Download Flores Víctor M., Lo que debe saber el budista

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Realidad en el budismo wikipedia, lookup

Budismo wikipedia, lookup

Cuatro nobles verdades wikipedia, lookup

Nirvana (espiritualidad) wikipedia, lookup

Concepto de dios en el budismo wikipedia, lookup

Transcript
LO QUE DEBE SABER EL BUDISTA
OCCIDENTAL
Víctor M. Flores (Senge Dorje)
1


Budismo no religión.
Filosofía de vida contra ignorancia.
Y es que el Budismo no es esencialmente una religión, al menos no exactamente; es una
filosofía de vida, que, junto al yoga, constituye el eje espiritual de oriente. No hay un lazo
entre una divinidad y el hombre que deba ser restaurada, se plantea como una solución a la
ignorancia, al engaño y al misterio implícitos en el hecho mismo del existir. La “solución” del
Buda es en este sentido novedosa y completamente distinta a las de otros movimientos y
filosofías religiosas en la que la mayoría de nosotros hemos sido educados.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 17.
2


Relación maestro-alumno.
Posibilidad de superación.
El objetivo de todo maestro que se precie como tal es ser superado por su alumno. La mayor
satisfacción que puede recibir un sensei es ser derrotado en combate por su alumno
predilecto y cualquier Gurú auténtico sonríe cuando su Chela ha encontrado una vía nueva
de sabiduría y lo abandona porque su enseñanza ya es insuficiente. La secta de Alana
Kalanda enseñó al Buda la esfera de la nada y después le puso bajo la tutela del yogui
Uddakaa Radiputra que al no poder guiarle más allá de la percepción y la no-percepción, le
invitó a que buscara otro santón.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 27.
3


Espíritu y secta.
Diferenciar positivo y negativo.
En realidad todo lo relacionado con el espíritu es sectario. Cualquier grupo de personas que
practican un rito común y profesan una creencia son una secta. Sólo hay que diferenciar las
sectas benévolas (las que buscan liberar al individuo y no idiotizarlo) de las manipuladoras o
perniciosas (las que quieren que el individuo tenga un pensamiento colectivo, como el
zángano en el panal de abejas). No hay verdades absolutas en este mundo. Debemos
recordar que esto no es como las matemáticas o la biología, donde dos más dos son
necesariamente cuatro. Nos movemos en lo intangible, en lo incomprensible, en el campo del
druida, el kamasutra y la meiga, en la inspiración y en la profecía, en el aquelarre y en el
beato.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 32.
4


Felicidad plena.
Y lo que importa de verdad.
Es nuestra falta de atención hacia lo que importa, lo que realmente importa, lo que nos
distorsiona y nos aleja de nuestro verdadero objetivo, que es la felicidad plena. Es difícil que
un centro comercial o una joya te aporte una felicidad permanente. Los diamantes no son
para siempre aunque nos sobrevivan. Si la hipoteca de tu casa, tu trabajo o tu pareja no te
hace feliz, déjalo todo. Piénsalo así: sólo necesitas un techo y una cama; tienes dos manos y
una cabeza; nadie te pertenece por llevar una alianza y tú no perteneces a nadie.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 37.
5


Trinidad hindú.
Nacimiento, evolución y destrucción.
En algún momento de su viaje hacia el valle del Indo los arios entraron en contacto con la
idea de Tat, concepto del origen del Universo que tiene hoy más sentido que hace 3,000
años, gracias al avance que ha supuesto la física cuántica sobre la física newtoniana y se
interpretó a esta fuerza omnipresente y omnipotente en forma de huevo cósmico del que
surgió el Trimurti, la santísima Trinidad hinduista formada por Brahama (evolución), Vishnú
(el Mantenedor) y Sivhá (el destructor).
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 60.
6


Yoga y dominio.
Necesidad del encuentro.
El yoga (“atar a un animal a su yugo”) era una disciplina práctica no-dualista que abarcaba de
forma holística todos los aspectos del ser de una persona (salud corporal, psique y
bienaventuranza) y le enseñaba a evolucionar mediante el desarrollo del apaciguamiento
mental y el adiestramiento físico. El encuentro del individuo en el Ser-ahí era plausible a
través de la absorción consciente, un pulso entre los contenidos mentales autónomos y
nuestra capacidad de volcado de los mismos disolviendo sus efectos que eran prácticamente
los mismos que hoy en día sufrimos: neurosis, disfunciones sexuales y sociales,
somatizaciones…
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 65.
7


