Download Iontoforésis j.barrientos - Prim Fisioterapia y Rehabilitación

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
Jaime Barrientos Tejada
MANUALES DE FISIOTERAPIA
IONTOFORESIS
Jaime Barrientos Tejada
Universidad Autónoma de Centro América
Colegio Santa Paula
Terapia Física
San José, COSTA RICA, 1997.
Cedido para divulgación en la web www.enraf.es de Enraf Nonius Ibérica s.a.
Jaime Barrientos Tejada
FISIOTERAPEUTA KINESIOLOGO
Docente de las cátedras Fisioterapia I, II y III
Carrera de Fisioterapia Kinesiología
Coordinador del Curso de Formación Académica
complementaria para optar la Licenciatura en
Fisioterapia Kinesiología
UNIVERSIDAD CENTRAL, Cochabamba.
Docente de las cátedras de Fisioterapia I, II y III
Carrera de Fisioterapia Kinesiología
Coordinador de la Carrera
UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, La Paz
Director de FISIOCLINICA, La Paz.
PROLOGO
En el ámbito de la fisioterapia se puede aseverar que el
uso terapéutico de las corrientes eléctricas de baja y mediana
frecuencia es universal. Sin embargo una técnica que data de
muchos años no lo es: la IONTOFORESIS.
Una de las razones es que el cómo se producen sus
efectos no está del todo claro, requiriéndose aún estudios más
acabados sobre la piel como barrera, rol movilizador de la
corriente eléctrica, penetración de los diversos tejidos por parte
de las moléculas, concentración del medicamento, coeficiente
de separación y difusión, edad de la piel (sujeto),
vascularización, etc.
A la luz de lo que ya se sabe, lo anterior no le quita validez
a la IONTOFORESIS como alternativa terapéutica. Son muchos
los autores y centros especializados que le dan la importancia
que se merece.
Este trabajo del colega Jaime Barrientos T. tiene por
objetivo entregar a sus afines información teórica y práctica de
la IONTOFORESIS. Si bien no da respuesta a algunos
aspectos mencionados anteriormente, ya que no le
corresponde, tiene el gran mérito de aunar conocimientos
entregados por distintos investigadores en distintas
publicaciones.
De conformidad con los antecedentes citados permiten
afirmar categoricamente que haciendo uso de la corriente
continua se pueden introducir sustancias medicamentosas
ionizables a través de la piel.
Mis deseos, al igual que los de J. Barrientos, son que esta
publicación tenga buena acogida; sea aprovechada por lo
colegas que aún dudan de los beneficios de la iontoforésis y
puedan así agregar una alternativa terapéutica a su quehacer
diario. Deseo también que el colega J. Barrientos tome este
trabajo como punto de partida, que lo continúe, lo vaya
enriqueciendo y mejorando cada vez con más información, en
beneficio de nuestra profesión y de los pacientes.
Iván Zamorano Prieto
KINESIOLOGO
PROFESOR, U. DE CHILE
Santiago. Chile. 1994.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
I
5
INTRODUCCION
Al concluir la redacción del presente trabajo, un borrador del
mismo fue enviado al colega Iván Zamorano Prieto, Docente de la
Universidad de Chile y Jefe de la Unidad de Mano en el
Departamento de Kinesiología de la Hospital de Trabajador, en
Santiago, con la intención de pedirle que lo revise, corrija y haga
los comentarios que estime convenientes.
Dicha solicitud fue atendida hasta en los menores detalles,
aportando sugerencias y recomendaciones que avalan la
capacidad profesional y la calidad humana del Klgo. Zamorano.
Hago propicia esta oportunidad para agradecer su valiosa
contribución.
Poco tiempo después. otra copia del trabajo fue remitida a
otro eminente profesor, el Fisio/Manual Terapeuta holandés Rolf
Hoogland, Docente de la Academia de Fisioterapia de Amsterdam
y Director de su programa de formación a ultramar en el Estado
de Florida, EE.UU.
Conocedor del agudo carácter crítico del colega Hoogland,
consideré beneficioso para el trabajo someterlo a su consideración
y contar con sus aportes.
A pesar de sus agotadoras actividades, Rolf tuvo la
amabilidad de atender el pedido y sus contribuciones fueron muy
importantes para el trabajo.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
6
Por ello, quiero expresar mi gratitud al colega y amigo Rolf
Hoogland.
Gracias a estas valiosas contribuciones, el presente trabajo
tiene el propósito de constituirse en un Manual de consulta de una
forma de aplicación fisioterapéutica que, empleada de manera
adecuada y con fundamentados criterios, es un recurso de gran
valor y ayuda.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
7
II DEFINICIÓN
Se denomina Iontoforésis al procedimiento terapéutico
por el cual se introducen a través de la piel intacta,
medicación con la ayuda de la corriente continua o
directa, cuando la piel no tiene heridas o ulceraciones.
Para este mismo procedimiento se emplean habitualmente
los
términos:
dielectrolísis,
electro-ósmosis, ionterapia,
ionizaciones.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
8
III ANTECEDENTES
La referencia más antigua que se tiene es de 1745, cuando
PIVATI quiso introducir medicinas al cuerpo mediante "schoks"
eléctricos. KLENKE, en 1846, refiere haber curado la escrófula #
(este símbolo significa que el término está contenido en el glosario
que va al final del texto) con esta técnica. A principios de este siglo
FRANKENHAUSER Y LEDUC (citados por SCHMID), emplean la
iontoforésis en oftalmología.
LEDUC, en 1907, con su famoso experimento demostró que
con la corriente continua es posible introducir medicamentos al
cuerpo a través de la piel intacta.
En su experimento LEDUC (figuras 1a, 1b y 1c) utilizó dos
conejos conectados en serie a un circuito de corriente continua.
Fijó dos electrodos al cuerpo, de cada animal, de manera que uno
tenía su polo positivo con solución de sulfato de estricnina, y su
negativo embebido en agua. Al otro animal se le conectó su
electrodo positivo embebido en agua y su negativo en solución de
sulfato de estricnina. Así un conejo fue anodizado (+) y el otro
catodizado (-).
Fig.1. Esquema del experimento de Leduc
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
9
Una vez conformado el circuito lo cerró para dar paso a la
corriente. Después de un corto período de tiempo observó que el
conejo conectado al polo positivo (anodizado) moría con
convulsiones tetánicas, característica del envenenamiento por
estricnina; mientras tanto el otro conejo sobrevivía sin ninguna
complicación.
LEDUC amplió su experimento utilizando uno de los conejos
con su electrodo positivo cargado con solución de sulfato de
estricnina y el otro conejo conectado a su electrodo negativo
cargado con solución de cianuro de potasio. Al cerrar el circuito, el
conejo conectado al electrodo negativo muere de inmediato por
envenenamiento con cianuro, y el conejo conectado al positivo
muere con convulsiones.
Con otros dos animales repitió el experimento, pero esta vez
invirtiendo la polaridad; observó que ninguno de los dos animales
presentaron alteraciones.
Con sus experimentos LEDUC demostró:
1.
Que el contacto simple con el sulfato de estricnina o
el cianuro de potasio no provoca envenenamiento,
pero sí al influjo de la corriente.
2.
La corriente continua permite la penetración iónica
por efectos polares; pues como se sabe, la estricnina
contiene cationes (+) y el veneno al ser introducido
por el ánodo # (+) provocó la intoxicación; en tanto
que el cátodo # (-) retuvo los cationes de la
estricnina, por lo cual ese conejo sobrevivió.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
3.
10
La introducción de medicinas por iontoforésis
produce las mismas reacciones que cuando se
introducen por otras vías o formas.
ZAMORANO recomienda aclarar y repetir el experimento.
HOOGLAND dice: "se tiene que copiar este experimento SIN
corriente para establecer los efectos" y agrega "El único hecho de
este experimento sería la polaridad de la corriente".
Otro experimento clásico es el de CHATZKY, citado por
ZIBECCHI, quien utilizó una patata a la que labró un pequeño
orificio, depositando en él una solución de ioduro de Potasio. Puso
dos electrodos dentro la patata y conectó a un generador de
corriente continua y cerro el circuito por espacio de dos horas.
Desconectó el circuito, cortó la patata y observó que en el lugar
donde estaba el polo positivo la papa adquirió una tonalidad azul,
ocasionada por la reacción del yodo con el almidón de papa;
mientras que cerca del polo negativo no se presentó ninguna
modificación (figura 2).
HOOGLAND observa que "una patata no es comparable
con tejido" y "así que más largo que un tratamiento! Para
penetración con significación el tratamiento es de larga duración"
(sic).
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
11
Fig. 2. Experimento de CHATZKY.
Paralelamente, Chatzky advirtió que en el trayecto del yodo
para llegar al polo positivo no se presentó ninguna coloración. Esto
demuestra que el yodo se desplazó en forma de ion, sin actividad
química, y recién al llegar al electrodo se transforma en átomo de
yodo y se comporta como un elemento químico activo.
LABATUT, utilizó una porción de músculo de caballo, lo
introdujo en un recipiente con solución de cloruro de Litio al 5%, los
electrodos aplicados sobre el músculo fueron conectados a un
generador de corriente continua.
Al paso de la corriente pudo observar que se produjo una
concentración de Litio en la porción correspondiente al polo
positivo y no así al del negativo.
Con ello LABATUT demostró una vez más (al igual que
LEDUC en 1907) que las concentraciones no se producen por
simple contacto y que el Litio penetró merced a la corriente y el
efecto polar.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
IV.
FÍSICA, (PATO)FISIOLOGÍA
ELECTROFISIOLOGIA
12
Y
1. Conductibilidad del organismo.
La presente comunicación no pretende ser una revisión
exhaustiva de estos aspectos fundamentales, pero sí tiene como
propósito señalar de forma general y sucinta, condiciones básicas
en las cuales la iontoforésis encuentra sus cimientos.
Desde un punto de vista físico los elementos conductores
pueden ser de dos clases:
1.
Los conductores de primera clase, como los metales,
carbones etc., se caracterizan porque al paso de la corriente
eléctrica no provoca en ellos ninguna alteración.
2.
Los conductores llamados de segunda clase, como los
líquidos, que al paso de la corriente eléctrica siempre
presentan cambios y se les clasifica como electrólitos #.
El cuerpo humano, con gran cantidad de fluidos que incluyen
sales, ácidos #, y bases #, se comporta como conductor de
segunda clase, como electrólito o sea como una substancia que
tiene iones disociados, condición indispensable para la
conductibilidad eléctrica.
Al paso de una corriente estos iones libres se movilizan
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
13
constituyendo por convección un flujo de cargas. Las positivas
(cationes #) se desplazan al cátodo # de la fuente (electrodo
negativo), y los negativos (aniones #) al positivo (ánodo #). En su
desplazamiento los iones no tienen actividad química (experimento
de CHATZKY). Sí la tienen al contactar los respectivos electrodos,
donde se neutralizan y se generan reacciones químicas que se
traducirán en efectos polares.
Entre estos efectos tenemos la reacción alcalina # que se
produce en el cátodo y la ácida en el ánodo.
Las condiciones de acidez o alcalinidad de toda solución,
depende: de la cantidad de iones hidrógenos (H+) e iones
hidrófilos (OH-) que contenga. El agua es neutra ya que posee
igual cantidad de ambos. Si hay más iones de H+ la reacción será
ácida y si son más los OH- será alcalina.
Cuando se hace pasar una corriente por un electrólito (como
en el caso de los líquidos orgánicos) los iones hidrógeno (H+,
cationes) se desplazan al cátodo donde se neutralizan al recibir
cargas negativas y forman gas hidrógeno que se libera en forma
de burbujas. Ello disminuye la concentración de hidrógeno en la
solución elevando la de hidróxilos (OH-) y se tiene en definitiva una
reacción alcalina.
En el ánodo se produce el fenómeno contrario. Disminuyen
los hidróxilos y aumentan los iones hidrógeno por lo tanto la
reacción es ácida.
Las alteraciones químicas señaladas se producen solo al
paso de corriente directa continua.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
14
Con corriente alterna los iones realizan movimientos de
vaivén y los ácidos y álcali, formados durante la mitad de un ciclo
se neutralizan en el siguiente, en que la corriente fluye en dirección
opuesta.
