Download Batalla de Almansa (1707). Los protagonistas

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
Almansa (1707)
1. LOS PROTAGONISTAS AL TRONO
CARLOS II EL HECHIZADO:
Madrid el 6-11-1661; Madrid 1-11-1700
Último heredero de la casa de Austria, era hijo de Felipe IV (8‐4‐1605 *, 17‐9‐1665+) y de Mariana de Austria (27‐3‐1662 *, 12‐2‐1689 +); estuvo bajo la regencia de su madre hasta la mayoría de edad en 1675, fue rey desde 1665 hasta su muerte en 1700, muriendo sin descendencia atribuido a su carácter enfermizo y esterilidad. Se casa en 1679 con 18 años y en primeras nupcias con Maria Luisa de Orleáns, sobrina de Luís XIV de Francia. Se volvió a casar el 14 de mayo de 1690 con Mariana de Neoburgo (28‐10‐1667 *, 16‐7‐1740 +). Después de muchos avatares políticos y a la muerte del heredero pactado, José Fernando de Baviera (28‐10‐1692 * , 6‐2‐1699 +), Carlos II hizo testamento (3‐10‐1700) a favor de Felipe de Anjou, nieto de Luís XIV y de la infanta española Maria Teresa de Austria, hija mayor de Felipe IV y hermana de Carlos II. EL ARCHIDUQUE CARLOS:
Viena el 6-11-1661; Viena 1-11-1700
Pretendiente al reino de España (1‐10‐1685 *, 20‐10‐1740 +); era hijo de Leopoldo I y su tercera mujer Leonor Magdalena estaba destinado a suceder a su tío Carlos II en la corona de España la muerte de éste en 1700 y a pesar del testamento en favor de Felipe de Anjou.
Los reinos peninsulares de la Corona de Aragón, los países integrantes de la Gran Alianza de La Haya y el Papa Clemente XI le reconocieron como rey, con el nombre de Carlos III . En el desarrollo de la guerra, murió repentinamente su hermano el emperador José I sin sucesión, por lo que el trono imperial recayó en él. En 1711 fue coronado Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en Fráncfort del Meno, renunciando a la corona de España (tratados de Utrecht y Rastatt) a cambio de los Países Bajos españoles, el Milanesado, Nápoles y Cerdeña (que cambió al duque de Saboya en 1720 por Sicilia). Luchó contra los turcos (1716–1718), conquistando la mayor parte de Valaquia y Serbia, pero luego perdió gran parte de estas conquistas en una guerra posterior (1737–1739).
FELIPE V DUQUE DE ANJOU:
Versalles el 1-12-1683; Madrid 9-7-1746
Felipe V de Borbón llamado el Animoso, segundo hijo de Luis “el delfín de Francia” y de María de Ana de Baviera fue rey de España (desde el 15‐11‐1700 hasta su muerte). Sucesor del último monarca Habsburgo de España, su tío‐abuelo Carlos II, y primer monarca de la dinastía Borbón. Su reinado de 45 años y 21 días es el más dilatado de la monarquía hispánica. A pesar de las condiciones personales y de su enfermedad, que le sumía en intermitentes y largas demencias, supo elegir a sus ministros: desde los primeros gobiernos franceses, seguidos por el de Julio Alberoni y, tras la aventura del barón de Ripperdá, por los ministros españoles, entre los que destacó, por su programa de gobierno interior y por su acción diplomática, José Patiño. Como consecuencia de las necesidades de la guerra y siguiendo el modelo francés, realizó una profunda remodelación de la guerra, sustituyendo los antiguos tercios por un nuevo modelo militar basado en brigadas, regimientos, batallones, compañías y escuadrones. Se introdujeron novedades como los uniformes, los fusiles y la bayoneta, y se perfeccionó la artillería. EL DUQUE DE BERWICK:
