Download Ficha didáctica - Fundación Caja de Burgos

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
Transcript
LOCOS POR EL JAZZ
Ficha artística y técnica
Fernando Argenta
Conductor del espectáculo
Músicos
Arturo Cid
Carlos González “Sir Charles”
Marcelino Merino
Alejandro Pérez
Fernando Berruezo
Antonio Martí
David Herrington
Clarinetista y cantante
Batería
Banjo, Guitarra
Saxofonista
Saxofonista
Tuba
Trompeta
Actores Manipuladores
Javier Jiménez
Eduardo Guerrero
Belén Torres
Muñecos y Decorados
Román y Cía.
Duración: 75 min.
OBJETIVOS
¦
¦
¦
Disfrutar de la audición de obras musicales como forma de
expresión estética y de comunicación.
Crear un nuevo público más crítico y más participativo, con
una especial sensibilidad musical.
Identificar las diferentes secciones del grupo musical, así
como, los instrumentos más significativos que lo integran.
Aunque hoy no sea frecuente escuchar jazz en la mayoría de los medios de
comunicación, no se puede negar su importancia e influencia en la música y la cultura de
nuestro tiempo. Mucha de la música que hoy escuchas, de los grupos y los cantantes que
te interesan se han formado escuchando jazz o aplican en sus composiciones algunas de
sus características más genuinas.
Locos por el jazz, interpreta una selección de temas de dibujos animados que
seguro conoces, aquí tienes una relación de algunos de ellos:
Meet the Flintstones. Los Picapiedra
Si hay una forma musical importante en el jazz, aparte de los doce compases del blues,
es lo que los jazzmen conocen como Rhythm Changes. Esta denominación –muchas
veces traducida erróneamente como “cambios de ritmo” –, está originada en el título de I
Got Rhythm, del genial George Gershwin. La canción se hizo tan popular que sobre su
misma base armónica se compusieron una infinidad de melodías, entre ellas la de uno de
los temas de dibujos animados más populares de la historia, el de Los Picapiedra, de
William Hanna & Joseph Barbera.
Ellos mismos escribieron la letra y Hoyt S. Curtin la música. Esta sintonía, que en su día
fue grabada por una jazz big band de veintidós componentes, forma parte de los temas
obligados en cualquier sesión de jazz y es recibida siempre con alegría por todo tipo de
público. ¿A que te resulta casi imposible aguantar las ganas de gritar “yabba-dabba-doo"?
The Bare Necesitéis (El libro de la selva)
Es otro de los temas más famosos de la historia de la música para dibujos animados. Esta
canción “de las necesidades primarias” no pertenece a los hermanos Sherman como los
demás temas de la película, sino al compositor y letrista Terry Gilkyson. En España se
hizo especialmente popular al ser utilizada –con una letra adaptada– para una machacona
campaña publicitaria de plátanos. Seguro que los más mayores se acuerdan: El plátano,
es sensacional, no hay ninguna otra fruta igual…
Monsters Inc. (Monstruos S.A.)
Tema de Randy Newman para banda sonora de la película del mismo título, Monstruos
S.A. Ésta es para algunos la mejor película de la exitosa productora Pixar y en su música
hay mucho espacio para el jazz. Una melodía inspirada en los ritmos con sabor al bop de
la Costa Oeste de los EEUU.
Cruella DeVil (101 dálmatas)
Cruella deVil comparte con Maléfica (de La Bella Durmiente) méritos suficientes para ser
una de las “malas” más malas de la historia del cine. El tema que proponemos es
precisamente el que sirve de presentación de este personaje en la película 101 dálmatas.
La letra de la canción, que describe a Cruella, está interpretada con ese swing a medio
tiempo tan asociado a las mujeres fatales del cine negro.
I Wanna Be Like You (El libro de la selva)
Sin duda El libro de la selva es una de las obras verdaderamente inmortales salidas de los
estudios de Walt Disney; estrenada en 1967, prueba de su vitalidad es que recientemente
se hizo una segunda parte, por lo que este título permanece bien claro en la memoria de
los más jóvenes.
Gran parte de las canciones que compusieron los hermanos Sherman para esta película
eran decididamente jazzísticas, sobre todo el celebérrimo I Wanna Be Like You (Quiero
ser como tú), tema versionado una y otra vez por artistas del más variado pelaje, desde
un grupo de pop a la primera hornada de “triunfitos”.
