Download Artículo de La Vanguardia

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Crisis del euro wikipedia, lookup

Banco Central Europeo wikipedia, lookup

Sareb wikipedia, lookup

Crisis de la deuda soberana en Grecia wikipedia, lookup

Capital riesgo wikipedia, lookup

Transcript
LA VANGUARDIA 49
ECONOMÍA
MIÉRCOLES, 28 DICIEMBRE 2011
La economía, en la encrucijada
La incertidumbre dispara
los depósitos en el BCE
TRIBUNA
Joaquim González Muntadas
Secretario general de FITEQA-CC.OO.
La rentabilidad del bono español a 10 años baja al 5,33%
MANUEL ESTAPÉ TOUS
Barcelona
Digan lo que digan los expertos, la
aparente calma chicha que vive la
unión monetaria europea desde
los precipitados cambios en las jefaturas de los gobiernos de Grecia e
Italia y desde que la semana pasada el Banco Central Europeo
(BCE) prestó 489.000 millones a
523 entidades financieras a un plazo de tres años y con un tipo de interés fijo del 1% no consigue esconder la gravedad de la crisis financiera actual, ligada a los países con
una deuda soberana excesiva, y su
traducción en una sequía general
del crédito entre las entidades financieras, donde nadie se fía de nadie como en los peores momentos
después de la quiebra de Lehman
Brothers, en septiembre del 2008.
En efecto, ayer, el BCE informó
de que los bancos de la zona euro
depositaron 411.800 millones en
sus arcas, lo que supone un récord
absoluto desde la creación de la
unión monetaria en enero de 1999
y supera el récord anterior de
se ganado la mitad del mote Merkozy por su sumisión a los dictados
alemanes en la persona de Angela
Merkel, desde la semana pasada se
rebautizó como Zarko trade la operación consistente en endeudarse
al 1% e invertir en títulos de deuda
soberana entre el 4% y el 6%. Por
el momento, la banca no tiene empacho en reconocer que le sobra dinero en efectivo cuando en la economía real no hay quien pille un
crédito a un interés de usura.
Ayer, la prima de riesgo españo-
la, el diferencial entre el bono español y el alemán a diez años, cerró
en 3,41 puntos porcentuales, desde
la rentabilidad del 1,92% en Alemania a la del 5,33% en Madrid. Peor
le fue a Italia, donde el rendimiento de los bonos a 10 años superó la
cota psicológica del 7% (hasta el
7,11%) mientras la prima de riesgo
se elevaba desde 5,02 puntos el
viernes hasta 5,16 puntos. Hoy y el
jueves, el Tesoro intentará captar
20.000 millones en títulos de seis a
diez años de plazo.c
PRIMA DE RIESGO
ESPAÑA
ITALIA
Diferencial del bono a 10 años con respecto al alemán. Año 2011. En puntos básicos
Noviembre
17 21
540
538,49
503,33
23
25
29
Dicembre
1
5
460
7
220
13
15
19
21
23 27
507,66
356,05
380
300
9
341,36
287,07
140
Una semana después
de conseguir 489.000
millones, la banca aparca
el dinero al 0,25%
347.000 millones establecido el 11
de junio del 2010. Lo más relevante de la operación es que no tiene
lógica financiera: endeudarse por
valor de 489.000 millones al 1% y a
tres años y depositar gran parte de
lo obtenido en un depósito a un
año al 0,25%. O la operación esconde un miedo más allá de la lógica
bancaria –endeudarse a corto y barato y prestar a largo y caro–, sustituida por la del atesoramiento –mejor cobrar menos, o perder pero en
títulos seguros–.
El dato disgustará al presidente
francés, Nicolas Sarkozy, quien no
pudo o no supo callar la evidencia:
la barra libre de liquidez para la
banca debía servir para que las entidades financieras reciclaran esos
recursos para comprar títulos de
deuda soberana. Después de haber-
60
FUENTE: Bloomberg
Sede del BCE en Frankfurt
Liberalización financiera
entre China y Japón
BARCELONA Agencias
Que el centro de gravedad de la
economía mundial se desplaza hacia Oriente es un lugar común,
cuando se cumplen cerca de diez
años de que China adquiriera el estatus de fábrica del mundo e iniciara su corta marcha hacia su posición actual como mayor tenedor
de reservas de divisas. Los gobiernos japonés y chino han anunciado
su intención de promover la utiliza-
ción de sus respectivas divisas tanto en los intercambios comerciales
como en los financieros.
Ambos persiguen así reducir costes y eliminar los riesgos de cambio para sus respectivas empresas,
un objetivo que, con el paso del
tiempo, debilitará la cotización del
dólar, que en la actualidad les sirve
