Download Trueque renal entre desconocidos

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
AL DÍA
10 DV
DOMINGO, 11 DE OCTUBRE DE 2009
SALUD
El registro nacional de trasplante cruzado de riñón de donante vivo, abierto este año, pronto
incluirá los primeros pacientes vascos. En Euskadi, las intervenciones se harán en Cruces
Trueque renal entre desconocidos
JUANMA VELASCO
SAN SEBASTIÁN. DV. Es un acto so-
lidario entre personas de una misma familia que produce doble satisfacción: en un sólo gesto mejora la calidad de vida de dos pacientes con insuficiencia renal que ni
siquiera se conocen. Uno de ellos
puede vivir en Cádiz y el otro en
San Sebastián. El trasplante cruzado de riñón de donante vivo es
ya una realidad en España.
A finales del pasado mes de julio se realizaron con éxito las dos
primeras intervenciones simultáneas entre una pareja andaluza de
donante-receptor y otra aragonesa. Desde comienzos de año existe ya un registro nacional de candidatos al trasplante cruzado que,
en breve, contará con los primeras parejas vascas que cumplan
con el perfil de los aspirantes. De
encontrarse compatibilidades, la
intervención para el paciente vasco se llevaría a cabo en el Hospital de Cruces de Barakaldo, centro de referencia en Euskadi en estas operaciones.
La opción del trasplante cruzado de donante vivo ofrece a los pacientes con insuficiencia renal crónica la posibilidad de recibir un
trasplante de riñón de donante
vivo, gracias a la generosidad de
un familiar, aunque éste no sea
compatible.
La modalidad se contempla en
los casos en los que un paciente
que ha comenzado una evaluación
de un donante vivo no encuentra
compatibilidades entre los familiares que se han ofrecido. «En
esos casos, se informa a la familia
y al paciente de esta posibilidad
que supone una opción más a los
pacientes que están en diálisis y
que no tienen un donante vivo adecuado entre sus familiares», explica Joseba Aranzabal, coordinador
del programa de trasplantes de
Osakidetza.
Una vez dado el consentimiento, los datos del paciente y del familiar dispuesto a donar se introducen en un registro con otras parejas de donante-receptor en donde se cruzan en busca de compatibilidades. De encontrarse, el familiar de uno de los pacientes
donaría el riñón al enfermo que
no conoce. El gesto solidario se repite de forma cruzada entre el otro
familiar y el segundo paciente. Las
intervenciones quirúrgicas se realizan de forma simultánea, en hospitales diferentes.
El resultado es la mejora de la
calidad de vida para dos enfermos
con insuficiencia renal y el abandono de las visitas a las máquinas
de diálisis. Previamente, cada donante debe jurar ante el juez su
voluntad de ceder un riñón sin que
medie condicionante alguno.
Programa en Euskadi
Hasta la fecha, según confirman
desde Coordinación de Trasplan-
mero ínfimo» en el total de trasplantes que realizan en España,
donde calcula que se harán «3-4 intervenciones de este tipo» al año.
A pesar de que el programa de
trasplante cruzado se inició con
una lista de ocho hospitales que
estarían capacitados para hacer
estas operaciones, Aranzabal asegura que el Hospital de Cruces
está «perfectamente preparado»
para llevarlas a cabo. El de Barakaldo es el centro de referencia en
el País Vasco de trasplante renal
con 120 intervenciones al año.
Panorama cambiante
Una operación de trasplante de riñón en Cruces. /DV
tes de Osakidetza, no existe ninguna pareja de donante-receptor
en el registro de trasplante cruzado, que en julio contaba con 17 parejas de toda España. A corto plazo se incluirá el primer paciente
vasco.
«El programa de trasplante renal de donante vivo funciona en
SERVICIO
DE LIMPIEZA J.L.
CRISTALES, PORTALES,
OFICINAS, LOCALES.
A MITAD DE PRECIO
Tel. 630 328 181
el País Vasco desde hace más de
cuatro años. Las intervenciones
se llevan a cabo en el Hospital de
Cruces», explica Aranzabal.
En Coordinación de Trasplantes de Osakidetza cada año valoran 5-6 casos dentro del programa
de donante vivo. «De esos seis casos, cinco serán viables con los familiares donantes, con lo que quedaría una pareja que, una vez informada, podría pasar a formar
parte de ese registro nacional»,
añade Aranzabal. No obstante, el
coordinador de trasplantes de Osakidetza señala que el trasplante
cruzado de riñón supone «un nú-
La apuesta por el trasplante cruzado y por el programa de donante vivo es una respuesta al panorama cambiante que existe tanto
en el perfil de donantes como en
el de enfermos con insuficiencia
renal. El aumento de esperanza de
vida y los avances en la medicina
hace que cada vez haya más enfermos renales en diálisis y ha provocado que se exploren nuevos nichos de potenciales donantes.
El descenso de víctimas mortales de accidentes de tráfico ha hecho que las donaciones dependan
más de víctimas de accidentes cerebro-vasculares que, por lo general, son personas de mayor edad,
lo que condiciona la «calidad de
sus órganos» en algunos casos.
«La mayoría de los receptores
de donante cadáver son gente mayor. El trasplante de vivo, en cambio, se dirige más a la población
entre los 20-40 años. Son los que
menos posibilidades tienen de llegar a un trasplante renal de cadáver porque cada vez hay menos donantes en esas edades», explica
Aranzabal. N
[email protected]
425 guipuzcoanos viven
con riñón trasplantado
J.M. V.
La insuficiencia renal afecta a
una de cada diez personas. Su
incidencia crece. En la actualidad, 425 enfermos renales guipuzcoanos viven con un riñón
trasplantado, la mayoría procedente de donante cadáver. En
2008, 36 guipuzcoanos recibieron un riñón nuevo, según los
datos d la Asociación de Enfermos Renales de Gipuzkoa (Alcer), que trabaja a diario apoyando a familiares y pacientes.
Fruto de este trabajo, más de
60.000 guipuzcoanos cuentan
con carné de donante de órganos. En la actualidad, unos 300
guipuzcoanos con insuficien-
cia renal se someten a diálisis
a la espera de un trasplante.
El año pasado, el 7% de los
trasplantes renales realizados
en España fueron de paciente
vivo. En total, se realizaron 154.
La mayoría se llevaron a cabo
en Barcelona, aunque el Hospital de Cruces lleva cuatro años
con un programa similar. Los
riesgos para el donante «son
mínimos».
Los dos últimos años cinco
guipuzcoanos recibieron un riñón de donante vivo. El objetivo de la Organización Nacional
de Trasplantes es conseguir que
el 15% de los trasplantes renales en España sean de paciente
vivo.