Download MEMORIAL EJERCITO DE CHILE

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
MAYO - JUNIO DE 1947.
MEMORIAL
DEL
EJERCITO DE CHILE
Revista bimestral
Organo divulgador de cultura militar, publicado bajo la
autoridad del Estado Mayor General del Ejército.
Oficinas: Alonso Ovalle 1187 — Teléfono 65271 — Anexo 223
Director de la Revista: Tte. Coronel Jorge Armas Cruz.
AÑO XLI.
N.° 218
ler. Semestre.
SUMARIO :
Pág.
1.—Don Juvenal Hernández J., Ministro de Defensa Nacional (fotografía) ..
2.—La Apoteosis de Arturo Prat . . .
.
9
11
SECCION TECNICA MILITAR.
3.—La estrategia de la guerra.—Por el Gral. de Div. H. Rowan Robinson
13
4.—Sobre el mando. Lo que orgánicamente debe ser el Estado Mayor.—
Por el Coronel de E. M., Martín Naranjo
21
5.—El Ejército francés de transición.—Por el Gral. De Lattre
35
6.—De la guerra ,de motores al arma secreta. — Por el Tte. Coronel
Charles de Cossé Brissac
7.—Terminología moderna de las Tropas Motorizadas.—Por el Capitán
Luis Pérez Solari
47
8.—Petróleo en la guerra.—Por el Tte. Coronel James A. Richarson ..
63
66
(a la vuelta)
Imp. I. G. M. — O|T. 28T — 47.
Pág.
(de la vuelta)
SECCION HISTORIA Y GEOGRAFIA.
9. —Síntesis de las operaciones terrestres en Europa desde el 1. ° IX.
1939 al 1. ° VI. 1941. —Por el Mayor Raúl Silva Maturana
71
10 Combate de Yerbas Buenas. —Por la Sección Historia del Estado Mayor General del Ejército
..............
100
SECCION INFORMATIVA.
11. —La estatua a Manuel Rodríguez. —Por P. B. G
105
12. —El mayor cañón del mundo. —Tomado de "Military Review", de Marzo
de 1947
107
13. —Un nuevo mortero gigantesco.. ....................................................................
14. —Progresos en Aviación
..
109
15. —Estados Unidos tendría tres armas más poderosas que la bomba
atómica
.
109
16. —Capacidad de EE. UU. para fabricar bombas atómicas
110
17.
110
—Ejército
norteamericano
del
futuro
será
aerotransportado
18. —Línea ferroviaria unirá el Atlántico con el Pacífico a través del
Brasil, Bolivia y Chile
19. —Nueva aplicación de la propulsión a chorro. —Por Jack Smyth, para "El
Mercurio"
20. —Informe oficial norteamericano revela varios importantes inventos de
guerra de Alemania
111
113
115
21. —Thomas Jefferson. —Por Claude G. Bowers, Embajador de los Estados
Unidos....
117
22. —Federico IX fué proclamado Rey de Dinamarca
119
23. —Academia Politécnica Militar.... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...
24. —Triunfo de los Oficiales chilenos en el III. Penthatlón S. A. . ... ... ... .... ... ... ... ... 125
25—Proyecto para una nueva organización de las F F . AA. Argentinas
126
(a la vuelta)
Pág.
SECCION CRONICA MILITAR
26. —Jefes de las FF. AA. ofrecieron una manifestación a don Manuel
Bulnes S
129
27. —Edificio para la Escuela de Infantería, en San Bernardo
132
28. —Inauguración oficial de la pista pavimentada de "Los Cerrillos" 133
29. —Trascendencia de la Exposición Cartográfica Nacional
30. —Discurso pronunciado por el Sr. Agregado Militar de Chile, Coronel
don René Alvarez M., en ocasión de la entrega del premio "Bernardo
O'Higgins", al Cadete más aventajado del Colegio Militar de Argentina
31—Visita del Sr. Cdte. en Jefe del Ejército, General don Guillermo Barrios T., a los Estados Unidos de Norteamérica
135
137
138
32. —Despedida del Agregado Militar de EE. UU., Coronel Sr. Joseph P.
Cleland
150
33. —Funerales del General en retiro, don Ramón Cañas Pinochet
34. —El General don Vitalicio López
85. —El Coronel don Antonio del Pedregal Herrera
152
...
86. —El Coronel don Belarmino Fuenzalida Bravo
155
156
157
SECCION BIBLIOGRAFIA.
87. —Opiniones de don Galvarino Gallardo Nieto, con respecto a la "Historia de Chile" de don F. A. Encina
159
38—Cartas de O'Higgins. —Por A. Valencia Avaria
169
39. —Informe del General Marshall. —Reproducido del compendio publicado
en "Omniboock". (Continuará)
171
40. —Relación de nuevos libros adquiridos por la Biblioteca del Estado Mayor General del Ejército
207
MEMORIAL DEL EJERCITO
I. —PRECIOS DE SUBSCRIPCIONES
A. —Para el interior del país.
Por un año
$ 42. 00
Por un año (Para Alféreces y Suboficiales del Ejército) 30. 00
Número suelto del año
7. 00
Número atrasado
8. 00
E. —Para el extranjero.
Por un año
Número suelto del
Número suelto atrasado.
año...
....
$ 80. 00
15. 00
15. 00
Los pagos deberán hacerse por giro postal, letra, cheque o giro
internacional, a la Administración de Caja del Estado Mayor General del Ejército.
II. —ADVERTENCIAS A LOS COLABORADORES.
1. — Los colaboradores deben remitir sus trabajos hasta el"
día 20 del mes inmediatamente anterior al del bimestre en que
desean se publiquen sus colaboraciones. Por ejemplo, si un colaborador desea que su trabajo se publique en el "Memorial" correspondiente al bimestre Marzo-Abril, su trabajo debe recibirse
el 20 de Febrero, a más tardar.
2. —La Dirección del "Memorial" seleccionará los trabajos
según su mérito, actualidad y materia, para ser publicados, según orden de llegada, aquellos que sean de interés para la Revista.
3. —El "Memorial" no se hace responsable de las ideas emitidas por los colaboradores. Se reserva, además, el derecho de no
publicar aquellos trabajos que estime inconvenientes.
4. —Las colaboraciones que por su extensión, necesiten publicarse en varios números consecutivos, deben ser enviadas completas para su estudio integral.
5. —Los trabajos deben venir escritos a máquina, a dos espacios, empleando un solo lado del papel y con un margen izquierdo de cuatro centímetros. Al final se estampará la firma
del autor y bajo ésta su nombre y apellidos completos, su grado*.
unidad o repartición a que pertenece.
Los dibujos, fotografías, etc., no deben intercalarse en el tra_
bajo mismo, sino colocarse como anexos al final. Los dibujos se
harán siempre con tinta china de color negro.
6. —No se mantiene correspondencia de* recibo por las colaboraciones ni se devuelven originales.
III. —INDICACIONES PARA LOS SUBSCRIPTORES.
1. —El reparto del "Memorial" se hace de acuerdo con las
destinaciones que se publican en el "Boletín Oficial del Ejército".
Por tanto, y para evitar entorpecimientos o atrasos, es indispensable que el subscriptor, cuya destinación se haya modificado por
vía confidencial, avise oportunamente tal situación a la Dirección
de la Revista.
2. —Las subscripciones anuales deben renovarse en la segunda
quincena de diciembre, de acuerdo con lo dispuestoe n la Orden
permanente del Comando en Jefe del Ejército. E. M. G. E. D|P. I.,
N. « 231, de 6. XII. 944. (B. O. N. ° 49, pág. 1712).
Con el oficio de envío debe venir, además de la letra o chequede pago, la relación nominal de los subscriptores.
3. —El número de subscriptores de cada unidad de tropa, establecimiento o repartición, es el índice más seguro no sólo del interés que manifiestan per ayudar solidariamente a nuestra primera y más antigua revista institucional, sino principalmente
constituye una demostración efectiva del anhelo de adquirir mayor
cultura, leyendo nuestros órganos de publicidad encargados de
difundir experiencias y conocimientos.
El aforismo "saber más, para servir mejor", no debe ser olvidado por ningún oficial que sienta marcada vocación por la carrera de Jas armas.
IV. —BIBLIOTECA DEL OFICIAL.
1. —La Dirección del "Memorial" publicará semestral o
anualmente un volúmen para la "Biblioteca del Oficial" sobre materia de actualidad u otras llamadas a ejercer beneficiosa influencia cultural en la oficialidad.
2. —Estas obras, dada la constante alza del valor del papel y
de los costos de impresión, no será posible entregarlas en forma
gratuita a los subscriptores como era práctica, toda vez que en la
actualidad lo que cada interesado paga por concepto de subscripción al "Memorial", sólo alcanza para financiar los, gastos que demanda la revista misma sin quedar saldo para la impresión de las
referidas obras. Estas, por tanto, serán entregadas al precio de
costo para los subscriptores de la revista y recargadas en un 100%
para los que no lo son.
Relación de los volúmenes publicados y de los que hay
enexistencia:
Vol. N. ° I. —Táctica General según las experiencias de la Gran
Guerra. Tomo I. —Por el Coronel F. Culmann. 1930.
Vol. N. ° II. —Táctica General según las experiencias de la Gran
Guerra. Tomo II. —Por el Coronel F. Culmann. 1930.
Vol. N. ° III. —Tratado- de Guerra en Montaña. Tomo I. —Por el
General Dosse. 1931.
Vol. N. ° IV. —Tratado de Guerra en Montaña. Tomo II. —Por el
General Dosse. 1931.
Vol. N. ° V. —Servicio de Intendencia durante la movilización, concentración para el primer despliegue estratégico y durante la
campaña. —Por el General Hans von Kiesling. 1932.
Vol. N. ° V a. Ensayos de Pedagogía Militar. —Por el Tte. Coronel
Emile Mayer. 1931.
Vol. N. ° VI. —Operaciones en la alta montaña. —Por el General
Hans von Kiesling. 1934.
Vol. N. ° VII. —Empleo de la Caballería conforme a las enseñanzas
que deben" deducirse de la Historia Militar. —Por W. Brenken. 1934.
Vol. N. ° VIII. —La conquista del Imperio. —Por el Mariscal E. de
Bono. 1934.
Vol. N. ° IX. —El Arte de Mandar. —Por A. Gavet. 1939. $
Vol. N. ° X. —La Filosofía del Mando. — Psicología individual. —Por el Capitán Julio Campos. 1940
Vol. N. ° XI. —El Plan de Guerra y su comprobación histórica. —Por el Tte. Coronel José Menéndez. 1942...
Vol. N. ° XII. —Manuel de Criptografía. — Por el Cdte.
Arturo Fuentes. 1943
...
Vol. N. ° XIII. —Filosofía del Mando. — Lógica aplicada.
—Por el Capitán Julio Campos. 1943.
Vol. N. ° XIV. —Exitos estratégicos, éxitos tácticos. —Por
el Coronel L. Loizeau. 1944
Vol. N. ° XV. —Baquedano. —Por el Gral. Jorge Carmona
Y..
....
Vol. N. ° XVI. —Historia de la Artillería. — Por el Tte.
Coronel (R) Pablo Barrientes G
20,
Vol. N. ° XVII. —Tropas Aerotransportadas. —Por el Coronel F. O.
Miksche....
Los ocho primeros volúmenes están agotados.
Los pedidos para el extranjero se recargan en un 50%.
15,00
10, 00
20,00
10, 00
12, 00
15, 00
30, 00
00
30,00
Don JUVENAL HERNANDEZ J.
Nuestro nuevo Ministro de Defensa Nacional, desde el mes
de Abril del presente año.
LA APOTEOSIS DE ARTURO PRAT.
11
LA APOTEOSIS DE ARTURO PRAT.
"Señores, esos hombres, los hombres de
Iquique, no vuelven muertos sino transfigurados; la vida breve que perdieron valía bienpoca cosa comparada con esta apoteosis que
los entrega inmortales a la vida sin término
de la glorificación histórica".
{Discurso del Diputado señor Lira;,
Valparaíso, Mayo 21 de 1888).
No es preciso relatar nuevamente en estas páginas la subli_
me epopeya de Iquique, en que los héroes de la Marina afianzaron
con su martirio la gloria y la majestad de la patria.
La sublime epopeya de Iquique, está grabada con caracteres
indelebles en los corazones de todos los chilenos, que desde pequeños la conocen en sus pormenores, conjuntamente con el concepto
de Patria, como el combate que no tiene superior en la historia
de las proezas humanas.
Pero no podría dejarse: transcurrirr un sólo año sin que se
glorifiquen aquellos héroes, a quienes tanto les debe la Nación.
El 21 de Mayo de 1879 es el día del heroísmo, es el día del sacrificio, en que, entre el ruido de las espadas y el resplandor del
cañón, se efectúa la transformación de aquellos valientes marinos
en reliquias inmortales veneradas por toda una posteridad. Esta
proeza viene a tornarse en la apoteosis más sagrada de nuestra
historia patria y ella habrá de servir de ejemplo a todas las generaciones.
El aniversario de la hazaña de esos mártires, que derramaron
su noble sangre en defensa dé la Patria, grabada en bronce por
la gratitud del pueblo, es celebrado por todos los chileños, que
pletóricos de entusiasmo, rememoran esta fecha de singular glorificación y el grito ardiente despedido de sus 'viriles pechos de
¡ Viva Arturo Prat! vibra en el ambiente y resuena en el confín, de uno al otro extremo del territorio nacional, conjuntamente con 'los nombres de Ignacio Serrano, Ernesto Riquelme, Juan
de Dios Aldea y demás compañeros.
Cada ciudadano sin distinción de edades, ni de sexo, ni de
sangre, procura en este día manifestar su amor y veneración a
estos héroes que nos han dado tanta honra y gloria nacional.
La sombra de Arturo Prat, comandante de nuestra legendaria "Esmeralda", que antes de arriar el tricolor inmaculado, abrió
12
MEMORlAL DEL EJERCITO.
para los suyos una tumba, que es el pedestal de la gloria, presencia, al igual que los espíritus de todos los héroes que le acompañaron en el épico episodio de Iquique, este grito general de
gratitud y reconocimiento.
El Ejército de Chile rinde en esta fecha un sincero homenaje
a aquellos que sucumbieron en esa gran jornada y dieron a la
posteridad el más hermoso ejemplo de encendido patriotismo y
espíritu de sacrificio.
LA REDACCION.
SECCION TECNICA MILITAR
LA ESTRATEGIA DE LA GUERRA.
Por el General de Div. H. ROWAN ROBINSON.
La estrategia imperial en los días anteriores a la guerra, estaba basada fundamentalmente en el dominio del mar. La supremacía en el mar, era de vital importancia si la Gran Bretaña había de recibir alimentos y materia prima, transportar sus tropas
a ultramar, y mantener sus comunicaciones en tal forma que el
Imperio pudiera combatir como una unidad. Las autoridades tenían diferentes ideas de cómo establecer ese dominio ; unos pensaban en acorazados, otros en pequeños barcos de guerra, otros en
porta aviones, pero nadie comprendía en su verdadera importancia el factor aéreo y la amenaza submarina a nuestras vías de
comunicación.
El poderío aéreo se consideraba secundario. Se le concedía
importancia en la defensa directa e indirecta de la Gran Bretaña,
pero no se consideraba imprescindible a la movilidad y protección
del Ejército y la Armada. El país se defendería de los ataques
aéreos, no mediante el logro de la superioridad en el aire, sino
amenazando y aplicando represalias al enemigo. La norma del
estado mayor aéreo a ese fin era construir dos bombarderos por
cada avión de caza, norma que demostró ser un poderoso obstáculo en, la retirada de nuestras tropas en Dunkerque, y la cual, de
no haber sido por la superioridad de nuestros aparatos, nos hubiera hecho perder la batalla de Inglaterra.
El tercer factor y el de menos importancia en nuestra estrategia lo constituía el Ejército. El Ejército proporcionaría las defensas antiaéreas en el país, desempeñaría un papel secundario
subordinado a nuestros aliados franceses en Europa y protegería
las bases aéreas y navales en todo el Imperio:
Este era nuestro punto más débil. El Ejército contaba con
varias divisiones en la Gran Bretaña, Egipto e India perfectamente adiestradas, pero el Ejército Territorial, recientemente reorganizado con excelente material, pero carente de instrucción en los
14
MEMORIAL DEL EJERCITO.
principios de la guerra moderna, no desplegó inicialmente gran
entusiasmo. Peor aún, El Ejércitó estaba dominado por una autoridad civil confiada e imbuida de doctrinas y credos a los cuales se oponían violentamente los militares sobresalientes. Por ejem_
plo, existía la opinión: primero, que podíamos confiar en el Ejército Francés, a pesar de que nuestro Gobierno tenía conocimiento de su debilidad; segundo, que siendo nosotros una potencia
insular, podíamos seleccionar la parte de la guerra en que deseábamos inmiscuirnos; tercero, que la defensa era superior a la ofen_
siva y que, por lo tanto, los Ejércitos Aliados estarían a salvo
detrás de la Línea Maginot. La renuncia del Jefe de Estado Mayor antes que hacerse solidario de semejantes ideas fué un gesto
inútil. El fruto de estas teorías se vió en la inactividad de la
primera y falsa etapa de la guerra, y más tarde, en ios desastres
de Sedán, Dunkerque, en la caída de Francia, y por último, en
la amenaza a nuestra propia existencia.
Por espacio de un año luchamos solos, con Italia sumada a
nuestros enemigos. Este fué un período trascendental en nuestra
historia. Por escaso margen ganamos la Batalla de Inglaterra de
la manera más brillante, Jo que demostró que la Gran Bretaña
nunca será derrotada decisivamente. Lentamente desarrollamos
nuestras fuerzas, gracias al espléndido Programa de Préstamos y
Arriendos y a la protección de la Armada a nuestra navegación
en contra de los salvajes asaltos de los submarinos. Fué entonces
que lanzamos el golpe más atrevido de la guerra: despojamos al
país, de su débil defensa para enviar refuerzos al Mediano Oriente en momentos en que Inglaterra estaba en el más grave de los
. peligros.
Con la llegada al poder de un jefe enérgico como Winston
Churchill, se descartó enteramente la idea de la Línea Maginot y
se cimentaron las victorias de Wavell y eventualmente el dominio del Mediterráneo.
El 22 de Junio de 1941 terminó nuestro aislamiento y comenzó la segunda etapa de la guerra. De esa fecha en adelante, el
Ejército Ruso, aprovisionado en gran escala por barcos británicos escoltados a través de mares peligrosos, fué un factor constante e importante en la estrategia aliada. En los días en que
estábamos solos frente al enemigo nos beneficiamos quizás más
de los errores de Hitler que de las ejecutorias de nuestros brillantes jefes y valientes guerreros. Es un punto discutible si hubiera sido posible o no a los alemanes penetrar nuestras defensas aéreas y navales después de Dunkerque; indudablemente no
existía un Ejército para evitarlo. No hay duda de que Hitler en
el pináculo de la gloria, cuando la moral y el prestigio de sus
tropas habían alcanzado la cumbre, debió haber lanzado su armada, su aviación y el grueso de su ejército contra Inglaterra.
LA ESTRATEGIA DE LA GUERRA.
15
Una victoria pudo haberle dado el triunfo en la guerra; una derrota no hubiera significado exactamente el perderla; de manera
que más que los peligros de la aventura estaba la perspectiva de
la victoria. Aunque no era posible utilizar a Malta como una gran
base naval, era una perla preciosa por su situación a solamente
sesenta millas de los aeródromos de Sicilia, donde Hitler podía con_
centrar no solamente la Regia Aeronáutica, sino también el grueso de la Luftwaffe. Afortunadamente, Hitler desperdició esta
oportunidad de beneficiarse de la flexibilidad del cuerpo aéreo.
El más craso error de Hitler fué invadir a Rusia antes de derrotar a la Gran Bretaña, creando así un peligroso segundo frente que culminó en su derrota. La segunda etapa de la guerra había concluido e Inglaterra había capeado el huracán.
La siguiente fase fué corta y comprende el período entre el
asalto alemán, el 22 de Junio de 1941, y la represión de su Ejército, hasta entonces victorioso, en Leningrado y Moscú, cuatro
meses más tarde. En una ocasión la situación se hizo muy difícil.
Los alemanes avanzaban rápidamente derrotando a sus oponentes
repetidamente y capturando gran minero de prisioneros. Pero
no satisfechos todavía, incurrieron en grandes exageraciones para
impresionar a los japoneses y persuadirlos para que se les uniesen en una conquista tan fácil. De haberlo conseguido, Rusia colocada entre las dos potencias, difícilmente hubiera podido subsistir. Quizás las victorias y la propaganda alemana, indujeron a
Tojo al ataque, pero éste resultó en gran desventaja para Hitler,
ya que el mismo no fué en contra de Rusia, y por el contrario,
enfrentó a los alemanes a la gran potencialidad de los Estados
Unidos.
El 16 de Octubre de 1941, marcó el límite del avance alemán
ese año. Stalin, pacientemente, agrupó las reservas de sus territorios orientales y no las lanzó al ataque hasta que el enemigo se
agotó contra las fuerzas soviéticas que protegían la capital: Su
contraataque tuvo un éxito considerable; detuvo el avance enemigo y recuperó parte del territorio perdido.
Mientras tanto, las tropas británicas restablecieron sus posiciones en el Mediano Oriente; conquistaron a Siria e Iraq y en
unión de los rusos ocuparon a Irán, protegiendo de esta manera a
Turquía y el flanco sur de la Unión Soviética. Los ingleses retenían
a Tobruk, al oeste de Egipto. Por lo demás, la lucha era en pequeña escala e indecisa en este teatro de operaciones.
La cuarta etapa de la guerra la inició el ataque japonés a Pearl
Harbour.