James Fitz‐James, 1º Duque de Berwick (21‐8‐1670 *, 12‐6‐1734+); hijo ilegítimo de Jacobo II de Inglaterra y Arabella Churchill, obtuvo el título en 1687. Como soldado, fue altamente estimado por su valor, su capacidad e integridad. Como resultado de su distinguido servicio en la Guerra de Sucesión Española, se nacionalizó francés y fue nombrado mariscal de Francia después de su acertada expedición contra Niza en 1706. El 25 de abril de 1707, Berwick logró una grande y decisiva victoria en Almansa contra los partidarios del archiduque Carlos (dándose la paradoja de que un inglés al frente de un ejército mayoritariamente francés derrotó al marqués de Ruvigny, un francés al frente de un ejército inglés). Después de Almansa, Berwick recibió los títulos de duque de Fitz‐
James y par de Francia de manos de Luis XIV, y duque de Liria y Jérica y lugarteniente de Aragón de las de Felipe V de España. El último acontecimiento importante en el que participó el duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española fue la toma de Barcelona, después de un largo sitio, el 11 de septiembre de 1714 . EL GENERAL GALWAY:
Henri de Massue, Conde de Galway (9‐4‐1648 *, 3‐9‐1720+); fue un soldado y diplomático francés que participó en la Guerra de los Nueve Años y la Guerra de Sucesión española. Tras algunos años de retiro, Massue fue enviado a Portugal en 1704 donde dirigió al ejército aliado hasta la Batalla de Almansa de 1707, en la que fue derrotado. Tras la derrota, Galway consiguió reunir un ejército de refuerzo fresco a duras penas, y, aunque enfermo, recibió nuevamente el mando. Después de participar en una campaña más, en la que volvió a demostrar su coraje en la lucha, se retiró de la vida activa. Rindió su último servicio en 1715, cuando fue enviado a Irlanda en calidad de Lord Justicia durante la insurrección jacobita. 2. LA BATALLA DE ALMANSA
Mosquetero español de la Guardia de Felipe V (1702).
Abanderado del Tercio de Sevilla "Los Morados Viejos" (1700).
En la batalla de Almansa, que tuvo lugar el 25 de Abril de 1707, se enfrentaron los partidarios de Felipe de Anjou (Felipe V) contra los seguidores del archiduque Carlos de Austria en el contexto de la Guerra de Sucesión española. La contienda se decantó del lado franco‐español y fue una victoria decisiva para el bando borbónico, pues despejó el camino para la toma del reino de Valencia y, posteriormente, de Aragón. En los días previos al enfrentamiento, las fuerzas borbónicas lideradas por el duque de Berwick, que contaba con destacamentos españoles, franceses, suizos e irlandeses, retrocedieron a la espera de los refuerzos que estaban en camino desde Francia. En su retirada, abandonaron la poblaciones limítrofes con el reino de Valencia, mientras las tropas austracistas, al mando de las cuales se hallaba Henri de Massue, conde de Galway, y el octogenario marqués Das Minas, salieron en su búsqueda con el fin de atacarles. El ejército aliado tenía ante sí una excelente oportunidad para acabar con el contingente más importante con el que contaba la causa felipista y dar así un golpe de fuerza a favor de Carlos de Austria en la pugna por el trono de España. Sin embargo, en su marcha hacia Castilla, Galway se detuvo para tomar la plaza de Villena, donde Berwick había dejado una pequeña guarnición con el objetivo de retrasar el avance austracista. Esta maniobra de distracción fue sumamente eficaz, pues permitió la llegada del duque de Orleans con los anhelados soldados y pertrechos que otorgaban una clara superioridad numérica a los borbónicos. La jornada anterior a los combates, las tropas de Berwick acamparon junto a Almansa, donde tuvieron tiempo de descansar y de tomar posiciones en el campo de batalla. El ejército aliado, por su parte, pasó la noche