Download guia plantación frutales

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Leucospermum oleifolium wikipedia, lookup

Huerto frutal wikipedia, lookup

Bonsái wikipedia, lookup

Viticultura wikipedia, lookup

Planta de interior wikipedia, lookup

Transcript
-1-
Abril de 2009
GUIA PLANTACIÓN DE FRUTALES
INTRODUCCION:
La plantación de un huerto frutal representa una alta inversión y por lo tanto
para obtener una buena rentabilidad, la producción del huerto debe ser precoz,
con fruta de calidad y una alta producción.
Para conseguir estos resultados, es necesario que:
1.- Debe existir una buena adaptación de la especie y la variedad al clima.
2.- El portainjerto, la especie frutal y la variedad deben adaptarse al suelo.
3.- El manejo del suelo en preparación debe ser óptimo
4.- Estudiar cuidadosamente el diseño del huerto en cuanto a: distancia de
plantación, sistema de conducción, distribución y tipo de polinizantes,
utilización de estructuras de soporte, elección del portainjerto para cada
variedad y elección del sistema de riego.
5.- Realizar la plantación adecuadamente, protegiendo las plantas en todo
momento de daños físicos, deshidratación y plantando temprano.
6.- Dirigir el manejo de posplantación para conseguir un rápido crecimiento de
las plantas, con el fin de que ocupen el espacio asignado en un plazo
máximo de 3 a 5 años, dependiendo de la especie y diseño de plantación.
En este manejo los factores más importantes son el riego, control de
malezas, aplicación de fertilizantes, poda y control de plagas y
enfermedades.
En esta oportunidad se analizarán los puntos 3, 5 y 6 que son comunes a todas
las plantaciones, en cambio los puntos 1, 2 y 4 se deben analizar
específicamente para cada huerto en particular.
-1-
-2-
MANEJO DEL SUELO EN PREPLANTACION
ESTUDIO FISICO DEL SUELO
La mayor parte de nuestros suelos son muy desuniformes en su calidad
física, cambiando totalmente en pocos metros y por lo tanto para conocerlos
bien es necesario hacer una gran cantidad de calicatas, recomendándose una
cada 50 MT de distancia para la mayoría de las situaciones. Esto que parece
una exageración (4 por ha), es la única forma de conocer bien como es el
suelo, con el fin de:
- Definir estrategias de plantación
- Detectar diferentes problemas como: napas freáticas, estratas
endurecidas y nivel de pedregosidad, que si se detectan a tiempo, es
posible corregirlos en la mayoría de los casos.
Preparación de suelos.
El concepto mas importante es que mientras mas suelto queda el suelo en
profundidad, la raíz del árbol crecerá con mayor facilidad y por lo tanto en la
misma proporción lo hará la parte aérea, consiguiendo que el árbol ocupe el
espacio asignado lo antes posible, lo que determinará la precocidad del huerto,
considerado uno de los factores mas importantes en la rentabilidad.
En segundo lugar debe tenerse en cuenta que la única oportunidad que existe
para hacer una adecuada preparación del suelo en toda la vida de huerto, es
antes de plantarlo. Después, solo se puede atenuar los problemas que se
presenten por una mala preparación.
En tercer lugar, se debe considerar que es una labor bastante costosa si se
requiere hacer bien, pero en general poco significativa en relación al total de la
inversión. Normalmente se debe considerar unos 200 a 300 mil pesos por
hectárea para hacer un trabajo acabado, si es una preparación relativamente
simple, pudiendo ser bastante más cara si fuera necesario.
Metodología
La profundidad óptima de preparación del suelo debe ser de 60 cm. a 1 MT
dependiendo del suelo y la especie que se plantará. En general, las vides y
carozos requieren menos profundidad y los manzanos y perales mayor
profundidad. También en términos generales, los suelos más arcillosos y
compactados necesitan ser preparados en mayor profundidad que los más
francos y delgados.