de moneda intermediaria para recibir yenes o yuanes. Japón ya ha
anunciado su voluntad de suscribirse a la próxima emisión de títu-
DANIEL ROLAND / AFP / ARCHIVO
los del Tesoro chino, mediante la
compra del equivalente en euros
de 7.000 millones, admitiendo los
citados títulos en sus reservas de
divisas extranjeras por primera
vez y en un gesto simbólico destinado a internacionalizar el papel
del yuan chino, que se convertirá
así en la segunda divisa internacional en el continente asiático.
La operación la completará Japón con una línea de crédito a disposición de India por valor de
10.000 millones de dólares. Anteriormente, China concedió líneas
de crédito similares en yuanes destinadas a Tailandia y Pakistán. China es el primer socio comercial de
Japón y sus intercambios se han
triplicado en diez años.c
Innovación y
política industrial
E
n España, la debilidad de la demanda interna no permite impulsar las inversiones privadas y el déficit público es tan
elevado que impide un plan de inversiones capaz de activar el crecimiento económico.
En estas condiciones es más necesario que nunca la mejor utilización de los recursos presupuestarios para apoyar aquellos sectores que puedan
exportar y aprovechar nuevas habilidades y procesos para dar un salto en el valor añadido de nuestros productos, situados en una escala media-baja.
En España hay conocimiento, competencias y
potencialidades para la innovación, pero no se utilizan a los niveles que sería preciso.
Es necesario imaginar políticas industriales que
identifiquen, difundan y coordinen los incentivos
y las potencialidades existentes.
Pongamos el ejemplo de la construcción residencial, un sector con conocimientos y tecnologías punteras, donde vincular una parte de las nuevas licencias a nuevos requerimientos de calidad y
ahorro de energía, por ejemplo, sería más eficiente que una deducción en el IRPF. Sostenible para
las administraciones públicas, inmediatamente
aplicable y favorecedor de una transformación
cualitativa del sector.
Pueden encontrarse ejemplos análogos de saltos potenciales de innovación suscitados por actos
administrativos no onerosos: tratamiento de residuos, textiles técnicos, transportes, seguridad alimentaria, química farmacéutica, asistencia social,
seguridad vial, contaminación atmosférica... En estos campos y en muchos más, la demanda de innovación de los programas públicos puede ser un acicate para la innovación de las empresas. Esto nos
enseñan los países más avanzados.
Se trataría de que los programas públicos, a todos los niveles, activaran la demanda de innovación, ya que el mercado nos demuestra que no lo
hace suficientemente.
En algunos casos estas medidas deberían acompañarse de recursos públicos cuando no haya financiación suficiente, pero
esencial han
Hay que utilizar mejor lo
de ser las facililos recursos para dotar dades que detener las
de más valor añadido ben
empresas para
a nuestros productos
ser capaces de
atender a los
programas. La
innovación requeriría de instrumentos de apoyo
de naturaleza fiscal y crediticia: fondos de garantía (capital riesgo) para reducir el riesgo bancario
y facilidad de crédito; apoyo y facilidades a las pequeñas empresas que intenten asociarse para
afrontar el salto tecnológico, y conciertos entre las
empresas (pequeñas y medianas) con la universidad y los centros de investigación.
Esta política industrial hecha desde abajo, desde la demanda de innovación que hemos ilustrado, presupone que hoy padecemos de escasez de
demanda pero no de oferta de innovación.
Lo que sí requiere es un compromiso claro por
la innovación de los gobiernos central, autonómicos y locales y también una disponibilidad sindical
para situar la innovación y la formación permanente en el centro de sus políticas junto con la mejora
de la productividad en todos y cada uno de los ámbitos en los que interviene, empezando en las empresas y los sectores, siguiendo en los observatorios industriales, en la negociación colectiva y en
la concertación social local, autonómica y estatal.
Debemos impulsar la creación de instrumentos
que faciliten la alianza de las pequeñas y medianas
empresas a fin de mejorar su tamaño, y tener como objetivo la cooperación innovadora, porque
son condiciones hoy todavía posibles, pero no de
duración indeterminada.