Download oraciones de la mañana para reflexionar y orar al comenzar el día

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
ABRIL
2014
ORACIÓN
DE LA MAÑANA
PARA FLEXIONAR
AL COMENZAR EL DÍA
AREA PASTORAL ESCOLAR
VICARIA PARA LA EDUCACION
SUGERENCIA DE LOS PASOS A SEGUIR EN LA ORACIÓN DE LA
MAÑANA
Querido profesor/a:
Ponemos en tus manos el cuadernillo de oración del mes de abril.
La oración es la comunicación que necesitamos tener con aquel que es Nuestro Padre.
Y que nos invita y convoca a encontrarnos con ÉL.
Pasos a seguir
1. Ante Ti Señor:
Oración de motivación
Invocar la presencia de Dios.
2. Escucho tu voz: Lectura texto Bíblico u otro
3. Para mi vida: Preguntas pertinentes al texto o reflexión
4. Desde el Corazón: Breve reflexión
5. Al Finalizar: Oración final
Intención de la Iglesia el mes de Abril
PASCUA DE RESURRECCION
Vida nueva en el corazón de la Iglesia.
Pascua es ser capaz de cambiar, es compartir la vida con esperanza, es
luchar para vencer toda suerte de sufrimiento.
Es decir sí al amor y a la vida, es invertir en la fraternidad,
es luchar por un mundo mejor, es vivir con solidaridad
Pascua es renacimiento, es una nueva oportunidad
para mejorar cosas que no nos gustan de nosotros.
Para ser más felices por conocernos a nosotros mismos un poquito más
y ver que hoy podemos ser mejores de lo que fuimos ayer.
Oración de la mañana - Martes 1/4/14
San Hugo – San Celso
Ante ti Señor
Al comenzar nuestra jornada, te pedimos Jesús amigo, que nos
acompañes y nos ayudes a vivir con sencillez y humildad. Ilumina
nuestro día Señor para que la vida compartida se haga oración. En el
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: Lectura de San Lucas 4,42
En aquel tiempo, se celebraba una fiesta de los judíos, y Jesús subió a
Jerusalén. Hay en Jerusalén, junto a la puerta de las ovejas, una piscina que llaman en
hebreo Betesda. Esta tiene cinco portales, y allí estaban echados muchos enfermos,
ciegos, cojos, paralíticos. Estaba también allí un hombre que llevaba treinta y ocho
años enfermo. Jesús, al verlo echado, y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo, le
dice: «¿Quieres quedar sano?» El enfermo le contestó: «Señor, no tengo a nadie que
me meta en la piscina cuando se remueve el agua; para cuando llego yo, otro se me
ha adelantado.» Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y echa a andar.»
Y al momento el hombre quedó sano, tomó su camilla y echó a andar. Aquel día era
sábado, y los judíos dijeron al hombre que había quedado sano: «Hoy es sábado, y no
se puede llevar la camilla.» Él les contestó: «El que me ha curado es quien me ha
dicho: "Toma tu camilla y echa a andar."» Ellos le preguntaron: «¿Quién es el que te
ha dicho que tomes la camilla y eches a andar?» Pero el que había quedado sano no
sabía quién era, porque Jesús, aprovechando el barullo de aquel sitio, se había
alejado. Más tarde lo encuentra Jesús en el templo y le dice: «Mira, has quedado sano;
no peques más, no sea que te ocurra algo peor.» Se marchó aquel hombre y dijo a los
judíos que era Jesús quien lo había sanado. Por esto los judíos acosaban a Jesús,
porque hacía tales cosas en sábado.
Palabra del Señor
Para mi vida
Jesús pregunta al paralítico, y también a nosotros, ¿Quieres quedar sano?
Pensemos en ¿cómo el Señor nos sana, cuando estamos tristes, angustiados,
preocupados?.
Desde el corazón
Encontrarse con Jesús significa alcanzar perdón, salud y vida. El simbolismo
del agua es la vida, en sus aguas encontramos alivio. Él nos dice hoy a nosotros:
“Toma tu camilla y anda”, que efectivamente caminemos al escuchar su Palabra, y
vayamos siguiendo sus valores de bondad, justicia y paz.
Al Finalizar
Que nunca pasemos de largo ante el dolor de nuestros hermanos, que no
seamos indiferentes al sufrimiento. Danos fuerzas, Jesús, para vivir ayudando a
todos. Amén
Oración de la mañana - Miércoles 02/04/14
San Francisco de Paula – Santa Elba
Ante ti Señor
Durante este día queremos detenernos en el valor de la JUSTICIA.
Nuestro mundo, nuestra sociedad, nuestra familia y nuestro colegio están
a veces heridos por la desigualdad. Estas situaciones nos impiden avanzar
como personas y nos alejan del Evangelio. Te pedimos que nosotros
siguiéndote a Ti, sepamos comprometernos con la justicia. Danos tu ayuda para que
seamos valientes ante aquello que es injusto. En el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: Lectura del libro de Isaías 49,8-15
Así dice el Señor: «En tiempo de gracia te he respondido, en día propicio te he
auxiliado; te he defendido y constituido alianza del pueblo, para restaurar el país,
para repartir heredades desoladas, para decir a los cautivos: "Salgan", a los que están
en tinieblas: "Vengan a la luz." Aún por los caminos pastarán, tendrán praderas en
todas las dunas; no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el bochorno ni el sol;
porque los conduce el compasivo y los guía a manantiales de agua. Convertiré mis
montes en caminos, y mis senderos se nivelarán. Mirenlos venir de lejos; mirenlos ,
del norte y del poniente, y los otros del país de Sin. Exulta, cielo; alégrate, tierra;
rompan a cantar, montañas, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de
los desamparados. Sión decía: "Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha
olvidado." ¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el
hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré.»
Palabra de Dios
Para mi vida
¿Acepto el amor incondicional de Dios, que no me olvida?