Para hacer una buena preparación de suelos es fundamental tener una
humedad adecuada, que se reconoce al tomar una porción de suelo y apretarlo
fuertemente con la mano. Se formara un molde firme pero se disgrega
totalmente si se presiona con los dedos (suelo friable).
-2-
-3-
Si el suelo no se disgrega bien, esta demasiado húmedo y no quedará bien
preparado. En cambio si no se logra amoldar, está muy seco, necesitándose
demasiada potencia de tractor para romperlo y además puede quedar con
terrones grandes, difíciles de romper. Esto quiere decir que el momento que se
elige para preparar el suelo es clave y normalmente es difícil de conseguir si
se pretende hacer después de un cultivo anual o después de arrancar un
huerto, salvo que se haga temprano (Enero – Febrero). Generalmente, el
óptimo es dejar el suelo sin cultivar el año previo, para hacer el estudio de
suelos y la nivelación (en caso que no se utilice riego tecnificado y sea
estrictamente necesario) y posteriormente prepararlo cuando la humedad sea
adecuada.
En cuanto a los tipos de preparación existen dos alternativas:
-
Suelos francos sin compactaciones y con profundidades variables: es
suficiente utilizar un arado cincel de “pata fija”, que penetre unos 30 cm.
efectivos. Se pasa primero en diagonal y luego en sentido del riego.
Normalmente es necesario rastrear primero unas dos o tres veces, para
arar con el suelo mullido y no hacerlo después, pues se vuelve a
compactar. Para dejar el suelo micronivelado, se pone un fierro pesado
(riel) detrás del arado cincel en la segunda pasada. De todas formas se
necesita un tractor doble tracción y una potencia de al menos 100 Hp.
-
Suelos franco arcillosos a arcillosos y con algún grado de
compactación. Se necesita generalmente hacer subsolados en uno o
dos sentidos. En caso de mayor compactación, en dos sentidos: primero
en diagonal y luego en sentido del riego. La profundidad dependerá de la
ubicación de la estrata endurecida, pero en general se debe subsolar
hasta 50 – 60 cm. como mínimo. Considerar que el subsolador penetre
solo 2/3 del largo total de arado. La distancia entre las pasadas debe ser
máximo 2/3 de la penetración del arado, de otra forma quedarán
sectores de suelo sin trabajar entre las pasadas del subsolador.
Por ejemplo si el arado entra efectivamente 60 cm., las pasadas se
harán a 40 cm. de separación. Para hacer este tipo de trabajo es
necesario utiliza un tractor oruga (D-10 o D-12). Una vez subsolado no
debe volver a entrar otro tractor al potrero hasta la próxima temporada,
para evitar compactaciones, por lo que se debe seguir las mismas
indicaciones anteriores en cuanto a rastrajes y poner un fierro después
del último subsolado.
-3-
-4-
PROBLEMAS DETECTABLES EN EL ESTUDIO FISICO
Napas freáticas
La mayor parte de los frutales no toleran napas freáticas altas y para
conseguir un óptimo desarrollo es necesario eliminarlas con drenajes
bien diseñados y construidos.
La otra alternativa que se debe utilizar es portainjertos y especies
frutales mas tolerantes a la falta de oxigeno y además hacer bordes
altos (25 a 40 cm.) en la hilera de plantación, lo que dificulta el manejo si
no hay riego tecnificado, debiendo recurrir a un riego por mangas. En
este sentido para las especies y portainjertos mas sensibles, es
recomendable siempre plantar en un borde al menos de 15 a 20 cm.,
sobre todo si el suelo es arcilloso.
Estratas endurecidas
El manejo de este problema se trato en el punto de preparación de
suelos.
Nivel de pedregosidad
La profundidad del suelo define en gran medida la distancia de
plantación que se utilizara para una combinación de variedad y
portainjerto determinado. En general, mientras mas delgado es el suelo,
se utilizan distancias menores y en suelos mas profundos distancias
mayores. El problema es que esta situación es variable dentro de un
cuartel, es decir, hay sectores pequeños de suelo poco profundo y para
manejarlo de la mejor forma posible se sugiere:
-Riego tecnificado: Es la mejor alternativa para este problema y
muchos otros. En general para la mayoría de la situaciones de suelo un
riego tecnificado es muy recomendable, siendo altamente rentable
invertir en el.
