Download alberto núñez feijoo - Colegio Oficial de Médicos de A Coruña

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
A saúde de Galicia
rEVISTA OFICIAL DEL COLEGIO MÉDICO
DE A CORUÑA
MARZO de 2012 ✖ número 20
PABLO SIMÓN, en el
seminario de bioética del Colegio
ESPECIAL SANIDAD Y CRISIS:
Escriben: V. Ortún, J. R. Repullo, E. Castellón, R. Bugarín,
A. Castro, F. Diz-Lois, J. Santacreu, M. Martín, M.L. Lores
y D. Gracia. Opinan: J.J. Rodríguez Sendín, L. Vidán,
J.I. Vidal Pardo, C. Díaz-Santiago, P. Martínez y F. Rivas
ALBERTO
NÚÑEZ FEIJOO
PRESIDENTE DE LA XUNTA
“Lo urgente es garantizar la
sostenibilidad del SNS”
“Para lograrlo, pido el compromiso y
la responsabilidad de los médicos”
Reportaje: Cirugía de
reparación compleja de la
válvula mitral en el CHUAC
Sumario
editorial
#3. EDITORIAL. #4. SANIDAD Y CRISIS. Escriben y opinan: Luciano Vidán, Carlos Díaz
Santiago, José Ignacio Vidal Pardo, Juan José Rodríguez Sendín, Patricio Martínez, Fernando
Rivas, Vicente Ortún, Rosendo Bugarín, Enrique Castellón, Alfonso Castro, José Ramón Repullo,
Fernando Diz-Lois, Josep Santacreu, Manuel Martín, María Luisa Lores y Diego Gracia.
#34. ENTREVISTA. Alberto Núñez Feijoo: “Lo urgente es garantizar la sostenibilidad del Sistema
Nacional de Salud”. #48. ASOCIACIÓN DE PACIENTES. Federación Gallega de Enfermedades
Raras y Crónicas. #52. UNIDAD DE REFERENCIA. Reparación compleja de la válvula mitral en
el CHUAC. #55. Vinte anos de Sergas. #56. SOCIEDAD CIENTÍFICA. Sociedade Galega de
Cardioloxía. #58. ONG. Fundación Renal ‘Íñigo Álvarez de Toledo’. #60. BIOÉTICA. Pablo Simón:
“La legislación española es difusa en la asistencia al final de la vida”. #62.. ACTUALIDAD COLEGIAL.
Ayuntamiento y Colegio preparan un homenaje a Nóvoa Santos. #64. Aprobados los cambios en la
Comisión Deontológica. #65. MOTOR.- #66. RUTAS POR GALICIA. Eume, historia e natureza.
COmprometidos co sistema
nacional de saúde
E
sta edición, a número 20 de A Saúde de Galicia, está dedicada fundamentalmente a analizar o impacto
da crise económica no Sistema Nacional
de Saúde. Non podía ser doutro xeito,
dado a treboada que está caendo. Para
elo pedimos e obtivemos a colaboración
de destacados médicos e expertos en xestión sanitaria. Así, nas seguintes páxinas, o
lector atoparase con artigos de persoeiros
tan relevantes como Vicente Ortún, Diego
Gracia, Manuel Martín, María Luisa Lores,
José Ramón Repullo, Fernando Diz-Lois e
Alfonso Castro Beiras, entre outros.
E nesa mesma liña, prestamos atención a
rolda de prensa celebrada no Colexio onde
se deu lectura ao manifesto: Los médicos
nos rebelamos frente a los recortes, aprobado
por unanimidade por todos os colexios
de España. Tamén profundizamos no foro
celebrado en Santiago, organizado polo
Consello Galego de Colexios Médicos e a
a delegación en Galicia da UIMP, baixo o
título: La profesión médica ante la crisis. Un
foro no que os protagonistas foron Juan
José Rodríguez Sendín, José Ignacio Vidal
Pardo, Patricio Martínez e Fernando Rivas.
A guinda a todo este despregue xornalístico pona unha entrevista en exclusiva, na
súa residencia de Monte Pío, co presidente
da Xunta, Alberto Núñez Feijoo, co que
abordamos, ademais da crise da Sanidade,
os problemas e os retos que o país ten
nestes momentos.
Os membros da xunta directiva do Colexio Oficial de Médicos da Coruña estamos tamén nesta preocupación e na
procura de solucións que fagan sostible
e garantan o futuro do SNS. E facémolo
desde a deontoloxía e a ética médicas,
non desde posicións sindicais ou partidarias, que transcenden o noso ámbito
de actuación.
O Código Deontolóxico, recentemente
aprobado, deixa moi claro que un colexio
coma o noso, de afiliación obrigatoria,
debe velar pola primacia do benestar dos
enfermos, o respecto á súa autonomía, a
promoción da xustiza social que favoreza a
distribución equitativa dos recursos sanitarios e a non discriminación, e a defensa
da profesión médica.
Neste viero estamos. E neste vieiro seguiremos, comprometidos cun magínfico
Sistema Nacional de Saúde que herdamos
dos nosos país, que contribuímos a desenvolver, e que temos a obriga de deixar
aos nosos fillos e netos.
Xunta directiva do COMC: Luciano Vidán, Guillermo Debén,
Enriqueta Rivas, Enrique Castellón, Rosa Arroyo, Javier de Toro,
Bernardo Seoane, Diego Bellido, Rosendo Bugarín, Manuel
Bustamante, María Luz Couce, Marisa Crespo, Carlos Díaz, Félix
Paredes, Manuel Portela, Luis Ríos y Juan Suárez Barros.
3
a saúde de galicia
de Galicia
A saúde
Edita:
Colegio Oficial de
Médicos de A Coruña
Director:
Francisco Docampo
Redacción:
A. Losada, Pilar Pérez y
Víctor Porto
Fotografía:
Antía García Sendón
Maquetación:
Marta Álvarez
Producción:
aguamarinacomunicacion.es
Imprenta:
Mundo
D.L. C- 183 - 2009
sanidad
y crisis
Los doctores Carlos Díaz Santiago y Luciano Vidán, en la rueda de prensa
Rueda de prensa
Luciano Vidán:
“Es el momento
de que los
políticos
nos digan la
verdad”
El presidente del COMC exige conocer
“los males” de la Sanidad, porque “sin
un buen diagnóstico, mal podremos
instaurar un tratamiento”
reflexiones: nuestro sistema es
barato porque las remuneraciones de los médicos españoles
son las más bajas de nuestro
entorno europeo; y, si somos el
país que menos dedicamos a la
Sanidad, ¿cómo se puede decir
que es insostenible?”
Al hilo de estas reflexiones, el
presidente del Colegio señaló
que “desde fuentes oficiales, se
nos asegura que la sanidad pública española tiene un déficit
que oscila entre los 15.000 y
los 20.000 millones de euros.
Los médicos demandamos
que, de una vez por todas, los
responsables políticos nos digan la verdad sobre la cuantía
de la deuda, el importe de las
facturas no contabilizadas, que
permanecen ocultas en los cajones, y lo que es más importante,
en dónde está el problema: ¿En
el sueldo de los profesionales?
¿En el catálogo de prestaciones? ¿En las infraestructuras?
¿En la tecnología?.... Necesitamos saberlo porque si no
hacemos un buen diagnóstico
de la causa, malamente podre-
Por Pilar Pérez
“Los médicos abogamos
por reformas. No somos partidarios de los recortes fáciles,
lineales y ajenos a una cuestión
irrenunciable: dar una atención
de calidad al paciente”, aseguró
el presidente del Colegio Médico, Luciano Vidán, ante los
medios de comunicación, en
una rueda de prensa que tuvo
lugar el 14 de febrero, en la
sede colegial de Salvador de
Madariaga.
El presidente del COMC,
acompañado por el vocal de
Atención Primaria, Carlos Díaz
Santiago, dio lectura al comunicado titulado Los médicos nos
rebelamos frente a los recortes,
aprobado en la asamblea del 28
de enero del Consejo General de
Colegios Oficiales de Médicos
(CGOM). Durante la jornada,
este texto se reprodujo en las
instituciones colegiales de toda
España.
Sin embargo, el doctor Vidán
dio también voz a la preocupación de la inmensa mayoría de
los facultativos que forman parte del Colegio de A Coruña, y recordó que “nuestro país cuenta
con el mejor Sistema Nacional
de Salud, en relación calidad/
precio”, y que el porcentaje
del 6,7% del PIB que España
se gasta en Sanidad, está muy
por debajo de la práctica totalidad de los países desarrollados.
“Por lo tanto, me permito dos
4
a saúde de galicia
“Los médicos, como
siempre, estaremos
a la altura de las
circunstancias”
“Las reformas
deben
fundamentarse en
un conocimiento
preciso de la
realidad de la
práctica médica”
“Nuestro sistema
es barato porque
las remuneraciones
de los facultativos
españoles son
las más bajas de
nuestro entorno”
sanidad y crisis
“Algunos centros de
Primaria comienzan
a tener listas de
espera de hasta
siete u ocho días”
CARLOS DÍAZ
“Los facultativos deben tener
presencia efectiva en las decisiones
que asignen recursos asistenciales”
El presidente del
Colegio dio lectural
al comunicado de la
OMC: ‘Los médicos
nos rebelamos
contra los recortes’
“Nos estamos alejando cada vez
más de una Medicina de calidad”
El déficit del SNS
oscila entre los
15.000 y los 20.000
millones
LUCIANO VIDÁN
DR. DÍAZ SANTIAGO
mos instaurar un tratamiento
correcto”.
Por lo tanto, según Luciano
Vidán, “ha llegado el momento
de que los responsables políticos nos digan cuál es el déficit
del SNS y cuáles son sus males.
También ha llegado la ocasión
de que los presupuestos para
la Sanidad sean finalistas y no,
como sucede ahora, que parte
de ellos se destinen a cubrir
otros huecos de los Presupuestos Generales”.
En este contexto, el doctor
Vidán aseguró que los facultativos españoles han visto
como su poder adquisitivo se
reducía entre un 20% y un 25%
en tan solo un año. “Y, pese a
todo, cuando las autoridades
nos han pedido apoyo para resolver problemas tan concretos
como el gasto farmacéutico, se
lo hemos dado, y los resultados
están a la vista. En el caso de
Galicia, con un ahorro diario
de 350.000 euros, sin que, en
ningún momento, se haya resentido ni la cartera de servicios ni su calidad”. Por eso, el
presidente del COMC exige que
“cualquier decisión de reasignación de recursos debe contribuir a mejorar la eficiencia
de la prestación, y responder a
criterios clínicos de efectividad.
Solo así podremos preservar la
calidad y garantizar un sistema
sanitario sostenible”.
“En esta encrucijada, los médicos se encuentran ante el reto
de simultanear dos objetivos en
apariencia contradictorios: seguir representando fielmente
los intereses de nuestros pacientes, a los que nunca defrau-
daremos, y, al mismo tiempo,
redistribuir los recursos personales, organizativos y tecnológicos de manera equitativa al
conjunto de la población. Y,
como siempre, estaremos a la
altura de las circunstancias”,
en palabras de Luciano Vidán.
Justo antes de dar lectura
al comunicado del CGOM, el
presidente de los facultativos
coruñeses afirmó: “Para acometer las reformas que hagan
más eficiente y sostenible el
Sistema Nacional de Salud, los
médicos deben tener presen-
Al encuentro con los medios, asistieron los doctores Docanto y Andión
5
a saúde de galicia
cia efectiva en las decisiones
que asignen recursos asistenciales, deben asumir sus responsabilidades y liderar estos
procesos. Las reformas deben
fundamentarse en un conocimiento preciso de la realidad
de la práctica médica. Y esto es
absolutamente imposible sin
la presencia y liderazgo de los
profesionales de la Medicina
en los ámbitos donde se adopten las decisiones”.
Por su parte, Carlos Díaz Santiago denunció que en Atención Primaria los recortes están
afectando muy especialmente
a las sustituciones de bajas y
vacaciones. “Ahora, cuando un
médico se ausenta, no se cubre
su puesto a tiempo completo. A
algunos, se les cubre un día de
cada tres, y el resto de las jornadas, solo durante unas pocas
horas. Los pacientes de otros se
reparten entre los compañeros.
Y, en ciertos casos, se bloquea
la consulta y hay ciudadanos
que se quedan sin atención.
Esto es lo que está ocurriendo”.
Díaz Santiago recordó que
este problema, que se reproduce desde hace dos años, está
agravándose día a día. “ Ahora,
los facultativos tenemos que
ver a nuestros pacientes, a los
de los compañeros que sustituimos, y las posibles urgencias
imprevistas que puedan aparecer. En vez de diez minutos
para cada consulta, tenemos
dos”. A consecuencia de esta
situación, “algunos centros de
Atención Primaria comienzan
a tener lista de espera de hasta siete u ocho días. ¿Cómo no
las va a haber en especializada?
Aunque, para ser justos, hemos
de reconocer que se ha avanzado mucho en las patologías
graves”.
De todos modos, el vocal de
Atención Primaria sentenció:
“Nos estamos alejando cada vez
más de una Medicina de calidad. Todos los grupos políticos
hablan siempre de que el centro
de la atención sanitaria es el
paciente. Pero, viendo como estamos, me da la risa cada vez
que los oigo”.
sanidad y crisis
Reformas sí,
recortes no
Durante la jornada, intervinieron el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM),
Juan José Rodríguez Sendín;
el secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, Patricio Martínez; el representante nacional
de la sección de Médicos en
Formación y/o Postgrado del
CGCOM, Fernando Rivas; y
el presidente del CGCM, José
Ignacio Vidal Pardo, que también ejerció como moderador.
En estas páginas, recogemos
los argumentos de todos ellos.
Vidal Pardo abrió el foro con
algunas reflexiones destinadas
a “ofrecer una alternativa al
discurso político, que solo se
centra en los recortes”. Desde
su punto de vista, “cuando
hablamos de la sostenibilidad
del sistema sanitario significa que debemos mantener las
prestaciones con la calidad que
tienen actualmente, pero realizando al mismo tiempo un
control del gasto”.
En su opinión, “partimos de
una situación en la que el gasto medio en salud es del 9,2%
El Consello Galego de Colexios Médicos y
la UIMP organizaron el foro ‘La profesión
médica ante la crisis’, en la delegación
del COMC en Santiago
Por Víctor Porto
La sede del Colegio en Santiago de Compostela acogió,
el pasado 9 de febrero, la celebración del foro La profesión
médica ante la crisis, organizado por el Consello Galego de
Colexios Médicos (CGCM), en
colaboración con la Universidad
Internacional Menéndez Pelayo
(UIMP). Este encuentro estuvo
dedicado a analizar el impacto que la situación económica
actual está teniendo sobre el
Sistema Nacional de Salud, en
general, y sobre los facultativos,
en particular.
Luciano Vidán, José María Fraga y Xosé Luis Barreiro
6
a saúde de galicia
del PIB, si contabilizamos la
inversión pública y la privada. Es uno de los porcentajes
más bajos de nuestro entorno.
Y cuando disminuye el PIB, y
se incrementan los costes de la
Sanidad, el gasto puede llegar
al 10%, como mucho, lo que
lleva a algunos a afirmar que el
sistema es insostenible”.
Para el presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, las causas del incremento
de la factura sanitaria pasan
por el envejecimiento de la
población, el alto coste de la
tecnología médica, el aumento
de la expectativa de vida, las
enfermedades crónicas, el incremento de los tratamientos
cardiovasculares, la excesiva
frecuentación de los servicios,
y la dispersión poblacional,
“un problema de gran relevancia en Galicia”.
De toda esta lista, Vidal Pardo hizo especial hincapié en el
aumento de la media de edad
de la población, “que irá a más
con el correr de los años”, y
citó varios datos sobre su impacto en el SNS: “Entre los 65
y los 79 años, el gasto sanitario
sanidad y crisis
“No tiene sentido
que haya médicos
que ven cinco
pacientes al día,
mientras otros
consultan a cien,
ni que existan
centros de salud a
dos quilómetros de
distancia”
“Debemos mejorar
nuestra eficiencia
en atender a
pacientes crónicos
y de edad avanzada,
liberando al médico
de las tareas más
rutinarias”
“La Sanidad no es
un gasto. Genera
más del 5% del PIB
y da empleo a más
de un millón de
personas”
“Tendremos que
priorizar en las
listas de espera,
y clasificar los
servicios por
su ratio costebeneficio”
“Deberíamos
considerar la
solución del ticket
moderador, que
ya se aplica en
Cataluña”
DR. VIDAL PARDO
Patricio Martínez, Juan José Rodríguez Sendín y José Ignacio Vidal Pardo
lidad del copago, “aunque sea
de un ciudadano se multiplica
una palabra tabú. La mayoría
por cuatro. Entre los 80 y los
94, el aumento es siete veces
de los países europeos lo aplican y nosotros no somos una
mayor. Y después de los 95
años, se incrementa por trece”.
excepción. Tenemos copago
Otro rasgo que consideró
farmacéutico, aunque ha vedestacable es que “los españonido disminuyendo. Según
les vamos al médico un 40%
Antares Consulting, hace 20
más que la media de los paíaños, los ciudadanos pagaban
directamente el 11% del gasto
ses de nuestro entorno. Según
en recetas mientras que, en esdatos del año 2008, cuatro de
tos momentos, el porcentaje es
cada diez gallegos van al médel 5%”. Por lo tanto, se mostró
dico una o dos veces al mes,
partidario de reformar el sisteuna ‘hiperfrecuentación’ que
ma, “ya que hoy tenemos pendifícilmente se puede permitir
sionistas que cobran más que
un sistema sanitario”.
muchos trabajadores” y animó
Con estas cifras sobre la
a “considerar la solución del
mesa, el presidente del Conticket moderador, que ya se
sello Galego propuso una “tormenta de ideas” para buscar
aplica en Cataluña, y que posiblemente serviría para consoluciones. Sugirió “invertir
trolar la hiperfrecuentación”.
en prevención, y gestionar un
catálogo de prestaciones en el
Vidal Pardo recordó que el
que se fije cuáles son las comodelo de nuestro Sistema
berturas básicas y
cuáles las complementarias. Tendremos que priorizar
en las listas de espera, y clasificar los
servicios por su ratio coste-beneficio,
pero según el criterio de entidades
independientes”.
El presidente del
CGCM consideró
también la posibiPúblico asistente al foro
7
a saúde de galicia
Nacional de Salud “está ya
agotado y necesita cambios,
aunque las administraciones sean reticentes. En Galicia necesitamos, cuanto
antes, adaptar los medios y
el personal a las necesidades
demográficas. No tiene sentido que haya médicos que
ven cinco pacientes al día,
mientras otros consultan a
cien. Ni que existan centros
de salud a dos quilómetros de
distancia solo para satisfacer
localismos. Paralelamente,
debemos mejorar nuestra eficiencia en atender a pacientes
crónicos y de edad avanzada,
deslindando al médico de las
tareas más rutinarias”.
Y, a modo de conclusión,
recordó que “la sanidad no
siempre es un gasto, ya que
genera más del 5% del PIB,
gestiona más
de 60.000
millones de
euros, y da
empleo a más
de un millón
de personas.
Por lo tanto,
los profesionales debemos implicarnos y ser
motores del
cambio”.
sanidad y crisis
Rodríguez Sendín:
“No es cierto que el
SNS sea un lujo. Es un
derecho irrenunciable”
El presidente de la OMC anima a los
facultativos a no asumir reducciones
lineales, y a “decirles a nuestros pacientes
lo que está ocurriendo”
mo sin hacer ningún cambio
estructural”.
El presidente del CGCOM
explicó que “al defender la
calidad asistencial frente a los
recortes, estamos defendiendo
la sanidad pública. No podemos
permitir que retroceda, espe-
Por V. P.
Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo
General de Colegios Oficiales
de Médicos (CGCOM), señaló
en el foro celebrado en Compostela que la sostenibilidad
del Sistema Nacional de Salud debe ser entendida como
un debate ético, en el que los
médicos deben tener una postura clara: “Si somos fieles a los
principios que señala nuestro
código deontológico, debemos
rebelarnos ante los recortes. Y
con esto no estoy incitando a
la huelga, sino a decir no, a comunicarle a nuestros pacientes
lo que ocurre, a no cansarse de
repetirlo, porque la palabra es
un arma poderosa, y todos nosotros tenemos púlpito diario”.
Rodríguez Sendín explicó
que, como consecuencia de “la
crisis económica y de confianza
que vivimos, llegan a la Sanidad los llamados ‘recortes’.Y
a los médicos se nos pide que
asumamos una serie de cambios, que se han decidido sin
consultarnos en absoluto. Exigen que hagamos lo mismo con
menos, cosa que no siempre es
posible. No podemos apagar
fuegos con una regadera en
vez de un extintor”.
El presidente de la OMC recordó que “podemos aceptar
cialmente cuando no se nos ha
explicado por qué es necesario.
Por ejemplo, en Andalucía los
recortes dependerán de lo que
ocurra en las próximas elecciones autonómicas. ¿Es esto
serio?”
En esta línea, Rodríguez Sendín señaló también la falsedad
de varios argumentos que suelen emplearse para justificar
la reducción de los recursos
sanitarios: “No es cierto que
nuestro SNS sea un lujo. Es
una necesidad social, un sector productivo estratégico, generador de riqueza, bienestar,
innovación y empleo cualificado; además de estar basado
en los principios de equidad y
solidaridad. Es un patrimonio
colectivo y un derecho irrenunciable de los ciudadanos”.
que se establezca la cuantía
de los recortes, pero no que
sean indiscriminados, porque
su aplicación en cada uno de
nuestros servicios puede hacerse de muchas maneras.
No hablamos de cuantía –insistió–, sino de métodos. Por
ejemplo, si meto la tijera de
forma lineal, puedo dejar fuera
de la lista de espera tanto a un
paciente con un juanete como
a otro con cáncer”.
“Nos exigen que
hagamos lo mismo
con menos, pero no
podemos apagar
fuegos con una
regadera en vez de
un extintor”
En segundo lugar, Rodríguez
Sendín criticó que todas las
propuestas políticas se dirijan
a la simple reducción de gastos,
sin plantear ninguna reforma.
En un tono irónico que dominó
toda su intervención, añadió:
“Claro que no son necesarias
reformas, si lo estábamos haciendo todo perfecto. Desde la
época del señor Abril Martorell
se viene hablando de lo mis-
El presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín
8
a saúde de galicia
sanidad y crisis
También es falso, según los
datos ofrecidos por Sendín, que
España gaste mucho en Sanidad: “Somos uno de los países
desarrollados que menos invierte en salud, pero tenemos
una de las mejores carteras de
servicio, y unos excelentes indicadores de salud. Estamos en
una posición privilegiada, entonces ¿de qué estamos hablando?”. En la misma línea añadió, “es mentira que la deuda
sanitaria sea elevadísima. Eso
ocurriría si hubiéramos tenido un presupuesto finalista, y
lo hubiéramos despilfarrado.
Pero lo que tenemos es un déficit acumulado de dinero que
se ha ido por otras vías, y nadie
nos aclara a dónde”.
Además, discrepó con José
Ignacio Vidal Pardo al señalar
que “cuando afirmamos que los
españoles vamos mucho al médico, estamos diciendo una verdad a medias. Todo depende de
cómo contabilicemos los datos.
“Si meto la tijera
de forma lineal,
puedo dejar fuera
de la lista de espera
tanto a un paciente
con un juanete
como a otro con
cáncer”
“En Andalucía
los recortes
dependerán de
lo que ocurra
en las próximas
elecciones
autonómicas. ¿Es
esto serio?”
Van mucho a primaria porque
tienen que ir a buscar recetas,
o porque desdoblamos los episodios en múltiples acontecimientos y les obligamos a pedir
varias citas. Todos sabemos que
la labor de los médicos de familia y las enfermeras de primaria
no está debidamente ajustada”.
Para Rodríguez Sendín, toda
solución a los problemas de
la sanidad debe pasar por un
enfoque integral, “y no por
implantar un copago aislado,
como si fuese fruto de un ataque de ira”. Desde su punto de
vista, “lo primero es conocer
la verdad sobre el estado del
SNS”, y luego, deberían acometerse una serie de actuaciones
prioritarias.