Resumiendo tenemos: La corriente directa continua se
caracteriza por sus efectos polares. Dentro de estos se tiene
establecido que el paso de la corriente produce descomposición
de las bases y sales, fenómeno que se conoce con el nombre de
electrólisis; asimismo, por debajo del cátodo (-) se producen
ÁLCALI, mientras que bajo el ánodo se producen ACIDOS.
La electricidad en el cuerpo humano no se transmite por
conducción, como sucede en los metales (conductores de primera
clase), si no que lo hace por convección, es decir gracias a las
partículas contenidas en los líquidos que adquieren carga eléctrica,
o sea los iones que se liberan por electrólisis.
Una de las teorías básicas que explican la descomposición
de un electrólito es la propuesta por ARRENHUIS, citado por
ZIBECCHI, que experimentalmente vio que algunas soluciones,
como el azúcar o urea en agua, no conducen la corriente eléctrica
y no pueden descomponerse, o sea que no son electrólitos. En
cambio al disolver ácidos, bases o sales, se comportan como
conductoras, o sea son electrólitos.
Por ello dedujo, entre otras apreciaciones, que es la
disociación la que permite el paso de la corriente, llamando iones
a las partes disociadas de las moléculas.
En virtud de ello señalo las siguientes propiedades de los
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
15
iones:
-
-
-
Cuando los iones adquieren su carga eléctrica,
pierden
sus
propiedades
químicas,
que
corresponden a las substancias de las que
provienen.
Cuando la solución electrolítica es la adecuada no
quedan moléculas íntegras, todas se habrán
disociado.
Los iones tienen características polares, así los
metales y las bases orgánicas llevan cargas
positivas y son electronegativas (cationes); los
radicales ácidos de las sales llevan cargas negativas
y son electropositivos (aniones).
2. Efectos de la corriente a nivel tisular.
Debido a estas características, el efecto primario de la
corriente eléctrica en el organismo, se debe a los cambios que
produce sobre la concentraciones de iones en estado de reposo.
Estos cambios influyen directamente sobre la permeabilidad de la
membrana celular al cambiar su polaridad, lo cual conduce a una
marcada separación de las cargas electroquímicas en el interior
de la célula y en las sustancias intra-celulares.
El estrato corneo de la piel es muy poco permeable a los
iones y su penetración se logra a través de pequeños orificios de
las glándulas sudoríparas y folículos pilosos, con lo cual llegan al
medio salino intersticial donde los iones circulan libremente, pero
para traspasar las membranas celulares, estas deben hacerse
permeables, lo que se logra cambiando su polaridad.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
16
Una vez que los iones pasan las membranas, recuperan sus
características químicas y se agrupan en moléculas que se
almacenan en los espacios intra-celulares [6].
Esta incorporación, llamada endocitosis #, determina la
formación de vacuolas # que los órganos del Golgi al poner en
acción los lisosomas # las procesan, y por exocitosis # las llevan
al medio intersticial, y la sangre las distribuye por el organismo [7].
3. Acciones farmacológicas.
Según las demostraciones de MAUVAIS-JARVIS de París,
se sabe que la aplicación transdérmica intensiva de sustancias
farmacológicas en general, hace que la micro-circulación
sanguínea traslade dichas substancias a todo el organismo, y su
acción es superior a los métodos tradicionales de administración
de fármacos, que en general son demasiado concentradas y
restrictas en el tiempo, además sometidas a la interacción de
jugos gastro-intestinales que absorben cambian degradan y limitan
la acción del fármaco (figura 3)
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
17
Fig. 3. Concentración de ácido flufenámico, según MARVAUIS -JARVIS.
MAIBACH de San Francisco, demostró que todos los
compuestos químicos de peso molecular inferior a 700 mol.,
atraviesan la piel normal, sean cual fuesen sus propiedades físicas
y solubilidad.
Este descubrimiento, asevera, que abrió el camino al
desarrollo de la Terapia Transdérmica, especialmente para los
fármacos que se emplean a dosis bajas y aplicación continuada,
que además tienen la ventaja de requerir dosis bajas y niveles
sanguíneos estables.
Este hecho tiene especial interés en la aplicación de los AINE
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
18
(Anti Inflamatorios No Esteroideos). COLLINS y col. comparan las
concentraciones de la sangre local y sistémica después de la
aplicación tópica de metilsalicilato y etilsalicilato (figura 4)
Figura 4. Concentraciones plasmáticas de metil y etilsalicilatos, según COLLINS y
col.
Luego muestran las concentraciones de C14 en el plasma y
músculos tras la administración tópica y oral de diclofenaco, que
se exponen en la figura 5.
19
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Fig.5 Concentraciones de C14 de diclofenaco en plasma y músculo
HOOGLAND al cabo de estos acápites se pregunta cuál
sería la diferencia entre iontoforésis y una crema en la piel?
A este cuestionamiento se puede decir que páginas atrás se
mencionaron las conclusiones del experimento de LEDUC. Páginas
adelante se tratará de establecer nuevamente las diferencias.
4. Otros efectos
continuas.
de
las
corrientes
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
20
Entre las reacciones peculiares que se producen por la
aplicación de corriente continua debemos mencionar la ELECTROOSMOSIS.
La electro-ósmosis se refiere al movimiento de un medio
líquido a través de las membranas celulares por el uso de una
corriente eléctrica.
Por ejemplo las iones positivos de hidrógeno migran al
cátodo, practicamente en estado neutro, al traspasar la
membrana celular se convierten otra vez en agua.
De esta manera se efectúa un desplazamiento de líquidos
del ánodo al cátodo.
En la región donde ha sido colocado el ánodo, la extracción
de fluidos se manifiesta por la presencia de un cierto "hundimiento"
de los tejidos o depresión de la piel.
En la zona donde se ubicó el cátodo, la acumulación de
fluidos se presenta como una "hinchazón" en conjunción con
alteraciones en los tejidos.
HOOGLAND al respecto dice: "la hinchazón puede tener
lugar por la estimulación de las fibras tipo IV!"
Estos efectos se usan con fines terapéuticos para acelerar la
reducción y absorción de edemas y hematomas.
HOOGLAND pregunta: "en la piel?"
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
21
Otro de los fenómenos producidos por la aplicación de la
corriente continua es de ELECTROFORESIS #, también
denominado CATAFORESIS #.
Se caracterizan porque el establecimiento de un campo
eléctrico determina que las partículas moleculares o los
constituyentes de una solución coloidal # son separados,
dispersados, pero de una manera tal que las partículas que
contienen una carga positiva migren en dirección al cátodo, de
donde viene el nombre de cataforésis.
Esta migración se hace siempre en dirección hacia el polo
opuesto a una velocidad diferente según su carga y dimensiones.
Este efecto es el que más se explota en la iontoforésis para
la introducción de fármacos.
5. Efectos fisiológicos de la corriente
continua, según SCHMID.
La corriente continua produce las siguientes reacciones
fisiológicas:
Efecto vasomotor.
En primera instancia se presenta una momentánea
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
22
vasoconstricción.
El efecto secundario es una fuerte y prolongada
vasodilatación, conjuntamente a una hiperemia reactiva (eritema
galvánico) -"por inflamación"-.
Se ha determinado que el flujo de sangre aumenta hasta un
500% en la red venosa de la piel y más del 300% en la del
músculo, si se compara con un estado de reposo.
Debido a ello muchas personas experimentan sensación de
calor, que a veces se prolonga.
La piel adquiere una tonalidad rosada o roja, especialmente
bajo el lugar donde se aplicaron los electrodos, que permanece
por espacio de varias horas.
La temperatura de la piel en dicha zona aumenta en 1 a 2
grados centígrados.
Para KOWARSCHIK (citado por SCHMID) la hiperemia que
se produce con la corriente continua tiene un efecto más
prolongado que con el tratamiento por ondas cortas.
Según Hoogland podría deberse a la inflamación neurógena.
Efecto secundario de la hiperemia.
La hiperemia provoca un aumento del metabolismo. Por
ejemplo, mayor suplemento de oxígeno y nutrientes, más la
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
23
aceleración de la evacuación de deshechos metabólicos.
Como consecuencia del ensanchamiento de los vasos
capilares, se produce un incremento de la reabsorción. Las
paredes de las vesículas sanguíneas y linfáticas dilatadas se
hacen más permeables, con lo cual los hematomas o edemas
pueden ser absorbidos más rapidamente, gracias a la migración
del fluido osmótico #, del ánodo al cátodo.
Para HOOGLAND "esto NUNCA es posible por las
alteraciones en los esfuerzos osmóticos".
Todas las reacciones bactericidas y antiflogísticas se
intensifican. Los anticuerpos orgánicos son acumulados en
concentraciones en todas las áreas que han sido permeabilizadas.
Efectos sobre las fibras nerviosas sensitivas.
Todo lo que se conoce hasta ahora sobre el efecto
analgésico de la corriente directa, incluyendo la pulsátil, es
atribuible, a parte de la hiperemia, principalmente al efecto de
excitación encubierta del anelectrotono (AET) #.
En apoyo al efecto anelectrotono, la galvanización
descendente tiene propiedades sedativas y destonificantes. SOLO
PRESENTE DURANTE LA APLICACIÓN [SCHMID).
Efectos sobre el sistema nervioso central
SCHMID, apoyado en experimentos clásicos, afirma que
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
24
existe influencia sobre este sistema, según la ubicación de los
polos, de tal manera que en una aplicación ascendente sobre la
médula existe una elevación de la excitabilidad y el tono; en la
descendente el efecto es sedativo y relajante. La sintomatología
del cuadro clínico determina la polaridad de los electrodos (figura
6).
Fig. 6. Colocación de los electrodos, según SCHMID
Luego de esta revisión de antecedentes, aspectos físicos y
fisiológicos, y sus respectivas respuestas, se ha dado un marco
referencial sobre sus fundamentos, pretendiendo mostrar la
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
25
validez terapéutica de esta técnica.
Se debe deducir que la aplicación de la corriente continua no
solo tiene efectos específicos de carácter iontoforético, sino
también involucra otros fenómenos, por sus efectos básicos, los
cuales pueden ser empleados con fines terapéuticos, entre los
cuales se destacan: la aplicación directa sobre heridas o
ulceraciones cutáneas empleando corrientes con baja amplitud; o
bien, la permeación hidroeléctrica, a través de los llamados baños
galvánicos o de STANGER, que tienen influencia (?) sobre el
sistema nervioso vegetativo.
V. PROFUNDIDAD DE PENETRACION
Y VELOCIDAD DE MIGRACION
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
26
La profundidad de penetración de los iones es limitada. No
es correcto pensar que los iones migran por toda la región del
cuerpo comprendida entre uno y otro electrodo, merced a la
atracción - repulsión electrostática.
De manera general se ha establecido que la profundidad de
penetración varía según el criterio de los autores, entre 3 a 6 mm.
Sin embargo SCHMID refiere que se ha comprobado por
medio de la fotogammagrafía que después de la iontoforésis con
Iodine 131, la presencia de iones a varios centímetros de
profundidad en la musculatura. El resultado de este experimento
amplía las posibilidades de extensión y profundidad de la
iontoforésis. HOOGLAND considera que debería preguntarse la
concentración del medicamento.
Otros aspectos que se toman en cuenta para la aplicación
iontoforética es la velocidad de migración de los iones, que por lo
general es muy lenta. La migración es más rápida cuando los
iones son pequeños.
Se ha podido establecer, por medio de la iontoforésis con
ClNa, con los electrodos colocados a una distancia apropiada y
con un potencial de 1 voltio, que los iones de Na (+) migran a una
velocidad de 2,7 mm en 10 minutos, mientras que los iones de Cl() recorren 4,14 mm en el mismo tiempo. Han medido que los iones
de H (+) viajan 19,2 mm. El autor no refiere si estas pruebas
fueron hechas en agua o en piel.
De acuerdo a lo mencionado queda asentado, de alguna
manera, el tiempo mínimo de aplicación para las diferentes
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
27
substancias, puede variar de 5 a 30 minutos. No obstante, resulta
más importante conocer los efectos generales del medicamento, y
observar las reacciones de la persona durante y después de la
aplicación.
Es importante destacar, que muchos iones pueden
permanecer, subcutaneamente después de su introducción, por
varios días, bajo ciertas condiciones. El efecto de este
almacenamiento puede alterar el pH # de la piel, dando como
resultado una estimulación química que puede afectar a
receptores de las terminaciones nerviosas de la piel.