¿Conoces personas que viven bajo la injusticia? ¿Pides para que tengan los medios
suficientes y eficaces para vivir con dignidad?
Oremos por los pobres y los que sufren, por todos los que están pidiendo a gritos
alegría y un poco de felicidad
Desde el corazón
Dios nos expresa apasionadamente que Él está con
nosotros, que no nos puede olvidar, que quiere que vivamos en
su amor, que Él es fiel, aun cuando no siempre lo seamos. Jesús
es el signo palpable del amor de Dios. Él es la fuente de vida ahora entre
nosotros. Con y como Jesús, tenemos que buscar la voluntad del Padre.
Al Finalizar
“Dios nunca se olvida de nosotros”. No nos olvidemos de Él. Que la bendición
de Dios Topoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo nos hago vivir en esta conciencia
de hijos suyos. Amén
Oración de la mañana - Jueves 03 /04/14
San Ricardo
Ante ti Señor
Gracias Jesús por este nuevo amanecer. Gracias por tu presencia que nos
acompaña en el caminar. Te damos gracias por nuestra comunidad educativa y por
todos los que la forman.
Iniciamos esta jornada escolar con entusiasmo, con alegría, con ilusión nueva.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En un Salmo “Sembrador de Vida”
Señor, gracias porque has sembrado la semilla del amor
en mí. Quiero que esa semilla crezca a tu calor para que dé
frutos de servicio y de entrega. Quiero ser vida para los demás
aunque se me hace duro enterrar la semilla. Otras veces las malas semillas ahogan la
semilla del amor en mi corazón; es entonces cuando necesito de Ti, de tu ejemplo y
de tu gracia.
Siembra en mí el amor y hazlo crecer: aunque a veces me cueste ser generoso,
vencer el rencor y la pereza, -decir la verdad. Siembra, Señor, tu vida en mí.
Para mi vida
El salmo nos invita adar gracias por la semilla del amor y vida que Dios ha puesto en
nosotros:
¿Por qué tenemos que dar las gracias a Jesús como grupo curso?
¿Somos semillas de vida para los compañeros?
¿Dejamos que el Señor Jesús siembre la semilla de su mensaje en nuestras vidas?
Desde el corazón
El Señor nos invita a ser sembradores, a ser solidarios y amar a los demás
con gestos, hechos y actitudes, no sólo con palabras. Ayuda a que nuestra semilla
pueda dar muchos frutos de cosas buenas. También nos enseña que para seguir sus
pasos hay que servir a los demás. Ayúdanos a ser generosos, a preocuparnos por los
demás, a vivir pensando en ellos.
Al Finalizar
Te pedimos, Señor que cuentes con nosotros para hacer un
poco más agradable el día de hoy, a las personas con las que
nos vamos a encontrar a lo largo del día. Amén
Oración de la mañana _ Viernes 04/04/14
San Isidoro
Ante ti Señor
Al iniciar nuestra oración de la mañana Señor, queremos aprender a darnos,
hemos recibido muchos dones para compartir con los demás. Enseñanos a no ser
egoístas, a pensar primero en los demás y a compartir con alegría. En el nombre del
Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Escucho tu voz: En un extracto del Mensaje del Papa Francisco,
cuaresma 2014
Con ocasión de la Cuaresma les propongo algunas reflexiones, a fin de que les
sirvan para el camino personal y comunitario de conversión. Comienzo recordando
las palabras de san Pablo: «Pues conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el cual,
siendo rico, se hizo pobre por nosotros para enriquecernos con su pobreza» (2 Cor 8, 9). El
Apóstol se dirige a los cristianos de Corinto para alentarlos a ser generosos y ayudar
a los fieles de Jerusalén que pasan necesidad… Ante todo, nos dice cuál es el estilo de
Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la
debilidad y la pobreza: «Siendo rico, se hizo pobre por nosotros…».
Para mi vida
¿Qué nos dicen, a los cristianos de hoy, estas palabras de san
Pablo?
¿Qué significa para nosotros la invitación a vivir la pobreza en
sentido evangélico?
Desde el corazón
Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la
debilidad y la pobreza: “Siendo rico, se hizo pobre por nosotros”. Cristo, el Hijo eterno de
Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre. Estamos llamados a mirar las
miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras
concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la
pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza.
Al Finalizar
Escucha Señor nuestar oración, para que iluminados por la luz del Espíritu
Santo podamos vivir en amor solidario en medio de la comunidad y de nuestras
familias. Cambia nuestro corazón y que compartamos lo que tenemos, porque dando
se recibe y compartiendo se descubre tu presencia en nuestro corazón. Amén
Oración de la mañana _ Lunes 07/04/14
San Juan Bautista de la Salle
Ante ti Señor
Jesús, en este dìa enseñanos a amar. Cuando nos encontremos a alguien
desalentado o triste, Jesús, enseñanos a amar. Cuando nos necesiten en nuestras
familias, Jesús, enseñanos a amar. Cuando compartamos nuestro tiempo con los
comapañeros y amigos. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén
Escucho tu voz: A través de un escrito anónimo
Siempre he pensado, Señor, que el amor era un sentimiento agradable, estar
muy a gusto con alguien, vivir en armonía, sentir el cariño de los demás.
Pero cuando te veo en la cruz descubro que el amor es además otras cosas.
Amar es también renunciar a los propios intereses por el bien de los demás, es
compartir el sufrimiento de los que sufren, es vivir el mal que otros me hacen sin
dejar que el odio o la venganza se adueñen de mí, es emplear la propia vida para dar
vida a los demás. A veces el amor duele. Así me has amado tú, Jesús.
¿Puedes regalarme un poco de ese amor?
Para mi vida
El Señor nos invita a ser desprendidos y generosos
¿ Qué actitudes de generosidad y amor descubro en mi mismo y en
mis compañeros?
¿Qué personas conoces que viven el amor al estilo de Jesús?
¿Por qué el corazón de las personas es compasivo, capaz de amar y perdonar?