En primer lugar, el presidente del CGCOM explica que “no
tenemos economía de escala
para la adquisición de nuevas
tecnologías. Compran 17 servicios a precios distintos, y esto
es un disparate”. Tampoco se
controla el gasto variable, “que
es lo que determina todo”, y
todo el sistema funciona con
una gran opacidad, “que es
la antesala de la corrupción”.
Incidió, asimismo, en que no
existe coordinación ni intercambio de información entre
las comunidades autónomas,
lo que muestra la “perdida de
sentido” del Consejo Interterritorial. Propuso también un
cambio en el modelo retributivo de los médicos, porque
“el actual trata igual a los desiguales, y no tiene en cuenta
quién lo hace bien y quién lo
hace mal”.
“Algunos médicos me preguntan por qué debemos cargarnos con unos estándares
éticos que los poderes públicos,
claramente, no respetan. Podíamos mirar solo por nuestros intereses, pero nuestro papel es
el de rescatar a los más débiles,
nuestros pacientes”, concluyó
Rodríguez Sendín.
sanidad y crisis
Patricio
Martínez
“La sanidad
pública está en
bancarrota”
Políticos y
gestores nos
han llevado a
una deuda que
se sitúa entre
los 15.000 y los
18.000 millones
de euros
10
a saúde de galicia
sanidad y crisis
¿Cuál es la situación de la CESM en
estos momentos?
La CESM tuvo una gran visión en 1979,
cuando Juan Blázquez empezó a llamar
a los sindicatos médicos que, por aquel
entonces, estaban desperdigados. Con gran
ilusión, los animó a unirse y trabajar juntos, en un anticipo de lo que sería el Estado de las Autonomías. La Confederación
tuvo un momento álgido en sus comienzos,
cuando participó en las negociaciones con
el Insalud. Lo que ocurre es que, después
de las transferencias de los servicios sanitarios a las Comunidades Autónomas,
funcionamos en clave interterritorial, en la
que todos pertenecemos a un determinado
sindicato autonómico, que goza de total
independencia. Permanecemos unidos
en la CESM porque el Estado español no
puede dejar de tener representación en la
Europa comunitaria, y para eso necesitamos una organización centralizada. Pero,
indudablemente, la Confederación necesita
ahora un impulso.
¿Pero alguien tiene una visión global de lo que es el SNS?
Estamos en 17 reinos de taifas. Y eso no
es bueno. No soy partidario de retroceder
en las transferencias, pero es necesario que
nos coordinemos de forma interterritorial.
Deberíamos tener un catálogo de prestaciones único, una sola tarjeta sanitaria, y
un mismo calendario vacunal. Es hora de
tener un presupuesto finalista, que todo lo
que se recauda para la Sanidad se gaste en
Sanidad, y no en media docena de embajadas. Ahora mismo, tanto la CESM, como
el Consejo Interterritorial y el ministerio
deberían reflexionar en profundidad.
Patricio Martínez Jiménez,
secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), fue
uno de los protagonistas del
foro La profesión médica ante
la crisis, que se celebró en la
sede del Colegio en Santiago,
organizado por el Consello
Galego de Colexios Médicos
y la delegación de Galicia de
la Universidad Internacional
Menéndez Pelayo. Antes de
su intervención pudimos entrevistarlo durante cincuenta
minutos. Por Paco Docampo
¿En qué sentido?
En este contexto, creo que deberíamos
repensar la Confederación, lo que haremos en nuestro próximo congreso, los
días 1 y 2 de junio, en Murcia. Debemos
reforzar los vínculos entre los distintos
sindicatos autonómicos, pero respetando
siempre la libertad de cada uno. No hay
que olvidar que hemos sido capaces de
organizar el enfoque de la profesión médica. Somos los depositarios de la confianza
del ciudadano, que acude a nosotros para
que le repongamos su salud. Ponemos
nuestros conocimientos al servicio del
público durante más horas que nadie, si
contamos las guardias, y por eso debemos exigir el cumplimiento de la Ley de
Ordenación de la Profesión Médica, que
establece un mismo desarrollo para todos
los facultativos.
11
a saúde de galicia
“Debemos tener
un presupuesto
finalista, en el que
lo que se recauda
para la Sanidad se
gaste en Sanidad”
“sería lógico pedirles
responsabilidad
civil y penal a todos
los gobernantes
que comiencen a
gestionar el dinero
público”
“La clave es contar
con un Consejo
Interterritorial
que tome decisiones
vinculantes y
ofrezca una
cartera de servicios
igual en todo el
Estado”
Desde el punto de vista de la CESM,
¿cuáles son los problemas más graves del SNS?
Estamos en una situación de bancarrota, sin la menor duda. En el 2005,
Zapatero puso el cuentaquilómetros a
cero, y prometió establecer presupuestos
finalistas. Era una medida que nosotros
llevábamos mucho tiempo reivindicando,
y que serviría para evitar el despilfarro
en el SNS, un bien de todos los ciudadanos. Sin embargo, estas promesas se
quedaron en nada. Políticos y gestores
siguieron metiendo facturas en los cajones, un error que no se puede atribuir al
PSOE o al PP, sino a todo aquel que ha
tenido responsabilidades en un gobierno
autonómico. Así, todos estos desvergonzados nos han llevado a tener una deuda
sanidad y crisis
que se sitúa entre los 15.000 y los 18.000
millones de euros.
¿Debería sancionarse a los responsables?
Lo que sería lógico y justo sería pedirles
responsabilidad civil y penal a todos los
gobernantes que a partir de hoy comenzasen a gestionar el dinero público. Pero no
podemos establecer sanciones con carácter
retroactivo. La clave, insisto, no es castigar,
sino contar con un Consejo Interterritorial
que pueda tomar decisiones vinculantes,
ofrecer una cartera de servicios que sea
igual en todo el Estado, y unos presupuestos finalistas. No es justo que, en la inversión en Sanidad que realizan las distintas
comunidades autónomas, haya diferencias
de hasta 500 euros por habitante.
Visto desde dentro, desde el sistema, ¿dónde están las bolsas de ineficiencia? ¿Cómo podemos hacerlo
más sostenible?
Sostenible y perdurable, porque no solo
debe sobrevivir, sino prever como va a desarrollarse y con qué tratamiento lo vamos
a cuidar. Tal vez sea el momento de volver
a hablar de Abril Martorell que, en 1991,
redactó un informe en el que apuntaba
soluciones mejores y peores, pero que
nunca fueron aplicadas. Enterraron aquel
texto, y ahora está empezando a aflorar
otra vez. Por mi parte, del mismo modo
que defiendo que no es necesario devolverle competencias al Gobierno central,
sostengo que debemos adelgazar el Estado
de las Autonomías desde el punto de vista
sanitario, en todo lo que es la representación política, de gestión y la burocracia
administrativa. Ya en la huelga del 95, que
fue muy importante desde el punto de vista
de nuestra profesión, advertíamos de que
la sanidad estaba enferma, aunque los políticos se negaban a llamar al médico. No
olvidemos que los facultativos tienen el
control de un 80% del gasto en la punta de
sus bolígrafos y, por lo tanto, tienen que
recuperar el protagonismo en la gestión
sanitaria.
“No es justo que
en la inversión
en sanidad que
realizan las
comunidades haya
diferencias de
hasta 500 euros por
habitante”
“Los facultativos
tienen el control
de un 80% del gasto
en la punta de
sus bolígrafos, y
deben recuperar el
protagonismo en la
gestión sanitaria”
“No es necesario
devolverle
competencias al
Gobierno central,
pero debemos
adelgazar las
Autonomías desde
el punto de vista
sanitario”
“El médico no puede
ser cómplice de lo
que está ocurriendo.
hemos de denunciar
la realidad de lo que
sucede”
12
a saúde de galicia
Sin embargo, nos encontramos en
una situación de emergencia...
Hay que coger el toro por los cuernos. El
médico no puede ser cómplice de lo que
está ocurriendo, y hemos de denunciar la
realidad de lo que sucede en el Sistema
Nacional de Salud. Como sindicalista de
clase, debo decir que es imposible que
retrocedamos más. Ya estamos contra la
pared, y hemos de decir basta. Basta de
recortes indiscriminados e ineficaces. Hemos de intentar movimientos que aún no
se han puesto en práctica. Hemos de sentar pilares estructurales que corrijan los
vicios del SNS. Debemos llegar, por todos
los medios, a ese pacto por la Sanidad del
que siempre se habla, pero que nunca se
concreta. Tanto desde la CESM como desde
el Foro de la Profesión Médica insistimos
en que este acuerdo es necesario, urgente,
imprescindible y, desde luego, no debe ser
un arma en manos de los políticos.
De acuerdo, pero ¿qué hay que hacer
ya?, ¿quién debe hacerlo?
El primer paso debe ser dotar al sistema de unos presupuestos suficientes y
perdurables. Tenemos que reestructurar
nuestra financiación, de la forma que decida el Congreso de los Diputados, pero
el cambio es ineludible. Por otra parte,
habría que revisar las políticas de servicios y prestaciones, implantando un
catálogo único para todo el Estado. Para
conseguir esto, debe crearse un Consejo Interterritorial con capacidad para
tomar decisiones vinculantes cuando sea necesario. Y, como ya hemos
dicho, la gestión sanitaria debe estar
en manos de los médicos, que saben
perfectamente lo que tienen que hacer.
Eso nos permitiría recortar estructuras
políticas y administrativas superfluas.
El facultativo posee el conocimiento de
su profesión y la confianza del ciudadano. Si lo hacemos responsable de la
gestión, obtendremos un ahorro real, y
mejoraremos la eficiencia del sistema.
En contrapartida, los médicos deben ser
tratados como adultos, del mismo modo
que en la mayoría de los países europeos.
Nuestra legislación es injusta desde el
punto de vista de la representación sindical, y debemos implantar un modelo de
retribuciones distinto, lejos de las costumbres funcionariales. Al profesional
sanitario debe pagársele por lo que hace
y por cómo lo hace. Para cobrar más, debería desarrollar más sus habilidades, lo
que beneficiaría al conjunto del sistema.
sanidad y crisis
Esto son solo algunos apuntes. Debemos
repensar el SNS.
En el caso de Galicia, la Sanidad
pública consume un 40% del presupuesto general de la comunidad.
En la actual situación de crisis ¿se
debería introducir el copago?
Es evidente que hay que modificar la
financiación del Sistema Nacional de
Salud, para hacerlo sostenible y perdurable. Pero sobre el copago, permítame
citar a Felipe González, cuando se refería
al referendum de la OTAN: “De entrada,
no”. No me posiciono en contra porque no sé cómo
quieren implantarlo,
ni con quién se va a
contar para gestionarlo. Por lo tanto,
no puedo saber si
va a afectar no solo
a la universalidad,
sino a la equidad,
“Nos hemos vuelto un
poco locos, y hemos
creído ser más ricos
de lo que somos
realmente. Por eso es
necesario hacer una
redistribución de los
recursos”
“Ya estamos contra
la pared, y hemos
de decir basta.
Basta de recortes
indiscriminados e
ineficaces”
“Debemos llegar, por
todos los medios,
a ese pacto por la
Sanidad del que
siempre se habla,
pero que nunca se
concreta”
“el sistema
sanitario necesita
unos presupuestos
suficientes y
perdurables”
ambos pilares fundamentales del nuestra
Sanidad. En realidad, copagos ya existen.
Todos los ciudadanos que no son pensionistas deben abonar una parte de sus
medicamentos. Y también hay copago a
través de los seguros privados, que en estos
momentos representan casi un 24% de la
asistencia sanitaria. No soy contrario a la
colaboración público-privada, pero lo que
tenemos en España es otra cosa. En cualquier caso, parece que el gobierno intentará implantar nuevas medidas de copago de
forma poco meditada, y un tanto kafkiana.
No sabemos si consistirá en cobrar por
consultas, o en crear nuevos impuestos,
como el euro sanitario de Cataluña...
¿Cómo ve esa medida?
Mal, porque no sé a quién se le va a
aplicar. No me parece justa.
El gasto farmacéutico consume un
22% del presupuesto del SNS ¿Puede
reducirse?
En este sentido, estamos muy por encima de la media europea. Reducir nuestra
factura farmacéutica es una necesidad
ineludible, y debería ponerse por delante
de la implantación del copago. De nuevo,
los médicos son los que mejor saben cómo
atajar los excesos en este sentido.
En Cataluña, ¿cuál es el clima, social
y profesional, ante los cambios que
está introduciendo CiU en la Sanidad?
En estos momentos, los médicos están
sufriendo una fuerte presión profesional y
humana. Metges de Catalunya ha puesto
en circulación una chapa que expresa este
sentir: “No a los recortes”. Después de todo
el esfuerzo que hemos realizado, ni siquiera hemos cumplido el objetivo de déficit.
¿Cómo afecta eso a los médicos?
Estamos en una situación de despido interno, y empezamos a perder la esperanza
de que las cosas puedan mejorar. En este
sentido, tanto el Consell de Col·legis de
Metges de Catalunya como el sindicato
médico están haciendo una gran labor para
cohesionar y aglutinar las protestas de los
médicos, y para concienciarles de que no
hay que tirar la toalla.
¿Corre peligro la Sanidad pública en
Cataluña?
Lo que ocurre es que el catalán es un
caso un poco particular. Hay que tener en
cuenta que solo el 30% de las camas hos-
13
a saúde de galicia
sanidad
entrevista
y crisis
pitalarias pertenecen a la Generalitat. Solo
nueve de los 64 hospitales son públicos, el
resto funcionan por régimen de concierto,
pero también asisten, en paralelo, a los
enfermos de las mutuas privadas. Realmente, no creo que el Servicio Catalán
de Salud corra más peligro que cualquier
otro de las diecisiete comunidades autónomas de España.
“Sobre el copago,
permítame citar a
Felipe González,
cuando se refería
al referendum de la
OTAN: “De entrada,
no”
¿No hemos crecido demasiado, construyendo hospitales en exceso y duplicando servicios?
Nos hemos vuelto un poco locos, y hemos creído ser más ricos de lo que somos
realmente. Eso nos ha llevado a la situación
en la que estamos. Por eso es necesario
hacer una redistribución de los recursos.
Tal vez, debido a la crisis, haya
que recortar en sanidad, pero ¿no
sería necesario primero cerrar el
Senado, embajadas autonómicas,
diputaciones, televisiones y otros
chiringuitos institucionales?
Es fundamental que el Estado de las
Autonomías adelgace, pero no creo que
deba retroceder. Necesita un lifting y
eliminar toda la patoplastia que se encuentra alrededor de la relación médicopaciente. Si no, no podremos permitirnos
seguir como hasta ahora.
Currículum
Patricio Martínez Jiménez (Ciempozuelos, Madrid, 1940) es psiquiatra
y secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos
(CESM). Terminó los estudios de Medicina en 1967, y comenzó a ejercer en
su localidad natal, donde participó en
grupos de ‘laborterapia’ con enfermos
mentales. En 1972 obtuvo una plaza de psiquiatra en Barcelona, en el
Centro de Diagnóstico y Tratamiento
de Atarazanas, aunque no tardó en
trasladarse al Instituto Psiquiátrico
Municipal de Urgencias, de la ciudad condal, con el doctor Josep Costa
Molinari.
A comienzos de la década de los 80
entró con fuerza en España la tendencia llamada antipsiquiátrica, que
encontró ecos en el primer gobierno
socialista del Ayuntamiento de Barcelona. Patricio Martínez, y otros profesionales que no eran seguidores de
esa filosofía, se encontraron relegados.
Fue entonces cuando entró en contacto con los movimientos sindicales, a
pesar de que “no tenía vocación”.
Fue el primer presidente de la Junta
de Personal del municipio barcelonés, en la que representaba a más de
20.000 trabajadores. Llegó a ser secretario general del Sindicato Metges de
Catalunya en 1981 y, poco después,
presidente de la CESM. En todo este
tiempo, nunca abandonó la práctica
clínica, lo que le ha permitido “vivir
por mí mismo y no deberle nada a
nadie”.
14
a saúde de galicia
sanidad y crisis
entrevista
16
a saúde de galicia
sanidad y crisis
Fernando
Rivas
“Somos el segundo
país del mundo
con más facultades
de Medicina por
habitante”
Un país serio no puede permitirse
formar médicos que luego van a
estar vagando por el sistema y
creando bolsas de paro
Fernando Rivas Navarro (Madrid, 1982), es oncólogo radioterápico
en la Clínica La Luz, en la capital de España. Estudió Medicina
en la Universidad Complutense y realizó sus prácticas en el Hospital Gregorio Marañón. Hasta mayo de 2011, ejerció como MIR
en Málaga. Fue presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de
Medicina, y hoy es el portavoz nacional de la sección de Médicos
en Formación y/o Postgrado del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Con él hablamos con motivo de su
desplazamiento a Santiago para participar en el foro La profesión
médica ante la crisis. Por Paco Docampo
17
a saúde de galicia
¿Cuáles son los problemas de los
MIR en España?
Tenemos varios frentes abiertos. En
cuanto a salarios, estamos sufriendo recortes, como todos los facultativos, pero con el
añadido de que nuestras retribuciones son
más bajas. Pero nuestro principal caballo
de batalla es la formación. Presumimos
de ser un país que forma muy bien a los
médicos, pero nadie ha objetivado esta
afirmación. En primer lugar, la reducción
de personal debida a la crisis económica
hace que los tutores tengan menos tiempo para dedicar a la formación, algo que
ya está ocurriendo en Galicia. Más allá de
la coyuntura actual, existen muchos MIR
que son coaccionados para no librar las
guardias, que cubren partes de quirófano
o que ‘pasan’ las plantas. Muchos residentes siguen sin tener tutores dedicados a
la formación. Y, en los últimos tiempos,
nos estamos encontrando con un problema
añadido, que es la salida profesional.
¿En qué consiste?
Durante años, los médicos se iban colocando a medida que terminaban el MIR,
aunque con contratos precarios. Pero ahora
ya no habrá ni eso. Los informes del Ministerio de Sanidad nos indican que los
residentes que terminaron su formación en
2006 han tenido una media de once contratos hasta el año 2011. Y sólo el 50% tienen
un contrato estable en la actualidad. Por lo
tanto, ya no es solo la formación la que se
ve amenazada por la crisis, sino también la
Sanidad profesional. Y un país coherente
y serio no puede permitirse formar médicos que luego van a estar vagando por el
sistema, trabajando a precios irrisorios y
creando bolsas de paro.
¿Estamos formando más médicos de
los que necesitamos?
Por un lado, en los últimos años, la Administración ha venido detectando que
eran necesarios especialistas en algunas
regiones. Esta consideración se ha traducido como que “faltaban médicos”, lo que
llevó a las universidades a crear nuevas
facultades de Medicina, y a aumentar plazas en las ya existentes. En estos momentos, somos el segundo país del mundo con
más facultades de Medicina por habitante,
sanidad y crisis
“Los residentes que
terminaron su
formación en 2006
han tenido una media
de once contratos
hasta el año 2011.
Solo el 50% tiene
hoy uno estable”
solo por detrás de Corea del Sur. En este
sentido, estamos muy por encima de las
recomendaciones de la OMS. Y hemos llegado a este punto porque no se ha analizado la situación fríamente. Hay escasez
de facultativos habitualmente en regiones
periféricas o en hospitales de segunda fila,
pero no existen incentivos para que los
médicos acepten ir ahí.
¿No hay incentivos?
No, el método que se emplea es saturar
la bolsa de plazas, para que se completen
por simple rebasamiento. Pero quienes las
aceptan son profesionales a los que no les
importan las condiciones de trabajo que se
les imponen, que a menudo suelen ser bastante precarias. De este modo, tenemos a
facultativos con títulos extracomunitarios
no homologados que prestan servicio en
zonas rurales del país, mientras los profesionales españoles se tienen que ir a ejercer fuera. Siendo así, ¿faltan médicos? No
lo creo. Insisto, tenemos algunas carencias
de especialistas en lugares concretos, pero
si no se ha realizado ningún estudio serio
sobre el tema, la planificación no puede
ser correcta.
¿Es adecuada la relación entre los
estudiantes de Medicina que se licencian cada año y las plazas MIR
que se ofertan?
En los últimos años, hablamos de unos
4.500 licenciados para unas 6.500 plazas
MIR. Eso ha servido como argumento a
favor de incrementar los estudiantes de
Medicina, pero insisto en que no puede
hacerse de forma indiscriminada. A lo
mejor estamos formando muchos especialistas en un área concreta, pero tenemos
carencias en otras. Hasta ahora, el excedente de puestos lo cubrían los médicos
extracomunitarios, o los españoles que
‘recirculaban’ dentro del MIR, pero eso
ya no ocurrirá el año que viene. Nuestras
previsiones son que el número de nuevos
médicos titulados se incremente hasta
los 6.500 o incluso 7.000 anuales, para el
mismo número de plazas o incluso menos.
Sumémosle los que repiten el MIR por
distintas causas, unos 1.500, y los extracomunitarios, unos 5.000, y veremos que
la competencia será feroz.
¿Sobran facultades de Medicina en
España?
Sí. Y atendiendo a las recomendaciones
de la OMS, y a los nuevos modelos de
formación, desde luego que no hace falta
abrir más. En primer lugar, habría que
mantener una demografía médica estable. Y, en segundo lugar, ¿cómo pueden
sostenerse con los recortes que se están
produciendo en educación superior? Necesitamos hacer un análisis serio, no satisfacer el ego de las universidades que
quieran mejorar su catálogo. En eso tienen
que tomar partido los colegios profesionales, pero también la Administración, que
en ocasiones no sabe ni cuántos médicos
tiene contratados, y no quiere saberlo
porque es consciente de que muchos de
ellos se encuentran en situación irregular.
Ha puesto usted en duda el aserto
de que los médicos españoles se encuentran entre los mejor formados
del mundo ¿Cuál es su reflexión?
Sé que no gusta escuchar que nuestro
sistema no es tan bueno, pero me baso en
datos objetivos. ¿Cómo podemos afirmar
que somos los mejor formados si ni siquiera hay un examen final de residencia? No
digo que haya que hacerlo, pero ¿cómo
podemos saberlo si no hay ningún tipo
de control de calidad? ¿Y si, durante la
formación continua, el libro de evaluación
18
a saúde de galicia
“Parece que el
único objetivo
de los residentes
es ser médicos en
la plantilla del
Estado”
“Nuestras previsiones
son que el número
de nuevos médicos
titulados se
incremente hasta los
6.500, para el mismo
número de plazas MIR
o incluso menos”
“¿Cómo podemos
afirmar que somos
los médicos mejor
formados si ni
siquiera hay un
examen final de
residencia?”
“Estamos muy
lejos de sistemas
formativos como los
escandinavos o el
canadiense”
sanidad y crisis
del residente lo rellena él mismo? ¿Por qué
decimos que somos los mejor formados?
¿Con quién nos comparamos? No lo sabemos, por lo tanto, no podemos afirmar
nuestra calidad taxativamente.
Pero, si nos asomamos al mundo,
¿qué otras referencias existen a nivel de formación médica?
Como vocal del CGCOM, he participado
en reuniones de ámbito europeo, y tengo un
bagaje anterior, como presidente del Consejo Nacional de Estudiantes de Medicina,
que me ha llevado a conocer otros países.
Estamos muy lejos de sistemas formativos como los escandinavos o el canadiense, pero eso es porque tanto sus culturas
educativas como sus sistemas sanitarios
son totalmente distintos.
“No faltan médicos,
solo tenemos
algunas carencias
de especialistas en
lugares concretos”
“Nuestro SNS necesita
evolucionar y
modernizarse, y en
estos momentos, es
difícil aventurar cómo
puede conseguirlo”
¿Mejores o peores que los nuestros?
Yo no soy quién para juzgar eso, pero
señalo que se hace más hincapié en los
sistemas de evaluación. Se sigue mucho
más de cerca la evolución del residente.