Budismo y apertura.
Moneda de nuevo rito.
Para que su palabra tuviera repercusión, fue necesario rodear a Buda de cierto olor a brujería
y de todos los dioses, hindúes y tibetanos, que prefirieron unirse a la comparsa del nuevo rito
antes que extinguirse como cuentos para niños. Era la moneda que había que pagar para
llegar a las masas, que más satisfechas, abandonaron sus ritos y cultos. Para continuar con
otros ritos y cultos para alegría de los mitógrafos, el ser humano necesita de Hollywood, de la
leyenda negra y del pasillo donde se trama el complot.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 83.
8


Apego e ignorancia.
El dolor de la impermanencia.
Este apego está basado, fundamentalmente, en la ignorancia porque un día tu coche
terminará roto del mismo modo que la relación con tu pareja se interrumpirá bien por culpa
del desamor bien por la muerte física de alguno. Algunas veces no ignoramos esta realidad,
sino que la negamos. La voluntad de aferrarse a tu coche, a tu pareja sólo es la voluntad de
aferrarse al mundo conocido, el mundo de la estética, el mundo virtual, a un truco de magia
de la mente. Este es el origen del dolor al que debemos plantar cara.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 91.
9


Hacer permanente lo impermanente.
Base del sufrimiento.
Los seres humanos no estamos plenamente satisfechos con el bienestar inmediato, como es
saciar el hambre, el confort físico o recibir cariño por parte de un ser al que amamos. En la
búsqueda de permanencia de estas satisfacciones es cuando aparece el sufrimiento. La
condición básica para que exista este sufrimiento es la relación del objeto de deseo con el
tiempo que le resta para extinguirse porque nacimiento y muerte van de la mano. Buda
aseveraba que nos convertimos en lo que pensamos. Si pensamos en el sufrimiento, nos
quedamos en éste irremediablemente.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 92.
10


Ocho intereses mundanos.
Apego y aversión.
La ganancia o la carencia, el elogio o el reproche, la fama o el descrédito nos mantienen
sujetos a experimentar sensaciones. Denominamos como placer aquellas que nos
convienen, como puede ser una subida de salario o una conquista amorosa, o dolor si sus
efectos se alejan considerablemente del umbral de nuestros pronósticos. El deseo es natural
al ser humano, al igual que el arte o la espiritualidad. El budismo no implica erradicar el
deseo, sino extirpar la conciencia infectada de percepciones pasajeras que provocan el
deseo.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 93.
11


Causas del sufrimiento.
Necesidad de liberación.
Buda hablaba de ocho tipos diferentes de manera de sufrir de las cuales pretendía que el ser
humano se liberase sin retenerse en ninguna. Estas son: la realidad del nacimiento, de la
vejez, la enfermedad y la muerte; la partida del ser amado, el encuentro con el aborrecido, el
fracaso en la conquista de lo que uno desea y las emociones.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 95.
12


Yo y percepción.
Nace estructura mental.
El budismo más primitivo ya había desarrollado una psicología moderna muy avanzada:
somos la interpretación de los fenómenos exteriores, somos lo que pensamos. El Yo es una
estructura mental que surge de interconexiones y que aunque somos capaces de percibirlas
como autónomas (el dolor del alma no es el mismo que un dolor de estómago) las
englobamos en un mínimo común denominador: Ahamkara.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 97-98.
13


Tipos de Iluminación.
Definición de cinco tipos.
Iluminación. Sí, pero ¿Qué iluminación?, ¿Fervor?, ¿Inmutabilidad?, ¿Inmortalidad o
extinción?
No existen sólo muchas vías para alcanzarla, sino también muchas interpretaciones
de cada vía. Dependiendo de la escuela o de la orientación filosófica, podemos distinguir
básicamente las interpretaciones basadas en vacuidad, evolución, deificación, unificación o
testimonio.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 100.
14


Karma y componentes.
Acción deliberada.
Las acciones motivadas son las que configuran el Karma, cuyo efecto puede ser definitivo…
o no, pues va a depender de su logro, es decir, de la acción deliberada y su consecuencia
(tirar una piedra); la intención no realizada (querer tirar una piedra y no hacerlo); la ejecutada
involuntariamente (romper una ventana accidentalmente al tirar una piedra) y la que no es
ninguna (permanecer frente a una piedra sin ningún tipo de voluntad). Toda actuación
deliberada y la intención de un comportamiento producirán un karma.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 106.
15