La versión original contó con la voz de uno de los propios compositores en el papel del
oso Baloo y la del cantante y trompetista de jazz Louis Prima, natural de Nueva Orleáns,
encarnando al Rey Louie: Yo soy el rey de los swingers, el VIP de la jungla…
Beyond the Sea (Buscando a Nemo)
Esta canción que seguro recuerdas de los créditos de Buscando a Nemo, otro de los
éxitos de Pixar, es un gran tema de jazz que compuso Bobby Darin, cantante, actor y uno
de los ídolos de la juventud allá por los años 50 y 60. En la película el tema es
interpretado por Robbie Williams, otro ídolo juvenil, en este caso de nuestros días. Lo que
son las cosas… la historia se repite.
Everybody Wants to be a Cat (Los Aristogatos)
Otro de los clásicos de Disney, Los Aristogatos, cuenta entre sus protagonistas con un
grupo de gatos jazzistas. Visten según la moda de los bohemios y viven y ensayan en un
ático parisino. Aunque la película es de 1970, la letra de esta canción de Floyd
Huddleston juega con el sentido que se daba años antes a la gente “que estaba en la
onda”, especialmente en el argot los músicos de jazz. En España se tradujo como Todos
quieren ser un gato jazz.
DICCIONARIO DE TÉRMINOS
Puede que alguna de las palabras que has leído, las desconozcas. Aquí tienes un
pequeño diccionario que te ayudará a comprender mejor el mundo del jazz y te hará todo
un experto en la materia.
El Jazz
El jazz surge en Nueva Orleáns a principios del siglo XX como consecuencia del
encuentro de la cultura de la población negra con la cultura de la población blanca
europea, fundamentalmente inglesa, pero también con influencias españolas y francesas.
Las diferencias entre la música africana y la europea se resumen en el uso de distintas
escalas (pentatónica una, diatónica la otra), el uso de la polirritmia en la africana, y el uso
que también ésta hace de la improvisación frente al predominio de la partitura en la
tradición europea.
Existen dos estructuras, en particular, que se usan con frecuencia en los temas de jazz:
- Forma AABA de los estribillos de las canciones populares, que consta de 32 compases
divididos en cuatro secciones de ocho compases cada una: la sección A; la repetición de
la sección A; la sección B (el puente, que suele comenzar en una tonalidad nueva); y la
repetición de la sección A.
- Forma Blues de 12 compases con hondas raíces en la música folclórica de la comunidad
negra estadounidense. A diferencia de la forma de 32 compases en AABA, los blues
tienen una progresión de acordes casi uniforme.
El Blues
“Blue” significa triste, además de azul. Originariamente surge en contraposición a los
espirituales, tratando, por tanto, temas profanos, normalmente sobre lamentos amorosos.
Lo que sí se mantiene es la estructura de pregunta respuesta. Así, la forma más habitual
del blues (que es un intento de adaptación de una escala africana pentatónica a nuestra
escala mayor) se compone de doce compases, en donde la frase pregunta se repite dos
veces, viniendo a continuación una sola frase respuesta, dando por tanto una estructura
AAB.
Otra característica, esta vez armónica, es el uso exclusivo de los denominados acordes
tonales, es decir, de los de tónica, dominante, y subdominante sobre la escala mayor,
mientras que la melodía usa una escala mezcla de mayor y menor, al poder encontrarse
rebajados descendentemente el tercer, quinto y séptimo grado de la escala diatónica
(notas blues). A dichas notas se les
denomina las blue notes, y constituyen la escala de blues:
El timbre
Quizás sea este uno de los apartados más interesante del jazz: ¿qué hace que la música
de jazz suene así? Baste decir que los primeros músicos de jazz intentaron dotar de
cualidades vocales al sonido de sus instrumentos dada la importancia de la voz como
modelo de transmisión de conocimiento en la cultura africana.
Así, con la finalización de la guerra civil en los EE.UU, la esclavitud queda abolida.
Además, supone la desaparición de numerosas bandas militares, con lo que el ejército se
deshizo de los instrumentos. Muchos de los instrumentos de estas bandas militares
disueltas (sobre todo viento y percusión) pasaron a manos de la población negra, quienes
formaron sus propias bandas, las
denominadas bandas de desfile (marching band), con las que hacían sus propias
versiones de las marchas europeas y de canciones populares, a las que introducían
ritmos sincopados y cambiaban notas en la melodía.