Desde el corazón
Jesús amigo, queremos darte las gracias por tu gran amor, por todos los regalos de
generosidad que nos has dado. Enséñanos a amar a los demás así como Tú también
nos amas a cada uno de nosotros. Queremos aprender a amar y compartir con los
demás. Tú conoces nuestro corazón. Sabes que somos pobres y débiles, pero
tenemos deseos de entregarnos sin medida. Ayúdanos a entregarnos a los demás.
Al Finalizar
Jesús, enséñame a ser como tú: a amar con tu corazón, a sentir tus
sentimientos, a gastar y desgastar mi vida amando y sirviendo a los
demás. Amén
Oración de la mañana _ Martes 08/04/14
San Dionisio – Santa Constanza
Ante ti Señor
Reunidos como grupo curso iniciamos nuestra oración dando gracias a Dios
por todo lo que vamos viviendo día a día. Que Jesús nos enseñe a reconocer en las
personas su rostro de amigo y hermano. En el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Salmo del día
Señor, escucha mi oración, que mi grito llegue hasta ti; no me escondas tu
rostro el día de la desgracia. Inclina tu oído hacia mí; cuando te invoco, escúchame
en seguida.
Los gentiles temerán tu nombre, los reyes del mundo, tu gloria. Cuando el
Señor reconstruya Sión y aparezca en su gloria, y se vuelva a las súplicas de los
indefensos, y no desprecie sus peticiones.
Quede esto escrito para la generación futura, y el pueblo que será creado
alabará al Señor.
Que el Señor ha mirado desde su perfecto santuario, desde el cielo se ha fijado
en la tierra, para escuchar los gemidos de los humillados y librar a los condenados a
muerte
Para mi vida
Pensemos en las familias de nuestro colegio que sufren y pasan necesidad, oremos
con fe por todos ellas.
¿Cuándo nos ponemos a la escucha de Dios en la oración, cuándo lo sentimos y
dejamos actuar en nosotros?
Desde el corazón
Señor queremos descubrir que la oración es un camino de
vida, que nos sirve para darnos cuenta de todo lo que vivimos
durante el día, de las cosas buenas y no tan buenas que hacemos en el
colegio y en casa. Con ella aprendemos de nuestros errores y a dar gracias a Dios por
todas las cosas buenas que disfrutamos compartiendo con los demás.
Al Finalizar
Señor te ofrecemos el trabajo de este día; que nuestro esfuerzo sirva para la
felicidad de los demás, para ser mejores personas. Que podamos ir haciendo de la
oración una actitud de vida. Haz que nazca en nuestros corazones el deseo de orar
en todo momento. Amén
Oración de la mañana – Miércoles 09/04/14
Santos Demetrio y Casilda
Ante ti Señor
Señor Jesús, comenzamos este día contentos, con la alegría de
aprender cosas nuevas y de trabajar lo mejor que podamos. Con ganas de compartir
lo mejor de nosotros con los compañeros y profesores. En el nombre del padre, del
Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de San Juan 8, 31-42
En aquel tiempo, Jesús dijo a los que habían creído en Él: "Si se mantienen
fieles a mi palabra, serán verdaderos discípulos míos, conocerán la verdad y la
verdad os hará libres". Ellos replicaron: "Somos hijos de Abraham y nunca hemos
sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Serán libres?" Jesús les contestó: "Yo les
aseguro que todo el que peca es un esclavo y el esclavo no se queda en la casa para
siempre; el hijo sí se queda para siempre. Si el Hijo les da la libertad, serán realmente
libres. Ya sé que son hijos de Abraham; sin embargo tratan de matarme, porque no
aceptan mis palabras. Yo hablo de lo que he visto en casa de mi Padre: ustedes hacen
lo que han oído en casa de su padre". Ellos le respondieron: "Nuestro padre es
Abraham". Jesús les dijo: "Si fueran hijos de Abraham, harían las obras de Abraham.
Pero tratan de matarme a mí, porque les he dicho la verdad que oí de Dios. Eso no lo
hizo Abraham. Ustedes hacen las obras de su padre". Le respondieron: "Nosotros no
somos hijos de la prostitución. No tenemos más padre que a Dios". Jesús les dijo
entonces: "Si Dios fuera su Padre me amarían a mí, porque yo salí de Dios y vengo de
Dios; no he venido por mi cuenta, sino enviado por Él".
Palabra del Señor
Para mi vida
Podemos preguntarnos de acuerdo al texto: ¿Amamos verdaderamente?
¿Qué significa permanecer en el amor de Dios?
¿Que actitudes nos ayudan a permanece en su amor y verdadera
libertad?.
Desde el corazón
Permanecer en Dios significa que confiamos en que Dios nos ama. Dios
permanece en nosotros; pero más que el amor de Dios, es el mismo Dios quien se
hace presente en nuestra vida, porque Él es Amor. El amor no son palabras, sino
experiencia, una opción fundamental de vida y seguimiento del áquel que es
Camino, verdad y vida.
Al Finalizar
En el día de hoy, ayúdanos a reflexionar en la libertad que nos regala
permanecer en tu amor, Señor. Que podamos hacer un acto de amor hacia Ti, que
brote libremente y que se refleje en el encuentro con nuestro prójimo. Amén
Oración de la mañana - Jueves 10/04/14
San Exequiel
Ante ti Señor
Jesús, hoy queremos recordar a las personas que ayudan a los demás y
anuncian tu nombre en lugares lejanos. Que nosotros en este día ayudemos a los
compañeros, especialmente a los más necesitados. En el nombre del padre, del Hijo y
del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de San Lucas 4,42
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: «Les aseguro, que quien guarda mi
palabra no sabrá lo que es morir para siempre.» Los judíos le dijeron: «Ahora vemos
claro que estás endemoniado; Abrahán murió, los profetas también, ¿y tú dices:
"Quien guarde mi palabra no conocerá lo que es morir para siempre"? ¿Eres tú más
que nuestro padre Abrahán, que murió? También los profetas murieron, ¿por quién
te tienes?» Jesús contestó: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría
nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien ustedes dicen: "Es nuestro Dios",
aunque no lo conocen. Yo sí lo conozco, y si dijera: "No lo conozco" sería, como
ustedes, un embustero; pero yo lo conozco y guardo su palabra. Abrahán, su padre,
saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vió, y se llenó de alegría.» Los judíos le
dijeron: «No tienes todavía cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán?» Jesús les dijo:
«Les aseguro que antes que naciera Abrahán, existo yo.» Entonces cogieron piedras
para tirárselas, pero Jesús se escondió y salió del templo.