Por esta misma vía se puede encontrar una conversión
adecuada del sistema nervioso vegetativo por medio de las zonas
reflejas cutiviscerales.
VI. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE
LA IONTOFORESIS
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
28
Al extractar y cotejar más de la mitad de la bibliografía que
se cita al finalizar se pueden estacar, entre las principales ventajas
que ofrece la iontoforésis:
-
La posibilidad de introducir a través de la piel
concentraciones débiles de medicamentos muy potentes
que,
farmacologicamente,
por
otras
formas
de
administración, pueden ser peligrosas, como por ejemplo: los
preparados con histamina #, o veneno de abejas.
-
El tratamiento de procesos localizados superficialmente son
de fácil acceso para los iones.
-
Solo ingresa al cuerpo la parte activa del medicamento
elegido, "dependiendo de la substancia".
-
Gracias al depósito o almacenaje subcutáneo los efectos de
varios medicamentos hacen posible una terapia a largo
plazo.
-
El efecto de la iontoforésis es complementado por los
efectos locales de la corriente continua
-
Además, según algunos autores el aumento del flujo
sanguíneo puede hacer posible, por vía indirecta, del arco
reflejo cutivisceral, el tratamiento de órganos internos.
HOOGLAND considera que no hace falta usar iontoforésis
para establecer reflejos.
Las desventajas que plantea son las siguientes:
29
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
-
Por este procedimiento no se
medicamentos orgánicos específicos.
pueden
administrar
-
Por tanto solo medicinas no-específicas pueden usarse
ampliamente; por ejemplo aquellas que no tienen efectos
colaterales, incluso en cantidades que puedan considerarse
sobre-dosis.
-
No puede medirse la cantidad de iones que ingresan, por lo
cual no es posible dosificar con exactitud.
-
Los medicamentos que requieren dosis elevadas para que la
terapia sea efectiva no son apropiados para la iontoforésis.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
VII.
30
RECOMENDACIONES
GENERALES PARA EL USO DE LA
CORRIENTE CONTINUA Y LA
IONTOFORESIS
El éxito de las aplicaciones fisioterapéuticas depende, en
gran medida, de la exactitud con que estas son aplicadas.
Algunas sugerencias que permiten llegar a una técnica
adecuada y prevenir complicaciones que puedan provocar lesiones
a los pacientes, son las siguientes:
1.
Contar con un equipo generador fiable y construido con bajo
las normas internacionales de seguridad.
2.
Examinar continuamente los cables de conexión al paciente.
Deben estar completamente aislados, sin partes
descubiertas o rupturas.
3.
Revisar las clavijas de conexión. El contacto debe ser
perfecto. La interrupción brusca de la corriente provoca
sensaciones muy desagradables.
4.
Evitar hacer tratamientos sobre mesas metálicas, pues un
electrodo húmedo puede entrar en contacto y crear
problemas.
5.
Asegurar que los electrodos sean maleables, del tamaño
adecuado(relación densidad/superficie en cm2 )
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
31
6.
Explicar detalladamente al paciente sobre el tratamiento, lo
que se espera de el, y principalmente acerca de las
sensaciones que tendrá y la necesidad de su cooperación.
7.
Interrumpir la aplicación si el paciente refiere molestias, tales
como: sensaciones de picadura, ardor o quemadura debajo
los electrodos. Probablemente se deba a poca humedad del
electrodo, una raspadura, abrasión, un grano, etc. Se debe
remediar la causa y reiniciar el tratamiento, siempre que la
lesión no sea importante.
8.
Ser cautos con la amplitud de la corriente a usar. No se
deben cometer excesos especialmente en el primer
tratamiento.
9.
Evitar los cortes intempestivos de corriente, ya sea por
desconexión accidental (del aparato, cables, clavijas, etc.),
cambio de polaridad o fin del tratamiento; situaciones en que
la amplitud de la corriente debe disminuirse lentamente.
10. Revisar la zona a ser tratada previo a la colocación de los
electrodos.
11. Proteger la vestimenta, para no manchar, ensuciar, etc.
12. Evitar el uso de lubricantes en los electrodos o la piel, a
excepción de vaselina para cubrir granos, raspaduras, etc.
13. No usar electrodos metálicos o de goma carbónica
directamente aplicados a la piel.
14. Usar el polo correcto en el lugar correcto.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
32
15. Recordar que la persona forma parte del circuito mientras
dura la aplicación.
Las siguientes recomendaciones pueden ser consideradas como
CONTRA INDICACIONES:
-
La iontoforésis y cualquier otra forma de electroterapia está
proscrita en personas que usan marcapasos, o sufren
lesiones cardíacas severas.
-
La iontoforésis no se aplica sobre tumores o ante la
sospecha de neoplasia.
-
No se aplicará sobre regiones que tienen implantes metálicos
o endoprótesis.
-
No administrar cuando hay fiebre elevada o inflamación
aguda.
-
No emplear en mujeres embarazadas, especialmente sobre
la columna lumbar o el abdomen.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
VIII. LAS
GENERADORAS
33
UNIDADES
La construcción de unidades generadoras de corriente
continua aparentemente no implica el uso de alta tecnología, ya
que una corriente muy estable es difícil conseguir y mantener.
Deben observarse ciertas condiciones que garanticen su
funcionamiento y que su aplicación a personas estén dentro de las
margenes de seguridad.
La iontoforésis se realiza fundamentalmente con corriente
continua o aquellas que tengan un componente galvánico [3].
A partir de 1992 la empresa ENRAF NONIUS de Delft,
Holanda ha lanzado al mercado algunos equipos de electroterapia,
que entre otras formas de corrientes genera una corriente
unidireccional, continua interrumpida a una frecuencia de 8000Hz.
Esta corriente tiene una duración de fase (duración del
estímulo) de 120 microsegundos (ms), con duración de pausa de
5ms, configurados de tal manera que el 95% corresponde al
período de estímulo y el 5% al período de pausa (duty cycle del
95%).
Según las investigaciones realizadas previamente por
Lundebug, se ha llegado a fijar que las reacciones fisiológicas son
las mismas que con la corriente continua ininterrumpida,
exceptuando el hecho que las sensaciones a nivel de la piel son
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
34
mejor toleradas (elevación del umbral de tolerancia, lo cual
permite emplear un amplitud mayor, de hasta más del 5%.
De acuerdo con HOOGLAND el voltaje produce la fuerza
para la iontoforésis, y como consecuencia el parámetro tiempo es
de gran importancia.
Son pocas las unidades que se fabrican para uso exclusivo
en iontoforésis. La mayoría de los aparatos son generadores para
diversas formas o tipos de corrientes.
Existen en el mercado, equipos que ofrecen hasta ocho
canales de salida. Estos aparatos tienen la enorme desventaja de
no contar con un control de amplitud fiable para cada uno de los
canales, lo cual supone trabajar en condiciones de alto riesgo.
Además, tantos estímulos y sensaciones diversas son
difíciles de discriminar, en consecuencia el riesgo es aún mayor.
Las exigencias mínimas que se debe plantear el
fisioterapeuta para usar o adquirir un aparato que genere corriente
continua son las siguientes:
-
El equipo debe garantizar que la corriente que genera se
mantiene uniforme e inalterable durante el tratamiento.
-
Los equipos modernos equipados con microprocesadores,
cada vez que son encendidos se autoexaminan en todas sus
funciones y luego de este proceso, que demanda entre 20 y
30 segundos, emiten una señal auditiva que indica que el
equipo en condiciones de operar dentro de los parámetros
previstos.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
35
Sin embargo, ello no significa una garantía.
-
Los aparatos para dar esta garantía deben estar fabricados
según estándar internacional (por ejemplo: IEC), controlado
por Institutos o Laboratorios Internacionales, como ser TÜG,
UL, etc.,y deben mostrar el número de autorización y registro
para su manufactura y venta.
-
La amplitud debe ser registrada y visualizada con exactitud,
y de ser posible registrar e indicar las posibles variaciones
que pueden presentarse a consecuencia de cambios en la
resistencia (del paciente).
-
Para este tipo de aplicaciones se prefieren equipos que
trabajan con el principio de Intensidad Constante #. Los de
Voltaje Constante #, si bien ofrecen mayor seguridad, cuando
varía la resistencia determinan la caída de la amplitud.
-
Las unidades deben contar con un reloj de control de tiempo
que anuncie el fin del tratamiento y abra el circuito con
descenso progresivo de la amplitud.
-
Debe prevenir la conexión/desconexión abrupta de la
corriente, haciendo que la amplitud baje lentamente.
-
Los aparatos deben contar con un selector de polaridad con
un dispositivo de seguridad que impida que el cambio
produzca la interrupción súbita de la corriente.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
IX.
36
TÉCNICAS DE APLICACIÓN DE
LA IONTOFORESIS
Los electrodos
La aplicación correcta de los electrodos es importante para
la eficacia del tratamiento. Su mal manejo puede provocar daño
tisular y otras reacciones adversas.
Los electrodos de placa son los que se usan con mayor
frecuencia y de preferencia.
La técnica bipolar, que significa un electrodo pequeño como
activo, y uno grande como dispersivo o indiferente, sobre la zona
tratar, es la que más se emplea. En su aplicación el electrodo
indiferente debe ser colocado lo más cerca posible al activo, pero
sin entrar en contacto con el.
En algunas condiciones, cuando las molestias son difusas o
en articulaciones, puede emplearse la técnica tripolar. En esta
técnica un electrodo actúa como dispersivo y dos como activos,
estos se conectan en paralelo a la salida respectiva. Figura 7.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
37
Fig. 7. Técnica tripolar.
SCHEMEHLICK, emplea como electrodo activo un aro
metálico convenientemente cubierto, en cuyo interior se encuentra
algodón embebido con el medicamento. Este electrodo lo utiliza en
zonas circunscritas, como en el caso de abscesos, furúnculos, etc.
ACOSTA Y FERREYRA, del Uruguay, presentaron el
Congreso Latino Americano de Fisioterapia y Kinesiología,
realizado en Montevideo en 1991, una ingeniosa técnica de
multipolar para zonas difíciles de aplicar, como son los dedos.
El electrodo activo, dividido en varias terminales (3 a 5), se
colocan en recipientes de vidrio (pequeñas copas) en los que se
encuentra el medicamento y en ellos se introducen los dedos.
El experimento fue realizado para la iontoforésis con
triamcinolona en el tratamiento de los nódulos de Herberden y
Bouchard.
En la práctica personal, he colocado el electrodo activo
dentro de un recipiente de plástico, dentro del cual está la dilución
apropiada del medicamento. El paciente coloca introduce toda la
mano. El electrodo dispersivo, grande, grueso y muy húmedo, se
coloca en el antebrazo, lo más cerca posible a la mano, pero con
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
38
abundante tejido muscular.
Este procedimiento, quizá más simple, consigue similares
resultados.
En las aplicaciones tradicionales se debe observar que los
electrodos estén bien húmedos. Deben tener un grosor de por los
menos 1 cm. Se debe evitar que se sequen durante la aplicación.
Pueden ser de algodón o "spontex".
El medicamento se depositará, de forma homogénea, en
pliegues de gasa o papel blanco, humedecidos en agua destilada1.
Estos se colocan sobre el spontex o algodón y sobre ellos la
placa.
La fijación de las esponjas con el electrodo es muy
importante, suelen emplearse cintas o fajas de Velcro, o bolsas de
arena.
Es necesario que TODA la superficie del electrodo esté en
contacto íntimo con la piel. De lo contrario, al disminuir la
superficie de contacto aumenta la densidad de la corriente.
Se debe insistir en evitar las condensaciones de corriente y
para ello hay que tomar en cuenta que si se ajusta determinada
intensidad, ésta debe distribuirse en toda la superficie del
electrodo.
El contacto deficiente hace que la amplitud aumente en
1
Para ello se recomienda usar soluciones débiles (del 1 al5%), o bien
diluir una ampolla del medicamento específico en 10 cc. de agua destilada
por cada 1 cc del medicamento. Estas diluciones permiten humedecer el
electrodo de forma homogénea.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
39
proporción geométrica. Con ello se pueden provocar quemaduras
y se modifica la penetración.
Cuando el tiempo de aplicación es prolongado, de más de 20
minutos, es necesario asegurar la humedad de los electrodos, y
se puede instilar con una jeringa.
