Download analisis de los cambios ocurridos en ensilajes de

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
Pastos y Forrajes Vol. 12, No. 1, 1989
ANALISIS DE LOS CAMBIOS OCURRIDOS EN ENSILAJES
DE KING GRASS A NIVEL DE LABORATORIO Y DE SILOS PILOTOS
Lissette Luis y Marisol Ramírez
Estación Experimental de Pastos y Forrajes "Indio Hatuey"
Matanzas, Cuba
Con el objetivo de conocer el efecto que sobre la conservación tiene el tipo de silo utilizado, se
ensiló king grass de 10 semanas de rebrote, fertilizado con 60 kg de N/ha/corte, en silos de
laboratorio (200 g) y silos piloto (80 kg). Se determinó la concentración de microorganismos ácido
lácticos, bacterias entéricas, mohos y levaduras, a los 5, 10, 30, 60 y 90 días de conservación.
Además fueron medidos el contenido de MS; pH; AGVI y amoníaco. Los ensilajes de laboratorio
resultaron ser significativamente superiores (P<0,05) que los ensilajes de silos piloto, para el pH,
ácido butírico; ácido acético y amoníaco; sin embargo, ambos ensilajes resultaron ser estables,
con pH inferior a 4,0, lo que se correspondió con su contenido de MS inicial. Las bacterias ácido
lácticas dominaron el proceso de fermentación en correspondencia con una mayor concentración
de ácido láctico. Los dos ensilajes pueden ser utilizados para la investigación, teniendo en cuenta
en todos los casos los inconvenientes que se producen cuando las condiciones de confección son
menos controladas y aumentan las dimensiones de los silos.
Palabras clave: Ensilaje, calidad, silo piloto, silo de laboratorio
An experiment was conducted in order to know the effect of the silage type used upon
conservation. A silage was made with a sward of king grass fertilized with 60 kg of N/ha/cut and 10
weeks of regrowth in laboratory silos (200 g) and pilot silos (80 kg). Lactic acid microorganisms
concentration, enteric bacteria, mould and yeast at 5, 10, 30, 60 and 90 days of conservation were
determined. DM, pH, AGVI and ammonia content were measured. Laboratory silages resulted to
be significative superior (P<0,05) than those made in pilot silos in pH, butyric acid, acetic acid and
ammonia. However, both silages resulted to be stable with a pH higher than 4,0 which
corresponded with the initial DM content. Lactic acid bacteria dominated the .fermentation process
which corresponded with a higher lactic acid concentration. Both silages may be used for
investigation taking into consideration in all cases the existing problems when the silage making
conditions are less controlled and the capacity of silos are increased.
Additional index words: Silage, quality, pilot silo, laboratory silo
83
Pastos y Forrajes Vol. 12, No. 1, 1989
El forraje se cortó con machete y se
troceó en máquina troceadora estacionaria, hasta obtenerse fracciones de 2 cm
aproximadamente; los ensilajes piloto (80
kg) se confeccionaron en agosto de 1985
y los de laboratorio en septiembre de
1985.
Se determinó el pH y el contenido
inicial de microorganismos del forraje:
bacterias ácido lácticas, bacterias entéricas, mohos y levaduras. Las observaciones se realizaron a los 5, 10, 20, 30,
60 y 90 días de conservación y se
incluyeron los indicadores siguientes:
MS, AGV y NH3. Se utilizó la metodología
descrita por Luis y Ramírez (1985) al
analizar ensilajes de pasto estrella jamaicano.
El diseño experimental fue bloque al
azar con arreglo factorial y tres réplicas.
Los mini-silos o silos de laboratorio se
utilizan frecuentemente para analizar
experimentalmente los alimentos conservados en forma de ensilaje, debido a los
inconvenientes que para la investigación
presentan los silos que contienen grandes cantidades de alimento (Cullison,
1960).
Los ensilajes fabricados en silos
miniatura mostraron, de acuerdo con las
experiencias de Cullison (1960), una
calidad superior a la de los ensilajes de
mayor tamaño; este comportamiento se
reflejó en las pérdidas de MS, que fueron
de 19,1% en los ensilajes de mayor
capacidad y solamente de 5,9% en los
de laboratorio. Igualmente, las fermentaciones se extendieron más y las
temperaturas fueron más elevadas en los
ensilajes mayores, todo lo cual permite
asegurar que en los de laboratorio se
obtienen excelentes resultados.