Liberar al Karma.
Tres puertas, Yo, deseos y formas.
Los sentidos pueden engañar a la mente pero existen tres puertas liberadoras del engaño: el
no yo, la no forma, y el no deseo. Junto con los paramitas (medios hacia la otra orilla) se
limpia los skhandas, los residuos de nuestras vidas anteriores que constituyen nuestra
turbada mente. Ésta era definida por sus componentes: forma, sensación, percepción,
impulso, contacto, sensación, deseo y apropiación. Estos cinco fenómenos mentales
constituyen el conjunto de la experiencia de los seres pero en realidad son fenómenos
insignificantes.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 107.
16


Karma, felicidad y sufrimiento.
Desarrollo de causa-efecto.
E incluso existe un karma instantáneo que a diario sufrimos, pues es difícil que de los
espinos recojamos fruta. Cada acto deja un vestigio que produce consecuencias llamadas a
perpetuarse. Esa es la teoría del karma: los efectos del pasado serán experimentados como
algo benéfico o dañino según haya sido beneficioso o dañino lo que hicimos en el pasado. El
padecimiento o el sufrimiento sería algo así como los dolores de crecimiento de un buda,
etapas irremediables para hacer madurar al espíritu.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 109.
17


Samsara y Nirvana.
Estado perturbado y de paz.
Todos nosotros vivimos en un mundo llamado Samsara, el mundo de los fenómenos en
donde existe el sufrimiento y estamos abocados al apego y al deseo. Abandonar el Samsara
supone acceder al Nirvana, a un estado libre de sobresaltos. Son incompatibles. Sólo es
posible estar en uno o en otro y aunque en el Samsara se puede permanecer en distintas
rencarnaciones según nuestros apasionamientos, en el Nirvana simplemente se permanece
en absoluta paz.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 110.
18


Nirvana = real.
Samsara = ilusión.
Este plano místico que tiene superado la apariencia ordinaria tiene una serie de
características propias: no se encuentra dentro del espacio-tiempo, no es dual o
condicionado, carece de fases y es absolutamente real mientras que el Samsara, la rueda
interminable de vida, muerte y renacimiento a la que estamos abocados por la fuerza
kármica, no existe en realidad: y es la gran farsa de Maya, un montaje de los sentidos. Todos
los seres están preparados para el Nirvana, aunque no todos están lo suficientemente
maduros aunque se encuentra en todas partes, detrás de cada ventana, de cada puerta.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 110.
19


Karma: causas y efectos.
Renacimiento de tendencias.
Observa cómo la llama de una vela enciende otra vela y esa luz aunque es la misma no se
puede decir que sea la misma. Ahora imagina conciencia que pasa de un cuerpo a otro,
llevándose consigo todos los vestigios que han ido dejando los hechos de su vida y también
sus consecuencias. Mientras vivimos recogemos efectos continuamente y sembramos
causas. El Yo, engañado, percibe molinos que confunde con gigantes. Desea y actúa en
función de ese deseo, generando actos que son causas (voluntarias) de efectos
(involuntarios).
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 111.
20


Proceso de liberación.
Superar el karma.
A esto se le conoce como cadena de origen dependiente: Nada en sí tiene existencia sino
coexistencia de desencadenantes de la adviya (no conocimiento). La liberación es un
proceso de destrucción de estos desencadenantes y sólo se consigue a través de una férrea
disciplina basada en la no-generación de manchas en el karma mediante un continuum de
noes: no deseo, no juicio, no búsqueda, no expectativa, no generación de pensamientos
ilusorios… domeñar la pasión, someter el impulso irreflexivo, el cese de las olas del
pensamiento.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 112.
21


Los seis reinos y.
sus emociones
1. Reino de los dioses (devas) o Paraíso, dominado por el orgullo.
2. Reino de los semidioses, titanes celosos (asuras) o en guerra permanente, siempre
dominados por la envidia.
3. El reino de los humanos, dominado por la pasión.
4. El reino animal, donde domina la obnubilación.
5. El reino de los espíritus hambrientos (pretas), dominados por la codicia.
6. El reino de los infiernos, donde la cólera es la emoción predominante.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 114.
22