cerca de Caudete, y cuando llegaron al escenario de la lucha ya llevaban varias jornadas de marcha. Los destacamentos de militares ingleses, portugueses, holandeses y alemanes (entre los que había también hugonotes franceses) se desplegaron con lentitud ante el enemigo. La batalla comenzó pasado el mediodía del 25 de Abril, con fuego de artillería de uno y otro bando. Ambos ejércitos se habían desplegado cara a cara a lo largo de 6,5 km. Los aliados, partidarios del Archiduque Carlos, alinearon 42 batallones de infantería, compuestos cada uno de 400 hombres, y 60 escuadrones de caballería, de 100 jinetes cada uno, mientras que los borbónicos dispusieron 50 batallones de infantería y 81 escuadrones de caballería, formando ambos ejércitos con dos líneas de profundidad. Los franco‐españoles poseían una ligera superioridad numérica de unos 25.500 hombres frente a 22.000 aliados. Paradójicamente, la única representación valenciana era el regimiento Valencia (luego rebautizado Jaén) de 300 hombres al mando del coronel Riera en el bando borbónico. Tras la ofensiva inicial de los batallones austracistas, se puso de manifiesto la superioridad numérica y la mejor organización del bando borbónico. Después de largas horas de sangrientos combates, las tropas aliadas, cansadas, en inferioridad numérica, y mal dirigidas, rompieron la formación entre el centro y el flanco debido al empuje de la caballería borbónica. La caballería francesa provocó la retirada de las tropas aliadas en el flanco izquierdo, mientras que las tropas de la zona central acabaron por rendirse a las 17 horas. El choque entre ambos contendientes se zanjó con una victoria aplastante de los hombres de Berwick. Las bajas en el ejército de Galway ascendieron a 6.000‐7.000, frente a las 1.500‐3.000 de las fuerzas franco‐españolas. El resto de las maltrechas huestes austracistas huyó hacia Cataluña sin dejar tropas para proteger Valencia, lo que motivó la caída de casi todas las poblaciones del reino, prácticamente, sin resistencia. Sólo unas pocas ciudades: Játiva, Alcoi, Denia y Alicante, lucharon hasta el final, y su rebeldía les valió un castigo ejemplar, siendo Játiva incendiada por orden del Felipe V, su nombre cambiado por el de San Felipe, y repoblada por personas fieles a la causa borbónica. 3. EJERCITOS EN ORDEN DE BATALLA
CONTINGENTE DE TROPAS Y DISPOSICIÓN DE LA BATALLA
Berwick contó con fuerzas españolas y la francesas, además de una unidad irlandesa. Formó su ejército en dos líneas enfrente de Almansa, con la caballería española en el ala derecha y la caballería francesa en el ala izquierda. La infantería en el centro. Galway cambio ligeramente el orden de la disposición, sus fuerzas las coloco en dos líneas pero mezcló la caballería y la infantería en ambas alas. Componía este ejército hombres de muy diversa procedencia, holandeses, hugonotes, británicos y portugueses. DISPOSICIÓN Y DESPLIEGE DE AMBOS EJÉRCITOS
ORDEN DE BATALLA DEL EJECITO FRANCO-ESPAÑOL EN LA BATALLA DE ALMANSA 1707
COMANDANTE EN JEFE JAMES FITZ-JAMES, DUQUE DE BERWICK, MARISCAL DE FRANCIA
1º LÍNEA
TG
BRIGADIER
UNIDADES
Es Bt 2º LÍNEA
SARNO
GUARDIAS DE CORPS
4
TG
BRIGADIER
UNIDADES
Es Bt
DE LA REINA
4
ARMENDARIZ
3
UBEZA Y BAEZA
3
ORDENES NUEVO
3
ORDENES VIEJO
3
CREVECOEUR
POZOBLANCO
4
CARRILLO
4
AMEZAGA
4
REAL DE ASTURIAS
4
POZOBLANCO
ALA DERECHA
POPOLI
ALA DERECHA
DÁSFELD
COLON DE
PORTUGAL
RONQUILLO
GUARDIAS ESPAÑOLAS
2
DU MAINE
2
GUARDIAS VALONAS
2
DUC DE BERWICK
1
GLYMES
BELRIEU
CASTILLA
1
BRESSE
1
MURCIA
1
DE LABOUR
1
TRUJILLO
1
CORDOBA
1
BADAJOZ
1
BAJELES
1
SEVILLA