En esta incursión fueron destruidos o averiados tantos barcos de guerra americanos que los japoneses mantuvieron un dominio absoluto del Pacífico por espacio de ocho meses. Habiendo
tomado la iniciativa, los japoneses movían sus ejércitos a volun-
16
MEMORIAL DEL EJERCITO.
tad, ocuparon prácticamente todas las islas de ese Océano, conquistaron la Malaya y Birmania y amenazaron invadir a la India y Australia. Por medio de prolongados y secretos preparativos y. una perfidia bien calculada, una pequeña potencia isleña
infligió serias pérdidas a dos grandes potencias que estaban combatiendo en su elemento principal.
Afortunadamente los japoneses no se aprovecharon del éxito y no ocuparon al Hawaii, que podía servirles, o como base de
operaciones en contra de los Estados Unidos o para cortar los.
medios de comunicación entre Australia y los Estados Unidos.
Nuestro aliado, por lo tanto, pudo continuar su producción y adiestramiento sin interrupción, enviar refuerzos a Australia y convertir el continente en una zona de peligro, en una base segura para
la ofensiva; por consecuencia, comenzó a dar señales de estar mejorando. En Mayo, la flota americana le administró una provechosa lección al enemigo en el Mar de Coral y un mes más tarde
le infligió una seria derrota cerca de Midway, cuando el enemigo
se dirigía a corregir el error de no haber tomado al Hawaii. Estos
dos elementos le despojaron de su dominio del Pacífico y en ellos
se destacó la utilidad de los portaaviones. Los Estados Unidos entonces aumentaron su programa de construcción de portaaviones
' a un número muy superior al que el enemigo era capaz de producir.
Para evitar la amenaza a Australia, los aliados atacaron las
Islas Salomón, capturando un aeródromo en Guadalcanal a principios de Agosto e iniciando una lucha que terminó en Guadalcanal en Marzo de 1943 y en el resto de estas islas, con la rendición
del Japón. La batalla fué principalmente de desgaste, ganándola
ios americanos por escaso margen, al extremo de que solamente
les quedó 'en el Pacífico un portaaviones malamente averiado en
el curso de la misma. La flota enemiga virtualmente se retiró del
Pacífico hacia aguas japonesas, dejando el camino expedito para
las contraofensivas americanas que habrían de seguir.
En Nueva Guinea, el enemigo avanzó hasta un punto demasiado cerca de Puerto Moresby. En Octubre de 1942, fuerzas aus- tralianas al mando del General Mac Arthur lo obligaron a retroceder; pero la isla no fué conquistada hasta más tarde por las
fuerzas australianas combinadas con americanas, con magnificoapoyo aéreo y naval, y en una lucha de movimientos envolventes
por mar y a lo largo de una costa de 2.000 millas cubiertas de
selvas.
En los primeros seis meses de 1942, los Aliados sufrieron serias pérdidas en todos los demás teatros de operaciones. En Rusia, los ejércitos Rojos fueron obligados a retirarse hasta el Volga y el Cáueaso. Esa retirada fué causada parcialmente por las
derrotas sufridas, pero en parte también se debió a la tradicional
estrategia rusa de evitar el desastre total usando su extenso t e -
LA ESTRATEGIA DE LA GUERRA.
17
rritorio —reculer pour mieux sauter. Esta estrategia fué favorecida por la política de Hitler de perseguir al enemigo hasta el
límite y después mantener sus conquistas hasta lo último a despecho de condiciones claramente adversas.
En el Mediano Oriente, Auchinleck inició una ofensiva en noviembre de 1941, derrotó a Rommel cerca de Tobruk por escaso
márgen y después lo persiguió hasta El Agheil. Sin embargo, de
allí tuvo que retroceder para proteger a Tobruk debido a que sus
vías de abastecimientos eran demasiado largas y sus fuerzas se
habían debilitado. En Mayo de 1942, Auchinleck sufrió otra derrota, perdió a Tobruk y se vió obligado a retroceder rápidamente perseguido muy de cerca por el enemigo, No fué hasta llegar
a El Alamein, cerca de setenta millas de Alejandría que pudo Auchinleck volverse hacia el enemigo para enfrentársele. Este fué
un período muy crítico en la guerra.
En el mar la situación era pésima, las pérdidas eran en extremo severas. Habíamos perdido dos acorazados, tres cruceros y
un portaaviones en el Lejano Oriente y en el Mediterráneo el Barham, Ark Royal y dos cruceros más habían sido hundidos, y el
Valiant y el Queen Elizabeth averiados. Con excepción de los convoyes a Malta nuestra navegación, perdido el control del Mediterráneo, tenía que dar un viaje de 12.000 millas para llegar al
Mediano Oriente en un período en que los ataques submarinos
en el Atlántico nos ocasionaban grandes pérdidas. A pesar de todos estos contratiempos, el espíritu de los marinos y la fe en la
potencia de' la Armada se impusieron.
En la Gran Bretaña, saturada de tropas aliadas, sólo se oían
aclamaciones pidiendo un Segundo Frente para salvar a Rusia de
la destrucción. El Comando Aliado, sin inmutarse, seguía proyectando las ofensivas dónde y cuándo las creía prácticas.
Fué en esta ocasión en que comenzamos a superar al enemi_
go derrotándolo en El Alamein, invadiendo el Norte de Africa,
lanzando una, formidable contraofensiva en Rusia y arrojando de
Túnez a las fuerzas del Eje.
En Julio de 1945, los Aliados apoyados, por primera vez, pero
no con gran éxito, por tropas aerotransportadas en gran escala
efectuaron un desembarco en Sicilia. En.menos de seis semanas
conquistaron las islas y un mes más tarde desembarcaron en Italia. Con gran dificultad retuvieron sus posiciones en las' playas de
Salermo y de no haber sido por la intervención del Warspite y el
Valiant, que neutralizaron el furioso ataque enemigo con sus baterías de 16 pulgadas, hubieran sido rechazados. Luego los Aliados ocuparon a Nápoles rápidamente y capturaron el aeródromo
de Foggia. Después de esta operación el avance fué lento, a través
M. del E. 2.
18
MEMORIAL DEL EJERCITO.
de montañas y en un severo invierno, hasta ser detenidos en la
Línea Gustavo que protegía a Roma. Los fieros ataques de los
Aliados en este punto obligaron a los alemanes a empeñar el grueso de las reservas y esto facilitó el desembarco de Arizio, en la retaguardia del enemigo. Desgraciadamente la escasez de botes de
desembarco era tal que solamente se desembarcaron dos divisiones; pero estos no pudieron aprovechar el éxito inicial de la operación y fueron detenidas en la cabeza de playa durante cuatro
meses.
En el Pacífico, los americanos, en una triple ofensiva recobran las islas de Attu y Kiska; en el Norte ocuparon a Nueva
Guinea, en el ¡Sur, y en el Pacífico Central capturaron sucesivamente las principales islas de los grupos Gilbert y Marshall. En
Junio de 1944, los americanos desembarcaron en Saypón a 1,300
millas de Tokio, facilitándose los bombardeos a la capital japonesa.
En Birmania, la lucha se mantuvo estabilizada hasta que los
japoneses lanzaron un ataque sobre Arakan a principios de 1944,
que culminó en una completa derrota para los japoneses después
de alguna ansiedad de nuestra parte. Esta fué la primera victoria
inglesa sobre nuestro enemigo oriental.
La invasión de Francia se caracterizó por la minuciosidad
con que se hicieron sus preparativos. El espíritu de nuestros Jefes
era tal, que el proyecto se llevó a consideración inmediata después de Dunkerque. En el verano de 1942, empezaron a prepararse
los planes y en Febrero de 1944, comenzaron a desarrollarse cuando los bombarderos enemigos ya no podían interferir en la acción
eficazmente porque sus aviones cazas habían sido destruidos. Más
tarde, todos los medios de comunicación necesarios a la operación
se bombardearon, imposibilitando el movimiento de las reservas,
de las que dependía Rommel para su contra-ataque. Finalmente,
las defensas de las costas fueron objeto de intenso bombardeo.
Durante el arrollador avance a través de Francia que siguió
a Falaise, los suministros limitaron su frecuencia al alcance de la
operación. Con Amberes incomunicada hubiéramos tardado meses
acumulando suficientes provisiones para el asalto a la Línea Sigfrido. Eisenhower intentó continuar su avance atacando la Línea
Sigfrido por medio de ataques combinados de tropas terrestres y
aerotransportadas, pero no tuvo éxito debido a que la distancia
para las tropas terrestres era demasiado larga y el tiempo muy
corto. Sin embargo, las experiencias adquiridas en Arnhem fueron
muy valiosas más tarde, en el cruce del Rin.
Rundstedt lanzó su formidable contra-ofensiva entre estas
dos campañas. Logró sorprender a los Aliados, acumulando grandes fuerzas y avanzar lo suficiente para causar cierta intranqui-
LA ESTRATEGIA DE LA GUERRA.
19
lidad a pesar de tener sus vías de comunicación destruidas y a
pesar del reconocimiento aéreo aliado.El Alto Comando le cedió las reservas para este asalto aparentemente dirigido a incapacitar a los Aliados en el Oeste durante la
amenazante próxima ofensiva rusa.
En el Oeste, los rusos alcanzaron su objetivo en tres grandes
saltos. El alcance sorprendente de los avances rusos se debió, en '
primer término, a la preparación meticulosa de los planes y la
magnitud de sus arremetidas que le dieron un gran impulso inicial,
y en segundo término, el uso inteligente de sus poderosas fuerzas.
Los rusos hicieron presión implacable en todo el frente, de manera
que el enemigo no podía sacar tropas de un frente para lanzar una
contra-ofensiva en otro.
En el Atlántico, gracias al aumento en la producción de buques de escolta, al uso en gran escala de aviones de largo alcance y a las bases en las Azores, la Armada neutralizó las operaciones submarinas.
.
En el Pacífico, Nimitz y Mac Arthur avanzaron de isla en
isla en su ruta hacia el Japón. En estos asaltos por tierra o por
mar, se usaban grandes números de tropas para economizar vidas
y tiempo. Una vez que los Aliados llegaron a una distancia que
permitía bombardear a Tokio, la Flota Japonesa, que había permanecido dos años en mares domésticos, fué obligada a salir y
presentar batalla. Sin facilidades para efectuar reconocimientos,
los japoneses no podían desarrollar sus planes y perdieron la batalla de los bombardeos. Sus aviones suicidas fueron un gran estorbo, pero sólo por corto tiempo, ya que el proyectil con espoleta de proximidad terminó con esa amenaza. La estrategia de la
guerra y los estudios hechos después de su terminación sobre armas enemigas próximas a producirse señalan un número de conclusiones de las cuales quizás las más prominentes son las siguientes :
La naturaleza de las armas modernas es tal, que la nación
tiene que estar preparada para actuar inmediatamente en caso
de agresión. No habrá tiempo para esperar las decisiones del Consejo de Seguridad, que proverbialmente actúa lentamente, ni tampoco por. ningun sistema de movilización.
La Gran Bretaña por sí sola es decididamente una potencia
de segunda categoría. El Imperio Británico indiscutiblemente es
una potencia poderosa; por lo tanto, si la comunidad ha de influir
en la formación de un nuevo mundo, la unidad de acción en la
defensa y en los asuntos extranjeros es en extremo conveniente.
Cinco voces y cinco opiniones distintas se estrellarían vanamente
contra la voz única y la política definida de Rusia. En cuanto a
la defensa del Imperio, la seguridad de. las vías de comunicación.
20
MEMORIAL DEL EJERCITO.
es primordial. Debe existir unidad de acción y propósito, entre las
fuerzas combatientes, tanto como unidad en el Imperio.
En las conversaciones sobre la bomba atómica, cohetes, portaaviones, etc. hay el peligro de equivocar los instrumentos y su uso
con su aplicación y principios. Las armas aparecen y desaparecen
con los progresos científicos, pero los principios son constantes.
Los porta-aviones, por ejemplo, probaron ser el arma naval sobresaliente en el Pacífico; los americanos por lo tanto, produjeron
un gran número de ellos y la experiencia demostró que estaban en
lo correcto. Los portaaviones sin embargo, no encierran un principio y por lo tanto pueden caer en desuso en cualquier momento.
Es posible que hasta los barcos grandes desaparezcan como categoría, a pesar de estar profundamente arraigados en nuestra tradición naval.
Tomado de "Military Review". Traducido y condensado por la Escuela de Cdo. y Estado Mayor, de tres
artículos del autor, publicados en "The Navy" (Gran
Bretaña).
SOBRE EL MANDO.
21
SOBRE EL MANDO.
LO QUE ORGANICAMENTE DEBE SER EL E. M.
Por el Coronel de E. M. MARTIN NARANJO.
Su necesidad. El concepto del Mando y las funciones a desempeñar por los Escalones Superiores abarca un complejo enorme,
cuya enumeración es:
Concebir y decidir.
—Prever, organizar, asegurar y vigilar.
—Dirigir y hacer sentir a todos los que Black denomina '' impulso imperativo" y nosotros hemos llamado "influjo moral".
—Y, por fin, notificar a los inmediatos subordinados todas sus
resoluciones.
Para que un hombre pudiera llenar por sí solo todas estas funciones, tendría que sobrepasar al genio, ya que habría de reunir
dos condiciones antinaturales.
Primera, ser omnisciente y estar omnipresente en grandes espacios ; es decir, saberlo todo y verlo todo por encontrarse simultáneamente en todos los sitios ocupados por sus tropas.
¡Segunda, que al mismo tiempo pudiera realizar todas las necesidades materiales, descendiendo a las cuestiones de detalle qué
exige la ejecución de los planes que, además de hacerle perder la
visión de conjunto, le absorberían el tiempo y la tranquilidad indispensables para le reflexión y dirección de las operaciones.
Por ello, en todos los tiempos, antiguos y modernos, se ha reconocido la necesidad de colocar auxiliares y agentes cerca del
mando para ayudarle en el ejercicio de esas funciones. Según fué
la necesidad, permanente o circunstancial, así se creó el órgano: los
polemarcas y taxiarcas de los griegos, los praefectus legionum de
los romanos, nuestros famosos Adelantados y Adalides, los Mariscales y Maestres de Campo, los Cuartelmaestres, Mayores Generales
y Ayudantes Generales, no eran, ni más ni menos, que altos Oficiales encargados del detalle relativo a la puesta en batalla, subsistencias, distribución del botín, etc., de todo el Ejército.
A principios del siglo XIX, con el aumento de los efectivos de
los Ejércitos, esta necesidad se hizo mucho mayor; viéronse obligados los Mandos a subdividir sus atribuciones, confiando parte de
ellas y los principales detalles a Oficiales capaces de llenarlos bien,
y a cuyo conjunto se dió el nombre de Estado Mayor. Estos Oficiales, en un principio, eran elegidos en los Cuerpos de Tropa por
los Generales de los Ejércitos, que los empleaban simplemente como
auxiliares o secretarios; y como, para esto no necesitaba prepara-
22
MEMORIAL DEL EJERCITO.
ción especial, ni sus atribuciones estaban regladas, eran disueltos al
desaparecer la neecsidad que los había creado.
Pero los triunfos de Napoleón hicieron pensar y ver a los Generales en Jefe de los distintos Ejércitos que contra él luchaban
en esas funciones complementarias atribuidas al Estado Mayor, y
que cada vez eran mayores, tendría una mayor eficacia si los Oficiales elegidos las desempeñaran de una manera permanente y para
ellas fueran previamente preparados; y Prúsia, en 1807; España
en 1810, y Francia en 1818, organizaron permanentemente este servicio, pero partiendo de distinta orientación y criterio, diferencia que, en el fondo, aunque no en la forma, aun subsiste.
En Prusia, asombrados sus Generales por el genio de Napoleón, que los había vencido, dándose cuenta de que la naturaleza
sólo muy de tarde en tarde produce esos seres excepcionales, necesitados además de circunstancias exteriores especiales —Azar, Casualidad, Fortuna— para revelarse, quisieron suplir el talento director, tanto como fuera posible, por la organización metódica y
progresiva durante la paz; y, así pensaron que un hombre, de una
inteligencia media y cultivada, pero de gran carácter, rodeado y
complementado por consejeros y colaboradores competentes y fieles, formados para esta misión directora, podría en sus actuaciones
acercarse lo más posible al genio bendecido de Dios. De aquí la
creación inmediata de su Escuela General de Guerra para la-preparación de dicho personal.
En España, el General Castaños, primero (1807), y el General
Blake, después de (1810), concibieron también la necesidad de organizar permanentemente esta función de ayuda a los Generales de
los Ejércitos, pero partiendo de la idea de que las derrotas que nos
causaba el Emperador francés eran debidas, principalmente, a la
falta de dirección conjunta y de preparación, se fijaron, en primer
término, en la necesidad de un "Estado Mayor General de Oficiales", que teniendo bajo su dependencia otros particulares en los'
Ejércitos en campaña que le enviarían sus informes y trabajos,
facilitase al Gobierno Supremo y a los respectivos Generales en
Jefe las noticias, documentos y demás operaciones indispensables
para el orden, sistema y mejor éxito de las empresas, así como
cuando se juzgara oportuno para la dirección de la guerra. Y esta idea, nacida en España, aunque nunca realizada de una manera
total por nuestra falta de constancia, es la que, recogida once años
más tarde por Prusia (1821), dió origen a la organización de su
Gran Estado Mayor para el" estudio, preparación y dirección de
las guerras probables futuras.
Y en Francia, ya restaurada la Monarquía, el Mariscal Gouvion de Saint-Cyr dió como base para la organización del Estado
Mayor ,1a elección de cada promoción de Oficiales de los que por
sus aptitudes, instrucción e inteligencia podían llegar a aspirar
más tarde a funciones elevadas, previamente completada su edu-
SOBRE EL MANDO.
23
cación, extendiendo sin cesar sus conocimientos y formando así
corno una cantera de Jefes militares de talento indiscutido, entre
los cuales se eligirían los Altos Mandos. El Gobierno francés, sin
duda, ya contaminado por las ideas liberales de supremacía del
poder civil como, reacción natural a la dominación napoleónica,
en lugar de aceptar esa propuesta, se contentó con elegir buenos
Oficiales entre los números unos de las Escuelas, dándoles el servicio atribuido hasta entonces a los Ayudantes Mayores —llevar
órdenes y redactar la correspondencia de los Generales—, confiándolesi los empleos de Ingenieros Geógrafos, dándoles los empleos
de Ingenieros Geógrafos,' dándoles un brillante uniforme y alguna
consideración oficial —ser considerados como los más antiguos de
las comisiones de servicio donde concurriesen con otros del mismo
empleo de las Armas—, pero nada más. Pero si en Francia no fueron aceptadas estas sugerencias de Gouvion de Saint-Cyr, su idea
fué recogida también por Prusia, que, uniéndolo a los criterios
anteriores, de sirvió para hacer de :su Estado Mayor, hasta el momento presente y sin otra interrupción que la impuesta por el
Tratado de Versalles, el continuador de la tradición y sistema progresivos de que tanto se enorgullece el Ejército alemán y tanta
admiración causa a los extraños.
Vemos, pues, que la organización de los Estados Mayores ha
respondido a una doble necesidad:
De un lado, el estudio y preparación de las guerras probables
(organización, movilización, concentración, planes de guerra, etc.)
así como asegurar su dirección para ello, la organización de un
Estado Mayor Central o Gran Estado Mayor.
Y de otro, que la naturaleza humana, y, por tanto, la limitada capacidad de los Jefes, impone descargarles de parte de sus
funciones, así como proporcionarles un organo para extender y
prolongar su acción, de tal modo que, dedicado su tiempo a la
reflexión y al impulso moral de sus tropas, le permita, sin embargo, saber todo y ver todo cuanto ocurra en su campo de acción;
para ello, la organización de unos Estados Mayores periféricos,
extendidos hoy a- todas las Grandes Unidades, de los cuales nos
vamos a ocupar solamente.
Métodos de Mando.
De la misma manera que el criterio inicial orgánico de los
Estados Mayores fué distinto de los distintos países, diferente
también fué el método de Mando que originaron, pudiéndose decir a este respecto que quedaron reducidos a dos tipos; el prusiano y el francés; pues ambos han sido seguidos, más o menos
fielmente por los países sobre los que, respectivamente, ejercieron mayor influencia; veámoslos;
24
MEMORIAL DEL EJERCITO.
1.°.—Respecto a las atribuciones de Jefes y auxiliares.
a) Método francés. Estuvo fundado en la obsesión atrayentedel método de mando napoleónico, centralizado, que indudablemente tenía sus ventajas, pero también sus inconvenientes.
Como ventajas: originalidad y fuerza de las concepciones,
vigor y concordancia de esfuerzos, secreto, sorpresa y rapidez de
las operaciones, todas ellas elementos de victoria.
Como inconvenientes: suprimía toda iniciativa y toda actividad de pensamiento en los subordinados; sacrificaba, por consiguiente, el porvenir, y no era aplicable más que por un hombre
de genio y durante un período corto de tiempo, porque requería
una tensión exagerada de todas las fuerzas naturales.
Y esta obsesión se tradujo en no utilizar a los Estados Mayores nada mas que como meros auxiliares, portadores de órdenes,'
redactores de las mismas poco menos que al dictado, cartógrafos,
encargados de la vigilancia de la ejecución de los servicios, de centralizar los informes y partes de las tropas. Pero tanto, la concepción como la decisión tomada eran resultantes de una sola cabeza y de una sola voluntad: la del mando, que con su golpe de
vista, planeaba, cogía las ocasiones y precipitaba los movimientos.