El tamaño de los electrodos de ser apropiado y acorde a la
región a tratar. Es indispensable contar con el mayor número de
tamaños y formas de electrodos a los cuales recurrir.
Hay que recordar que la amplitud de la corriente se distribuye
en base a la superficie de contacto. Los electrodos muy pequeños
hace que amplitudes relativamente bajas se hagan intolerables.
Los electrodos grandes no aseguran la distribución homogénea de
la corriente.
Cuidados con la piel.
La superficie de la piel a través de la cual se procede con la
iontoforésis, debe ser limpiada con agua tibia y jabón, enjuagada,
o bien limpiada con alcohol.
En caso que la piel presente pequeñas excoriaciones, puntos
negros, acné o granitos en cantidad, el tratamiento debe
descartarse.
Si son escasos y pequeños se debe cubrir la zona afectada
con ungüento bórico o vaselina.
Durante el tratamiento se debe preguntar a la persona sobre
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
40
sus sensaciones y tolerancia a la corriente. Nunca desdeñar sus
comentarios, argumentando que es una persona "nerviosa".
Como se dijo anteriormente, cuando la persona manifiesta
sensaciones de ardor o quemadura, el tratamiento se interrumpe.
Se observa la zona, se corrigen las fallas y se reinicia el
tratamiento.
Si se evidencian lesiones el tratamiento debe ser cancelado.
Una vez concluida la sesión, la piel es revisada prolijamente,
tratando de identificar lesiones.
Por lo general, luego de la iontoforésis se presenta eritema,
que dura algunas horas.
Estas precauciones y cuidados deben redoblarse cuando se
tratan ancianos o niños, y en personas con alteraciones a la
sensibilidad es mejor prescindir de este procedimiento.
Tratamientos conexos.
La iontoforésis no es una técnica excluyente y se pueden
emplear con otras formas de tratamiento, ya sean físicos o
médicos.
Al referirse a los tratamientos médicos, se lo hace tanto para
su administración por otras vías, pero con mayor especificidad
aquellos empleados "in locum", como son las infiltraciones.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
41
Los autores que se mencionan a continuación, han
demostrado experimentalmente, que la aplicación de corriente
continua después de una infiltración subcutánea provoca el
desplazamiento de iones "intensificando" su permeación.
BOURGIGNON Y MENIERE, encontraron que la distribución
cuantitativa y topográfica de cloruro ferroso (inyectado en la vena
de la oreja de conejos) mostraba diferencias considerables si a
continuación de la inyección se sometía al animal a la
galvanización o no.
GUILLEMIN y col. , refieren haber encontrado resultados
muy alentadores cuando se hizo una aplicación parenteral de
Dibencozide (coenzima # de la vitamina B12) seguida de
ionización.
LAPRAZ, habla de una potencialización de los efectos
antálgicos a las infiltraciones locales de Dibencozide en
Reumatología.
También existen trabajos que aluden al uso de infiltraciones
de hidrocortisona y la posterior aplicación de iontoforésis.
Es un tema abierto a la discusión, pero los resultados
clínicos obtenidos apuntan a una mejoría, subjetiva y objetiva,
mayor a la que se consigue con solo la infiltración, justificarían su
aplicación, así como la profundización de las investigaciones.
En cuanto a los tratamientos conexos de tipo físico,
podemos clasificarlos en dos categorías: pre y post iontoforéticos.
La aplicación de algunos agentes físicos antes de la
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
42
iontoforésis están dirigidos a conseguir hiperemia en el área,
incrementar el riego sanguíneo y favorecer la absorción de la
sustancia introducida. Esta hiperemia puede ser más o menos
profunda según el agente que se emplee para conseguirla.
El calor radiante o por conducción será superficial, en tanto la
galvanización o las ondas cortas tendrán mayor profundidad.
Los tratamientos físicos posteriores a la iontoforésis como la
aplicación de estímulos eléctricos (para inhibición del dolor,
relajación, fortalecimiento o elongación muscular), o bien los de
orden kinésico (manipulaciones o ejercicios) podrán realzarse de
mejor manera por efectos de la ionización dirigida a mejorar el
metabolismo, circulación, etc., o a disminuir la inflamación.
X DOSIMETRIA
Al respecto existe controversia, ya que las medidas
dosimétricas no pueden establecerse de una manera específica y
adecuada para cada proceso, para su estadío, el tipo de
medicamento, sus reacciones, etc. La dosis está en relación a los
siguientes parámetros:
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
43
1. La amplitud o intensidad de la corriente.
-
La cantidad de la corriente está limitada en primer lugar por
las sensaciones y tolerancia del paciente, en segundo lugar
por la cantidad máxima permisible de corriente, y por último
por la cantidad de iones medicamentosos a ser introducidos.
Aspectos que están relacionados con la duración de la
aplicación.
-
En otras palabras, la cantidad de iones a penetrar en el
cuerpo depende de la amplitud de la corriente y duración de
la aplicación. Sin embargo es preferible aumentar el tiempo
de duración que incrementar la amplitud, para que penetre
una mayor cantidad de iones.
-
La amplitud también guarda relación con el tipo de
medicamento o su farmacodinamia #, así por ejemplo iones
de histamina o aconitina requieren poco tiempo de duración
de la aplicación.
-
La amplitud se determina además en base al tamaño de los
electrodos.
-
Como regla general se recomienda amplitudes que oscilen
entre 0,05 mA/cm2 a 0,2 mA/cm2. Otros autores indican
intensidades de 0,5 a 1 mA/cm2. HOOGLAND [3] critica:
que para el primer caso las diferencias son del orden del
400%, y para el segundo del 2000%.
Otros fijan intensidades sin considerar las dimensiones de
los electrodos y otros parámetros, sin dar datos precisos, lo
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
44
cual es incorrecto.
-
Fuera de lo mencionado, el primer factor a considerar es la
sensación o tolerancia del paciente. Nunca se debe
sobrepasar el umbral de tolerancia.
-
Otra de las bases para fijar la amplitud adecuada será la
observación de las reacciones que presenta la persona
durante y después del tratamiento.
-
Un factor que debe tomarse en cuenta es la absorción
cutánea, la que varía de una manera significativa según el
tipo de piel (fina o gruesa), las partes del cuerpo. Cabe
destacar que la aplicación iontoforética, al romper la
permeabilidad de las membranas induce a una mayor
absorción que la aplicación tópica, aunque esta aplicación
sea realizada con masaje.
MARTY y col., esquematizan en el cuadro siguiente la
absorción de hidrocortisona en diferentes partes del cuerpo, en
números relativos, que se exponen en el siguiente cuadro:
Antebrazo ventral
Antebrazo dorsal
Arco plantar
Tobillo lateral
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
45
Palma mano
Cuello
Cuero cabelludo
Axila
Frente
Angulo maxilar
Escroto
De una manera empírica se asevera que las personas de piel
blanca son mucho más sensibles a la radiación y a la electricidad,
así como a determinados fármacos.
Se efectuó un trabajo experimental sobre la tolerancia a una
forma de corriente eléctrica (BARRIENTOS y col.), comprobando
tal aseveración.
Por ello, en la aplicación a estas personas debe tenerse
mayores precauciones.
2. Duración del tratamiento.
La dosificación del tiempo de duración de cada sesión es
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
46
aproximativa.
Se recomienda que la duración de las sesiones sea
progresiva. Es necesario ir evaluando los efectos que produce la
iontoforésis según el medicamento empleado.
Existen substancias de alta actividad que pueden producir
reacciones indeseables por sobre-dosis. Así por ejemplo la
histamina puede causar colapso circulatorio (por lo cual será
necesario controlar la presión arterial regularmente durante la
aplicación), por ello el tratamiento inicial será de solo 3 a 5
minutos, si la tolerancia es buena se aumenta gradualmente el
tiempo de aplicación, hasta un máximo de 10 minutos.
En cambio los medicamentos de tipo coloidal, con
substancias electricamente neutras, en las cuales predominan los
efectos osmóticos, el tiempo de aplicación será de 20 a 30
minutos.
Para el resto de medicamentos se debe conocer su
farmacodinamia o consultar con el médico tratante sobre cualquier
duda o inquietud.
3. Frecuencia del tratamiento.
La frecuencia del tratamiento se determina en base a la
evolución del proceso, tipo de enfermedad, y medicamento
empleado.
En procesos agudos o de alta actualidad #, se recomienda
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
47
una sesión por día, siempre que la naturaleza del fármaco lo
permita.
Si se emplean substancias agresivas como la histamina,
aconitina o veneno de abejas, el tratamiento diario sobre la misma
zona no es factible, incluso si existe mejoría.
Si existe irritación en la piel, la aplicación puede hacerse en
zonas aledañas.
En enfermedades crónicas o de baja actualidad #, 2 a 3
sesiones semanales pueden resultar adecuadas.
4. Número de sesiones.
El número de sesiones se establece por la evolución del
cuadro clínico.
En enfermedades agudas, la persona debería manifestar
sensaciones subjetivas de mejoría después de las tres primeras
sesiones, de lo contrario el tratamiento debe interrumpirse y
cambiar por otras formas de terapia.
Para los procesos crónicos, tanto la persona enferma como
el fisioterapeuta deben tener paciencia. No obstante se debe
calcular un mínimo de 3 a 6 sesiones para juzgar si la iontoforésis
ha provocado alguna mejoría, de lo contrario se debe discontinuar
el tratamiento. Si la persona refiere que siente alivio relativo o
disminución de síntomas, el tratamiento puede prolongarse.
Hay que recordar que tratamientos largos son inadecuados,
más aún en la iontoforésis por sus efectos acumulativos.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
48
5. El tamaño de los electrodos.
Electrodos muy pequeños acumulan mayor cantidad de
energía y por tanto resultan peligrosos. Electrodos muy grandes
pueden provocar sobredosis, además de la mencionada dificultad
para aplicar correctamente los electrodos.
6. Dosificación del medicamento.
La imposibilidad para determinar la cantidad de
medicamento introducido, puede superarse, según ADEL y LUYKX
utilizando la ley de Faraday:
I.t.M
1
m = ----------- * --------- (valor constante)
n
9,6.10
m=
I=
t=
M=
n=
masa introducida del producto (gr.)
corriente (A)
duración de la corriente (s)
masa molar # (gr./mol #)
valencia del ion
Esta fórmula se aplica para la corriente constante, en
caso de usar una corriente continua interrumpida de 8000 Hz
la dosis puede ser un tanto superior.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
49
XI. CONDICIONES
DE
LOS
MEDICAMENTOS PARA SU USO
EN IONTOFORESIS
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
50
Basicamente el medicamento que se desea utilizar tiene que
ser soluble en agua o alcohol, ya sea en presentación líquida o en
gel coloidal.
Las substancias grasas no pueden ser introducidas por tanto
substancias orgánicas no pueden emplearse por este método.
La segunda condición se refiere al conocimiento de la
polaridad del elemento químico activo a ionizarse.
Existen determinaciones exactas que los electrólitos
colocados en el ánodo se acidifican y en el cátodo se alcalinizan.
Los metales y las bases llevan cargas positivas, los radicales
ácidos de las sales llevan cargas negativas.
Deben conocerse la proporción del elemento activo en la
solución preparada o vehículo, la dosis específica del
medicamento para ser utilizada por este procedimiento, su acción,
e indicaciones y contraindicaciones.
Se deben emplear fármacos cuyos componentes activos
tengan un peso molecular menor a 700g/mol y que produzcan un
efecto con cantidades pequeñas. Substancias que necesitan
cantidades en gramos para producir un efecto, son inadecuadas.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
XII.
51
INDICACIONES TERAPÉUTICAS
GENERALES
El campo de las indicaciones puede ser muy amplio y está
directamente ligado al tipo de fármaco empleado.
Esto supone, en primer lugar, que el fisioterapeuta debe
tener conocimientos suficientes sobre la farmacodinamia de los
elementos activos introducidos al organismo.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
52
En segundo lugar se debe establecer una fluida relación con
el médico tratante, a quien se harán todas las consultas
pertinentes y se le informará sobre las reacciones y la evolución
observadas.
Esta situación puede resultar un tanto complicada, en razón a
que la mayoría de los médicos desconocen o no confían en el
método, sus posibilidades y limitaciones. Por ello corresponde al
fisioterapeuta difundirlo y prestigiar, para ello nada mejor que una
buena relación con el médico para sugerirle el tratamiento e
informarle sobre la evolución.