1
ARMADA
1
BURGOS
1
ZAMORA
1
OSUNA
1
MEDOC
1
VALLADOLID
1 CENTRO
LAONOIS
2
CHARNY
SAN GIL
DAVILA
CASTILLO
CENTRO
HESSY
DU BOURDET
SILLERY
DUC DÓRLEANS
2
CHEV DE TESSE
1
ISLE DE FRANCE
1
MIROMESNII
1
SILLERY
2
GUADALAJARA
1
BIGORRE
1
PALENCIA
1
OLERON
2
SALAMANCA
1
LA COURONNE
2
JAEN
1
REDING (SUIZO)
1
CHAROLOIS
2
BLASOISOIS
2
BARROIS
2
MAILLY
2
LA SARRE
1
CHAVES
LAVOYE POLASTRON
MAILLY
ROSELLÓN VIEJO
FERNANDEZ
SEVILLA
DE CORDOVA
BLASCO
VIGNAU
ALA IZQUIERDA
DÁVARAY
DÉPINAY
3
MILAN
3
GRANADA NUEVO
3
PAREBERE
2
RUFO
4
3
ALA IZQUIERDA
PELLEPORT
2
2
GERMINON
2
DUC DE BERRY
3
ROSELLON NUEVO
4
COURTEBONNE
3
GRANADA
3
DRAGONES DE
MAHONY
3
SANDRICOURT VILLIERS
2
DÁUSEVILLE
BOUVILLE
3
43 27
PELLEPORT
RESERVA
MAHONY
ORDEN DE BATALLA DEL EJECITO AUSTRACISTA EN LA BATALLA DE ALMANSA 1707
COMANDANTES EN JEFE TENIENTE GENERAL HENRY MASSUE DE RUVIGNY, CONDE DE GALWAY
1º LINEA
COMANDANTE BRIGADA
UNIDADES
Es Bt 2º LINEA
COMANDANTE BRIGADA
GUARDAS DO
GOBERNADOR DAS
1
ARMAS DE ALEMTEJO
NORONHA
ALA
DERECHA
CONDE DE
VILLAVERDE
UNIDADES
Es Bt
OLIVENZA
2
CASTELO DA VIDE
2
GUARDAS DO
GENENRAL DA
CAVALRIA DE
ALEMTEJO
1
NORONHA
2
VELHO DE ALMEIDA
1
PARTIDO DE CAMPO
MAIOR
3
VELHO DE PENAMACOR
1
DE MELLO
VELHO DE SETUBAL
1
AUXILIAR DE SAO
GIAO DA BARRA
ALA
1 DERECHA
PROVIMCIA DE BEIRA
NOVO DE SETUBAL
1
ATAYDE
6
NOVO DE PENAMACOR
1
SILVEIRA
PARTIDO DE MOURA
PENAMACOR NOVO DE BRAGANZA
PARTIDO DA CORTE DE
LISBOA
3
1
2
MIRANDA
1
VELHO DE CHAVES
1
NOVO DE CHAVES
1
VELHO DE BRAGANZA
1
NOVO DO MINHO
1
VELHO DO MINHO
1
TRAZ-OS-MONTES
AMACA
ILHA
CAMARA
CENTRO
ERLE
L´ILSE MARAIS
PARTIDO DE
VILLAVICIOSA
2
PROVINCIA DE
ALGARVE
1
PEDRO AMASA
3
DE SERPA
1
PAARD BELCASTEL
1
NOVO DA CORTE
1
PAAR VAN KEPPELFOX
1
MOURA
1
VICOUSE
1
NOVO DE ALMEIDA
1
CASTRO
1
VIANA
1
WELDEREN
1
CAVALIER
1
L´ISLE MARAIS
1
MORDAUNT´S FOOT
1
MACCARTNEY´S
MACCARTNEY
GORGE´S FOOT
1
FOOT GUARDS
1
HARVEY´S HORSE
SCHLIPPENBACH DRAGONES DE
SCHLIPPENBACH
DRAGONDERS VAN
MATTHA
BELCASTEL
CENTRO
DOHMA-
TORCAY
1
SCHLODIEN
BOWLES´S FOOT
1
BRETON
2
QUEYROGA
2
WADE
2
2
QUEYROGA
MOUNTJOY´S FOOT
1
BLOOD´S FOOT
1
STEUART
PEARCE´S DRAGOONS 2
ALA
LORD
IZQUIERDA TYRAWLY
PETERBOROUGH´S
KILLIGREW
DRAGOONS
KILLIGREW´S
DRAGOONS
STEUART
2
1
QUEEN´S ROYAL
1
PROVINCIA DE TRAZ-OSMONTES
4
HILL´S FOOT
1
KERR´S FOOT
1
PROVINCIA DO MINHO
3
ALNUTT´S FOOT
1
STEUART´S FOOT
1
PROVINCIA DO MINHO
4
MOR DE
2
1
1
ESSEX´S DRAGOONS
1
BRETON´S FOOT
IZQUIERDA BATALHA
SOUTHWELL´S FOOT
DRAGOONS
CARPENTER
QUEYROGA
ALA
WADE´S FOOT
GUISCARD´S
NASSAU´S FOOT
1
FOOT
VAN DRIMBORN
WADE
HENRIQUES
3
2
QUEEN CONSORT´S
REGIMENT OF
2
DRAGOONS
TOTAL
37 22
23 20
4. LAS CONSECUENCIAS
Las consecuencias de la batalla trascendieron el aspecto puramente militar para adquirir un tinte político muy marcado que ha llegado hasta la España contemporánea. Poco después del éxito de Almansa, Felipe V alegó el derecho de conquista para promulgar el primero de los Decretos de Nueva Planta: se abolieron los fueros e instituciones de Aragón y Valencia y ocuparon su lugar las leyes e instituciones de Castilla. Asimismo, el castellano pasaría a ser la lengua de uso oficial en todo el territorio valenciano. Estas disposiciones entraron en vigor con efecto inmediato, y pusieron fin a más de cuatro siglos de tradición jurídica propia para dar paso a un sistema de gobierno centralista. Las leyes de Castilla se habían impuesto sobre la legislación foral de la Corona de Aragón y del Reino de Valencia. Felipe V aducía una “falta al juramento de fidelidad”, alegaba su “justo derecho de conquista” y castigaba de esta forma “la rebelión” con la asunción de los poderes propios que le pertenecían: “la imposición y derogación de leyes”. Una nueva forma de gobernar hacia su presencia en la persona de Felipe V. El absolutismo regio daría paso a lo que se ha dado en llamar el despotismo ilustrado del siglo XVIII. "...Considerando haber perdido los Reinos de Aragón y de Valencia, y todos sus habitadores por el rebelión que