Al ser vencidos por los alemanes en 1870, en su desgracia estudiaron las causas de su derrota; volvieron la vista a aquellas
sugerencias de Saint-Cyr en 1818. estudiaron los principios en
que se basaba el Estado Mayor prusiano, comprendieron la necesidad de la división del trabajo, del desenvolvimiento de las iniciativas, de una gran difusión de la vida del espíritu en el Ejército y juzgaron indispensable modificar en este sentido lo que el
método napoleónico pudiera tener dé tiránico y absoluto. Pero
al mismo tiempo, y teniendo presente la máxima de Maquiavelo
relativa al Mando único, estimaron que nada puede reemplazar al.
trabajo personal del Jefe, porque este trabajo de pensamiento es
la salvaguardia de la autoridad y del prestigio del Alto Mando,
de la fuerza de sus concepciones, multiplicadora de la impulsión
de los demás, dando a la ejecución firmeza y rapidez.
Por ello, si bien la parte de funciones delegadas en los Esta-. dos Mayores ha crecido notablemente,' en todo momento han tratado de establecer una línea de separación de sus atribuciones, y .
de aquí las numerosas prescripciones establecidas en los reglamentos : a un lado, el Mando, la concepción, la decisión y dirección ; la personalidad y la responsabilidad; al otro, la antítesis,
el Estado Mayor encargado de las demás funciones, total o parcialmente; organo auxiliar, aunque primordial, impersonalidad e
irresponsabilidad, y, por ello, la indicación expresa de que solamente formulará su juicio cuando sea invitado por el Mando. Esto,
naturalmente, en teoría, pues en la práctica no sucede así, ya quer-
SOBRE EL MANDO.
25
el Jefe de Estado Mayor se utiliza como colaborador y no como
auxiliar.
' Y así es como, para dar una idea de esta separación, se ha
recurrido al simil anatómico, a mi entender poco preciso, de que
el Mando representa el cerebro del Ejército, y el Estado Mayor,
el sistema nervioso que transmite las ideas o los reflejos de aquél.
b) Método prusiano. Fué el método de Mando que pudiéramos llamar de cambio de ideas, donde la decisión del Jefe, o es
. la resultante de lo que pudiera llamarse '' Conferencia del Estado
Mayor" reunido con su Jefe (Moltke, en 1870) o bien no es más
que la adopción por parte del Mando de la concepción hecha por
su Estado Mayor (Mandos alemanes en 1870 y japoneses en 1904).
Así, el Coronel Gertseh, observador de la guerra ruso-japonesa* escribe: "el General Kuroki me hace la impresión de poseer
en alto grado la inteligencia de confiarse plenamente en su Jefe de
Estado Mayor, dejándole una gran iniciativa, sabiendo tomar la
responsabilidad de todo lo que éste hace"; Y el General Hamilton
añade; "con su nombre, su popularidad, su calma maravillosa,i
descarga a este Estado Mayor, más moderno y más nervioso, de
un fardo que podría sin esto, en una cierta medida, paralizar sus
concepciones". Es decir, de un lado, el prestigio, el carácter, una
sola voluntad, y orientación, .la responsabilidad, del otro, el método, la organización, la ciencia militar y el pensamiento mantenidos al día.
Por ello, si de este método tuviéramos que hacer un simil
anatómico, nosotros diríamos que la parte interna del cerebro o
subtancia blanca y el sistema nervioso constituyen el Estado Mayor, y que el Mando estaría representado por la parte externa del
cerebro, corteza gris que envuelve y, por tanto, protege aquella
otra, donde residen las voliciones, así como por la parte más noble
del encéfalo, el cerebelo en el que radican el equilibrio, la orientación y dirección del movimiento, donde basta la más ligera lesión
para que éste quede totalmente desordenado y desorientado; extremo éste comprobado por la demostración experimental, pues
si a un ave le damos un ligero pinchazo en él, puede volar y vivir, pero vuela como si le faltasen la vista y el tacto, pues tropieza contra todo los obstáculos, sin que de ello se dé cuenta.
Se dice y se escribe que la aplicación de este Método por el
Ejército alemán en 1870, fué debida a que los Cuerpos estaban
mandados por príncipes de la sangre, que, sin dotes de mando,
tenían forzosamente que echarse en brazos de sus Jefes de Estado
Mayor, involucrando así ambos conceptos. Esto no es cierto, pues
ya hemos dicho que el criterio que presidió la organización del
Estado Mayor, en Prusia fué el de colaboración y no el de auxilio,
criterio aplicado desde su iniciación hasta nuestros días. Basta
26
MEMORIAL DEL EJERCITO.
ahora convencerse estudiar la campaña de 1815; sólo diremos de
ella que en la tarde de Ligny, puesto fuera de combate el Mando
(Blücher) es Gneisenau (su Jefe de Estado Mayor) quien lo reemplaza y adopta la decisión capital de retirar el Ejército prusiano
hacia Wawre, para establecer enlace con ios ingleses, y no hacia
el Mosa, como aquel iniciara y, sin embargo, al día siguiente, 17
de Junio, al reaparecer Blücher, éste no quiere decidir nada sin
tener el asentimiento de su Jefe de Estado Mayor, costándole no
poco esfuerzo el que prestara su adhesión a la cooperación con
Wellington.
Vemos, pues, que, en este Método de Mando, la decisión viene a ser como una solución media; racional, metódica resultante de
las voluntades de una colectividad, aunque adoptada e impuesta
por una sola voluntad: la del Mando, que en cierto modo es así
compartido. Ello se traduce en que en los Reglamentos no se dedican a deslindar las atribuciones- peculiares del Mando y del Estado Mayor, pues en el primer concepto quedan englobados implícitamente ambos. De aquí que el Estado Mayor no sea auxiliar,
sino colaborador —que presta su ayuda en obras de ingenio—,
que es responsable de su actuación y que no es impersonal sino
anónimo en su conjunto. Y a tal extremo se llegó en este criterio,
que en la guerra de 1914 al 18 el Estado Mayor alemán gozaba de
tal iniciativa que no se contentaba con preparar las decisiones del
Jefe, sino que llegaba a provocarlas asumiendo su responsabilidad, pudiendo incluso, para salvarla, formular por escrito su opinión contrariá a la decisión del Mando.
Posteriormente a la guerra del 14 fué suprimida esta participación en la responsabilidad de la decisión del Jefe, y, por tanto,
el voto contrario; pero sin embargo, sigue imperando el criterio de
colaboración, así como el de personalidad; lo indica: que el Reglamento de Grandes Unidades sólo menciona la palabra Estado
Mayor, al referirse a los cambios de puesto de Mando, para expresar que es de gran importancia la composición del Estado Mayor
de una Gran Unidad, así "como el buen reparto de las misiones
entre los diversos colaboradores", y, por último, que cuando el
jefe - abandona temporalmente el puesto de Mando, queda representado por el Jefe de Estado Mayor. Y el General Ludendorff
escribe: "Sehlieffen tenía el juicio que en tiempos de guerra, aun
un joven Oficial de Estado Mayor podía ser llevado a tomar decisiones que exigiesen una vista grande. Según mi experiencia,
tenía razón".
Entre ambos métodos, extremos de Mando, como es natural,
caben variaciones, en las que influirán, el temperamento del Jefe
y, sobre todo, la confianza y la compenetración que existan entre
el Mando y su Estado Mayor.
Respecto a la notificación de órdenes. Las órdenes de operaciones son siempre secretas y dirigidas solamente a los Mandos
SOBRE EL MANDO.
27
que las deban conocer; así los Jefes de los servicios pueden no recibir más que un extracto de ellas.
El empleo de instrucciones personales y secretas en las Grandes Unidades tiene la ventaja de suprimir en las órdenes todo lo
referente a las intenciones del Mando, así como las misiones de las
Unidades subordinadas, éstas pueden ser comunicadas verbalmente en reuniones convocadas por él íMando,,si así lo juzga conveniente, para tener más garantías de que queden secretas. En la
División, sobre todo, en que el uso de la instrucción secreta es
excepcional, este procedimiento de reunión previa, antes de envío
de órdenes secretas, se usa con frecuencia y tiene la ventaja, además, de que el Jefe puede consultar a sus subordinados el estado
de sus tropas antes de tomar la decisión, a fin de asegurarse de que
sus órdenes serán ejecutables.
Esta práctica es considerada solamente, por unos y otros reglamentos, desde el punto de vista de la conservación del secreto,
pero no puede ser generalizada, porque un jefe no debe caer nunca bajo la dependencia de sus subordinados, y la decisión y las
órdenes son asuntos peculiares suyos y de su Estado Mayor.
Algunos pretenden que en estas condiciones el Jefe manda
demasiado con su Estado Mayor y poco con sus subordinados, que,
por tener mayor contacto con las tropas, suponen mejor colocados
para juzgar de la oportunidad de los proyectos del Mando, pero al
decir esto se olvidan de:
1.°.—Que un jefe activo está siempre al corriente de las posibilidades de sus subordinados —de los cuales puede informarse, además, cuando lo juzgue necesario— y si algunos detalles escapasen de
su observación personal, su Estado Mayor debe poder dárselos.
2.°—Que tomando la costumbre de consultar a ios subordinados antes de tomar las decisiones, el Jefe perdería bien pronto su
autoridad, pues un Método de Mando semejante no puede ser más
excepcional; los consejos de guerra en circunstancias graves, y
3.a.—Que los subordinados, generalmente, están mal situados
para juzgar del conjunto de una operación y, naturalmente, han
de sentirse impulsados a defender los intereses de sus tropas, a
veces con el olvido involuntario del interés general. En cambio, el
Jefe del Estado Mayor, en posesión de todos los elementos de la
decisión está siempre en mejores condiciones de formular un juicio más justo y desinteresado, así como de efectuar la interpretación de la decisión, completándola en sus detalles.
Por ello, estoy completamente seguro, todos hemos leído con
asombro, hace poco, ciertas declaraciones de un mando beligerante
en las que textualmente decía: '' que desde que se había hecho cargo del Mando de un Ejército nunca había dado órdenes escritas a
sus Generales, porque el mando debe ser personal y verbal, pues
de otro modo no se lograría el triunfo, porque se encuentra ligado
al factor hombre", y, por si fuera poco en otro párrafo expresaba
28
MEMORIAL DEL EJERCITO.
"haber atravesado dos momentos de una inquietud, haciendo lo
posible por ocultar el hecho" —cosa muy natural en el Mando—,.
pero añadía: "y me interesaría saber si mi Estado 'Mayor supo
nunca cuáles fueron esos momentos de ansiedad" ; y ante esas
declaraciones sólo cabe preguntar: ¿Cuál sería la misión encomendada a ese Estado Mayor, que no tenía que comunicar órdenes y
que, además, tampoco se daba cuenta de los momentos críticos 1
Misión del Estado Mayor y sus relaciones con el Mando.
Examinando el Reglamento de Grandes Unidades, se ve que,
cualquiera que sea la importancia del Mando de que forma parte
el Estado Mayor, tiene asignadas las siguientes funciones:
1.°—Proporcionar al Mando los elementos necesarios para
fundamentar su concepción y decisión, basados principalmente en
Jas posibilidades de las tropas y en las informaciones sobre el enemigo, manifestando su juicio solamente en caso de ser requerido.
2.°—Transformar estas decisiones en órdenes, haciéndolas ejecutables asegurando su transmisión y vigilando su ejecución, aun
sin estar capacitados para asegurarla cuyas órdenes autoriza el
Jefe de Estado Mayor con su firma, por delegación del Mando.
3.'—Poner y mantener las tropas en las condiciones exigidas
por su empleo táctico y estratégico, estableciendo los enlaces necesarios, y
4.°—Subvenir a las necesidades de las tropas, proporcionándoles el mayor bienestar compatible con la situación, estableciendo
la coordinación de los servicios; "bien entendido que no es que los
servicios estén bajo sus órdenes, sino que, sencillamente, le corresponde crear un medio adecuado y favorable en el. Mando, para que
de él emanen las órdenes conducentes a dicha coordinación''.
De esta enumeración resulta:
'
.
—Que el Estado Mayor no es órgano autónomo de Mando, o
sea que no manda por sí, sino por delegación del Mando, al que
ayuda, constituyendo un medio con el que ejerce, extiende y prolonga su acción.
—Que tampoco es un órgano de ejecución, porque ningún
elemento le esta directamente subordinado —a excepción de las
transmisiones que dependen del Jefe del Estado Mayor—, pero
es también un auxiliar de las tropas y servicios a los que pone y
mantiene en estado de ejecutar las órdenes del Jefe.
—Que, por tanto, el Estado Mayor es un órgano impersonal e
irresponsable, por cuanto las órdenes emanan del Jefe. Sólo el Jefede Estado Mayor tiene una personalidad definida y una responsabilidad particular en lo que concierne a sus deberes especiales, proyectos de órdenes e interpretación de la decisión del Mando, tomar
todas las medidas de detalle para facilitar su ejecución; la orga-
SOBRE EL MANDO.
29
nización de los servicios de información y enlace, la comunicación
de órdenes y asegurar los suministros y las evacuaciones.
—Que, por tanto, pueda decirse, terminantemente, que un
Estado Mayor ni puede ni debe actuar más que con arreglo a las
decisiones del Mando; si estas decisiones no existen, por no haberlas tomado el mando sin causa que lo impida —ausencia, incomunicación etc..— no cabe actuación posible al Estado Mayor, pues
hacer otra cosa sería suplantar al mando sin ninguna justificación, salvo casos extremos y en circunstancias excepcionales, en
los imprevistos, si el mando no está presente a la resolución es
urgente, el Estado Mayor deberá resolver por sí, ciñéndose a las
intenciones conocidas del Mando.
—Y que así, la línea de ¡separación de las atribuciones queda
terminantemente clara para el Mando un papel de creación, decisión y de dirección siendo suya la responsabilidad que de ellas
se deriva; al Estado Mayor un papel de previsión, de preparación
y organización limitada, a reparar la decisión y a asegurar su ejecución por medio de instrucciones y órdenes.
Hasta aquí la teoría; pero en los. Estados Mayores el estado dinámico difiere profundamente de lo estático, y por ello en la
práctica no se puede impedir que ejerzan una mayor acción sobre
el Mando en propio interés de éste y en el interés general. Buena
prueba de ello es el que el mismo reglamento manifiesta que; "la
facultad de decisión es la que más define al Jefe, ya que las restantes funciones las comparte y delega, en cierto modo, en sus
auxiliares inmediatos". Por eso, las cuatro funciones principales
consideradas—correspondientes a las cuatro secciones fundamentales de un Estado Mayor— debe considerarse solamente como un
mínimo a exigir.
En la primera, al presentar los elementos de la decisión al
Mando, es natural, es humano, más aún, es deber de conciencia por
parte del jefe de Estado Mayor, hacerle conocer su opinión sobrela situación a tratar y sobre la apreciación de las posibilidades de
acción del enemigo; así, en el menor de los casos, tendrá una influencia enorme sobre la concepción y decisión del Mando, puesto
que según se presenta una cuestión, según sean las propuestas y
las sugerencias que se hagan sobre ella, más ó menos directamente
será guiado su espíritu a la solución que estime mejor para bien
del servicio. Solución que no solamente tiene el deber de presentar y de defender, sino que debe insistir en ella con firmeza, aunque, naturalmente, sin violencia, aún con el riesgo de desagradar
a su Superior; pero si tiene el deber de presentar y de hacer valer
la solución que cree mejor antes de la decisión, es preciso que sepa
igualmente, si su solución no es aceptada, hacer tabla rasa de
sus ideas personales, poniendo toda su actividad, inteligencia y entusiasmo al servicio del pensamiento del Jefe.
30
MEMORIAL DEL EJERCITO.
El conde de Laguarrigue cuenta a este respecto un incidente
entre Napoleón y su secretario Daru en la preparación de una
concentración de tropas hacia Munich. Un día no aprobó Napoleón algunos pasajes de su trabajo y lo dijo a Daru; éste volvió a
empezar sus argumentos tratando de convencer por tres veces. Napoleón, a su vez, quiso demostrarle que debíán ser modificados,
y cada vez Daru respondía: "Yo persisto en mi manera de ver".
El Corso no aguantó más, y con ojos duros, frente arrugada y
actitud violenta dió algunos pasos hacia su secretario; entonces
este, poniéndose en la posición de firmes, fijó su mirada en la de
Napoleón y con gran firmeza exclamó: "Yo persisto en mi opinión,
pero vos sois el Jefe; dad órdenes y yo obedeceré". Esta firmeza,
unida a tanta lealtad y disciplina hizo una gran impresión sobre
Napoleón.
Y precisamente esta firmeza de cáracter y esta lealtad al Mando, con absoluto olvido de si mismo, son las cualidades esenciales
de los Oficiales de Estado Mayor, y por ello el Mando debe estar
siempre convencido, sin ninguna reserva mental, de que todos los
actos de aquellos son inspirados en la devoción al Jefe y en la sumisión al interés general.
Pudiera creerse que esta frecuente inclinación del espíritu
ante juicios y concepciones que son suyos podría conducir a los
Oficiales de Estado Mayor a la deformación profesional, que supone un carácter indeciso o irresoluto. Y, sin embargo, es todo lo
contrario, porque el esfuerzo cumplido para adaptarse integralmente al servicio del punto de vista del Mando y del bien común
fortifica el carácter, ya que no puede ser obtenido sin una voluntad que renuncia a las satisfacciones del amor propio, sin una inteligencia que sepa inclinarse ante el interés general y sin una
abnegación que no sólo honra al hombre ,sino que lo engrandece,
y es sencilamente esto lo que constituye toda la servidumbre, pero
también goza toda la ¡grandeza de la función de Estado Mayor.
Por ello cuando se dice que el Estado Mayor es impersonal,
se refiere al conjunto, al órgano que no manda por sí, pero no al
Oficial de Estado Mayor aislado, pues hacer abstracciones de nuestra persona es desarrollar nuestra personalidad; personalidad
que los Altos Mandos futuros deben cultivar, porque a su alrededor y en los momentos críticos necesitarán no sólo subordinados,
sino capacitados, consejeros, "rocas firmes en medio de la tempestad ", corazones, hombres, en la más alta acepción de la palabra, para sentirse más fuertes y más seguros, a cambio de los cuales los oficiales de Estado Mayor pagarán con la abnegación de sus
servicios no siendo nunca motivo de discordia, con la devoción a
la persona, condiciones indispensables de una colaboración fecunda.
En cuanto a la segunda función —traducir en órdenes las decisiones del Jefe—, requieren en el Oficial de Estado Mayor un
cuidado de la precisión en la forma, exagerada hasta él escrúpulo,
SOBRE EL MANDO.
31
pues es absolutamente preciso que, de cualquier manera que se
quiera leer una orden, no pueda haber más que una sola manera
de comprender, lo cual sólo se adquiere al precio de un trabajo
continuado y pertinaz. Pero, además es preciso también que el
Oficial de Estado Mayor esté hecho a adivinar la idea del Jefe, a
precisarla, a traducirla como conviene, porque reproducir las expresiones utilizadas por dicho Jefe, cuando nos comunica su pensamiento, no es la mejor manera de traducir lo que piensa, porque
entregado a sus reflexiones, ni puede ni tiene tiempo para pensar
en darles forma.
Pero para que un Jefe de Estado Mayor pueda captar así
las ideas de su Jefe, y para que este tenga seguridad de que aquél
le dará forma exacta, es necesario que una colaboración, más o
menos larga, haya establecido entre ambos una confianza mutua,
una compenetración íntima que llegue a formar de ambas personas
un todo indivisible, pues cuando esto pasa —la Historia lo demuestra-— es cuando el mando esta más rodeado de garantías y es
más fecundo el resultado de su acción.
Por . esta razón, constituye una preocupación constante esos
Mandos y Estados Mayores improvisados al principio de una campaña, a menos que los Generales y sus futuros subordinados hayan tenido ocasión de hacer un conocimiento recíproco en trabajos
- hechos en común y con frecuencia repetidos; porque un Estado
Mayor susceptible de pensar al unísono del Alto Mando es una
Institución que sólo puede ser creada en tiempo de paz y bajo una.
direción metódica y prolongada.
Tanto la segunda como la tercera de las misiones señaladas
precisan que el Mando haga un amplio uso del envío de Oficiales
de Estado Mayor, delegados o de enlace, cerca de los Comandantes
de tropas subordinadas o vecinas, y cerca de los Jefes de servicios-;
el Reglamento manifiesta que dichos Oficiales "deben vigilar la
ejecución aun sin estar calificados para asegurarla", "que no deben inmiscuirse en el mando de las tropas o en el modo de funcionar el servicio", reduce su misión "a comunicar las órdenes, a
dar las explicaciones necesarias para su buena interpretación, a
recoger los informes que se les den, a observar y dar cuenta al
Jefe".
Poco hace falta esforzarse para comprender que el Reglamento,
con estas prescripciones, trata de evitar que se produzcan incidentes, bien por susceptibilidades de los Jefes subordinados al Mando
que envía el Oficial, o bien por olvido o falta de delicadeza de éste
en el desempeño de su misión. Pero, a mi entender, por esta preocupación queda un poco abandonado y en el aire el logro del propósito que con dicha delegación o enlace se trata de conseguir. Yo
creo sinceramente que un agente de enlace es una emanación viviente de la Autoridad de la cual es emisario, y que, por tanto,
32
MEMORIAL DEL EJERCITO.
tiene cualidades para mezclarse en lo que, según la teoría, no la
tiene.
Esas susceptibilidades de ¿os Mandos sólo pueden producirse
por dos causas; o por falta de capacidad y respeto por parte del
Oficial de Estado Mayor destacado, o porque el Mando cerca del
cual se envía en vez de considerarlo como un representante del General que sólo puede y debe hablar en su nombre, y que lógicamente debe advertir cuando vea hacer algo en contra de las intenciones de aquel a quien representa, ve en él simplemente el empleo o
las divisas que ostenta en su uniforme, como consecuencia de un
mal conocimiento de esta función y ninguna de las dos causas debe
producirse, si ambos tienen como única mira el interés general a
que deben servir.