-Distancia variable sobre la hilera: Es una medida que se debe utilizar
aunque haya riego tecnificado y consiste en disminuir la distancia de
plantación sobre la hilera en los sectores de suelo delgado y de baja
fertilidad, ya que los árboles crecerán menos.
-4-
-5-
-Uso de materia orgánica: Al hacer los hoyos se debe eliminar la
mayor parte de las piedras y reemplazar por suelo, pero en ningún caso
aplicar guano, ya que los residuos de amonio pueden matar los árboles.
Una vez plantado se puede utilizar una cubierta con viruta en la
superficie del suelo, cubriendo aprox. 50 x 70 cm. Esta cubierta reduce
la evaporación del agua, que tienda a ocurrir en los sectores pedregosos
por calentamiento excesivo del suelo en verano. De este modo la
humedad permanece mas tiempo en estos sectores favoreciendo el
desarrollo de raíces.
En los años posteriores es recomendable hacer aplicaciones de
guano en dosis altas (20 a 30 m3/ha) de diferentes maneras,
dependiendo de la especie y el sistema de riego utilizado y además
continuar con aplicaciones de viruta sobre la hilera.
ANALISIS QUIMICO DEL SUELO
En la zona central de nuestro país afortunadamente tenemos muy
pocos problemas nutricionales y químicos que resolver, pero siempre es
recomendable hacer un muestreo para conocer la disponibilidad de
nutrientes del suelo a plantar.
Método de muestreo
El estudio físico realizado permite separar los diferentes suelos del
potrero a plantar y del punto de vista químico se separa los sectores
básicamente por deferencias notorias en texturas (franco, Arcillosos, y
Arenosos o mezclas de ellas). Una vez separado en sectores diferentes,
se procede a tomar una muestra compuesta en cada sector (sectores de
mas de tres ha. se toman 2 muestras). Esta muestra compuesta
proviene de 10 sub muestras tomadas entre 20 y 30 cm. de profundidad,
las que se mezclan muy bien y se obtiene una muestra final de 0,5 Kg.
para mandar a analizar al laboratorio. En predios ubicados del
Cachapoal al sur, en general basta con analizar: PH, materia orgánica,
conductividad eléctrica, CIC, cationes de intercambio, nitrógeno, fósforo,
potasio y a veces Zinc y Boro. En predios del Maipo al norte se debe
además pedir un análisis de salinidad.
-5-
-6-
TRABAJOS DE PLANTACION
Manipulación de plantas
Toda la manipulación durante el transporte, barbecho en el predio y
plantación se debe hacer evitando producir cualquier daño. Hay plantas
especialmente delicadas, como son aquellas con ramas anticipadas y
las de ojo dormido, donde es fácil dañar la yema si las plantas se toman
de la zona de injertación.
Considerar que durante el transporte se pueden producir daños
importantes a las plantas si el vehiculo utilizado no es el adecuado. Se
recomienda prepararse con anticipación al despacho, de manera de
asegurar que se cumplan los requisitos necesarios para el traslado: se
debe utilizar camiones con barandas altas e idealmente protegidas en el
interior de manera de minimizar el daño por roce y pérdidas de
anticipados con el movimiento del traslado. Siempre tapar las plantas
con carpa o maya rachell doble. El traslado debe ser directo hasta el
barbecho en el predio, sin desviar o demorar su entrega, para evitar
deshidratación de raíces y daños mecánicos.
Recordar que los
paquetes deben cargarse parados, sin apretarse demasiado para evitar
rotura de raíces. Considerar que el costo del flete es menor en la
inversión total del proyecto y no es aconsejable propiciar un eventual
problema de Phytophthora a consecuencia de las heridas provocadas
en las raíces al sobrecargar los camiones.