Los ensilajes de laboratorio tienen el
inconveniente de no poderse utilizar para
determinar la digestibilidad in vivo; no
obstante, esta puede ser estimada a
partir de los indicadores bioquímicos
(Ojeda, 1986).
Teniendo en cuenta las diferencias
detectadas entre los ensilajes pequeños
y los de mayor escala, se realizó el
estudio de algunos indicadores bioquímicos y biológicos que nos permitieron
profundizar en ambos procesos y determinar la magnitud de las diferencias
encontradas entre estos dos tipos de
ensilaje en nuestras condiciones experimentales.
RESULTADOS Y DISCUSION
La diferencia en el contenido inicial de
MS de los forrajes utilizados en la
experiencia (21% de MS para piloto y
25% para laboratorio) no fue significativa,
lo que nos permitió analizar los ensilajes
teniendo en cuenta el efecto que sobre
los indicadores bioquímicos y biológicos
tuvo el tipo de silo empleado.
Los valores de pH encontrados (fig. 1)
estuvieron en correspondencia con el
porcentaje de MS, si analizamos que a
partir del quinto día de conservación el
pH de ambos ensilajes estuvo por debajo
de 4,0; ello reflejó la estabilidad del
proceso, ya que está demostrada la
relación lineal existente entre el contenido de MS del forraje y el pH necesario
para alcanzar la estabilidad (Wieringa,
1977). Aunque para ambas ensilajes el
pH alcanzó valores adecuados, existieron diferencias significativas entre ellos
(P<0,05) a favor del ensilaje de laboratorio.
La flora ácido láctica (fig. 2) fue
dominante en relación con las bacterias
entéricas (fig. 3), los mohos y las
MATERIALES Y METODOS
Para realizar esta experiencia se
utilizó king grass de 10 semanas de
rebrote, fertilizado a razón de 60 kg de
N/ha/corte, con contenido de 21% de MS
para el forraje utilizado en ensilajes
pilotos y 25% para el empleado en los
ensilajes de laboratorio.
84
Pastos y Forrajes Vol. 12, No. 1, 1989
levaduras (fig. 4) tanto en uno como en
otro ensilaje, lo que estuvo acompañado
de una fermentación eminentemente láctica, significativamente superior en los
ensilajes piloto (P<0,05); ello no se
correspondió con la acidez del medio,
que fue menor en este ensilaje. Dicho
comportamiento pudo estar relacionado
con la concentración y permanencia de
bacterias homo o heterofermentativas en
el material conservado, cuyos productos
metabólicos son diferentes en dependencia de la vía degradativa utilizada (Gouet,
Girardeau y Riou, 1979).
Fig. 3. Cinética de las enterobacterias en
ensilajes de king grass en silos de
laboratorio y piloto.
Fig. 1. Variaciones en el pH de los ensilajes
de king grass en silo piloto y de
laboratorio.
Fig. 4. Crecimiento de mohos y levaduras en
ensilajes de king grass en silos piloto
y de laboratorio.
El desarrollo de los mohos y levaduras
tuvo igual tendencia para ambos ensilajes; se registró un incremento inicial de
estos hasta el quinto día y un descenso
posterior hasta una concentración superior a 102 UFC/g de MS (fig. 4). Estos
microorganismos son considerados desfavorables para la conservación pues
fermentan los azúcares, limitando la
actividad de las bacterias lácticas y utilizan el lactato ya formado. Las levaduras
están muy relacionadas, al igual que las
bacterias entéricas, con la producción de
ácido acético, por lo que su presencia en
Fig. 2. Comportamiento de las bacterias
ácido lácticas en ensilajes de king
grass de laboratorio y piloto.
85
Pastos y Forrajes Vol. 12, No. 1, 1989
el ensilaje en menor concentración que
las bacterias lácticas debe haber ejercido
su influencia sobre la producción de
mayores cantidades de ácido láctico que
de ácido acético durante la fermentación
(fig. 5).
