Download Juntos contra el cáncer ¿Cuánto influye la herencia en el desarrollo

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Cáncer wikipedia, lookup

Cáncer de ovario wikipedia, lookup

BRCA2 wikipedia, lookup

BRCA1 wikipedia, lookup

Metástasis wikipedia, lookup

Transcript
Juntos contra el cáncer
Esta es una iniciativa de la Fundación Arturo López Pérez y El Mercurio para profundizar el conocimiento de la enfermedad, su prevención, diagnóstico y tratamiento a través de la publicación de artículos quincenales. Más información sobre el tema en www.educacion.emol.com
Viernes 7 de octubre de 2016
¿Cuánto influye la herencia en
el desarrollo del cáncer de mama?
Cuando hay más de un familiar con cáncer, generalmente se supone un
problema hereditario. Especialistas explican que todo depende del tipo
de cáncer y sobre todo de la edad del diagnóstico.
Claudia Pascual Grau,
ministra de la Mujer y la Equidad de Género
La importancia
de prevenir
diomedia
E
Cada año, se diagnostican en
nuestro país cerca de 3.000 casos
de cáncer de mama, de los cuales
solamente entre un 5% y un 10%
son de carácter hereditario, porque
se desarrollan por mutaciones
genéticas específicas que se
pueden transmitir de generación
en generación. El resto de los
casos son de carácter esporádico,
generalmente se presenta en edades
más avanzadas y no son hereditarios.
Las mutaciones asociadas al
cáncer de mama hereditario con
más frecuencia se encuentran en los
genes BRCA1 y BRCA2, a los cuales
se suman otros genes descubiertos
más recientemente (como TP53,
PTEN y PALB2).
Las personas que portan
mutaciones en BRCA1 y 2 tienen
hasta un 80% más de riesgo de
desarrollar un cáncer de mama
y 40% ovario, respecto de una
mujer sana, lo que se conoce como
síndrome de cáncer de mama y
ovario hereditario (HBOC, por su sigla
en inglés).
Es decir, el hecho de portar estas
mutaciones no solo implica un riesgo
elevado de desarrollar un cáncer
de mama, sino un riesgo elevado
de presentar cáncer de ovario y
en menor proporción cáncer de
páncreas o de próstata en varones.
Además, las pacientes que han sido
diagnosticadas con un cáncer de
mama hereditario tienen un riesgo de
hasta 60% de desarrollar un segundo
cáncer en la mama contralateral.
La doctora Eva Bustamante, jefa
de Investigación y Desarrollo del
Instituto Oncológico FALP, explica
que “las mutaciones o errores
en ciertos genes pueden ser
heredados de uno de los padres,
excepcionalmente de ambos, o
adquiridas durante la vida de una
persona. Las mutaciones que se
heredan están presentes en el ADN
de las células reproductivas (ovocitos
o espermatozoides), por lo tanto,
después de ocurrida la fecundación,
estos errores estarán presentes en
todas las células de esa persona,
implicando un mayor riesgo de
desarrollar un cáncer en el futuro.
Este riesgo es el que se hereda, no
el cáncer”.
Predisposición familiar
Cuando hay más de un familiar
con cáncer, generalmente nos
angustiamos pensando que se trata
de un problema hereditario. Sin
embargo, todo depende de qué
tipo de cáncer y sobre todo de la
edad del diagnóstico. “Si hubo un
cáncer de mama en la familia, que se
presentó a los 80 años de vida de la
abuela, es poco probable que se esté
frente a un componente hereditario,
pero si ocurrió en la abuela a los 40
y en la madre a los 35 años, eso sí
es sugerente de alguna mutación
heredable que se debe considerar”.
Antes de estudiar la predisposición
genética se confirma si existe
tendencia familiar y para esto se
elaboran árboles genealógicos
considerando la edad del diagnóstico
y el tipo de cáncer. Finalmente,
se evalúa el riesgo según criterios
de consenso internacional (ver
recuadro), a los cuales se debe
agregar la realización de un test
genético.
La doctora Mabel Hurtado,
miembro del equipo de cirugía
mamaria del Instituto Oncológico
FALP, explica que este tipo de
examen consiste en tomar una
muestra de sangre o saliva, para
buscar la presencia de mutaciones
en los genes de interés. Pero
previamente es imprescindible
conocer las implicancias, debilidades
y fortalezas del estudio, mediante
asesoramiento con profesionales
idóneos. “No es un examen de
sangre cualquiera”, ya que permitirá
tomar decisiones importantes para
el paciente y su familia. En Chile
existen diversas alternativas para
realizar esta prueba, la que puede
ser analizada en el país o en el
extranjero.
Los test genéticos proporcionan
información muy valiosa para toda
la familia, incluso para los miembros
que no hayan sido analizados. Al
conocer los cánceres que se han
presentado en la familia, el paciente
puede orientarse a mejorar sus
hábitos de vida a través de diversos
factores protectores, entre ellos,
evitar fumar, protegerse del sol,
mantener una dieta equilibrada, hacer
ejercicio regularmente, junto con
realizarse los exámenes preventivos
en forma oportuna (antígeno prostático
específico, endoscopía digestiva,
colonoscopía, mamografía, resonancia
mamaria, etc.). Asimismo, junto al
profesional se evaluarán otras medidas
de reducción de riesgo, como uso de
algún medicamento o cirugía como la
mastectomía profiláctica.
La detección precoz es
fundamental en los cánceres de
tipo hereditario, ya que mientras
más anticipadamente se realice el
