Download Transmisibilidad (Contagio)

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Antibiótico wikipedia, lookup

Bacteria patógena wikipedia, lookup

Resistencia a antibióticos wikipedia, lookup

Bacteria wikipedia, lookup

Bacitracina wikipedia, lookup

Transcript
TEMA 3. EDUCACIÓN PARA LA SALUD (I)
I. CONCEPTOS DE SALUD Y ENFERMEDAD.
¿Que es la salud? Se puede decir que la salud es la ausencia de enfermedad. Suelen
considerarse dos ámbitos en lo que a la salud del hombre se refiere: el físico y el psíquico
(o mental).Cualquier alteración en alguno de ellos puede destruir rápidamente la armonía de
las otras dos, perjudicando la salud e impidiendo la normal relación con el medio.
La enfermedad es un proceso caracterizado por una alteración del estado normal de salud de
un ser vivo. El estado y/o proceso de enfermedad puede ser provocado por diversos factores,
tanto intrínsecos como extrínsecos al organismo enfermo: estos factores se denominan
noxas (del griego nósos: «enfermedad», «afección de la salud»).
Definición de salud: Salud es el completo bienestar físico y mental que permite la normal
relación del hombre con su entorno.
La perdida del bienestar físico y/o mental constituye la enfermedad.
Definición de enfermedad: Enfermedad es la ruptura del equilibrio físico y/o psíquico del
organismo causado por factores externos y/o internos, que impide la normal relación del
hombre con su entorno.
Según la causa las enfermedades se pueden clasificar en: infecciosas; genéticas;
nutricionales; autoinmunitarias; degenerativas; profesionales y oncológicas. En este
tema estudiaremos, sobre todo las enfermedades infecciosas.
En este último tipo de enfermedades, el paso de la salud a la enfermedad se va a producir
por la acción de una noxa o agente patógeno.
II. ENFERMEDADES INFECCIOSAS.
Se denominan enfermedades infecciosas a aquellas provocadas por microorganismos —
como bacterias, hongos, virus, protozoos, etc.— o por priones. En el caso de agentes
biológicos patógenos de tamaño macroscópico, no se habla de infección sino de infestación.
Transmisibilidad (Contagio)
Las enfermedades infecciosas se dividen en transmisibles (o contagiosas) y no transmisibles
(o no contagiosas).
Las enfermedades infecciosas transmisibles se pueden propagar directamente desde el
individuo infectado, a través de la piel o membranas mucosas o, indirectamente, cuando la
persona infectada contamina el aire por medio de su respiración, un objeto inanimado o un
alimento.
En las enfermedades infecciosas no transmisibles el microorganismo no se contagia de un
individuo a otro, sino que requiere unas circunstancias especiales, sean medioambientales,
accidentales, etc., para su transmisión. En estos casos, las personas infectadas no transmiten
la enfermedad.
III. ANTIBIÓTICOS
¿Qué son los antibióticos?
El termino antibiótico (del griego, anti, ‘contra’; bios, ‘vida’), es cualquier compuesto
químico utilizado para eliminar o inhibir el crecimiento de organismos infecciosos. Una
propiedad común a todos los antibióticos es la toxicidad selectiva: la toxicidad es superior
para los organismos invasores que para los animales o los seres humanos que los hospedan.
La penicilina es el antibiótico más conocido, y ha sido empleado para tratar múltiples
enfermedades infecciosas, como la sífilis, la gonorrea, el tétanos o la escarlatina. La
estreptomicina es otro antibiótico que se usa en el tratamiento de la tuberculosis. En un
principio, el término antibiótico sólo se utilizaba para referirse a los compuestos orgánicos
producidos por bacterias u hongos que resultaban tóxicos para otros microorganismos. En la
actualidad también se emplea para denominar compuestos sintéticos o semisintéticos. Los
antibacterianos son la principal categoría de antibióticos, pero se incluye también en este
tipo de fármacos a los antiprotozoos y antihongos.
Puesto que las enfermedades causadas por bacterias son el principal objetivo de los
antibióticos, recordaremos algunos conceptos sobre la estructura de estos microbios.
Estructura bacteriana:
