Download 2.- Problema de desempleo

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Desempleo wikipedia, lookup

Desempleo en España wikipedia, lookup

Desempleo estructural wikipedia, lookup

Pleno empleo wikipedia, lookup

El fin del trabajo wikipedia, lookup

Transcript
Contenido
2.- Problema del desempleo ............................................................................................................... 2
Costos e importancia del problema del desempleo ....................................................................... 2
Clases de desempleo ....................................................................................................................... 2
El desempleo en España y en Europa.............................................................................................. 4
Política de empleo ........................................................................................................................... 5
Clases............................................................................................................................................... 5
1.- políticas macroeconómicas .................................................................................................... 5
2.- políticas de empleo ................................................................................................................ 5
1
2.- Problema del desempleo
El desempleo es aquella situación en la que se encuentra la persona que siendo capaz de trabajar
busca activamente un empleo y no lo encuentra. Entre los objetivos de política económica que los
diferentes gobiernos han incorporado a sus agendas públicas se encuentra el de reducir la tasa de
paro o alcanzar el pleno empleo. Concretamente se entiende por tasa de paro el porcentaje de la
población activa que no esta empleada y por pleno empleo aquella situación en la que está
empleado al tipo de salario vigente todo el que desee trabajar.
No resulta fácil ni delimitar el problema del paro o desempleo ni proceder a su medida y
cuantificación, debido en parte al tratamiento distinto que recibe por parte de las distintas
escuelas de pensamiento económico.
Costos e importancia del problema del desempleo
Como ya se ha comentado, reducir la tasa de paro constituye uno de los objetivos principales de la
política económica, ya que esta situación genera costos de diversos tipos como costos monetarios
(pérdida de ingresos, llevados en parte por el sistema de protección ante el desempleo), costos no
monetarios (relacionados con problemas de exclusión social o de autoestima, etc.), costos para la
hacienda pública (los derivados de las pérdidas de ingresos y del aumento de los gastos por
prestaciones), costos macroeconómicos (producción que deja de realizarse), pérdidas de capital
humano (derivados de las situaciones de desempleo prolongado, pérdida de hábitos, falta de
conocimientos etc.) y costos sociales y políticos.
Estos costos se ven incrementados como consecuencia de algunas posibles características del paro
cuando éste es permanente (hay tasas elevadas de paro de forma persistente, que además dan
lugar a situaciones de desempleo de larga duración), es discriminatorio (afecta especialmente a
jóvenes y mujeres), o su incremento ha ido acompañado de un deterioro de otras condiciones del
mercado de trabajo (segmentación, empleo precario)
Clases de desempleo
En términos generales podemos diferenciar varios tipos de desempleo en una economía, en
función de los cuales se habrán de adoptar medidas diferentes de política económica para su
reducción o eliminación, atendiendo a las diferentes visiones que de este problema tienen las
diferentes escuelas de pensamiento económicas. Estos tipos de desempleo o paro son:
a) Paro voluntario: situación en la que se encuentran aquellas personas que, teniendo edad para
trabajar, no desean encontrar un empleo en las condiciones vigentes en el mercado de trabajo
(salario, jornada laboral, etc.). estas personas no se incluyen en la “oferta de trabajo”, son
inactivos.
2
b) Paro involuntario: situación en la que se encuentran los miembros de la población activa que,
buscando activamente un empleo con las condiciones vigentes en el mercado de trabajo, no lo
tienen, porque no hay vacantes suficientes.
c) Paro friccional: aquella situación transitoria en la que se encuentra un parado mientras recoge
la información sobre las vacantes disponibles y busca el empleo que mejor se ajusta a sus
características. También se denomina “desempleo de búsqueda”.
Además de estos tipos de paro, y en función de otros parámetros de medida, también existen
otros como el paro estacional (producido como consecuencia de la naturaleza estacional del
trabajo que se realiza), el paro cíclico (el que surge en las economías en la fase recesiva del ciclo
económico), el paro depresivo (el que tiene lugar cuando la economía sufre una profunda
deflación durante un periodo prolongado de años) y el paro estructural ( que surge como
resultado de los cambios tecnológicos y económicos)
En general se puede decir que de todos estos tipos de paro el que resulta más preocupante para
las autoridades económicas es el paro involuntario, que a su vez incluye más tipos de paro, por lo
que es necesario analizar sus causas y las medidas de política económica a arbitrar.
Posibles causas del paro involuntario y medidas de política económica
Para analizar las causas del paro involuntario es necesario conocer las condiciones mínimas que
deben darse simultáneamente para que una empresa contrate a un trabajador, y que son tres:
Primera.- que el salario real que tiene que pagar a ese trabajador no sea superior a la
productividad marginal de ese trabajador. (ejemplo de lo anterior se dará en el pizarrón). En caso
contrario, la decisión de incorporar al trabajador a la plantilla generaría más costos que ingresos.
Segunda.- que la producción que va a generar ese trabajador adicional pueda venderse en el
mercado, es decir, que haya demanda suficiente en el mercado de bienes. En caso contrario, el
valor de su productividad es nulo. Y
Tercera.- que las características del trabajador (cualificaciones) se adapten a las necesidades de la
empresa. Puede aparecer con el progreso técnico.
Si se incumple cualquiera de estas tres condiciones la empresa no contratará a más trabajadores,
pudiendo aparecer desempleo involuntario si todavía hay personas buscando activamente un
empleo. Por tanto, el paro involuntario puede deberse a tres causas diferentes, cada una de las
cuales requerirá medidas de política económica también distintas. Concretamente las causas y los