Venenos de la mente.
Rueda del samsara.
Estos tres venenos son emociones turbadoras, intoxican a la mente pura y son el origen de la
existencia condicionada. Para la vía espiritual es como una enfermedad. Todos los venenos
hunden su raíz en la ponzoña de la ignorancia, que distorsiona la percepción de la Verdadera
Realidad e impulsa al ser humano a la acción desbocada. De este modo, los tres venenos
son los responsables de que gire la rueda de la existencia y su renacimiento inevitable. La
combinación mutua de los venenos produce la infinita variedad de estados emocionales de
los seres que deriva en manchas en el karma.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 116.
23


Compasión y animales.
Estado del ser humano.
Ningún animal viola a su pareja, ni destruye deliberadamente su entorno, ni caza más que lo
estrictamente necesario para sobrevivir. Si oyes el sonajero de una serpiente de cascabel es
que te va a atacar. Es sabido que los delfines atacan a los tiburones cuando éstos rondan
cerca de un bañista y que llevan náufragos a las costas. Los caballos llevan a sus jinetes
borrachos o heridos hasta las casas y los perros dan la vida si es necesario por sus amos. Si
no eres capaz de actuar como un simple delfín, un caballo o un perro, es que estás muy por
debajo de ellos.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 123.
24


Budeidad en todo ser.
Matar es matar al Buda.
Volviendo a la filosofía de Siddartha. Una de las cosas que más me sorprendió en mis
primeros pasos dentro del universo budista, fue la concepción divina del ser humano. Es
decir: todo ser vivo, hasta la larva de una mosca, posee una naturaleza búdica, una
naturaleza que le empuja a mejorar, a alcanzar el estado de Buda y beneficiar con ello a
todos los seres sintientes. Es esa la razón por la cual la vida adquiere en el Budismo un
carácter intocable: matar a otro ser es acabar con un Buda en desarrollo. Es acabar de
antemano con el beneficio que me puede aportar su presencia –y por ende a toda la
humanidad–. Es algo así como un suicidio moral.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 124.
25


Paramitas de Buda.
Los cinco originales.
Los paramitas son una herencia de los yamas yóguicos, las actitudes que armonizan al yogui
con su entorno: ahimsa (no violencia), satya (empleo de la verdad como defensa y no como
ofensa), asteya (honestidad), brahmacharya (autocontrol sexual) y aparigraha (carencia de
ambición).
Que sepamos, el Buda se conformó con éstos. Al fin y al cabo, se había formado
como yogui. A su muerte, tras la aceptación de los cinco paramitas el devoto podía ir
adquiriendo más compromisos.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 125.
26


El desarme budismo.
Mente y ahimsa.
Desarme: el hecho de que el budismo se base en el principio fundamental de preservar la
vida de otros y de causar el mínimo de sufrimiento. Reverenciar todas las formas de vida,
hace que estemos muy implicados en tareas de desarme, desminado del planeta, y
planteando abiertamente el problema que genera el “armamento de la mente” (odio,
ignorancia, rabia, desastres). Desarmar la mente es el primer paso para entrar en la
experiencia de la pacificación del mundo, desde varios planos esta experiencia no sólo
beneficia a todo el planeta sino que puede aportar calma mental y paz individual.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 128.
27


Theravada y Canon Pali.
Desarrollo del budismo.
Se realizó la primera compilación de escrituras en lo que hoy conocemos como el Canon Pali
por parte del Sravakayana (Vehículo del Discípulo), que se convertiría en el vehículo
conocido como Theravada (los antiguos, los abogados de los mayores) que continuaban con
la vida monacal. Contrastaban con los denominados pratyeka (los solitarios) que designaba a
aquellos que rechazaban la vida en común dentro de una shanga, se iban avivir en soledad
el despertar y que por su condición, se ignoraba su éxito y conclusiones.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 132-133.
28


Budismo y países.
Theravada y Mahayana.
El Mahayana se propagaría rápidamente hacia las tierras frías del norte (China, Tíbet, Nepal,
Japón, Mongolia y Corea). El budismo Theravada se haría fuerte en países como Thailandia,
Sri Lanka, Birmania o Laos, los primeros a los que llegó la doctrina. El Canon que utilizará
con el tiempo el Mahayana será básicamente, el mismo Canon Pali del Theravada más las
adiciones que fueran surgiendo dentro del Mahayanismo. En resumen las enseñanzas son
las mismas con una pizca de sal de las religiones autóctonas para conseguir el monopolio
espiritual.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 134.
29


