Download ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENEN LAS REDES DE PRODUCCIÓN MUNDIALES PARA

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
INT/SUB/2852
¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENEN LAS REDES
DE PRODUCCIÓN MUNDIALES PARA
EL COMERCIO Y EL EMPLEO?
Foro de la OMC
Transcripción
Keith Rockwell
Buenos días y bienvenidos al Foro de la OMC. Durante los últimos decenios nuestra forma
de comerciar ha experimentado un cambio profundo. Los productos ya no se fabrican en el Brasil o
en Bélgica, sino en el mundo. Esto se debe a la expansión de las cadenas de suministro y de
producción en todo el mundo. Para ilustrar la rápida expansión de estas cadenas de valor, hay que
tener en cuenta el hecho de que, si excluimos el comercio de productos minerales y de combustible,
las partes y los componentes representan hoy una proporción muy superior al 50 por ciento del
comercio mundial. Cabe preguntar entonces: ¿qué efectos ha tenido esta expansión de las cadenas de
suministro y producción en la creación de empleo, en la economía mundial en general y en el propio
comercio?
Tenemos la suerte de contar hoy con nosotros con dos expertos en esta materia:
Hildegunn Nordås, Analista Superior en políticas comerciales en la Dirección de Comercio y
Agricultura de la OCDE. Bienvenida. Y Robert Stehrer, Director Adjunto de Investigación en el
Instituto de Estudios Económicos Internacionales de Viena. Les damos la bienvenida a los dos.
Hildegunn, empecemos por usted.
¿Cuáles han sido los efectos de esta increíble
transformación del comercio en la economía mundial y en el comercio?
Hildegunn Nordås
En realidad, me gustaría centrarme un poco, si me lo permiten, en lo que ha significado para
los puestos de trabajo y para el empleo. Y en este sentido, creo que es muy importante distinguir
entre esta fragmentación o globalización de la producción y la fragmentación del empleo. Porque lo
que estamos realmente viendo es que las empresas subcontratan cada vez más sus partes, sus
componentes, e incluso sus servicios, con empresas y proveedores extranjeros de casi todo el mundo,
y también que se concentran en una gama cada vez menor de productos y servicios. Sin embargo,
siguen contratando una gran variedad de actividades, y los trabajadores siguen desempeñando una
amplia gama de tareas. Esta fragmentación de la producción no parece entonces traducirse en un
abanico de ocupaciones más limitado, y cuando analizamos el comercio y las tareas,
la deslocalización de los trabajos semicualificados y el hecho básico de que las tareas rutinarias que
-2solían desempeñar los trabajadores se trasladan a otros países, consideramos que ello representa una
nueva amenaza para los trabajadores semicualificados -el sostén de las familias- en la economía.
Lo que hemos tratado de averiguar entonces es si estas tareas realmente se están fragmentando y
deslocalizando o si siguen realizándose juntas, y encontramos que en realidad siguen realizándose en
buena parte juntas.
Keith Rockwell
Díganos cuál es su opinión, Robert.
Robert Stehrer
Mi atención se centra más en los efectos sobre el empleo de la integración comercial y de lo
que se conoce como deslocalización. Hemos llevado a cabo algunos estudios similares acerca de los
efectos globales sobre el empleo, y por lo general no constatamos efectos negativos particulares de la
deslocalización en los niveles de empleo propiamente. Dicho esto, sin embargo, hay que reconocer
que existe un efecto a largo plazo, ya que se trata de un proceso de integración de las cadenas de
producción, la integración de los procesos de producción de distintos bienes dentro de la economía
mundial. Hay que tener, seriamente en cuenta que hay ganadores y perdedores, y que ésta es,
por supuesto, una cuestión política importante. Los beneficios de la liberalización del comercio y de
la deslocalización son a menudo previsibles a largo plazo, pero no tanto a corto plazo. Hay múltiples
costos de ajuste, o de adaptación a nuevas infraestructuras; en cierto sentido a nuevas tareas que
deben desempeñar los trabajadores nacionales. De modo que, cuando se habla de las consecuencias
para los países que deslocalizan, que son principalmente los países desarrollados, o los más
avanzados, creo que los estudios se están centrando demasiado en los países desarrollados y no en los
efectos en las economías en desarrollo o las economías de los mercados emergentes. Es probable que
en estos países los efectos sobre el empleo sean positivos, ya que la deslocalización de tareas
(por ejemplo en Europa o en los Estados Unidos) debe generar, casi por definición, empleo en los
demás países. Obviamente, la cuestión es cómo se generan los puestos de trabajo en esos países, en
qué circunstancias se crean estos puestos de trabajo, si son o no de calidad, etc. Estas son, en mi
opinión, las dos perspectivas que deben tenerse en cuenta cuando se analizan las consecuencias de la
integración comercial en términos de deslocalización y empleo; debería pensarse en las dos caras de
este proceso.
-3-
Keith Rockwell
¿Hay alguna razón para esperar que la tendencia hacia estas cadenas de valor vaya a
acelerarse, vaya a proseguir a un ritmo rápido? Todo parece indicar un avance en esta dirección.
¿Hay algo que pueda llevarnos a sospechar que esto pueda cambiar en el futuro?