tipos de desempleo serán los siguientes:
a) Cuando los salarios reales son excesivos. En este caso, las empresas solo contrataran
trabajadores si los salarios reales que debe pagarles son inferiores a su productividad marginal. Si
los salarios son excesivos se genera para clásico y las medidas de política económica a emplear
3
serán políticas de oferta (reforma del mercado de trabajo para que los salarios se ajusten a su
nivel de equilibrio) ejemplo en clase
b) Si la demanda agregada es insuficiente, aunque los salarios sean bajos, las empresas no
contrataran trabajadores si no hay demanda suficiente para su producción. Aparece paro
Keynesiano, y las medidas de política a aplicar serán políticas de demanda expansiva.
c) Cuando hay desajustes de la oferta de trabajo, los trabajadores no se adaptan a las
características requeridas por las empresas o se encuentran en zonas geográficas alejadas, por lo
que aparece el denominado paro estructural que podrá reducirse con políticas activas del mercado
de trabajo.
El desempleo en España y en Europa
La tasa de desempleo o paro a evolucionado de forma distinta en las últimas décadas a nivel
internacional, a nivel europeo y a nivel regional.
Así si analizamos las tasas de desempleo en la economía europea y la americana observamos que
aunque la tasa de paro europea se ha reducido durante los años 90, se mantiene cerca del 8% y ha
sido mayor que la de EEUU. En ambas economías, esta tasa ha vuelto a incrementarse por la
desaceleración económica sufrida desde 2007 y la crisis actual.
Dentro de la economía europea también hay diferencias sustanciales entre los países miembros.
Algunos países sufren tasas de paro superiores a la media en 2007, como Grecia y España,
mientras que otros como Alemania y Portugal tienen una tendencia al alza.
Las tasas de paro más bajas y comparables con EEUU se registran en Austria, Luxemburgo, Irlanda
y Holanda. En 2008 España registró la mayor tasa de paro de la UEM.
El problema del paro ha sido especialmente importante en la economía española, que ha
mantenido una tasa de paro muy por encima de la media durante los años 80 y 90, llegando a
alcanzar una tasa de paro del 19.5 % en 1994. (en la actualidad, año 2011; ha llegado la tasa hasta
25 % o más ). Desde entonces, la economía española ha experimentado un ciclo muy expansivo
basado en la creación de empleo, que le ha permitido converger en tasa de paro y de empleo con
la UEM
Para intentar paliar los problemas del desempleo las autoridades de España conocen que las tasas
de empleo y de actividad masculina ya se sitúan por encima de la media europea por lo que la
convergencia en la tasa de empleo debe lograrse mejorando la tasa de empleo femenina. Para
ello, algunas medidas incluidas en el Plan Nacional de Reformas son la Ley de Igualdad, 60% de
políticas activas dirigidas a mujeres, bonificaciones a la contratación indefinida de mujeres,
medidas positivas para la inserción laboral de mujeres victimas de la violencia de genero. También
se contemplan medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral y familiar (aumento de
plazas públicas en guarderías, mejora del permiso laboral para el cuidado de los hijos).
4
Política de empleo
El desempleo se presenta como un desequilibrio del mercado de trabajo que se perpetúa en el
tiempo. Además se ha visto como en muchos países ha ido creciendo de manera progresiva y
constante en el tiempo haciendo que su solución sea difícil y requiera tiempo. El paro se
manifiesta como uno de los grandes desajustes estructurales que padecen la mayoría de los
países. Por este motivo la preocupación por entender las causas que originan y buscar una
solución ha sido una constante en el tiempo que explica la importancia del diseño de políticas de
empleo que permitan solventar, o al menos suavizar, los efectos negativos del paro.
Se denominan políticas de empleo a todas aquellas medidas que tienen como objetivos el logro de
un funcionamiento eficiente del mercado de trabajo y la mejora de las condiciones laborales de los
trabajadores. Su finalidad última es la creación de empleo y la reducción de las tasas de paro. Con
este propósito, los gobiernos diseñan e instrumentan toda una serie de medidas con las que
animar la creación de empleo, paliar los posibles desajustes de la oferta y mejorar el propio
funcionamiento del mercado de trabajo.
Clases
Dentro de las políticas de empleo cabe diferenciar entre dos grandes grupos.
1.- políticas macroeconómicas
Diseñadas para paliar problemas de insuficiencia de la demanda agregada. Dado que la demanda
del factor trabajo es una demanda derivada de la demanda de bienes y servicios, si el nivel de
demanda agregada no es capaz de generar un volumen de empleo suficiente será necesario poner
en marcha medidas que supongan un incentivo a esta demanda para posibilitar la creación de
puestos de trabajo. En definitiva se trata de aplicar medidas típicamente keynesianas de estimulo
a la demanda agregada a través del aumento del gasto público.
Ahora bien, las medidas de incentivo de la demanda agregada han de tener un carácter selectivo,
de tan forma que impulsen claramente aquellos bienes y servicios intensivos en la utilización de
factor trabajo.
Entre las posibles políticas macroeconómicas de este tipo cabe mencionar las subvenciones a la
inversión de ciertos sectores, las subvenciones a determinadas empresas que mantengan o eleven
el número de trabajadores, las bonificaciones a las cotizaciones empresariales y, en general,
incentivos de cualquier tipo para impulsar la demanda de bienes y servicios cuya producción sea
intensiva en la utilización de factor trabajo.
2.- políticas de empleo
Su objetivo es subsanar desajustes y deficiencias en el mercado de trabajo. Las políticas de empleo
se dividen, a su vez, en dos tipos: por un lado las referidas a la modificación de los elementos
5
normativos e institucionales del mercado de trabajo y, por otro, las denominadas políticas activas
del mercado de trabajo.
a) Políticas referidas a elementos normativos r institucionales del mercado de trabajo
El paro se explica, al menos en parte, por la existencia de ciertos desajustes de carácter
estructural, entre ellos los debidos a elementos institucionales que distorsionan el buen
funcionamiento del mercado de trabajo. Aunque está plenamente admitida la existencia de un
marco regulador para el mercado de trabajo, éste no debe introducir ineficiencias. En este sentido,
destacamos cinco grandes factores que pueden incidir en la marcha del mercado laboral:

Elementos que influyen en la fijación de salarios, como pueden ser la estructura de la
negociación colectiva, la existencia de un salario mínimo y la indexación salarial, basada en
el crecimiento del índice de precios.

Elementos que influyen en las relaciones laborales, entre los que se destacan la normativa
existente en cuanto a modalidades de contratación, los costos y normas de despido y la
movilidad, tanto funcional como geográfica, del factor trabajo.

Elementos que influyen en el proceso de búsqueda de empleo. El elemento fundamental
que puede suponer un desincentivo al proceso de búsqueda de empleo del trabajador en
el paro es el diseño de los subsidios de desempleo, es especial lo que se refiere a la
duración y cuantía del mismo.

Elementos que influyen en la organización del tiempo de trabajo. Una forma de reducir el
paro puede consistir en el reparto del trabajo existente a través de medidas tales como el
fomento de la jubilación anticipada, la reducción de la jornada de trabajo, la limitación de
la realización de horas extraordinarias y del pluriempleo

Elementos que influyen en la información disponible acerca del mercado de trabajo. El
funcionamiento de las oficinas de empleo contribuye sobremanera para que la oferta y la
demanda de trabajo puedan ponerse en contacto y el puesto de trabajo vacante sea
cubierto por un trabajador en paro. Se trata, por tanto, de un elemento institucional
determinante en la eficacia del funcionamiento del mercado de trabajo. Algunos países
han admitido la intermediación de agencias privadas de colocación.
b) Políticas activas del mercado de trabajo
Son todas aquellas encaminadas a elevar las posibilidades de que los parados puedan encontrar un
empleo. Aunque tradicionalmente la política de mercado de trabajo ha tenido un carácter pasivo,
con instrumentos diseñados para proporcionar un ingreso a los trabajadores en paro, a medida
que se ha visto el carácter estructural del desempleo, se han ido poniendo en marcha otro tipo de
medidas dirigidas a mejorar la cualificación de los trabajadores y, en general, a corregir las
deficiencias en el funcionamiento del mercado de trabajo.
6
Dentro de este grupo de políticas activas se incluyen todas las acciones dirigidas a elevar el nivel
de formación de los trabajadores para adaptarlo a las necesidades del mercado y el reciclaje de los
mismos, a facilitar la movilidad del factor trabajo, a mejorar la intermediación del mercado de
trabajo, así como los incentivos a la contratación y creación de empleo.
Se definen las políticas activas de empleo como “el conjunto de programas y medidas de
orientación, empleo y formación que tienen por objeto mejorar las posibilidades de acceso al
empleo de los desempleados en el mercado de trabajo, por cuenta propia o ajena y la adaptación
de la formación y recalificación para el empleo de los trabajadores, así como aquellas otras
destinadas a fomentar el espíritu empresarial y la economía social.
7