diagnóstico, mayores probabilidades
de tratamiento y de sobrevida tendrá
el paciente.
l próximo 19 de octubre se
conmemora el Día Internacional de la
Lucha Contra el Cáncer de Mama, una
fecha que cada año toca de cerca a más de
3 mil mujeres, que son diagnosticadas con
esta enfermedad en nuestro país.
Si bien el cáncer de mama no puede
ser evitado, es decir, no existen conductas
que podamos adoptar para no contraer
la enfermedad, sí puede ser detectado
precozmente a través del examen de
mamografía.
En Chile, la mamografía está incorporada
al examen de medicina preventiva, lo que
implica que toda mujer entre 40 y 69 años
tiene garantizada una mamografía cada tres
años, independiente de que se atienda en
el sistema de salud pública o privada. Pero
sabemos que mientras antes comience la
prevención, mejores pronósticos vamos a
tener, por lo que el llamado es a hacerse
mamografías periódicamente y practicar la
auto-palpación, especialmente después de
los 30 años.
Como país hemos avanzado en políticas
de salud que promueven el autocuidado y
dan facilidades para que las personas sean
responsables con su bienestar. Ejemplo
de ello es la ley 20.769, promulgada por
la Presidenta Bachelet, que está vigente
desde hace dos años y que permite a
las mujeres –y hombres– que trabajan
remuneradamente y que son mayores de
40 años tomarse medio día de permiso
laboral para realizarse una mamografía, sin
que este sea descontado de su sueldo.
Es importante que las mujeres conozcan
esta normativa y que aprovechen esta
oportunidad. El tiempo solicitado para
realizarse este examen es considerado,
para todos los efectos legales, como horas
trabajadas.
Una de las mayores complicaciones
que enfrentan las mujeres diagnosticadas
con cáncer de mama tiene que ver con
el alto costo del tratamiento. Por ello es
que se han hecho esfuerzos por avanzar
en una mayor protección de ellas cuando
enfrentan esta enfermedad, incorporando
la patología en la Ley Ricarte Soto y
garantizando con ello el acceso a un
medicamento de alto costo.
Sin embargo, pese a los avances en
los tratamientos médicos, cada año
mueren en Chile cerca de 1.400 mujeres
por causa del cáncer de mama y por ello
es que debemos seguir sumando fuerzas
desde el mundo público y privado para
que las mujeres tomen conciencia de la
importancia de prevenir y actuar a tiempo
ante esta enfermedad.
Cuando el cáncer de mama se detecta a
tiempo, es decir, en su etapa inicial, más
del 70% de las mujeres afectadas logra
curarse. Por eso, en este mes del cáncer
de mama el llamado a las mujeres es a
prevenir, para tener una mejor salud.
Las ventajas de la tomoterapia en el tratamiento
La tecnología ha dado grandes pasos en el tratamiento
del cáncer de mama. El equipo TomoTherapy HD permite
dosificar la intensidad de la radiación y adaptarse al
movimiento de los órganos, proporcionando excelentes
resultados clínicos y permitiendo tratamientos más breves.
El sistema TomoTherapy es
el único sistema de radiación
helicoidal específicamente
diseñado para radioterapia guiada
por imágenes de intensidad
modulada (IG-IMRT por sus
siglas en inglés). Aprovechando
una plataforma basada en un
tomógrafo de megavoltaje,
permite la administración continua
de radiación desde 360 grados
alrededor del paciente, con una
dosis homogénea y altamente
ajustada a la anatomía del
paciente.
“Esto es especialmente
importante para las mujeres con
diagnóstico de cáncer en la mama
izquierda, donde el tumor puede
estar cerca de órganos críticos
como el corazón”, precisa el
oncólogo radioterapeuta Moisés
Russo, quien agrega que la
arquitectura exclusiva del sistema
ayuda a garantizar los más altos
niveles de precisión, a la vez
que minimiza la dosis para los
órganos en riesgo, reduciendo
así la toxicidad. El equipo permite
entregar la radiación por 1.400
puntos de entrada.
El sistema TomoTherapy puede
tratar todas las indicaciones
estándar de radioterapia, además
de casos complejos como la
irradiación total de médula ósea.
Los radio-oncólogos del Instituto
Oncológico FALP comenzaron
durante octubre la operación de
este equipo en pacientes con
cáncer de mama, con el apoyo
del oncólogo radioterapeuta Víctor
Caceros, director médico del
Centro Internacional de Cáncer de
El Salvador.
Todas las pacientes con
cáncer de mama que requieren
radioterapia pueden ser tratadas
en este equipo, independiente de
cuan complejo sea su tratamiento.
El número de sesiones es
variable, pero con la precisión de
este equipo es posible realizar
tratamientos desde 5 días hasta
33 días, considerablemente más
breves que los tratamientos
convencionales.
El sistema permite administrar
los planes de tratamiento con
guía de imágenes tomográficas
diarias integradas, mejorando la
precisión y administrando una
radiación de intensidad modulada
altamente precisa, evitando
en forma óptima afectar las
estructuras críticas y los tejidos
sanos.
“Los patrones de movimiento
del tumor son calculados en
forma precisa antes de que
el tratamiento inicie de tal
forma que la intensidad de los
haces de radiación entregados
corresponden a la forma y a la
posición del tumor del paciente,
además de detectar cualquier
movimiento del paciente durante
la radiación”.