Las bacterias son organismos procariotas, que carecen de núcleo verdadero, una
característica que las diferencia de las células eucariotas. El núcleo de las plantas, de los
animales y de los hongos
ESTRUCTURA BACTERIANA
contiene el material genético en
forma
de
ácido
desoxirribonucleico
(ADN).
El material genético de
la
célula bacteriana está formado
también
por
ADN
(generalmente circular) pero se
encuentra en una región densa
que no está separada del resto
del citoplasma por ninguna
membrana. Muchas bacterias
poseen
también
pequeñas
moléculas de ADN circulares
llamadas plásmidos, que llevan
información genética, pero, la
mayoría de las veces, no
resultan esenciales en la reproducción.
El citoplasma, además del material genético, contiene fundamentalmente agua, sustancias de
reserva, proteínas y ribosomas. Sin embargo, las bacterias carecen de los orgánulos
citoplasmáticos rodeados de membrana propios de los eucariontes, como mitocondrias,
cloroplastos, aparato de Golgi, etc. La membrana plasmática es la envoltura que rodea al
citoplasma, separando la célula del medio ambiente que la rodea y regulando el paso de
materiales. En la membrana aparecen grandes repliegues hacia el interior denominados
mesosomas, que pueden intervenir en la división celular o en diversas reacciones químicas
que liberan energía. La membrana presenta también, a veces, pliegues hacia fuera,
denominados pili, que salen al exterior a través de la pared celular y de la cápsula. Por fuera
de la membrana, se
TIPOS DE BACTERIAS SEGÚN SU FORMA
localiza
la
pared
bacteriana, rígida y
resistente.
Generalmente,
la
rigidez de la pared
celular determina la
forma de la célula
bacteriana.
Además,
protege a la bacteria de
la deshidratación y de
los cambios que se
producen en el medio
que la rodea. En
algunos
casos,
la
pared celular también
protege a la bacteria
del ataque de las
células del sistema
inmunitario.
En
algunas células la pared
es muy fina mientras
que en otras es gruesa; la tinción de Gram permite distinguir entre estos dos tipos de paredes
bacterianas. Algunas bacterias poseen, rodeando a la pared celular, una capa denominada
vaina o cápsula bacteriana que es capaz de retener agua y que puede protegerlas también
del ataque de los leucocitos.
La estructura de las bacterias es semejante a la de las mitocondrias o cloroplastos de las
células eucariotas.
GENERALIDADES SOBRE LOS ANTIBIÓTICOS
Los antibióticos son sustancias químicas sintetizadas parcial o totalmente en laboratorio que
son capaces de inhibir el crecimiento y/o destruir microorganismos.
Desde el punto de vista práctico existen distintos tipos de antibióticos:
•
Desinfectantes: sólo se aplican a sistemas inanimados y eliminan la carga
microbiana total.
•
•
•
Sanitizantes: sólo se aplican a sistemas inanimados y disminuyen la carga
microbiana total.
Antisépticos: reducen y controlan la presencia de microorganismos potencialmente
patógenos, sólo se pueden aplicar externamente en seres vivos (piel y/o mucosas).
Antibióticos de uso sistémico: reducen y controlan la presencia de microorganismos
que han invadido los tejidos. Actúan en el organismo, pudiendo ser ingeridos (vía
oral), absorbidos por piel (apósitos) y/o inyectados.
Los antibióticos de uso sistémico (que afecta todo el organismo, es lo contrario a local o
tópico) se pueden clasificar según su origen, efecto antimicrobiano, espectro de actividad y
mecanismo de acción.
1. Origen:
o Naturales: se obtienen a partir de microorganismos (hongos, Bacterias, etc.).
o Sintéticos: se obtienen totalmente por síntesis química.
o Semisintéticos: se obtienen por modificaciones químicas de
antimicrobianos naturales, con el fin de mejorarlos.
2. Efecto:
o Bacteriostático: la máxima concentración no tóxica que se alcanza en suero y
tejidos impide el desarrollo y multiplicación de los microorganismos, sin
destruirlos, pudiendo estos multiplicarse nuevamente al desaparecer el agente
antimicrobiano. Sirven para complementar los mecanismos defensivos del
huésped.
o Bactericida: su acción es letal sobre los microorganismos, por lo que éstos
pierden irreversiblemente su viabilidad o son lisados.