En líneas generales la iontoforésis encuentra sus principales
indicaciones generales en síntomas que se presentan en las
siguientes enfermedades:
•
•
•
•
artritis reumática y procesos reumatológicos
enfermedades vasculares periféricas
enfermedades del sistema nervioso periférico
secuelas post-traumáticas y ortopédicas
Las limitaciones y contraindicaciones corresponden al
medicamento utilizado y aquellas que son inherentes al uso de las
corrientes eléctricas.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
XIII.
53
ACCIÓN Y APLICACIÓN DE
MEDICAMENTOS USADOS CON
MAYOR
FRECUENCIA
EN
IONTOFORESIS
Acido Acético
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Ion
Polaridad
Vehículo:
Tiempo
Acción
Indicaciones
54
Libres del radical acetato
Negativa (-)
Solución alcohólica al 2%. Comercialmente existe
el Hazogel*
15 a 20 minutos
Cáustica #.
Disolvente
del
carbonato
de
Ca
(calcificaciones).
Promueve la disolución de calcificaciones
peri-articulares superficiales.
Verrugas (coadyuvante en el tratamiento de)
Observaciones KHAN refiere una experiencia de más de 20
años, con resultados clínicos y radiológicos
satisfactorios en la disolución de calcificaciones.
Afirma que el éxito que se pueda alcanzar
dependerá de la correcta colocación de los
electrodos, tanto en el área, como su tamaño, y la
polaridad.
Sugiere aplicaciones interdiarias o dos
veces
por semana, durante 4 a 6 semanas.
La aplicación posterior de ondas cortas
aumentaría la difusión,
obteniendo mejores
resultados. Asimismo recomienda continuar con
un programa kinésico.
WEIDER, Deborah, se refiere a los beneficios de
la aplicación de iontoforésis de este ión en el
tratamiento de la miositis oscificante port
traumática.
Aconitina, Nitrato o azotato de
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
55
El nitrato transporta la aconitina
Positiva (+)
Solución al 0,25/1000, como máximo
Comenzar con 3 minutos, aumentar hasta 10
minutos siempre que no se presenten reacciones.
Acción
Analgésica
Hiperemiante
Indicaciones
Neuralgias intensas
Inflamación de origen reumático
Observaciones La aconitina es un alcaloide muy tóxico,
que
tiene el principio del acónito que es una droga muy
venenosa, por lo cual su empleo es delicado, por
ello las soluciones tienen concentraciones muy
bajas.
Debe controlarse la presión sanguínea durante y
después el tratamiento por 30 minutos. De
presentarse reacciones adversas se suspende el
tratamiento.
Vigilar si se presentan reacciones alérgicas.
Citrato de Potasio
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Del citrato
Negativa (-)
Solución al 2 o 5%
10 a 20 minutos
Anti-inflamatoria
Reabsorción de edemas y hematomas
Inflamaciones subagudas y crónicas.
Cloruro de calcio
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
56
Ca
Positiva (+)
Solución al 1%
15 a 30 minutos
Miorelajante
Descontracturante
Fragilidad capilar
Facilitación cicatrizal
Espasmos musculares de diverso origen
Desgarros o distensiones musculares
Desmineralizaciones
Cloruro de Sodio (sal)
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Se utiliza el ion Cl
Negativa (-)
Solución al 1 o 2 %
20 a 30 minutos
Fibrinolítica #
Cicatrices hipertróficas o adherentes.
Dibencozide (Coenzima de la vitamina B12 o
Neurofor fuerte*)
Ion
Polaridad
Coenzima liofilizada de la vit. B12
Positiva (+). Un GUILLEMIN aplica en ambos
electrodos. LAPRAZ cambia la polaridad a media
sesión.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Vehículo
57
Está constituido por dos elementos:
a)1 ampolla que contiene 5 mg de Dibencozide,
0,04 mg de mercurothiolate y "manite" q.s.p. 100
mg.
b) agua destilada 2 ml.
La aplicación para ser efectiva requiere
concentraciones elevadas, por ello se usan 2 a 4
frascos y la cantidad de agua proporcional al
tamaño del área y el electrodo; por ejemplo para
tratar un zona de 4 a 5 cm2 se necesitan 1 o 2
frascos.
Tiempo
15 a 30 minutos
Acción
Antálgica, anti-neurítica
Anabolizante, hematopoyética
Indicaciones
Polineuritis alcohólica
Neuralgias: cérvico-braquial, crural, ciática,
intercostal, etc.
Herpes Zóster
Algodistrofias post-traumáticas
Algias de origen ortopédico.
Observaciones GUILLEMIN y col, así como
LAPRAZ,
recomiendan las ionizaciones conjuntamente con
aplicación parenteral del producto, para así
"sublimar" los resultados.
LAPRAZ advirtió mejores resultados de
la
iontoforésis luego de la infiltración local del
medicamento. Sugiere que las sesiones se repitan
3 a 5 veces por semana, por 5 a 6 semanas,
hasta alcanzar de 5 a 20 sesiones.
Existen folletos de promoción que sugieren el uso
iontoforético de la vitamina B" en forma de
hidroxicobalamina o cianocobalamina. Según
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
58
GUILLEMIN la aplicación de la coenzima liofilizada
# da mejores resultados.
Hialuronidasa
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
de la hialuronidaza #
Positiva (+)
solución de 150 UI por 250 ml
de 10 a 30 minutos, según reacciones.
Resolutiva #. Factor de difusión
Hiperemiante
Analgésica
Tromboflebitis
Linfaedemas
Linfangitis #
Histamina, Biclorhidrato de
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
La histamina tiene reacción alcalina
Positiva (+)
Solución al 0,20/1000, como máximo
Iniciar con 3 minutos. Si no se presentan
reacciones, las sesiones se prolongan hasta llegar
a 10 minutos.
Vasodilatadora, principalmente de las ramas
arteriales.
Revulsiva #
Antiflogística #
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Indicaciones
59
-
Espasmos musculares
Dolores reumáticos de partes blandas o
tejidos peri-articulares
Observaciones Es un medicamento de uso peligroso, por ello las
concentraciones son bajas.
El tiempo de aplicación debe ser progresivo
Se tiene que controlar la presión sanguínea
durante y después del tratamiento durante 30
minutos. Controlar si el paciente no tiene alergia.
En caso de presentarse hipotensión cefaleas,
calor excesivo, etc., el tratamiento debe
suspenderse.
Usualmente se requieren 3 a 5 sesiones.
Ioduro de Potasio
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
liberado de K
Negativa (-)
Solución al 1 o 2%
20 a 30 minutos
Antiesclerosante, tónica vascular
Resolutiva
Facilitación cicatrizal
Fragilidad capilar
Cicatrices adherentes
Inflamación de origen artrítico o artrósico
Inflamación post-traumática, por ejemplo:
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
60
esguince de tobillo.
Nitrato o azotato de aconitina
Ver Aconitina
Novocaina
Ver Procaina
Oxido de Zinc
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Observaciones
Zn
Positiva (+)
Solución al 0,1%
15 minutos, dos veces al día, 6 días/semana
Antibacteriana
Ulceras infectadas de la piel
El trabajo de CORNWALL tiene como objetivos
mantener limpia la herida, libre de infección, y
promover su cicatrización. Afirma en base a
documentación que el Zn tiene efecto
antibacteriano y, además, que aplicado por
iontoforésis el efecto es a largo plazo porque
forma un precipitado relativamente insoluble en los
tejidos de granulación.
En su experiencia las úlceras necróticas fueron
tratadas antes de cada sesión con Betadine*
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
61
incorporado al agua de la tina de remolino, para
limpiar la herida y promover la circulación
sanguínea local.
Las aplicaciones son de dos veces al día, 6 veces
por semana, por aproximadamente 20 días. Los
resultados satisfactorios alcanzaron el 95%.
Procaina, o su clorhidrato la Novocaina
Ion
Polaridad
Vehículo
de la Procaina o Novocaina
Positiva (+)
Solución del 1 al 5% en alcohol de 80º. Suele
emplearse preparados con 5 mm de adrenalina al
1/20.000 cuando se desea un efecto
vasoconstrictor.
Tiempo
Iniciar con 15 minutos, se puede llegar a los 30
minutos.
Acción
Anestésica local
Indicaciones
Neuralgias o neuritis
Herpes Zóster o Zona
Espasmos musculares que acompañan a
lumbalgias, ciática, hombro congelado,
desgarros o distensiones musculares, etc.
Observaciones Es frecuente que después de la aplicación la zona
de aplicación presente una tonalidad blanquecina e
hipoestesia.
Existen recomendaciones [1,29] para el uso de
solución salina débil, o de ioduro de K al 5% en el
electrodo indiferente para el tratamiento de la
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
62
neuralgia del trigémino. 3 a 5 sesiones suelen ser
suficientes.
Salicilato de Sodio
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Observaciones
del salicilato
Negativa (-)
Solución al 1 o 2 %
15 a 30 minutos, progresivamente
Anti-inflamatoria
Analgésica. Similar al ácido salicílico, pero
menos irritante y de absorción más rápida
Procesos inflamatorios de origen reumático,
ortopédico o
traumático.
Cuidar la polaridad, pues el anión Na (+)
puede provocar lesiones dérmicas.
Salicilato de Litio
Ion
Li
Polaridad Positiva (+)
Vehículo
Solución al 1%
Tiempo
10 a 20 minutos
Acción
Descongestionante
Sinérgica del salicilato de Na
Indicaciones
Mialgias
Gota
Flebitis superficiales.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
63
Sulfamidas
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Alcali sulfamida
Negativa (-)
Solución acuosa al 0,1% 0 1/100 de
sulfamidocrisoidina, sulfatiazol, etc.
20 a 30 minutos
Antibacteriana
Infecciones superficiales y localizadas, incluyendo
purulentas, acompañadas de inflamación, como
ser: ántrax, furúnculos incipientes o en evolución,
hidrosadenitis #, Linfangitis #, panadizos #.
Observaciones El trabajo de SCHMEHLICK refiere evolución
favorable en 1204 casos y la suspensión en 68 por
ineficacia, en el tratamiento de todos los procesos
mencionados. Este autor utiliza un electrodo en
forma de aro, recubierto de fibra, con una
superficie de 5 a 10 cm2. Una vez situado en el
área coloca varias capas de gasa (de más de 1
cm de espesor), previamente humedecidas en
agua con un pH de 5 (acidificada con ácido acético
al 1%), luego vierte allí la solución con el
medicamento en cantidad apropiada (más de 5
cc).Alude a la posibilidad de usar otros
quimioterápicos.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Sulfato de Cobre
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Cu
Positiva (+)
Solución al 2 o 5%
15 a 30 minutos
Antimicótica, fungicida
Foliculitis, micosis.
Sulfato de Magnesia
Ion
Polaridad
Vehículo
Tiempo
Acción
Indicaciones
Mg
Positiva (+)
Solución al 2 o 5%
15 a 30 minutos
Miorelajante
Facilitación cicatrizal
Reblandecedor de tejidos
Mialgias
Distensiones musculares o ligamentarias
Reabsorción de edemas
Cicatrices adherentes o hipertróficas
64
65
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
XIV.
FORMULARIO IONTOFORÉTICO
A continuación se brinda una relación de medicamentos
genéricos y preparados comerciales (*), recopilados de la
bibliografía consultada. Muchas veces no se encontraron
referencias completas, deficiencia que se hace notar. El
interesado debe profundizar en el estudio de la farmacodinamia de
los productos y genéricos que se mencionan, antes de utilizarlos.
MEDICAMENTO
POL VEHICULO ACCION
INDICACIONES
Aescin*
-
Edemas
Hematomas
preparado
Antiflogística
Reabsorvente
66
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Allantoin*
+
preparado
Demulcente #
Queloides
Alfamucase
-
1 ampolla
Antiedematoso
Edemas
Contusiones
Esguinces
Alfaquimotripsina
+
1/1000
Antinflamatoria
Antiedematoso
Aconitina, Nitrato de
+
0,25/1000
Acido acético
-
sol.2%
Analgésica
Neuralgias
Hiperemiante Algias
Caústica
Calcificaciones
Disolvente
Verrugas
Edemas
Contusiones
Arterocoline*
Butazolidina
+
MEDICAMENTO
POL VEHICULO ACCION
INDICACIONES
-
15 mg
Bromuro de K o Na -
no ref.