Palabra del Señor
Para mi vida
Intenciones
- Señor, Jesús, danos la gracia de creer en tu palabra y de
guardarla y cumplirla en nuestra vida diaria.
- Señor, Jesús, te rogamos para que nos acerquemos más a Ti,
a través de la fidelidad a la Alianza que sellaste con Abrahán.
Desde el corazón
Nuestra comunión con Dios, nuestra esperanza, depende de la fe. Dios ofrece
una Alianza; nosotros tenemos que confiar en ella. Abrahán creyó en la palabra de
Dios y su fe cambió su propio destino y el de su pueblo. Muchos judíos no creyeron y
se desconectaron de sus antepasados y del nuevo pueblo de Dios. Dios nos habla a
nosotros por medio de su Palabra Viva, que es una persona: Jesucristo. Si creemos en
Él, nos convertimos en el pueblo de la nueva Alianza, viviendo en la esperanza de la
promesa de vida plena.
Al Finalizar
Señor Dios nuestro, que sepamos vivir según tu palabra, para
llegar felizmente a nuestro nuevo destino, que es ser hombres y mujeres “para-losdemás”,que sirvamos y nos entreguemos a Jesús, tu Hijo y Señor nuestro, por los
siglos de los siglos. Amén
Oración de la mañana – Viernes 11/04/14
San Estanislao – Santa Gema
Ante ti Señor
Unidos como grupo curso iniciamos la oración de la mañana, teniendo en
cuenta lo que nos dice Jesús, recordar sus palabras y obras. Que en esta jornada
podamos permanecer unidos a Él. En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu
Santo. Amén
Escucho tu voz: En un cuento
Había una vez un árbol muy antiguo y de mucha experiencia. En este árbol
había una hoja verde, recién crecida, que se agitaba al soplo del viento. El robusto
árbol la nutría con su savia y la hoja se encontraba muy bien y estaba dichosa. Un
día, el viento, acariciándola, le murmuró: "¿Qué haces tú, tan bella, adherida a este
tronco? ¿Quieres venir conmigo? Te enseñaré a bailar en los aires y serás libre". El
árbol aconsejó a la hoja que no se separará de él. Pero la hoja quiso escuchar más bien
al viento. Se desprendió del árbol y bailó en los aires. Pero cuando se dió cuenta de
que este baile era cuesta abajo, ya era tarde. Cayó en el fango y allí se secó.
Para mi vida
De acuerdo a lo escuchado:
¿Cómo crees que la hoja actuó: de manera inteligente o de manera
precipitada?
Si se hubiera quedado unida al árbol, ¿qué hubiese ocurrido?
¿En nuestra vida actuamos precipitadamente o reflexioanmos nuestras decisiones?
Desde el corazón
La Cuaresma, nos ha ido ayudando a estar unidos a Jesús, como la hoja lo
estaba al árbol. En los días en que nuestra vida parece monótona y gris, y cuando nos
impacientamos con nosotros mismos, nos cuesta permanecer unidos a este gran
árrbol que representa a Jesús. Aprendamos a vivr con mayor conciencia que el
permanecer unidos a Ti nos hace tomar mejores decisiones.
Al Finalizar
Mira con amor Señor la oración que te presentamos, ayúdanos a cambiar
nuestras actitudes, para vivir unidos a ti y a reconocerte presente en nuestro corazón
y en el de nuestros hermanos, especialmente en este tiempo de semana santa que
iniciamos este “Domingo de Ramos”. Amén
Oración de la mañana – Lunes 14/04/14
San Máximo - Lunes Santo
Ante ti Señor
En estos días de Semana Santa, Jesús el Señor nos conduce de la muerte a la
vida. Si aprendemos de él a amar, a servir, y a vivir los unos para los otros, aun a
costa de sacrificio, seremos felices. En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu
Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de San Juan 12, 1-11
Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien
había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y
Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume
de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su
cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.
Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice: «¿Por qué
no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?»
Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como
tenía la bolsa llevaba lo que iban echando. Jesús dijo: «Déjala; lo tenía guardado para
el día de mi sepultura; porque a los pobres los tienen siempre con ustedes, pero a mí
no siempre me tendrán.» Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y
fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de
entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque
muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.
Palabra del Señor
Para mi vida
¿Qué sentimientos nos deja la lectura?
¿Cuáles eran los sentimientos de Jesùs?
¿De qué manera podemos servir HOY a Jesús?
Desde el corazón
El mensaje del evangelista Juan nos hace revivir, los últimos instantes de Jesús:
la unción en Betania, en casa de sus amigos, Lázaro, Marta, María. Luego la última
cena con sus apóstoles y la traición de uno de los Doce apostoles. Jesús se presenta
humilde, manso, perseguido, nos libera a cada uno de nosotros con su muerte.