3. Espectro de actividad:
o Amplio: actúan sobre un gran número de especies microbianas (ej.
TETRACICLINA).
o Intermedio: actúan sobre un número limitado de microorganismos (ej.
MACROLIDOS).
o Reducido: actúan sobre un pequeño número de especies microbianas (ej.
POLIMIXINA).
4. Mecanismo de acción:
o Inhibición de la síntesis de la pared bacteriana
o Alteración de la membrana citoplasmática
o Inhibición de la síntesis proteica.
o Alteración de la síntesis de DNA y RNA.
Los antibióticos de uso sistémico, deben reunir las siguientes características:
• Deben ser más bactericidas que bacterioestáticos.
• Deben mantenerse activos en presencia de plasma y líquidos corporales.
• Es deseable que sean efectivos frente a un amplio espectro de microorganismos.
• Los microorganismos susceptibles no se deben volver resistentes.
• No deben ser tóxicos y los efectos colaterales adversos tienen que ser mínimos.
• La concentración activa frente a los microorganismos se debe alcanzar con rapidez y
debe mantenerse durante un tiempo prolongado.
• Deben ser hidro y liposolubles.
Homeostasis
El balance del cuerpo entre la salud y la enfermedad se llama homeostasis. Esto en su mayor
parte depende de la relación del cuerpo con las bacterias con las que convive. Por ejemplo,
las bacterias que siempre están presentes sobre la piel humana. Cuando la piel se rompe, las
bacterias son capaces de penetrar dentro del cuerpo y pueden ocasionar una infección.
Comúnmente las bacterias invasoras son destruidas por las células de sangre llamadas
fagocitos y por diversas acciones del sistema inmunológico. Cuando hay demasiadas
bacterias como para ser manejadas por el sistema, o la persona infectada tiene una baja
resistencia a la infección, se produce la enfermedad y son necesarios los antibióticos para
ayudar a restaurar la homeostasis.
RESPUESTA A ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES
¿Los antibióticos funcionan contra todas las infecciones?
No. Los antibióticos solamente funcionan contra las infecciones causadas por
bacterias, hongos y ciertos parásitos. Estos no funcionan contra las infecciones
causadas por virus. Los virus causan enfermedades como los resfriados y la gripe.
¿Qué puedo hacer para ayudarme a mi mismo y a mi familia?
No esperes que los antibióticos curen todas las enfermedades. No tomes
antibióticos para enfermedades virales tales como resfriados o la gripe. Con
frecuencia, lo mejor que puedemos hacer es dejar que los resfriados y la gripe
sigan su curso y solamente disminuir sus síntomas. A veces esto nos puede llevar
dos semanas o más. Si los síntomas de la enfermedad se agravan, no dudes en
llamar al médico. El médico te puede también dar consejo sobre lo que puedes
hacer para aliviar tus síntomas mientras tu cuerpo combate contra el virus.
¿Qué es la "resistencia bacteriana"?
Usualmente los antibióticos matan las bacterias o impiden que sigan creciendo. Sin
embargo, algunas bacterias se han vuelto resistentes a antibióticos específicos.
Esto significa que los antibióticos ya no funcionan contra estas. Las bacterias se
hacen resistentes más fácilmente cuando los antibióticos se usan con demasiada
frecuencia o cuando no se usan correctamente; por ejemplo cuando el paciente no
se toma todos los antibióticos que el médico le recetó.
Las bacterias resistentes algunas veces pueden tratarse con antibióticos distintos a
los cuales la bacteria aún no ha desarrollado resistencia. Unos pocos tipos de
bacterias resistentes no pueden tratarse.
¿Qué más debo saber?
Si tu médico te receta un antibiótico, asegúrate de tomar todo el medicamento,
incluso si te siente mejor después de un par de días. Esto disminuye la
probabilidad de que queden bacterias en tu cuerpo las cuales podrían
potencialmente volverse resistentes a los antibióticos.
También puedes prevenir el contagio de infecciones practicando hábitos de buena
higiene. Lávate las manos con agua y jabón, especialmente después de ir al baño,
de entrar en contacto con excrementos (de una mascota o del pañal de un bebé),
después de usar el baño y antes de comer.