Download Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo El virus respiratorio s

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Virus sincitial respiratorio wikipedia, lookup

Bronquiolitis wikipedia, lookup

Coronavirus Humano wikipedia, lookup

Sepsis neonatal wikipedia, lookup

Transcript
Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo
El virus respiratorio sincitial es el responsable de la mayoría de casos de bronquiolitis,
la primera causa de hospitalización en el mundo en menores de un año
Premios “Las mejores ideas de 2012” de Diario Médico

La campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
se puso en marcha en los hospitales españoles en enero
de 2012.

Esta iniciativa cuenta con el aval de la Sociedad
Española de Neonatología (SEN) y de las asociaciones
APREM, AVAPREM, Prematura, Down España,
Menudos
Corazones,
Sociedad
Española
de
Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas, junto
con la colaboración de Abbott.

La campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
se presenta a la categoría de INICIATIVA LEGAL, ÉTICA
Y DEONTOLÓGICA.
Introducción
Bajo el lema “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”, nació una iniciativa dirigida a los
especialistas, los padres de lactantes, menores de dos años y bebés en grupos de riesgo. Esta
campaña de concienciación social que nace con la idea de promocionar e impulsar la
protección y prevención de los niños más vulnerables ante los riesgos de infecciones
respiratorias causadas por el virus respiratorio sincitial (VRS), está respaldada por la Sociedad
Española de Neonatología (SEN), la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y
Cardiopatías Congénitas (SECPCC), las organizaciones DOWN ESPAÑA y Menudos
Corazones, la Asociación de pacientes Prematura y la Asociación de Padres de Niños
Prematuros (APREM), y cuenta con la colaboración de Abbott España.
El virus respiratorio sincitial (VRS), también conocido como el “virus de los bebés”, es el mayor
agente infeccioso de la población pediátrica y genera el 80% de las hospitalizaciones de causa
1
respiratoria en los niños, afectando en su mayoría a lactantes y niños menores de dos años.
Con la idea, por tanto, de mejorar la prevención por VRS y reducir los casos de contagio en
España, estas asociaciones se han encargado, junto con la colaboración de Laboratorios
Abbott, de distribuir en los hospitales y centros médicos los carteles identificativos de la
campaña, así como folletos en los que se explica la actividad del virus, las poblaciones de
riesgo y las formas que existen para prevenirlo.
La campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
La estación epidémica del virus respiratorio sincitial (VRS) comienza cada año en septiembre,
acompañada por la bajada de temperaturas. El VRS es el principal causante de una infección
respiratoria aguda conocida como bronquiolitis, que afecta sobre todo a lactantes y niños
menores de 2 años de edad.
“Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo” representa la continuidad del esfuerzo por
concienciar a la sociedad sobre la necesidad de la prevención y protección de los niños
vulnerables ante el VRS. En enero de 2012 se puso en marcha el lanzamiento de esta
campaña de prevención, manifestando como mensaje principal que el virus respiratorio sincitial
(VRS) es el responsable de la mayoría de casos de bronquiolitis, la primera causa de
hospitalización en el mundo en menores de un año.
Objetivos de la campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
“Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo” nació con el objetivo de potenciar la prevención
del VRS en España y está dirigida a los padres de lactantes, niños prematuros, menores de
dos años y otros bebés en grupos de riesgo (cardiopatías congénitas, niños con enfermedades
pulmonares crónicas, síndrome de Down, etc.).
Igualmente esta campaña quiere impulsar:
•
•
•
•
•
Extender una voz social de apoyo a las familias que han vivido la experiencia del
nacimiento de un hijo prematuro, con síndrome de Down, fibrosis quística o una
cardiopatía congénita;
concienciar sobre la necesidad de apoyar el conocimiento en torno a la bronquiolitis y
sus consecuencias;
reconocer los derechos de los niños que han nacido más vulnerables ante una infección
respiratoria aguda;
hacer un llamamiento a las familias de los pacientes así como a la población general
para que conozcan y compartan su situación y
aumentar la corriente informativa sobre VRS en bebés vulnerables generada en los
medios de comunicación españoles.
2
Materiales de la campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
“Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo” incluye varios materiales a través de los cuales se
hizo la difusión con las claves para evitar y proteger a los lactantes, niños menores de 2 años y
bebés vulnerables. Entre estos materiales destacan los folletos informativos y los carteles con
la imagen de la campaña.
Los hospitales y centros de salud españoles fueron provistos de estos folletos y carteles para
que la información que contienen pudiera llegar a toda la población. La información que
contienen los dípticos consiste en una descripción del significado de virus respiratorio sincitial
(VRS), los síntomas que produce la bronquiolitis, recuerda la facilidad de contagio al ser por
contacto entre personas y debido a la resistencia del virus en los objetos, una descripción de
los principales grupos de riesgo, el tratamiento para prevenir el VRS y, por último, las medidas
para prevenir el contagio del VRS, entre las que destacan: el lavado de manos antes y después
de tocar al bebé, evitar exponer al niño al humo del tabaco, evitar entornos cerrados y
potencialmente contagiosos, evitar el contacto físico del bebé con otras personas resfriadas o
contagiadas por el virus, utilizar pañuelos desechables y tirarlos una vez hayan sido usados,
utilizar material diferente de higiene para niños y mayores o lavar bien los objetos y materiales
que vayan a ser utilizados por el bebé.