Al Finalizar
Concédenos Señor la fuerza para no desfallecer en nuestras fragilidades y
esperanzados por tu amor, vivamos esta Seman Santa unidos a ti. Que acojamos
este tiempo de gracia para “«salir» al encuentro de los demás, haciéndonos cercanos
para llevar la luz y la alegría de nuestra fe. Amén
Oración de la mañana – Martes 15/04/14
San Crescente – Martes Santo
Ante ti Señor
Señor Jesucristo, tu cruz sigue siendo para nosotros un misterio, como todos
los dolores y necesidades que nos rodean. Sin embargo, confiamos en tu palabra y
ejemplo. Transforma nuestras cruces, y hazlas portadoras de vida y felicidad. En el
nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En la Lectura del libro de Isaías 49, 1-6
Escuchen, islas; atiendan, pueblos lejanos: Estaba yo en
el vientre, y el Señor me llamó; en las entrañas maternas, y pronunció mi nombre.
Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de su mano; me hizo
flecha pulida, me guardó en su aljaba y me dijo: «Tú eres mi siervo, de quien estoy
orgulloso.» Mientras yo pensaba: «En vano me he cansado, en viento y en nada he
gastado mis fuerzas», en realidad mi derecho lo llevaba el Señor, mi salario lo tenía
mi Dios. Y ahora habla el Señor, que desde el vientre me formó siervo suyo, para que
le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel —tanto me honró el Señor, y mi Dios
fue mi fuerza—: «Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y
conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones, para que mi
salvación alcance hasta el confín de la tierra.»
Palabra de Dios
Para mi vida
Oremos: *Por los que viven solos, alejados, o encerrados en sí mismos, para que
acepten la compañía de Cristo, y la nuestra.
* Por todos nosotros, para que aprendamos de nuestro Señor a cargar nuestras cruces
con paciencia y humildad.
* Por nuestra comunidad educativa, para que como Jesús, nuestro Salvador, seamos
pobres, serviciales y abiertos a las necesidades de los demás.
Desde el corazón
Tanto amó Dios al mundo que entregó su único Hijo para salvarnos y darnos
vida con su muerte y resurrección. La cruz sigue siendo para nosotros un misterio,
como todos los dolores y necesidades que nos tocan vivir. Jesús es totalmente
desinteresado y generoso, totalmente abierto a Dios y a todo el mundo. Es el perfecto
servidor, la persona-para-otros.
Al Finalizar
Haznos Señor en esta semana santa “personas-para-los-demás”. Que
aceptemos las dificultades, incluso incomprensiones, transformandolas en fuentes de
vida y alegría para todos los que nos rodean. Amén
Oración de la mañana – Miércoles 16 /04/14
San Flavio – Miércoles Santo
Ante ti Señor
Jesús se entrega por amor a nosotros, él no rechaza el
dolor, lo asume. Que en los momentos difíciles, Señor, seamos
dóciles y confiemos en Ti. En el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo. Amèn
Escucho tu voz: En el Evangelio de san Mateo 26,14-25
Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a ver a los sumos
sacerdotes y les dijo: «¿Cuánto me darán si se lo entrego?». Y resolvieron darle treinta
monedas de plata. Desde ese momento, Judas buscaba una ocasión favorable para
entregarlo. El primer día de los Ácimos, los discípulos fueron a preguntar a Jesús:
«¿Dónde quieres que te preparemos la comida pascual?». Él respondió: «Vayan a la
ciudad, a la casa de tal persona, y díganle: “El Maestro dice: Se acerca mi hora, voy a
celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos”». Ellos hicieron como Jesús les
había ordenado y prepararon la Pascua.
Al atardecer, estaba a la mesa con los Doce y, mientras comían, Jesús les dijo: «Les
aseguro que uno de ustedes me entregará». Profundamente apenados, ellos
empezaron a preguntarle uno por uno: «¿Seré yo, Señor?». Él respondió: «El que
acaba de servirse de la misma fuente que yo, ese me va a entregar. El Hijo del
hombre se va, como está escrito de él, pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del hombre
será entregado: más le valdría no haber nacido!». Judas, el que lo iba a entregar, le
preguntó: «¿Seré yo, Maestro?». «Tú lo has dicho», le respondió Jesús.
Palabra del Señor
Para mi vida
¿Qué significa para ti ser fiel al amor de Jesús?
¿Qué actitudes nos falta para crecer en fidelidad a este amor?
Desde el corazón
Jesús nos invita a crecer en amor y fidelidad. Llamada que se traduce a
seguirle como discípulos misioneros suyos, viviendo la alegría del encuentro,
acogiendo al hermano que sufre y sirviendo con generosidad en lo cotidiano de cada
dìa.
Al Finalizar
En esta Semana Santa! reflexionemos sobre el inmenso amor que Dios nos
tiene a cada uno, a través de la oración, en su Palabra y en el encuentro con los
hermanos. Amén
Oración de la mañana – Jueves 17/04/14
San Benito José Labrè – Jueves Santo
Ante ti Señor
Nos ponemos delante de Ti, Señor, con el deseo de estar un rato contigo. Jesús
entregó su vida por nosotros y nos dejó el signo de la entrega hecha servicio. En el
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el evangelio Juan 13, 1-17
Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de
pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el
mundo, los amó hasta el fin. Durante la Cena, cuando el demonio ya había inspirado
a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarlo, sabiendo Jesús que el
Padre había puesto todo en sus manos y que él había venido de Dios y volvía a
Dios, se levantó de la mesa, se sacó el manto y tomando una toalla se la ató a la
cintura. Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos
y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura. Cuando se acercó a Simón Pedro,
este le dijo: «¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí?». Jesús le respondió: «No
puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo
comprenderás».«No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí!». Jesús le
respondió: «Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte». «Entonces, Señor, le
dijo Simón Pedro, ¡no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza!». Jesús le
dijo: «El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está
completamente limpio. Ustedes también están limpios, aunque no todos». Él sabía
quién lo iba a entregar, y por eso había dicho: «No todos ustedes están limpios».
Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les
dijo: «¿Comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me llaman Maestro
y Señor; y tienen razón, porque lo soy. Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he
lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el
ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes. Les aseguro que el
servidor no es más grande que su señor, ni el enviado más grande que el que lo
envía. Ustedes serán felices si, sabiendo estas cosas, las practican.