Origen del tantra.
Práctica secreta.
El practicante del Tantra aprende a hablar, sentir y conducirse aquí y ahora como si ya fuera
un buda.
De acuerdo a la tradición fue el propio Buda quien transmitió los principios tántricos al
rey Indrabuthi, quien quería practicar el Dharma sin abandonar su reino y a sus reinas.
Convencido Buda de que valía la pena dadas las sobresalientes cualidades del rey decidió
enseñarle el Guhyasamaja Tantra. Las técnicas fueron pasando prácticamente en secreto de
maestro a discípulo, de corazón a corazón, de boca en boca y de gesto en gesto.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 136.
30


Tantra y sexo.
Lingam y Yoni.
Con el nombre de Lingam (báculo de luz) denominará al sexo masculino y con Yoni (templo
sagrado) a la vagina. Pero no serán entendidos como órganos reproductivos, sino como vías
de fusión. El budismo interpretará el Dorje como el lingam y la flor de loto como el Yoni. El
Tantrismo, pues, hará hincapié especialmente en la budeidad latente del hombre, pues lleva
el germen de la divinidad y además reconoce la presencia de existencias paralelas, algunas
convencionales y otras definitivas. Pero la mayor innovación que suponía el tantrismo era su
postura frente a las pasiones, todas las pasiones, incluidas las bajas pasiones.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 137.
31


El Tantra budista.
Nace del Mahayana.
Lo que terminó de enriquecer al Mahayana fue la adquisición de sílabas, colores, recursos
mágicos y visualizaciones del Tantra. Así nació el llamado tercer Vehículo, el Vajrayana, el
Vehículo del Diamante, el Vehículo del Rayo, el Vehículo Indestructible, aquel que es
considerado dentro del budismo la vía más acelerada de Iluminación, ya que puede convocar
al Nirvana mediante un pensamiento.
El budismo entra en el Tíbet cargado de connotaciones hinduistas.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 138.
32
 Tres cuerpos de Buda.
 Origen tibetano.
1. El Dharmakaya (cuerpo absoluto de emanación suprema). Mente búdica, sabiduría
primordial increada e inefable, cuya esencia es vacuidad. Se abandona el reino dulce
para entrar en el Samsara.
2. El Sambhogakaya (cuerpo de gloria o del disfrute completo). Habla búdica que se
manifiesta en formas puras y radiantes; sus discípulos son sabios y su manifestación
perdura mientras perdura el Samsara. La esencia del Sambhogakaya es conocer y
experimentar.
3. El Nirmanakaya (cuerpo búdico) manifiesto en el mundo como un ser totalmente
iluminado, como el príncipe Siddartha; naciendo como una vida ejemplar, que puede
ser desde un animal que aporte una moraleja con su vida o muerte hasta un gran
maestro. Incluye al mundo de la bohemia, pues también un artista puede instruir a los
demás a través de la plástica o la declamación. La esencia del Nirmanakaya es el
dinamismo de la mente.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 150.
33


Avalokitesvara.
Significado tibetano.
…Universo tras la Iluminación, representando la sabiduría discriminadora. Avalokitesvara (el
señor que mira desde lo alto) es la figura suprema del tibetanismo, siendo más venerado y
evocado inclusive que a los mismos Budas: satisface todas las necesidades materiales e
inmateriales, en esta vida y en todas las vidas futuras, es el ser supremo entre los seres
encarnados, el gurú del mundo, el tallador del diamante, ojos amorosos.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 152.
34


Kwan Yin y Avalokitesvara.
Es decir, el retorno a la idea de la Diosa, la Madre Divina. Fue en China donde se transvistió
como Kwan Yin (quien escucha y atiende los lamentos del mundo) y se manifestó como la
actividad salvadora y protectora, pero sobre todo, muy mujer. En el nombre Avalokitesvara, la
terminación –svara (ruido), junto con avalokita (ese que percibe) se traduciría como el que
percibe el ruido. De ahí que el nombre Kwan Yin no ofrezca lugar a dudas respecto a su
referencia tibetana.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 154.
35


