Download Stuart Mill: El contexto histórico

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
Stuart Mill: El contexto histórico

S. XIX, el siglo de las revoluciones, expansión de la revolución industrial y
consolidación del poder de la burguesía frente a la aristocracia del antiguo régimen.
Surge una nueva sociedad industrial, así como la economía empresarial y de libre
mercado, empujadas por el progreso científico y técnico.
o Las revoluciones burguesas (1830 y 1848) implican una defensa del
liberalismo y nacionalismo.
o Revolución social: la burguesía se enfrenta a los privilegios y la ideología de
la nobleza aristocrática erigiéndose en clase dominante. Grandes cambios
sociales: triunfa la burguesía y paralelamente Aparición de la clase obrera
asalariada ligada a la industrialización, que trabaja en unas condiciones
inhumanas. La clase obrera lentamente va adquiriendo consciencia de su
situación de opresión. Socialistas y anarquistas se enfrentan a las
consecuencias de la revolución industrial y proponen programas de
transformación social.
o Revolución económica: desarrollo del capitalismo
o Revolución industrial

El liberalismo es la ideología de la clase burguesa que se manifiesta en diferentes
niveles:
1.- Económico: Basado en la riqueza y la propiedad privada; se opone al
dirigismo del Estado y es la base doctrinal del capitalismo
2.- Político: opuesto a despotismo, es el fundamento del gobierno representativo
y del parlamentarismo censatario (sólo tienen derecho a votar los que disponen
de una renta determinada, por lo tanto, se mantiene la desigualdad social).
Defiende la separación de poderes, descentralización el no control parlamentario
y la no intervención del Estado en materia económica y social. Defiende las
libertades, pero consagra la desigualdad.
3.- Intelectual: Caracterizado por la defensa de la tolerancia y el deseo de
conciliación.
El liberalismo es individualista y también racionalista (se opone a los
dogmatismos)
S. Mill, defiende las conquistas sociales más progresistas con el utilitarismo
social, una especie de liberalismo socialista (o liberalismo de izquierdas)
El utilitarismo tiene grandes repercusiones políticas; es el inspirador del Estado
del bienestar, ingrediente fundamental de las ideologías socialdemócratas.
Defiende el Estado de mínimos, frente al capitalismo salvaje, por un lado, y,
frente al Estado de máximos y el total control de la economía que defendía el
socialismo de la época.