Por ello, con Thiebault, diremos: "que aunque estos Oficiales
destacados no tienen ninguna autoridad por ellos mismos, deberán
someter al Mando, cerca del cual están en misión, las, reflexiones
que juzguen útiles, y sin duda deberán hacerlo con moderación y
discreción, con la deferencia respetuosa que las diferencias de grado y edad imponen, pero con la franqueza y el valor que la salvaguardia del interés general manda". Y el último reglamento alemán (1936) dice textualmente: "Intentan enterarse de las intenciones y órdenes del Jefe sin molestar, y antes de remitir sus partes, se convencen de si su modo de ver la situación concuerda con el
punto de vista del Jefe cerca del cual están destacados; llaman la
atención de éste sobre eventuales discrepancias de su propia opinión, y dan parte de su impresión particular".
Yo bien sé que a nuestra idiosincrasia y espíritu ordenancista
estos conceptos suenan fuerte, porque estamos habituados al predominio del empleo o de la antigüedad, y no a la primacía de la función y, sin embargo, ¿no obedecemos a un centinela que, en cumplimiento de su consigna nos prohibe seguir tal o cual dirección? Yo
dejo a vuestro juicio las reflexiones sobre estas cuestiones en extremo delicadas y quizás la más importante de las funciones de un Estado Mayor.
Y en cuanto a la cuarta misión el propio Reglamento dice que
el Jefe de Estado Mayor está encargado por delegación del Mando,
de orientar y organizar los servicios, lógicamente, todo coordinador
de servicios —cuya acción no es superpuesta como la de las Armadas, sino yuxtapuesta dentro de la gran unidad— debería tener el
carácter de Jefe nato de los mismos; y en esta opinión me acompaña nada menos que Clausewitz, que sobre el Estado Mayor escribe:
"tiene la obligación de conservar incensantemente a las tropas en
disposición de combatir y de aumentar en todos ios conceptos el
bienestar del saldado. Por consiguiente, el Jefe de Estado Mayor
debe ser la verdadera cabeza de todos los Servicios que constituyen
el Cuartel General y agrupar todos los esfuerzos". ¿A qué puede
ser debida entonces la prevención del Reglamento de que "debe en-
SOBRE EL MANDO.
33
tenderse bien que no están a sus órdenes"? Pues, es debida al mismo temor de producir susceptibilidades en los Jefes de los Servicios
como consecuencia de un vicio de organización, ya que el Mando
debería accionar estos servicios por medio de su Jefe de Estado _Mayor como mueve a las Armas por medio de sus Comandantes, sin
que por ello se considere que comparten el Mando.
Y este vicio de organización consiste en que un Jefe de Estado
Mayor debe, por su grado, estar en condiciones de hacerse escuchar
de todos aquellos a los cuales habla en nombre de su General, idea
ésta que ya era de Napoleón con respecto a aquellos Estados Mayores embrionarios de su época, representados por los Estados Mayores Generales. Hoy no se comparte esta idea, o no se apilica, con perjuicio, a mi modo de ver, de los intereses del servicio, ya que obliga al General a entenderse directamente con los Jefes de los Servicios y a que éstos destaquen a las cuartas secciones a sus ayudantes, principalmente en las divisiones donde ese vicio orgánico se
hace más patente.
En resumen: que tanto las misiones del Estado Mayor como
las relaciones de éste con el Mando, dependen principalmente, de
la compenetración que entre ambos exista. Dos sencillas reglas pueden compendiar la relación perfecta de un General y su Estado
Mayor:
Primera. El General dará instrucciones claras y precisas, otorgará su plena confianza y no tratará de ejecutar el trabajo que cocorresponde a su Estado Mayor pueda interponerse entre él y sus
tropas, entre las cuales se encontrará con frecuencia para intensificar y. exaltar su influjo moral.
Principios orgánicos de la función del Estado Mayor
En todos los Ejércitos la organización de todos los Estados Mayores reposa sobre un principio uniforme:
Crear un conjunto de Oficiales seleccionados, aptos para ejercer en su día Altos Mandos; pero encargados, sobre todo, de la preparación de las guerras futuras y de la dirección de las operaciones
a cuyas funciones deben aportar el mayor número de conocimientos posibles, de cuyo conjunto se destacan los necesarios, según los
casos, a las Grandes Unidades, para que, cerca de sus Mandos y en
situación subordinada, colaboren en sus funciones.
Los medios adoptados para la aplicación de este principio son
bien parecidos en todos los Ejércitos extranjeros:
1.° Concurso inicial y estudios y observaciones continuados, para
garantizar las capacidades; y
2.° Un trabajo ininterrumpido, pero con avances en los escalafones concedidos al trabajo y al mérito, mirando solamente al interés general; porque, ilógicamente, al pedirse cada vez más al OfiM. del E. 3.
34
MEMORIAL DEL EJERCITO.
cial de Estado Mayor, el único medio de asegurar su rendimiento
y su reclutamiento entre los mejores es asegurarle también, si se
conserva digno y apto, el, éxito en su carrera. Por ello, ejercicios
frecuentes sobre el plano y de cuadros, viajes de Estado Mayor,
planes de operaciones, maniobras, etc., pero en trabajo común con
los Mandos, a cuya inmediación han de estar en la guerra, será su
mejor entrenamiento.
Para esos avances, también se valen de un procedimiento único ; dar salida del Estado Mayor a las tropas, bien de manera forzosa y periódica, bien a discreción del Jefe del Servicio de Estado
Mayor y de manera accidental o definitiva; pero teniendo siempre
presente, por otro lado, que no es que interese para su formación
la práctica de la pequeña subordinación de los Cuerpos, sino que
los que a estos van llevando como misión la de dar a conocer las
ideas y conceptos de los Estados Mayores Centrales sobre los problemas militares, creando y extendiendo así las unidades de doctrina.
El porvenir de nuestro Ejército, próximo o lejano, será el que
todos hagamos, pues es a nosotros a quienes incumbe preparar, entretener y hacer progresar constantemente, con el estudio y la reflexión, de las ideas militares más justas, más fuertes o indispensables al ambiente en que han de vivir y formarse los que a su debido tiempo llegarán a los Altos. Mandos. Si la Fortuna no nos favorece, si Ja gloria de obtener triunfos para nuestra Patria no fuese para nosotros, el haber preparado el medio para que otros se desarrollen y los obtengan, levantándolos sobre nuestras espaldas, en
la parte en que la obra común nos atribuye nuestra propia conciencia, encontraremos la justa recompensa a nuestros sacrificios y
desvelos. Todo por y para la Patria amada.
(Tomado de la revista "Ejército", de España).
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
35
EL EJERCITO FRANCES DE TRANSICION.
Por el General DE LATTRE.
I.—Antecedentes.
De todas las "reconversiones" que entrañan la post-guerra, no
es paradojal decir que la del Ejército no es la más fácil.
En cualquier circunstancia, el paso del estado de guerra al de
paz trae consigo problemas delicados: disminución del volumen del.
Ejército, adaptación de sus misiones a las nuevas condiciones internacionales resultantes del término del conflicto, ordenación de
las enseñanzas que éste arroja y de los nuevos materiales que ha
creado imponiendo una "renovación" que se prolonga generalmente durante muchos años.
Esta vez, a todas estas causas clásicas vienen a agregarse otras
que contribuyen a hacer particularmente difícil la rápida reconstrucción de" nuestro sistema militar.
En su voluntad de volver a tomar su colocación en la coalición
aliada, Francia al efecto aprovechó a medida que se ofrecían, todas las ocasiones de reconstituir sus fuerzas. Esto fatalmente dió
como resultado que, éstas presentaran a la hora de la Victoria, caracteres heterogéneos: por sus orígenes, su organización y por su
armamento, esas fuerzas representaban fases sucesivas nacidas de
las posibilidades del momento y no de un plan preconcebido. Y si
una igual voluntad de vencer, un común fervor patriótico crearon
en ellas una unidad substancial, cada una tenía en sí misma rasgos originales bastantes disímiles.
Por otra parte, el trastorno mundial ha sido tal que dieciocho
meses no han podido ser suficientes todavía para producir con seguridad las líneas matrices del nuevo orden internacional. Falta
fijar la organización de la seguridad colectiva. Las fronteras no se
han delineado ni se conocen tampoco el régimen de los Estadas vencidos, especialmente el de Alemania, de la cual depende en gran
parte la concepción de nuestra defensa nacional.
Finalmente, el esfuerzo de la investigación científica hasta el
último día de guerra, deja entrever resultados revolucionarios.
Antiguamente las armas nuevas. intervenían sólo hasta el fin
del conflicto; no recibían su consagración sino después de un lapso,
suficiente para extraer de ellas enseñanzas definitivas para su empleo. En 1945 por el contrario, el rayo de Hiroshima, marcando
el "Cesad el fuego", cerró al mismo tiempo una época y desvalorizó en un segundo la mayor parte de las lecciones que hasta el
momento se habían obtenido en cinco años de lucha.
36
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Se ve, pues, que el aporte del pasado es débil; Francia no recoge de él más que un escaso activo material y un conjunto de potencia que muy poco puede aclarar su porvenir.
Este abandono obligado del método histórico tiene al menos
la ventaja de sacudir la pereza del espíritu. Nos permite no caer en
el riesgo demasiado conocido de preparar no la guerra del mañana
sino la guerra de ayer. Nos queda, al menos, el método conjetural
con el cual desde ahora se está obligado a contar con recursos llenos de riesgos los que sólo pueden reducir un estudio profundo y
constantemente renovado por las perspectivas de una guerra. Tal
estudio tío puede ser improvisado ni nunca tenido por terminado.
Sus conclusiones no pueden ser aplicadas sin demora ni jamás considerados como definitivas.
Mientras dura la fase de estos estudios, nos será necesario, pues,
contar con un ejército de transición. Y cuando esta fase esté lo
suficientemente adelantada como para autorizar mejores conclusiones, nos será necesario mantener un ejército en evolución constante. Es decir, que el espíritu dogmático que se satisfacía con reglamentos formales y con organizaciones casi inmutables debe definitivamente dejar paso a un espíritu de flexibilidad .siempre dispuesto a adaptarse a fórmulas nuevas, tanto en la concepción del
arte de la guerra como en la preparación de los medios de combate.
*
**
No sólo estas consideraciones generales entrarán en este estudio. Nuestra actual situación financiera interviene imperativamente
al fijar los límites en la búsqueda de las mejores soluciones posibles.
Por principio, el sistema de congelación de los créditos no puede ser discutido. Pues, en última instancia, se trata no sólo de reducir las cargas presupuestarias para cuidar legítimamente el equilibrio financiero sino, sobre todo, de permitir a nuestra economía
encontrar Ja prosperidad creadora, de potencial material y de estabilidad social. En consecuencia, estos son los dos factores de la defensa nacional esenciales en toda guerra moderna.
¡Sin embargo, en realidad, esta congelación rigurosa entraña
repercuciones graves, porque ella impone reducciones en los efectivos y limitaciones de materiales, no por un análisis previo de la
necesidad racionalmente apreciadas, sino como consecuencia de un
imperativo financiero determinado a priori.
Por lo demás, el interés que se tenga para aplicar una reforma sistemática y para adoptar rápidamente medios modernos de
guerra, está determinado por la obligación de hacer frente a las
necesidades inmediatas correspondientes a las misiones actuales del
ejército. Y estas misiones son onerosas. Sobre todos los territorios
de la Unión francesa, la permanencia de nuestras tropas mantiene
el símbolo necesario de unidad, la salvanguardia de la independen-
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
37
cia y la garantía de una evolución pacífica de pueblos autóctonos..
En Indochina representa la voluntad de eclipsar definitivamenteun estado de anarquía provocado por la ocupación y la propaganda
japonesa. En Alemania, es el signo mismo de nuestra Victoria y una
de las garantías de nuestra seguridad futura.
Evidentemente, la Metrópoli debe mantener fuerzas suficientes
para conservar la dirección y diseminación de estos esfuerzos centrífugos.
Además de todo esto, es necesario llenar una misión propia,
permanente, capital, cual es la de instruir militarmente a la Nación. Pues por la fuerza de las cosas, las diversas tareas que acaban
de ser anunciadas no pueden ser cumplidas por "llamados" sino
de una manera restringida. Para conservar y acentuar su carácter
nacional como lo requiere nuestra tradición y la experiencia de las
guerras modernas, para mantener un reclutamiento popular y preparar las reservas, nuestro ejército, pues, está obligado a mantener
sobre el suelo de Francia una cantidad de unidades que permita incorporar a ellas la mayor cantidad de efectivos de la clase correspondiente.
Tales son los antecedentes prácticos y fundamentales del problema- por resolver. Ellos no son sencillos y se adivina que su conciliación entrañará a veces elecciones o renunciamientos penosos. No
está demás no perder de vista estas realidades para apreciar los
primeros resultados alcanzados.
, II.—El estado actual.
En Marzo último, el Gobierno sometió a la Asamblea Nacional
Constituyente una cantidad de proyectos de leyes sobre organización general, cuadros, efectivos y sobre el reclutamiento de las fuerzas armadas.
A pesar de su voluntad muchas veces comprobadas la Asamblea se vió en la imposibilidad material de abordar el estudio de
estos proyectos. Y la segunda Constituyente debió también dar término a esos trabajos sin pronunciarse sobre su objeto.
Talvez, este recargo involuntario evitó una cristalización prematura de la legislación, estando facultado el Parlamento sólo para decidir el temperamento que adoptó, ha igualmente impedido
toda reforma profunda en nuestra estructura. Además, las transformaciones realizadas hasta hoy son menos orgánicas que dinámicas.
Sin embargo, mediante la ley dé presupuestos, la_ Asamblea a
hecho posible o necesarias numerosas modificaciones al estado antiguo. Fruto muchas veces amargo de. la necesidad, sobre todo cuando tocan al estatuto de las personas, estas modificaciones han tenido
sin embargo el mérito de contribuir en el conjunto a sacudir rutinas, a revisar estructuras arcaicas o superficiales, a obtener lo que
era vital y quiera que no, lo que debía ser salvaguardiado.
38
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Sea como fuere, el esfuerzo ha recaído sobre las facultades del
Ministro de Defensa, del Comité de Defensa Nacional o del Comando en Jefe. Es por ésto que sus efectos han podido ser particularmente sensibles sobre la instrucción de los cuadros y de la tropa.
A ojos vista, la solución impuesta significaba recurrir de nuevo a los métodos en vigor antes de 1939. Su fracaso habría sido tan
cierto, que habría entrañado el delito de aplicario a los jóvenes
franceses llamados bajo bandera.
Por otra parte, los países extranjeros, especialmente las grandes democracias armadas para combatir en algunos meses a ejércitos gigantes, habían sido colocadas durante la guerra bajo pro«edimientos de instrucción cuyo valor sancionó la victoria alcanzada. El deber nuestro era, pues, no imitar servilmente estas experiencias, sino buscar soluciones originales que respondan a las condiciones propias de Francia y de acuerdo con nuestro criterio nacional militar.
Sin duda, la guerra ha demostrado la importancia primordial
del material y de la formación técnica, pero ella también ha demos
trado la precariedad de estos elementos. ¿En la incertidumbre científica en que estamos sumidos y en nuestro estado de pauperismo,
qué material presenta una garantía permanente de eficacia, qué
tecnicismo está seguro del mañana? En realidad, los trastornos
científicos son considerables y sin embargo, indican la presencia
de ciertas constantes alrededor de las cuales se operan en definitiva
las adaptaciones necesarias al progreso. Una instrucción destinada
a obtener mejores, y no resultados inmediatos debe, pues, sacar adelante todas estas constantes.
Lo más esencial de estas constantes, es el hombre; el Hombre,
e1 que, según la gráfica expresión empleada en Agosto último por
el Mariscal Montgomery en Ottawa, seguirá siendo "la primera arma en la guerra". Sin embargo, la misión del ejército, no es formar
al hombre en sí, sino al combatiente, es decir, al hombre que posea
en conjunto, las cualidades físicas, intelectuales, morales y técnicas puestas, en juego por la guerra, la más terrible, pero la más
exigente de las actividades humanas.
En consecuencia, una formación así tan completa no puede ser
alcanzada por medios artificiales o superficiales. Debido a que esta
formación se propone enseñar a un especialista y marcar profundamente en todos los rasgos de su personalidad a ios muchachos de
veinte años, es necesario que sea dada dentro de un cuadro que
tenga un valor educativo y cuyo realismo se acerque tanto como se
pueda, a la vida de campaña.
Tal es la razón, estrictamente militar, por la cual ha parecido
indispensable renunciar al cuartel durante la primera parte del
servicio militar, o sea, durante los seis primeros meses destinados a
la "fase de formación" y substituirlo por la "vida de campaña liviana" de batallón, grupo o regimiento.
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
39
Se ve, por este simple enunciado, cuán erróneo sería tomar a
este régimen de vida militar como una especie de scoutismo. Tal
crítica podría provenir de un juicio prematuro, insuficientemente
informado de las bases mismas del sistema y más todavía, de la
manera cómo es aplicado.
Prácticamente, lo mismo que el soldado va al combate dentro
de las filas de una Sección, es en la Sección en donde recibe esta
instrucción, en donde vive junto y bajo la dirección de un jefe que
conduce y participa de todas las actividades impregnándoles profundamente su influencia personal.
En esta célula fundamental, nuestros reclutas encuentran un
ambiente excepcional de camaradería y de emulación. Es bajo un
clima de verdadera expansión, de juventud, de alegría y de salud
en donde el recluta desarrolla la práctica de los deportes militares.
Pero sería un grave error, imaginar, por tanto, que la vida al aire
libre sea sinónimo de bohemia o de vacaciones. La ley del campo
es la ley del esfuerzo. La disciplina aquí es estricta, sin incomodidades extremas, pero sin dejar pasar... La temporada es objeto
de una constante vigilancia. En cuanto al trabajo, es intenso e impulsado periódicamente hasta "puntos" que fuerzan al hombre a
superarse, revelándole posibilidades que no suponía. Además, se
templa el carácter y se afirma la confianza en sí mismo.
¿ En qué consiste este trabajo ? Colocado bajo el ambiente del dinamismo y de la realidad, no trata de hacer actos extraordinarios,
pero aprende a llenar con perfección y ardor las actividades normales de la guerra.
El primer trimestre está encargado a inculcar sólidamente a
todos los hombres, cualquiera que sea su arma o especialidad futura, aun cuando estén destinados a un servicio, la formación militar
básica común a todos los soldados: nociones de disciplina, entrenamiento físico, orden cerrado, manejo del armamento, tiro, primeros ejercicios de combates, topografía, conocimiento y aprovechamiento del terreno de día o de noche, etc.
Esta formación base busca primera crear reflejos sólidos, además de suscitar el interés y a excitar la inteligencia de los reclutasa fin de despertar su "receptibilidad", su facultad de adaptarse
rápidamente a situaciones imprevistas o al empleo de nuevos medios.
Este despertar de la inteligencia militar se afirma y se consagra durante el segundo trimestre. Se trata ahora de formar en
todos nuestros soldados combatientes calificados y con una gran
parte de ellos graduarlos o especializarlos. Cada hombre es iniciado, de una manera lo más concreta posible, en el conocimiento de
uno o de muchos empleos dentro de su arma y en la práctica del
material correspondiente, pero de tal manera que adquiera, con el
conocimiento de varios servicios, el "sentido" del material. Las aptitudes reveladas son utilizadas para agregarla los más idóneos en
las especialidades más delicadas. En resumen, cada upo es colocado
40
MEMORIAL DEL EJERCITO.
en condiciones tales, que al cabo de los seis primeros meses de servicio, la casi totalidad de los empleos previstos dentro de las dotaciones de guerra, pueda ser llenado por nuestros soldados del contingente.
Los escépticos que creen que en campaña "no se hace más que
deportes" pueden desde ahora meditar la primera realización efectuada ahora que el conjunto de estos métodos comienza apenas a ser
aplicado. He aquí una prueba de entre muchas otras: En Septiembre último dos regimientos de artillería fueron enviados al campo
de Bitche a fin de que los sirvientes incorporados en Mayo cumpliesen allí su tiro de combate. A ellos le fueron asignados todos
los puestos en las piezas, comprendidos el de apuntadores. Por supuesto, según la opinión de todos sus jefes, dieron pruebas de una
precisión, de una regularidad y de una disciplina de tiro muy superiores a las de los antiguos y de tal manera que maniobras con
tiros reales de artillería pudieron ser efectuadas en condiciones de
audacia desacostumbrada. La "receptibilidad'.' de estos soldados que
contaban con menos de cuatro meses de servicies había sido eficazmente cultivada.
Parecidas observaciones han permitido juzgar que mucho antes de terminado los seis meses de la fase de formación, las unidades de reclutas pueden ser empleadas en casos de necesidad.
En efecto, la experiencia al final de la guerra y sobre todo el
empleo hecho de los P. P. Y. en las filas del I. Ejército francés
han demostrado que patriotas jóvenes eran capaces de combatir en
tareas de importancia después de dos meses apenas de instrucción
intensiva, a condición de ser integrados a un cuadro de antiguos
«xperiméntados formando esqueletos de especialistas y graduados.
