Download Proposición con punto de acuerdo, por el que se exhorta al

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Ludopatía wikipedia, lookup

Adicción wikipedia, lookup

Pablo Kuri wikipedia, lookup

Fundación Manantiales wikipedia, lookup

Abuso de sustancias wikipedia, lookup

Transcript
Proposición con punto de acuerdo, por el que se exhorta al secretario de Salud, al
comisionado nacional contra las Adicciones y al titular del Centro Nacional para la
Prevención y el Control de las Adicciones a adoptar e impulsar la implantación de
medidas de prevención y tratamiento de la ludopatía, a cargo del diputado Manuel
Ignacio Acosta Gutiérrez, del Grupo Parlamentario del PRI
Los suscritos, diputados Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, Jesús Alberto Cano Vélez,
Ernesto de Lucas Hopkins, Rogelio Manuel Díaz Brown Ramsburgh, José Luis Marcos
León Perea, Onésimo Mariscales Delgadillo, Miguel Ernesto Pompa Corella, del Grupo
Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, de conformidad con lo dispuesto en
los artículos 3, fracción XVIII, 6, numeral 1, fracciones I y VIII, 62, numeral 2, 65, 79,
numeral 1, fracción II, y numeral 2, 100 y 139 del Reglamento de la Cámara de Diputados
del honorable Congreso de la Unión, someten a consideración de esta honorable
soberanía proposición con puntos de acuerdo al tenor de la siguiente
Exposición de Motivos
La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó, desde 1992, en su clasificación
internacional de enfermedades la “ludopatía” como un trastorno de la salud; no obstante
que desde 1980 esta enfermedad fue reconocida por el Manual Diagnóstico y Estadístico
de la Asociación Americana de Psiquiatras (APA) como una categoría diagnóstica con el
nombre de “juego patológico”.
Por otro lado, el Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral (CALCI),
radicado en nuestro país, ha estimado que al menos 4 millones de mexicanos se han visto
afectados directa o indirectamente por este padecimiento, consistente en una conducta de
juego inadaptada, persistente y recurrente que afecta la vida personal, familiar y
profesional (periódico Reforma, 14 de agosto de 2011). En este sentido, este centro
estima, con base en datos de los propios casinos, que al menos 350 mil mexicanos
pueden ser considerados jugadores compulsivos. Carlos del Moral, presidente del CALCI,
señala que a diferencia de otras adicciones y trastornos, la ludopatía es una enfermedad
silenciosa que se hace evidente hasta que el individuo pierde su trabajo o su patrimonio.
Asimismo, advierte que ni la prevención ni el tratamiento de esta enfermedad son parte de
las estrategias del Consejo Nacional contra las Adicciones.
Efectivamente, a pesar de los datos existentes, ni el comisionado nacional contra las
Adicciones ni el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones han
incorporado en sus estrategias —tanto en el ámbito de la prevención, como en el de
tratamiento— el combate a esta enfermedad.
Asimismo, la propia fuente citada menciona que Xóchitl Duque, especialista de los
Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, indicó que en contraste con
la falta de estudios y estadísticas sobre la prevalencia de la ludopatía en México, a nivel
internacional se cuenta con evidencia que señala que entre el 1 y el 3 por ciento de la
población la padece. Según datos de la Secretaría de Gobernación, en nuestro país hay
244 centros de apuestas autorizados, por lo que se puede inferir que este padecimiento
tiene gran incidencia.
Por su parte, debemos reconocer los esfuerzos realizados en esta LXI Legislatura en esta
materia; prueba de ello es la iniciativa de reforma que tiene como objetivo evitar que los
recursos económicos con los que cuentan las familias se destinen a juegos o centros de
apuestas al alcance de niños y jóvenes. Bajo este contexto, se propuso que los recursos
que se obtienen por multas y sanciones a propietarios de máquinas tragamonedas sean
destinados a los programas para jóvenes del Instituto Mexicano de la Juventud.
En suma, la evidencia médica que se ha generado hasta la fecha como resultado de las