Las nuevas versiones resultaban así "jazzeadas" y “ragueadas”. El origen de ambas
palabras puede ser significativo al respecto: jazz probablemente viene de jasm, que en el
sur de los EE.UU significaba “energía” y “entusiasmo”, mientras que rag proviene de
ragged, que significa “despedazado”, “destrozado”.
El swing
Durante la década de los años veinte hubo una importante migración de la población
negra del sur al norte de los EE.UU. Con ellos llegó su música, y fue así como el estilo de
Nueva Orleáns también llegó a Chicago y donde siguió evolucionando hasta que en la
siguiente década dio lugar a un nuevo estilo: el swing (swing=balanceo, oscilación). Pero
antes de nada conviene aclarar que esta palabra tienes dos significados: el ritmo de
swing, y el estilo jazzístico de swing.
Pero lo más característico del estilo del swing, es el ritmo del swing que también se usa
en otros estilos jazzísticos.
Podríamos decir que es un “sentimiento ternario” de los ritmos binarios. Si el ritmo del jazz
se caracteriza por la contraposición de los acentos del compás con los del ritmo de
superficie, el del swing añade a esto el marcar las cuatro partes del compás (el llamado
four beat), acentuando además el segundo y el cuarto, frente a las dos que solían
marcarse en estilos anteriores (two
beats). A esto hay que añadir el deslizamiento de la subdivisión del pulso, es decir, la
primera mitad de cada pulso es mayor que la segunda.
El Be-bop / bop
El bebop es un estilo musical del jazz que se desarrolla en la década de los cuarenta del
siglo XX, cronológicamente sucede al swing.
Al llegar a los años 40, el jazz se encontraba musicalmente en un callejón sin salida.
Muchos músicos estaban frustrados por las limitaciones que suponía tocar en grupos
grandes, y empezaron a buscar formas de expresión nuevas y originales.
Estas son algunas de las características que definen el Bop y que en su momento fueron
muy innovadoras: la pulsación básica se interioriza y los instrumentos rítmicos, como la
batería, se independizan de ella y asumen papeles melódicos. Se abandona la sonoridad
vocal de los instrumentos, llevando más allá la búsqueda de sonidos afinados al estilo
europeo, ya iniciada por el Swing, con una estética nerviosa, cortante y fría. Y se utilizarán
tiempos muy rápidos, incluso en las baladas.
¿TE APECE IMPROVISAR?
La improvisación es una de las características que definen el jazz. A veces los músicos de
jazz no tocan exactamente la medida que hay en la partitura, entre otras cosas porque en
la mayoría de los casos no existe.
La melodía característica primero se tocará tal cual está escrita y después con swing
(haciendo incidencia en el origen afroamericano de esta forma de sentir el ritmo).
En http://educa.cajadeburgos.es/escenicas/ podrás encontrar el tema completo de When
The Saints Go Marchin` In. (Cuando los santos marchen) y experimentar la improvisación
y superposición de instrumentos.
Oh_when_the_saints_go (Tema completo)
Banjo
Tuba y claqué
Claqué
Improvisación saxo tenor
Improvisación clarinete
Improvisación trompeta
ENLACES DE INTERÉS
A continuación os proponemos algunos ejemplos de páginas con información sobre el
jazz que os pueden ser de utilidad:
http://es.wikipedia.org/wiki/Jazz
http://www.apoloybaco.com/paginamaestrajazz.htm
http://www.pianomundo.com.ar/tocarjazz.html
http://www.componemos.com/clases-guitarra-blues.asp
BIBLIOGRAFÍA
BERNSTEIN, L. (2002) El maestro invita a un concierto. Ed. Siruela, Madrid.
BYRNE, J. (1986) The Story of Pop. Ed. Heinemann Educational Books Ltd. Gran
Bretaña.
COPLAND, A. (1976) Cómo escuchar la música. Fondo de Cultura Económica, México.
CRIPPS, C. (1999) La música popular en el siglo XX, Ed. Akal, Madrid.
TONER, A. (1995) Blues. Ed. Celeste, Madrid.
CD-ROM
Los grandes éxitos: BLUES. (1997) Mandarim Records Ltd. Start Audio&Video.
Instrumentos Musicales Microsoft. (1996). Microsoft Corporation.
__________________________________________________________________
¡Esperamos que disfrutéis!