Fueron impartidas disposiciones al respecto para hacer posible tal
amalgama ya que la necesidad así lo exigía. Por una parte el porcentaje de militares de carrera ha sido calculado de manera de alimentar, en todas las armas el mínimo indispensable de encuadramiento permanente. Por otra se prevee que cada cuerpo recibirá sus
reclutas en dos contingentes desiguales cada seis meses, uno el
principal y el otro secundario, siendo éste en principio igual a la
tercera parte del primero. Por este medio cada batallón dispondrá
siempre de un mínimo de compañías de antiguos la que con el personal que sirve más allá de la duración legal serán capaces de llenar todos sus puestos con especialistas, De esta manera desde ¡fines
del segundo mes de instrucción el contingente principal (i a fortiori
el contingente limitado, ya que en este caso se contarán tres compañías de antiguos por una de reclutas), las unidades podrán ser
correctamente colocadas en pie de guerra.
Así, contrariamente a lo que pasaba con el servicio de un año
antes de la guerra, en que se practicaba la doble incorporación por
fracciones iguales y donde, además, solamente la mitad de los efectivos era utilizable, nuestros regimientos eran prácticamente emplea-
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
41
bles diez meses por año, es decir, salvo los dos meses que seguían a.
su incorporación principal. Además, aún durante estos dos meses,
nosotros disponíamos de la mitad de las unidades totalmente instruidas, pues teniendo en cuenta el clima, la incorporación principal era fijada para Primavera en la mitad de Francia situada
al norte del Loire y ¡para Otoño, en las regiones meridionales así
como en Africa del Norte.
*
*
*
Sobre este pilan de instrucción no es excesivo decir que es una
verdadera revolución 16 que en algunas semanas nuestro ejército
acaba de realizar.
La buena voluntad de los jóvenes y el anhelo de los oficiales y
de los suboficiales, anhelo tanto más notable por cuanto coincidía,
con la crisis moral provocada por la amplitud y la rapidez de la
reducción de cuadros, han permitido llevarlo a cabo. Él servicio mi_
litar no es ya un "hiato" en la vida del joven francés. Es para él
en lo sucesivo un momento de actividad real y atrayente en donde
su cuerpo se fortifica y se enriquece su personalidad. Por sobre
todo da al país una prenda seria de seguridad, la más valiosa que
su permanencia de un año puede actualmente suministrar.
III.—El porvenir.
Paralelamente a este esfuerzo, han sido emprendidos otros menos aparentes sin duda y de un rendimiento más lento, pero cuyo
conjunto va amoldando el bosquejo de nuestro futuro ejército.
La reducción considerable de efectivos sobre todo metropolitano, ha entrañado obligadamente una disminución correlativa,
del número de divisiones. Repartir las que subssisten en vastos territorios hubiera significado hacer ilusoria su homogeneidad, su
eficacia y especialmente, la acción del comandante.
Por otra parte, la enseñanza de nuestras últimas campañas ha
dado valor a la importancia de la flexibilidad y la movilidad. La
división tradicional se ha revelado demasiado pesada para ser empleada sistemáticamente como gran unidad centralizada; muy a
menudo en el campo de batalla moderno se vió obligada a modificar su organización (empleándose por agrupaciones tácticas de composición casi constante y en donde había normalmente combinación
de armas.
Estas consideraciones han conducido a buscar un nuevo tipo
de Gran Unidad más ligera que la antigua División y sin embargo,
poderosa gracias a un material de combate de gran rendimiento.
Se han emprendido estudios destinados a definir esta gran uni-
.
42
MEMORIAL DEL EJERCITO.
dad elemental la que según las concepciones modernas de la " guerra del espacio" deberá ser sin duda aerotransportada.
Efectivamente, para alcanzar una solución se ha realizada una
etapa destinada al aligeramiento de las Grandes Unidades mediante el fraccionamiento de las antiguas divisiones en agrupaciones tácticas independientes, correspondientes al tercio de las divisiones. Naturalmente se han conservado los órganos divisionales '' Estados Mayores y Servicios" permanentemente listos para permitir la
acción coordinada de varias agrupaciones tácticas. Esta reorganización que presenta además la ventaja de formar bajo la responsabilidad del comandante una buena cantidad de jefes jóvenes, no pretende
en absoluto envolver una fórmula definitiva, pero indica el sentido hacia el cual se orientan actualmente nuestros esfuerzos.
Al lado de estas unidades destinadas en principio a interven,
ciones eventuales han sido constituidas unidades regionales. Al
respecto será necesario establecer una fórmula de circunstancia,
<esta nueva unidad lleva el germen de una reforma profunda que
toca al fondo mismo de la concepción de la Defensa Nacional.
Sacudida por la participación en masa de los blindados la noción
lineal de la protección del territorio esta ya definitivamente condenada por las nuevas posibilidades de tropas aerotransportadas.
En caso de un conflicto, la batalla no será evidentemente circunscrita a un "frente"; sus riesgos estarán en todas partes; es pues
presumible que la articulación de las fuerzas deberá proveer, por
una parte, una masa de batalla extremadamente móvil y poderosa,
sea para llevar la guerra hacia el adversario, sea para aplastar
una operación enemiga de gran envergadura sobre cualquier punto
de nuestro territorio, y por otra parte, unidades territoriales fuertes, fácilmente puestas en pie de guerra y dotadas de medios- suficientes para detener incursiones enemigas o para limitar su desarrollo.
A fin de estudiar de una manera práctica y profunda ciertas
perspectivas del futuro en este terreno, nuestra División Aerotransportada está actualmente en su etapa de reorganización. Su
mayor parte seguirá mantenida en Africa del Norte, pero un grupo y una escuela de paracaidistas que servirán de centros de estudios y de experimentación, se encontrarán, en Francia en estrecho contacto con el Comandante.
En este orden de ideas, el Ejército de Tierra y el Ejército
del Aire están evidentemente llamados a colaborar de una manera
más franca, sin roces de autoridad, pero sin separaciones aisladoras
peligrosas.
Por otra parte y de un modo general, han comenzado a crearBe entre las tres instituciones contactos de cooperación permanentes que la guerra ha obligado como una imperiosa necesidad: a
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
43
este efecto y sin pretender una unificación que habría por lo
menos hecho perder tiempo y complicado más las reformas que
cada institución necesita, la actual estructura ministerial ha multiplicado felizmente las ocasiones de enlace entre los Estados Mayores.
Por ahora los contactos efectuados ayudan en especial a tener una mejor conciencia del carácter imperativo de nuestros problemas militares. Los grandes teatros de operaciones que establece
la geografía han dejado de ser autónomos. Nuestra Defensa Nacional no puede concebirse más que en la escala de la Unión francesa, evidencia que subraya más aún la ventaja de los enlaces orgánicos entre todas nuestras fuerzas de Tierra, de Mar y de Aire.
Esta cooperación amistosa está en vísperas de dar un paso
decisivo en el orden de la enseñanza militar superior.
En efecto, se ha resuelto por el Comité de Defensa Nacional
que la Escuela de Guerra sea en adelante única para las tres Instituciones, cada una conservando en ella cursos especiales, pero
todos los alumnos marinos, aviadores y militares, manteniendo una
formación común y estudiando juntos, bajo una dirección central,
los problemas de táctica general en el escalón estratégico. Un Colegio de Altos Estudios de Defensa Nacional no se limitará sólo
asociar a los mejores espíritus de las tres instituciones: él los pondrá en contacto con personalidades civiles, altos funcionarios, dirigentes de empresas o de centrales de sindicatos, sociólogos, diplomáticos, etc., cuya participación está lógicamente indicada en
esta suerte de Universidades, abierta a todos los problemas que
tiene nuestra defensa nacional, entendida en la más alta acepción
de la palabra aunque ella sola sea exacta.
Mucho se puede esperar de estas innovaciones. Gracias a cambios radicales en la confrontación y búsqueda emprendida sin espíritu egoísta, establecerán una unidad de doctrina generadora de
la unidad de acción.
En un plan más modesto, una tendencia parecida se seguirá
en la formación de los jóvenes oficiales. El compartimentaje del
Ejército en cierta cantidad de armas no tiene ya la rigidez de
antaño, en que un jefe de carros debía poseer las cualidades del
jinete y del artillero y a veces las del zapador y las del infante.
Antes de seguir los cursos en las escuelas de aplicación de su arma
todos los futuros oficiales recibirán, pues, la misma instrucción básica en una escuela mixta. Esta similitud en la formación de los
oficiales se hace necesaria por la gran diversidad de su reclutamiento. Es totalmente falso que haya habido intención de suprimir los grandes concursos y por ejemplo de privar al ejército del
capital secular que representa la tradición de Saint-Cyr, Pero, al
lado de los candidatos provenientes de ciertas clases es conve-
44
MEMORIAL DEL EJERCITO.
aliente dar oportunidades a muchachos seleccionados entre los del
contingente, tomando las providencias necesarias para que el nivel intelectual del conjunto no rebaje, si no muy por el contrario.
Pues, la era del "buen soldado" que no era más que un heroico
militar valiente, ha terminado. El buen soldado no se concibe ya
en nuestro siglo sin una sólida cultura.
*
*
La ciencia, la de los hombres y la de las cosas que hasta ayer
jugaba un rol decisivo en la evolución de la guerra no cesará de
ver agrandarse este rol.
Hemos dicho anteriormente algo sobre la evidente importancia
del material. Al indicar que la cadencia de las invenciones entra,
ñán su rápido desuso, hemos querido hacer resaltar el valor de
las constantes como también marcar la importancia de la investigación científica: una nación retrasada en este sentido está batida ya entrar al campo de batalla.
Por consiguiente es inalienable que Francia deba recuperar
un retardo considerable que todavía es grave. País de la inteligencia y cuna de inventores, ella es capaz de hacerlo por la calidad
de sus sabios, siempre que éstos estén dotados de créditos convenientes y de instalaciones adecuadas.
Se trata aquí de un problema que interesa a la nación, por
entero, pero que ante todo interesa al Ejército, pues es el primero
en utilizar para la salvanguardia del país su potencial económico
y sus descubrimientos susceptibles de aplicaciones militares. Aun
cuando la organización actual no confiere al Comandante responsabilidades directas en la materia, éste no debe mantenerse apartado de la investigación atómica, biológica, electromagnética, balística, química, etc., cuyos resultados condicionan toda estructuración profunda de los ejércitos y determinan su organización.
Es por esto que es altamente deseable que el presupuesto de
las instituciones otorgue para la investigación, créditos, razonables
y que un consejo científico prevea su distribución y supervigile
su empleo asesorado por un estado mayor técnico. Escatimar al
respecto es negar el grana reservado para la semilla.
*
**
De una manera general el conjunto infinitamente complejo,
de los problemas de la reorganización general del Ejército, tanto
en sus doctrinas de empleo como en su estructura y su administración es objeto de estudios sistemáticos y profundos por la "Comi-
EL EJERCITO FRANCES D E . . .
45
sión de Reorganización del Ejército de Tierra". Nada autoriza todavía anticipar sus conclusiones. Pero cuando el Parlamento se
aboque a la materia, dispondrá, para definir la concepción francesa de la guerra futura de numerosos y seriamente madurados
elementos.
El objetivo es inmenso y estas pocas páginas no tienen la
pretensión de haberlo abordado completo. Este estudio ha tenido
el gran trabajo de restablecer en orden perfecto y sin alboroto
lo hecho desde el principio de este año y pasando en silencio el
desmembramiento de los cuadros. No define las bases futuras de
la movilización ni examina el rol de la reserva. No es cierto que
estos problemas sean secundarios. Siendo los primeros graves y los
últimos técnica y políticamente primordiales: finalmente sólo cuan,
do el tiempo haya permitido reconstituir nuestras reservas y cuando éstas sean instruidas, nuestro Ejército llegará a ser totalmente
"nacional" como es necesario que sea. Pero esta exposición no es
más que una relación, menos aun, un esquema. No es más que un
esquicio rápido, destinado a resumir los esfuerzos emprendidos por
el Ejército bajo el impulso del Ministro de Defensa y destinado a
elevar el espíritu y a indicar la orientación considerada.
Sucede que las impaciencias de uno se conjugan con la timidez
de otro para criticar estos esfuerzos, a menudo mal conocidos o
juzgados fragmentariamente. Pero todo estaba por hacer..Y si
bien es cierto que no se ha hecho todo, en estricta justicia lo que
ha sido realizado puede ser tenido por considerable.
Aún cuando sus efectivos hayan sido fuertemente reducidos
desde comienzos de 1946 y aun cuando su material se ha limitado,
el Ejército conserva una fuerza siempre estimable. El Ejército
francés está empleado en Indochina y ocupa Alemania. En conjunto esto representa el valor de más de seis divisiones que se encuentran destacadas en esos dos teatros. La reorganización en
curso va a darnos, en la Metrópoli y en Africa del Norte desde la
próxima conscripción, un segundo escalón de fuerzas, importantes
comparable si no superior a. esas divisiones y este invierno los
ejercicios de conjunto harán conocer el grado de instrucción y las
posibilidades de empleo de esta parte de nuestro Ejército.
Pero por sobre todo, estas fuerzas no están estagnadas: espiritual y técnicamente van en busca de todo lo que pueda asegurar su renovación.
De esta manera, en la inmensa tarea que se ha impuesto a
Francia para reconstituir todas sus fuerzas, el Ejército no está
menos activo. A pesar de las circunstancias excepcionalmente desfavorables, se ha puesto a la tarea. Como a los ejércitos extranjeros, que la victoria había encontrado en su apogeo, se tropieza
46
MEMORIAL DEL EJERCITO.
con incertidumbres tremendas, pero éstas no son razones para mantenerlas en pasividad.
Reducido más que a un estado de gran pobreza, que alcanza
a cada uno de sus servicios y a cada uno de sus componentes,
rehusa sin embargo a perder su fe. Pues, ésta tiene como fuente su
fidelidad a los gloriosos recuerdos del pasado, el orgullo por la
parte que a él le tocó en la Victoria y la conciencia de sus constantes deberes para con la Nación.
Traducción de "La Revue Hommes et Mondes", de
Francia, por el Departamento de Publicaciones.
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
47
DE LA GUERRA DE MOTORES
AL ARMA SECRETA.
Por el Tte-Coronel CHARLES DE COSSE-BRISSAC.
Los acontecimientos más recientes, no son siempre los mejor
comprendidos, ni siquiera los mejor observados. Sólo la Historia
simplifica. Por esta razón, talvez resulte útil, echar desde luego
una mirada de conjunto a las doctrinas y procedimientos, que fueron fruto de los acontecimientos y que inspiraron y rigieron la lucha. Este estudio exige mucha prudencia. Sólo puede señalar a la
curiosidad del lector los problemas importantes. Mantendremos cierta unidad, centrando este estudio en torno de la gran instigadora
y de la más duradera participante de este drama: la Wehrmacht.
Nos proponemos estudiar el origen de las concepciones que han
presidido la nueva conducción alemana de la guerra, trataremos de
resumir sus principales rasgos, de recordar [brevemente su éxito extraordinario y brutal, luego su decadencia, primero lenta, luego
más y más precipitada, bajo las reacciones nacidas de su propia
acción, con el objeto de llegar a algunas conclusiones, por lo menos
provisorias.
Muchos de nuestros conciudadanos imaginan buenamente que
la guerra sigue siendo asunto exclusivo de los profesionales. En
adelante la guerra atañe a la nación completa. A los franceses, pueblo unánimemente pacífico y respetuoso del derecho de las otras
naciones, nos es difícil captar lo que representa la guerra para el
pueblo alemán. Nietsche, después de Heráclito, ha dicho: "la guerra es la madre de todo". Es la condición de la existencia y de la
grandeza del "Volk". El estado alemán, la realidad "terrestre diviaa" de Fichte y de Hégel, sólo puede realizarse, oponiendo el
"pueblo" al "no pueblo"; forjando "con el hierro y el fuego",
primero la Alemania, luego la Europa alemana. El territorio aleman, mal delimitado, generalmente poco fértil, cubre en cambio un
sub-suelo extraordinariamente fecundo. Nace así, una industria gigantesca y luego, aprovechando las victorias de, Bismarck y las derrotas de Guillermo II, adquiere un desarrollo continental. Los
fracasos sucesivos, justifican una política de repliegue económico,
de reducción alimenticia y de concentración de fuerzas; de autarquía, en una palabra.
Nacido de las más bajas cepas populares y de la más baja jerarquía militar, un primario, a la vez inspirado y malvado, animado de una energía feroz, dotado de una elocuencia apropiada para
inflamar las muchedumbres, Adolfo Hitler vulgariza el nuevo evangelio de la fuerza, lentamente elaborado por los pensadores y los
48
MEMORIAL DEL EJERCITO.
sabios. Mediante un plesbicito, se apodera del poder y conquista sobre las masas una dominación más absoluta, que la que jamás haya
podido ejercer el más poderoso emperador alemán. Todos los temas
de una propaganda prodigiosamente arreglada, despiertan en el
alma alemana una resonancia extraordinaria. La raza germana pura está hecha para dominar al mundo; hay que forjar de nuevo la
espada alemana. Hay que reconstruir la gran Alemania, proporcionarle el espacio necesario para su población pletórica. Hitler, desde la toma del poder, dió trabajo a 6 millones de cesantes, regeneró
una industria pesada, sólo superada por la EE. UU. Trasladó al
plano mundial el dogma de la lucha de clases formulado por Karl
Marx. El pueblo alemán debía ser el " Herrenvolk". Concentración
de poder, industria colosal, mística racista, presión demográfica,
dumping económico, todo esto tiende a la hegemonía, en consecuencia a la guerra.
Desde hacía 2 siglos, Alemania poseía un instrumento de guerra admirable: su ejército, base de una unidad que por mucho tiempo fué precaria. Su Estado Mayor contaba con miembros de la élite
intelectual y social del país. Disponía de una Universidad, la Krieg.
sakademie, creada en 1813 por Clausewitz, que le legó una verdadera Biblia militar en su obra Vom. Kjriege. Una sucesión de eminentes doctrinarios, que permanecieron cada uno por mucho tiempo en los puestos directivos del Gran Estado Mayor, le aseguraron
a este laboratorio de la guerra una continuidad y una autoridad
inigualables. Sucesivamente, Clausewitz, Moltke, Bernhardi, Schlieffen, codificaron las enseñanzas de la ciencia militar, dedujeron las
lecciones de las guerras sucesivas, las adaptaron progresivamente a
las innovaciones científicas e industriales, yendo cada vez más allá
de la experiencia adquirida, para prever la.guerra del mañana. Suprimida por el Tratado de Versalles, a pedido de Foch, ,1a Academia de Guerra continuó una existencia y una influencia oculta, hasta su restauración oficial por Hitler en 1935. Grandes espíritus militares continúan forjando su doctrina: Von Seckt, Rommel, autor
del tratado "La infantería ataca" y Guderian, cuya obra "Cooperación de todas las armas en el marco de la división blindada", más
conocida por "Achtung Panzer", determina las nuevas formas dela guerra motorizada.
Esta revolución, sin embargo, sigue la continuidad doctrinal.
Los grandes principios que orientan el pensamiento militar alemán,
desde Federico II, anterior aún a Clausewitz, pueden sintetizarse
como sigue: "La guerra va dirigida, esencialmente, y por todos los
medios, a la destrucción del ejército adversario" dice Clausewitz y
Ludendorff en su célebre obra "La guerra total", la refuerza diciendo "del pueblo enemigo".
—Sólo la ofensiva trae la decisión, aún cuando ella deba ir
precedida de una fase defensiva destinada a romper el impulso del
adversario.
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
49
—La ofensiva debe aprovechar la potencia, el efecto de la sorpresa y la rapidez.
—El envolvimiento por las alas, preconizado desde Federico
II, le asegura el rendimiento máximo. Bernhardi ha hecho de la batalla de Canas el prototipo mismo de la decisión victoriosa.
—En el aspecto táctico, la última gran lección de 1918 fué la
de la infiltración hábilmente empleada por una infantería adiestrada desde mucho tiempo en la maniobra de los fuegos y el aprovechamiento del terreno.
La nueva doctrina de. guerra alemana.
Se puede resumir las nuevas posibilidades que presenta el mo. tor al arte militar, como sigue:
1.° El motor -. En la primera guerra mundial se encontraron
frente a frente, frentes continuos e inviolables. La ruptura de estos
frentes exigía la acumulación de una masa atacante muy superior
a la defensa. La experiencia de 1918 permite valorizar esta superioridad en 3 veces más infantesa, 6 veces más artillería y 12 veces
más munición. Además, y a fin de evitar un fracaso,, el ataque debía desarrollarse en un frente lo más ancho posible, pues se estimaba imprudente una penetración del dispositivo enemigo que fuera
superior a la mitad de la base de partida. La preparación de estos
elementos, mediante transportes ferroviarios, más o menos lentos,
escapaba difícilmente al enemigo. El movimiento de ida y vuelta de
los medios hipoy automóviles, entre las estaciones de desembarque
y la posición, prolongaba aún la demora. En adelante, el empleo en
masa de los medios de transporte automóvil, de gran rendimiento,
en una red caminera densa y buena, permite una concentración
elástica a distancia de los elementos de ataque, mantiene a la defensa en la incertidumbre acerca de la fecha y punto del ataque, siempre susceptibles de ser modificados, gracias a las posibilidades de
desviar las columnas.
2.° El tanque y el arma motorizada. A partir de 1918, el tanque, relativamente invulnerable, pero siempre ligado al infante,
llevaba hasta delante los medios de fuego más; potentes. Los teóricos
militares alemanes, se extrañaban de no haberlo visto nunca explotar profundamente las brechas abiertas, debido a la falta de velocidad y de medios rápidos de acompañamiento. El tanque debe ser
un medio que explote la ruptura, por lo menos tanto como un medio de ruptura. Debe ser rápido. La cooperación de las armas antiguas debe realizarse en provecho suyo, aprovechando el motor en
el marco de las grandes unidades motorizadas independientes. Sólo,
el tanque es impotente. Debe ser seguido, a igual velocidad, por una
infantería entrenada para su protección inmediata, por una artillería susceptible de asegurarle un apoyo de fuego preciso e inme-M. del E. 4.