Modificador
tegumentario
Sedante
Cicatrices
hipertróficas
no refiere
Bufenin*
+
preparado
Analgésica
Neuritis
Cloruro de Ca
+
sol, 1%
Sedante
Disfun.simpáticas
Cloruro de Mg
+
sol.10-20%
Sedante
Dist.vegetativos
Cloruro de Na
-
sol. 1 -2%
Fibrinolítica
Cicatrices
Citrato de K
-
sol. 2 -5%
Antinflamatoria
Edemas, hematomas
Calcibronat* - o +
Cloruro de Zn
1 ampolla
Miorrelajante
Contracturas
+
sol. 1 -2%
Facilit.cicatrizal
Escaras
Dibencozide
+
Betnezol*
no ref.
Vasodilatadora
no refiere
7-8 gr/1000 Antinflamatoria
Inflamación
1-4 amp.
Antálgica
Polineuritis
67
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Neurofor fuerte*
Antineurítica
Anti
Neuralgias
DOLGENAL*
Ketorolac
-
1 amp.30 mgAnalgésica
intensa
Algias diversas
Flaxedil*
+
preparado
Miorrelajante
Heparina
+
preparado
Antiflogística
Analgésica
Hialuronidasa
+
150UI/250ml Resolutiva
Inflamación
Reblandecedora Edema linfático
Analgésica
Contusiones
Histamina,
Biclorhidrato
+
sol.0.20/1000Vasodilatadora
Antiflogística
Espasmo
Contracturas
Hematomas
Dolor post.traumat.
Espasmo muscular
Algias
Inflamación
I
MEDICAMENTO
LERTUS*
Diclofenaco Na
Ketorolac
DOLGENAL*
Liquemine*
POL VEHICULO ACCION
INDICACIONES
+
Algias diversas
Inflamación
Algias
diversas
-
-
25-75 mg
Antinflamatoria
Analgésica
1 amp 30 mg Analgésica
intensa
no refiere
Trombolítica
Tromboflebitis
Revascularizante Tejidos necróticos
Nitrato de aconitina +
0,25/100 sol. Antálgica
Hiperemiante
Neuralgias intensas
Dolores reumáticos
Norflex*
+
1 ampolla
Miorrelajante
Espasmos
Contracturas
Novalgina*
-
1 ampolla
Analgésica
Antinflamatoria
Novocaina
+
sol. alcohólicaAnestésica
Mialgias
Contusiones
Esguinces
Neuralgias
68
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
de 80º al 1-4%local
Antibacteriana
Herpes Zóster
Mialgias
Oxido de Zn +
sol. 0,1%
Ulceras infectadas
necróticas
Procaina
+
id
id
Salicilato de Na
-
sol. 1 -2%
Salicilato de Li
+
sol. 1%
Antinflamatoria
Algias reumáticas
Analgésica
Flebitis perif.
Hiperemiante
Descongestionante Mialgias
Gota
Flebitis perif.
Sulfato de Cu
+
sol.2/1000
Antiséptica
Fungicida
Micosis
Foliculitis
Sulfato de Mg
+
sol. 2 -5%
Miorrelajante
Fac. cicatrizal
Espasmos muscul.
Cicatrices
Edemas
id Novocaina
MEDICAMENTO
Sulfamidas
Sulfatiazol
POL VEHICULO ACCION
sol. 0,1%
Antibacteriana
Thiomucase*
-
1 ampolla
Enzima de difusión#Celulitis
Linfaedemas
Edemas
Urokinasa
+
1 ampolla
Trombolítica
Veneno de abejas Forapin*
preparado
Hiperemiante Dolor más
Analgésica
contractura
Venofortan*
1 ampolla
Fibrinolìtica
+
INDICACIONES
Infecciones superf.
incluso purulentas
Hematomas
Edemas
Varices
Fibrosis
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
XV.
69
VADEMECUM IONTOFORETICO
1. POR SU ACCION
Anabolizante
Dibencozide, Neurofor fuerte*
Anestésicos
Novocaina
Procaina
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Xylocaina
Analgésicos, antálgicos
Aconitina, Nitrato de
Bufenin*
Dibencozide. Neurofor fuerte*
Diclofenaco potásico
Diclofenaco sódico
Heparina
Hialuronidasa
Ketorolaco
Novalgina*
Salicilato de Na
Forapin* Veneno de abejas
Antibacteriana
Sulfato de Cu
Sulfamidas, sulfatiazol
Oxido de Zn
Antiedematosa
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Butazolidina*
Thiomucase
Anti-inflamatoria
Aescin*
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Butazolidina*
Citrato de K
Diclofenaco potásico
70
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Diclofenaco sódico
Heparina
Histamina, Biclorhidrato
Novalgina*
Antiflogística
Aescin*
Heparina
Antineurítica
Dibencozide, Neurofor fuerte*
Antiséptica
Sulfato de Cu
Oxido de Zn
Caústica
Acido acético
Demulcente
Allantoin*
Hialuronidasa
Descongestionante
Salicilato de Li
Disolvente (de calcificaciones)
Acido acético
Difusión, Enzima de
Thiomucase
71
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Esclerolítica
Betnezol*
Ioduro de K
Venofortan*
Facilitadora de la cicatrización
Cloruro de Zn
Ioduro de K
Sulfato de Mg
Oxido de Zn
Fibrinolítica
Betnezol*
Venofortan*
Fungicida
Sulfato de Cu
Hiperemiante
Aconotina, Azotato de
Salicilato de Na
Veneno de abejas, Forapin*
Miorelajante
Bufenin*
Calcibronat*
Flaxedil*
Norflex*
Sulfato de Mg
Modificador de tegumentos
Betnezol*
Hialurinidasa
72
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Revascularizante
Liquemine*
Sedante
Bromuro de K o Na
Cloruro de Ca
Cloruro de Mg
Trombolítica
Ioduro de K
Liquemine*
Urokinasa
Vasodilatadora
Arterocoline*
Histamina
2. POR INDICACIONES
Algias (ver dolor)
Algodistrofia
Aconotina
Artritis, artrosis (inflamación por)
Aconitina, azotato de
Butazolidina*
Histamina
Diclofenaco potásico
Diclofenaco sódico
73
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Atrofia
Dibencozide
Calcificaciones superficiales
Acido acético
Celulitis
Ionto KC
Thyomucase
Ciática (ver dolor)
Cicatrices adherentes
Cloruro de Na
Sulfato de Mg
Vitamina B1
Cicatrices hipertróficas
Betnezol*
Ioduro de K
Sulfato de Mg
Contracturas
Buferin*
Calcibronat*
Flaxedil*
Histamina
Norflex*
Forapin*. veneno de abejas
74
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Contusiones
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Hialuronidasa
Novalgina*
Disfunciones simpáticas
Cloruro de Ca
Distonías vegetativas
Cloruro de Mg
Dolor intenso
Ketorolac, DOLGENAL*
Diclofenaco potásico
Dolor moderado
Diclofenaco sódico
Ioduro de K
Heparina
Novalgina*
Dolor muscular
Histamina
Novalgina*
Novocaina
Procaina
Salicilato de Na
Salicilato de Li
Dolor neurológico
Aconitina
75
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Buferin*
Dibencozide
Ketorolaco
Novocaina
Procaina
Dolor post-traumático
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Heparina
Hialuronidasa
Salicilato de Na
Dolor reumático
Aconitina
Butazolidina
Histamina
Diclofenaco potásico
Diclofenaco sódico
Ketorolaco
Salicilato de Na
Edema linfático
Hialuronidasa
Thyomucase
Edema
Aescin*
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Citrato de K
Sulfato de Mg
76
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Thiomucase
Escaras
Cloruro de Zn
Oxido de Ca
Sulfamidas
Esguinces (ver dolor post-traumático)
Espasmo muscular
Flaxedil*
Histamina
Norflex*
Fibrosis
Cloruro de Na
Venofortan*
Flebitis, Tromboflebitis
Liquemine*
Salicilato de Na
Foliculitis
Sulfato de Cu
Gota
Salicilato de Li
Hematomas
Aescin*
Citrato de K
Urokinasa
77
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
Herpes Zóster
Novocaina
Procaina
Infecciones superficiales
Sulfamidas, sulfatiazol
Inflamación
Aescin*
Alfamucase*
Alfaquimotripsina
Butazolidina*
Citrato de K
Diclofenaco potásico
Diclofenaco sódico
Novalgina*
Heparina
Histamina
Salicilato de Na
Sulfato de Mg
Lesiones musculares
Heparina
Hialuronidasa
Lumbalgia (ver dolor)
Mialgia (ver dolor muscular)
Micosis
Sulfato de Cu
78
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
79
Cloruro de Zn
Oxido de Zn
Neuralgia, neuritis polineuritis (ver dolor neurítico)
Dibencozide, Neurofor fuerte*
Osteoporósis
Cloruro de Ca
Sudeck (ver algodistrofia)
Ulceras de piel (ver escaras)
Varices
Venofortan*
Verrugas
Acido acético
XVI.
OTRAS APLICACIONES DE LA
CORRIENTE CONTINUA
Las ventajas que ofrecen las corrientes interferenciales # y
los impulsos bifásicos #, han hecho que muchas de las
aplicaciones tradicionales de la corriente continua, como las
galvanizaciones, etc., sean relegadas y olvidadas.
GUTMAN y otros autores, enseñan técnicas de aplicación
para el tratamiento de una gran variedad de procesos, tanto
internos como externos.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
80
Indicaciones erróneas, el desconocimiento de la anátomofisiología, fallas en las técnicas de aplicación y el abuso, se suman
para que este recurso esté camino al olvido.
Quienes posean equipos que generan corriente continua
deben darles buen uso, mucho más en nuestros países, que por
limitación de recursos no podemos acceder facilmente a la
tecnología de avanzada.
En este capítulo se mencionan dos técnicas terapéuticas, de
las cuales no se encontró mucha bibliografía, pero que en la
experiencia obtenida han resultado satisfactorias.
Si bien tales procedimientos no corresponden exactamente a
la iontoforésis, son descritos para dar un uso más amplio a la
corriente continua.
1. Cicatrización de heridas.
En la práctica diaria, especialmente en centros hospitalarios
o de rehabilitación o de ancianos, existe la necesidad de tratar
lesiones de la piel con larga e insidiosa evolución.
Por lo general son heridas o úlceras superficiales, infectadas,
ubicadas en zonas poco o mal vascularizadas, que forman parte
de un proceso; como ser: diabetes, enfermedades vasculares,
lesiones neurológicas, senectud, incluso las que aparecen
después de una intervención quirúrgica, en especial las
ortopédicas .
El uso de la corriente continua encuentra sus fundamentos en
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
81
sus efectos fisiológicos, principalmente la hiperemia que provoca
por debajo del cátodo, pues como se dijo, la circulación a nivel de
la red capilar aumenta hasta en un 500%
Se debe considerar además, que estas heridas o úlceras, no
tienen esa gran barrera para el paso de la corriente que constituye
el estrato corneo de la piel.
La piel intacta tiene una carga negativa (-). Cuando existen
lesiones estas zonas adquieren carga positiva (+).
Al estar alterado el estrato córneo las reacciones y riesgos
aumentan considerablemente, más aún si el área tratar está mal
vascularizada.
Cuando existen alteraciones de la sensibilidad los límites, en
cuanto amplitud y tiempo, son restringidos, basándose
principalmente en la observación de las reacciones durante y
después del tratamiento. Además, como una medida precautoria
se aconseja que el electrodo indiferente o dispersivo sea colocado
en una zona sin alteraciones sensitivas, para poder tener una
referencia sobre las sensaciones de la persona.
Frente a cualquier reacción negativa, el tratamiento debe
suspenderse.
No usar en zonas anestesiadas.
Los equipos generadores de corriente directa (continua),
usados para la cicatrización de heridas, por lo general dan salida
solamente a 2 a 4 mA. El ajuste de la amplitud debe tener la
posibilidad de ajustarse en micro amperios (µA).
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
82
Como regla general para este tipo de aplicación, donde
existe solución de continuidad en la piel, la amplitud de la corriente
no debe exceder a 0.1 mA por cm2.
En la práctica, las personas sometidas a esta forma de
terapia, toleran amplitudes de 50 a 100 µA (0.5 a 1 mA).
La técnica de aplicación debe sujetarse a los siguientes
lineamientos generales:
1.
