Download Descargue el archivo de esta nota de prensa

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Tracoma wikipedia, lookup

Triquiasis wikipedia, lookup

Panoftalmitis wikipedia, lookup

Nictalopía wikipedia, lookup

Queratitis neurotrófica wikipedia, lookup

Transcript
El cuidado de los ojos en los países tropicales
La higiene y las gafas de sol, fundamentales
para prevenir problemas oculares
 Las cataratas y la enfermedad corneal son las más frecuentes, pero también hay riesgo
de otras enfermedades infecciosas, como la filariasis o la toxoplasmosis, a veces
difíciles de diagnosticar
 "En España, se debe sospechar de algunas enfermedades en pacientes que tengan
diarreas crónicas, afectación ocular y que hayan viajado a países tropicales, aunque
hubiesen transcurrido años desde su visita al trópico"
Las áreas tropicales están sometidas a largos días de sol, por lo que aumenta la
exposición a los dañinos rayos UVA. A la vez, las altas temperaturas y la humedad
favorecen el hábitat natural de insectos transmisores de enferrmedades, sobre todo de
parásitos, pero también de hongos, virus y bacterias. Los ojos no se escapan a todos
estos factores y sufren las consecuencias de vivir en dichas áreas. El turismo hacia estas
zonas ha aumentado el número de "enfermedades tropicales" en nuestro país, muchas
veces de difícil diagnóstico, según el doctor Santiago Tomás Barberán, oftalmólogo de
Clínicas Novovisión.
Según este especialista, los largos días de sol de las zonas tropicales suponen una
sobreexposición a los rayos UVA, tóxicos para los ojos. Esto, junto a las malas
condiciones de vida y la mala alimentación colaboran en estas áreas en la aparición de
las cataratas y las degeneraciones maculares. Las cataratas bilaterales no intervenidas
suponen hasta el 75% de las causas de ceguera en el trópico.
La enfermedad corneal es la segunda causa de ceguera en zonas tropicales detrás de la
catarata. Afecta principalmente a niños expuestos a múltiples agentes infecciosos, ante
los que se encuentran desprotegidos debido a la falta de un sistema de sanidad básico.
En grupos de alto riesgo de zonas tropicales, la incidencia de ceguera infantil debido a
problemas corneales llega a ser de hasta 20 veces mayor que la de zonas desarrolladas.
Las causas de ceguera corneal son múltiples. El tracoma endémico es la principal causa.
Requiere tratamientos antibióticos en los ojos, mejora de las condiciones sanitarias e
higiénicas y campañas contra la promiscuidad sexual. La xeroftalmia es una enfermedad
corneal que cursa con sequedad extrema del ojo que puede ser de tal gravedad que lleve
a la perforación ocular. Se debe a un déficit de vitamina A por mala alimentación. El
sarampión, el herpes simplex y las erosiones corneales que se infectan por bacterias u
hongos e incluso por amebas son también causas frecuentes de ceguera. Incluso hoy día
se dan casos de lepra ocular y de gonococia del recién nacido en estas zonas, pudiendo
causar la ceguera. Como se puede ver, existe una gran correlación entre las míseras
condiciones de vida de las zonas tropicales y la incidencia de ceguera.
Ceguera por tracoma
El tracoma es la primera causa mundial de ceguera de causa infecciosa. Se debe a una
infección crónica de los ojos por una bacteria denominada Clamidya Trachomatis,
presente en la mayor parte del continente africano, Asia y Centroamérica. "Incluso en
zonas del sur de España ha habido zonas endémicas con tracoma hasta no hace muchos
años, aunque hoy día esta erradicada en nuestro país." En zonas endémicas de África,
Para más información:
Ibáñez&Plaza (Carmen Salvador) 91 553 74 62 · 617 573 682
E-mail: [email protected] · Web: www.ibanezyplaza.com
Clínicas Novovisión 91 411 11 11 · E-mail: [email protected]
hasta un 7% de la población está infectada, aunque sólo un cuarto de los portadores
tiene activa la enfermedad. Los pacientes que presentan la enfermedad más activa son
aquellos que conviven largo tiempo con personas infectadas y con enfermedad en activo
y en donde las condiciones sanitarias son muy deficientes, con pobre acceso a letrinas y
agua corriente. "En tales condiciones -señala el doctor Santiago Tomás Barberán- sí se
recomienda un tratamiento antibiótico preventivo de las personas en contacto con
enfermos activos. El tracoma produce cambios en la conjuntiva y pestañas de los
párpados, que al endurecerse lesionan la córnea por el continuo roce que producen,
acabando en la formación de cicatrices tanto del párpado como de la cornea que
terminan produciendo la ceguera tras años de sufrimientos y dolores oculares".
La "ceguera de los ríos", causada por un gusano
La oncocerquiasis representa un serio problema de salud pública en el África tropical y en
partes de América Central, del Sur y en el Yemen. La enfermedad se la conoce también
como la “ceguera de los ríos”, por darse en las cercanías de los ríos y lagos. Lo causa un
parásito, un gusano. La hembra puede vivir acantonada en el cuerpo humano hasta 12