50
MEMORIAL DEL EJERCITO.
diato, por tropas de ingenieros ofensivas, capaces de despejar un
terreno lleno de sorpresas y de restablecer instantáneamente las comunicaciones.
3.° El avion y el arma aérea. La nueva arma motorizada terrestre es intimamente dependiente del arma aérea. La aviación
asegura el dominio del aire y lo controla, estableciendo la protección y el secreto de la aproximación a la zona de concentración
elástica. Recorre y ¡bombardea el dispositivo y la retaguardia enemiga. Pasa a ser en la batalla una verdadera artillería de asalto,
dejando caer sobre la defensa, en toda la profundidad del dispositivo enemigo, con una precisión relativa y una instantaneidad
desconocida hasta ese momento, un tonelaje de explosivo superior
al que sería capaz de lanzar en el mismo tiempo una artillería, por
lo demás demasiado demorosa de emplazar y de reglar su tiro. Es
así como el antiguo binomio infantería artillería es substituido por
la asociación del arma aérea con el arma motorizada terrestre.
4.° Las transmisiones. La reunión de ¿as armas tradicionales
en la, división blindada, del arma aérea con el arma terrestre, exige, para ser eficaz y rápida, un sistema de transmisiones que sea
a la vez rústico, sencillo y perfecto.
5.° Materiales anti-tanque y anti-aéreos. El nuevo ejército chocará con los tanques y los aviones enemigos; es necesario proporcionar a todos los escalones elementos poderosos de acción antitanque y anti-aérea y sobre todo inculcarles los reflejos indispensables para su constante empleo.
Estas nuevas perspectivas traen consigo ciertas consecuencias:
en el aspecto táctico, ya no es necesario aplicar el centro de gravedad del ataque o Sclrwerpunkt en un frente ancho y por lo tanto dispendioso, sino que en uno o varios centros de presión, relativamente estrechos, con una superioridad de elementos de fuego
terrestres o aéreas tal, que garantice la ineficacia de las armas antitanque. La infiltración queda a cargo de los tanques, siguiendo los
mismos principios que la infantería. Los tanques penetran a la
mayor profundidad en todas partes en que se manifiesta un vacío,
despreocupándose o rodeando los obstáculos y las resistencias. Algunos tanques se encargan de producir una desorganización mortal en la zona de despliegue de la artillería, de los P. C. y de los
servicios. Los otros, apoyados por dos zapadores y la infantería,
toman por la espalda a los órganos activos de la defensa y amplían
así rápidamente la brecha inicial a través de la cual se engolfan
las divisiones motorizadas seguidas de las divisiones normales.
En el aspecto estratégico, la primera guerra mundial probó
que los frentes continuos eran una parada eficaz contra el rebalse
de las alas exteriores. Pero, en adelante, la ruptura es posible; los
ejércitos tratarán de dislocar el dispositivo de combate enemigo y
de "enrollar" los trozos por las alas interiores y las retaguardias
'descubiertas bruscamente. Mientras que el arma motorizada, prece-
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
51
dida por el arma aérea, irá lo más atrás a dominar los nudos camineros susceptibles de restablecer la defensa, los diferentes, trozos
enrolados en los "Kessel" u "ollas", serán, capturados o aniquilados sucesivamente.
En cuanto a organización, resulta evidente, que los ejércitos
nuevos exigen elementos jóvenes, de alta calidad técnica, deportitiva y moral, verdaderos profesionales; consecuencia, un ejército
profesional o de largo plazo. Pero este ejército no excluye el principio hasta ahora sustentado del ejército nacional o de conscripción. Sólo constituye un primer escalón permanente, siempre listo
para la intervención inmediata. Los individuos de mayor edad o
de menor calidad formarán las grandes unidades a base de infantería; no es posible motorizar a toda una nación. Estas divisiones
normales fijarán al enemigo, apoyarán o cubrirán a ¿as divisiones
blindadas o motorizadas. Tomarán a veces a su cargo la ruptura,
allí donde la acción de los tanques corre el riesgo de ser neutralizada o retardada. Ellas ocuparán el territorio conquistado. Deberán ser modernizadas, aligeradas, entrenadas para la marcha y
la infiltración. Sus servicios deberán adaptarse a las nuevas formas de la guerra, que consumen mucho combustible y municiones.
Deben, por lo tanto, ser descentralizadas, aceleradas y estimuladas
en la iniciativa. Deben ser familiarizadas en el empleo, con un máximo de rendimiento, de los itinerarios, adaptables a constantes
variaciones. Finalmente, el aprovicionamiento de las vanguardias
deberá asegurarse, en casos críticos, por lanzamientos en masa mediante paracaídas de la aviación de transporte.
En Alemania nada permanece por mucho tiempo en la fase
de la concepción intelectual. La voluntad se traduce en acciones metódicamente realizadas, a base de un plan colosal. La guerra de
España sirve de fase experimental. Informantes y participantes de
alta calidad, a veces formaciones compactas, como la legión Cóndor, son enviados para experimentar las nuevas máquinas, los nuevos procedimientos. La derrota de las divisiones motorizadas italianas en Guadalajara revela que una acción motorizada, para ser
eficaz, debe ser brutal, rápida y profunda. Sobre todo, que su éxito implica el dominio del aire. Los sitios de Madrid y de Teruel
demuestran las extraordinarias aptitudes defensivas de las grandes
aglomeraciones y el rendimiento del combate en las calles contra
tanques detenidos y aislados. En Alemania, se organizan los Altos
Comandos y las grandes unidades son alistadas, con mucha anticipación, instruidas minuciosamente y movidas en campos modernos. Los cuadros son acostumbrados a trabajar en común y son instruidos en la práctica Me sus misiones. Fuera del ejército, existe
una amplia política automóvil; una gran industria automovilista se
desarrolla a pasos agigantados. Industrias, dignas del nuevo mundo, producen a ritmo acelerado, materiales normalizados a una reducida cantidad de tipos, seleccionados según sus aptitudes parar.
52
MEMORlAL DEL EJERCITO.
la campaña. El Cuerpo Nacional-Socialieta emprende con éxito la
instrucción automóvil de la juventud alemana y. forma centenares
de miles de conductores de camiones, de motocicletas y de tanques.
Un gran número de autopistas, de finalidades estratégicas, cruza
el territorio alemán.
La movilización industrial y civil de la nación completa, se
inicia progresivamente, mucho antes del comienzo del conflicto. En
Agosto de 1939, ya han sido consagrados 90.000 millones de marcos a la preparación de la guerra. Por lo demás, el aparato económico del Reich ha sido construido para asumir el enorme esfuerzo
exigido por la próxima guerra. Una propaganda sabia exalta el
odio y el entusiasmo en el interior y disgrega las conciencias y los
nervios en el exterior. Cuadros administrativos, económicos y periodísticos son reclutados e instruidos en previsión de su futura
acción en países por conquistar. La diplomacia oficial multiplica
las seguridades pacíficas. En todos los aspectos, Alemania ha preparado una guerra "de plazos fatales".
Una sola voluntad, obedecida con fervor por la opinión pública, lleva a la nación a la aventura.
Las guerras fáciles.
Las campañas de Polonia y de Noruega son demostraciones
sencillas de la evidente superioridad de las nuevas armas alemanas.
El desequilibrio era demasiado grande; ¿ qué pueden hacer los 35
millones de polacos contra el Tercer Reich, en su territorio mal
limitado, tomado de flanco por la Prusia Oriental y teniendo a la
espalda la Rusia hostil? Sus llanuras abiertas y fáciles de recorrer, desprovistas de fortificaciones, parecen hechas a propósito
para facilitar la maniobra de las grandes unidades motorizadas. El
ejército polaco es valiente, pero cuenta con tanques y aviones, en
cantidades ínfimas. Además, no tiene tiempo para movilizar; 30
de sus 60 divisiones solamente se oponen a las 90 divisiones alemanas. El margen entre los dos potenciales es aún más marcado, ya
que la Wehrmacht puede poner en pie de guerra a 150 divisiones.
La campaña de Noruega, también conducida en forma fulminante contra ejércitos pequeños, desprovistos de material moderno,
sorpresiva, apoyada muy tarde por efectivos aliados insuficientes,
es una performance asombrosa, esencialmente aérea, contra el mar
dominado por Inglaterra, tan próxima, contra las montañas y los
hielos. Es un triunfo de la astucia. Los barcos de Narvik, llenos
de cazadores alpinos, recuerdan el caballo de Troya.
En forma diferente aparecerá ante la Historia la campaña
del Oeste, tipo clásico del "Blitzkrieg". En 45 días ,el ejército
francés, considerado desde su victoria de 1918 sobre la misma Alemania, como uno de los mejores del mundo, es arrojado a tierra,
;sin que alcance casi a darse cuenta. Este ejército dispone, a pesar
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
53
de todo, de varios millones de hombres, de una industria y dotación
automóvil importantes, de una artillería numerosa y de reputación. Se apoya sobre un formidable sistema fortificado y está mandado por Jefes preparados, consagrados por la victoria. En realidad, la desproporción numérica de ambos ejércitos, refleja la
desproporción de sus poblaciones y de sus industrias. El ejército
francés tiene en el frente, el 10 de Mayo de 1940, 3.000 tanques
contra 7.500, 40- aviones de caza y 100 de bombardeo contra unos
4.000 a 5.000 aviones modernos de primera línea. Cuenta con 115
divisiones de valer. desigual, la mayoría no totalmente armada e
instruidas, y de las cuales se encuentran 91 en el frente Norte.
La Wehrmacht cuenta en esos momentos con 180 a 190 divisiones
bien organizadas y armadas; 145 de ellas, la mayoría ya aguerridas, actuarán en el frente Oeste. Las 10 divisiones británicas y las
30 belgas, y holandesas, rápidamente desorganizadas ,no pueden
compensar este desequilibrio inicial. El Alto Mando francés, consciente de la enorme -ventaja tomada por Alemania en la preparación de la guerra y de la inferioridad demográfica e industrial del
país, sólo puede considerar una actitud defensiva en posiciones favorables. Pero, ¿ se habrá compenetrado de las formas de la guerra
moderna, reconocidas con mucha anterioridad, en la misma Francia, por espíritus- previsores, a fin de oponerle, por lo menos, las
reacciones defensivas adecuadas?
El ejército francés es "sorprendido", sorpresa técnica, sorpresa táctica, sorpresa estratégica. Desde el anuncio de la irrupción alemana en Holanda y Bélgica, los jefes franceses alargan
peligrosamente su frente hasta Amberes, detrás del Mosa y del
Dyle, presentando poca profundidad. Además, emplean prematuramente sus reservas motorizadas. Esta maniobra puede considerarse aceptable bajo varios aspectos, pero ella estimaba en menos
la rapidez de intervención del ejército motorizado alemán y sobre
estimaba las dificultades que era posible oponerle en el recorrido a través del Luxemburgo y los Ardenas. El Alto Mando Alemán, al ejecutar "la maniobra más inverosímil en el Jugar más
inverosímil" (*) lanza como una tromba, entre Namur y Luxemburgo, 7 divisiones blindadas y 3 divisiones motorizadas, seguidas ¡por los 3 ejércitos del Grupo de Ejércitos de von Rundstedt.
El 12 y 13 de Mayo, el Mosa es cruzado en Dinant, Monthermé
y sobre todo en Sedán, articulación y eje del movimiento de conversión francés. El 9.° Ejército de Corap es liquidado "en delito flagrante de maniobra", la frontera fortificada francesa, condición esencial de la defensiva aliada, está dislocada. Son conocidas las consecuencias; la atropellada de la Agrupación von Kleist
hasta Abbeville, el rodeo del grupo de ejércitos aliados del norte,
(*) Expresión del Mayor von Kilmansegg del Estado Mayor de la 1,» División Panzer en Sedán.
54
MEMORIAL DEL EJERCITO.
paralizados en los caminos por el reflujo de refugiados, expuestos
sin defensa a los golpes de la aviación alemana, que dominaba en
todas partes.
No se aprecia todavía en su justo valor la tentativa desesperada de restablecimiento, realizada en lo que se llama la posición
Weygand. El nuevo Generalísimo impone a la batalla al sur del
Soma y del Aisne, una forma de defensa en profundidad, basada
en la resistencia porfiada de puntos de apoyo rodeados y el contra-ataque de sus últimos tanques, contra las fuerzas alemanas así
detenidas. Pero, ya no dispone más que de unas 60 divisiones, extendidas en su mayoría sobre frentes de 15 Km. Por falta de espacio, de efectivos y de materiales, la nueva batalla no dura más
de 3 días. Pero, en este corto lapso, cuesta más pérdidas al enemigo que todo el principio de la campaña. Después de ella viene la
sumersión sin recurso del territorio. En. el aspecto táctico, la acción en masa de las armas aéreas y motorizadas, ejerce en todas
partes efectos fulminante. Pero, muchos espíritus superficiales han
separado mal el aspecto revolucionario de los nuevos métodos de
las leyes inmutables del arte militar. Aprecian mal todo lo que
la audacia alemana conservaba de razonable y concertado, o sea
clásico: fijación del conjunto del frente, con el objeto de inmovilizar las reservas, antes de ejercer el esfuerzo decisivo o Schwerpunkt en dos centros de presión; —cortinas defensivas o cabezas
de puente, pantallas protectoras de armas anti-tanque y anti-aéreas,.
destinadas a cubrir la acción principal;— rol preponderante (dejado a la infantería, apoyada por el fuego de los aviones y de los.
cañones, cuando se trata de romper un frente defensivo o de cruzar un obstáculo peligroso; una vez abierta así la brecha, penetran
los tanques a explotarla; —densidad impresionante de los elementos de todo orden lanzados en las brechas del dispositivo aliado;—
el ritmo acelerado impreso a las operaciones impuestas al enemigo,
lo rebalsa así en tiempo y en espacio; — y sobre todo, una superioridad aérea aplastante; todo esto constituye el factor decisivo
en ios campos de batalla modernos.
De hecho existía una superioridad en todos los dominios. Además, una superioridad numérica tal en efectivos y en material,
que no se puede ver la posibilidad de otro resultado para el conflicto, aún en el caso en que Alemania no hubiera también demostrado en aquella oportunidad la superioridad cualitativa de su instrumento militar y de sus métodos de empleo, basados en la velocidad y la masa de choque.
Al finalizar la campaña, el Mando Supremo de la Wehrmacht
codifica su nueva experiencia, retocando el reglamento del arma
blindada y recordando en él la necesidad de asegurar, a toda.costa, en la batalla la cohesión de las distintas armas de la División
Panzer. Formula el principio del "Keil" o cuña motorizada, hun
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
55
dida en el frente enemigo para asegurar su ruptura por la acción
estrechamente ligada de. todas las armas. Además, hace más liviana a la División Panzer, dejándole sólo un regimiento de tanques
en vez de dos, o sea 250 tanques, y aumenta en ella la proporción
de tanques pesados. Propugna la concepción de una artillería auto propulsada y blindada, susceptible de apoyarr a los tanques
en forma más permanente y con más flexibilidad que la.aviación;
será el Sturmgeschütz (destructor de tanques).
Campaña de los Balcanes.
La corta campaña de los Balcanes renueva la demostración
de la invencibilidad alemana, al barrer, pese a la montaña y a las
fortificaciones, los buenos ejércitos servio y griego, reforzados por
un cuerpo expedicionario inglés. La conquista de la isla de Creta
muestra las posibilidades del envolvimiento vertical por la infantería aérea, a condición de mantener el dominio del aire y de no
fijarse en las pérdidas, que allí fueron considerables.
La Campaña de Rusia.
Hasta este momento, los ataques alemanes habían puesto en
juego elementos muy superiores a los de sus víctimas. Es curioso
que Hitler no haya creído indispensable esta condición para el
éxito de su más acariciado proyecto: destruir con la Rusia soviética la única potencia militar, capaz de hacerle frente en el
continente y a la vez extender hasta la Ucrania un imperio alemán
capaz de alimentar a 200 millones de hombres. Cuando Hitler
franqueó, el 22 de Junio de. 1941, en plena paz la nueva frontera
germano-rusa, sus efectivos, reforzados con elementos finlande
ses, húngaros, eslovacos, italianos y rumanos, no llegaban a 200
divisiones, entre ellas 150 alemanas (siendo que en esa época disponían de 260) de las cuales unas 30 divisiones blindadas y motorizadas. En la cúspide de la lucha, parece que jamás pudo dedicar más de 208 divisiones alemanas al frente ruso, de las 325
con que contaba la Wehrmacht en 1943. Su flota aérea, que contaba con unos 5.000 aviones, supeditó por mucho tiempo a la aviación rusa, numéricamente equivalente. Frente a él, el ejército ruso, orgullo y herramienta del régimen staliniano, podía oponer, al
comienzo, 175 divisiones de infantería, 35 de caballería y 60 brigadas blindadas, o sea 10.000 tanques. Esta primera postura estaba lejos de agotar el esfuerzo militar del "6.° continente", ya
que, a pesar de las pérdidas experimentadas, la Rusia sobrepasó
en 1943 la cantidad de 500 divisiones y de 170 brigadas blinda.
56
MEMORIAL DEL EJERCITO.
das. La industria soviética, instalada ya en su mayor parte más.
allá de los Urales, se demostró capaz de alimentar constantemente el formidable esfuerzo militar que se le exigió, sin estimar en
meaos, por ello, la importante ayuda proporcionada por la industria anglo-americana. Finalmente, el Estado Mayor ruso, serio y
laborioso, había seguido, desde, la guerra de España, atentamente
las guerras motorizadas y sacado lecciones' de su propia experiencia en Finlandia. Sabía adaptar a las condiciones de su teatro y a
las posibilidades de su ejército, una táctica y una estrategia servidas por materiales modernos.
El frente ruso pasa en adelante a (ser el frente esencial, lo que
era en 1914-18 el frente francés. Otra vez el ejército alemán logra victorias de aniquilamiento. La acción "de tenazas" de sus
ejércitos blindados copa considerables efectivos rusos. Hace centenares de miles de prisioneros, pero cada vez se le escapa el grueso de las fuerzas soviéticas. El Alto Mando ruso no cree aún llegado el momento de dar golpes decisivos. Prefiere esperar como
en 1812, para durar hasta el invierno, pues la condición esencial
de la guerra relámpago consiste en frenar la velocidad del agresor.
El ejército alemán se encuentra, por lo tanto, enfrentado con:
1.°—La resistencia en profundidad de las diferentes líneas
fortificadas que se le oponen: línea de fronteras, línea Stalin,.defensas de Stalingrado y de Moscú. Los rusos toman los métodos
ensayados por los franceses en la línea Weygand, pero en una
escala y con medios infinitamente superiores. En todas partes los
rusos se defienden encarnizadamente. Su resistencia se prolonga
en seguida en guerrillas contra las líneas de comunicaciones. El
ejército alemán sufre en esta forma pérdidas severas.
2.°—El espacio ruso.—El territorio ruso se vacia de oeste a
este. El frente implicado en las operaciones alcanza, al princio de
la campaña, a unos 1.800 Kms. Al final del Otoño de 1941, llega
a unos 2.500 Kms., sin incluir el .frente finlandés. Al comienzo del
Otoño de 1942 se alarga hasta 3.600 Kms. Basta recordar las densidades logradas en la campaña del Oeste, para comprender lasdificultades que encontrarán las 200 divisiones del ejército alemán
para organizar una masa en los puntos elegidos, sin desguarnecer en forma demasiado peligrosa los frentes intermedios, que quedan expuestos a los contra-ataques motorizados, que constantemente
manifiesta un enemigo numéricamente superior. Además, hay 1.200
Kms. de Brest-Litohrek a Moscú. Stalin practica la táctica, de la
"tierra arrasada". Los alemanes no pueden, en consecuencia, en
contrar las reservas necesarias para la vida de los ejércitos, en el
terreno mismo. Hay que rehacer todo y traer todo de lejos. Las
exigencias impuestas así a los transportes alemanes aumentan considerablemente los plazos de utilización de los elementos motoriza-
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
57
-dos y ferrroviarios. El peligro de las guerrillas inmoviliza grandes efectivos de protección; se aumentan grandemente las exigencias impuestas a la aviación de transporte.
3.°—Los elementos.—Después del verano polvoriento, viene el
otoño y con él el barro, ese "quinto elemento" de las llanuras
, rusas, que atormentaba ya a Napoleón. Con el invierno, aparecen
las nieves y el frío, mortales para los soldados, fatales para los
motores. El Estado Mayor, el Servicio de Intendencia no han previsto una prolongación semejante de la campaña. Ni los hombres,
ni los vehículos se encuentran vestidos y equipados para el invierno. El general von Brauchitsch había deseado pasar a los cuarteles de inviernos más atrás y dejar las operaciones hasta el año
siguiente. Hitler se obstina en apoderarse, cueste lo que cueste,
de Moscú, ya conquistada por Napoleón y de Stalingrado. única
«capital europea no violada.
4.°—La fortificación.—Los rusos conocen el valor de la fortificación contra el motor. Los tanques e infantes alemanes sitian
Leningrado y rodean. Moscú, de Kalinin a Tula Las revistas alemanas de la época describieron ampliamente los obstáculos encontrados: bosques erizados de "Bunker", localidades defendidas,
fosos y zanjas anti-tanques, campos minados densos y profundos,
defendidos por lanzallamas y por cañones de todos los calibres.
Las tropas siberianas, reservadas hasta entonces, entran en acción;
los trabajadores de Leningrado y de Moscú son enrolados. Una
onda de frío inacostumbrado sobreviene. Guderian debe batirse en
retirada, abandonando sus tanques congelados. Es la segunda gran
derrota alemana, después del fracaso decisivo de la Luftwaffe
sobre el cielo de Londres, en Septiembre de 1940.
