Download DOC - Europa.eu

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
IP/09/1155
Bruselas, 16 de julio de 2009
El Sistema de alerta rápida para alimentos y piensos
cumple treinta años y es más eficaz que nunca
Este año, el Sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF), que
es una importante herramienta en el esfuerzo de la UE para garantizar que
los alimentos sean seguros, cumple treinta años. Las cifras indican que, en
la actualidad, es más eficaz que nunca. En el informe anual sobre este
sistema para el año 2008, que se da a conocer en el día de hoy, se observa
que el número de notificaciones de alerta se ha reducido en casi la mitad en
2008 en comparación con 2007. El número total de notificaciones ha
permanecido estable en aproximadamente 7 000. Esto no significa que
hubiera menos problemas que comunicar en 2008, sino, más bien, indica
que, en la actualidad, los que contribuyen al sistema se centran mejor en los
riesgos y solamente los clasifican como «notificaciones de alerta» si los
consideran «graves» y el producto circula en el mercado. Este es también el
caso cuando se requiere una actuación rápida por parte de los Estados
miembros para reducir el riesgo. En 2008, hubo 528 alertas de un total de
aproximadamente 3 000 notificaciones. La Comisión también recibió unas
4 000 notificaciones de seguimiento, que transmitió a todos los Estados
miembros.
Androulla Vassiliou, Comisaria Europea responsable de Salud, ha declarado en el
día de hoy, en su intervención en la Conferencia internacional sobre el sistema
RASFF denominada «Keeping An Eye on Your Food», lo siguiente: «El Sistema de
alerta rápida para alimentos y piensos es una herramienta crucial de nuestros
esfuerzos para garantizar la seguridad de los alimentos en Europa. En un período
de treinta años, se ha convertido en un instrumento muy valorado que utilizan sus
operadores para intercambiar información, en tiempo real, sobre las medidas que
han tomado para garantizar la seguridad de los alimentos y los piensos. De hecho,
el sistema RASFF es uno de los grandes éxitos del enfoque integrado de la UE en
relación con la seguridad de los alimentos, que utiliza plenamente el poder de la
comunicación y la colaboración».
Importantes incidentes en materia de seguridad de los alimentos
En 2008, el sistema RASFF se vio sometido a prueba una vez más en algunos de
los incidentes en materia de seguridad de los alimentos más importantes de los
últimos años. Entre otros casos, se descubrió aceite mineral en aceite de girasol
procedente de Ucrania (39 países afectados y 99 notificaciones de seguimiento), se
descubrió melamina en alimentos procedentes de China (incidente con impacto
mundial, 84 notificaciones RASFF y 101 notificaciones de seguimiento) y se
descubrieron trazas de dioxinas en la carne de porcino procedente de Irlanda (54
países afectados y 230 notificaciones de seguimiento).
En cada uno de estos casos, el sistema RASFF contribuyó a coordinar las medidas
tomadas por los Estados miembros y, de esta manera, redujo al mínimo las
consecuencias de los incidentes de contaminación. El caso de la melamina fue un
ejemplo excelente de la capacidad del RASFF para intervenir en un problema de
alcance mundial e intercambiar información con INFOSAN, la red internacional de
autoridades responsables de la seguridad alimentaria de la Organización Mundial de
la Salud.
Conseguir que las importaciones sean más seguras
En 2008, más de cuatro de cada diez notificaciones tenían por objeto productos
rechazados en la frontera de la UE debido a que presentaban un riesgo para la
seguridad de los alimentos. Cuando se descubre un producto de estas
características, el RASFF informa al tercer país en cuestión a fin de evitar que
vuelva a producirse el problema. En 2008, se transmitieron 2 342 notas informativas
a terceros países sobre productos peligrosos originarios de su territorio. Cuando se
detecta un problema grave y persistente, la Comisión envía una carta a las
autoridades nacionales del tercer país afectado con el fin de que apliquen medidas
correctoras tales como la supresión de establecimientos de las listas, el bloqueo de
las exportaciones o la intensificación de los controles.
Alertas, información y rechazos en la frontera
En el informe anual RASFF se desglosa el número total de notificaciones de 2008
en notificaciones de alerta (528), para información (1 138) y de rechazo en la
frontera (1 377). Las notificaciones de alerta se envían cuando el alimento o el
pienso que presenta un grave riesgo ya se encuentra en el mercado y deben
tomarse inmediatamente medidas. La mayoría (62 %) de las notificaciones de alerta
de 2008 hacían referencia a productos originarios de la UE, y la mayor parte de
estos problemas se detectaban mediante controles efectuados en el mercado.
Dentro de esta categoría de notificaciones, entre los riesgos más frecuentemente
comunicados que se descubren en los alimentos y los piensos se encuentran los
microorganismos potencialmente patógenos, los metales pesados y las micotoxinas.
Las notificaciones para información se envían cuando se ha descubierto un riesgo,
pero no es necesario que los otros Estados miembros tomen inmediatamente
medidas. En 2008, la mayor parte de las notificaciones para información (54 %)
tenía por objeto productos originarios de terceros países. Dentro de esta categoría
de notificaciones, entre los riesgos más frecuentemente comunicados se encuentran
los microorganismos potencialmente patógenos, los residuos de plaguicidas y los
aditivos alimentarios.
En 2008 se añadió un nuevo tipo de notificación: los rechazos en la frontera, que
anteriormente formaban parte de las notificaciones para información. Se trata de
notificaciones sobre productos a los que se ha denegado la entrada en la
Comunidad y que se han dirigido a otro destino o han sido destruidos. En el 56 % de
los casos de productos que fueron rechazados en la frontera, el motivo era que
tenían unos niveles de micotoxinas demasiado elevados.
2
Qué hace el RASFF
El RASFF permite un intercambio rápido y eficaz de información entre los Estados
miembros y la Comisión cuando se detectan riesgos para la salud humana en la
cadena alimentaria humana y animal. Todos los miembros del RASFF (EU-27,
Comisión, EFSA, Noruega, Liechtenstein e Islandia) tienen un servicio permanente a
fin de garantizar que las notificaciones urgentes se envíen y se reciban, y que se
responda a ellas, en el período de tiempo más breve posible. Gracias al RASFF, se
han evitado muchos riesgos en materia de seguridad de los alimentos antes de que
pudieran perjudicar a los consumidores.
Para más información, véase:
http://ec.europa.eu/rasff
http://ec.europa.eu/food/food/rapidalert/report2008_en.pdf
MEMO/09/339
3