Download Comentario del Auditorio de Chicago

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
Enrique Valdearcos Guerrero
Historia del Arte
El rascacielos
La creciente necesidad de una arquitectura comercial hizo que cada vez se levantaran edificios
de mayor altura, puesto que los que se construían eran inmediatamente ocupados. Entonces se adoptó
el esqueleto de hierro que había impuesto Le Baron Jenney con su visión de ingeniería (el primer
Leiter Buiding de 1879, edificio con seis alturas y planta baja, estructura interna en hierro fundido,
pilastras de ladrillo y amplias aberturas, se considera como iniciador de la escuela de Chicago). El alto
precio de los solares edificables fue la causa que determinó el nacimiento del rascacielos. La
competencia fue, pues, el verdadero protagonista.
Dice Sullivan: "El edificios ha
de ser alto. Ha de poseer la fuerza y el
poder de la altura, la gloria y el
orgullo de la exaltación". Surgen así
los
rascacielos
típicamente
americanos, gracias en gran medida al
invento del ascensor: "El ascensor
dobló la altura de los edificios y la
estructura de acero volvió a doblarla".
Construir
además
en
altura
significaba
un
aprovechamiento
eminentemente práctico del espacio
"Construir
rascacielos
supone
multiplicar las áreas privilegiadas
tantas veces como sea posible vender
y volver a vender la superficie del
terreno primitivo".
En el Auditorium de Chicago Sullivan afronta con decisión el tema de los grandes rascacielos
como protagonistas de las ciudades financieras. Hasta aquel momento el rascacielos era prácticamente
una superposición de pisos, un edificio normal multiplicado por diez o veinte con la consiguiente
ruptura de todas las relaciones proporcionales. Sullivan desplaza la función portante de las paredes a
las estructuras internas; las caras del bloque se convierten en simples diafragmas transparentes a los
que la ornamentación modula y califica en la relación con la luz. El edificio se convierte en un
organismo unitario, en una figura urbana, y no rompe la continuidad del espacio en el que está
incluido.
Escuela de Chicago
Dos tendencias caracterizan la escuela de Chicago: la estructuralista de Le Baron Jenney,
Burnham y Root, y la modernista, inspirada por Henry Richardson (Los Ángeles 1838- Boston 1886) y
enriquecida por Luis Sullivan ( Boston 1856- Chicago 1926). Por resumir, se trata de un estilo que
aprovecha los elementos constructivos más prácticos y avanzados como el hierro, el acero, y el
hormigón armado; que permiten la construcción en esqueleto, auténtico sistema de sostén del edificio,
lo que facilita abrir amplios vanos, ganando así en luminosidad los interiores; que reviste sus
exteriores normalmente con mampostería. De gran simplicidad de líneas en los exteriores, que eluden
así cualquier tentación ornamental, dejando claro un principio esencial de la nueva arquitectura, en la
que la forma sigue a la función. El resultado es un conjunto de edificios macizos, sobrios y racionales,
significados además por sus dimensiones de muchos pisos y gran altura.