Download Cómo aprovechar la barra lateral de Cómo

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Gammagrafía ósea wikipedia, lookup

Transcript
Cómo aprovechar la barra lateral de Cómo
Cómo animar imágenes con Anime Studio
Seguramente ya hayas visto una tonelada de películas, cortos y dibujos animados, y te
habrás maravillado con el excelente trabajo de las personas que los animan. Asimismo,
también te habrás imaginado (o incluso lo habrás corroborado con un behind the scenes)
el arduo proceso de desarrollo que implica la realización de tales productos. Desde crear
los personajes hasta aplicar texturas y mover los más ínfimos componentes, todo
requiere de una gran atención.
Por supuesto, seríamos muy necios si no consideramos que la informática ha ayudado
una enormidad en un procedimiento que antes era enteramente manual. Así,
plataformas, herramientas y editores de video automatizan muchos de los aspectos de
este trabajo, y permiten lograr resultados impensados hace solo unos años. Es por esta
razón que hoy veremos cómo animar imágenes (fotografía u objetos renderizados en
3D) con una fantástica aplicación: Anime Studio.
Rigging: moviendo el esqueleto
Antes que nada, es importante explicar el concepto de rigging, un anglicismo utilizado
para referirse a la animación de una figura a través del movimiento de un esqueleto
subyacente. De este modo (y a través de una nueva tecnología incluida en la última
versión de Anime Studio), podrás tomar cualquier personaje que hayas creado (ya sea
con el propio programa como con cualquier otro editor gráfico) y aplicarle este
esqueleto.
Esta es una posibilidad excelente, dado que el rigging te permitirá movilizar objetos de
una manera más intuitiva, veloz y sencilla que si tuvieras que realizar extrapolaciones
manuales de movimiento o que si tuvieras que crear toda la animación cuadro por
cuadro. Además, las posibilidades de esta herramienta te ofrecerán tres caminos
alternativos para lograr este propósito. Veamos en qué consisten a continuación.
Cómo animar una sola imagen
Este es el camino básico y el más sencillo de los tres presentados aquí, ya que a través
de este proceso solo tendrás que dibujar los huesos a utilizar. Pero antes es necesario
disponer del modelo a utilizar. En tal sentido, lo ideal es que captures una fotografía de
una persona sobre un fondo fácil de eliminar o diseñar un personaje dibujado en un
fondo transparente (para ello, es necesario almacenar el fichero en PNG).
Una vez disponible el personaje a animar, solo necesitarás crear una capa de Hueso y
dibujar la estructura ósea que quieras sobre el protagonista de esta animación. Al
dibujarlos, deberás tener especial atención a la hora de dibuja cada uno de ellos, dado
que cada nuevo hueso se soldará y dependerá del hueso anterior que hayas creado. Es
importante, entonces, que hagas uso de la Herramienta de Selección de Huesos para
seleccionar las uniones entre ellos de forma precisa.
Una vez que todo el esqueleto esté dibujado, solo tendrás que arrastrar la capa de la
imagen (es decir, aquella que tiene a tu personaje en ella) y soltarla sobre la capa de
Hueso. Al hacerlo, verás que esta última será marcada en rojo, lo que indica que las
capas están unidas. De este modo, el personaje ya contará con los puntos necesarios
para comenzar a trabajar sobre su movimiento.
Para comenzar con la animación, solo tendrás que hacer uso de la herramienta de
Manipulación de Huesos, la cual te permitirá mover el esqueleto de tu personaje (y la
“piel” adherida al mismo) de la forma en que lo desees.
Cómo animar una imagen dividida en sus componentes
Esta técnica es la más compleja de todas y la que te requerirá más tiempo de trabajo
frente al PC. Ello es así dado que tendrás que tomar la imagen de tu personaje y
cortarla en las diferentes partes del cuerpo , para luego crear una estructura ósea para
cada una de ellas y finalmente unirlas a todas en un esqueleto más flexible.
El primer paso en esta técnica, entonces, es la de tomar el personaje original y cortarlo
en diferentes capas (respetando las diversas partes del cuerpo: brazos, piernas, manos,
cabeza, etc.) Para ello, lo mejor que puedes hacer es utilizar Adobe Photoshop o
Photoshop Elements, los cuales te permitirá realizar el proceso de recorte de manera
más precisa y, además, luego te posibilitará el almacenamiento de cada una de las capas
en un fichero PNG individual.
El paso siguiente consistirá en la importación de las imágenes guardadas en esas capas a
Anime Studio, en donde también serán utilizadas como capas. Aquí es donde las cosas
se ponen un poco puntillosas. Sucede que tendrás que comenzar a arrastrar y unir las
diferentes partes del cuerpo para rearmar el personaje. En ese procedimiento, además,
tendrás que ser cauteloso con el orden que tales partes ocupan en el espacio, de forma
que se superpongan de manera realista.
Tercer paso: tendrás que generar una capa de Hueso para cada una de las partes del
cuerpo. Para ello, deberás elegir la capa de imagen a la que le deseas añadir la
estructura ósea y crear una nueva capa de Hueso para la misma. Allí, dibujarás la forma
del esqueleto y arrastrarás la capa de imagen sobre la de hueso una vez que hayas
terminado.
Una vez que hayas hecho esto con todas las partes del cuerpo del persona, habrá que
ordenar los huesos en una jerarquía, es decir, deberás articular las diferentes partes que
hayas creado. Lo ideal es utilizar a la cadera como hueso central, incluso para
“dominar” el movimiento de la columna vertebral.
¿Has terminado? Entonces comienza a diagramar la animación mediante la herramienta
de Manipulación de Hueso.
Cómo animar una imagen dividida en sus componentes con miembros
flexibles
Si lo que buscas es un personaje con movimientos más realistas (es decir, con
extremidades que pueden comportarse de una manera más precisa y variada), entonces
este el método que necesitas. Para ello, utilizarás una combinación de las dos técnicas
anteriores: crearás una capa de hueso para el torso y la cabeza mientras que generarás
capas adicionales para piernas y brazos. Luego, tendrás que asociar los diferentes
huesos a sus respectivas partes, es decir, arrastrando y soltando las capas de huesos
correspondientes a las capas de imagen.
Conclusiones
Puede parecer como muy poco, pero lo descripto aquí solía ser una trabajo que insumía
mucho tiempo y recursos. Afortunadamente, la última versión de Anime Studio ofrece
esta maravillosa posibilidad para que no tengas que luchar a la hora de hacer los rigs de
tus animaciones.
Además, esta es tan solo una de las tantas habilidades que tiene esta herramienta,
por lo que si te interesa adentrarte en el mundo de la animación, no puedes dejar de
descargarla y así dar tus primeros pasos.
¡Haz clic aquí para descargar
Anime Studio!
¡Encuentra más tutoriales
en mp3!