La producción de ácido butírico y de
amoníaco (figs. 5 y 6) está estrechamente relacionada con la actividad clostrídica (Vilela, Rodden y Silva e Oliveira,
1983). La concentración de ambos
productos fue superior en los ensilajes
piloto (P<0,05), lo que debió estar influenciado por las cantidades de acetato
formado, que fue también superior en
este ensilaje (P<0,05) y que es considerado como un producto intermedio en
la síntesis de ácido butírico (.Zeikus,
1980), ya que la MS no alcanzó los
niveles de 45 a 50% señalados por
Wieringa (1977) como necesarios para la
completa inhibición de estas bacterias.
Fig. 5. Concentración de ácidos grasos
durante la fermentación de king
grass.
En los ensilajes estudiados las
bacterias entéricas no sobrepasaron la
concentración de 105 UFC/g de MS y
disminuyeron durante el proceso de
conservación hasta desaparecer a los 30
días en los ensilajes piloto y a los 60 días
en los de laboratorio (fig. 3), lo cual se
explica por el ácido del medio donde se
desarrollaban y por la presencia de otros
microorganismos, como las bacterias
ácido lácticas, mejor preparadas para
sobrevivir en estas condiciones.
Las bacterias entéricas juegan un
importante papel en la producción de
ácido acético a partir de los azúcares
solubles, lo que no beneficia la conservación. Aunque se plantea que deben
desaparecer durante la primera semana
del proceso (Gouet y Chevalier, 1966),
han sido halladas en ensilajes tropicales
después de los 20 días de conservación
(Luis y Ramírez, 1986a; 1986b).
Fig. 6. Contenido de NH3 de ensilajes de king
grass.
Los resultados obtenidos en este
trabajo reflejan que indiscutiblemente, los
ensilajes de laboratorio presentaron una
calidad superior a la de los ensilajes de
silos piloto, pues se apreciaron diferencias significativas (P<0,05) entre los
valores de pH, ácido acético, ácido
butírico, ácido láctico y amoníaco. Solamente en el caso del ácido láctico, las
diferencias encontradas favorecieron al
ensilaje de silos pilotos, pero ello no
influyó en los demás indicadores.
86
Pastos y Forrajes Vol. 12, No. 1, 1989
A pesar de haberse encontrado estas
diferencias, ambos ensilajes fueron estables. El ensilaje de laboratorio se clasificó como excelente y como bueno el de
silos piloto {Ojeda, 1986) cuando se
analizó la producción de ácido butírico;
mientras que para el amoníaco fueron
excelentes. Por ello, estimamos que
ambos tipos de silo pueden ser utilizados
para la investigación y que deben
considerarse en todos los casos los
inconvenientes que se presentan a medida que aumentan las dimensiones de los
silos y la existencia de condiciones
menos controladas en la confección del
ensilaje.
GOUET, Ph.; GIRARDEAU, M. & RIOU, Y.
1979. C.R.Z.V: Theix. Bull Tech.
INRA. 36:25
LUIS, LISSETTE & RAMIREZ, MARISOL.
1985. Pastos y Forrajes. 8:141
LUIS, LISSETTE & RAMIREZ, MARISOL.
1986a. Pastos y Forrajes. 9:71
LUIS, LISSETTE & RAMIREZ, MARISOL.
1986b. Pastos y Forrajes. 9:147
OJEDA, F. 1986. Estudio de los aditivos
químicos para la conservación como
ensilaje de 4 gramíneas tropicales.
Tesis presentada en opción al grado
de C.Dr. Ciencias Agropecuarias.
EEPF "Indio Hatuey". Matanzas,
Cuba
VILELA, D.; RODDEN, B. & SILVA E
OLIVEIRA, J. 1983. Pes. Agropec.
Bras. 18:663
WIERINGA, G.W. 1977. Influence of moisture
and nutrient content of forage plants
of fermentation processes. Proc. Int.
Meeting on Anim. Prod. for .temp.
grassld., Dublin. p. 133
ZEIKUS, J.G. 1980. Ann. Rev. Microbiol.
34:423
REFERENCIAS
CULLISON, A.E. 1960. J. Anim. Sci. 19:198
GOUET, Ph. & CHEVALIER, R. 1966. The
evolution of grass - negative microflora in direct harvested and wilted
alfalfa silages. Proc. Xth Int. Grassld.
Congr. Helsinki. Section 2. Paper No.
43, p. 533
87