Y esa es una de nuestras grandes carencias. Los MIR solo reciben dos notas, apto
y no apto. El que quiera algo más, tiene
que hacer una petición a la comisión nacional de su especialidad, presentar sus
argumentos y esperar a que decidan. Pero
no existe una valoración real de méritos
y resultados, carecemos de mecanismos
reproducibles y verificables. Incluso en Estados Unidos, donde la medicina está tan
privatizada, existen manifiestos que señalan que la formación médica especializada
es un bien público. Y, como tal, tenemos
que rendir cuentas ante la sociedad, con
datos y evaluaciones reales. Es nuestra
responsabilidad.
¿Cómo ven los médicos jóvenes la
situación del Sistema Nacional de
Salud?
Desde el punto de vista de un facultativo en formación, el problema es estructural. Nuestro SNS necesita evolucionar
y modernizarse, y en estos momentos, es
difícil aventurar cómo puede conseguirlo.
Hablamos de un modelo que existe desde
hace más de treinta años, sin ningún tipo
de modificación en el ámbito formativo, y
de una sanidad pública que es la envidia de
muchos países, pero que no es eficiente. Estamos gastando mucho, pero los resultados
no se equiparan a la inversión. Formamos
gente para ejercer día a día, para la medicina de batalla, pero tenemos unos ínfimos
niveles de investigación, y lo que se prima
es el espíritu funcionarial.
19
a saúde de galicia
¿Y eso qué impacto tiene en los MIR?
Los residentes reproducen este ambiente, y parece que su único objetivo al comenzar el MIR es ser médicos en la plantilla
del Estado. No tienen interés en generar
conocimiento, se limitan a aplicar lo que
otros investigan. Por lo tanto, hay una gran
diferencia entre lo que un médico joven
desearía hacer, y lo que realmente ocurre a
su alrededor. El sistema lo empuja a sacar
pacientes adelante y punto, pero le deja
con carencias graves. Se vislumbraba una
solución con los módulos de troncalidad,
pero por desgracia, con la crisis que atravesamos, se pone su continuidad en duda.
Por eso, los estudiantes de Medicina están
preocupados por su futuro.
sanidad y crisis
¿Qué recetas sugieren los nuevos
facultativos para la sostenibilidad
del SNS?
Es una pregunta difícil. En general, el
médico joven pasa de la facultad a las especialidades, sin un mínimo conocimiento
de la medicina más básica, por eso muchos
no se plantean el funcionamiento del sistema. Pero lo que está claro es que el SNS
no es deficitario por los profesionales que
trabajan en él, sino por la forma en la que
se gestionan los servicios que presta. Tiene
que haber una profesionalización de la gestión, no puede ser que dependa del partido
político que gobierne. Por otra parte, y ya
de forma más subjetiva, tendremos que
movernos a un modelo menos funcionarial
y más laboral.
¿Cómo?
El médico debe ser valorado por
su productividad, con contratos estables y de larga
duración, por supuesto,
pero ligados a su rendimiento. Tenemos que
hablar de resultados
en salud, y no tanto de
prescripción por principio activo, y otros temas
que se basan en cuantificar, no en ver la calidad
de la asistencia. Se tendrán
“En general, el
médico joven pasa
de la facultad a
las especialidades,
sin un mínimo
conocimiento de
la medicina más
básica”
“El médico debe ser
valorado por su
productividad, por
su rendimiento.
Tenemos que hablar
de resultados
en salud, y
no tanto de
prescripción
por principio
activo”
que valorar la investigación y la docencia,
porque son el futuro. No podemos esperar
a que sean los demás los que hagan descubrimientos, para que luego nos enseñen.
Además, tenemos carteras de servicios que
están muy hinchadas, porque se han politizado, y funcionan en términos de votos,
no en términos de salud. Lo que sí tengo
claro, es que la solución no pasa por hacer
simples recortes lineales.
¿Tiene futuro el Sistema Nacional
de Salud?
Tal y como está hoy, no. Ahora mismo,
se encuentra en la sala de reanimación,
pero al menos nos estamos planteando
cómo mejorarlo.
Pero, dentro de 20 años, ¿el SNS se
parecerá el actual?
Sí, porque tenemos una buena base.
Nuestra sanidad pública abarca una gran
cantidad de parámetros de salud, y nos
hace ser la envidia de muchos países
de Europa. Tendremos que preservar su
esencia, pero es necesario cambiar. En esto
todos tenemos ideas muy similares, pero
es imposible prever cuándo algún político
valiente dará los pasos necesarios.
¿El futuro está en el copago?
A estas preguntas solo puedo responder
con opiniones extremadamente personales. Yo no creo que el copago vaya a ser
una solución. Si se aplica, tenemos que
pensar a quién se exime de él, porque no
sería justo exigírselo a pacientes crónicos
o con enfermedades graves. Con lo cual, se
aplicaría sobre un grupo reducido, y nos
obligaría a generar mecanismos burocráticos para gestionar ese dinero por lo que,
al final, no sería un beneficio tan grande.
Y tampoco me convence como medida disuasoria para no abusar de los servicios.
Sería más rentable invertir en educación
y en medicina preventiva.
¿La medicina privada debería tener
un mayor protagonismo en el SNS?
Un país avanzado tiene que usar todos los
recursos de los que dispone, para mejorar
su rendimiento. Por lo tanto, no me parece
mal que se utilicen mecanismos privados
para la gestión de lo público, porque una
cosa es la financiación y otra la provisión
de servicios. Existe un coro de voces, muy
altisonante, que es contrario a este tema,
pero creo que nunca se ha planteado correctamente. Si uno trabaja bien, tiene un buen
rendimiento, y hace bien su trabajo, ¿qué
importa quién sea el gestor del hospital?
20
a saúde de galicia
sanidad y crisis
Arrimar el hombro
y fortalecernos
como sociedad
En el periodo 1999-2009 el gasto sanitario real financiado
públicamente creció un 50%
Por Vicente Ortún *
Vicente Ortún
21
a saúde de galicia
Eleodora Barbero, jubilada de 84 años, puede caminar
pese a la sanidad pública… la
enfermedad conocida como pie
en garra amenazaba con relegarla a una silla de ruedas. Se
le habría acabado la vida de
calidad, lamenta Anastasio
Luque, el hijo que acompañó
a la paciente a la consulta del
hospital público. Allí les advirtieron de que la mujer debía ser
operada con cierta urgencia. La
espera podía suponer tres años.
Un médico del sistema público
opera gratis a la paciente en
una clínica privada. El alquiler
del quirófano ha costado 1.200
euros. (Caridad en la sanidad
pública. El País, 12 de febrero
de 2012).
Una consejera de sanidad no
entendió por qué su allegado,
Casimiro Cifuentes, (identidad
camuflada), de 47 años, no solicitó la oportuna recomendación que le hubiera permitido
saltarse las listas de espera. En
su caso, una estenosis cervical
afectaba de manera progresivamente preocupante la movilidad, amén de otras afecciones
menos esenciales, y tuvo que
costearse una tan delicada
como inevitable, en su caso,
artrodesis.
El que Eleodora o Casimiro
hubieran recibido asistencia
pública depende más de la
organización de ésta (particularmente de la correcta priorización de las listas de espera)
que de los recursos disponibles. Pero antes de entrar en
el tema de cómo la crisis afecta
a los servicios sanitarios y cuál
ha de ser la respuesta, situémonos un poco.
El mundo ahora: El progreso no es el motor de la Historia. Las naciones ascienden
y decaen. El renacimiento de
China e India, la movilidad de
mercancías, personas e ideas,
sanidad y crisis
Los profesionales sanitarios, claves en la reforma
los cambios tecnológicos, influyen en nuestra evolución, la
de ‘Occidente’, aquel Occidente de cuya expansión mundial
fue España, junto con Portugal,
punta de lanza en el siglo XV. Y
en cada circunstancia histórica, los poderosos, sean señores
feudales, burgueses o oligarcas financieros, aprovechan las
circunstancias para favorecer
sus intereses. Los poderosos
actuales concentran en cada sociedad una proporción cada vez
más alta de la renta –aumenta
la desigualdad en el seno de los
países– lo cual es compatible
con una especie de convergencia mundial, que ha supuesto
una menor desigualdad entre los habitantes del mundo
(7.000 millones ahora), globalmente considerados.
La crisis económica: El
mundo no está en crisis. Solo
Europa, y particularmente su
Mezzogiorno, lo están. Más
allá de una recesión (disminución del producto interior
bruto durante dos trimestres
consecutivos) llevamos tiempo
inmersos en ella: desde la década “prodigiosa”, de crecimiento
aparente por aumento de la inmigración pero sin mejora de
la productividad. En el periodo
1999-2009, el gasto sanitario
real financiado públicamente
crece en un 50%. La burbuja
no fue solo inmobiliaria pero
ésta nos permitió unos ingresos públicos extraordinarios
que ahora han desaparecido…
aunque los gastos públicos se
hayan consolidado.
El impacto de la crisis
en la salud: Algunas crisis,
como la de Rusia de 1990,
pasó a la historia por hundir
en ocho años la esperanza de
vida al nacer en hombres, y
otras, como la de Finlandia en
esa misma época, por haber
contribuido a la mejora de la
salud de la población. Si hay
luz al final del túnel, el episodio de desempleo se puede
utilizar para hacer ejercicio y
aprender idiomas sin presiones laborales cotidianas. Sin
luz al final del túnel emergen
los determinantes básicos del
estado de salud de la población
(nutrición, medio ambiente, variables socio-económicas, estilos de vida) entre los cuales los
Algunas crisis,
como la de Rusia
en 1990, pasó a
la historia por
hundir en ocho
años la esperanza
de vida al nacer en
hombres
Otra crisis, como
la de Finlandia en
esa misma época,
contribuyó a la
mejora de la salud
de la población
22
a saúde de galicia
servicios sanitarios no dejan de
ser unos recién llegados.
La salud es un componente del bienestar pero no debe
identificarse con el mismo.
También los servicios sanitarios, en estas ultimísimas
décadas, son un determinante
importante de la salud pero
no debe tampoco identificarse
servicios sanitarios con salud.
La crisis nos llevará no tan
solo a vigilar su impacto en
la morbilidad y la mortalidad
sino a replantear las políticas
de salud. Permítanme un par
de ejemplos que suelo utilizar.
El programa del niño analfabeto debería tener prioridad
ante el programa del niño
sano, por el mayor impacto en
la salud que la evitación de la
pobreza dinástica tiene. De la
misma forma, con las reacciones adversas a medicamentos
como el tercer problema de salud más importante de España
(segundo país del mundo en
consumo de fármacos medido
en dosis diarias definidas), algunas prescripciones de entre
las que suponen 2.000 euros en
medicamentos por pensionistaaño resultan más sacrificables
que las pensiones bajas, por el
mayor impacto que en la salud
tiene una pensión digna e incluso por la beneficiosa reducción de iatrogenia aportada por
una menor inadecuación.
Respuesta a la crisis desde
los servicios sanitarios: Arri-
sanidad y crisis
El programa de
niño analfabeto
debería tener
prioridad ante el
del niño sano, por el
mayor impacto que
tiene en la salud
la evitación de la
pobreza dinástica
Respuesta a
la crisis de la
Sanidad: mejorar
la productividad
y no financiar
públicamente
prestaciones que
otros países más
ricos no financian
Algunas
prescripciones en
medicamentos
por pensionistaaño resultan más
sacrificables que las
pensiones bajas
Otras medidas
anticrisis: suprimir
prestaciones
inadecuadas, dar
autonomía para
los centros y
competencia por
comparación
Mejorar la productividad es fundamental para la sostenibilidad del SNS
mar el hombro: Mejorar la productividad…también en los servicios sanitarios. No podemos
endeudarnos. Alemania y otros
países de la Unión Europea ya
nos han realizado suficientes
transferencias (no siempre bien
utilizadas). Tampoco cabe señalar a otros sectores ni ‘poner el
muerto sobre la mesa’. Hemos
de espabilar. Hay que producir
y vender en mercados nacionales e internacionales tomates,
equipos, servicios, también
sanitarios en un futuro…y para
ello están indicadas una serie
de reformas estructurales así
como una lucha decidida contra la corrupción y los déficits
meritocráticos
Planificar, ya que la utilización depende de la oferta. No
financiar públicamente prestaciones que otros países más
ricos, y con estados de bienestar
más consolidados, no financian
Suprimir el 20% de ‘grasa’ de
nuestros servicios sanitarios:
Prestaciones inadecuadas. Sólo
los clínicos saben hacerlo. Muy
posiblemente una financiación
de base capitativa, estimuladora por otra parte de una mejor
atención a polipatológicos con
23
actividades de la vida cotidiana
limitadas, ayudaría.
Autonomía para los centros y
competencia por comparación,
sin mercados ni exigencia de
confesión liberal. Seguridad
para todos, inmortalidad para
nadie. Preferiblemente evitar
el incentivo del lucro: cortacircuita la decisión clínica y aleja
de la atención al necesitado.
Fortalecernos como sociedad: Conseguir una sociedad
más justa consolidando una de
las conquistas de la humanidad,
el Estado del Bienestar. Además
de la imprescindible mejora de
la transparencia, legitimadora
de cualquier decisión y lubrificante social, conviene mantener
la financiación fundamentalmente pública de los servicios
sanitarios…insistiendo, eso
también, en que la utilización
dependa de la necesidad no de
la fascinación tecnológica, recomendación o conveniencia.
Producción de servicios
sanitarios cómo se vea: Evitando tanto los experimentos
a prueba de fallos, tipo Alcira,
(aunque suenen ‘modernos’,
den la apariencia de trasladar
riesgos, permitan hacer favores
a saúde de galicia
y pongan la puntilla a los sindicatos) como el numantinismo
corporativista estatutario que
opte por ignorar sus grandes
espacios para la mejora
Eleadoras y Casimiros podrán
ser atendidos públicamente, en
la crisis más dura que ha conocido España en los últimos
70 años, si miramos decididamente hacia afuera (el mundo)
y hacia adelante (las luces al
final del túnel). Sin engaños,
aceptando el empobrecimiento momentáneo y, sobre todo,
con legitimidad y transparencia
dando información pronóstica:
el mejor ansiolítico social. No
importa que perdamos talentos
jóvenes. España sólo ha dejado
de ser país de migraciones en
los últimos 30 años. Importa
mucho, en cambio, que vuelvan
quiénes ahora puedan marchar.
Y para ello hemos de preparar
una sociedad más productiva
(una sanidad más resolutiva) y
justa (meritocrática).
*Vicente Ortún es decano de la
Facultad de Ciencias Económicas y
Empresariales de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona
sanidad y crisis
Es el
momento de
los buenos
profesionales
de la
Medicina
Solo los médicos pueden identificar los
procesos más eficientes y descartar los
ineficientes
Por Rosendo Bugarín, Enrique Castellón,
Alfonso Castro y José Ramón Repullo*
La grave crisis económica
por la que atraviesa el país ha
puesto al descubierto muchos
problemas estructurales con
los que convivíamos desde
hace mucho, demasiado tiempo. Como se trata, además, de
un cataclismo social y político
que está azotando con fuerza
al continente en su conjunto,
no ha sido difícil percatarse de
cuan diferentes están siendo
las consecuencias para unos y
24
otros. Así, por ejemplo, hemos
notado –con dureza inusitada–
que nuestra tasa de paro ha
alcanzado cotas extraordinariamente elevadas teniendo
en cuenta como ha caído –en
comparación con otros– nuestro PIB. De ahí que no haya
sido difícil deducir, ni para
nosotros ni para los “otros”,
que las debilidades de la economía productiva, así como la
legislación laboral española,
a saúde de galicia
Los defectos de
nuestro sistema de
salud eran en gran
medida invisibles
cuando gastábamos
con prodigalidad,
mientras que ahora
se hacen evidentes
sanidad y crisis
han podido tener un efecto
determinante en el deletéreo
impácto sobre el empleo, que
observamos.
Las comparaciones internacionales con la Sanidad son
más difíciles de hacer por
muchas razones que ahora no
vienen al caso. Pero el ejemplo
anterior nos vale para poner
en evidencia que los defectos
de nuestro sistema de salud
eran en gran medida invisibles
cuando gastábamos con prodigalidad, mientras que ahora
se hacen palmaria y dolorosamente evidentes.
Decimos en gran medida
porque si bien la opinión
pública no era consciente de
aquellos problemas, antes al
contrario, estaba convencida
de que el sistema era de los
mejores del mundo, un conjunto nutrido de expertos, con
un conocimiento profundo de
los entresijos de nuestro modelo sanitario y de su historia de reformas frustradas, ya
venían avisando de la necesidad de producir algún cambio.
Hubo desde 2005 voces que
clamaban por ensayar reformas estructurales en época de
vacas gordas; pero parece que
una ley no escrita nos lleva a
que en tiempos de abundancia
no hagamos mudanza.
Y cambiar, ahora con más
coste y dificultad, es urgente y
necesario, precisamente para
mantener la solvencia del modelo, para evitar riesgos en el
cumplimiento de sus objetivos
fundamentales: mantener la
salud de la población y ofrecer
una asistencia de la máxima
calidad cuando fuera necesario para cualquier residente,
sin importar su nivel de renta.
Cumplir, en definitiva, con la
función de cohesión social y
territorial con la que fue diseñado en sucesivas oleadas
legislativas.
El Sistema Nacional de Salud es, en el fondo, el resultado
incremental de la extensión,
adaptación y descentralización
de la acción protectora de la
Seguridad Social en el ámbito
Desde 2005,
hubo voces que
clamaban por
ensayar reformas
estructurales en
época de vacas
gordas
Cambiar, ahora
con más coste
y dificultad, es
urgente y necesario,
precisamente
para mantener
la solvencia del
modelo
sanitario: según crecía el niño
se han ido poniendo añadidos
a la ropa; y la debilidad y disfuncionalidad institucional se
desvela ahora como uno de los
mayores inconvenientes para
el buen gobierno del cambio
necesario.
Insistimos: ahora estamos
en un escenario mucho menos
amable, en el que cualquier
cambio es inevitablemente
más traumático y en el que
el coste de no hacer bien las
cosas se hará evidente a toda
velocidad como deterioro agudo de la calidad asistencial.
Y sin embargo, como tantas
veces sucede al enfrentarse a
una crisis, estamos ante una
oportunidad. En este caso, la
de modificar estructuras obsoletas y hacer un nuevo reparto de competencias y responsabilidades. Y quizá ello
nos permita salir de esta gran
depresión en mejor situación
que cuando entramos en ella.
En la pasada legislatura, se
visualizaba el problema del
pacto de la sanidad en clave
de un acuerdo de partidos políticos. El gobierno mayoritario del Partido Popular, a nivel
central y autonómico, desvelará posiblemente que la debilidad institucional tiene un
componente territorial mucho
más correoso y difícil de manejar. Cohesionar el Sistema
Nacional de Salud, incluso en
escenarios monocolores, será
una tarea de titanes, cuando
los acreedores se acumulen
a las puertas de los Servicios
Regionales de Salud.
El sistema de salud necesita
respuestas inmediatas y otras
de medio plazo. Ambas están
conectadas. Por una parte, se
ha de revisar su actual estructura de gasto para que el uso
de los recursos se haga de manera más eficiente. Ello quizá
implique una discreta reducción en el gasto total, pero lo
más importante es que servirá
para que el crecimiento futuro se haga a un ritmo mucho
más ajustado y razonable. Por
Estamos ante
una oportunidad
para modificar
estructuras
obsoletas y hacer
un nuevo reparto
de competencias y
responsabilidades
Enrique Castellón
25
a saúde de galicia
sanidad y crisis
otra parte, es preciso cambiar
la organización de los servicios de salud para dotarlos de
mucha mayor flexibilidad y
eficacia. Y no solo seguir con
la senda de ensayar fórmulas
de gestión en centros o servicios de nueva apertura. Toca
dar herramientas de gobierno
y gestión a los grandes centros
sanitarios y redes de atención
primaria que hasta ahora han
tenido que moverse dentro del
derecho administrativo más
tradicional, como si fueran
oficinas o ministerios.
Además, habrá que ensayar
la gestión de redes sanitarias:
básicamente, habrá que introducir economías de escala en
la utilización de la alta tecnología, compartir equipos y
trabajar de manera integrada,
afectando todo ellos a la interacción entre departamentos,
entre hospitales, incluso entre
áreas sanitarias y comunidades autónomas. Por no hablar
de la superación, de una vez
por todas, de la desconexión
que existe entre la atención
primaria y la atención especializada. O de dar mucha mayor
prevalencia a la salud pública
y a la promoción de la salud,
Rosendo Bugarín
Es preciso cambiar
la organización
de los servicios de
salud para dotarlos
de mucha mayor
flexibilidad y
eficacia
Habrá que ensayar
la gestión de
redes sanitarias,
para introducir
economías de
escala
en fin, todo eso que ya resulta
tedioso denominar asignaturas pendientes.
Pero, y esto sería el mensaje
más importante, nada de ello
es factible sin un papel diferente de la profesión médica.
Y quizá nada haya sido posible
en el pasado porque nada se
haya abordado de esta manera.
Un papel directamente protagonista, no un asesoramiento
secundario, porque solo los
médicos pueden identificar
los procesos más eficientes y
descartar los ineficientes. O
porque sólo estos pueden evaluar la oportunidad de utilizar determinados productos o
servicios –o la de no hacerlo–
UCI del Hospital Modelo
26
a saúde de galicia
José Ramón Repullo
tanto en términos de eficacia
como de eficiencia.
En definitiva, solo los profesionales de la medicina
pueden asignar de manera
adecuada los recursos asistenciales disponibles o plantear si es posible obtener los
mismos o mejores resultados
reduciendo actividad innecesaria. Pero deben hacerlo con
absoluta autonomía, compensada, necesariamente, por una
nueva responsabilidad y un
compromiso con la sociedad
y con los pacientes, en indispensable equilibrio.
Los médicos hemos vivido
el compromiso hipocrático de
la beneficencia y la no maleficencia. El final del siglo XX
nos llevó al principio del respeto a la autonomía del paciente. Ha llegado la hora de
integrar el principio o valor
de la justicia, integrando la
responsabilidad del funcionamiento de los sistemas,
centros y servicios sanitarios
dentro del bagaje de nuestro
quehacer: asumir proactivamente el objetivo de la sostenibilidad del sistema público
de salud, será una señal distintiva que deberá adornar al
médico del siglo XXI, si quiere seguir cumpliendo con su
vocación y misión milenaria
de servicio al que padece y
sufre por la enfermedad.
*Rosendo Bugarín, Enrique Castellón, Alfonso Castro y José Ramón Repullo son médicos.
sanidad y crisis
La asistencia
y la crisis
Estabilizar el gasto, o al menos no
incrementarlo, es imprescindible para
mantener el sistema público de salud
Por Fernando Diz-Lois Martínez*
población en general, todos
hemos de participar en los
mismos y concienciarnos de
su necesidad.
Se puede mantener, e incluso mejorar, la calidad de
la asistencia implementando más eficiencia en el sistema. Puede conseguirse si
se distribuyen mejor las instalaciones, se concentran los
recursos, y se evitan acciones
redundantes, consultas innecesarias e intervenciones de
complacencia o de indicación
dudosa. Pero es importante
que cualquier innovación no
La crisis económica hace
necesario tomar medidas
también sobre el gasto sanitario que ha ido aumentando cerca de un 10 por
ciento anual desde el año
2000. Estabilizar el gasto, o
al menos no incrementarlo,
es imprescindible para mantener el sistema público de
salud. Pero esto ha de hacerse
manteniendo la calidad de la
asistencia y la seguridad del
enfermo. Es indudable que los
cambios necesarios afectarán
a los médicos, enfermeras y
27
Cualquier cambio
deberá cuidar
la integridad
y cohesión de
equipos, con
nuevas normas
de concursos de
contratación y de
traslados
a saúde de galicia
dificulte la relación del médico con su paciente sino facilitar aún más una asistencia
longitudinal de procesos en
atención primaria que disminuya la fragmentación actual
de nuestro sistema propiciado por una especialización
excesiva.