Palabra del Señor
Para mi vida
En este Jueves Santo Jesús te invita a servir. Ofrece al Señor
en este día una acción que vaya en ayuda a: Tus padres,
compañeros, profesores, auxiliares, amigos, etc
Desde el corazón
Servir es darse por completo en el amor. Jesús lo hace en la cena con sus
amigos haciendose servidor de todos.
Al Finalizar
Señor Jesús, enseñanos a ser servidores de todos sin mirar a
quien. A estar atentos a las necesidades especialmente de
aquellos hermanos que sufren de dolores, enfermedades y soledad. No permitas que
seamos egoistas en el amor. Amén
Oración de la mañana - Lunes 21/04/14
San Anselmo – Tiempo pascual/ Octava de Pascua
Ante ti Señor
¡Bienvenidos! Hoy estamos de fiesta “Jesús ha Resucitado”
quedándose para siempre en nosotros. Es por eso que nos saludamos de una manera
especial. Deseándonos una ¡Feliz Pascua de Resurrección! Nos damos el abrazo de la
paz. En el nombre Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el evangelio Mateo 28, 8-15
Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del
sepulcro y corrieron a dar la noticia a los discípulos.
De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: «Alégrense».
Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él. Y Jesús les dijo:
«No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán».
Mientras ellas se alejaban, algunos guardias fueron a la ciudad para contar a
los sumos sacerdotes todo lo que había sucedido. Estos se reunieron con los ancianos
y, de común acuerdo, dieron a los soldados una gran cantidad de dinero, con esta
consigna: «Digan así: “Sus discípulos vinieron durante la noche y robaron su cuerpo,
mientras dormíamos”. Si el asunto llega a oídos del gobernador, nosotros nos
encargaremos de apaciguarlo y de evitarles a ustedes cualquier contratiempo». Ellos
recibieron el dinero y cumplieron la consigna. Esta versión se ha difundido entre los
judíos hasta el día de hoy.
Para mi vida
Palabra del Señor
La Resurrección es la prueba máxima del cumplimiento de la promesa que
hizo Jesús a sus amigos. Sin embargo, ellos al recibir la noticia de parte de las
mujeres, no creyeron.
¿Por qué crees tu que les fue tan difícil a los amigos de Jesús creer en la
resurrección de su Maestro?
Desde el corazón
La alegría de la resurrección hace que las mujeres sean mensajeras valientes
de Cristo, que al recibir el anuncio salen “corriendo” a proclamar la buena noticia a
los discípulos del Maestro. Seamos hoy también mensajeros valientes y atrevidos
para anunciar a Jesús que resucita de manera siempre nueva en el corazón de cada
uno de nosotros.
Al Finalizar
Jesús, que por nostros te has entregado a la muerte, y has resucitado
victorioso, te pedimos que podamos acoger el ragalo de tu vida nueva. Amén.
Oración de la mañana – Martes 22/04/14
San Lucio - Santa Karina / Octava de Pascua
Ante ti Señor
En estos cincuenta días en que celebramos el tiempo Pascual, acojamos a Jesús
Resucitado. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En un cuento bíblico
Pascua de Resurrección nos habla de amor total, de entrega, de hacer realidad
el mandamiento de Jesús: “Ámense los unos a los otros como Yo les he amado”.
La historia cuenta que había dos hermanos que se querían con toda el alma.
Ambos eran agricultores. Uno se casó y el otro permaneció soltero. Decidieron seguir
repartiendo toda su cosecha a medias. Una noche el soltero soñó: ¡No es justo! Mi
hermano tiene mujer e hijos y recibe la misma proporción de cosecha que yo que
estoy solo. Iré por las noches a su montón de trigo y le añadiré varios sacos sin que él
se de cuenta. A su vez, el hermano casado soñó también una noche: ¡No es justo! Yo
tengo mujer e hijos y mi futuro estará con ellos asegurado. A mi hermano, que está
solo, ¿quién lo ayudará? Iré por las noches a su montón de trigo y le añadiré varios
sacos sin que se de cuenta. Así lo hicieron ambos hermanos. Y ¡oh, sorpresa!, ambos
se encontraron en el camino, una misma noche, portando sacos uno para el otro. Se
miraron, comprendieron lo que pasaba y se abrazaron con un abrazo de hermanos,
aún más fuerte, y para siempre.
Para mi vida
¿Qué conslusiones sacas después de escuchar esta historia?
¿Cómo estas viviendo hoy el valor de la justicia como, hijo,
alumno, compañero, amigo, etc?
Desde el corazón
A veces, es necesario hacer un alto en nuestra vida y valorar las bendiciones
que tenemos al contar con un hermano, amigo, padre, madre. Es esencial, como hijos
de Dios amarnos. No podemos dar testimonio de Vida, si no amamos a los que están
más cerca de nosotros. El Señor nos pide caridad y entrega. Estamos celebrando la
Pascua de Resurrección y hoy, si no hemos dicho un te quiero, un te amo, es un buen
día para comenzar.
Al Finalizar
Juntemos nuestras manos y hacemos la oración que el mismo Jesús nos
enseñó.
Padre Nuestro…Amén.
Oración de la mañana - Miércoles 23 /04/14
San Adalberto – San Jorge / Octava de Pascua
Ante ti Señor
Dios y Padre nuestro: Tú eres un Dios de Vida que
nos invitas a salir de nuestra desesperanzas y temores para
vivir en plenitud el don de la fe con alegría y esperanza.
Escucho tu voz: En el Evangelio de San Lucas 24, 13-35
Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado
Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén. En el camino hablaban sobre lo
que había ocurrido. Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y
siguió caminando con ellos. Pero algo impedía que sus ojos lo reconocieran. Él les
dijo: «¿Qué comentaban por el camino?». Ellos se detuvieron, con el semblante
triste, y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: «¡Tú eres el único forastero en
Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!». «¿Qué cosa?», les preguntó. Ellos
respondieron: «Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en
obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y cómo nuestros sumos
sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo
crucificaron. Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo
esto ya van tres días que sucedieron estas cosas. Es verdad que algunas mujeres que
están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro y,
al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les habían aparecido unos
ángeles, asegurándoles que él está vivo. Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y
encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron».