A continuación se detalla el rendimiento promedio en el traslado de
distintos tipos de plantas, útil para estimar los fletes requeridos.
Capacidad de
Carga Según Tipo
de Planta
Tipo y Calidad
Terminada Calidad XL
Medio de Traslado
Camión Solo
camión y Carro
Ojo Dormido
Camión solo
camión y Carro
1.100 a 1.300 plantas
2.300 a 2.600 plantas
Bolsa de 5 lit
Camión Solo
camión y Carro
Camión Paradas
Camión Acostadas
600 a 700 plantas
1.500 a 1600 plantas
625 plantas
1.000 plantas
Vides Barbadas
-6-
Capacidad Aproximada
1.100 a 1.300 plantas
2.300 a 2.600 plantas
-7-
Ubicar el barbecho idealmente en suelos permeables y zonas “altas”
para evitar anegamiento por lluvias. Diseñar una zanja ancha de manera
que quepan dos paquetes lateralmente en forma holgada, y no muy
profunda, con capacidad de contener el paquete de raíces y taparlas
aporcando hasta la marca de vivero. No se deben tapar los patrones
mas arriba que ésta marca, ya que se estimula el desarrollo de las
yemas presentes en el portainjerto (Burrknots), que pueden llegar a
emitir raíces al permanecer en este estado por varios días
(especialmente MM106, M9, MM111, M7). Para el barbecho se debe
contar con suficiente material liviano para tapar: aserrín, arena, capotillo,
etc. Usar solo tierra, genera perdida de raíces especialmente en suelos
más pesados y en zonas con más lluvias. Mantener un desagüe en el
extremo mas bajo de la zanja de manera de permitir la salida del agua
acumulada especialmente en inviernos lluviosos.
También es fundamental evitar deshidratación de raíces, las que son
mucho más sensibles de lo normalmente supuesto. Para que las raíces
no se deshidraten, nunca se deben dejar al descubierto por un tiempo
prolongado. Basta unas pocas horas para producir una deshidratación
importante. Para evitarlo, se debe utilizar carpa en el transporte,
barbechar inmediatamente al llegar al predio, cubriendo totalmente las
raíces y regando el barbecho periódicamente antes de que el suelo
superficial se seque. Este barbecho debe ser de pocos días y por lo
tanto debe estar todo listo para plantar en el momento de llegar las
plantas. Organizar la plantación haciendo la menor cantidad de
movimientos posibles con las plantas: el menor ajetreo significa mayor
cantidad y calidad de raíces a la plantación.
Al sacar las plantas del barbecho se deben mojar y cubrir en el
transporte hacia el lugar de plantación y finalmente plantar rápido,
evitando que se sequen las raíces, para lo cual es bastante practico
tener una bomba de espalda con agua y asperjarlas constantemente.
Plantación
Las plantas deben sacarse del barbecho a un ritmo concordante con
el avance de la plantación. Una vez en terreno, éstas deben distribuirse
en forma ordenada y cuidadosa delante del equipo de plantación para
ser plantadas en la próxima media hora.
Se recomienda hacer un buen hoyo de plantación de 40x40x40 cm.
en plantas con raíces chicas (vides y carozos de ojo dormido) y de
50x50x50 cm. para plantas terminadas .Estos no deben ser hechos con
mucha anticipación para evitar se llenen de agua con las lluvias,
especialmente en suelos pesados donde el drenaje es lento. Las
plantaciones en surco no son adecuadas, por que el arado compacta el
suelo, perdiendo las ventajas de una buena preparación y además se
-7-
-8-
corre el riesgo de crear una zona con exceso de humedad alrededor de
la raíz, pudiendo causar problemas de pudriciones radiculares.
Al hacer el hoyo, se produce una compactación que es recomendable
eliminar, para lo cual se pican las paredes con una laya (horqueta con
puntas rígidas) dejando el suelo suelto y fácil de penetrar por las raíces.