Difusión de la campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”
La campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo” se dio a conocer, desde el mes de
enero de 2012, a los padres de bebés vulnerables, a los especialistas, a las asociaciones de
padres y pacientes y a los medios de comunicación a través de la explotación con folletos
informativos y carteles colocados en las salas de neonatología y pediatría de los hospitales
españoles. Gracias a esta campaña, 21.526.298 personas aprendieron el significado de VRS y
los riesgos que entraña en los niños más vulnerables.
Esta campaña se reactiva durante la estación de contagio de bronquiolitis por VRS,
principalmente durante los meses comprendidos entre septiembre de 2012 y abril de 2013,
ambos inclusive, con el fin de seguir concienciando sobre los riesgos que entrañan las
infecciones respiratorias agudas por VRS, ya que afectan a la práctica totalidad de los bebés y
niños antes de los 2 años de edad.
El virus respiratorio sincitial (VRS) y la bronquiolitis
El virus respiratorio sincitial (VRS) causa, en aproximadamente el 90% de los casos
registrados, la bronquiolitis, una infección vírica respiratoria que afecta a lactantes y niños
menores de dos años principalmente y para la que los prematuros representan uno de los
grupos de riesgo.
Los prematuros forman parte, junto con los bebés con cardiopatías congénitas, los que
padecen síndrome de Down, los que tienen afecciones respiratorias y los lactantes, de los
3
grupos de riesgo por infección del VRS, ya que se agrava el estado de la patología de base.
Los bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación son vulnerables al contagio por VRS
a causa de la anatomía de sus vías respiratorias, que están menos desarrolladas y porque
disponen de menos anticuerpos de la madre que son realmente útiles para combatir las
infecciones. Esto conlleva a un mayor número de ingresos y un mayor requerimiento de
asistencia respiratoria. Se calcula que un bebé prematuro tiene entre 2 y 3 veces más
posibilidades de ingreso hospitalario por VRS que un niño a término. Además, la bronquiolitis
genera en ocasiones la necesidad de asistencia con ventilación mecánica, estancia en la UCI
de Neonatología de los hospitales o la aparición de sibilancias que se repiten durante un tiempo
posterior a la infección.
La bronquiolitis consiste en la obstrucción del aire de los bronquiolos, unas vías respiratorias
más pequeñas en el caso de los bebés, que se encargan de transportar el oxígeno por los
pulmones, desde los bronquios (vías respiratorias más grandes) hasta unas bolsitas en las que
se hace el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono llamadas alvéolos pulmonares. Los
síntomas básicos con los que se presenta la bronquiolitis causada por el VRS son similares a
los de un catarro común, es decir, tos, exceso de mucosidad, congestión nasal y fiebre baja.
Después de estos primeros síntomas de la bronquiolitis, se pueden desarrollar otros signos
como: tos grave y persistente, dificultades para respirar (respiración con silbidos), cansancio y
fatiga constantes, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida del apetito, frecuencia
cardíaca acelerada, adormecimiento y dificultad para conciliar el sueño, deshidratación o piel
azulada (cianosis)… Por lo general, la enfermedad puede durar entre 7 y 32 días, aunque la
media de duración suelen ser 15 días.
Los grupos de riesgo
1. Bebés prematuros: son vulnerables al contagio a causa de la anatomía de sus vías
respiratorias, menos desarrolladas y
por disponer de menos anticuerpos de
transferencia materna. Esto conlleva a un mayor número de ingresos y un mayor
requerimiento de asistencia respiratoria. Se calcula que un bebé prematuro tiene entre 2
y 3 veces más de posibilidades de ingreso hospitalario por VRS que un niño a término.
Además la enfermedad genera en ocasiones la necesidad de asistencia con ventilación
mecánica, estancia en la UCI o la aparición de sibilancias de repetición.
2. Bebés con cardiopatías congénitas: el contagio por VRS puede complicar una
cardiopatía de manera grave. Estos niños tienen mayor riesgo de sufrir infecciones
respiratorias graves y a menudo, han de ser ingresados por ello. Cuando sufre una
infección por VRS, el niño con cardiopatía puede ingresar en la UCI pudiendo necesitar
en muchos casos ventilación mecánica. Además la infección por VRS puede ser la
responsable del retraso en intervenciones programadas. A medio plazo, puede dejar
secuelas como asma o problemas respiratorios durante la infancia del niño.
3. Bebés con síndrome de Down (SD): el 50% de los niños con SD sufre una cardiopatía
congénita y el 20% de Down son prematuros por lo que su estado puede verse
4
agravado doblemente por el contagio de la bronquiolitis. Además, por padecer
alteraciones morfológicas de las vías respiratorias superiores e inferiores, alteraciones
inmunológicas, hipertensión pulmonar, e hipotonía muscular, los niños con SD
constituyen un grupo que tiene mayor vulnerabilidad ante una infección respiratoria
grave por VRS. Esta infección puede ocasionar el ingreso en urgencias en los meses de
mayor incidencia de la epidemia.
4. Niños con enfermedades pulmonares: presentan más Infecciones Víricas Respiratorias
Bajas (IVRB) relacionadas con el VRS que los niños con parámetros normales, lo que
provoca más riesgo de hospitalización y mayor deterioro de la función pulmonar. Por
ejemplo, en los bebés con fibrosis Quística, displasia broncopulmonar, enfermedades
neuromusculares, etc. la infección por VRS ocasiona una afección bronquial que
favorece posteriormente la infección bacteriana acelerando a la larga su deterioro
clínico.
Materiales de la campaña
Cartel de la campaña de prevención para hospitales
5
Portada del folleto de la campaña de prevención para hospitales
Interior 1 del folleto de la campaña de prevención para hospitales
6
Interior 2 del folleto de la campaña de prevención para hospitales
Contraportada del folleto de la campaña de prevención para hospitales
7