Jesús les dijo: «¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que
anunciaron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos
para entrar en su gloria?». Y comenzando por Moisés y continuando con todos los
Profetas, les interpretó en todas las Escrituras lo que se refería a él.
Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir
adelante. Pero ellos le insistieron: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día
se acaba». Él entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó el pan y
pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Entonces los ojos de los
discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. Y se
decían: «¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos
explicaba las Escrituras?».
En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí
encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos, y estos les
dijeron: «Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!». Ellos, por su
parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al
partir el pan. Palabra del Señor
Para mi vida
Los discípulos al reconocer a Jesús experimentaron los frutos de la resurrección, estos
son:
‐ La alegría del encuentro
‐ La paz, al escuchar su Palabra.
‐ La fuerza, para vencer el miedo y la desesperanza del abandono.
‐ Presencia amorosa en la fracción del Pan.
‐ Vida abundante y para siempre al reconocer que Jesús ha resucitado.
‐ Pensemos en los frutos de la Resurrección y en cómo podemos ser reflejos de Cristo
a través de ellos. ¿Cuál o cuáles de estos frutos te sientes motivado a compartir con
los demás? Alegría, paz, fuerza, presencia amorosa o vida abundante.
Desde el corazón
Para ser testigo de Cristo resucitado no basta decir: “Creo que Cristo ha
resucitado”, sino “yo vivo la experiencia de Cristo resucitado”, experimentar su vida
nueva, llegar a ser hombres y mujeres nuevos que viven los frutos de la Resurrección.
Al Finalizar
Señor Dios nuestro Tu Hijo está en medio de nosotros y se nos muestra en la
fracción del pan. Que nunca dejemos de alimentarnos de tu Palabra y seamos
siempre constructores de un mundo mejor. Amén
Oración de la mañana - Jueves 24/04/14
Santa Eufrasia – Octava de Pascua
Ante ti Señor
Alegres de comenzar esta nueva mañana, pensemos en los compañeros y
compañeras que hoy no están presente y ofrezcamos a Jesús Resucitado el deseo que
se encuentren bien. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de San lucas 24, 35-48
Todavía estaban hablando de esto, cuando Jesús se apareció en medio de ellos
y les dijo: «La paz esté con ustedes». Atónitos y llenos de temor, creían ver un
espíritu, pero Jesús les preguntó: «¿Por qué están turbados y se les presentan esas
dudas? Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean. Un espíritu
no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo». Y diciendo esto, les mostró sus
manos y sus pies. Era tal la alegría y la admiración de los discípulos, que se resistían
a creer. Pero Jesús les preguntó: «¿Tienen aquí algo para comer?». Ellos le
presentaron un trozo de pescado asado; él lo tomó y lo comió delante de todos.
Después les dijo: «Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que
se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los
Salmos».Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las
Escrituras, y añadió: «Así estaba escrito: el Mesías debía sufrir y resucitar de entre
los muertos al tercer día, y comenzando por Jerusalén, en su Nombre debía
predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados. Ustedes
son testigos de todo esto.
Palabra del Señor
Para mi vida
Hoy a través del Evangelio también nos podríamos hacer la
pregunta que Jesús hace a los discípulos como por ejemplo:
¿Cuáles son las cosas que nos atormentan? ¿Qué dudas se hacen
presente a la hora de creer en Jesús?
Desde el corazón
Jesús en su Palabra nos invita a creer en su resurrección y cultivar el don de la
fe como un regalo que se pide a diario. En este día pidamos al Señor que aumente
nuestra fe.
Al Finalizar
Nos ponemos en tus manos, Jesús, para aprender a dar gracias, a pedir
perdón, a pedirte lo que necesitamos. Queremos tener una fe grande Señor, que nos
ayude a llevar mucho amor a todos los que nos rodean. Muéstranos el camino de la
alegría y la esperanza. Amén
Oración de la mañana - Viernes 25/04/14
San Marcos – Octava de Pascua
Ante ti Señor
En este último día de la semana nos damos tiempo para ponernos bajo la
presencia amorosa del Señor Resucitado. En el nombre del padre, del Hujo y del
Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: A través de un cuento oriental
Un discípulo fue un día a encontrar a su maestro y le dijo: maestro, yo
quiero encontar a Dios. El maestro miró al joven sin decir nada y le sonrió. El joven
regresaba cada día repitiendo lo mismo. Pero el maestro sabía mejor que el
muchacho qué hacer.
Un día en que hacía mucho calor, le pide al joven acompañarlo hasta el río
para nadar, el joven saltó al agua. El maestro lo siguió y lo mantuvo bajo el agua a la
fuerza. Cuando el joven se levantó un momento, el maestro lo dejó y le preguntó:
¿Cuál fue tu mayor deseo cuando estabas dentro del agua? del aire, le respondío el
díscipulo. ¿Deseas a Dios de la misma manera? dijo el maestro. Si tú lo deseas así, tú
lo encontrarás instantáneamente. Si tú no tienes este deseo y esta sed, por más que
luches con tu intelecto, tus labios y tus fuerzas, no encontaras a Dios.
Para mi vida
Pidamos a Dios que nos fortalezca con el don de la fe, para poder
encontrarle, reconocerle y amarle cada día.
Desde el corazón
Dios nos invita a tener un deseo grande de El. Desea que podamos buscarle
cada día. Que en este día podamos salir al encuentro de los que nos necesitan.
Salgamos a anunciar el gozo y la alegría de haberlo encontrado.