Cualquier cambio deberá
también cuidar la integridad
y cohesión de equipos, con
nuevas normas de concursos
de contratación y de traslados. No menos importante
es hacer un reconocimiento institucional de aquellos
que hacen bien su trabajo ya
que, en un sistema cerrado
de plazas vitalicias, esto y
unos complementos de productividad bien diseñados
son los únicos estímulos que
pueden dinamizar la labor
de los equipos y romper la
tendencia muy extendida en
el trabajo público de que “si
hay alguien o algún lugar a
donde se pueda trasladar el
problema, los más probable
es que así ocurra”.
La asistencia médica está
estructurada en redes asistenciales que deberían consolidarse. Redes primarias que
garantizan una continuidad
en la asistencia al enfermo,
compuestas por centros de
salud agrupados en un PAC
(Punto de Atención Continuada) común, con un mismo
personal responsable tanto de
la atención ordinaria como de
la urgente. Redes de atención
secundaria de asistencia integrada, que corresponden a
las áreas sanitarias: un hospital de referencia, hospitales
comarcales y las redes primarias correspondientes. Y
redes comunitarias, de atención altamente especializada,
con servicios en hospitales de
tercer nivel, que garanticen
sanidad y crisis
El médico tiene una incidencia decisiva en el gasto sanitario
un número mínimo de procedimientos/año, para asegurar
la calidad y seguridad.
Con los medios de comunicación y transporte actuales,
todo esto es perfectamente
factible. Calidad no es sinónimo de proximidad.
En atención primaria es
importante mejorar las infraestructuras y potenciar su
papel. Es deseable concentrar
recursos tanto en lo que se refiere a centros de salud como
a los PAC, de esta manera serán más eficaces al concentrar
el personal y medios, siempre
manteniendo unas isocronas,
dada la dispersión poblacional.
El médico de familia debe
ser “más médico y menos funcionario”, debe de redimensionar su trabajo, ser más selectivo, y con ello tener más
tiempo para el enfermo que
verdaderamente lo necesite.
La enfermería comunitaria
ha de consolidarse como tal
y contribuir muchos más a la
asistencia ordinaria y urgente, no solo a la prevención.
Asimismo debe minimizarse la labor burocrática, sobre
todo ahora al generalizarse
el uso de la red informática.
En la red secundaria de asistencia es fundamental que la
atención al enfermo sea mas
integrada, tanto en la medicina especializada como en su
relación con la primaria.
La lista de espera de las
consultas especializadas
obstaculiza su relación con
No menos
importante es hacer
un reconocimiento
institucional de
aquellos que hacen
bien su trabajo
El médico de
familia debe ser
“más médico
y menos
funcionario”, debe
redimensionar su
trabajo, ser más
selectivo
la atención primaria. Lista de
espera engendrada muchas
veces por el propio especialista que hace revisiones
innecesarias de pacientes
crónicos. “Venga a revisión
dentro de seis meses”, es una
frase que se repite en estas
consultas.
La realidad es que en la
mayoría de estos casos no
es necesaria la revisión, ya
que por el mismo problema
a ese enfermo lo está viendo,
quizás aun con más frecuencia, el médico de familia. Las
consultas de especializada se-
La enfermería
comunitaria ha
de consolidarse y
contribuir mucho
más a la asistencia
ordinaria y urgente,
y no solo a la
prevención
28
a saúde de galicia
rán consultas poco eficaces
si no admiten un número, al
menos igual de revisiones
y enfermos nuevos, y si no
facilitan el acceso a la consulta a sus propios enfermos
cuando les surge un problema
relacionado con su patología,
para evitar que los tenga que
consultar alguien en urgencias que no lo conoce. El especialista ha de actuar como
tal y no hacer labores que
corresponden al médico de
atención primaria.
Los servicios de urgencia
del hospital tienen un exceso
de demanda que es necesario controlar, reconduciendo
pacientes a las consultas ordinarias, en la medida de lo
posible. Su relación con los
servicios del hospital ha de
ser mas fluida, estos deben
corresponsabilizarse de la
atención a los enfermos sin
demora alguna y hacer huecos en sus servicios para los
ingresos mediante una responsable gestión de camas.
En otro orden de cosas, a los
médicos les costó adaptarse a
la implantación de los seguros públicos y privados, les
sanidad y crisis
quitó libertad en su práctica
y los convirtió en asalariados
(solo hace falta leer los boletines del Consejo General
de Colegios Médicos de los
años 40/50).
Los médicos son ya funcionarios, con la particularidad
de que su actividad es generadora de una calidad heterogénea y de un gasto muy
variable sin límites determinados. La gran variabilidad
de la asistencia es la causa.
Las guías clínicas está
destinadas a disminuir esta
variabilidad y mantener la
calidad. Muchas de éstas,
sin embargo, son elaboradas
con una actitud defensiva
ante posibles litigios o son
demasiado académicas. En
este sentido más importantes
son las guías clínicas de mínimos, es decir recomendar
lo estrictamente necesario
para el manejo de un proceso, esto será suficiente para
garantizar una calidad adecuada y evitar los conflictos
de resultados controvertidos
en exámenes no indicados por
los datos clínicos.
La asistencia sanitaria me-
El especialista ha
de actuar como tal,
y no hacer labores
que corresponden
al médico de
atención primaria
Los servicios
de urgencia del
hospital, tienen
un exceso de
demanda que es
necesario controlar,
reconduciendo
pacientes a
las consultas
ordinarias
Para el autor del artículo, el número de médicos es excesivo
Hay demasiados
médicos, lo que
contribuye al
desencanto y
desunión de la
profesión, y provoca
la medicalización
de la sociedad
Solo los cambios
estructurales son
realmente eficaces.
Los que estén en
buenas condiciones
económicas
o abusen del
sistema, deberían
contribuir al gasto
joró significativamente en los
últimos lustros con un grado
de satisfacción profesional
al menos suficiente. Pero la
autoestima del médico se ha
ido mermando por distintos
motivos. Creo que uno de los
más importantes, dejando
aparte valores culturales que
afectan a todos, es la plétora
actual de profesionales de la
medicina. Hay paro entre los
médicos, esto se ve agravado
porque la media de médico/
habitante en España es mayor que en el resto de Europa,
ya no digamos el número de
especialidades: casi el doble
que la media europea.
En España nunca hubo una
adecuación entre las plazas
universitarias y las necesidades reales. Esto ha contribuido a aumentar el paro, y a
la infrautilización y desprestigio de los licenciados. No
hay duda de que, a pesar de lo
que se diga, hay demasiados
médicos, y esto contribuye
al desencanto y desunión de
la profesión, y tiene además
como consecuencia directa la
medicalización de la sociedad.
Cualquier reforma tendrá
que tener en cuenta este
exceso, exceso de alumnos
universitarios en general,
de alumnos de Medicina, de
médicos y de universidades,
y estas reformas, junto con la
simplificación de las instituciones y de la administración,
29
a saúde de galicia
es el gran reto de un gobierno
que quiera adecuar el gasto
público a las necesidades.
Ahora es el momento.
Pero poco se puede hacer si
la población no colabora. El
problema real ante cualquier
crisis es sin duda la reacción
de la población ante la misma, sobre todo de los agentes
sociales.
La utilización de la asistencia sanitaria por el público
debería ser mucho más racional y responsable. Esto es
difícil de conseguir. Es necesario continuar insistiendo en
la educación para la salud, los
cuidados preventivos, etc.
Pero solo los cambios estructurales son realmente
eficaces, por ello al menos
los que estén en condiciones
económicas suficientes o abusen del sistema deberían de
contribuir al gasto, ya que
ellos rompen la equidad. Los
que realmente sufren y hay
que proteger son los que no
tienen recursos.
La mejor defensa de la sanidad pública es utilizar mejor
los recursos, hacer más con
menos. Una actitud negativa
ante los cambios para disminuir el gasto sanitario, es
irresponsable y solo conducirá a un deterioro del sistema
público de salud.
* Fernando Diz-Lois Martínez
es médico
sanidad y crisis
La oportunidad
para una reforma
de la Sanidad
Las decisiones estructurales que debían haberse tomado en
tiempos de expansión económica, habrán de adoptarse en un
contexto de recesión pronunciada
Por Josep Santacreu*
La necesidad de reforma de la Sanidad pública
aparece ahora con más fuerza que nunca. Observamos la
escasez de recursos de forma
palpable, y aquellas decisiones estructurales que debían
haberse tomado en tiempos de
expansión económica habrán
de adoptarse en un contexto de
recesión pronunciada.
Hay una relación proporcional entre lo que una sociedad
destina a la Sanidad y el nivel
Josep Santacreu
30
a saúde de galicia
de riqueza del país. El gasto
sanitario respecto al PIB va
acorde con las expectativas
creadas por el entorno socioeconómico. Sin embargo,
se da el caso de que hemos
llegado mucho más lejos de
lo que sería esperable. En tan
sólo siete años, entre 2002 y
2009, el gasto real por persona
en sanidad pública ha crecido en un 41%, cuatro veces
más deprisa que el PIB (ver
gráfico). Nos hemos situado
en un gasto del 9,5% del PIB
en 2009. En una década, el
gasto público en sanidad ha
pasado del 5,3% al 7%. Las
dificultades de crecimiento
económico obligan a revisar
en profundidad el destino de
los recursos y focalizarlos
en aquellas actividades que
consiguen mayor valor para
la salud. Sin crecimiento del
PIB, será difícil sostener un
nivel de gasto como el actual
sin detraer recursos de otros
sectores de la economía.
En la actualidad, nos enfrentamos a una situación
singular donde la inmediatez
para cumplir el presupuesto
público puede comportar el
olvido de decisiones cruciales
que sean capaces de cambiar la
tendencia. Desde un punto de
vista político, resulta menos
complejo establecer recortes
en el gasto, que impulsar un
cambio estructural. Así pues,
sabiendo que acotar el gasto
es necesario dadas las circunstancias (problema financiero),
el retraso en la toma de decisiones sobre la regulación
y los incentivos existentes
(problema organizativo) puede
provocar situaciones de elevada tensión a medio plazo.
El motivo es que las inercias
pueden mantenerse y los recortes que conviene aplicar, se
repitan una y otra vez. Como
sanidad y crisis
resultado, puede dar lugar a la
percepción de una tendencia
de declive nada deseable.
Para el sector privado, la situación económica afecta a su
desarrollo e introduce nuevas
incertidumbres. El impacto de
la disminución de salarios reales y renta disponible afecta a
toda la economía, y por consiguiente a la sanidad privada.
Ante este contexto, podemos
preguntarnos acerca de aquellos cambios regulatorios necesarios que favorezcan una
mejor salud con un nivel de
calidad deseable y unos recursos asumibles.
Las bases de un cambio
institucional hay que encontrarlas a partir de una lectura
actualizada de la Ley General de Sanidad. Los cambios
acaecidos en la economía y la
sociedad española requieren
una revisión del contexto regulatorio. Esto implica tener
en cuenta otras leyes, como la
de Cohesión y Calidad del SNS,
la Ley de Ordenación de las
Profesiones Sanitarias o la Ley
de la Seguridad Social.
A pesar de que estas leyes
han contribuido a un desarrollo exitoso del Sistema Nacional de Salud, en el contexto
actual conviene analizar las
partes que requieren una renovación y repensar el papel
potencial del sector privado
en el conjunto.
En el aspecto financiero, la
garantía de cobertura universal del riesgo de enfermar se
corresponde con un consenso
social amplio y en la línea de
los valores de la Unión Europea. La existencia de un seguro obligatorio para todos los
ciudadanos representa una
solución adecuada de cobertura de los riesgos. La decisión
sobre qué parte de este seguro
obligatorio podría financiarse públicamente y qué otra
podría ser financiada privadamente es una cuestión de
debate potencial. La decisión
tomada hace más de dos décadas fue la de financiación pú-
En tan solo siete
años, entre 2002
y 2009, el gasto
real por persona
en sanidad pública
ha crecido un 41%,
cuatro veces más
deprisa que el PIB
Sin crecimiento
del PIB, será difícil
sostener un nivel
de gasto sanitario
como el actual, sin
detraer recursos de
otros sectores de la
economía
Fuente: J. Puig a partir de los datos de OECD Health Statistics a 7/11/2011
Desde un punto
de vista político,
resulta menos
complejo establecer
recortes en el gasto,
que impulsar un
cambio estructural
Los cambios
acaecidos en
la economía
y la sociedad
española requieren
una revisión
del contexto
regulatorio
blica por la vía impositiva. Sin
embargo, aún manteniendo el
criterio de obligatoriedad del
aseguramiento, algunos países
europeos, como Holanda, han
considerado oportuno que los
ciudadanos contribuyan con
una prima regulada a aquella
compañía aseguradora que
gestiona la cobertura en el
SNS. La combinación resultante entre financiación privada y
pública, en un sistema obligatorio, requiere una regulación
precisa y adecuada, que evite
distorsiones en la competencia
y la elección que se produce en
el mercado. Ahora bien, resulta indudable que es posible un
modelo mixto de financiación
en cobertura obligatoria.
Ante las dificultades financieras actuales y sabiendo que
de la obligatoriedad de aseguramiento no se deduce la financiación pública completa,
la decisión crucial en el ámbito de la cobertura pasa por
una revisión en profundidad
de la cartera de prestaciones.
31
a saúde de galicia
Conviene preguntarse cuáles
son aquellas que añaden más
valor, y ser capaces de descartar aquellas otras que no consiguen un coste-efectividad
adecuado. Esta es la vía que
supone un cambio fundamental a la situación actual.
Se trata, además, de una opción que otros países ya han
aplicado exitosamente y en la
que llevamos un retraso considerable. Toda nueva tecnología necesita pasar por una
evaluación, para que así consigamos el mayor valor con los
recursos escasos del momento. Al mismo tiempo, conviene
reevaluar la contribución de
aquellas tecnologías que ya
tenemos en nuestro sistema.
La existencia de tecnologías
obsoletas, que deberían dejar
de financiarse, obliga a decisiones que en muchos casos
se posponen indefinidamente.
La capacidad para crear un
organismo independiente que
permita una evaluación del
coste-efectividad de las pres-
sanidad y crisis
taciones reside en el poder
legislativo. Uno de los factores cruciales del éxito de este
organismo es precisamente el
nivel de independencia y de
transparencia en sus decisiones. Así pues, si el Parlamento
es capaz de legislar adecuadamente sobre estos fundamentos, podríamos esperar resultados esperanzadores. Si de otro
modo, este organismo es un
apéndice gubernamental, de
carácter administrativo, nos
encontraremos que el resultado será distinto del esperado.
La existencia de un organismo que evalúe y se pronuncie
sobre el valor de las prestaciones resulta asimismo relevante para el sector privado.
Las recomendaciones obtenidas fruto de un proceso de
evaluación con las garantías
precisas, serían de referencia
para la sanidad privada.
Los niveles de calidad de
servicio y de gasto son fruto
de un diseño organizativo de
la Sanidad. Obtenemos aquello
que nos proponemos con unas
reglas de juego precisas (y, en
determinadas ocasiones, quizás no sea posible). Por consiguiente, si deseamos mejorar
la relación entre los recursos
que aplicamos y el resultado
que obtenemos, conviene preguntarnos cuales serían aquellas formas organizativas que
permitirían conseguirlo.
Las experiencias de Muface
y de las concesiones sanitarias
son puntos de referencia a tener en cuenta, en términos de
menor coste y elevado nivel de
satisfacción dentro del sistema
financiado públicamente. La
evaluación de su posible extensión a otras poblaciones es
una cuestión a abordar.
Las decisiones que tomamos
vienen motivadas por estímulos. Las organizaciones establecen un marco de incentivos
donde las decisiones clínicas
tienen lugar. Cuando estos incentivos se encuentran alineados a la consecución entre los
miembros de una organización
sanitaria, entonces podemos
Personal del Servicio de Neumología del CHUS
La decisión crucial
en el ámbito de
la cobertura pasa
por una revisión
en profundidad
de la cartera de
prestaciones
Ha llegado el
momento de
revisar la relación
de los médicos con
la organización
sanitaria
En el SNS se
requiere una
revisión de
los incentivos
que afectan a
los médicos y
profesionales
sanitarios
pensar que se conseguirá el
objetivo previsto.
En el SNS, se requiere una
revisión de los incentivos que
afectan fundamentalmente a
los médicos y profesionales sanitarios. La necesidad surge de
una consideración igualitaria
en la contribución al resultado, que no discrimina por el
esfuerzo y el talento que se
desarrolla individualmente.
La incapacidad de relacionar
la productividad y la calidad
con la compensación al médico, acaba indicando una percepción de imposibilidad de
cambio de las cosas, por parte
de aquellos que potencialmente están más preparados para
realizarlo.
Ahora bien, bajo el concepto
de incentivos debemos considerar una visión amplia de
una cultura organizativa que
permita flexibilidad y autonomía en la toma de decisiones.
Unos incentivos que al mismo
tiempo lleven aparejados el
ejercicio de responsabilidad y
transparencia.
Este hecho nos sitúa más allá
de la relación funcionarial propia de los médicos en el SNS. A
la pregunta de porqué los médicos deben ser funcionarios
32
a saúde de galicia
en la sanidad pública, no hay
respuestas claras. El momento
de revisión de la relación de
los médicos con la organización sanitaria, previsiblemente, ha llegado.
Distintos países ya están
reelaborando las formas organizativas más integradas y
que evitan la fragmentación.
El caso norteamericano con
las Accountable Care Organizations puede ser el más paradigmático.
El objetivo es que el médico que trabaja en equipo, lo
haga en un contexto de coordinación con otros ámbitos asistenciales. Y que esta
coordinación se realice con
unos protocolos y criterios establecidos previamente. Esta
observación se aplica tanto
para el sector privado como
para el público.
La ventana de oportunidad
de reforma sanitaria que se
abre necesita ser aprovechada en este momento. Todo retraso redundará en mayores
dificultades para abordarla
posteriormente, dadas las
circunstancias actuales.
*Josep Santacreu, es consejero
delegado de DKV Seguros
MAMOGRAFÍA
DIGITAL 3D
POR TOMOSÍNTESIS
UNIDAD DE DIAGNÓSTICO DE PATOLOGÍA MAMARIA
Coordinador: Dr. Joaquin Mosquera Osés
Las Jubias, 82 · 15006 A Coruña ·Tlfno: 981 179 000
[email protected] · www.imqsanrafael.es
Innovadora
tecnología en el
diagnóstico precoz
y exacto de los
tumores mamarios
entrevista
Alberto
Núñez Feijoo
“Lo urgente es
garantizar la
sostenibilidad
del Sistema
Nacional de
Salud”
“Para lograrlo, pido el
compromiso y la responsabilidad
de los médicos y de todo el
personal sanitario”
34
a saúde de galicia
entrevista
La víspera del tercer aniversario de la victoria electoral que
le llevó a la presidencia de la
Xunta, Alberto Núñez Feijoo
nos recibe en su residencia
de Monte Pío, en Santiago de
Compostela. Voy acompañado del presidente del Colegio,
Luciano Vidán, y de la fotógrafa Antía García Sendón.
En total, hora y cuarto con el
presidente. Acaba de hacer
deporte. Está relajado, con
ganas de agradar. Se le ve seguro, confiado ante el futuro.
Tiene mando en plaza, pero no
solo en Galicia, también en el
Gobierno de España. Feijoo,
que se subió por primera vez
a un coche oficial con 29 años,
lleva una carrera meteórica. Y
no ha tocado techo.
Por Paco Docampo
¿Qué reformas estructurales se plantea para hacer más eficiente la Sanidad?
En Sanidad, desde el punto de vista técnico, tenemos un gran equipo. Con carácter
general, contamos con muy buenos médicos y muy buenos profesionales sanitarios. Hemos sido capaces de organizarnos
mejor, cosa que se ha notado en las listas
de espera, en términos cualitativos. Hoy,
un gallego que padezca una patología que
suponga un grave riesgo para su salud,
espera una media de 16 días, cuando antes
tenía una demora de 41. También hemos
logrado hacer 19.000 intervenciones más
durante la jornada de mañana que en el
año 2008, lo que supone un 23% más de
actividad en los hospitales del Sergas. Por
otra parte, hemos puesto en marcha una
iniciativa que ha servido de ejemplo en
toda España: nos hemos puesto de acuerdo con los colegios de médicos y hemos
establecido un catálogo de medicamentos
prioritarios, para no recetar el más caro
ante el mismo principio activo. Eso nos
ha supuesto un ahorro de 102 millones de
euros en un año, 300.000 diarios.
¿En qué invierten ese dinero?
En plena época de crisis estamos ampliando el hospital de A Coruña en una
superficie equivalente a dos centros como
el de Cee. También hemos comenzado las
obras del mayor hospital público que se
está construyendo en estos momentos en
España, que es el del área sanitaria de Vigo.
Hemos recibido un edificio vacío, como el
del hospital de Lugo, y lo hemos puesto en
funcionamiento en un año, con un coste de
40 millones de euros. Y hemos conseguido fondos para una remodelación de toda
la zona de hospitalización del CHOU, una
obra que licitaremos en este año. Estamos
expropiando el suelo para hacer un nuevo
hospital en Pontevedra, y sabemos que es
necesario ampliar los centros hospitalarios
de Burela y del Salnés. Tenemos el objetivo
de acabar el mapa de centros de salud de
Galicia, y no tardaremos en hacer públicos
nuestros planes concretos.
Algunas de las decisiones que ha
tomado su gobierno en materia de
infraestructuras sanitarias han sido
35
a saúde de galicia
entrevista
“Hemos sido capaces
de organizarnos
mejor, cosa que se ha
notado en las listas
de espera”
polémicas, ¿es consciente de que el
régimen de concesión privada evita
un gasto hoy, pero supone una pesada carga para el futuro?
Evidentemente, no podemos abusar de
la colaboración público-privada, pero tampoco podemos dejar de hacer el Hospital
de Vigo, que hasta ahora es la única infraestructura sanitaria en la que aplicamos
este modelo. Cuando una persona tiene
una necesidad imperiosa de comprarse un
piso, y no dispone del dinero, tiene que
suscribir un pago aplazado. El bipartito
no gastó un euro en este centro hospitalario, no expropió ni un metro cuadrado de
suelo. Hablamos de un área sanitaria de
500.000 habitantes, con el Xeral-Cíes que
es absolutamente imposible de ampliar.
Por lo tanto, tenemos que acudir a un pago
diferido. Claro que tiene un coste financiero, lo sabemos, pero o lo asumíamos, o no
realizábamos la obra. Pero, ya que hemos
aplazado el pago, hemos reunido todos los
servicios comunes para los hospitales del
área en un único contrato, como lavandería, seguridad, mantenimiento o comunicación interna. De este modo, contamos
con ahorrar tres millones de euros anuales,
que nos servirán para financiar parte de los
cinco millones que gastaremos en pagar
a plazos la obra. Pero, insisto, se trata del
único caso de colaboración público-privada
que existe en la Sanidad en Galicia. En esto
hemos sido muy estrictos.
Si existiese la posibilidad de llegar
a acuerdos con la iniciativa privada,
que fuesen competitivos en coste y
calidad, ¿sería posible llevarlos a
cabo o las acusaciones de privatización serían un freno?
Los propietarios del Sergas son los gallegos, y nadie más. Ahora, si me pregunta
cómo se va a gestionar mejor el comedor
de un hospital, si con funcionarios o con
una empresa especializada en cátering,
le diré que lo segundo. Sin embargo, si
me pregunta cómo debemos realizar las
operaciones o las pruebas diagnósticas, me
inclinaré por el personal propio del Sergas.
Todo lo que sea práctica sanitaria, donde
el conocimiento, la experiencia y la formación sean claves, debemos gestionarlo
dentro de la administración pública. Las
actividades de apoyo, o no estrictamente médicas, deberían estar en manos de
entidades privadas especializadas cuando
sea más eficiente. Este es un debate antiguo, que empezó cuando el Insalud, con
el gobierno socialista en Madrid, puso las
cocinas, el mantenimiento y la seguridad
en manos privadas. Eso ahora se ve como
normal. Lo que no puede haber, bajo ningún concepto, es médicos que busquen
un beneficio industrial en sus decisiones.
Copago, ¿sí o no?