Para fijar las plantas en la posición correcta, es útil utilizar una tabla
de plantación, para lo cual se ubican dos estacas auxiliares antes de
hacer el hoyo, que sirven de guía para que la tabla quede en la misma
posición y así plantar en el centro del hoyo. Inicialmente la planta debe
quedar unos centímetros más alta que la posición definitiva sobre el
nivel del suelo, para que baje con el primer riego y quede a la altura
final. De lo contrario el cuello queda muy enterrado. Para precaver lo
anterior se clavan dos tacos en los extremos de la tabla de plantación
que le dan la altura extra deseada sobre el nivel del suelo.
La planta se aporca hasta la marca de vivero y posteriormente baja
completa junto con el macetero.
Es necesario contar con suelo adecuado para la plantación, es decir,
húmedo pero suelto, de manera de rellenar las raíces con tierra y
eliminar las bolsas de aire.
En primer lugar se pone un poco de suelo al fondo del hoyo, luego se
ubica la planta con el injerto en contra del viento predominante. Luego
se va poniendo suelo alrededor y compactando levemente, solo lo
necesario para que la planta se mantenga firme. Asegurarse que todas
las plantas queden totalmente tapadas y orientadas hacia el fondo del
hoyo.
Es muy importante hacer inmediatamente el riego de posplantación,
asegurándose que todas las raíces queden en íntimo contacto con el
suelo y eliminando así el aire al interior de la masa radicular. La cantidad
de agua a ocupar en cada planta dependerá del tamaño del hoyo de
plantación que se ocupó, de manera de lograr que toda la masa
radicular quede mojada. Para esto, es necesario regar las primeras
plantas y revisar el mojamiento de las raíces hasta encontrar la cantidad
adecuada que se necesita. Este gasto se puede llevar a “tiempo de
regado” por planta para asegurarse que todas reciban la cantidad
adecuada. Como control, se podrá determinar el tiempo que debe
demorarse el riego de un determinado cuartel. Si no hay agua de riego,
lo más práctico es regar con los pitones de un pulverizador o carro aljibe.
La humedad en la zona de raíces debe ser chequeada en forma
periódica. Repetir el riego anterior hasta que el sistema de riego este
funcionando. En este sentido siempre será mejor contar con el sistema
-8-
-9-
de riego desde el primer día de plantación ya que asegura un buen
arraigamiento desde el inicio.
El suelo siempre debe estar húmedo al momento de la plantación por lo
que en épocas más estivales (Octubre en adelante) debe regarse un par
de días antes de plantar y seguir con el riego de posplantación.
Es muy importante mantener la altura de plantación original de vivero
sin aporcar los patrones ni menos la variedad sobre ellos. Esto traería
como consecuencia un afrancamiento de la planta y problemas de
pudrición al cuello a futuro. Mantener una medida Standard de altura del
portainjerto en toda la plantación, lo que asegura un desarrollo posterior
uniforme del huerto, lo que es más importante aún en los portainjertos
M9 y M26 de manzanos.
En caso de tener que utilizar un fertilizante de acuerdo al análisis
químico del suelo, la idea es aplicarlo antes de plantar, en bandas de
fertilización, que coincidirán con las hileras de plantación, e incorporarlas
con rastra o en cantidades muy pequeñas al hoyo de plantación. En
caso de fertilizar al hoyo, se coloca el fertilizante al fondo revuelto con
suelo y después se pone una capa de 10 cm. para plantar sobre el.
Nunca ubicar el fertilizante en contacto con las raíces.
Panificar control de malezas sobre la banda con anticipación a la
plantación, ya que es posible hacer un control más eficiente, sin riesgo
de derivas de herbicida y daño mecánico al cuello por raspas. También
se puede utilizar herbicidas residuales post-plantación debidamente
recomendados por el asesor.
Época de plantación
Las raíces de las plantas no tienen receso y por lo tanto crecen
siempre que existan las condiciones adecuadas de humedad,
temperatura, oxigeno y reservas aportadas por la planta.