investigaciones a lo largo del mundo, ubica la ludopatía o juego compulsivo como una
enfermedad, un trastorno compulsivo de la conducta, que convierte a quien lo padece en
una persona incapaz de resistir el impulso de jugar y que se agudiza de forma crónica y
progresiva hasta convertirse en una adicción con consecuencias de alto riesgo.
A pesar de todo, las políticas públicas mexicanas no han implementado una prevención
social que abarque factores de riesgo ligados a la educación, el mercado laboral y la
violencia intrafamiliar, entre otros, que afectan la salud física y psicológica de las
personas. Por tal motivo, la promoción y consolidación de dichas políticas es fundamental.
Un Estado que es reactivo y no preventivo está condenado al fracaso.
Por su parte, Estados Unidos y España cuentan con una estructura de gobierno dedicada
a brindar ayuda clínica con programas de salud eficientes para adictos al juego, desde
llamadas de orientación a través de líneas telefónicas que ofrecen mantener en el
anonimato —servicios gratuitos que operan las 24 horas del día—, hasta clínicas para
disminuir gradualmente la adicción al juego, pues, según los psiquiatras, es una
enfermedad incurable, donde sólo opera el control.
En estas condiciones, ante casos similares, los ludópatas en México, así como sus
familias, tienen que intentar resolver clínicamente el problema a través de estrategias
individuales; ya que en nuestro país la Secretaría de Salud, la Comisión Nacional contra
las Adicciones y el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones, o el
sector privado, han generado campañas para prevenir, frenar y erradicar la adicción al
juego. De allí la necesidad, dice Carlos del Moral, también creador de la organización no
gubernamental Jugadores en Recuperación, de formar un grupo de autoayuda para el
ludópata, el cual brinde ayuda para frenar la adicción al juego y evitar la tendencia de los
jugadores a buscar en el suicidio la salida final a sus problemas.
De acuerdo con testimonios del creador de esta organización, única en su tipo en México,
hasta ahora han sido infructuosos sus intentos para que en nuestro país se lance una
campaña masiva de prevención del juego de apuestas; por el contrario, los esfuerzos
fueron contrariados por la decisión oficial que propició la apertura masiva de casas de
apuesta en nuestro territorio.
Derivado de lo anterior, consideramos que seguir impulsando acciones que ayuden a la
prevención y tratamiento de esta poca conocida enfermedad en nuestro país es tarea
primordial de esta LXI Legislatura.
Por lo expuesto y fundado, acudo a este honorable pleno a efecto de solicitar su respaldo
a la siguiente proposición con
Puntos de Acuerdo
Primero. Se exhorta al secretario de Salud, al comisionado nacional contra las Adicciones
y al titular del Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones a efecto
de que, en ejercicio de las atribuciones que les confiere la Ley General de Salud y el
Reglamento Interior de la Secretaría de Salud, en sus artículos 8o., 11 Ter y 45 Bis, sobre
la base del reconocimiento de la ludopatía como un problema de salud pública, tengan a
bien establecer estrategias y destinar los recursos necesarios para su prevención y
tratamiento.
Segundo. Se exhorta a las autoridades señaladas en el párrafo precedente para que, en
el marco de la coordinación, cooperación y concertación, previsto en la Ley General de
Salud, promuevan la celebración de convenios con los órdenes de gobierno estatal y
municipal, así como con las organizaciones de los sectores social, privado, académico y
de la sociedad en general, a efecto de favorecer el estudio, el intercambio técnico y
académico y la elaboración de proyectos preventivos y de atención a la ludopatía.
Dado en Palacio Legislativo de San Lázaro, a 13 de septiembre de 2011.
Diputados: Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez (rúbrica), Jesús Alberto Cano Vélez (rúbrica),
Ernesto de Lucas Hopkins, Rogelio Manuel Díaz Brown Ramsburgh, José Luis Marcos
León Perea (rúbrica), Onésimo Mariscales Delgadillo (rúbrica), Miguel Ernesto Pompa
Corella (rúbrica).