El copago existe desde hace ya mucho
tiempo, a través de los impuestos. Pero si
hablamos de aplicarlo a través de la actividad sanitaria, creo que lo urgente es
garantizar la sostenibilidad del SNS, ante
la mayor crisis económica que recordamos
en España. Y para eso debemos estudiar
distintas opciones en colaboración con
los profesionales. Nosotros propusimos
en su día el catálogo de medicamentos, y
obtuvimos su respaldo. Como ya he dicho,
gracias a eso hemos reducido la factura
farmacéutica, y hemos conseguido que
los laboratorios que producían sus propias marcas hayan bajado los precios para
36
a saúde de galicia
“Evidentemente, no
podemos abusar de
la colaboración
público-privada,
pero tampoco
podemos dejar de
hacer el hospital de
Vigo”
“Todo lo que sea
práctica sanitaria
debemos gestionarla
dentro de la
administración
pública”
“Las actividades
no estrictamente
médicas, deberían
estar en manos de
entidades privadas
especializadas,
cuando sea más
eficiente”
“Sería un fracaso
de los políticos,
de la sociedad y de
los médicos, no ser
capaces de preservar
el servicio sanitario
público”
entrevista
equipararse a los genéricos. Pero, en este
momento, tenemos que dar un paso más,
debemos hacer una nueva propuesta en la
prestación farmacéutica.
¿En qué sentido?
Cada ciudadano debería aportar en función de su renta, y no de su edad. Hoy, con
un porcentaje de paro del 23% en España,
no tiene sentido que un parado pague el
40% de sus medicamentos y un jubilado
abone cero. Hay personas mayores de 65
años que no van a poder pagar nunca, como
las que perciben pensiones no contributivas o rentas de inserción social, pero otras
probablemente podrían ayudar a la viabilidad de la prestación sanitaria. De este
modo, podremos evitar que haya que hacer
una aportación económica por una consulta o por una prueba diagnóstica. Es verdad
que la inmensa mayoría de los países de
Europa recurren al copago. En Portugal,
en Chaves o Valença do Miño, cobran 20
euros por atender una urgencia. En Tui
o Verín, cero. En Austria, un ciudadano
abona cuatro euros por acudir al médico.
En Francia, Alemania y Suecia, paga parte
de la consulta médica, un dinero que luego
se le reintegra en proporción a su renta.
¿Habrá que aplicar métodos similares en España?
Si hacemos un buen planteamiento en
el uso de la tecnología médica, si planificamos debidamente las especialidades
oncológicas, cardiológicas, pediátricas,
obstétricas..., desde la vertiente de la calidad y el uso racional, si nos organizamos
mejor, podemos intentar y conseguir que
España siga teniendo un Sistema Nacional
de Salud en el que no se generalice el copago. Pero, para lograrlo, tengo que pedir
el compromiso y la responsabilidad de los
médicos y de todo el personal sanitario,
para ayudarnos a replantear el sistema
actual de pago farmacéutico, y todas las
demás cuestiones. Si somos capaces de
hacer un buen diseño, podemos salvar
nuestro modelo.
“Tengo un gran
respeto por los
médicos. he dedicado
nueve años de mi
gestión pública al
sector sanitario”
“Si no llega a ser por
los médicos y por
sus colegios, nunca
hubiéramos podido
aprobar el catálogo
de medicamentos”
“Nuestra meta
es que Galicia
tenga uno de
los mejores
sistemas
de salud de
España, y
lo estamos
consiguiendo”
¿Qué espera de los médicos y de su
representación institucional, que
son los colegios?
Tengo un gran respeto por los médicos,
porque he dedicado nueve años de mi actividad de gestión pública al sector sanitario.
Por lo tanto, creo que lo que necesitamos es
explicarles cuál es la situación de su país,
para que entiendan que estamos todos en
el mismo barco. No queremos que el SNS
37
a saúde de galicia
sea borrado del mapa como consecuencia
de la crisis económica. Sería un fracaso
de los políticos, de la sociedad y de los
médicos no ser capaces de preservar este
servicio público. Por lo tanto, necesitamos
una comunicación fluida con los facultativos, necesitamos su ayuda en la gestión.
De momento, tengo que decir que estoy
muy satisfecho de la colaboración que
hemos obtenido en la Xunta, siempre que
la hemos pedido. Si no llega a ser por los
médicos gallegos y por sus colegios, nunca
hubiéramos podido aprobar el catálogo de
medicamentos, y hubiéramos perdido un
ahorro de más de cien millones de euros.
Nuestra meta es que Galicia tenga uno de
los mejores sistemas de salud de España
y, de momento, lo estamos consiguiendo.
entrevista
“Somos la comunidad
autónoma más
solvente de España”
Hemos pagado nuestras facturas en una media
de 45 días, excepto en la Sanidad, donde llegó a
haber picos de entre tres y cuatro meses
Por P. D.
En la conversación con el presidente no solo hablamos de
asuntos sanitarios sino que
abordamos otras cuestiones de
actualidad, que forman parte del
debate político. De sus tres años
de gobierno, de las cuentas de
Galicia, de los retos de futuro,
del paro que no cesa y del “sistema financiero gallego”. Alberto
Núñez Feijoo maneja los datos
con soltura y seguridad. A pesar
que su secretaria le insista a que
ponga punto final a la conversación, no lo hace hasta que el
periodista termina su trabajo.
Tres años después de haber ganado
las elecciones, ¿cuáles son sus logros
y cuáles sus asignaturas pendientes?
En Galicia hay un gobierno unido, austero y responsable, que ha mantenido la
solvencia de la comunidad autónoma y que
ha blindado los servicios públicos. Esos son
nuestros logros, pero quedan muchas cuestiones pendientes, como el paro, aunque
en nuestra comunidad sea un 5% menos
que la media española.
¿Cuáles son las cuentas que se encontró al llegar?
Nos encontramos con una Galicia que
había gastado 2.300 millones de euros sin
presupuesto, con 15.000 empleados públicos más, cuyas nóminas suponían 500
millones más de euros al año, y sin haber
asumido transferencias nuevas. Hallamos
una administración que gastaba mucho en
su aparato burocrático, y que para ello le
había sustraído recursos a los servicios
públicos. El anterior gobierno había gastado mucho más de lo que ingresaba, y
generó una deuda que ahora tenemos que
devolver al Estado, a razón de 200 millones de euros anuales. Ese exceso de gasto no se tradujo en más infraestructuras.
Si hablamos de hospitales, el de Lugo lo
dejó sin equipación, el de Vigo no lo había
empezado siquiera, en Pontevedra aplazó
todas las soluciones y en Ourense ni llegó
a plantear propuestas.
¿Cuánto debe Galicia en estos momentos?
Nuestra comunidad, durante los tres últimos años, ha cumplido siempre sus compromisos de estabilidad presupuestaria, en
términos de déficit público adeudado. En
estos momentos, somos la comunidad más
solvente de España. Hemos incrementado
la actividad sanitaria, el número de ordenadores en las aulas, los idiomas que se
enseñan en nuestro sistema educativo, los
centros de día, las plazas de guarderías y de
residencias de la tercera edad. Prestamos
asistencia a más de 35.000 dependientes,
el triple que en 2009, y a pesar de todo hemos cerrado el año con un 1,6% de déficit
público, cinco veces menos que España, y
la mitad que la media de los países de la
zona euro, que se situó en el 3,4%. Por lo
tanto, creo que desde el punto de vista de la
solvencia, de la viabilidad de los servicios
públicos y del pago a los proveedores, hoy
Galicia es una de las administraciones de
referencia en España.
¿Y cuánto debe la Xunta?
Durante toda la legislatura hemos paga-
38
a saúde de galicia
do nuestras facturas en una media de 45
días, excepto en la Sanidad, donde llegó a
haber picos de entre 90 y 120 días. Y en
estos momentos, trabajamos para mantener esos plazos, que son mejores que los
de Euskadi y Navarra.
Fundaciones, empresas públicas,
cargos de confianza, el Valedor do
Pobo, consellos consultivos... ¿Tiene
previsto reducir estos organismos?
Ya lo hemos hecho. De cada tres organismos autónomos, hemos eliminado dos.
Teníamos un servicio de informática en
cada consellería, y ahora solo hay uno para
toda la Xunta. Había tres órganos dedicados al turismo, la secretaría general, el
Xacobeo y Turgalicia, y los hemos reducido
a uno. Hemos pasado de tener 55 delegados
territoriales a cinco, y contamos con la mitad de altos cargos, con lo que nos hemos
ahorrado 37 millones de euros en nóminas.
También hemos reducido al 50% el gasto
de nuestro parque móvil. Nuestra última
decisión, en este sentido, ha sido que dos o
más altos cargos compartan coche oficial.
“En Galicia hay
un gobierno
unido, austero
y responsable,
que ha mantenido
la solvencia de
la comunidad y
que ha blindado
los servicios
públicos”
entrevista
¿Tiene previsto privatizar la radio
y la televisión autonómicas?
La CRTVG tenía un presupuesto de 130
millones de euros, de los que la Xunta
aportaba 120. En estos momentos, solo
invertimos 90 millones, con lo que hemos reducido el gasto en más de un 30%.
Además, el ente terminó el ejercicio 2011
sin deber un solo euro, con un superávit
de 300.000 euros. Y la TVG es la segunda
televisión autonómica con más cuota de
audiencia, después de TV3. Nuestra meta
es orientar este servicio público para que
sea solvente, para que requiera menos impuestos para mantenerse, y para que sea
un canal de difusión de nuestra cultura y
nuestra lengua. Soy consciente de que el
idioma y la cultura de Galicia sufrirían un
golpe importante si cerramos la CRTVG. A
cada ciudadano, le cuesta 38 euros al año.
Las embajadas y oficinas de la Xunta en el exterior, ¿qué hacemos con
ellas?
Nosotros tenemos tres oficinas propias.
Una está en Buenos Aires, que es la ter-
“Quedan muchas
cuestiones
pendientes, como
el paro, aunque en
nuestra comunidad
sea un 5% menos
que la media
española”
“Nos encontramos
con una Galicia que
había gastado 2.300
millones de euros
sin presupuesto, con
15.000 empleados
públicos más”
cera ciudad del mundo con más gallegos,
después de Vigo y A Coruña, y nos supone
un coste cero, porque está en un centro
gallego. Otra está en Montevideo, que también reúne a muchos emigrantes, y estamos buscando un convenio para instalarla
en la embajada española. Y tenemos una
Fundación Galicia-Europa, en Bruselas,
que trabaja para captar fondos europeos
y para el buen funcionamiento de nuestra eurorregión. Está dando sus frutos, y
espero que, en el plan 2013-2020, mantengamos al menos el 66% de los fondos
que veníamos percibiendo. De ser así, nos
será rentable mantenernos en la sede de
la UE. Por otra parte, tenemos plataformas
comerciales, cofinanciadas con la Confederación de Empresarios y las cámaras de
comercio, con el objetivo de conseguir que
en un plazo de cuatro años, las empresas
gallegas aumenten su exportación en 3.000
millones de euros.
Hay voces que piden el cierre de las
diputaciones ¿Está de acuerdo?
Yo no soy de los que quiere cerrar las
diputaciones cuando pierde y mantenerlas
cuando gana. Esa incoherencia no tiene
sentido. Las diputaciones tienen una función, que es ayudar a los concellos demasiado pequeños para autofinanciarse. Por
lo tanto, el objetivo debería ser replantear
el mapa municipal de España, que es excesivo, y fue diseñado en el siglo XIX, para
un país agrícola y rural. Hemos de hacer
ayuntamientos más grandes, y convertir
las diputaciones en una especie de mancomunidades, que presten servicios conjuntos, ya sea depuración de aguas, saneamiento, abastecimientos, tratamiento de
residuos o gestión tributaria. Y ante todo,
deben evitar duplicidades con los gobiernos autonómicos, en los aspectos cultural,
deportivo y social. De este modo, serían
un buen instrumento para la Galicia rural.
Si sobran municipios, como acaba
de afirmar, ¿qué piensa hacer en
Galicia?
Nuestro planteamiento está claro. Estamos modificando toda nuestra legislación
de ayudas, subvenciones e infraestructuras
para que todos aquellos municipios que se
fusionen tengan prioridad. De este modo,
podrían acceder antes a la ampliación de
un centro de salud, o para la construcción
de un polideportivo, un centro social, o una
residencia para la tercera edad. Además,
aquellos ayuntamientos que quieran dar
el paso de fusionarse, tendrán un apoyo
político y económico explícito de la Xunta
39
a saúde de galicia
entrevista
de Galicia. Eso, por parte de la comunidad
autónoma, pero creemos que el Estado
debe dibujar una nueva planta municipal
de toda España, con un enfoque de nación.
Y, además, la Federación Galega de Municipios e Provincias se está planteando
está cuestión en serio por primera vez, y
su presidente ha acordado conmigo que,
a finales de 2012, presentará un estudio
sobre las posibilidades de fusión de nuestros ayuntamientos. De este modo, serán
las propias entidades municipales las que
determinen qué uniones son las más lógicas, para beneficiarse de una extensión
y una población mayores.
El paro es la primera preocupación
de los ciudadanos ¿Qué se está haciendo desde la Xunta para combatirlo?
La Xunta tiene un presupuesto de más
9.000 millones, que tenemos que rentabilizar hasta el último euro. Las empresas que
trabajan para nosotros cobran, y cobran
en plazo, con lo que estamos haciendo un
gran servicio a nuestro país. Las farmacias,
el transporte escolar, las empresas constructoras, los profesores, los profesionales
sanitarios cobran de la Administración.
Tenemos 90.000 familias que dependen
de nosotros, y somos la empresa de España que más gastamos en transporte
escolar, 120 millones de euros anuales.
Con esto quiero decir que la Xunta es una
gran organización pública, con una gran
capacidad económica, y por eso tenemos
que dar ejemplo de austeridad y de cumplimiento de los plazos de pago. En segundo
lugar, debemos priorizar las inversiones
“Hemos pasado de
tener 55 delegados
territoriales a cinco,
y contamos con la
mitad de altos cargos,
con lo que nos hemos
ahorrado 37 millones
de euros”
“El idioma y la
cultura de Galicia
sufrirían un golpe
importante si
cerramos la CRTVG.
A cada ciudadano, le
cuesta 38 euros al
año”
“Hemos de hacer
ayuntamientos más
grandes, y convertir
las diputaciones
en una especie de
mancomunidades,
que presten servicios
conjuntos”
productivas, y no hacer aceras ni jardines,
sino infraestructuras que creen empleo,
como la Tercera Ronda de A Coruña, que
mejora la accesibilidad, acorta los tiempos
de conexión de mercancías y personas, y
facilita la competitividad de las empresas.
Otro ejemplo es la Vía Ártabra, que conecta
cuatro grandes municipios, y que es clave
para la provincia. Hemos invertido 120
millones de euros en el sector del automóvil, que sigue creciendo y exportando.
Hemos destinado 80 millones al naval, que
facilita que los astilleros privados puedan
seguir contratando barcos, y hemos apoyado al textil, aunque menos de lo que nos
gustaría. En definitiva, nuestra máxima es
pagar lo que contratamos, tener un plan
para cada sector productivo, y establecer
leyes que dinamicen la capacidad competitiva, ya sea el Plan de Acuicultura, la Ley
de Montes o las Directrices de Ordenación
del Territorio.
A causa del desempleo, mucha gente joven y preparada, en la que se
han invertido muchos recursos, se
ha marchado a buscar trabajo fuera. ¿Qué política seguirá el gobierno
gallego para recuperarlos?
La clave, sin duda, es el empleo. Si los
jóvenes se marchan es porque no tienen
trabajo en su tierra, y esto está pasando en
toda España. Hay cada vez más españoles
en Alemania, Austria, Estados Unidos, en
los países nórdicos... A nosotros nos parece
que apostar por la internacionalización
de la economía gallega es fundamental.
Galicia representa el 6% de la población
española, y su economía nunca podrá ir
bien si el restante 94% no compra. España es el país con más paro y más déficit
público de Europa, donde el 50% de los
jóvenes aún no han conseguido su primer
trabajo. Por lo tanto, nuestro problema no
es específico. Galicia es un órgano vital
afectado por la enfermedad del conjunto
del cuerpo, por eso nos es fundamental
vender fuera. En estos momentos, nuestro
saldo de exportaciones e importaciones
es muy positivo, y superior a la media de
España. Y, para generar empleo, debemos
hacer grandes esfuerzos por la innovación.
Necesitamos patentes, nuevos productos,
llenar los huecos del mercado, y en eso
estamos invirtiendo más que nunca.
En estos momentos, el recorte del
déficit es un peaje inevitable, pero
resulta esencial asignar recursos
hacia usos más productivos ¿Qué se
plantea en este sentido?
40
a saúde de galicia
entrevista
“Nuestra máxima
es pagar lo que
contratamos, tener
un plan para cada
sector productivo,
y establecer leyes
que dinamicen
la capacidad
competitiva”
“Apostar por la
internacionalización
de la economía
gallega es
fundamental”
Como ya hemos comentado, miramos
donde invertir cada euro. Sabemos que lo
importante es que el dinero gastado contribuya a mejorar la competitividad de la
economía, y no la estética. El famoso Plan
E para mejorar las aceras, le ha costado
a España 15.000 millones de euros, una
cantidad que se corresponde aproximadamente con la deuda del Sistema Nacional
de Salud. Si ese dinero se hubiera destinado a los laboratorios y a otras empresas
suministradoras, habría una economía en
la que esas empresas serían más solventes,
no habrían despedido gente y el SNS pagaría sus facturas con menos costes financieros. Por lo tanto, la política de líneas de
financiación a largo plazo y con intereses
bajos, que está estableciendo el Gobierno
en estos momentos para pagar la deuda
sanitaria, es fundamental para reactivar la
economía. Las administraciones no pueden ser un problema para los ciudadanos,
sino organizaciones bien gestionadas. Si
exigimos que lo privado esté bien gestionado, ¿cómo no va a estarlo lo público, si
lo público es de los ciudadanos? También
“Necesitamos
patentes, nuevos
productos, llenar
los huecos del
mercado, y en eso
estamos invirtiendo
más que nunca”
41
a saúde de galicia
entrevista
debemos conseguir que hacer un contrato
no sea un problema para las empresas, sino
una oportunidad.
Tras lo sucedido con Novacaixagalicia y el Banco Pastor, ¿el sistema
financiero gallego ha muerto?
Ahora mismo, no hay ninguna caja en
España. Uno de los graves defectos del
gobierno socialista es que negó la crisis,
y no hizo casi nada para superarla. Y la
crisis no afectó solo al sector público y al
paro, que también, sino que fue una gran
crisis financiera. Pero mientras se desarrollaba, el PSOE continuaba insistiendo
en que nuestro sistema financiero era el
mejor del mundo, y no hizo su tarea, que
es supervisar las entidades. El Banco de
España no cumplió su cometido por lo que,
de nuevo, estamos involucrados en un problema nacional. La Comunidad Valenciana,
Cantabria, Extremadura, Castilla-León y
Castilla La Mancha ha perdido todas sus
cajas, y Andalucía salvó una. En Galicia,
sin embargo, estamos resistiendo. De la
fusión de dos cajas con grandes dificultades
de gestión, y con unos balances muy comprometidos, hemos conseguido constituir
una nueva entidad. Ahora habrá que ver si
somos capaces de recapitalizarla. Tenemos
unos buenos gestores, acreditados desde
el punto de vista nacional e internacional,
aunque tienen un objetivo dificilísimo, que
es captar fondos de inversión, y atraer a
gente que confíe en el sistema financiero
español. Me consta que, en estos momentos, han recorrido un camino importante,
aunque no han llegado a la meta. Y espero
que cumplan con el compromiso de sanear
el balance de Novagalicia Banco. Si los
gestores de esta entidad consiguen capitalizarla, lograrán también que más empresarios gallegos confíen en ese proyecto.
No ha sido fácil conseguir 256 millones de
euros, en el momento de mayor crisis del
sistema financiero español, mientras Caja
Madrid ha tenido que recurrir a ayudas
millonarias del FROB, siendo Madrid una
de las principales economías de Europa.
“Las administraciones
no pueden ser un
problema para los
ciudadanos, sino
organizaciones bien
gestionadas”
“Si Galicia no tiene
DIFICULTADES para
colocar su deuda,
es señal de que los
bancos distinguen bien
entre los territorios
que son solventes y
los que no”
¿Es posible aumentar el interés de
los empresarios gallegos por invertir
en Galicia? ¿Cómo podemos convertirnos en una región atractiva para
el dinero y las personas cualificadas?
Es muy importante lo que hagamos
como sociedad, y dentro de la sociedad se
incluyen los gobiernos locales, provinciales, autonómicos y el gobierno español.
Para mejorar el efecto llamada, los inversores tienen que percibir que aquí hay gen-
42
a saúde de galicia
te que no gasta más de lo que tiene, que
paga lo que debe y que está saneada. Solo
recuperarán la confianza si observan que
tenemos un gobierno previsible, que les
garantice el cobro de las deudas, y que incluya el saneamiento de la administración
dentro de sus códigos políticos y éticos.
El hecho de que Galicia no tenga problemas en estos momentos para colocar su
deuda, al contrario que la mayoría de las
comunidades autónomas, es señal de que
los bancos distinguen muy bien entre los
territorios solventes y los que no lo son.
Y eso tiene un reflejo en las familias y en
las empresas, funciona como un engranaje,
en el que la inercia de las piezas grandes
mejora el rendimiento de las pequeñas.
Gracias a estas políticas, hemos parado el
deterioro de los servicios públicos, hemos
dejado de deber facturas por valor de más
de 2.000 millones de euros, y hemos iniciado un nuevo camino.
sanidad y crisis
Medidas para
incrementar la
racionalidad y la
sostenibilidad del
sistema sanitario
público
Los autores proponen cinco vías para reducir gastos sin recurrir
a recortes o privatizar las prestaciones
Por Manuel Martín García y Maria Luisa Lores Aguín*
44
a saúde de galicia
Las administraciones sanitarias están utilizando la crisis
como argumento para alegar
la insostenibilidad del sistema
sanitario público en las actuales
condiciones, y la necesidad de
introducir copagos, recortes en
las prestaciones, la financiación
privada y la externalizacion de
una parte de los servicios.
Sin embargo, España ocupa
uno de los últimos lugares, de
la Unión Europea y de la OCDE,
en gasto sanitario público, tanto
en porcentaje de PIB (1,5 puntos) como en dólares per cápita
con poder paritario de compra
(2.049 frente a 2.870).
La mayoría de las medidas
propuestas que se barajan van
destinadas a controlar la demanda sanitaria, como el copago, que afectara a los sectores
sociales con menor capacidad
de compra (la pensión media en
Galicia ronda los 600 euros), o
la oferta de servicios públicos
con cierre de camas hospitalarias, paralización de los planes
de mejora de la atención primaria, o supresión de ambulancias.
Sin embargo, y pese a la
creencia generalizada, los determinantes esenciales del
crecimiento del gasto sanitario
están relacionados fundamentalmente con la organización,
funcionamiento, orientación
del sistema y con la cultura y
actitud de los responsables sanitarios y de parte de los profesionales.
Entre estos podríamos destacar la ausencia de planificación
en la asignación de los recursos;
la descoordinación de los niveles asistenciales; la deficiente
formación de los gestores sanitarios; el abuso de las tecnologías diagnósticas y terapéuticas
(España presenta gasto en tecnologías un 23% por encima de
la media Europea y un 33% por
encima de EEUU); el abuso de
sanidad y crisis
la prescripción farmacológica;
la variabilidad injustificada de
la práctica clínica; la medicina
defensiva; las prolongadas estancias hospitalarias; la parasitación del sector público; el
hospitalo-centrismo; la capacidad resolutiva de la atención
primaria; o el poco desarrollo de
la promoción de la salud
Como ejemplos, podríamos
señalar que el 30% de las decisiones clínico terapéuticas
no están basadas en criterios
científicamente comprobados;
las innovaciones tecnológicas
y terapéuticas de alto coste se
generalizan sin evaluación previa; la tercera parte de los medicamentos consumidos por los
mayores de 65 años son innecesarios; el 12% de los ingresos
hospitalarios en España están
relacionados con reacciones adversas a fármacos. Sin embargo,
se abandonan las políticas de
promoción de salud a pesar de
que la OMS afirma que las recomendaciones alimentarias y la
promoción de la actividad física
podrían contribuir a reducir la
incidencia de cáncer entre un
30 y un 40%.
