo Hispano la
fe y la vida son inseparables. Que culturalmente existe un profundo respeto por la dignidad de cada
persona. Que la vida familiar es respetada y promovida en todos los aspectos; Que reconocemos la
vida como un regalo y don de Dios; Que nuestro sentido comunitario se celebra siempre mediante
las fiestas; y que se promueve y proclama una firme devoción a la Madre de Dios, la Virgen
María. En conclusión, que el Pueblo Hispano es una bendición para la Iglesia y para la nación. En
este documento también se examinan los esfuerzos del pasado y se identifican las necesidades más
urgentes, y se ponderan las implicaciones pastorales. Al final los Obispos hacen el compromiso de
redoblar los esfuerzos pastorales y de convocar a un tercer encuentro nacional.
En 1985 se convoca el Tercer Encuentro Nacional Hispano de Pastoral en el que la Integración
versus asimilación se convierte en valor pastoral fundamental en la vida, estructura y misión del
ministerio hispano y su relación con la iglesia en general. El documento final de este encuentro
expresa: La integración no debe confundirse con la asimilación. Por medio de una política de
asimilación, los nuevos inmigrantes son forzados a abandonar su idioma, cultura, valores,
tradiciones… Por integración queremos decir que los hispanos deben ser bienvenidos a nuestras
instituciones eclesiásticas en todos los círculos. Deben ser servidos en su idioma siempre que sea
posible y se deben respetar sus valores y tradiciones religiosas. Además debemos trabajar para el
enriquecimiento mutuo por medio del intercambio de las dos culturas. (PPNMH #4)
28
Por medio del proceso de consulta se determinan como prioridades pastorales la evangelización, la
educación integral, la justicia social, los adolescentes y jóvenes adultos, y la formación de
liderazgo.
También a partir de este Tercer Encuentro el ministerio hispano es implementado a nivel local
como una prioridad que responde directamente al consenso nacional. Se desarrolla una visión
clara y estratégica del ministerio hispano, articulada bajo un objetivo general, dimensiones
específicas y acciones pastorales concretas.
En el 1987 se aprueba por unanimidad el Plan Pastoral Nacional para el Ministerio Hispano
producto del trabajo de consulta de los tres encuentros nacionales, y el análisis de la realidad del
Pueblo Hispano en los Estados Unidos por los últimos 15 años. En ese año también se establece el
Comité Episcopal para Asuntos Hispanos como comité permanente de la Conferencia Episcopal de
Estados Unidos en 1987.
El Plan Pastoral Nacional se implementa en las diócesis por todo el país y el número de oficinas
diocesanas para el ministerio hispano y de parroquias sirviendo en español crece
significativamente.
Del 1990 al 1997 se publican documentos sobre el ministerio hispano: Fermento para el Reino de
Dios (1990), Comunión y Misión (1995), La Presencia Hispana y la Nueva Evangelización en
Estados Unidos (1996), Reconciliados en Cristo (1997)
Durante este tiempo también crece la cantidad de organizaciones nacionales Hispanas de gran
importancia: La Asociación Nacional de Sacerdotes Hispanos (ANSH, 1989), El Concilio
Nacional Católico para el Ministerio Hispano (NCCHM siglas en Inglés, 1990), Asociación
Católica Nacional de Directores Diocesanos para el Ministerio Hispano (NCADDHM, siglas en
inglés, 1991), El National Catholic Network de Pastoral Juvenil Hispana, (La Red, 1996).
También se fortalecen organizaciones nacionales creadas previamente como la Organización
Nacional de Catequistas que trabajan con Hispanos (NOCH, siglas en inglés), y que hoy día ya no
existe.