años, produciendo millones de microfilarias que invaden toda la piel y los ojos. En África
había en 1997 aproximadamente 18 millones de personas afectadas por esta
enfermedad, la mayoría de ellas en países del África negra central. En estos países,
alrededor de 600.000 personas están ciegas debido a la oncocerquiasis, y alrededor del
80% de la población tiene el gusano en la piel con molestias como picores y quemazón.
La lucha emprendida por las autoridades locales con ayuda de la OMS, a base del control
de plagas y del tratamiento masivo con ivermectina esta dando frutos muy positivos,
estimándose que incluso para el año 2030 pueda darse por prácticamente controlada la
enfermedad.
La filariasis es otra infección crónica provocada por filarias o gusanos tropicales. Hay
muchos tipos de filarias. La más conocida es la Loa Loa. Es una infección endémica del
África Central y del Oeste. El parásito se transmite al hombre a través de una mosca, la
Chrysops. El gusano puede encontrase en la piel y en el ojo, típicamente debajo de la
conjuntiva, debiéndose realizar una intervención quirúrgica generalmente para extraerlo.
También es típica una diseminación generalizada de microfilarias por todo el cuerpo, por
lo que se necesita también tomar medicinas como el Hetrazan durante un largo periodo
de tiempo para curar al paciente. Una variante menor de esta enfermedad puede
transmitirse en España y otras áreas del mediterráneo a través de la picadura de un
mosquito, aunque son casos excepcionales.
Otras enfermedades oculares del trópico
La toxoplasmosis congénita puede causar ceguera o alteraciones graves de la visión.
Se debe a la infección de la retina por un protozoo llamado Toxoplasma Gondii. Más
raramente puede también infectar el cerebro de los fetos y producir afectación cerebral.
El protozoo se transmite de madres a hijos a través de la placenta, pero también puede
infectarse comiendo carnes poco cocinadas. La incidencia de toxoplamosis ocular es
asimismo más elevada en el trópico, aunque también se puede dar en países
desarrollados de la cuenca mediterránea.
Otra enfermedad infecciosa que afecta a los ojos típica de áreas tropicales puede ser la
leptospirosis, debida a la infección de humanos desde roedores y otros animales
salvajes. La enfermedad puede ser mortal si hay afectación del hígado y riñones. Los
ojos suelen presentar una inflamación intraocular. La enfermedad tiene cura con
Para más información:
Ibáñez&Plaza (Carmen Salvador) 91 553 74 62 · 617 573 682
E-mail: [email protected] · Web: www.ibanezyplaza.com
Clínicas Novovisión 91 411 11 11 · E-mail: [email protected]
antibióticos y los ojos pueden generalmente salvarse sin secuelas con el tratamiento
adecuado.
La esquistosomiasis afecta a más de 250 millones de personas en África y Asia. Es una
enfermedad infecciosa frecuente pues en el trópico, aunque los problemas oculares
asociados son generalmente raros. De tener afectación ocular, consistiría en
inflamaciones crónicas en los ojos. "En España, se debe sospechar en pacientes que
tengan diarreas crónicas y afectación ocular y que hayan viajado a países tropicales,
aunque hubiesen transcurrido años desde su visita a el trópico."
Las infecciones por virus con afectación ocular típicas de zonas tropicales también son
importantes. Por ejemplo, el virus HTLV-1 puede producir infección ocular, con sequedad
ocular e inflamación corneal e intraocular. La fiebre del dengue es otra infección vírica
transmitida por un mosquito, endémica de zonas de África y Asia. Aunque raramente
afecta a los ojos, puede producir hemorragias retinianas con disminución de la visión.
Medidas preventivas
Según el especialista de Clínicas Novovisión, para viajar a estas zonas de manera
segura, especialmente con niños, es necesaria la vacunación siguiendo las
recomendaciones según el país a visitar, teniendo en cuenta la edad, la duración del
viaje, el destino y el propósito del viaje. Debe llevarse también un botiquín de primeros
auxilios con termómetro, vendas, desinfectantes y medicación indispensable (agentes
anti-malaria, antipiréticos, soluciones hidratantes, crema solar, antieméticos, suero
fisiológico para uso ocular). La protección con cloroquina contra la malaria es importante
en ciertas zonas, aunque a veces existen resistencias y es necesario tomar proguanil.
Según el doctor Santiago Tomás, hay que evitar en lo posible heridas cutáneas y roces,
mantener la piel seca y limpia, tratando cualquier herida. Usar protección solar, sobre
todo en los niños. También debemos usar repelentes contra insectos, redes anti mosquito
y gafas de sol. Debemos limpiarnos bien las manos antes de manipular los alimentos y
éstos deben estar bien cocinados, las verduras bien enjuagadas y las bebidas,
embotelladas, incluida el agua. Estas medidas son generalmente suficientes para evitar
infecciones.
Para más información:
Ibáñez&Plaza (Carmen Salvador) 91 553 74 62 · 617 573 682
E-mail: [email protected] · Web: www.ibanezyplaza.com
Clínicas Novovisión 91 411 11 11 · E-mail: [email protected]