En base a esta situación, desde nuestra asociación, venimos
proponiendo algunas medidas
con las que reducir gastos sin
necesidad de recurrir a recortes
o privatizar las prestaciones:
1- Disminuir el gasto farmacéutico. Dado que con la
prescripción por principio activo se han ahorrado 2.400 millones de euros, y que se estima
que los mayores de 65 años (el
16,8% de la población española
en 2010) consumen el 30% de
los fármacos (4.000 millones
de euros) y que la tercera parte serían medicamentos innecesarios. La revisión de estos
tratamientos podría suponer un
ahorro de hasta 1.300 millones
de euros,
2- Mejorar la utilización
de las tecnologías sanitarias.
España consume el 8,2% de su
gasto sanitario en tecnología,
aproximadamente 5.000 millones de euros, un 23% más que la
media europea y un 33% por en-
España consume
el 8,2% de su
gasto sanitario en
tecnología: un 23%
más que la media
europea y un 33%
por encima del
gasto de EEUU
Trasladar la
cuarta parte de
las consultas
hospitalarias a la
atención primaria
supondría un
ahorro de 1.100
millones de euros
Se debe potenciar la
atención primaria,
incrementar los
centros de crónicos,
promover la
gestión clínica
multidisciplinar
y evaluar el
desempeño
profesional
La estrategia
de construir y
gestionar nuevos
centros aplicando
la fórmula de
colaboración
público-privada
multiplica por
siete el coste de los
centros
cima del gasto de EEUU. Existen estudios en nuestro país que
concluyen que la tercera parte
de los estudios radiológicos son
innecesarios. El ahorro potencial, solo con reducir a la mitad
ese gasto innecesario, sería de
900 millones de euros
3- Potenciar la atención
primaria para disminuir la
frecuentación hospitalaria.
El coste medio de una consulta hospitalaria es de 139 euros.
Trasladar la cuarta parte de las
consultas a la atención primaria (cuyo un coste medio por
consulta es de de 84 euros),
supondría un ahorro de 1.100
millones de euros.
4.- La asistencia en los
servicios de urgencias hospitalarios se incrementa año
tras año (en 2009 se trataron
5,5 millones más de urgencias
que en 2001, lo que supone un
aumento del 26%), muchos de
estos procesos son banales y
podrían resolverse perfectamente en atención primaria.
Dado que el coste de la urgencia hospitalaria no ingresada es
de 244 euros, si se redujera la
frecuentación en un 10% (2,7
millones de urgencias menos),
aplicando estrategias de educación y potenciación de la AP, se
podrían ahorrar de 650 millones
de euros.
5- Reducir la hospitalización innecesaria. En hospitales del SNS, en 2009 se ingresaron 3.948.615 pacientes,
de los que el 12% (474.000)
estaban relacionados total o
parcialmente con reacciones
adversas a medicamentos, de
los que la mitad (237.000) serían potencialmente prevenibles. Como el gasto por alta en
un hospital público es de 8.993
euros, se podrían ahorrar 2.100
millones de euros anuales, (gasto que además de innecesario es
perjudicial para los pacientes).
El estudio Eneas muestra que el
8,5% de los pacientes hospitalizados sufre efectos adversos,
de los que el 42% serán evitables, lo que supondría reducir
846.000 estancias a un coste de
1.154 euros/estancia, con un
45
a saúde de galicia
ahorro potencial de 975 millones de euros. Se estima en un
tercio los días que los pacientes
permanecen ingresados de forma inadecuada, por estancias
preoperatorias innecesarias,
retraso en el alta, demoras en
exploraciones diagnósticas
durante el ingreso, cirugías
con ingreso innecesario o por
ingresar pacientes crónicos en
hospitales de agudos. Esta situación supone diez millones
de estancias inadecuadas. Si se
redujera a la mitad esta demora
innecesaria, mejorando la eficiencia de los servicios, se podrían ahorrar 5.750 millones de
euros, (y disminuir de paso las
listas de espera).
En base a todo lo anterior,
consideramos necesario poner
en marcha estrategias de promoción para mejorar el nivel de
salud y la carga de enfermedad
evitable, reducir la medicalización y el uso intensivo de la
tecnología; mejorar la racionalidad de la gestión y reducir el
gasto innecesario; potenciar la
atención primaria; incrementar
los centros de crónicos; dedicar
la atención a los pacientes más
graves; promover la gestión clínica multidisciplinar; evaluar
el desempeño profesional;
potenciar la docencia y la investigación, enfocándola a las
prioridades sanitarias de los
ciudadanos y del SNS.
Si a estas medidas se añadieran la paralización de la estrategia de construir y gestionar
nuevos centros aplicando la
fórmula de la colaboración
público-privada (desarrollada
fundamentalmente en Valencia, Madrid, Baleares y Galicia), que multiplica por siete el
coste de los centros, el ahorro
sería aún mayor. Solo en los
primeros siete hospitales PFI
se ahorrarían 4.309 millones
de euros, y 1.292 en el nuevo
hospital de Vigo.
*Manuel Martin García y Maria
Luisa Lores Aguín son médicos y
miembros de la Asociación Galega
para a Defensa da Sanidade Pública
sanidad y crisis
La crisis y algo más
Para unos estamos ante una gravísima
crisis de valores, y otros consideran que
éste es un problema económico
Por Diego Gracia*
Procedamos como es de
rigor en Medicina y preguntémonos por el diagnóstico. Si
hiciéramos una especie de metaanálisis entre los más conocidos, veríamos que los hay de
dos tipos: unos que cabe llamar
internalistas y otros externalistas. Los primeros consideran
que esta es una crisis interna
de la economía, debida a que
los gestores y gobernantes no
han tenido en cuenta las inevitables leyes de esa ciencia. Esas
leyes son implacables, y cuando se las desafía la cosa acaba
siempre mal, con frecuencia en
catástrofe. Los externalistas,
por el contrario, piensan que
la presente crisis no es sólo
económica, que sus raíces son
más profundas y afectan a un
mundo, un estilo de vida y un
sistema de valores, aquel por
el que ha optado la sociedad
occidental durante las pasadas
décadas, o incluso antes, en las
últimas centurias.
Personalmente, creo que ha
habido mucho de ambas cosas.
No se han respetado las sacrosantas leyes de la economía,
y a eso se ha sumado, o más
que sumado, un problema de
valores. Esto puede parecer
pasteleo o componenda, pero
disto de entenderlo así. Hoy es
habitual en filosofía, casi diría-
mos una ley, si no fuera porque
esta palabra resulta casi hiriente a los oídos del filósofo, que
no hay hechos sin valores, ni
valores sin hechos. La ciencia
económica, la llamada economía positiva, conoce bien los
hechos que están en la base
de la presente crisis. Ése es su
campo de análisis, y ahí suelen quedarse. Aún más, recelan
algo de quienes les vienen con
eso de que esta es una crisis de
valores, porque sospechan, no
sin razón, que la mayor parte
de las veces eso esconde un
nulo o muy deficiente análisis
de los hechos. Y por lo general
tienen razón.
Pero tener razón no es lo
mismo que tener toda la razón.
Esto es lo que generalmente
nos pierde a los seres humanos, que tendemos siempre
a ‘absolutizar’ nuestra parte
de razón, cometiendo de ese
modo un sofisma que los lógi-
Con el orgullo de
quienes poseen una
ciencia y dominan
unas técnicas, nos
hemos empeñado
en definir la salud
y la enfermedad
como meros hechos
biológicos. El
resultado ha sido
desastroso
Diego Gracia
46
a saúde de galicia
cos denominan pars pro toto.
No hay hechos sin valores, ni
cabe hacer un diagnóstico adecuado atendiendo sólo a una
de esas partes del problema.
A los médicos nos ha costado
mucho, siglos, convencernos
de esta elemental verdad. Con
el orgullo propio de quienes
poseen una ciencia y dominan unas técnicas, nos hemos
empeñado en definir la salud
y la enfermedad como meros
hechos biológicos. El resultado
ha sido desastroso.
Más del cuarenta por ciento
de nuestros enfermos quedaban fuera de las categorías que
con tanto esfuerzo habíamos
elaborado, no tenían hechos objetivos que permitieran catalogarlos como enfermos, pero era
evidente que se encontraban
muy mal, y que en algún sentido lo eran. Y es que la salud
y la enfermedad son hechos,
pero no sólo hechos, también
valores. Mi idea de la salud no
se identifica con la que tenía
mi abuela, y tampoco coincide
con la de mis hijos; aún más,
yo no valoro hoy la salud como
hace diez años, por más que
no se haya producido una variación sensible en el orden de
los hechos.
Las crisis de la economía se
parecen mucho a las enfermedades que sufrimos los seres
humanos. Digo los seres humanos, no los animales, porque en
éstos sí que se trata, o al menos
eso creemos, de meros hechos
sin valores. En la especie humana eso no es así ni puede
serlo. Tal es la razón de que nos
veamos obligados a enfocar las
crisis, de igual modo que las
enfermedades, desde ambos
puntos de vista. ‘Absolutizar’
cualquiera de ellos es condenarse a no entender nada, o
muy poco. Y las cosas no están
sanidad y crisis
No hay hechos
sin valores, ni
cabe hacer un
diagnóstico
adecuado
atendiendo
solo a una de
esas partes del
problema
como para emitir juicios precipitados, ni hacer experimentos
cuyo resultado ya se conoce de
antemano.
Es preciso partir de buenos
hechos. Y estos no pueden
ofrecérnoslos más que los economistas. De mí sé decir que
cada vez dedico más tiempo
a estudiar esta tan compleja
como fascinante disciplina.
Pero cuanto más escudriño
sus entresijos, más similitudes
encuentro entre lo que sucede
en ella y lo que he intentado
combatir durante décadas en
Medicina. No todo son hechos,
ni es posible reducirlo todo a
hechos. Esto es tan obvio, que
resulta casi ocioso el repetirlo.
Tampoco cabe el ardid de
limitar el propio cometido al
ámbito de los hechos, diciendo
que lo otro, los valores implicados, no es asunto de la propia
competencia. Y ello por una
razón tan obvia como desconocida. Es que actuando de
ese modo estamos ya hacien-
En el campo de
los valores todo
son palos de ciego.
Tanto el científico
como el hombre de
la calle se sienten
inseguros
La actual crisis
está propiciando
reacciones, tanto de
sobresalto como de
sobrecogimiento
La salud y la
enfermedad son
hechos, pero
también valores
do una opción de valor, y no
precisamente la más ingeniosa. No hay escapatoria: quien
se abstiene de valorar ya está
valorando, por lo general negativamente. Y cuando ello no es
así, la cosa es aún peor: es que
está incluyendo, consciente o
inconscientemente, sus valores en el asunto, haciéndolos
pasar por los fundamentales,
los importantes, aquellos que
merece la pena tener en cuenta,
cuando no los únicos.
Con esto llegamos al punto
central. El grave problema es
que en este campo de los valores todo son palos de ciego.
Es un ámbito en el que tanto
el científico como el hombre
de la calle se sienten inseguros. Y la inseguridad genera
necesariamente angustia,
que a su vez dispara los que
desde el tiempo de Freud se
denominan “mecanismos de
defensa del Yo”. Su función es
proteger de la angustia que nos
acecha. Los mecanismos que
antes se disparan son los más
inconscientes o irracionales.
Uno típico es la negación, el
negarse a ver la realidad, el
esconder la cabeza debajo del
ala. Lo pudimos contemplar en
directo el 11 de septiembre del
año 2001. Cuando los aviones
estaban impactando contra las
torres gemelas de Nueva York,
la gente que pasaba por allí no
pudo menos de exclamar: “No
puede ser, no puede ser.”
Las emociones tienen dos
características muy particulares. Una es que se disparan con
extraordinaria rapidez. Ante
un acontecimiento cualquiera, las emociones reaccionan
inmediatamente, en tanto que
la razón es lenta, se paraliza
en un primer momento y solo
con el paso del tiempo consigue controlar la situación y
hacerse cargo del problema.
La otra característica es que
las emociones son extremas.
Las personas nos caen bien o
mal, ante ellas reaccionamos
positiva o negativamente, con
buena o mala química. Es más
difícil decir de alguien que nos
47
a saúde de galicia
cae regular. Y es que las emociones son polares.
Un psiquiatra alemán de la
primera mitad del siglo XX,
Ernst Kretschmer, describió las
dos reacciones extremas que
se disparan en las situaciones
de crisis. Las llamó “reflejo de
inmovilización” y “tempestad
de movimientos”, y en nuestro idioma López Ibor las denominó, muy acertadamente,
“reacción de sobrecogimiento” y “reacción de sobresalto”.
Ambas son inmaduras, inconscientes, irracionales. Pudimos
ver ambas en la tragedia del 11
de septiembre. Hubo quien se
quedó paralizado por el miedo
y quien se tiró por la ventana.
Lo sensato, lo racional, es controlar los primeros impulsos,
no caer en la inhibición ni en
la tempestad de movimientos,
y buscar la salida razonable y
prudente al problema. Es lo
más complicado, lo más difícil, aquello que requiere una
mayor madurez psicológica y
personal. A veces no da resultado, porque la cosa no tiene
salida. Para tales situaciones
reservamos el nombre de “tragedia”.
La actual crisis está propiciando reacciones, tanto de
sobresalto como de sobrecogimiento, en muchos aspectos
distintos. Uno de ellos es el de
los valores. Para unos estamos ante una gravísima crisis
de valores, y otros consideran
que este es un problema económico, por tanto científico y
técnico, que nada tiene que
ver con los valores. Es probable que ambos anden cargados
de razón, y más probable aún
que ninguno la tenga del todo.
Y surge la pregunta: ¿pero de
qué valores estamos hablando?
¿Qué son los valores? Pero sobre esto, de modo sorprendente, se dice poco o nada. ¿Por
qué no hacer de ello un tema
de estudio y debate?
*Diego Gracia es médico y profesor de Historia de la Medicina y
Bioética de la Universidad Complutense de Madrid.
asociaciones
de pacientes
FEDERACIÓN GALEGA DE
ENFERMEDADES RARAS Y CRÓNICAS
Pie de foto
Servicio de terapia ocupacional de la Fegerec
La fuerza de los
más pequeños
Ocho colectivos trabajan para llamar la atención sobre
las patologías menos comunes y sus problemas asociados
Por A. Losada
La Federación Galega
de Enfermedades Raras y
Crónicas (Fegerec) nació en
el verano de 2009, fruto de
la colaboración entre la Aso-
ciación Gallega de Ataxia, la
Asociación Galega de Esclerosis Lateral Amiotrófica, la
Asociación Gallega contra la
Fibrosis Quística, la Asociación
Galega de Lupus y la Asociación Coruñesa de Esclerosis
Múltiple. Y, ante el éxito inicial
del proyecto, en 2010, se sumaron también los colectivos
gallegos de Afectados de Retinosis Pigmentaria y de Linfedema, junto a la delegación en
nuestra comunidad de la Asociación Nacional de Amigos de
Arnold-Chiari. Surgió así un
colectivo centrado en ofrecer
servicios sociosanitarios comunes a todas las patologías
atendidas, con el fin de sumar y
rentabilizar esfuerzos, recursos
y aumentar su visibilidad de
cara a la ciudadanía.
Tal y como explica, Carmen
López, directora técnica de
Feregec, “los orígenes de esta
federación se encuentran en el
centro municipal Domingo García Sabell”, de A Coruña. En este
espacio, convivían hasta diez
colectivos dedicados a mejorar
la calidad de vida de pacientes
con enfermedades crónicas y
sus familias, y mediante el
trato diario, se fueron dando
cuenta de que sus necesidades
La federación
está integrada por
ocho colectivos de
enfermos y cuenta
con 13 empleados
en plantilla
Celebración del Día Mundial de las Enfermedades Raras
48
a saúde de galicia
asociaciones de pacientes
coincidían en muchos puntos.
“Somos un grupo basado
en la idea de unidad y solidaridad como eje central de
nuestro funcionamiento. Las
asociaciones con mayor peso
o infraestructura prestan su
apoyo a las más pequeñas, o
desconocidas. Creemos que
éste es el único camino por el
que verdaderamente podemos
ayudar a hacer más visibles las
enfermedades raras”, afirma
Carmen López. En estos momentos, la federación tiene su
sede en A Coruña, en el Centro
García Sabell, pero ofrece sus
servicios en Lugo, Pontevedra,
Vigo, Cabana de Bergantiños y
Pontedeume. Próximamente,
estará también en Sada.
Todos los colectivos que forman parte de la Fegerec representan a personas que padecen
patologías de baja prevalencia,
crónicas y con síntomas neuromúsculoesqueléticos o respiratorios. Además, no existen
tratamientos definitivos para la
mayoría de ellas o, si los hay,
son en no pocas ocasiones, de
difícil acceso. Es decir, se trata
de dolencias incapacitantes y
con un gran impacto en la vida
diaria.
“Es habitual que muchas enfermedades raras se diagnostiquen tarde, porque suelen
ser polisintomáticas, y muy
desconocidas. El paciente
puede estar peregrinando por
distintos hospitales durante
años, mientras su salud se deteriora. De este modo, lo que
empieza siendo un problema
estrictamente médico, adquiere dimensiones psicosociales”,
explica Carmen López.
“La situación, además, afecta
a todo el entorno del paciente,
sobre todo al familiar, ya que
habitualmente requieren cuidados, que a menudo obligan a
algún miembro de la familia a
abandonar definitivamente su
ocupación laboral y dedicar la
mayor parte de su tiempo a
cuidar a la persona enferma”.
Los servicios de la federación, por lo tanto, van dirigidos a pacientes y familiares,
La federación
tiene convenios
con las
consellerías
de Sanidade
y Traballo, la
Diputación y el
Ayuntamiento
herculino
El presidente de la Xunta, la presidenta de la Fegerec y el exalcalde de A Coruña
Fegerec ofrece
servicios en A
Coruña, Lugo,
Pontevedra,
Vigo, Cabana de
Bergantiños y
Pontedeume
“Por la crisis,
estamos
recibiendo
peticiones de
gente que no
puede pagar el
recibo de la luz
o la comida”
Carmen López,
directora técnica
desde un enfoque integral y
multidisciplinar. Incluyen
un servicio de información
y apoyo tras el diagnóstico
o durante la espera del mismo; asesoramiento médico
orientado hacia una segunda
opinión clínica; rehabilitación
fisioterápica, ocupacional y
cognitiva; atención psicológica y social; asesoramiento jurídico; y acercamiento
hacia colectivos de personas
con una problemática de salud
similar, cuando el enfermo lo
demanda.
Todos estos servicios son
posibles mediante el apoyo
que Feregec recibe de instituciones públicas, como las consellerías de Sanidade y Traballo, la Diputación de A Coruña
y el Ayuntamiento herculino;
y privadas, como el Colegio
49
a saúde de galicia
Oficial de Farmacéuticos de
la Provincia de A Coruña o
la Fundación Barrie). Están
estableciendo lazos similares
con el Colegio de Médicos,
organizan actos benéficos y
cuentan con el apoyo de sus
1.384 socios, y 54 voluntarios.
Fegerec tiene una plantilla
de 26 profesionales: 12 laborales y 13 voluntarios, del ámbito sanitario, social y jurídico.
La directora técnica señala que
“la situación económica actual
hace que últimamente el perfil
de la demanda vaya más allá
de lo que es habitual, y además
se nos solicite ayuda para poder hacer frente a cuestiones
económicas personales, como
puede ser pagar un recibo de
la luz, del agua, el seguro del
coche, alimentos… “
En la semana del 29 de febrero, Día Mundial de las Enfermedades Raras, organizaron
varias actividades para contribuir a mejorar su visibilidad y
recursos económicos.
Este año, el día 27 participaron en el foro O experto responde, del Sergas. El día 28
colocaron mesas informativas
y de recaudación de fondos en
los cascos urbanos de A Coruña, Lugo, Pontevedra, Vigo,
Ourense, Santiago, Ferrol, Cedeira, Noia y Monforte. Y el
propio día 29, celebraron un
concierto en el auditorio del
Ágora, en la ciudad herculina,
con la colaboración de la coral Follas Novas y del Ballet
Carmen.
asociaciones de pacientes
Tres millones de
españoles y 180.000
gallegos padecen una
enfermedad rara
Se han descrito unas 8.000 patologías
de este tipo. La mitad no tienen
tratamiento curativo
Por Mariluz Couce*
La Unión Europea considera una enfermedad como rara
si tiene una prevalencia menor
de cinco casos por cada 10.000
habitantes. Alrededor de 29
millones de europeos, tres millones de españoles y 180.000
gallegos padecen una patología
de este tipo.
Las enfermedades raras tienen unas características comunes que las definen: la mayoría
son crónicas, generan algún
tipo de discapacidad física o
psicológica, tienen un diagnóstico difícil, en casi todas
ellas puede estar en peligro la
vida en un momento dado, y
el acceso al tratamiento (los
medicamentos huérfanos) es
complicado y sobre todo muy
caro.
La mayoría de ellas son enfermedades genéticas, otras
son enfermedades autoinmunitarias, malformaciones congénitas, cánceres poco frecuentes
o enfermedades tóxicas e infecciosas, entre otras categorías.
En la literatura médica se
han descrito entre 7.000 y
8.000 enfermedades raras y, a
pesar de los avances científicos
en los últimos años, se estima
entre 4.000 y 5.000 el número
de ellas para las que no hay
tratamiento curativo. Además,
existen escasos protocolos de
actuación y proyectos de investigación (las industrias farmacéuticas están por lo general
poco interesadas) y hay escasa
legislación específica sobre las
enfermedades raras.
No obstante, en los últimos
años, se están dando algunos
pasos más, como el desarrollo,
en 2009, del Documento sobre
estrategia en enfermedades raras
del Sistema Nacional de Salud,
la creación del Ciberer (Centro
de investigación en Enfermedades Raras) en el 2006, el inicio
de propuestas para la creación
de Centros de Referencia estatales de este tipo de patologías
(3-4 centros acreditados en la
península para cada enfermedad o grupos de enfermedades).
Pero queda mucho camino
50
Existen escasos
protocolos de
actuación y
proyectos de
investigación
y hay poca
legislación
específica
sobre las estas
patologías
Para abordarlas
es preciso un
planteamiento
global, con
esfuerzos
combinados,
para prevenir
la morbilidad
y evitar la
mortalidad
prematura
a saúde de galicia
Mariluz Couce
por recorrer, el afectado necesita cuidados especiales y se
siente solo. A menudo para su
diagnóstico debe realizar un
peregrinaje por distintos especialistas, y precisa de dietas y/o
fármacos difíciles de conseguir
y caros.
La mitad de estas enfermedades se manifiestan en la niñez
y a menudo uno de los padres
precisa dejar de trabajar.
Para abordarlas es preciso
un planteamiento global, con
esfuerzos especiales y combinados, para prevenir la morbilidad significativa o evitar
la mortalidad prematura, y
mejorar la calidad de vida o el
potencial socioeconómico de
las personas afectadas.
De ahí la importancia de
las asociaciones de pacientes
y/o de familiares de afectados
(como en Galicia las de Fegerec, PKU y OTM, Glucogenosis,
ASEM…) tanto en su papel de
facilitar información y recursos, de amortiguar el impacto
del diagnóstico y la angustia
ante la falta de tratamiento
etiológico en muchos casos,
como en el de trasladar sus necesidades y reivindicaciones a
la Administración pública.
