Download Apuntes de antropología para la psicología clínica

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
La persona humana
biológico, sino que también implica la dimensión psíquica y expresa la apertura de toda
la persona hacia el otro. La persona es una unidad, en la que confluye la dimensión
biológica y la psicológica. No se tiene un cuerpo sexuado, sino que la persona humana es
sexuada (Lucas Lucas 2008: 363-428). Ser hombre o mujer pertenece al ser constitutivo
de la persona. Por tanto, la sexualidad no es una condición añadida a la persona, sino que
es una determinación fundamental y central del ser humano.
La identidad humana se determina por el conjunto de los componentes biológicos,
psicológicos y espirituales. Por esta unidad-identidad psico-física, la sexualidad impregna
toda la persona. La sexualidad es uno de los elementos fundamentales de la propia
identidad. Es un componente esencial de la persona, un modo de ser, de manifestarse, de
relacionarse con los demás, de sentir, de expresarse, y de vivir el amor humano.
La sexualidad es una realidad que invade a toda persona en la profundidad de su
ser, allí donde se encuentra el “yo” como núcleo personal. Es una dimensión constitutiva
que emana de la esencia misma de la persona. La persona humana, por su íntima
naturaleza, exige una relación de alteridad, que implica reciprocidad de amor. Ya hemos
analizado que la persona es un ser esencialmente interpersonal, constitutivamente
relacional. En su constitución esencial la persona lleva ya en su sexo, en el hecho de ser
varón o mujer, la referencia al otro. No se puede comprender realmente la integridad de
la persona sin tener en cuenta esta apertura estructural hacia otro que, precisamente
porque es diverso, lo cualifica en su identidad. El yo se constituye solamente en relación
con el tú, y la sexualidad es la realidad que manifiesta esta comunión del nosotros. La
esencia de la sexualidad humana está precisamente en esta relación de un yo hacia un tú
diverso en sus componentes biológicos, psicológicos y espirituales, que encuentra su
fundamento en la constitución relacional de la persona.
4.
Conclusiones
Para terminar este capítulo, a modo de resumen, cabría destacar cuatro ideas.
En primer lugar, que la noción de persona es clave en antropología: nos dice lo
que el hombre es y nos dice para qué está hecho.
En segundo lugar, el elemento fundamental que la noción de persona refiere es la
relación, lo que tradicionalmente se ha denominado la naturaleza social del ser humano.
90