Del 1997 al 1999 el Papa Juan Pablo II convoca el Sínodo de América, Los Obispos de Estados
Unidos convocan un cuarto encuentro de pastoral hispana, El Comité de Obispos para Asuntos
Hispanos abre el proceso de encuentro para toda la Iglesia (1998), El Comité adopta el concepto de
Encuentro 2000 y comienza a desarrollar una guía parroquial (1998), La guía catequética
parroquial es desarrollada y titulada Muchos rostros en la casa de Dios: Una visión católica para
el tercer milenio
En el mes de julio del año 2000 se convoca en Los Ángeles, California el Cuarto Encuentro
Nacional llamado Encuentro 2000 que marca la etapa de madurez en el desarrollo del ministerio
hispano y da comienzo a un nuevo ciclo de crecimiento eclesial y ministerial. Este Encuentro es la
culminación del proceso de análisis en cuanto a la definición y rumbo en que la pastoral a los
Hispanos como grupo minoritario se define y se desenvuelve. Y aun cuando los hispanos son la
mayoría minoritaria en este país, se nos invita a ver la realidad de tantas otras culturas y etnias
minoritarias católicas que existen en la Iglesia de los Estados Unidos, y convierten el lugar de
encuentro en espacio sagrado, donde la Iglesia universal se reúne a compartir su talento, su
pluralidad cultural, su riqueza lingüística y su religiosidad popular.
29
En el Encuentro 2000 se determinan como prioridades pastorales la necesidad de: Reconocer y
afirmar la diversidad cultural de la Iglesia; Desarrollar una visión eclesial común y estrategias que
promuevan lo particular de cada ministerio y fortalezcan la unidad del Cuerpo de Cristo; Crear un
lugar en la mesa de decisiones para todos; Los hispanos son llamados a compartir su liderazgo con
toda la Iglesia.
Para esa fecha, 31 obispos hispanos habían sido nombrados y el ministerio hispano queda
establecido como una parte integral de la vida y misión de la Iglesia en los Estados Unidos. En este
año la población hispana se proyecta como la fuente que contribuirá el mayor crecimiento en la
Iglesia católica de los Estados Unidos en el Siglo XXI.
El Encuentro 2000 deja un legado de innovación y visión hacia el futuro en una Iglesia
multicultural y distintivamente diversa ya que por primera vez en su historia, la Iglesia de Estados
Unidos se reúne a nivel nacional para reconocer y afirmar la diversidad cultural, racial-étnica de
sus miembros. Este evento reunió a más de 5,000 participantes entre obispos, sacerdotes,
religiosos, religiosas, y al liderazgo nacional de una gran diversidad de ministerios y grupos
étnicos-culturales en la Iglesia. Gracias a esta convocatoria la Conferencia de Obispos incluye el
reconocimiento y la afirmación de su diversidad cultural como parte integral de su misión y lo
hace explícito dentro de sus objetivos.
A partir del Encuentro 2000 el Ministerio Hispano, junto con los Obispos de los Estados Unidos,
ha continuado en sus esfuerzos por la continuación de una pastoral de conjunto integral,
evangelizadora y misionera como lo fue la convocación y celebración de un Simposio Nacional
para Reenfocar el Ministerio Hispano, la publicación y promoción del documento Encuentro y
misión: Un marco pastoral renovado para el ministerio hispano, el desarrollo de planes pastorales
diocesanos, etc.
En los últimos doce años el ministerio hispano ha tomado un rol protagónico de liderazgo en la
iglesia debido en gran parte a los esfuerzos a nivel nacional, regional y diocesanos en el desarrollo
de la capacitación y formación pastoral y académica a los agentes pastorales locales. La
proliferación de universidades que han tomado la iniciativa de formar programas académicos
remotos, (como la educación por cursos en formato electrónico, la creación de programas de
maestría y doctorado que no imponen al estudiante estar presente en campus 100% del tiempo) y
los institutos pastorales móviles, han permitido que tanto los líderes, parroquiales y diocesanos,
como el pueblo católico en general obtengan la educación académica y formación pastoral más
formalizada a la que muy pocos habían tenido acceso anteriormente.
No debemos dejar de mencionar el impacto que las organizaciones hispanas a nivel nacional han
tenido en la cimentación del Ministerio Hispano en los Estados Unidos tales como:
(La Asociación Nacional de Sacerdotes Hispanos, La Asociación Nacional de Liturgia, El Concilio
Católico Nacional del Ministerio Hispano, La Asociación Nacional para Directores Diocesanos del
Ministerio Hispano, La Red -Pastoral Juvenil Hispana-, El Colegio Católico Mexicano-Americano,
La Academia de Teólogos Hispanos, etc.), que con su maduración y evolución han provisto
espacios de capacitación y creado conexiones entre estas y otras organizaciones, para cumplir con
las exigencias expresadas en los Encuentros Nacionales como una prioridad urgente y reiterada por
los Obispos de los Estados Unidos, han sido vehículo para el éxito de estos esfuerzos.
30
Datos Demográficos Nacionales de la Población Hispana
Población
El Directorio Oficial Católico del 2011 declara que la población católica en los Estados Unidos es
de unos 68,293,869. Esto significa que los católicos somos el 22.9 % de la población total de los
Estados Unidos.
Al 1ro de Julio de 2011 la población hispana en los Estados Unidos era de 52 .0 millones de
personas. Los hispanos por tanto constituyen el 16.7% de la población total de los Estados
Unidos.
La población hispana en los Estados Unidos es la segunda mas grande a nivel mundial desde el
año 2010. Solamente México (con 112 millones) tiene una población más grande que los Estados
Unidos (50.5 millones) desde el año 2010.
Estados y Ciudades donde viven los Hispanos
En el 2011 ocho Estados tenían un millón o más de residentes Hispanos: Arizona, California,
Colorado, Florida, Illinois, New Jersey, New York y Texas.
Más del 50 por ciento de toda la población hispana vivía en los Estados de California, Florida y
Texas al 1ro de Julio del 2011.
El 46.7% de la población de Nuevo México en el 2011 era hispana, el por ciento más alto de los
demás Estados.
Los Ángeles, California fue el condado de mayor población hispana de los Estados Unidos con 4.7
millones de Latinos.
Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Maine,
Massachusetts, Nebraska, Nevada, New Hampshire, New Jersey, New México, New York,
Oklahoma, Oregon, Rhode Island, Texas, Utah, Vermont, Washington y Wyoming son los
veinticinco Estados en donde los hispanos son la minoría mayoritaria .
Familias y Niños
10.7 millones: Número de hogares hispanos en los Estados Unidos en el 2011
63.1%: Porcentaje de hogares hispanos con parejas casadas en el 2011.
66.9%: Porcentaje de niños hispanos viviendo en hogares con dos padres en el 2011.
43.6%: Porcentaje de parejas casadas con hijos menores de 18 años en donde ambos están
empleados en el 2011.
31
Lenguaje
37.0 millones: El número de residentes de los Estados Unidos de 5 años o más que habla español
en su casa en el 2010. Mas de la mitad de estos hispanoparlantes indican que hablan el inglés
“muy bien”.
17.3 millones: El número de residentes en Estados Unidos de 5 años o más que hablaban español
en sus hogares en el 1990.
75.1%: Porcentaje de hispanos mayores de 4 años que hablaban español en su casa en el 2010.
Educación
62.2%: Porcentaje de hispanos mayores de 24 años que tienen al menos estudios de Escuela
Superior (Preparatoria) en el 2010.
13%: Porcentaje de hispanos mayores de 24 años graduados de la Universidad o con Maestría o
Doctorado en el 2010.
3.6 millones: Número de hispanos mayores de 24 años que para el 2010 se habían graduado de la
Universidad con un bachillerato.
1.1 millones: Número de hispanos mayores de 24 años que para el 2010 tenían una Maestría o
Doctorado Profesional.
Más de 2 millones de hispanos de 18 a 24 años estaban matriculados en la universidad en el 2011.
Representando un 16.5% de los estudiantes universitarios en esta categoría.
1 de cada 4 estudiantes matriculados cada año en colegios de dos años son hispanos, y casi una
cuarta parte de los estudiantes entre Pre-Kinder al Grado 12 el año pasado eran hispanos.
Nacidos Afuera
47.1%: Porcentaje de la población hispana en el 2009 nacida fuera de los Estados Unidos.
Trabajos
67.8%: Porcentaje de hispanos mayores de 15 años que eran parte de la fuerza laboral civil en el
2010.
I N F ORM A CI O N T OM ADA DE :
1.
2.
3.
4.
5.
6.
The Official Catholic Directory Anno Domini 2011, Kenedy Directory, P.J. Kenedy & Sons
International Data Base – Census Bureau
U.S. Census Bureau News: Profile America FACTS for Features, CB12-FF, 19, Aug. 6, 2012
Educational Attainment in the United States: 2010
U.S. Census Bureau: American Fact Finder
Pew Research Center
32
POBLACION HISPANA POR REGION EPISCOPAL
REGIÓN
AÑO 2000
AÑO 2010
CAMBIÓ
% DE CAMBIO
9,360
5,604
20,489
428,729
90,820
320,323
875,325
16,935
9,208
36,704
627,654
130,655
479,087
1,300,243
7,575
3,604
16,215
198,925
39,835
158,764
424,918
81%
64%
79%
46%
44%
50%
49%
2,867,583
3,416,922
549,339
19%
1,117,191
394,088
1,511,279
1,555,144
719,660
2,274,804
437,953
325,572
763,525
39%
83%
51%
37,277
44,953
227,916
329,540
12,279
651,965
73,221
54,749
470,632
631,825
22,268
1,252,695
35,944
9,796
242,716
302,285
9,989
600,730
96%
22%
106%
92%
81%
92%
75,830
59,939
107,736
39,569
123,836
406,910
185,602
132,836
192,560
81,481
290,059
882,538
109,772
72,897
84,824
41,912
166,223
475,628
145%
122%
79%
106%
134%
117%
Región I
Maine
Vermont
New Hampshire
Massachusetts
Rhode Island
Connecticut
Total
Región II
New York
Región III
New Jersey
Pennsylvania
Total
Región IV
Delaware
District of Columbia
Maryland
Virginia
West Virginia
Total
Región V
Alabama
Kentucky
Louisiana
Mississippi
Tennessee
Total
33
REGIÓN
AÑO 2000
AÑO 2010
CAMBIÓ
% DE CAMBIO
323,877
217,123
541,000
436,358
354,674
791,032
112,481
137,551
250,032
35%
63%
46%
1,530,262
214,536
192,921
1,937,719
2,027,578
389,707
336,056
2,753,341
497,316
175,171
143,135
815,622
32%
82%
74%
42%
143,382
7,786
10,903
162,071
250,258
13,467
22,119
285,844
106,876
5,681
11,216
123,773
75%
73%
103%
76%
188,252
118,592
82,473
94,427
483,744
300,042
212,470
151,544
167,405
831,461
111,790
93,878
69,071
72,978
347,717
59%
79%
84%
77%
72%
86,866
179,304
6,669,666
6,935,836
185,050
332,007
9,460,921
9,977,978
98,184
152,703
2,791,255
3,042,142
113%
85%
42%
44%
10,966,558
87,699
393,970
11,448,227
14,013,719
120,842
716,501
14,851,062
3,047,161
33,143
322,531
3,402,835
28%
38%
82%
30%
Región VI
Michigan
Ohio
Total
Región VII
Illinois
Indiana
Wisconsin
Total
Región VIII
Minnesota
North Dakota
South Dakota
Total
Región IX
Kansas
Missouri
Iowa
Nebraska
Total
Región X
Arkansas
Oklahoma
Texas
Total
Región XI
California
Hawaii
Nevada
Total
34
REGIÓN
AÑO 2000
AÑO 2010
CAMBIÓ
% DE CAMBIO
25,852
101,690
18,081
275,314
441,509
862,446
39,249
175,901
28,565
450,062
755,790
1,449,567
13,397
74,211
10,484
174,748
314,281
587,121
52%
73%
58%
63%
71%
68%
201,559
1,295,617
765,386
735,601
31,669
3,029,832
358,340
1,895,149
953,403
1,038,687
50,231
4,295,810
156,781
599,532
188,017
303,086
18,562
1,265,978
78%
46%
25%
41%
59%
42%
2,682,715
435,227
378,963
95,076
3,591,981
4,223,806
853,689
800,120
235,682
6,113,297
1,541,091
418,462
421,157
140,606
2,521,316
57%
96%
111%
148%
70%
Región XII
Alaska
Idaho
Montana
Oregon
Washington
Total
Región XIII
Utah
Arizona
New Mexico
Colorado
Wyoming
Total
Región XIV
Florida
Georgia
North Carolina
South Carolina
Total
Data basada en el Censo del año 2010
35
36
Este Plan Pastoral Diocesano fue Promulgado oficialmente
el día 8 de junio del año del Señor 2013, día de la fiesta
al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María,
por Monseñor Kevin C. Rhoades
Obispo de la Diócesis de Fort Wayne-South Bend
en los predios del Santuario Nuestra Señora de Guadalupe
en Warsaw, Indiana USA
Reverendísimo Monseñor Kevin C. Rhoades
¡BENDITO SEA DIOS POR SIEMPRE!
37
38