Hildegunn Nordås
Creo que sí.
En realidad, cuando examinamos los datos sobre el comercio de bienes
intermedios y servicios, es muy cierto lo que se ha señalado, es decir que representan más del 50 por
ciento. Pero han constituido más del 50 por ciento durante los últimos 20 años, y parece así que ha
habido ya cierta estabilización. Lo que observamos cuando analizamos esto es que, por un lado,
los costos comerciales decrecientes facilitan este tipo de segregación vertical de la producción y que,
por otro lado, los costos de coordinación. Es decir, hay un costo en términos de funciones de
supervisión y de vigilancia de los proveedores. Cumplir las normas cuesta dinero, y estamos viendo
cómo, cada vez en mayor medida, los fenómenos climáticos como las tormentas, los terremotos o la
nube de ceniza del volcán islandés, pueden afectar a estas cadenas de suministro, y también cómo una
cierta flexibilidad en las cadenas de suministro tiene algunas ventajas porque permite hacer frente a
este tipo de perturbaciones. Mi hipótesis es que la relación entre el costo de la deslocalización, los
costos de coordinación que ésta implica, y los beneficios de los insumos más baratos han alcanzado
un nivel estable y que es posible que esta estabilidad se prolongue durante un tiempo.
Keith Rockwell
¿Comparte usted esta opinión, Robert?
Robert Stehrer
En este sentido tengo que subrayar dos aspectos.
El primero es que la proporción
relativamente estable del 50 por ciento en el comercio de bienes y servicios intermedios procede de
cálculos basados en sector manufacturero. De modo que nos encontramos con una estabilidad en
torno al 50 por ciento que no ha variado demasiado, mientras que los cambios que se producen
afectan a menudo al nivel de precios, a los materiales que se emplean, etc. Otro aspecto que debe
tenerse en cuenta es la deslocalización de los servicios, que está cobrando cada vez más importancia.
De forma que, en mi opinión, la naturaleza del empleo está cambiando algo debido a que el propio
sector manufacturero se está orientando más hacia la prestación de servicios. Las actividades que
venía realizando el sector manufacturero, como la teneduría de libros, la comercialización, etc.,
-4podrían subcontratarse en un primer momento como servicios y luego desplazarse a otros países. Éste
es uno de los aspectos que debemos que incluir en este análisis sobre cómo va a evolucionar todo este
proceso de deslocalización .
El segundo aspecto que hay que resaltar es que aún no se comprenden bien los efectos de la
crisis, y no sabemos exactamente cuáles serán sus repercusiones a medio o largo plazo; si las
industrias o las empresas comenzarán a producir ellas mismas lo que empezaron a deslocalizar, por
ejemplo, a principios de 2000. Además, en algunos países, principalmente en los Estados Unidos, hay
un debate acerca de si debería haber algún tipo de reindustrialización que permitiera mantener
también algunas de las industrias manufactureras.
Este es el tipo de fenómenos que podrían
producirse a mediano plazo y que resulta muy difícil tener en cuenta.
Keith Rockwell
Hildegunn, su opinión final.
Hildegunn Nordås
En mi opinión hay otro punto que también debería tenerse en cuenta, y es que vemos esta
especie de fragmentación de la producción y de las actividades que se deslocalizan o subcontratan,
Sin embargo, también es muy interesante examinar esto como un proceso mediante el que se crean
nuevas industrias. Un buen ejemplo es la humilde limpieza de las oficinas, que la mayoría de las
empresas solían realizar con sus propios empleados, y que cada vez más empresas empezaron a
subcontratar con proveedores locales. Más tarde, el sector se desarrolló, primero bajo la forma de
empresas profesionales dedicadas a la limpieza de oficinas, y ahora como un sector que presta
servicios medioambientales y en el que se aplican nuevos métodos de limpieza más ecológicos. Esto
es a menudo lo que vemos cuando se deslocaliza una función o una actividad: que con el tiempo se
convierte en una nueva industria. Y es lo que permite un crecimiento positivo de las economías. Esto
es más o menos lo que estamos presenciando.
Keith Rockwell
Robert, tiene usted la última palabra.
Robert Stehrer
Estamos completamente de acuerdo en que la deslocalización y la integración comercial
generan un gran cambio estructural en las economías y tal vez generen nuevos puestos de trabajo,
nuevas tareas dentro de estos puestos, etc. Lo que pienso es que los estudios realizados ofrecen
-5-
conclusiones muy dispares sobre el comercio de actividades intermedias deslocalizadas, el comercio
de tareas, conceptos en cierto sentido diferentes que todo el mundo está manejando, así que tenemos
que trabajar mucho para desenmarañar estos efectos y saber qué relación existe entre la
deslocalización y la tecnología y el cambio estructural, y cómo se traduce todo ello en los niveles de
empleo o en la estructura de los puestos de trabajo que se crean o se destruyen en los países en
desarrollo. Todo esto se ha dicho también al principio en los países más desarrollados y menos
desarrollados.
Keith Rockwell
Robert Stehrer, Hildegunn Nordås, muchas gracias a ambos, y gracias a ustedes, los
espectadores del Foro de la OMC.
__________