*Mariluz Couce es pediatra y
miembro de la junta directiva del
Colegio Médico de A Coruña
PUBLIRREPORTAJE
Unidad de referencia
reportaje
Imagen de una reparación
mitral. La operación puede
ser seguida con todo
detalle mediante el uso de
microcámaras de vídeo
Cirugía
en el centro
del
corazón
El doctor José Cuenca dirige
el Servicio de Cirugía Cardíaca
y la unidad especializada
en reparación de la válvula
mitral del CHUAC
Por A. Losada
Desde diciembre del 2010,
el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña es uno
de los cuatro centros de referencia (CSUR) que existen en
España para la cirugía compleja de reparación de la válvula
mitral (junto al Gregorio Marañón, al Provincial de Valencia
y al Clinic de Barcelona). En la
unidad, dirigida por el doctor
José Cuenca Castillo, se realizan cada año unas 50 intervenciones cardíacas de este tipo, de
las cuales veinte son de elevada
dificultad.
La cirugía de reparación es
una de las alternativas médicas
a la hora de tratar una válvula
mitral enferma. Es adecuada
siempre y cuando el daño no
sea muy grave, lo que obligaría
a la sustitición protésica del tejido. “Hace unos años, se tendía
más a implantar una prótesis
que a reparar la válvula, porque
había menos experiencia, pero
en la actualidad, conforme ha
ido avanzando la técnica, es
una opción cada vez más común”; afirma José Cuenca.
Esta intervención se emplea
52
a saúde de galicia
para corregir daños en la válvula, que le impiden cerrar de
forma correcta, de modo que
se producen fugas de sangre
hacia los pulmones. Los métodos quirúrgicos para repararla
están muy ensayados, pero lo
más difícil es localizar dónde
se encuentran exactamente
las lesiones, ya que el área a
explorar está en el interior del
corazón, lo que complica su exploración.
El doctor Cuenca explica que
“antes de la intervención recurrimos a un ecocardiograma
para examinar al paciente, lo
que nos permite ver si la válvula tiene pérdidas o no. Pero llegar a saber exactamente cómo
se producen esas pérdidas no
unidad de referencia
es tan fácil. Para eso, hoy tenemos la técnica del “eco transesofágico intraoperatorio”, que
consiste en introducir una
sonda a través de la boca del
paciente, una vez anestesiado,
hasta colocarla detrás del corazón. Desde allí, con el órgano
latiendo, se ve muy bien toda la
estructura de la válvula mitral.
Mediante ésta técnica se detecta la parte dañada y se analiza
la correcta función valvular
tras la reparación. Este estudio es realizado, en A Coruña,
por el doctor Nemesio Álvarez, coordinador de la unidad
de ecocardiografía del Servicio
de Cardiología”.
Al localizar las lesiones, si
estas no son muy extensas,
puede recurrirse a la cirugía
de reparación con elevadas garantías. Sus ventajas frente a la
prótesis empiezan por que se
reduce enormemente el riesgo
de infecciones postoperatorias.
Además, al contrario que con
las prótesis, el paciente no
necesita tomar medicamentos anticoagulantes. “Si una
persona depende del Sintrón,
tendrá que estar pendiente de
la pastilla, hacerse analíticas
regulares, y aumenta su riesgo
de sangrado y de trombosis. Su
calidad de vida es indudablemente peor”, señala el cirujano.
Por otra parte, la tasa de
mortalidad quirúrgica de una
reparación se sitúa por debajo
del 1% y más del 90% de los
pacientes continúan haciendo
vida normal hasta diez años
La reparación de la
válvula mitral tiene
mejor pronóstico a
corto y largo plazo
que su sustitución
por una prótesis
1
Al cabo del año, el
CHUAC realiza unas
50 operaciones de
este tipo
La detección de
lesiones a través de
un ecocardiograma
transesofágico ha
supuesto un gran
avance
La lista de espera
del CHUAC,
para estas
intervenciones, está
en torno a los dos
meses
2
3
1 Visión intraoperatotia de una válvula mitral con rotura de cuerdas
tendinosas en su velo posterior
2 Reparación de la válvula mitral mediante la sustitución de las
cuerdas tendinosas rotas por varias neocuerdas de goretex
3 Válvula mitral, tras la inserción de las neocuerdas artificiales y un
anillo protésico para disminuir su tamaño y reforzar la reparación
SERVICIOS ASISTENCIALES 24 HORAS
Ley de dependencia
Atención y compañía de mayores y enfermos en domicilio y hospital
Aseos, administración de medicamentos, cambios posturales, controles
(tensión arterial, glucosa,...)
Servicios de ayuda a domicilio
Tareas básicas del hogar, acompañamientos.
EMPRESA AUTORIZADA
POR LA CONSELLERÍA
DE ASUNTOS SOCIALES
E-5529
Servicios de enfermería y fisioterapia
981 91 32 62
Plaza de Lugo, 23, 2º E · 15004 A Coruña · [email protected] · www.silvalle.com
unidad de referencia
después de la intervención.
“Son resultados superiores a
los que se obtienen con las prótesis”, advierte el doctor Cuenca. Y reconoce que, en buena
medida, estas estadísticas se
deben ha que ha mejorado la
detección de los problemas cardíacos en la atención primaria,
lo que permite operar a los pacientes antes de que el daño
en la válvula mitral sea irreversible. En estos momentos,
la lista de espera del CHUAC,
para estas intervenciones, se
sitúa en torno a los dos meses.
La reparación de la válvula
mitral se practica en el hospital
de A Coruña desde que se creó
el servicio de Cirugía Cardíaca,
en los años 90, aunque en sus
comienzos solo se recurría a
ella de forma esporádica. Sin
embargo, desde 2000, se emplea de manera protocolizada,
todas las semanas. Este tipo
de intervenciones requieren
la colaboración de un cardiólogo ecocardiografista, que
realiza el análisis pre y post
operatorio de la válvula, y de
un equipo quirúrgico con gran
experiencia.
Se emplea la cirugía abierta,
con circulación extracorpórea,
aunque suele instalarse también una microcámara de video, no para la propia intervención, sino para que todo el
equipo pueda observar cómo se
realiza. “Trabajamos en un área
muy pequeña y muy profunda,
por lo que solo el cirujano ve
realmente lo que pasa. Por eso
utilizamos la cámara, especialmente cuando algún médico
en formación quiere aprender
cómo se realiza el proceso”,
comenta el jefe de la unidad.
El paciente suele pasar hospitalizado entre cinco y siete días,
y al cabo de un mes ya está
haciendo vida normal.
La causa más habitual de
lesiones mitrales es la edad
avanzada. Tal y como explica
el doctor Cuenca, “a partir de
los 70 u 80 años, simplemente
por el uso, el tejido degenera,
y pueden llegar a romperse algunas de las cuerdas que sos-
La mortalidad
quirúrgica de la
reparación mitral
es inferior al 1%,
y los pacientes
siguen haciendo
vida normal diez
años después
tienen la válvula. De ser así,
simplemente las sustituimos
por otras cuerdas artificiales,
de goretex”. También las infecciones cardíacas pueden
afectar a esta parte del corazón, aunque en estos casos, no
puede iniciarse la cirugía hasta
que los antibióticos han hecho
su trabajo.
Sin embargo, existen daños
que están más allá de la reparación, como los producidos
por la fiebre reumática, que se
traducen en una grave estenosis
de la válvula, con una elevada
calcificación. En este caso, el
único remedio es la sustitución
por una prótesis. Esta patología
era muy común en España hasta hace dos décadas, pero ahora
casi ha desaparecido, gracias a
la mejora del nivel de vida.
“La calificación de
CSUR es un sello
de calidad para
todo el hospital”
JOSÉ CUENCA
José Cuenca
54
a saúde de galicia
La calificación de CSUR no
ha cambiado la forma de trabajar de esta unidad, aunque
ha aumentado el número de
pacientes que provienen de
fuera del área de A Coruña.
El doctor Cuenca señala que
“en realidad, es un reconocimiento al trabajo que venimos realizando durante los
últimos años, en las operaciones más complejas de reparación mitral. Es un sello para
el hospital, porque para obtener esta categoría, no solo se
evalúa nuestra unidad, sino
todo el centro, desde su plan
de calidad hasta sus infraestructuras”.
Las técnicas que se emplean
para la reparación de la válvula mitral son un ejemplo
de los grandes avances que
se han producido en la cirugía cardiaca. Se trata de
una especialidad con poco
más de sesenta años de tradición, aunque no despegó
realmente hasta finales de
la década de los 50, con el
desarrollo de la circulación
extracorpórea. Desde entonces, se han descubierto materiales biocompatibles que
posibilitan la intervención,
con circulación extracorpórea, con un menor daño para
el paciente. Paralelamente,
todos los procedimientos, ya
ensayados durante décadas, se
están haciendo menos agresivos, para minimizar el tiempo
del postoperatorio.
José Cuenca señala, además,
que los cirujanos de hoy son
capaces de intervenir a pacientes que antes se consideraban inoperables. “Cuando
empecé en esta especialidad,
hace algo más de 20 años,
operar a una persona mayor de setenta era un drama.
Ahora, sin embargo, tenemos
pacientes mayores de 80 cada
semana, y lo raro es que entre
en nuestro quirófano alguien
menor de 50”. De este modo,
incluso las cardiopatías más
peligrosas y complejas, tienen
una tasa de mortalidad inferior al 10%.
ANIVERSARIO
Vinte anos
de Sergas
O presidente da Xunta ofreceulle á
ministra de Sanidade a lealdade de
Galicia para definir un esquema que
blinde a sostibilidade do SNS
O
pasado mes de febreiro,
celebrouse en Santiago a
presentación da Memoria Sergas: 20 anos de camiño, que estivo presidida polo presidente
da Xunta, Alberto Núñez Feijoo, e que contou coa presenza
da ministra de Sanidade, Ana
Mato, e da conselleira do ramo,
Rocío Mosquera. Ao acto, tamén asistiron distintos cadros
diretivos que estiveron á fronte do Servizo Galego de Saúde
nestes catro lustros.
No seu transcurso, o presidente ofreceulle á ministra a
lealdade de Galicia para definir,
a nivel nacional, un esquema
que blinde a sostibilidade da
asistencia sanitaria pública.
Farjas, Feijoo , Mato y Mosquera
“Galicia estará na axenda sanitaria do Goberno para conformar ese gran pacto de Estado
que supoña un obxectivo fundamental: que a crise económica
non destrúa o servizo de saúde”.
Feijoo afirmou que a sociedade galega non toleraría que a
sanidade pública se convertera
nunha das vítimas da crise e
lembrou que xestionar consiste
en distinguir o prioritario do
secundario; “e a sanidade pública –remarcou– é prioritaria”.
Do mesmo xeito, avogou por
adoptar medidas valentes e
consensuadas, e apuntou que
“un dos sistemas sanitarios
públicos máis avanzados do
mundo, como é o español, non
pode permitirse o luxo de manter unha xestión que non sexa a
máis eficiente e a máis eficaz”.
Ao longo destes vinte anos,
o Sergas, segundo Feijóo, medrou en cantidade e en calidade. Así, de doce hospitais de
titularidade pública pasouse a
31; de 231 puntos de atención
primaria, a preto de 500; e de
21.000 profesionais sanitarios
a 32.000. Pero tamén, engadiu,
“medrou en calidade, con mellores servizos, mellores tempos de tratamento e, sen dúbida, con mellores fórmulas para
o diagnóstico, con mellores
servizos tecnolóxicos, e, afortunadamente, tamén mellores
prognósticos”, grazas ó esforzo
dos profesionais sanitarios.
Feijóo salientou que Galicia
esfórzase por construír un sistema sanitario público xenuí-
Hai que deixar
de gastar no
prescindible para
garantir o que é
imprescindible.
ROCÍO MOSQUERA
Público asistente al acto
55
a saúde de galicia
Feijoo afirmou que
a sociedade galega
non toleraría que a
sanidade pública se
convertera nunha
das vítimas da crise
no, “pero este desexo non tería
sido suficiente para logralo, se
non se levara á práctica cun
esforzo permanente e cunha
unidade exemplar. A inmensa
maioría dos galegos entendemos que a sanidade é un asunto suficientemente importante para convertelo no núcleo
fundamental das aportacións
que podemos facer individual
e colectivamente e afastalo de
enfrontamentos estériles. Nin
as crises económicas, nin os
cambios políticos, nin as complicacións intrínsecas á propia
xestión sanitaria minaron un
ápice a calidade da asistencia”
Pola súa banda, a conselleira
Rocío Mosquera afirmou que
hai que deixar de gastar no
prescindible para garantir o
que é imprescindible.
sociedades
científicas
Sociedade Galega
de CARDIOLOXÍA
Ramiro Trillo:
“La cardiología
gallega goza de
buena salud”
El presidente de la Sogacar
advierte de que se puede
mejorar en la atención a
los infartos: “El 60% de los
pacientes no avisa al 061”
Por A. Losada
La Sociedade Galega de
Cardioloxía (Sogacar) nació
en 1978. Su primer presidente
y fundador fue el doctor Miguel Gil de la Peña. Inicialmente, estuvo formada por un
pequeño grupo de especialistas
pero en los años siguientes se
fueron incorporando profesionales de todos los hospitales
de la comunidad, para alcanzar
una dimensión verdaderamente gallega.
En la actualidad, cuenta con
unos 150 socios, todos ellos
cardiólogos en activo o jubilados. “De forma automática,
los residentes de nuestra especialidad reciben el carné de la
Socagar, sin ningún tipo de carga económica, por lo que prácticamente todos los médicos
que ejercen la Cardiología en
Galicia son miembros”, explica el presidente de la sociedad,
Ramiro Trillo Nouche.
El primer objetivo de la Sociedade Galega de Cardoloxía
es ser un vehículo de comunicación interna, entre los
56
a saúde de galicia
propios especialistas, para fomentar el intercambio de conocimientos y experiencias; y
de comunicación externa, para
estar en la vanguardia a la hora
de hacerles llegar a los ciudadanos información sobre cómo
cuidar su salud cardiovascular.
Por otra parte, el doctor Trillo
Nouche explica que “intentamos ofrecer en todo momento
formación continuada para los
cardiólogos, a través de sesiones científicas, en las que informamos del conocimiento
que se genera a través de la
investigación”. La gran cita
de la Sogacar es su congreso
anual, que se celebra de forma
itinerante, todos los meses de
junio. “Siempre buscamos un
tema central para el encuentro,
que depende de la actualidad
del momento.
Pero también se revistan todos los descubrimientos surgidos a lo largo del año en las
distintas subespecialidades de
la Cardiología, y se ofrece una
oportunidad para que los especialistas gallegos presenten
los resultados de sus investigaciones”, explica Ramiro Trillo. Además, existe un espacio
reservado para la enfermería
cardiológica.
En 2011, este congreso se
celebró en Pontevedra, y estuvo dedicado a la insuficiencia
sociedades científicas
El 061, un servicio clave para ganar la batalla a los infartos
cardíaca. Por primera vez en su
historia, contó con la presencia
de un nombre de referencia internacional, como Sharon Hunt,
de la Universidad de Stanford.
Este año, la cita será en Santiago de Compostela, y se centrará
en los nuevos medicamentos
anticoagulantes. Uno de los
invitados será Carlos Morillo,
experto canadiense de origen
colombiano.
A lo largo del año, la sociedad
organiza también cuatro obra-
doiros de cardioloxía, a los
que el doctor Trillo describe
como “pequeñas sesiones de
fin de semana, con veinte o
treinta médicos, que se centran en temas muy concretos
y específicos, relacionados
con los últimos avances de la
especialidad, en áreas como
las arritmias, la farmacología
cardiovascular, la hemodinámica...”.
Para el presidente de la Sogacar, la cardiología en Galicia
Cada año, la
Sogacar celebra
un congreso en el
que se divulgan los
últimos avances de
la especialidad
La sociedad cuenta
con 150 socios, la
práctica totalidad
de los cardiólogos
gallegos
“goza de buena salud, tanto a
nivel de profesionales, como
de dotación tecnológica, aunque siempre hay terreno para
mejorar. En estos momentos,
todos los hospitales de nuestra
comunidad tienen equipos de
imagen muy avanzados, que
permiten un diagnóstico óptimo. Los centros de A Coruña,
Santiago y Vigo cuentan con
unidades de electrofisiología y
arritmias, y también de hemodinámica. Este último servicio
existe también en Ourense, y
próximamente se implantará
en Lugo. Dado el actual entorno de crisis, no podemos
quejarnos”.
Ramiro Trillo señala que la
cardiología ha avanzado con
pasos de gigante en las últimas décadas, en parte, “por la
aparición de nuevos fármacos
cardiovasculares, que revolucionarán el tratamiento, pero,
sobre todo por el gran desarrollo tecnológico que hemos
experimentado”.
Posiblemente, sea una de
las especialidades que más se
ha beneficiado de los avances
técnicos, gracias a la cirugía
mínimamente invasiva, la
angioplastia y los stents coronarios, los implantes percutáneos de la válvula aórtica, o el
tratamiento de las arritmias y
las cardiopatías estructurales.
“Hemos mejorado el pronóstico
de nuestros pacientes, su tasa
de supervivencia y su calidad
de vida, que es lo más importante”, asegura el doctor Trillo.
El presidente de la Sogacar
recurre al último informe de
la Sociedad Española de Cardiología para señalar que “la
salud cardiovascular de los
gallegos se sitúa en la media
nacional, aunque en las provincias del interior se ha detectado
un aumento de la mortalidad,
debido al envejecimiento de
la población”. Al igual que en
el resto del país, existen altas
tasas de sobrepeso, de colesterol elevado y de sedentarismo.
“Sabemos cómo prevenir, pero
no lo ponemos en práctica. Las
campañas publicitarias no es-
57
a saúde de galicia
Galicia cuenta con
cuatro unidades de
hemodinámica y
tres de fisiología y
arritmia
“Deberíamos
introducir
los conceptos
de la salud
cardiovascular en el
sistema educativo”
“Hemos mejorado
el pronóstico
de nuestros
pacientes, su tasa
de supervivencia
y su calidad de
vida, que es lo
más importante”
RAMIRO TRILLO
tán siendo muy eficaces, por lo
que deberíamos introducir los
conceptos de la salud cardiovascular en el sistema educativo”, sostiene el doctor Trillo.
Con los datos en la mano
señala, además, que “el aspecto en el que más hemos
de mejorar los gallegos es en
la atención al infarto de miocardio”. Galicia es pionera en
asistencia en red, gracias al
programa Progaliam, que se
coordina a través del 061 y
que garantiza que todos los
ciudadanos tengan acceso a
una angioplastia primaria.
Sin embargo, solo el 40% de
los afectados por un infarto
avisan al servicio de emergencias. El resto, acuden al
hospital por sus propios medios, “con lo que se pierde un
tiempo valioso para salvar el
músculo cardíaco”.
ONG
Deportistas, actores y periodistas, en un acto de la Friat en Vigo
La Fundación
Renal y el
Sergas, contra
las patologías
del riñón
La entidad sin ánimo de lucro
asiste a los enfermos renales,
presta ayuda social y apoya la
investigación médica
Por A. Losada
La Fundación Renal Íñigo
Álvarez de Toledo (FRIAT) es
una entidad sin ánimo de lucro,
nacida el 15 de febrero de 1982,
para dar asistencia a los pacientes renales. Sus profesionales
no se limitan a administrar el
tratamiento, sino que lo acompañan de apoyo psicológico,
social y nutricional. Además,
todos los beneficios derivados
de su actividad asistencial clínica se invierten en fomentar la
investigación nefrológica y en
la puesta en marcha de centros
especiales de empleo.
La principal actividad de la
fundación, no obstante, es la
prestación de servicios sanitarios de hemodiálisis. En la
actualidad, gestiona doce centros en toda España, cuatro de
ellos situados en Galicia (en
Vigo, Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras) mientras que
los restantes se reparten en las
provincias de Madrid, Segovia,
Salamanca y Valladolid. Durante el año 2011, atendieron
en estas instalaciones a 665
pacientes, y llevaron a cabo
99.836 sesiones de diálisis.
El trabajo de la FRIAT se
basa en la filosofía de “acercar
la diálisis al paciente”, y en
evitar que los enfermos de riñón tengan que realizar largos
desplazamientos a centros sanitarios muy alejados de su domicilio. Es por eso que ha situado
centros en poblaciones como
Verín y O Barco, y también en
Ciudad Rodrigo, Béjar y Medina
del Campo, donde ofrece atención sanitaria de calidad, lejos
de los grandes hospitales.
La presencia de la Fundación
Renal en Galicia se debe a un
convenio firmado en 1996, con
la Consellería de Sanidade, para
el desarrollo de actividades de
asistencia sanitaria y tratamiento clínico, de investigación
científica y docencia encaminadas al mejor desarrollo del
tratamiento de la insuficiencia
renal crónica y otras patologías
58
a saúde de galicia
En 1994, la
fundación puso en
marcha el Instituto
Reina Sofía, que
ha invertido casi
7,5 millones
de euros en
financiar proyectos
científicos
El alcalde de Vigo, con la FRIAT
Ong
similares. En 1997 abrió el centro Santa María, en Ourense,
al que siguieron el de O Barco de Valdeorras (1998), el de
Os Carballos (2001), en Vigo,
y el de Os Salgueiros (2007),
en Verín. En 2011, estas cuatro
instalaciones recibieron a 240
pacientes, a los que administraron 35.976 sesiones de diálisis.
Para prestar asistencia en
estos cuatro centros, la FRIAT
cuenta con un equipo integrado
por dos psicólogos y una trabajadora social, que organizan
actividades dirigidas a cubrir
las necesidades personales,
emocionales y sociales del enfermo renal en hemodiálisis y
sus familiares. Se encargan de
la detección y evaluación de
problemas, la intervención y
cobertura de demandas, y del
asesoramiento necesario.
Este equipo celebra de forma
periódica, jornadas sobre cuidados en la salud renal, para
formar a pacientes y allegados
en los aspectos básicos de la insuficiencia renal crónica desde
una perspectiva biopsicosocial.
También cuenta con un programa de cinco sesiones didácticas, destinadas a prevenir las
peores complicaciones de una
patología renal. Se centra en
ampliar la información sobre
aspectos esenciales del cuidado
del paciente, y en combatir la
dependencia y promocionar
la autonomía. Finalmente, los
profesionales de la fundación
organizan cursos de cocina,
con recetas sabrosas, pero
adecuadas a las necesidades
dietéticas de una persona con
problemas de riñón.
La dependencia de una máquina de diálisis supone también una gran dificultad para
integrarse en el mundo laboral.
Sin embargo, el trabajo influye
muy positivamente en la mejora de la autoestima y la calidad
de vida de los enfermos. Por
eso, la Fundación Renal, ha hecho un esfuerzo por desarrollar, mantener y crear puestos
de trabajo para pacientes renales. En 1987 puso en marcha
un centro especial de empleo
en Madrid, que presta servicios de lavandería industrial,
y cuyo objetivo es dar empleo
a los pacientes de diálisis. En
2010, estas instalaciones se
trasladaron a una ubicación
más amplia dentro de la capital
de España, lo que ha permitido
aumentar el número de trabajadores empleados en el centro
de 11 a19.
Además, la FRIAT ha trabajado desde sus inicios para fo-
La Fundación
Renal ha hecho
un gran esfuerzo
por desarrollar,
mantener y crear
puestos de trabajo
para pacientes de
diálisis
El trabajo de esta
institución se
basa en “acercar la
diálisis al paciente”,
y en evitarle largos
desplazamientos
Durante el año
2011, atendió en
todo el país a 665
enfermos, y llevó
a cabo 99.836
sesiones de diálisis
mentar el desarrollo de nuevos
conocimientos en el campo de
la Nefrología. Con este objetivo en mente, en 1994 creó el
Instituto Reina Sofía, integrado por 22 equipos de investigación básica y clínica, cuyo
trabajo conjunto dio lugar, con
el apoyo logístico de la Fundación Renal, a la creación de la
Red Temática de Investigación
Renal. Año tras año, el número y la calidad de sus publicaciones ha ido creciendo y, con
ellas, el impacto global de su
trabajo. Desde sus orígenes, ha
invertido un total de 7.480.282
euros en financiar proyectos
científicos.
En la misma línea, la fundación convoca desde hace 24
años, con periodicidad anual,
los premios Íñigo Álvarez de
Toledo a la Investigación en
Nefrología, con el objetivo
de estimular el estudio de las
causas y los tratamientos de
la insuficiencia renal crónica.