cometieron, faltando enteramente al juramento de fidelidad que me hicieron como a su legítimo Rey y Señor, todos sus
fueros, privilegios, exenciones y libertades que gozaban y que con tan liberal mano se les habían concedido, así por mí
como por los Señores Reyes mis predecesores, particularizándolos en esto de los demás Reinos de esta Corona; y
tocándome el dominio absoluto de los referidos reinos de Aragón y de Valencia, pues a la circunstancia de ser
comprendidos en los demás que tan legítimamente poseo en esta Monarquía, se añade ahora la del justo derecho de la
conquista que de ellos han hecho últimamente mis Armas con el motivo de su rebelión; y considerando también, que uno
de los principales atributos de la Soberanía es la imposición y derogación de leyes, las cuales con la variedad de los
tiempos y mudanza de costumbres podría yo alterar, aun sin los graves y fundados motivos y circunstancias que hoy
concurren para ello en lo tocante a los de Aragón y Valencia.
He juzgado conveniente (así por esto como por mi deseo de reducir todos mis reinos de España a la uniformidad de
unas mismas leyes, usos, costumbres y Tribunales, gobernándose igualmente todos por las leyes de Castilla tan loables y
plausibles en todo el Universo) abolir y derogar enteramente, como desde luego doy por abolidos y derogados, todos los
referidos fueros, privilegios, práctica y costumbre hasta aquí observadas en los referidos reinos de Aragón y Valencia;
siendo mi voluntad, que éstos se reduzcan a las leyes de Castilla, y al uso, práctica y forma de gobierno que se tiene y ha
tenido en ella y en sus Tribunales sin diferencia alguna en nada; pudiendo obtener por esta razón mis fidelísimos
vasallos los Castellanos oficios y empleos en Aragón y Valencia, de la misma manera que los Aragoneses y Valencianos
han de poder en adelante gozarlos en Castilla sin ninguna distinción; facilitando yo por este medio a los Castellanos
motivos para que acrediten de nuevo los efectos de mi gratitud, dispensando en ellos los mayores premios, y gracias tan
merecidas de su experimentada y acrisolada fidelidad, y dando a los Aragoneses y Valencianos recíproca e igualmente
mayores pruebas de mi benignidad, habilitándolos para lo que no lo estaban, en medio de la gran libertad de los fueros
que gozaban antes; y ahora quedan abolidos: en cuya consecuencia he resuelto, que la Audiencia de Ministros que se ha
formado para Valencia, y la que he mandado se forme para Aragón, se gobiernen y manejen en todo y por todo como las
dos Chancillerías de Valladolid y Granada, observando literalmente las mismas regalías, leyes, práctica, ordenanzas y
costumbres que se guardan en estas, sin la menor distinción y diferencia en nada, excepto en las controversias y puntos
de jurisdicción eclesiástica, y modo de tratarla, que en esto se ha de observar la práctica y estilo que hubiere habido
hasta aquí, en consecuencia de las concordias ajustadas con la Sede Apostólica, en que no se debe variar: de cuya
resolución he querido participar al Consejo para que lo tenga entendido.”
5. FUENTES CONSULTADAS
http://rolyestrategia.com/almansa/ejercitosenfrentados.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada