Download Descarga

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
2
UNA MUJER
2. UNA MUJER
TEXTO BIBLICO:
"Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo,
nacido de una mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar
a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos el
ser hijos por adopción" (Gal 4,4-5).
• Dios puso sus ojos en una mujer. La encontró en medio de su pueblo,
•
•
•
•
•
•
•
yendo y viniendo al pozo en busca de agua, poniendo detalles de
limpieza y belleza en el hogar, conversando con sus vecinas y vecinos
de las noticias de cada jornada. La encontró enamorada de José. La
encontró abierta y disponible para un encuentro en el corazón, llena de
esperanza por las promesas hechas al pueblo.
Dios puso sus ojos en una mujer. La encontró, como a todas las
mujeres de aquel tiempo, marginada por la sociedad, la religión y la ley,
y la levantó despertando en ella y en ellas su riqueza y originalidad, su
creatividad y belleza.
Dios puso sus ojos en una mujer y rompió una vez más los esquemas.
Quiso que naciera de ella la Vida.
Dios buscó un corazón abierto de mujer para derramar su amor.
Dios buscó unas manos vacías de mujer para ser acogido.
Dios buscó unos oídos atentos de mujer para poner en ellos su
palabra.
Dios buscó unos ojos limpios de mujer para mostrarse en ellos.
Dios buscó una mujer para llenarla de gracia y convertirla en don para
todos.
Mirando a la vida
• Entre los personajes cercanos a Jesús, pocos como María. De ella no se
dice mucho en los evangelios, pero lo que se dice es sorprendente.
Madre, testigo, seguidora… Una mujer fiel a Dios, y capaz de ver más
allá de lo cotidiano y establecido. Una creyente capaz de arriesgarlo
todo.
Una mujer valiente. Mucho más que un “icono”, mucho más que una
idea, mucho más que un nombre… de Ella decimos que es madre y
modelo de mujer.
• Estamos en el tiempo en que la mujer va adquiriendo la dignidad y la
belleza que le son propias. El mundo de la mujer lucha por salir a la
luz… ¡El mundo de la mujer : rostro de Dios para la humanidad!. ¡Todo
un reto!
•
Es el tiempo de reconocimiento de todos, y de modo
especial, de todas las que han apoyado a lo largo de los
siglos la incorporación de la mujer a un proyecto de igualdad.
Una de ellas, Edith Stein, decía: “La vocación y la misión de
la mujer consiste en llevar a plenitud los valores humanos“.
POEMA
Dios no había concluido el universo;
y en el exto día Dios la creó MUJER.
Y dijo Dios:
Te daré un corazón compasivo;
un espíritu libre para volar junto a los pájaros;
un cuerpo para que ofrezcas vida a este mundo.
Te daré sabiduría para conocer grandes verdades;
coraje para salir de la opresión;
fuerza para mover montañas.
Te daré delicadeza para besar la tierra;
pasión para incendiar el mundo;
visión para respetar la tierra que te formó.
Te daré naturaleza alegre para bailar con los niños;
sonrisa para llenar los valles;
lágrimas para lavar el dolor.
Te daré manos para trabajar y amar;
intuición para conocer lo desconocido;
deseos de ser aquello para lo cual fuiste creada.
Y Dios dijo:
¡MUJER, yo te creé a mi imagen y semejanza
¡Y TU ERES MUY BUENA
MUJER DE A PIE
No sé qué puede más en Ti, si la vergüenza o la ternura,
no sé hasta donde llegará tu amor en esta coyuntura.
Como paloma que en su vuelo conoce el precio de la altura,
como persona enamorada todo lo das, nada calculas.
UNA Y OTRA VEZ CANTARE PARA TI,
CANTARE PARA TI, MUJER DE A PIE. (bis)
No sé que puede más en Ti, si el corazón o el pensamiento,
no sé hasta dónde llegará esa inquietud que llevas dentro,
para que viva el hombre nuevo en cada palmo de la Tierra,
como semilla que florece aunque tropiece con las piedras.
No sé que puede más en Ti, si la experiencia o la teoría,
no sé hasta dónde llegará toda tu lucha clandestina,
para cambiar poquito a poco las actitudes y la vida,
en el trabao cotidiano sin que te lleve hasta la cima.
María… Donde todos hubiesen visto una locura,
Tú viste un horizonte.
Donde muchos hubiesen visto una trasgresión,
Tú intuiste la promesa de Dios.
Donde tantos se hubiesen estremecido ante la perspectiva
y hubiesen exigido más pruebas, más seguridades o más
garantías,
Tú exclamaste: “Hágase”.
Donde la ley era la referencia y la condena,
Tú fuiste capaz de cantar
la grandeza del Dios que está con los más pequeños
y da la vuelta a todos los órdenes establecidos.
Donde todo era convencional,
Tú, María, con una acogida hecha al tiempo de ignorancia y
valentía,
de confianza y entrega, fuiste capaz de colaborar con Dios de un
modo radical.
Ayúdame, Madre, a ser como Tú…
Capaz de decir en mi vida: “HÁGASE”…