Durante el invierno la mayor limitante para el crecimiento de las raíces
es la temperatura y el oxígeno si hay saturación, pero a medida que se
acerca la primavera, comienzan a crecer y esto debería ocurrir después
de la plantación, de lo contrario las raíces nuevas se perderán al sacar
las plantas del barbecho, dejando a las plantas con menos reservas
disponibles para un nuevo crecimiento de raíces, lo que afectará su
desarrollo en la temporada. Esta situación es mas grave mientras mas
grandes son las plantas. Las fechas óptimas para plantar según la
especie son: carozos en junio, perales hasta 15 julio, manzanos hasta
30 julio, vides barbadas hasta 15 agosto. Esto permite que la raíz ya
este creciendo cuando comienza el crecimiento de brotes.
-9-
- 10 -
MANEJO DE POST PLANTACION
Riego
Este es el factor más importante en el crecimiento de las plantas y
como se dijo anteriormente en las mayorías de las situaciones debería
ser tecnificado.
Al comenzar la primavera las plantas no se deben regar hasta que el
suelo ha perdido humedad, comenzando a disgregarse y se observan
raíces nuevas (de color blanco). Para esto se debe revisar
cuidadosamente las raíces y el suelo haciendo hoyos cerca de las
plantas y escarbando hacia la raíz.
Los primeros riegos de la temporada deben ser cortos y distanciados,
pues el consumo de agua es muy bajo, siendo fácil regar en exceso,
especialmente en suelos más arcillosos. Una vez que comienza el calor
(fin de noviembre), se riega cada vez mas seguido hasta dos veces por
semana en suelos más delgados. Nunca se debe regar sin revisar la
humedad de varias plantas. Es clave regar oportunamente para que las
plantas logren su potencial de crecimiento. Esto es mas delicado aún en
suelos arcillosos, donde en mas fácil equivocarse.
Control de malezas
Las plantas deben estar toda la temporada libre de malezas. Para
esto es fundamental recurrir la mayoría de la veces a herbicidas ya que
es muy difícil y costoso hacerlo en forma manual, además del peligro
que implica el hacer heridas en los cuellos de las plantas.
Existen alternativas de herbicidas residuales y de contacto para casi
todas las especies frutales y situaciones de suelo, los cuales al usarlos
adecuadamente casi no tienen riesgos de toxicidad.
Fertilización
La eficiencia de absorción de una planta nueva y sin riego tecnificado
es muy mala, por lo tanto se debe fertilizar en dosis bajas y frecuentes.
Como criterio general, el fertilizante debe ubicarse cercano a la zona de
raíces y sin presencia de malezas para aumentar la eficiencia de
absorción. En general, el elemento mas deficitario es el nitrógeno y en
segundo término magnesio, boro y zinc. Estos pueden ser aportados vía
suelo
como por aplicaciones foliares. Las fertilizaciones deben
comenzar temprano durante la temporada de crecimiento pero una vez
que este ha comenzado, de manera de no provocar intoxicación de la
planta, especialmente en primaveras frías.
Los otros elementos
comúnmente deficitarios son el magnesio, boro y zinc.
- 10 -
- 11 -
Control de plagas y enfermedades.
Se deben controlar todas las plagas y enfermedades que
comprometen el follaje de las plantas en desarrollo, siendo las más
comunes:
-
Arañitas rojas y Bimaculadas en todas las especies frutales
Pulgones, especialmente en carozos.
Nemátodos, especialmente en vides y kiwis
Insectos masticadores y barrenadores (larvas de mariposas, burritos,
etc.) en todas las especies y polillas de brote en duraznero y ciruelos.
Oidio en duraznero, vides y manzanos (salvo en variedades rojas)
Cloca en durazneros
VIVERO LOS OLMOS
La Orilla Lote A-C, Chimbarongo, Casilla 236, San Fernando
Teléfonos: (72)715931 – 712249 – 719718 Fax: (72)713556
- 11 -