Hitler retira su favor a Brauchitsch y a Rundstedt, pero el
ejército alemán tiene que adoptar una actitud defensiva. El Estado Mayor no había, ni siquiera, querido considerar esta eventualidad en las largas directivas anteriores a la campaña. Las localidades son organizadas en "Igel" o "erizos", inexpugnbles a
los tanques. Los tranportes- aéreos les aseguran una relativa autonomía, cuando es necesario. La Luftwaffe aun tiene el dominio
del aire. Los rusos rectifican su frente, pero no pueden prolongar
muy lejos sus penetraciones en los intervalos.
A partir del mes de Mayo, el ejército alemán frustra una
ofensiva rusa y se apodera finalmente de Sebastopol, después de
un penoso sitio. Aquí nuevamente la fortificación y la artillería
soviéticas, le imponen severas pérdidas, recordando una vez más
a los excépticos, con mayor fuerza que en el año anterior, el papel
que aun juegan ambas en la guerra moderna. El ejército alemán
ejerce entonces, sobre un frente de 3.500 Kms., un esfuerzo considerable. Debe cortar la ruta del petróleo en Stalingrado o en
58
MEMORIAL DEL EJERCITO.
el Cáucaso y aun, posteriormente; tomar por detrás las defensasde Móscú. ¿Tiene todavía Hitler el sentido de lo posible? Las
tropas rusas se baten metódicamente en retirada, oponiendo siempre a sus perseguidores la_ táctica de la tierra arrasada. Los Cazadores Alpinos colocan la bandera alemana sobre el Monte Elbruz, pero, como en el invierno anterior en Moscú, los Panzer son
detenidos en Stalingrado. Esta gran ciudad, destruida poco, a poco, resiste furiosamente en sus ruinas los ataques de los tanques
y de los stukas.
La crisis de la guerra.
Simultáneamente, la suerte cambiaba de lado en Africa. Desde 1941, las fuerzas motorizadas del Eje y de los Aliados habían
oscilado entre Bengasi y El Alamein. Al final del verano de 1942,
se encontraban frente a frente en este último punto. Sería necesario analizar en detalle la sucesión de procedimientos tácticos empleados en este teatro secundario, hecho al parecer, especialmente para esta clase de lucha. Los tanques chocan con los tanques
en cantidades compactas. Entre los tanques, una selección natural, da la ventaja a los cañones sobre torrecilla sobre los cañones
en casamatas. Además, destructores de tanques o Sturmgeschñtze,
aprovechan su calibre y alcance superiores, para entablar la lucha a la mayor distancia posible, para no comprometer su ligero
blindaje. Los campos minados, establecidos con profusión, pasan
a ser un factor preponderante del combate; ninguno de los adversarios puede actuar, sin arreglarse, primeramente, un corredor
a través de los campos minados del adversario. Sobre un terreno
sin protecciones, en un cielo sin nubes, reina la aviación. Durante
largo tiempo la táctica y la astucia juegan con estos elementos.
Finalmente, después de una serie de combates desgraciados, los
Aliados logran restablecerse en la línea de El Alamein, último obstáculo antes de Alejandría, y de reforzar sus efectivos y elementos. En vano, los presiona Rommel, cuyas líneas de comunicaciones, demasiado largas, sufren los golpes de la R. A. F. Desde
el 23 de Octubre al 3 de Noviembre de 1942, a su vez Montgomery
rompe el frente germano italiano a golpes de aviación y de artillería, y luego persigue a Rommel hasta el fondo de la Tripolitania a través de 1.200 Kms.
El 8 de Noviembre, los americanos desembarcan en Africa
del Norte; el ejército francés vuelve a entrar en la lucha junto
con los Aliados. Así, en este teatro africano, tan imprudentemente
descuidado por Alemania en 1940, se manifiestan evidencias decisivas para la evolución general del conflicto: Alemania ha perdido la iniciativa en las operaciones. Su prestigio está, comprometida. Ve a una escala muy superior a la de 1941-42, en los teatros-
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
59
de Tunis, luego en el de Italia, más y más cerca del corazón de
la fortaleza europea, desarrollarse efectivamente la guerra terrestre en dos frentes, tan temida por sus estrategas desde 1918. De
hecho, existen ya desde hace tiempo, varios frentes aéreos. La preponderancia progresiva de la aviación anglo-americana sobre los
frentes del Oeste y del Sur obligan a la Luftwaffe a reducir sus
efectivos en Rusia. Pero, la aviación domina la guerra motorizada. Los ejércitos alemanes ven desaparecer del cielo de Rusia su
último y mejor triunfo. Hitler se obstina en querer forzar Sta_
lingrado. A pesar del consejo de los profesionales, no acepta acortar a tiempo el frente ruso, que se extiende sobre 3.600 Kms. y,
presionado por todas partes por Un enemigo poderoso, impaciente
de tomar la iniciativa. Y Stalingrado es el símbolo del hundimiento final.
En adelante, el ejército alemán, esta en todas partes en inferioridad, desequilibrio debido a sus enormes pérdidas de hombres y de materiales. Su producción industrial es aún estable,
ligeramente creciente aún en 1943, pero es más y sobrepasada
por el formidable arsenal americano. Desaparece la diferencia debida a su superioridad cualitativa. Los cuadros admirables han
sido gastados y decimados en todos los escalones. Los Estados
Mayores aliados, cada vez más probados, le disputan cada día
su superioridad inicial. En todas partes, los pueblos conquistados adquieren conciencia de la debilidad de su opresor; su resistencia Se exalta, inmovilizando fuerzas considerables de policía.
La decadencia.
El ejército alemán debe resolverse por la defensiva; lo hace
demasiado tarde. Un repliegue oportuno, efectuado a tiempo sobre líneas ventajosas, habría acortado apreciablemente su frente oriental y habría permitido guardar importantes reservas motorizadas, susceptibles de intervenciones oportunas en los puntos
amenazados de la frontera fortificada ruso-polaca, el Duna hasta
ter, la antigua frontera fortificada ruso-polaca, el Duna hasta
Eiga sólo desarrollan 1.500 km., y para su defensa se requerían
solamente una centena de divisiones. Pero Hitler no quiere sacrificar nada de su prestigio, cada vez más comprometido.
La defensiva alemana, adaptada a la guerra motorizada reviste-dos aspectos: uso estático, dominio de las ciudades y de
los nudos de comunicaciones, transformados en Igel. Organización de "líneas de cierre", que deben mantenerse a toda costa,
como ser las líneas de Smolensk y de Vitebsk, entre Dnieper y Duna.
Otro, dinámico: contra-ataques a base de unidades blindadas,
lo más a menudo de flanco debido a la misma colocación desfa-
60.
MEMORIAL DEL EJERCITO.
vorable en que quedaban las puntas rusas por sus avances. (Kharkov, Marzo 1943), o bien contra-ofensivas motorizadas destinadas a dislocar los preparativos de una ofensiva rusa (Bielgorod,
Julio 1943).
La guerra opone masas de tanques y masas de artillería. Esto
recuerda las guerras del l.er Imperio; la caballería tenía, entonces, ventajas sobre la infantería en orden abierto, que demoraba
en volver a cargar sus armas. La infantería para resistir, formaba
los cuadros; la artillería los rompía. El mismo esquema se reproduce. Ahí, donde la infantería atrincherada detiene a los tanques,
interviene la artillería en grandes cantidades. Los rusos forman
grandes unidades de artillería; 30 divisiones de 1943. Los alemanes siguen su ejemplo, en menor escala; constituyen brigadas
grandes y pequeñas de artillería, llamadas a veces divisiones o
cuerpos, que reúnen 4 a 6 grupos, o sea hasta 80 cañones, escalonados desde 105 a 210 mm. Los puestos directores del tiro, muy
perfeccionados, permiten transportar rápidamente la campana de
concentraciones en masa. Así bloquean las ofensivas enemigas o
cubren las rutas para contra-ataques, llevados por infantes y por
tanques cada vez menos mordaces. Pero, se hace necesario tener
en todas partes tanques y aviones, sobre todo aviones. La industria alemana, ya seriamente golpeada por los bombardeos angloamericanos, no puede satisfacer las exigencias de los diferentes
frentes. El mando supremo de la Whermacht trata de adaptarse
a esta nueva situación de hecho, intensifica la producción de material de defensa anti-aérea, en detrimento del material de campaña y se resuelve a producir menos tanques, pero de tipos muy
potentes, para exceder en calidad a los mejores modelos aliados.
Así, aparecen verdaderos tanques defensivos; los excelentes tanques "Tiger" y "Panther" obligan cada vez al adversario a montar verdaderas maniobras; la jauría contra el jabalí. Pero, aparece otro enemigo temible para el tanque, la granada de reacción o
bazooka, arma liviana de la infantería, a la cual los alemanes oponen la "Panzerfaust".
Presionado por todos los lados, el Alto Mando fracciona sus
grandes unidades, reduciendo el número de. tanques a 150 en 1944
y a 60 en 1945. Debe también multiplicar los efectivos destinados
a servir el material anti-aéreo. Pero, los rusos continúan desalojando al ejército alemán, forzando las líneas de cierre, aplastando
los Igel, aniquilando las reacciones, cada vez menos potentes, de
las divisiones Panzer. Ya dueños del aire, los ejércitos aleados del
Oeste, conquistan metódicamente el dominio insular y peninsular
de Italia. Desembarcan en Normandía, en Provenza, rompiendo y
sumergiendo los baluartes del Atlántico y del Mediterráneo, bajo
el despliegue de sus grandes unidades aéreas y mecanizadas. Ayu-
DE LA GUERRA DE MOTORES A L . . .
61
dados por la resistencia, que en todas partes realiza el sabotaje
y las guerrillas, ellos liberan rápidamente el territorio francés.
Es evidente ya que Alemania está perdida; sólo una posibilidad le queda. Casi obtuvo el dominio del planeta al perfeccionar
la guerra relámpago de los motores. Sus enemigos asimilaron poco
a poco la guerra motorizada y la volvieron contra ella. Talvez pue_
da descubrir todavía nuevas armas secretas, cuyo empleo juicioso
y en masa revolucionaría nuevamente las formas de la guerra. Sus
sabios jamás han aflojado sus febriles investigaciones. Ya salen
las VI y V2 que combinan, aumentándolas, las posibilidades del
arma aérea y de la química de los explosivos. Talvez logre aún
Alemania perfeccionar oportunamente la guerra atómica.
Pero, más que nunca, la aviación aliada es la vínica dueña
del cielo alemán. Día y noche, destruye las vías férreas, puentes
y usinas, destruyendo en ciernes las virtudes de la nueva arma.
En.vano perforan los alemanes las montañas con usinas subterráneas sacrificando a los deportados extranjeros. La marea mecánica
cubre fatalmente su suelo, ya sobrevolado en todas partes. Alemania ha perdido definitivamente la guerra motorizada.
Así termina este ciclo alucinante, que aún ahora es difícil de
abarcar. Un gran pueblo, pervertido por una voluntad de "potencia", aplicada a fines estrictamente materiales, ha. consagrado las
fuerzas unánimes de su genio, de su población y de su industria
a la guerra de hegemonía. La victoria nace de un desequilibrio
proveniente de: la sorpresa, la velocidad y la masa puestas en
acción por el valer de los cuadros. Mientras estos factores estuvieron a favor de Alemania, ésta solo conoció una regla: la ofensiva; una sanción: la victoria. Pero, la guerra relámpago, exige
la victoria relámpago, la guerra total, la victoria total, decisiva
y brutal. Felizmente para la civilización occidental, Alemania sólo
obtuvo victorias parciales. El tiempo se confronta con el espacio.
Toda guerra produce hoy día reacciones planetarias. Provocando
al mismo tiempo al mar, dominio de la pertinaz Inglaterra, al espacio y la población rusos, a la producción industrial americana,
la maquinaria de guerra alemana se ha mellado, luego detenido,
dando, tiempo a la masa de los efectivos y de los materiales por
movilizar, a la voluntad de libertad de los pueblos amenazados a
recuperarse, a los Comandantes y a los Ejércitos nacionales de
adaptarse a las nuevas formas de guerra. Las masas, dirigidas y
servidas por talentos onecientes, cambiaron la dirección. El ejército alemán se vio obligado, contra su voluntad, a adaptar los
recursos del motor a la defensiva, arma de los débiles. Sobre todo,
ella perdió el dominio del aire, condición de la victoria. Desde este
momento, el tiempo trabajaba contra ella y esta vez sin salvación,.
62
MEMORIAL DEL EJERCITO.
negándole hasta el último golpe de una nueva forma de guerra.
Temblamos al imaginar, que la inventiva del hombre, tan lista
para renovar en el futuro las condiciones de vida y de muerte de
los pueblos, ya no sea talvez incapaz de encontrar algún día el
poder terrible de desafiar la saludable inercia de las masas, del
espacio y del tiempo.
(Traducido de la "Revue de Défense National" III.
1946. Por el Mayor Carlos Hepp D.).
MEMORIAL DEL EJERCITO
63
TERMINOLOGÍA MODERNA DE LAS TROPAS
MOTORIZADAS.
Por e) Capitán LUIS PÉREZ SOLARI
Nuestro E. S. B. 2, I. P., al definir las tropas dotadas de
vehículos-motor, dice: " a ) Son unidades blindadas las que para
combatir utilizan vehículos automóviles acorazados con armamento
mayor y armas automáticas".
"b) Son unidades motorizadas las que cuentan orgánicamente
con vehículos automóviles para su transporte, (infantería, artillería, ingenieros). Su independencia con respecto a la tracción
animal es absoluta".
"c) Las tropas que usan transitoriamente unidades de transporte automóvil para trasladarse de un punto a otro se denominan
tropas transportadas. Por lo general, quedarán temporalmente separadas de sus servicios".
'
.
Una serie de textos de consulta y apuntes de estudio nos dan
además otras clasificaciones, como una que tenemos a mano y que
dice: "Tropas mecanizadas. Todas las tropas que utilizan la tracción mecánica, tienen el nombre genérico de Tropas Mecanizadas.
Pueden contar con elementos blindados, motorizados o transportados al mismo tiempo".
Este concepto de "Tropas Mecanizadas", tiene en otros Ejércitos, (ej. EE. UU), otra acepción que se explicará más adelante.
Resulta discordante envolver a tanta variedad de elementos, que
pueden servir para combatir, transportar o acarrear, con un sólonombre, pues entonces habría que entrar a discriminar de qué
clase de tropas se trata, pues simplemente con decir tropas mecanizadas, según la definición quedaría incompleta la referencia.
Analicemos en primer lugar la definición reglamentaria de
tropas blindadas. Dice que son las que para combatir utilizan
vehículos automóviles acorazados, etc. ¿ Corresponde ésta al concepto de lo que es una unidad blindada? Estimamos que no, porque sabemos que sólo se aceptan como tales, las unidades operativas y. éstas tienen en su composición básica elementos de todas las
armas clásicas, repartidas en los diversos escalones. Por ejemplo:
en el escalón de mando están los especialistas de Transmisiones: en
el escalón de Exploración y Reconocimiento: Caballería; en el escalón de Apoyo: infantes, artilleros y zapadores.
La definición que estamos autopsiando está quizás atrasada,
pues se refiere solamente al vehículo blindado y éste es sólo un
elemento de las unidades blindadas. Sería mejor definir las unidades blindadas en una forma más amplia y que de margen a que
64
MEMORIAL DEL EJERCITO.
su interpretación sea más explícita. Por ejemplo decir: "Son unidades blindadas las agrupaciones de tropas de. todas las armas
que se desplazan en todo terreno por medio de vehículos automóviles especiales y combaten combinando vehículos blindados con
escalones de otras armas". Así estaría más a tono la función del
elemento definido con la amplitud de procedimientos de combate
y de organización que hoy día posee.
Los términos de Tropas Motorizadas y Transportadas, estimamos que están bien empleados, pues con sólo enunciarlos y conociendo su aplicación, no se prestan a ninguna duda ni confusión. El primero sé refiere a las fuerzas de Infantería, Artillería
e Ingenieros que cuentan orgánicamente con medios automóviles
para su transoprte y el segundo, a aquellas tropas que usan transitoriamente unidades de transporte automóvil para transladarse de
u punto a otro.
Pero ahora resulta que el adelanto de la técnica y las necesidades tácticas, han forzado a la caballería a adaptarse a una nueva
modalidad en muchos teatros de Operaciones, es asi entonces que
ha debido proveerse de una variedad de vehículos para poder cumplir con sus misiones características y que ninguna otra arma
puede arrogarse. La Exploración Operativa y Táctica, como todas
las misiones clásicas, subsisten hoy con tanto o más fuerza en el
pasado. La información da los elementos de juicio para la decisión,
luego es una función de primera magnitud y por eso es que a los
órganos encargados de ella, hay que dotarlos de medios más modernos y de una adecuada organización.
En los Estados Unidos comprendieron desde el primer momento este problema y es así como discriminaron perfectamente
las funciones clásicas de las armas. A su caballería-motor, le llaman caballería-mecanizada, cuya organización, instrucción y principios de empleo, se recibe en la Escuela de Caballería de Fort
Riley (Kansas). Estas Unidades formadas en Grupos, (Squadron),
y Regimientos, integran las Unidades Operativas Menores y Mayores respectivamente, sean éstas blindadas, de Caballería o de
Ejército.
Ahora, el por qué le dieron un nombre específico, (Mecanizada), y no la llaman blindada o motorizada es sencillamente cuestión de lógica y como consecuencia de lo que hemos tratado de
explicar. Si ya tenemos definido lo que es una Unidad Blindada,
Motorizada o Transportada, como resultante salta a la vista que
ninguna cuadra, ni con las funciones ni con la organización de la
Caballería-Motor.
Esta Caballería trabaja en equipos que superponen sus medios desde la célula más pequeña hasta el Regimiento.
La unidad tipo para el trabajo, es el Squadron, (Grupo), cuya
organización es la siguiente:
TERMINOLOGÍA MODERNA
a)
b)
c)
d)
e)
DE
LAS...
65
Plana Mayor; .
3 Escuadrones de Exploración
1 Escuadrón de Cañones de Asalto.
1 Escuadrón de Tanques Livianos.
1 Escuadrón de Mantenimiento.
El elemento de exploración propiamente tal, es el Escuadrón
de Exploración, dotado de jeeps y vehículos blindados de exploración, (que permiten una completa observación), y con armamento que lo hacen capaz de vencer pequeñas resistencias enemigas.
Este Escuadrón tiene tres Pelotones a tres Grupos. Cada Grupo compuesto de un vehículo blindado de exploración y' de dos
jeeps, que son los órganos de exploración por excelencia. Estos
Grupos forman la célula más pequeña, o sea, lo que llamaríamos la
patrulla.
.
El Escuadrón de cañones de asalto, es. el apoyo de fuego del
Grupo de Caballería Mecanizado para forzar la exploración.
Está organizado a tres Pelotones a tres piezas de 75 mm., montadas en chasis de tanques livianos.
El Escuadrón de Tanques Livianos es el elemento de fuerza,
del Grupo de Exploración. Por principio se mantiene como reserva, para emplearlo decisivamente contra las resistencias que impiden a los órganos de exploración, su progresión en el cumplimiento de su misión.
Está organizado a tres Pelotones de cinco tanques livianos
M. 3. y M. 5. cada uno. Como armamento poseen un cañón de 37
mm. 4 ametralladoras de 4 mm., (anti-personal y anti-aérea).
Casi todos los vehículos están dotados de radio, lo que permi_
te una rapidez de intercomunicaciones notable y un 'enlace perfecto entre todos los elementos.
Como se comprende fácilmente, al esbozar esta organización,
su composición es sui-generis, propia de un arma que tiene clara
y específicamente determinadas sus funciones. Es por esta razón
que el Ejército de Estados Unidos ha resuelto que las formaciones
de Caballería-Motor, se llamen Mecanizadas.
Nosotros estimamos prudente, que al organizar unidades a
motor con fines disímiles y organización diferente, es conveniente
incorporar este término a nuestro lenguaje militar y una razón
poderosa es la que rige en los Ejércitos que adoptamos como modelo. Así se habla siempre en un sólo idioma. No habría confusión
de organización ni de funciones, el nombrar por ej.: R. 1. 5. Motorizado, R. 'C. 1. Mecanizado o Dest. Blindado N.° 2.
M. del E. 5.
66
MEMORIAL DEL EJERCITO.
PETROLEO EN LA GUERRA,
Por el Tte. Coronel JAMES A. RICHARSON.
Hasta el 6 de Junio de 1944, en Gran Bretaña 'se habían reunido más de 7.000.000 de
toneladas de. combustible y lubricantes para
aviación, vehículos automotores y embarcaciones navales. Esta cantidad era suficiente
como para garantizar a las fuerzas aliadas
en el teatro europeo, un abastecimiento ininterrumpido de derivados del petróleo.
El hecho de que el movimiento de los ejércitos modernos dependa, en gran parte, del petróleo y sus derivados, fué claramente expuesto por el General George S. Patton, después del histórico
avance efectuado por el III. Ejército de Estados Unidos, entonces
a su mando, que lo llevó hasta más allá de París. En esa oportunidad el General Patton expresó: "¡A mi dadme nafta, las raciones
que se vayan al demonio!''
De esta manera, perdiendo una o dos comidas, los bravos
hombres del General Patton avanzaron otros 160 kilómetros hacia
Alemania. La opinión del ¡General Patton era que un ejército motorizado y mecanizado moderno puede luchar varios días sin alimentos, pero no podrá hacerlo ni un día sin combustible.