Al Finalizar
Danos fe, para ver la vida de Jesús y creer en El. Danos fuerzas, para vivir
como Jesús y mostrar nuestra fe en gestos de amor concreto a los demás. Dame
valentía, para no abandonar fácilmente los camino del servicio a los otros. Dame fe
para vivir la vida nueva que nos trae Jesús Resucitado. Amén
Oración de la mañana - Lunes 28/04/14
Santa Valeria – 1º semana Pascua
Ante ti Señor
En esta primera semana del tiempo pascual donde Cristo después de resucitar,
ya no muere más, porque ha vencido la muerte, nos ponemos bajo su mirada
amorosa para tener actitudes de vida y solidaridad. En el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de San Juan 3, 1-8
Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, que era uno de los
notables entre los judíos. Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: "Maestro, sabemos que
Tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos
que Tü haces, si Dios no está con Ël". Jesús le respondió : "Te aseguro que el que no
renace de lo alto no puede ver el reino de Dios". Nicodemo le preguntó: " ¿Como un
hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el
vientre de su madre y volver a nacer?" Jesús le respondió; "Te aseguro que el que no
nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de la
carne es carne, lo que nace del Espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya
dicho: "Ustedes tienen que renacer de lo alto". El viento sopla donde quiere: tú oyes
su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el
que ha nacido del Espíritu.
Palabra del Señor
Para mi vida
Nicodemo se confunde con las palabras de Jesús.
¿Qué quería decir con la idea de “nacer de nuevo”? ¿a qué nos
desafía? ¿Conoces alguna persona que haya tenido la experiencia de
sentirse “nuevamente vivo”?
Desde el corazón
El discípulo de Jesús se pone a la escucha de la Palabra de Dios. Invitados
como discípulos a orar al Espíritu Santo, para que ilumine nuestros corazones, y
encienda en nosotros el fuego de su amor. Disponer el corazón para nacer de nuevo,
dejando atrás nuestros egoismos y todo aquello que nos aleja de Dios, de la felicidad.
Debemos hacer un recorrdio espirtual, "un camino de oración", ir hacia el interior de
nostros mismos.
Al Finalizar
Enséñanos a elegir siempre el camino del bien. Espíritu Santo, Espíritu de
Jesús, ven a nuestro corazón, transforma nuestra vida para vivir como Jesús vivió.
Queremos vivir recordando tus palabras. Queremos ser tus testigos Señor con mis
actitudes de vida. Amén
Oración de la mañana - Martes 29/04/14
Santa Catalina de Siena – 1º semana Pascua
Ante ti Señor
Hoy Señor acojemos la grandeza de tu don creador, en la naturaleza, en la
vida de los hermanos, en la comunión contigo. Tú que haces nuevas todas las cosas.
Permítenos abrimos al don creador de la obra de tus manos, con el compromiso de
cuidar de ellas. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Escucho tu voz: En las palabras de nuestros obispos
"Nuestra hermana la madre tierra" es nuestra casa común y el lugar de la
Alianza de Dios con los seres humanos y con toda la creación. Desatender las
mutuas relaciones y el equilibrio que Dios mismo estableció entre las realidades
creadas, es una ofensa al creador, un atentado contra la biodiversidad y en definitiva
contra la vida... El Señor ha entregado el mundo para todos, para los de las
generaciones futuras...".
Para mi vida
¿De qué manera cuidamos el medio ambiente y la relación con
los demás?
¿Valoramos la vida que Dios nos regala cada día?¿en qué lo
notas?
Desde el corazón
Dios forma parte de nuestras relaciones, nos relacionamos con Ël, con los
demás, con toda la Creación. Aprendamos a ver toda la realidad con la mirada de
Cristo. A la luz del Evangelio, actuemos según la voluntad del Padre, que Él nos
haga instrumento de comunión, para que nos enseñe a valorar las diferencias.
Al Finalizar
Padre Bueno, que creaste todas las cosas y nos diste un mundo tan hermoso.
Te pido para que los hombres sepamos cuidar tu creación. Que etemos la vida y Que
no abusemos de la naturaleza ni la ensuciemos con contaminación. Amén
Dios creador que estás en todo, ayúdanos a reproducir en nuestra vida, el amor del
Padre y del Hijo y del Espíritu santo. Amén
Oración de la mañana - Miércoles 30/04/14
San Pío V – 1º semana Pascua
Ante ti Señor
Nos ponemos en las manos de Dios para iniciar nuestro momento orante. Él
nos espera con los brazos abiertos, para continuar experimentando la fuerza
renovadora de la vida nueva que celebramos en este tiempo pascual. Que a lo largo
de este día podamos amar y servir. En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu
santo. Amén
Escucho tu voz: En el Evangelio de san Juan 3. 16 - 21
Dijo Jesús: Dios amó tanto al mundo que entregó a su hijo único para que todo
el que crea en Él no muera, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su
Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él . El que cree en Él
no es condenado, el que no cree ya está condenado, porque no ha críedo en el
Nombre del Hijo único de Dios. En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo, y los
hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo el que
obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean
descubiertas. En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que
se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios.
Palabra del Señor
Para mi vida
¿Experimentamos a lo largo del día, la presencia transformadora de Dios?
¿Reconocemos situaciones de vida nueva en medio de la comunidad educativa y en
nuestra familia?.
¿De qué manera la luz de Cristo ilumina nuestra historia y la historia de nuestra
vida escolar?
Desde el corazón
La historia de Dios que vive con nosotros es una historia de misericordia. En
Jesús se nos revela su compasión y su esperanza hacia la persona herida. El corazón
de Jesús, tan a menudo conmovido de compasión , nos muestra el amor gratuito,
generoso y paciente, que espera y perdona, que ama eternamente al más pobre y
necesitado, hasta dar la vida por salvarlo.
Al Finalizar
Tu estás con nosotros Señor, estás presente en el mundo, ayudando para que
cada día haya más alegría, más justicia y más esperanza. Ayudanos a descubrir tu
presencia, y que colaboremos para que muchos más puedan
descubrirte, conocerte y ser felices. Amén.