Download editorial - Hospital General de Culiacán

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
EDITORIAL
Golpe de Calor por Fatiga o Extenuación
DIARTE-ARELLANO I1
El golpe de calor por extenuación debemos entenderlo de la
siguiente manera. La fatiga o extenuación es un proceso que se
caracteriza por el desarrollo agudo de una incapacidad para
producir la fuerza necesaria para desarrollar una actividad,
recordando que la homeostasis es un proceso interno y que la
fatiga durante una actividad física es antes de todo un
mecanismo de defensa contra la perdida de la homeostasis; uno
de los procesos que se regulan en la homeostasis es la
temperatura corporal.1
Kristin Applegate2 investigadora de la Universidad de
Connecticut, concluye que los servicios de emergencias tienen
problemas para reconocer la importancia de la medición
correcta de la temperatura (rectal), en parte por la falta de
dispositivos rectales y la falta de un entrenamiento apropiado;
así mismo sobre el enfriamiento de los pacientes mediante
inmersión en agua fría, esto deriva en una atención deficiente de
la victima. Primero, se malinterpretan los síntomas; segundo, si
se reconocen, no se tiene la pericia de manejar al paciente en
forma adecuada, utilizando métodos alternativos (menos
efectivos) que retrasan la perdida de temperatura corporal y
prolongan el daño a los tejidos.
Es posible identificar algunos factores de riesgo
importantes para la adecuada interpretación de los signos y
síntomas del golpe de calor por extenuación. El uso de bebidas
alcohólicas, trabajadores o deportistas mal aclimatados y el uso
de algunos medicamentos como fenotiazinas, butirofenonas y
tioxantenos, entre otros, confieren un riesgo adicional al
ambiente caliente.3 La evidencia actual sugiere que existe un
complejo juego entre la citotoxicidad, coagulación y la respuesta
inflamatoria sistémica, que asegura que el daño a los órganos
continúe aun cuando se ha recuperado la temperatura a niveles
adecuados. Algunos autores han sugerido que las citoquinas
juegan un papel protector en esta condición clínica.4
Podemos concluir, que el rápido reconocimiento de el golpe
de calor por extenuación o fatiga en deportistas y trabajadores,
mediante el conocimiento de adecuadas técnicas de anamnesis y
medición de temperatura rectal, al mismo tiempo del inicio de
una terapia adecuada con inmersión en agua fría son las medidas
que mejor ayudan al paciente, su retraso, lleva a una cascada de
eventos que en el mejor de los casos si no causa la muerte del
paciente, deja secuelas importantes.
En el presente número de la revista el Dr. Joseph Varon y la
Dra. Priscilla G. Cajavilca, revisan el tema del golpe de calor,
detallando los problemas a los que se enfrenta el paciente y el
médico, así como las posibilidades de solución. Un dato
adicional aportado por los doctores Varon y Cajavilca, el factor
tiempo; poco tiempo para el diagnóstico, poco tiempo para
iniciar las maniobras de enfriamiento y dedicarle tiempo al
paciente.
Referencias
1. Schlader ZJ, Stannard SR, Mündel T. Exercise and heat stress: performance, fatigue and exhaustion-a hot topic Br J Sports Med 2011;(45):3-5.
2. Applegate K. "Investigation of Emergency Medical Technicians Practice and Beliefs Regarding the Recognition and Treatment of Exertional Heat
Stroke" (2011). Master's Theses. Paper 54. http://digitalcommons.uconn.edu/gs_theses/54.
3. Kilbourne EM, Choi K, Jones TS, Thacker SB. Risk Factors for Heatstroke. JAMA 1982;(247):3332-3336.
4. Leon LR, Helwig BG. Heat stroke: Role of the systemic inflammatory response. J Appl Physiol 2010;(109):1980-1988.
1
Coordinador de Atención Médica de 2º Nivel de los Servicios de Salud de Sinaloa.
Enviar correspondencia, observaciones y sugerencias al Dr. Israel Diarte Arellano, a la Dirección de Atención Médica, Cerro
Montebello 150 Ote. Fracc. Montebello, C.P 80227, Culiacán, Sinaloa, México. Teléfono (667) 759-25-00 ext. 527; correo
electrónico: [email protected]
Artículo recibido el 15 de junio de 2011
Artículo aceptado para publicación el 17 de junio de 2011
Este artículo podrá ser consultado en Imbiomed, Latindex, Periódica y en www.hgculiacan.com
Sociedad Médica del Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum”
Arch Salud Sin Vol.5 No.2 p.35, 2011
35