Limpieza de la herida o úlcera. Todas las concentraciones de
secreción purulenta, tejido necrótico, detritus, restos de
líquidos o ungüentos, etc., deben ser lavados con solución
fisiológica y material estéril, respetando al tejido de
granulación.
2.
Uso de antisépticos. La solución de DAKIN (hipoclorito de
sodio de baja concentración) ofrece la ventaja de que al paso
de la corriente se permite la ionización del Cl, lo cual
favorece su acción antiséptica. Cuando se emplea esta
solución la polaridad debe ser ajustada al negativo.
3.
La polaridad. Según algunos autores [32,33], los primeros
tres días se debe colocar el cátodo (-) sobre la herida.
Luego, si la herida ya no muestra infección se coloca el
ánodo (+) para favorecer la granulación.
Según las apreciaciones de ZUTPHEN, mencionadas por
ADEL y LUYKX, se deben seguir ciertos criterios para aplicar
el procedimiento correcto, ya que el método de aplicación de
la corriente continua presentaría algunas contradicciones. El
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
83
cátodo (-) se ha demostrado que tiene un efecto bactericida,
pero a su vez frena la evolución de tejido de granulación. El
ánodo (+) favorece el desarrollo bacteriano, pero en cambio
estimula la formación de tejido de granulación.
4.
Los electrodos. El electrodo activo estará constituido por una
compresa estéril de 1 a 2 cm de espesor, acorde al
tamaño de la herida, embebido en agua destilada, o solución
fisiológica. Por encima de la compresa se coloca el electrodo
de placa, de tamaño menor a la compresa, para evitar que
entre en contacto don la piel o herida. Luego se sujeta
firmemente.
El electrodo indiferente será de mayor tamaño y se ubica lo
más cerca posible al activo, pero sin tomar contacto con él.
Como se dijo, si existen parestesias se coloca en zona
aparentemente normal.
Debido a que la aplicación requiere de tiempo prolongado (2
horas), es necesario mantener un buen índice de humedad
en los electrodos, por esto el paciente debe ser instruido
para que, con el empleo de una jeringa vaya instilando agua
o suero, para mantener la humedad.
5.
Tamaño de los electrodos. El activo será del tamaño de la
herida. El indiferente más grande. Recordar que la amplitud
no debe exceder a 0,1 mA por cm2.
6.
Después de la aplicación. Se revisa la herida, que debe verse
rosada o roja, de apariencia saneosa.
Todo detritus, pelusas, etc., debe ser eliminada lavando con
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
84
agua destilada. Luego si el médico tratante tiene indicado, se
procede a la aplicación del medicamento prescrito y se cubre
la herida.
Revisar la zona donde se colocó el electrodo indiferente.
Los equipos de corriente continua para esta técnica deben
observar las mismas estipulaciones que las descritas para
iontoforésis.
Como se dijo previamente, la amplitud de la corriente debe
ser extraordinariamente baja. Es por ello que la amplitud se mide
en micro amperios (1 µA = 1000 mA). Se tiene establecido que el
máximo de amplitud a emplear es de 100 µA/cm2, y en ningún
caso exceder los 1000 µA (1 mA).
Obviamente se debe respetar la relación entre amplitud y el
tamaño del electrodo y la herida.
Al utilizar amplitud baja, el tiempo de aplicación es, por lo
general, es prolongado. Cada sesión debe tener una duración de 2
horas continuas, siempre que no se presenten molestias.
La frecuencia de las sesiones es de dos veces al día, e
incluso sugieren hasta seis. El intervalo entre las sesiones será de
por lo menos dos horas.
La serie de sesiones está condicionada por la evolución. No
se deben esperar respuestas inmediatas, hay que tener paciencia.
Luego de la décima sesión se deben valorar y comparar aspectos
tales como:
-
el tamaño de la herida
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
-
su profundidad
-
formación de tejido de granulación
-
disminución de secreción purulenta
-
cualquier otra modificación o característica.
85
Es aconsejable fotografiar la herida al iniciar el tratamiento y
luego cada semana.
Si se presentan signos evidentes de mejoría se prosigue con
el tratamiento, y se va disminuyendo. Un número superior a treinta
sesiones debe merecer cuidadoso análisis.
Existen en el mercado pequeños aparatos portátiles para uso
domiciliario, de bajo costo. Los requisitos que se deben exigir para
estos equipos serán: un suministro regular de corriente, amplitud
estable, que no sobrepase los 2 mA.
En la actualidad existen aparatos que emplean impulsos
bifásicos simétricos alternos # que ofrecen la siguientes ventajas:
-
Duración del estímulo muy corta ajustable entre 0,2 y 1 ms.
-
No tienen efectos galvánicos, al tener un periodo de
estimulación y otro de compensación.
-
No hay necesidad de cambiar la polaridad
-
Frecuencia de repetición de impulsos, ajustables a las
condiciones y tolerancia de la persona.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
-
86
Posibilidad de utilizar amplitudes elevadas (hasta 140 mA),
sin riesgos y con mayores ventajas, por su forma.
Las experiencias hechas en Islandia muestran que la
aplicación de esos impulsos resulta ampliamente beneficiosa en
diversos procesos, por ejemplo en injertos.
El tratamiento de úlceras o heridas con corriente no es
excluyente, debe ser complementado con otras medidas de orden
fisioterapéutico y/o médico.
Asimismo, el tratamiento eléctrico o galvanización puede
beneficiarse con la inclusión de un fármaco específico, como por
ejemplo el Zn, por su efecto antibacteriano, según demuestra
CRONWALL en su trabajo.
Las medidas físicas que tienen eficacia demostrada son: la
aplicación de radiación ultra violeta en las frecuencias B y C, la
radiación láser, la vacío-compresión cuando existen procesos
arteriales periféricos.
También se considera que la energía electromagnética de
alta frecuencia es beneficiosa.
Aún está en discusión científica la aplicación de ultrasonido
pulsátil en frecuencias de 16 Hz o sus múltiplos por los efectos
llamados "resonancia ciclotron" y "frecuencias plasma", en cuanto
a la liberación del Ca++ intra-celular.
2. Tratamiento de la hiperhidrosis #.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
87
Hacen algunos años, al encontrar en una revista médica de la
India un artículo sobre el tratamiento de la hiperhidrosis con
corriente continua en baños con agua del grifo (Tap water
iontophoresis), formando equipo con un Dermatólogo, se llevó a la
práctica el procedimiento, para lo cual se elaboró un protocolo.
Fueron tratadas 200 personas, con los siguientes resultados:
16% malos, 23% regulares, y el 61% restante bueno y excelente.
Si bien se pretendió dar un carácter más científico, las
limitaciones que se encontraron no permitieron avanzar más allá
de la experiencia práctica y la apreciación subjetiva de la
evolución.
Los resultados obtenidos por el paso de la corriente en
hiperhidrosis no están claros, puede atribuirse a su influencia sobre
el sistema nervioso vegetativo.
Para la técnica de aplicación, se optaron por una de las
siguientes alternativas:
1.
Bipolar. Es decir en un recipiente adecuado se colocan los
dos electrodos y se sumergen ambas manos o pies.
2.
Monopolar. Se usan dos recipientes, en cada uno de ellos se
coloca uno de los polos y cada una de las manos o pies. A
mitad de la sesión se invierte la polaridad.
Las primeras 50 personas fueron tratadas, la mitad con la
técnica bipolar, y la otra mitad con la monopolar. Las otras 150
personas unicamente con el método monopolar.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
88
La razón para esta conducta fue que las personas sometidas
a la aplicación bipolar solo toleraban amplitudes bajas, y la
evolución fue mala o regular.
En cambio, con la técnica monopolar el nivel de tolerancia fue
mucho mayor y la mejoría notoria.
Se pudo comprobar además que la sudoración a nivel de las
axilas también disminuye cuando se realiza el tratamiento de las
manos por este método.
Para la técnica monopolar se usan cubetas con agua
corriente, del grifo, ligeramente temperada (según la temperatura
local). Se colocan electrodos de 10x10 cm, con los cuidados y
precauciones adecuadas, y en ella se introdujeron manos o pies.
La amplitud se ajusta hasta que la persona sienta cosquilleo
y hormigueo, que generalmente se presenta a ras del agua. No se
permitieron sensaciones más elevadas a este umbral.
El tiempo de aplicación fue de 20 a 30 minutos. A mitad de la
sesión se invierte la polaridad.
La frecuencia de las sesiones fue diaria, por cinco días a la
semana.
El número de sesiones se estableció en diez como mínimo.
Si la persona refiere cambios subjetivos o muestra mejoría, el
tratamiento continua, habiendo alcanzado un máximo de 30
sesiones. Si las primeras diez sesiones no muestran evolución
favorable, el tratamiento es discontinuado y enviado a su médico
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
89
para cambio de tratamiento.
Es importante resaltar que se deben observar requisitos
mínimos de higiene, como ser el lavado reiterado de manos o
pies. En las afecciones de los pies se deben descartar los
calcetines o de ser posibles los calzados que venían usando,
especialmente si se presenta bromhidrosis #
En el trabajo de referencia, se trató a un grupo de
conscriptos con bromhidrosis, y en varios de ellos los resultados
fueron malos o regulares. Ellos no pudieron renovar sus calcetines
y zapatos.
Dos casos en los cuales los resultados se consideraron
malos, se trataban de empleados bancarios, que mantenían
contacto permanente con el dinero.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
90
XVII. GLOSARIO DE TERMINOS
ACIDO
Todo compuesto que tiene hidrógeno substituible por
los metales para formar sales, o bien todo compuesto
de un elemento electro-negativo con uno o dos átomos
de hidrógeno reemplazables por átomos electronegativos.
ALCALI Compuestos que forman sales con los ácidos. Son
hidróxidos de los metales alcalinos: Na, Cl, Li, Cs y Rb.
ALCALINIZACION Acción y efecto de comunicar a una
sustancia las propiedades de los álcali.
ANAELECTROTONO (AET) Reacción al estímulo o excitación encubierta
proveniente del ánodo. Ascendente.
ANODO Polo positivo de una fuente de electricidad
ANION
Ion que tiene carga negativa y que, por lo tanto, si es
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
91
sometida a la acción de una corriente eléctrica es
atraído por el polo positivo o ánodo. Son aniones los
metaloides, los radicales ácidos y el ion hidróxilo.
ATOMO Cada una de las partículas más pequeñas de la
molécula de cualquier materia, Un átomo es la cantidad
menor de un elemento que puede existir libre y
conserva propiedades químicas del elemento. El átomo
está rodeado de electrones.
BASE
Elemento radical que forma sales con los ácidos.
BROMIHIDROSIS Sudoración fétida.
CATAFORESIS
Introducción de partículas o iones cargados
en los tejidos mediante un campo eléctrico.
CATION Ion que tiene carga positiva y es atraído por el polo
negativo o cátodo. Son cationes todos los metales y el
hidrógeno.
CATODO Polo negativo de un circuito.
CATAELECTROTONO(CET)
La excitabilidad se eleva o aumenta por
influencia del cátodo. Descendente.
CAUSTICA
Quemante o corrosiva. Destructor de tejido vivo.
COENZIMA
Enzima que tiene especificidad funcional.
92
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
COLOIDE Estado físico-químico de la materia en el que
partículas están muy dispersas.
CRONAXIA
las
Tiempo de pasaje de una corriente, necesario
para obtener una contracción umbral, con la
intensidad doble de la reobase.
DEMULCENTE
O EMOLIENTE
Agente o sustancia que tiene la acción de
ablandar.
DISOCIACION Acción y efecto de separar una cosa de la otra a la
que nunca estaba unida. Descomposición de una o
más moléculassimples.
DISOCIACION
ELECTROLITICA Descomposición de un electrólito en sus iones
por el paso de una corriente eléctrica.
Sinónimo de electrólisis.
ELECTROLITO Líquido que conduce la corriente eléctrica.
ELECTROFORESIS
ELECTRON
Desplazamiento o migración de las
moléculas de una solución coloidal hacia
el polo positivo o negativo de un campo
eléctrico.
Unidad de electricidad negativa. Los electrones
que circulan por un conductor constituyen la
corriente eléctrica.
ELECTROSMOSIS Electroforésis.
93
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
EMULSION
Liquido de aspecto lechoso que mantiene en
suspensión una sustancia insoluble (aceite, grasa,
resina).