Taras.
Significados
Al igual que al Buda o Avalokitesvara se reconocieron distintas manifestaciones de Tara:
Tara Verde, que ofrece socorro y protección de todas las circunstancias
desafortunadas que se pueden encontrar en el mundo.
Tara Blanca, que ofrece sanación a los seres que están heridos o dañados.
Tara Roja, o aspecto iracundo que transforma el deseo crudo en amor.
Tara Negra, asociada con el poder.
Tara Amarilla, asociada con la riqueza.
Tara Azul o Ekajati, asociada con transmutación de la ira que destruye todos los
obstáculos y promueve el despertar espiritual.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 155-156.
36


Primer budista europeo.
Schopenhauer.
Schopenhauer fue el primer budista europeo. Y nadie mejor que él, pues antes de conocer el
budismo su filosofía no concebía la corrupción de la naturaleza humana por el pecado ni el
amor a Dios como solución de este estigma, sino que todo lo atribuía al reconocimiento de la
verdad mediante la anulación del Yo, creador de lo fantasmal. Despertar a la realidad
equivalía a superar la trágica existencia. Cuando encontró el budismo, Schopenhauer
encontró una ratificación de que el alma no era sino un devenir sujeto a unos principios de
individualización dentro de una realidad que no era consistente.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 158.
37


Vida de mente turbia.
Mente separada.
La mentalidad occidental tiene el mal hábito de amoldarnos a unas normas de conducta en
las que no se nos hace vivir nuestras acciones presentes y aunque demos la impresión de
que se hace algo en el aquí-ahora, la mente disocia los pensamientos de las acciones ya
que, generalmente los pensamientos van hacia nuestros deseos, especulaciones o
preocupaciones. Ello motiva que la mente permanezca tensa y turbada y que nuestra forma
de vida sea tan inconsciente.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 162.
38


Visión dualista.
Mente sujeto-objeto.
La visión dualista tiene como consecuencia obligar a la mente a estar alejada de la realidad,
ya que lo que nos transmite no es la realidad material, sino la idea que creamos de aquello
que nos transmiten nuestros sentidos. Y puesto que siempre es este proceso el que se
repite, estamos constantemente en la relación dualista sujeto-objeto; relación que nos
encadena y que, para conseguir liberarnos de ella, tenemos que reconstruirnos modificando
la base de nuestra mente.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 163.
39


Budismo Tíbet y China.
Padmasambhava y Bodhidharma.
Las primeras misiones llegaron a China hacia el año 65 de mano de otro de mis personajes
favoritos junto a Padmasambhava, Bodhidharma (Putidamo en chino y Bodaidaruma en
japonés). Nacido en Ceilán, llegó a Cantón en septiembre del 519 por mar. Después de
entrevistarse con el emperador Wu (a quien le negó la enseñanza del budismo por razones
que desconocemos) cruzó el río Amarillo.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 165.
40


Budismo Japonés.
Jodo y Tendai.
Si la secta Jodo fue anecdótica, el Tendai (Tien-t’ai), marcará un hito en la cultura del Japón.
Esta escuela del budismo Mahayana chino toma su nombre del mismo monte donde se
fundó su primer monasterio tras el estudio de ese cajón de sastre llamado
Saddharmapundarika Sutra, el Sutra del Loto. Los Tendai tras profundizar en los sutras
establecieron su propia noble verdad (en este caso triple y llamado Sandai) que se resume
en:
1. Todas las cosas son vacuas y carentes de realidad.
2. Empero, todas las cosas tienen una realidad aunque provisional.
3. De las dos anteriores se concluye que todas las cosas son aparentes pero
provisionalmente reales.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 169
41


El Buda es lo humano.
Despertar a la luz.
La aparición de un Buda es un gran acontecimiento, pero no es un hecho ni aislado ni único,
como puede suponer la aparición del redentor en la iglesia cristiana o el Mesías en la
tradición hebrea. Un Buda es el estado natural del ser humano, no es un elegido. Su
despertar es un retorno a la luz original. Naturalmente, esto es excepcional porque se obtiene
mediante el despropósito de los sentidos y sin provecho personal. A pesar de que el vacío no
tenga forma, lo impregna todo. El ver dentro de este no-ser de las cosas es el despertar del
Buda.
Lo que debe saber el budista Occidental. Flores Víctor M. Ediciones Librería Argentina, 2008,
España. Pág. 182
42