Para revalidar la buena marcha de su trabajo, la Fundación
Renal Íñigo Álvarez de Toledo
dispone de un sistema de gestión UNE-EN ISO 9001:2008,
certificado por AENOR, referido tanto al servicio de hemodiálisis en todos sus centros
asistenciales, como al apoyo
psicológico y social a los pacientes, y al centro especial de
empleo.
Enrique Castellón e Isabel Entero, a la izquierda, junto a otros miembros del Patronato de la FRIAT, en Santiago
59
a saúde de galicia
bioética
Pablo Simón: “La
legislación española
es difusa en cuanto a
la asistencia al final
de la vida”
El redactor de la Ley de
Muerte Digna andaluza
reclama que se apruebe una
normativa similar en España
Por A. Losada
Pablo Simón Lorda, profesor de la Escuela Andaluza de
Salud Pública, y miembro del
Comité Nacional de Bioética,
es también uno de los redactores de la normativa andaluza
de Derechos y Garantías de la
Dignidad de la Persona en el
Proceso de la Muerte. El pasado uno de marzo, participó en
el seminario permanente de
bioética del Colegio. Allí fue
presentado por el psiquiatra
Federico Menéndez.
60
a saúde de galicia
Simón Lorda explicó que
la ley andaluza surgió como
una respuesta a la necesidad
de aclarar los límites legales
de cuestiones como la limitación del esfuerzo terapéutico
o el rechazo del tratamiento:
“Casos como el de Inmaculada Echevarría, una paciente de
Granada que padeció distrofia
muscular progresiva durante
más de diez años, y que pidió
ser desconectada del respirador que la mantenía con vida,
pusieron de manifiesto que la
legislación española es difusa
en cuanto a la asistencia al final de la vida”.
Por eso, la Junta de Andalucía puso en marcha el desarrollo de una nueva legislación,
buscando siempre el máximo
consenso. “Durante el debate
parlamentario, el PP aprobó el
grueso de la norma, excepto
tres artículos. Y hemos contado
también con el visto bueno de
la Iglesia, que suele ser muy
refractaria a este tipo de cuestiones. Creo que podemos considerarlo un éxito”, aseguró.
En la Ley de Muerte Digna
andaluza, se hace un esfuerzo
especial por aclarar términos
como la limitación del esfuerzo terapéutico, que se impone
el propio médico, desestimando algunos tratamientos posibles cuando considera que
no beneficiarán al paciente.
No debe confundirse con el
rechazo del tratamiento, que
se produce cuando el propio
enfermo, voluntariamente,
se niega a aceptar un remedio que prolongaría su vida
de manera artificial, y que se
relaciona con el consentimiento informado. Ninguno de los
dos tiene nada que ver con la
eutanasia o el suicidio asistido, figuras que se encuentran
tipificadas como delito en el
artículo 143 del Código Penal.
bioética
Las comunidades de Navarra
y Aragón han aprobado normativas similares a la andaluza,
y el Gobierno de España llegó
a tramitar un proyecto muy
semejante, aunque quedó paralizado por la disolución del
Parlamento en septiembre de
2011, antes de la convocatoria
de elecciones. Pablo Simón anima a retomar este proyecto,
“para ayudar a los profesionales que se sienten inseguros en
el ejercicio diario, y para garantizar una adecuada atención a
los pacientes”.
Sin embargo, “la aprobación
de leyes no transforma automáticamente la realidad”, sostuvo Pablo Simón. A su modo de
ver, es necesario que el marco
legislativo sirva de armazón
para una política global. En
este sentido, Andalucía ha
puesto en marcha una Estrategia de Bioética para “ayudar a
mejorar la gestión de los valores en la práctica clínica”. Con
este objetivo, la Junta autonómica ha editado ya varios
recursos y apoyos didácticos
destinados a los profesionales,
en áreas como los cuidados
paliativos pediátricos, el uso
de medicamentos opiáceos, o
la atención de pacientes que
rechazan terapias con sangre
o hemoderivados.
“Pero, para comprobar el
efecto real de la ley, debemos
“Es difícil
determinar qué
es una buena
muerte, los propios
ciudadanos son
contradictorios al
definirla”
“La norma
andaluza ha
logrado el apoyo
de la Iglesia. Creo
que podemos
considerarlo
un éxito”
En la Ley de
Muerte Digna
de Andalucía, se
hace un esfuerzo
especial por aclarar
la limitación
del esfuerzo
terapéutico y
el rechazo del
tratamiento
Solo el 50% de
los fallecidos
en hospitales
andaluces en 2009
y 2010 recibieron
información sobre
su diagnóstico,
pronóstico y
tratamiento
61
a saúde de galicia
PABLO SIMÓN
estudiar su impacto en los
procesos intermedios y finales de la atención médica”, explicó Pablo Simón. Para ello,
la propia normativa obliga a
la administración a realizar
estudios sobre la calidad de
la muerte en Andalucía, “una
práctica inédita en España,
pero habitual en países como
Holanda y Bélgica”. De acuerdo a este mandato, en 2011, se
realizó el primer estudio sobre
el tema, titulado Cómo mueren
los andaluces.
Pablo Simón seañaló las dificultades a la hora de establecer
parámetros de medición para
determinar qué es una “buena
muerte. Los propios ciudadanos, en la encuesta realizada
para este estudio, la definen
como aquella que se produce
sin dolor, de forma súbita, a
una edad avanzada, rodeado de
seres queridos. Sin embargo,
utilizan términos contradictorios, pues parece difícil morir
súbitamente y rodeado de seres queridos al mismo tiempo”.
En este mismo estudio, se
analizaron todos los fallecimientos que tuvieron lugar en
hospitales andaluces durante
mayo de 2009 y abril del 2010,
por ser los últimos datos disponibles, aunque se refieran al
período anterior a la entrada
en vigor de la nueva ley. De
este modo, de un total de 776
pacientes finados, el 37% recibieron sedación paliativa,
una cifra que está dentro de
los estándares internacionales.
Aunque se trata, según reconoció el propio Pablo Simón,
de datos parciales y que necesitan ser ampliados en el futuro, el estudio arrojó un dato
preocupante. “Solo el 50% de
los fallecidos recibieron información adecuada sobre
su diagnóstico, pronóstico y
tratamiento. En varias entrevistas personales, los médicos
confiesan que existe aún una
‘conspiración de silencio’, en la
que solo hablan con los familiares, y mantienen engañado
al enfermo. Es una práctica que
debe corregirse con el tiempo”.
Actualidad
del colegio
Homenaje a
Roberto Nóvoa
Santos
El Colegio dedicará 2012 a recuperar
la memoria del genial médico coruñés,
autor de ‘Physis y Psyquis’ y ‘Manual
de Patología General’
Por Pilar Pérez
R
oberto Nóvoa Santos (A
Coruña, 1885; Santiago,
1933) fue un médico revolucionario y un investigador genial.
Publicó más de 200 trabajos,
cambió la forma de enseñar
la Medicina, sobre todo en el
campo de la Patología General,
y demostró inquietudes culturales, científicas y políticas. De
no haber sido su vida tan corta,
es muy probable que hubiese
acabado recibiendo el Premio
Nóbel.
El Colegio quiere aprovechar
este año que ahora comienza,
para rendir homenaje a la figura de este facultativo, a menudo injustamente olvidado. En
estos momentos, su presidente
se encuentra en contacto con
otras instituciones, con la intención de reunir apoyos para
realizar un programa de actividades, y para descubrir una placa en la casa natal del médico
coruñés, situada en el número
19 de la plaza de María Pita.
Nóvoa nació en el seno de
una familia humilde. Marchó
a Santiago a estudiar Medicina y, en 1911, tomó un camino
muy audaz para la época, ya
que viajó a Francia, Austria y
Alemania para completar su
formación en Fisiología y Patología General, con una beca de
la Junta de Ampliación de Es-
tudios. Solo en ese año publicó
seis trabajos de investigación,
y a su regreso obtuvo la cátedra
de Patología en la USC.
Fue un convencido positivista
y un gran defensor de la adopción del método científico en la
Medicina. En las aulas, se alejó
de los conceptos filosóficos y
enseñó a los alumnos a trabajar con los enfermos, de forma
empírica, un método que resume en su conocido Manual de
Patología General, uno de los
libros médicos que más veces
ha sido editado.
La sexualidad, la muerte, el
psiquismo y el darwinismo
son temas fundamentales en
su marco teórico, al que no tardará en incorporar también las
teorías del psicoanálisis. Para
Nóvoa Santos, es fundamental
la influencia del espíritu sobre
el cuerpo, como se recoge en
En sus 48 años
de vida, publicó
más de 200 obras
científicas
Tuvo asiento en
la Diputación de
A Coruña, fue
diputado en Cortes
y participó en la
redacción de la
Constitución de
1931
En 1911 completó
su formación en
Alemania, Francia
y Austria
uno de sus libros más influyentes, Physis y Psiquis.
Desarrolló, además, una efímera actividad política. Tuvo
asiento en la Diputación de A
Coruña durante la dictadura de
Primo de Rivera, y fue diputado
en las Cortes constituyentes de
1931, representando a la Federación Republicana Gallega
(FRG). Después de muerto, fue
depurado por las autoridades
franquistas, que incautaron parte de los bienes de su familia.
Gregorio Marañón, coetáneo
de Nóvoa, escribió tras la prematura muerte de su colega:
“Fue arquetipo de la gran generación médica de la preguerra:
la que trajo a la medicina española el aire impetuoso de fuera,
el rigor en la investigación y la
claridad en el método”
62
a saúde de galicia
actualidad del colegio
Audiencia con el
alcalde para recordar
la memoria del ilustre
médico coruñés
Asistieron el presidente del Colegio, el
gerente y el doctor Rodríguez Teijeiro,
experto mundial en la obra de Nóvoa
Por P. P.
E
l alcalde de A Coruña, Carlos Negreira Souto, recibió en audiencia, el pasado
mes de febrero, al presidente
del Colegio, Luciano Vidán,
que estuvo acompañado por
el gerente, Luis Vicente, y el
médico coruñés, radicado en
Cantabria, Juan José Fernández
Teijeiro. El motivo de la entrevista fue informar al regidor de
la intención de los facultativos
coruñeses de honrar a su insigne colega, Ricardo Nóvoa
Santos. Una iniciativa que me-
reció enseguida el respaldo de
la primera autoridad municipal.
En treinta minutos de fructífero diálogo, Ayuntamiento
y Colegio, acordaron rendir
homenaje al profesor Roberto
Nóvoa Santos, en un acto que se
celebrará en el primer semestre
de este año. El programa, aún
por concretar en sus detalles,
incluye la celebración de una
sesión solemne en el salón de
plenos, que presidirá el alcalde,
y en la que intervendrán el presidente del COMC y Juan José
SEGURO MULTIRRIESGO DEL HOG
SEGURO MULTIRRIESGO DEL HOGAR
lo
En
A.M.A.
nos preocupamos
por
porque
lo porque
seguridad
y
la
de
los
suyos,
por
e
importanteimportante
su disposición una gama
es su ponemos
seguridad
es sua seguridad
garantías optativas, para que elija ust
las que más le interesan.
SERVICIO DE GARANTÍA
BÁSICA
Ventajas
Disfrute de los servicios de:
Ventajas
protección jurídica
daños estéticos al continente
Teleasistencia
protección jurídi
en cualquier garantía
daños estéticos
bonificaciones
Copia de seguridad
asistencia 24 horas
en cualquier gar
Asistencia inpresupuestos
situ personalizados
bonificaciones
averías de electrodomésticos
24 ho
RecuperaciónA.I.R.
deAsistencia
datosInformáticaasistencia
Remota
Fernández Teijeiro, uno de
los mayores expertos mundiales en la obra de Nóvoa
presupuestos pe
Santos. A su término, se
averías de electr
En A.M.A. nos preocupamos por su
seguridad y la de los suyos, por ello
A.I.R. Asistencia
descubrirá una placa conponemos a su disposición una gama de
garantías optativas, para que elija usted
memorativa en el número
En A.M.A. nos preocupamos por su
las que más le interesan.
A.M.A A Coru
seguridad
19 de la plaza de María
SERVICIO DE GARANTÍA
BÁSICA y la de los suyos, por ello
Disfrute de los servicios de:
ponemos a su disposición una gama de
Pº de los Pue
Pita, finca en la que nació
Teleasistencia garantías optativas, para que elija usted
Copia de seguridad
las que más le interesan.
Colegio Médic
el insigne médico, profesor
Asistencia in situ
DE GARANTÍA BÁSICA
Recuperación de SERVICIO
datos
y científico.
Disfrute
de los
servicios de: generales y particulares de la póliza. Consulte cond
Sujeto
a condiciones
Teleasistencia
En principio, y dada la
A.M.A
A Coruña 981 26 45 66
Copia de
seguridad
Pº de in
los Puentes,
Asistencia
situ 3 Bajo C.P. 15004 [email protected]
reducida capacidad del
Colegio Médico
13 35 43 [email protected]
Recuperación
de 981
datos
salón de sesiones, unas
80 plazas, las invitacioA.M.A A Coruña 981 26 45 66
nes para el acto, que firPº de los Puentes, 3 Bajo C.P. 15004 acorun
marán conjuntamente el
Colegio Médico 981 13 35 43 [email protected]
alcalde y el presidente del
Colegio, se remitirán a
los representantes de las
instituciones y empresas
más representativas de la
ciudad, y a los coruñeses
más ilustres, como sus hiOfrece descuentos
jos predilectos.
del 25% en las
Nueva
campaña
de seguros
de hogar
de AMA
Sujeto a condiciones generales y particulares de la póliza. Consulte condiciones en la web www.amaseguros.com o en el teléfono 902 30 30 10
Sujeto a condiciones generales y particulares de la póliza. Consulte condiciones en la web www.amaseguros.com o en el
nuevas pólizas
que se contraten
A
.M.A. (Agrupación Mutual
Aseguradora), la mutua
de los profesionales sanitarios,
ha puesto en marcha una campaña, del 1 de enero al 30 de
marzo, para la contratación
de nuevas pólizas de su seguro de hogar. Aquellos que
lo suscriban, en este periodo,
disfrutarán de descuentos del
25 por ciento.
El seguro de hogar de A.M.A
es un producto multirriesgo,
flexible y completo, que ofrece
una amplia gama de coberturas básicas y optativas, a precios muy competitivos, que
garantizan la máxima seguridad y protección ante cualquier imprevisto doméstico.
Luciano Vidán, Carlos Negreira y Juan José Fernández Teijeiro
63
a saúde de galicia
www.amaseguros.com
actualidad del colegio
Aprobados
los cambios
en la
Comisión
Deontológica
El pasado 7 de febrero, el Colegio celebró una asamblea extraordinaria en la que
quedaron aprobadas varias modificaciones
en los estatutos, que afectan a los artículos
que regulan el funcionamiento de la Comisión Deontológica. Los cambios ya han sido
notificados a la Consellería de Sanidade.
Como ya se adelantó en el anterior número de A Saúde de Galicia, a partir de ahora los miembros de la comisión “deberán
estar suficientemente formados en ética,
deontología y derecho médico” y la junta
directiva podrá designar como parte de
este organismo a cualquier persona cuyo
trabajo pueda resultar valioso, aunque no
sea médico colegiado.
De todos modos, el número de miembros facultativos siempre deberá ser mayor. Además, para cuestiones específicas,
será posible pedir el asesoramiento de
especialistas no miembros, que podrán
asistir puntualmente a las reuniones. En
este sentido, uno de los participantes en
la asamblea sugirió la posibilidad de establecer un número fijo de miembros para la
comisión. Sin embargo, el presidente del
Colegio, Luciano Vidán, se mostró contrario, porque supondría ”encorsetar el trabajo
de las futuras juntas directivas”.
Por otra parte, se crea un servicio destinado a “resolver consultas sobre actuaciones médicas valorables deontológicamente”, y que estará a disposición tanto
de facultativos colegiados como de la
ciudadanía.
Durante el transcurso de la asamblea,
uno de los médicos asistentes animó al
Colegio a aprovechar esta puesta al día de
la comisión para divulgar activamente las
novedades que la OMC ha introducido en
su nuevo código deontológico. Este documento, que ya se le ha enviado por correo
a todos los colegiados, “podría debatirse
también en hospitales, centros de salud
y servicios médicos, para acercarlo a la
práctica diaria de facultativos y residentes”.
Asistentes a la asamblea
64
a saúde de galicia
Reunión
sobre el
local de
Riego de
Agua
E
l pasado mes de febrero se
celebró una reunión en el
salón de actos del Colegio, en
la sede de A Coruña, que estuvo presidida por el presidente, Luciano Vidán; el tesorero,
Bernardo Seoane; y los vocales
Juan Suárez Barros y Félix Paredes. A la cita asistieron una
treintena de colegiados y, en
su transcurso, se analizaron
las posibilidades de futuro de
los locales de Riego de Agua,
actualmente en fase de rehabilitación y reforma. Al final
se optó por la opción de abrir
y ver. Es previsible que estas
instalaciones estén en funcinamiento en el segundo semestre
del año en curso.
Motor
Presentado el BWM
serie 3 berlina,
aplomo en carretera
La sexta generación del automóvil
‘premium’ más vendido del mundo
ofrece mayor confort y prestaciones
su chasis y a la extrema rigidez torsional de su carrocería.
La agilidad y el dinamismo
siguen siendo sus rasgos más
destacables, y contribuyen decisivamente al gran placer que
significa estar a sus mandos.
Por Víctor Porto
Novomóvil, concesionario
oficial del BMW para A Coruña, presentó el pasado mes de
febrero, el nuevo BMW serie 3
berlina, la sexta generación del
automóvil premium más vendido en el mundo. Este vehículo
tiene unas dimensiones más
amplias que sus antecesores
inmediatos, sobre todo en la
distancia entre ejes, lo que lo
dota de un gran aplomo en carretera.
El serie 3 dispone de un espacio más amplio en el habitáculo, lo que le proporciona
una silueta más elegante y deportiva, y permite que los ocupantes de los asientos traseros
viajen más cómodos. Cuentan
con quince milímetros más
de espacio para las rodillas, y
la distancia hasta el techo es
ahora ocho milímetros mayor.
El conductor disfruta del habitual diseño envolvente de los
modelos BMW, de forma que
los mandos más importantes
están al alcance de forma óptima.
Además, el nuevo BMW amplía su liderazgo como la berlina más deportiva del segmento
premium y logra aumentar su
nivel de confort gracias a sus
potentes motores, a la superioridad de la tecnología de
Este modelo
está disponible
en tres líneas de
equipamiento:
‘Sport’, ‘Luxury’ y
‘Modern’
El motor montado longitudinalmente, la tracción trasera y
el reparto óptimo del peso en
proporción 50:50, son características que desde siempre han
caracterizado a las berlinas de
BMW.
Inicialmente, el serie 3 llega
con cuatro mecánicas de doble turbo, con tecnología EfficientDynamics, que incluye el
sistema Star&Stop de serie en
toda la gama. Las mecánicas en
gasolina son el 328i con motor
de 2.000 cc y 245 CV y el 335i
con motor de seis cilindros en
línea de 3.000 cc y 306 CV. En
diesel, existe el 320d con motor
de cuatro cilindros y 184CV; y
el 320 d EfficientDynamics Edition de 163 CV con mejoras
aerodinámicas y en la gestión
electrónica.
Más allá de la versión básica,
este automóvil está disponible
en tres líneas de equipamiento:
Sport, Luxury y Modern. De este
modo, es posible configurar el
vehículo de manera individual
y expresiva, adaptándolo a las
preferencias personales.
El serie 3 llega con
cuatro mecánicas
de doble turbo,
con tecnología
‘EfficientDynamics’
Los componentes de cada
línea incluyen diversos elementos para el exterior y,
además, materiales y colores
específicos. En el próximo verano, también se ofrecerá el
paquete deportivo M.
65
a saúde de galicia
Rutas
por Galicia
Eume,
historia e natureza
Unha terra poboada polo home dende
hai milleiros de anos, conta con
numerosos vestixios arquitectónicos
e incomparables paisaxes
Por Víctor Porto
C
astros, castelos e mosteiros. Praias, vilas mariñeiras e frondosas fragas. Todos
estes elementos poden atoparse na comarca do Eume, onde a
historia e a paisaxe conxúganse para ofrecerlle ao viaxeiro
algúns dos máis fermosos lugares de Galicia.
Unha boa porta de entrada a
esta zona é o concello de Monfero, célebre pola calidade dos
seus grelos. Nel pode visitarse o mosteiro de Santa María,
de estilo cisterciense, e subir
ao cumio do monte Pendella,
que ofrece unha fermosa panorámica das Mariñas, Ferrol,
A Coruña e das fragas á beira
do río Eume, o maior e mellor conservado dos bosques
atlánticos europeos. Dende
alí, o viaxeiro pode dirixirse
a Vilarmaior, para coñecer as
ruínas do Castro de Grandal
e a igrexa de Santa María de
Doroña, unha fermosa edificación do século XII, de estilo
románico.
Avanzando cara ao norte,
chégase a Pontedeume, unha
xoia arquitectónica froito do
apoio do arcebispo Raxoi e
dos señores de Andrade. O
torreón do antigo pazo desta
familia nobiliaria aínda pode
verse no centro da vila. Non
hai que confundilo co castelo
dos Andrade, cuxa torre está
situada fóra da área urbana e
ofrece unha vista da comarca dende 300 metros de alto.
Tamén paga a pena coñecer
as igrexas de Santiago e San
Miguel de Breamo.
Cruzando a ponte sobre o
río Eume, reconstruída no século XIX, chégase a Cabanas.
Nos seus arredores existen
vestixios megalíticos como
as necrópoles dos montes dos
Golpes e Punxeiro; e castros
como os de Eirís, As Modias
ou Piñeiros. Dentro da vila,
non pode escusarse a visita
ao Pazo de Rioboo. Dende este
punto, é doado adentrarse no
Mosteiro de Caaveiro
O mosteiro de
Caaveiro, do século
X, é un fermoso
lugar de retiro
no corazón das
Fragas do Eume
Páxina realizada coa colaboración da
Parque Natural das Fragas do
Eume, un ecosistema único en
Europa. Trátase dun espazo
protexido. Ao longo das beiras de cinco concellos esténdense máis de 9.126 hectáreas
de macizos forestais, que agochan varias especies vexetais
únicas.
No corazón das Fragas,
está o mosteiro de Caaveiro,
recentemente restaurado e
xestionado pola Deputación da
Coruña. O edificio, do século X,
foi concibido como un lugar
de descanso e retiro, e álzase
sobre o val no que o río Eume
únese ao seu afluente, o Sesín.
Consérvanse en bo estado a cabeceira e a nave románica do
templo, ademais da casa dos
canónigos e as cociñas. E fica
tamén en pé un fermoso campanario barroco. En 1975 todo
o conxunto foi declarado Monumento Histórico Artístico.
A visita non pode rematar
sen achegarse ao Castelo de
Moeche, unha das poucas fortalezas medievais que seguen
en pé en Galicia, e que foi mandado reconstruir por o conde
de Lemos no século XIV, tras
a segunda Revolta Irmandiña.
· Un 4,5%
·
·
de interés técnico garantizado* el primer año y un 2,5% a partir
del segundo año hasta su jubilación.
Aumento del capital garantizado por la participación anual en beneficios a partir
del segundo año.
Posibilidad de cobrar en forma de capital o renta, creciente anualmente.
Y además con una desgravación fiscal de hasta el 100% en el IRPF
*Interés técnico garantizado el primer año, sin participación en beneficios y hasta agotar la emisión.
© Stephen Coburn - Fotolia.com
Mutual Médica se ha consolidado como referente de los médicos en su previsión
social. Ahora también en la de sus familiares y compañeros de profesión, por eso
ofrecemos el SEGURO DE JUBILACIÓN COMPROMISO , para que todos se
beneficien de pertenecer a la mutualidad de previsión social de los médicos.
Disfrute ahora:
© Stephen Coburn - Fotolia.com
CON EL MUTUALISMO TODOS GANAMOS