EMULGEL
Gel emulsionado.
ENDOCITOSIS
Inclusión celular.
ENZIMA Complejos orgánicos que catalizan las reacciones
bioquímicas.
ESCROFULA Forma de tuberculosis que afecta a los ganglios
linfáticos y a veces a los huesos y a las
superficies articulares. Se caracteriza por la
formación de abscesos y fístulas que superan
lentamente y por caseificación de los tejidos
inflamados.
EXOCITOSIS
Exclusión celular.
FARMACODINAMIA Estudio de la acción de los medicamentos en el
organismo.
FIBRONOLISIS
GEL
Disolución de la fibrina por acción de
enzimas. La fibrina solo es soluble en los
ácidos diluidos y en los álcali.
Coloide de forma gelatinosa, resultado
coagulación de una solución coloidal.
de
la
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
HEPARINA
HIDROSADENITIS
HISTAMINA
ION
94
Mucopolisacárido ácido que se halla en varios
tejidos, hace incoagulable la sangre por interferir
la formación de tromboplastina y
la acción de
la trombina. Se emplea como preventivo de la
trombosis y otras muchas afecciones.
Inflamación de las glándulas sudoríparas.
Amina depresora. Se la considera como una
hormona hística que contribuye a la regularización
del tono de la musculatura lisa.
Atomo o grupo de átomos que tienen una carga de
electricidad positiva (cationes) o negativa (aniones).
IMPULSOS
BIFASICOS
ASIMETRICOS
Estímulos eléctricos que tienen muy corta
duración, tienen además una fase de estimulación y
una fase de compensación (menor) por lo que
carecen de efectos galvánicos. Por ambas razones
pueden emplearse amplitudes elevadas de
corriente.
INTENSIDAD
CONSTANTE Conforme a la ley de Ohm, cuando la resistencia
aumenta en un circuito eléctrico, el voltaje
aumenta en tanto la intensidad se mantiene
constante.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
LINFANGITIS
95
Inflamación de los vasos linfáticos.
LISOSOMAS Organoides celulares cuya función consiste en la
lisis enzimática de los cuerpos orgánicos que
ingresan en el protoplasma.
MASA
MOL
Cuerpo formado por partículas coherentes.
Molécula-gramo. Peso molecular en gramos.
MOLECULA
Conjunto de átomos o combinación química de
dos o más elementos que constituyen una
sustancia química definida. El número de átomos
en una molécula varía con cada sustancia.
OSMOSIS
Difusión de líquidos de diferentes concentraciones
a través de una membrana semipermeable que
los separa.
PESO
MOLECULAR Suma de los pesos atómicos de los elementos
que componen una molécula. Esta suma
representa la cantidad de veces de una molécula
de hidrógeno, tomada como térmico de
comparación.
pH
Símbolo empleado para expresar la concentración de
iones de hidrógeno o la medida de alcalinidad y de la
acidez. Representa el logaritmo inverso de la
concentración de iones de hidrógeno. Un pH de 7 es el
punto neutro, por encima de 7 es alcalino, por debajo
de 7 es ácido.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
REOBASE
Intensidad mínima de corriente eléctrica
de producir estimulación.
96
capaz
RESOLUTIVA Que tiene la virtud de provocar o favorecer la
resolución de un daño o lesión. Se dice a los
agentes o fármacos que tienen esta acción; los
principales son los emolientes, antiflogísticos,
carbonato de calcio, ioduro de potasio, etc.
SAL
Compuesto de un ácido cuyos átomos de hidrógeno
reemplazables han sido sustituidos por un metal o
radical.
SOLUCION
Mezcla homogénea formada por un sólido, un
líquido o un gas con otras sustancias sólidas,
líquidas o gaseosas distintas que no son
diferenciables entre sí, una vez que forman parte
de la mezcla. En una solución, el componente que
está en mayor proporción o fase dispersante, se
llama solvente o disolvente, el resto o fase
dispersa, soluto o sustancia disuelta. Forma
farmacéutica líquida constituida por una solución
acuosa de sustancias químicas que se utiliza para
uso externo o cutáneo.
TRANSDERMICO
Que pasa a través de la piel.
VACUOLA
Pequeño espacio en el protoplasma de la célula.
VOLTAJE
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
97
CONSTANTE De acuerdo a la ley de Ohm, en un circuito
eléctrico al aumentar la resistencia la intensidad
disminuye y el voltaje se mantiene a un mismo
nivel.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
98
XVIII. BIBLIOGRAFIA
1.
SCHMID, F. Stimulatory Current Practice, Robert Bosch
GmbH, Berlín, 1982
2. ZAMORANO P. Iván. Comunicación personal. Prólogo y
corrección al presente trabajo. Santiago de Chile. 1994.
3.
HOOGLAND, Rolf. Comunicación personal. Corrección
al presente
trabajo. Amsterdam 1994.
4.
ZIBECCHI, Carlos. Terapéutica Electrofísica. Buenos Aires.
5.
LABATUT
6.
MAUVAIS-JARVIS
7.
MENCZEL, E., BURKE, D.A.W., WESTER, B.C., MAIBACH,
H.I. Skin binding during percutaneous penetration.
Percutaneous absorption-mechanism. Macel Dekker Inc.
New York, Basel. 1985.
8.
COLLINS
9.
LUNDEBERG
10. SCHMELICK, Camilo. Algunos aspectos poco conocidos
relacionados con la iontoforésis. Medicamenta. Tomo LIII.
No. 474. Madrid 1970.
11. ACOSTA, J.J., FERREYRA, F. Tratamiento de los nódulos
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
99
de Herberden y Bouchard con iontoforésis con acetonida de
triamcinolona. VIII Congreso Latino Americano de
Fisioterapia y Kinesiología, Montevideo. 1991.
12. BOURGIGNON
13. GUILLEMIN, R. et al. Utilisation du Dibencozide* en
ionisations. A pros de 6 observations. Le Cahieres de
l Electroteraphie. No. 4. París 1971.
14. LAPRAZ, R. Effet antalgique des infiltration locales du
Dibencozide en rhumatologie. La Medicin Hospitaliere. No.
45. París 1971.
15. MARTY, J.P., GUY, R.H., MAIBACH, H.I. Percutaneous
penetration as a method of delivery to muscle and other
tissues. Macel Dekker Inc. New york. Basel. 1985.
16. BARRIENTOS, J. y colaboradores. Umbrales de excitación y
sensaciones irradiadas. Trabajo práctico de investigación.
Carrera
de
Fisioterapia
Kinesiología.
Universidad
Iberoamericana, La Paz 1995.
17. DEN ADEL, R.V., LUYKX, R. Electroterapia de Frecuencia
baja y media. ENRAF NONIUS, Delft. 1991.
18. KHAN, Joshep. Acetic Iontophoresis. Physical Therapy
Forum. Vol.IX. Nr. 47. Pennsilvanya. 1990.
19. KHAN, Joshep. Comunicación personal. New York. 1977.
20. CORNWALL, M.W. Zinc Iontophoresis to treat ischemic skin
100
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
ulcers. Physical Therapy. Vol. 61. Nr. 3. March 1981.
21. FARNETTI, P. Terapia Fisica
Wassermann, Milano,
1972
e
Reabilitazione.
Ed.
22. GUTMAN, Zauner. Fisioterapia Actual, Ed. Jims, Barcelona
23. MONTALBO, J. Texto de Fisioterapia, Universidad Central,
Cochabamba, 1994
24. MANUAL DE ENTRENAMIENTO ENDOMED 582. ENRAF
NONIUS. Delft. 1992.
25. MANUAL DE ENTRENAMIENTO ENS 921. ENRAF NONIUS,
Delft. 1990.
26. PEN-DOGTERON, A., OECHIES, J., Repercusión de la
radiación ultravioleta en la frecuencias B y C en el
tratamiento de heridas. ENRAF NONIUS Delft. 1988.
27. Coll et al. Cuadernos de laserterapia, Barcelona
28. Forno, C. Radiación láser y ultravioleta B y C en el
tratamiento de heridas,
Universidad
Central,
Cochabamba, 1997.
29. TIELROY, W.F. Vaccum-Compression Theraphy. ENRAF
NONIUS, Delft. 1986.
30. VAN DER ESCH, M., HOOGLAND, R. Electroterapia de alta
frecuencia con el Curapuls 403. ENRAF NONIUS. Delft 1991.
31. HOOGLAND, Rolf. Terapia Ultrasónica. ENRAF NONIUS,
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
101
Delft. 1986.
32. Training Manual Sonopuls 592. ENRAF NONIUS, Delft 1992.
33. BARRIENTOS, Jaime. MONASTERIOS, Guido. Protocolo
de tratamiento para hiperhidrosis. La Paz 1980.
34. SHESTACK, R. Handbook of Physical Therapy, Springer
Publishing Co. Inc. New York. 1956.
35. DUCHEN, Isaac. Electroterapia. La Paz, 1987.
36. TABOADA, Anselmo. Formulario Iontoforético. Meditea
Electromédica. Buenos Aires. 1974.
37. DELEGAY, J.M. Electrologie. Encyclopedie Med. Chir.
Kinesiterapie et Reeducation Functionelle. 4.4.10.26.145 A10. Paris.
38. Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas. Editorial
Cinetífio Técnica. Ministerio de Cultura. La Habana 1977.
39. MANUAL DE ENTRENAMIENTO DYNATRON 438. ENRAF
NONIUS. Delft. 1990.
40. CORRIENTES DIADINAMICAS. ENRAF NONIUS. Delft.
1986.
41. DORLAND. Diccionario de Ciencias Médicas. Buenos Aires.
1978.
42. WEISS, G. Manual de Física Biológica. México 1921.
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
43
102
CIBA-GEIGY. Folia Reumatológica. Revisión del tratamiento
percutáneo del reumatismo. Basiela. 1988.
44. HENLEY, E.J. Iontophoresis, sonophoresis, transcutaneous
drug delivery. Henley International. Critical review in Physical
Medicine and Rehabilitation. Vol II. Issue 3, CRC Press Inc.
Boca Raton FL 1991.
45. HANS JURGENS, A. Information about the "new" hihg voltage
stimulating currents system. Deustche Nemectron gmbh.
Germany.
46. CARLEY, P. WAINAPEL, S. Electrotherapy for aceleration of
wound healing. Low Intesity Direct Current. Arch. Phys. Med.
Rehabil. 66, July 1985.
47. KLOTH, L.C., FEEDAR, J.A. Aceleration of wound healing
with high voltage, monofasics pulsed currents. Physical
Therapy. Vol. 68/NR 4. April 1988.
48. PETERSON, J.L., READ, S.I. RODMAN, O.G. A new device
in the treatment of hiperhidrosis by iontophoresis. Cutis.
Janaury Issue. New York 1982.
INDICE
Prologo
103
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
I.
II.
III.
IV.
V.
VI.
VII.
VIII.
IX.
X.
XI.
XII.
XII.
XIV.
Introducción
Definición
Antecedentes
Física, (Pato)Fisiología,
Electrofisiología
1.
Conductibilidad del organismo
2.
Efectos de las corrientes continuas a nivel
tisular
3.
Acciones farmacológicas
4.
Otros efectos de las corrientes continuas
5.
Efectos fisiológicos según Schmid
Profundidad de penetración y
Velocidad de migración
Ventajas y Desventajas
de la Iontoforésis
Recomendaciones generales para el uso de las
corrientes continuas en iontoforésis
Unidades Generadoras
Técnicas de aplicación de la iontoforésis
Dosimetría
1.
La amplitud o intensidad de la corriente
2.
Duración del tratamiento
3.
Frecuencia de las sesiones
4.
Número de sesiones
5.
El tamaño de los electrodos
6.
Dosificación del medicamento
Condiciones de los medicamentos
para su uso en iontoforésis
Indicaciones terapéuticas generales
Acción y uso de medicamentos usados con
mayor frecuencias en iontoforésis
Formulario iontoforético
5
7
8
12
12
15
16
20
21
26
28
30
33
36
43
43
46
47
47
48
48
50
52
54
66
104
Iontoforésis, Jaime Barrientos Tejada
XV. Vademecum iontoforético
XVI. Otras aplicaciones de la
corriente continua
1.
En la cicatrización de heridas
2.
En hiperhidrosis
XVII.Glosario de términos
XVIII.Bibliografía
70
80
81
87
91
99