Uno de los mayores problemas de abastecimiento que se presentaron en esta guerra fué el del abastecimiento de combustible
y lubricantes a las fuerzas combatientes. Enormes cantidades de
nafta y petróleo fueron consumidas para el transporte a las zonas
de operaciones. Los barcos cargados de hombres y de material que
cruzaban los siete mares, utilizaban el "fuel oil" para su fuerza
motriz. Los aviones del Comando de Transporte Aéreo cubrían
las rutas aéreas de todo el mundo. Las fuerzas diseminadas por
todo el orbe aseguraban bases militares y mantenían libres las rutas de abastecimiento. Los navios de guerra surcaban los mares
buscando los submarinos enemigos y protegían los convoyes. Las
naciones aliadas, por último, también precisan de petróleo y sus
derivados a fin de poder colaborar con su parte de producción al
logro de la victoria final.
Todas estas distintas actividades han consumido su parte,
grande o pequeña de petróleo, pero todas estaban dirigidas hacia
un sólo objetivo en Europa; la formación y abastecimiento de una
fuerza militar suficientemente importante como para invadir a
PETROLEO EN LA GUERRA.
67
Europa ocupada y destruir el Ejército, la Marina y la Fuerza
Aérea de Alemania.
Cuando en 1942, se creó el plan para la invasión de Europa,
se consideró la creación de un "pool" de combustibles y lubricantes en el Reino Unido, con un volumen suficiente como para garantizar el éxito de una operación en gran escala contra el norte
de Europa, Este "pool" de petróleo era custodiado por el gobierno británico, pero casi el 60% de total provenía de fuentes estadounidenses y el resto de origen británico, procedente casi toda de la
zona del Caribe y del Medio Oriente.
Cuando llegó el día de la invasión, 6 de Junio de 1944, este
'"pool" de productos derivados del petróleo, como ser combustibles y lubricantes par-a aviones, automotores y navios, tenía reserva de más de 7.000.000 de toneladas. Esto fué suficiente para garantizar la economía de tiempo de guerra del Reino Unido y ase-,
gurar a las fuerzas terrestres, navales y aéreas aliadas, un abastecimiento ininterrumpido de derivados del petróleo.
A fin de distribuir rápidamente esta enorme cantidad de productos del petróleo, se tendieron sobre Inglaterra más de 1.500
kms. de oleoductos, entre el punto de almacenaje, los puntos de
recepción y embarque y aeródromos interiores. Estos oleoductos
fueron tendidos por los. británicos, quienes ya poseían planes sobre la construcción de. '' Pluto'' desde la costa inglesa hasta la
francesa.
Durante los desembarcos en la costa normanda, las primeras
fuerzas que se lanzaron al asalto llevaron su propio combustible
en latas de acero de 18. litros de capacidad, llamadas "blitz cans"
(latas relámpagos) y el combustible y lubricantes fueron transportados a tiera en cantidades siempre crecientes.
Pero el método más económico de transportar combustible
consite en hacerlo en grandes cantidades. Inmediatamente de iniciado el avance sobre Europa, los zapadores del Ejército de los Estados Unidos comenzaron a construir enormes tanques para el almacenamiento y a tender un oleoducto, lo que fué realizado tan<
rápidamente que ,a los 17 días de haber comenzado la invasión, el
23 de Junio de 1944, un barco estanque llegó y descargó a granel
todo su contenido.
Luego, en oleoductos de 10 y 15 cm. de diámetro comenzaron
a seguir a los ejércitos norteamericanos, primero a través de Francia y luego de Alemania. Estos oleoductos eran alimentados por
barcos cisterna procedentes de Gran Bretaña y de los Estados Unidos. Estos barcos descargaban en los puertos europeos librados de
minas y reparados por los ingenieros del ejército y la marina.
En total, cuatro oleoductos fueron construidos por el Servicio
de Oleoductos Militares del Cuerpo de Ingenieros; El menor de
esos sistemas de oleoductos fué iniciado en Port de Bessen y des-
68
MEMORIAL DEL EJERCITO.
tinado a abastecer a las fuerzas de Normandía, pero más tarde
fué abandonado. El mayor se iniciaba en Cherburgo y, alcanzó,
pasando por París, hasta el Rin. El sistema del sur acompañaba a
las fuerzas que, desembarcadas en el sur de Francia, avanzaban hacia el sur de Alemania. El sistema del norte se iniciaba en
Amberes, llegando hasta la retaguardia a de las fuerzas norteamericanas que se encontraban en el extremo norte del frente.
Desde el extremo final de la línea o en puntos alternados, se
daba la nafta para avión o automotor, a los cumbustibles del tipo
"Diesel" los que ulteriormente eran envasados en latas de 18 litros
y enviados a los depósitos de combustible del ejército. También se
utilizaban camiones y vagones tipo tanque para llevar combustibles líquidos desde los oleoductos hasta su destino.
El sistema de oleoductos, si bien eficiente, no siempre podía
llevar hasta el frente todo el combustible deseado. Camiones tanques y de carga llevaban la nafta a alta velocidad sobre la famosa
carretera del expreso "Red Ball" (*) hasta la línea del frente.
En ciertas ocasiones ,1a nafta fué transportada en aviones de transporte y de bombardeo desde el reino Unido. El sistema de oleoductos tendido a través del Canal, llamado "Pluto" constituía una
parte reducida de la organización de transporte de combustible a
través del canal. Esto era debido a su limitada, capacidad de cerca
de 27.000 barriles (3.000 toneladas) diarios, o sea un 13% de las
importaciones máximas de las fuerzas de Estados Unidos. No
obstante, este sitema ha sido un verdadero éxito y de no haber logrado los aliados su superioridad aérea sobre el Canal, habría
demostrado ser de un valor incalculable.
Un rápido estudio de las operaciones militares realizadas en
el Continente desde el día de la invasión hasta el de la victoria, demuestra la importancia del petróleo para el logro de la derrota de
Alemania. Las fuerzas de Estados Unidos llevaron durante ese
período al viejo continente un total de más de 1.000.000 de toneladas de carga (excluyendo el peso de los vehículos). En ese total
se incluyen los productos del petróleo.
Cerca de 4.600.000 toneladas, o sea 20% de ese total, estaba
compuesto por nafta para aviación y automotores, combustible del
tipo "Diesel" y loa lubricantes comunes. En esa cifra no se incluye
(*) Red Ball (Bola Roja): llamábase así a un sistema de carreteras tipo
autovía, con dos caminos, uno ascendente y otro descendente. En este camino
sólo se permitía el tránsito a los camiones destinados a ese transporte. Se
extendía desde la costa hasta casi la línea del frente, pasando cerca de París.
El nombre proviene de que en Estados Unidos los trenes expresos o rápidos
llevan en la parte delantera de la locomotora y en forma bien visible, un círculo
rojo. (N. del T.).
PETROLEO EN LA GUERRA.
69
las 2.400.000 toneladas de nafta de aviación consumidas por la»
Fuerzas Aéreas Estratégicas de dos Estados Unidos, con base en
Inglaterra, pero actuando sobre Europa.
El porcentaje de productos de petróleo enviados a Europa, es.
el siguiente:
Nafta de Aviación (100 octanos)
Nafta de automotor (80 octanos)
Combustible tipo "Diesel" . . . ..
Kerosene
"Fuel oil"
.
Aceites y grasas lubricantes menos
lubricantes de Aviación . . . . . .
15.5%
65 %
8.1%
1.3%
5.21%
4.9%
100%
El consumo de nafta de automotor fué el mayor de todos, debido a que las operaciones se realizaron, en su mayoría, en base al
empleo de camiones y tanques. No obstante, las cifras correspondientes a todo el teatro, incluyendo a Gran Bretaña, son similares, '
tanto por la nafta de aviación como la nafta para automotores, debido a la gran actividad desplegada por los aviones de la Fuerza
Aérea de los Estados Unidos con base en el Reino Unido.
Del mismo modo que la abundancia del combustible colaboró
en el triunfo de las fuerzas aliadas, la escasez de ese mismo combustible hizo que las fuerzas alemanas se rindieran tan rápida-"
mente.
El General von Rundsted admitió, después de su captura, que
la falta de apoyo desde el aire fué la causa primordial que causó
la derrota de los ejércitos alemanes. El hecho de que tantos aviones de caza fueran destruidos en tierra, no se debió tanto a la falta de' pilotos, sino a la falta de nafta con que hacerlos volar.
El famoso '' raid'' aéreo sobre las refinerías de petróleo en
Ploesti, Rumania, demostró el desastre que un bombardeo aéreo
puede causar sobre las refinerías de petróleo. Como consecuencia
de este raid se determinó que todas las refinerías de petróleo que
se encontrasen en territorio ocupado por Alemania serían de interés primordial para su destrucción mediante bombardeos.
La campaña destinada a destruir la producción de productos
de petróleo por Alemania comenzó un mes antes de la invasión y
duró hasta Abril de 1945, fecha en que la producción alemana había sido reducida a un 5 ó 10% de lo que era antes de la invasión.
Esto se debió principalníente al bombardeo de los sistemas de
transporte.
Gran parte de este éxito es debido a la previsión del Teniente
General John C. H. Lee, General Comandante de la zona de Comunicaciones y a la cooperación del Ministerio de Guerra británico. Lee se mantuvo en estrecho contacto sobre la situación del pe-
70
MEMORlAL DEL EJERCITO.
tróleo por medio del Coronel Elmer E. Barcias, jefe de la oficina
de petróleo de la zona.
En el Continente, la recepción y la distribución interna del
petróleo estaba a cargo de una organización compuesta por oficiales británicos y norteamericanos que actuaban en el Comando Supremo. Las operaciones de Estados Unidos estaban controladas
por el Coronel Freeman Burfold, de Ja Sección del G-4 del Comando de la Zona de Comunicaciones.
(Traducido de "Army Ordenance",- 1945.
Tomado de la Revista Militar Argentina).
BIBLIOTECA DE NOVELISTAS.
ULTIMAS OBRAS.
Leviatán, por Gulien Green. — Una obra maestra de las letras francesas revelada a la lengua hispana en una esmerada traducción.
Obra de introspección profunda que desnuda cruelmente a cada uno
de los desconcertantes personajes que la animan
$ 50,00
Las bodas de Magdeburgo, por Gertrudis von Le Fort. — Una novela que
plantea el problema de la guerra justa e injusta, realizada con un
arte en que el interés humano y la evocación histórica van al mismo,
paso. Un libro llamado a suscitar discusiones
45,00
Servidumbre humana, por Somerset Maugham. — Una obra que ha llegado a todos los públicos y en casi todas las lenguas, consagrada
por el cine, por la crítica y por el prestigio de su autor: $ .60,00
De lujo
100,00
El Tiento en las ruinas, por José Maria Souvirón. — Novela de nuestros
días de angustia, de incertídumbre y de lucha. El autor presenta la
sociedad de nuestro tiempo en una exposición audaz, fiel y mesurada
40,00
Monsieur Quine, por Georges Bernanos. — Parece que el autor hubiese
proyectado con la lente de su ingenio toda la violencia de la pasión
humana en el foco minúsculo de una aldea francesa: $ 40,00. De
lujo
60,00
La buena tierra, por Pearl Buck. — La intimidad de un pueblo milenario
entregada a la cultura de occidente por la pluma de una escritora
consagrada por el Premio Nóbel . . .
30,00
Los hermanos Karamasov, por Fedor Dostoievski, — Disección despiadada del alma humana contemporánea, entregada al juicio de los tiempos y de las generaciones por el genio de su autor: $ 35,00. De lujo
80,00
La guerra con las salamandras, por Karel Capek. — El creador del "ro- '
bot" nos muestra en esta novela, de singular originalidad, toda la
fuerza de su imaginación y la mordacidad de su sátira . . . . . . . . ..
50,00
DIRIGE: HERNÁN DEL SOLAR.
Precio en el exterior: Calcúlese U.S. % 0,03 por cada peso chileno.
Despachamos de inmediato contra reembolso para Chile, sin gastos de franqueo
para el comprador. — En todas las buenas librerías.
E M P R E S A
E D I T O R A
ZIG-ZAG,
S. A.
Casilla 84-D.
Santiago de Chile
SECCION HISTORIA Y GEOGRAFIA
SINTESIS DE LAS OPERACIONES TERRESTRES
EN EUROPA DESDE EL l.°-IX.-939., AL l.'-VI.-941.
Por el Mayor RAUL SILVA MATURANA.
I.—Antecedentes políticos y posibles causas de la Gran Guerra.
Como era de suponer, después del Tratado de Versalles, la situación interna de los diversos países europeos, tuvo alternativas;
especialísimas derivadas de graves problemas sociales, económicos
y políticos. En Alemania e Italia había entrado la anarquía y el
comunismo; y el desorden y el caos se enseñoreaban en todas sus
actividades, haciendo la vida imposible en todos sus aspectos. Después de varios ensayos de Gobierno, de incidentes sangrientos y
luchas internas, de períodos francamente inciertos, en ambos países empiezan a aflorar nuevas teorías que van formando nuevos
partidos que, en «sus principios, llevan el mismo horizonte; dar
orden al país y lograr que éstos vuelvan a formar parte en el concierto de ¿as Naciones como "potencias y puedan desenvolver su
economía y sus derechos internacionales. En Italia aparece el .facismo con su Jefe, Mussolini y en Alemania, Hitler dando vida al
nacional-socialismo.
Francia, por otra parte, después de la Victoria del año 19,
consideró que la paz estaba asegurada por los siglos de los siglos,Alemania deshecha y con las "sabias" medidas contempladas en
el Tratado de Versalles, no habría nunca más por qué temerle. Su
política internacional en adelante será pacifista y sólo se preocupará de conferencias sobre el desarme y tratados para asegurar la
paz. La política interna tendrá cambios fundamentales, llegando a,
gobernar un régimen de izquierda avanzada que sólo se preocupará de la baja politiquería, dejando en segundo término el estudio y
análisis de la situación que están viviendo las potencias vecinas.
Inglaterra, en cambio, sostenedora de la Liga de las Naciones,
creía que el Tratado de Versalles sería el freno para los vencidos y
que sus cláusulas denigrantes deberían mantenerse a costa costa.
Por otra parte, tiene sobre Francia un verdadero tutelaje; la mane-
72
MEMORIAL DEL EJERCITO.
ja a su completo arbitrio y a base de tratados de alianza y de fina
diplomacia, dirige la economía de Europa, como lo ha hecho durante toda su historia.
A medida que pasan los años, Alemania bajo el régimen de
Httler, primero como Jefe del Gobierno y después como Dictador,
empieza a captarse la confianza de su pueblo. En cortos años, la
Alemania vencida y deshecha, revive con mayor fuerza, levanta otra
vez su orgullosa cabeza; y todo su régimen político, económico y
social se alza seguro y potente. Europa ve este renacimiento, primero con indiferencia, después con pesimismo y por último con desconfianza. Nadie cree en milagros... sin embargo estos se realizan
y el Reich, poco a poco, sin hacer mayor caso a conferencias, tratados o acuerdos, va dejando sin cumplir las cláusulas de Versalles.
Tampoco nadie se atreve a hacerlas cumplir...
Y a través, de 20 años Alemania vuelve a ser potencia de primera, magnitud. :Su situación interna se encuentra arreglada; un gobierno fuerte, —como toda dictadura— la coloca a la vanguardia de
un régimen industrial poderoso. Desde el punto de vista social, el
standard de vida del pueblo es alto y favorable; sin embargo, es corriente que el pueblo sacrifique sus gustos alimenticios o comodidades en beneficio de la Nación. En la situación política existe una
verdadera mística por el Jefe del 'Gobierno. Sólo le queda al Fürher
cumplir las promesas hechas a su pueblo de devolver al Reich ios
territorios en donde existen minorías alemanas y las Colonias que
le fueran quitadas después de la Guerra del año 14.
Sin debilidades, en Marzo de 1938, ocupa militarmente a Austria que desde aquel día pasa a ser una provincia del Reich alemán.
Esto era inevitable ya que después de la guerra, el grande y poderoso Imperio Austro-Húngaro había quedado reducido a un pequeño país sin vida propia, con la décima parte de su territorio y con
una población de 6 millones de habitantes, cuyo 90% era de lengua
alemana. Su independencia sólo había sido ficticia y no quedaba
otro camino que tomar.
En Mayo del mismo año 38, después de varias reuniones y conferencias, Hitler y Mussolini llegan a un completo acuerdo de mútua cooperación, quedando 'establecido el famoso eje Roma-Berlín.
Así termina el año 1938, lleno de amenazas y de sugerencias.
II.—El año volcánico de 1939.
Al iniciarse este año existían los siguientes puntos álgidos en
la situación internacional europea:
a) Divergencias entre Italia y Francia en razón de que los territorios italianos de Córcega, Saboya y Túnez, estaban bajo bandera francesa.
b) Contimios incidentes entre checoeslovacos y alemanes, a
causa de otra de las aberraciones del Tratado de Versalles.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES
73
c) El asunto de la Prusia Oriental, separada del territorio del
Reich por el estado de Dantzig y el Corredor Polaco.
Reventó primero el asunto de Checoeslovaquia. El Jefe checo
o de los sudetes, presentó en Praga un pliego pidiendo igualdad
de derechos para el grupo étnico de los alemanes sudetes. Los
sudetes eran 3,5 millones de alemanes y los roces e incidentes llegaron a tal extremo, que se temió por la paz de Europa. Inglaterra
y Francia, aunque no se atrevieron a interceder directamente, su
política internacional apoyaba al Gobierno de Checoeslovaquia
para no ceder en las pretenciones de los sudetes. Después de varias gestiones, Hitler ocupa militarmente el país y Checoeslovaquia, otro de los hijos del Tratado de Versalles, desaparece del
mapa y Bohemia y Moravia pasan al Estado Alemán. ¡ Nueva
debilidad de los firmantes de Versalles Parece que Hitler no tendrá oposiciones a, sus deseos y podrá cumplir su programa de política internacional.
En la Primavera del mismo año, Franco triunfa en España,,
en donde fuerzas alemanas habían luchado al lado del caudillo.
Con esto se acentuaba aún más la posición de Alemania en Europa..
Es oportuno también mencionar que en este mismo año, el
territorio alemán de Memel, fué incorporado al Reich, a base de;
un tratado amistoso con Lituania.
,
"
La otra situación de Alemania de aspecto territorial era ya
más difícil; nos referimos al problema de Dantzig y a las minorías,
alemanas de la Alta Silesia. Desde el Tratado de Versalles, las
relaciones de Alemania con la nueva Polonia no eran cordiales y
no podían serlo, puesto que lo que establecía el Tratado sobre la.
protección a las minorías étnicas sólo quedó en el papel. Desde
que Hitler subió al poder, comenzó a gestionar diplomáticamente
la solución al problema y desde esa fecha hubo un abundante y
permanente cambio de notas con el Gobierno polaco. Polonia nodeseaba arreglar este asunto porque se consideraba respaldeada
por un Tratado con Francia y un acuerdo recíproco con Eslovaquia..
La situación; especial de la ciudad de Dantzig, cada día se hacía más insostenible, porque mientras los alemanes la reclamaban
como suya, los polacos tendían a "polonizarla" a fin de incorporarla
definitivamente a su territorio.
Polonia, durante este tiempo, forma un numeroso ejército, remoza sus fortificaciones en la frontera occidental y también en su
frontera con la Prusia.
En Mayo de 1939', a fin de dar un corte definitivo a este asunto
y en vista de que cada día la situación es más violenta, Hitler hace
público un arreglo a base de los siguientes puntos:
a) Dantzig vuelve al Reich alemán.
b) Alemania reconoce los derechos de Polonia en Dantzig.
c) Alemania considerará como definitivas las fronteras existen
tes, después de esta entrega.
74
MEMORIAL DEL EJERCITO.
d) Polonia y Alemania firmarán un tratado de no agresión.
e) Alemania y Polonia, junto con Hungría, garantizarán la
independencia de este Tratado.
Conocido el anterior Memorándum, Polonia entra en conversaciones secretas con Inglaterra quien le aconseja no aceptarlo y le
ofrece su ayuda incondicional; casi de inmediato, el 23 dé Mayo,
decreta Polonia la movilización parcial de sus Fuerzas Armadas.
La situación se hace cada vez más tensa y como la ayuda ofrecida por Inglaterra era hasta cierto punto simbólica por el aislamiento geográfico de Polonia, Inglaterra trata de buscar un acercamiento con Rusia a fin de que sea ésta quien, en un momento
dado, pueda ayudar . material y efectivamente a Polonia. Hitler,
en conocimiento de la actitud e intervención de Inglaterra, desconoce los pactos firmados con ésta y con Polonia y declara que los
asuntos de Alemania y Polonia son directos y que ningún otro
Estado tiene el derecho a inmiscuirse.
Durante el mes de Agosto se producen numerosos incidentes
aduaneros en la ciudad de Dantzig; son corrientes también los
incidentes fronterizos y por ambos lados, son muchos los muertos
y heridos.
El 22 de Agosto, los aliados (Francia e Inglaterra), sufren
un verdadero golpe diplomático; acaba de firmarse un pacto de no
agresión entre Alemania y Rusia. Aun era tiempo para que Polonia, cuya suerte estaba echada, tratara de arreglar pacíficamente
sus asuntos con el Reich y así evitar una guerra, que ya se consideraba de carácter mundial. Sin embargo, Gran Bretaña insiste
en sus garantías a Polonia y envía a Hitler una nota amenazadora
firmada por Chamberlain. Alemania en un intento de arreglar el
asunto por la vía diplomática, pide que Polonia mande a Berlín
un delegado con amplios poderes para 'discutir el caso y con este
objeto, prepara un memorándum para el delegado polaco, que en
síntesis se refería a la realización de un plesbicito en la zona de
Dantzig. Polonia como respuesta a esta proposición, a las 5,30
P M. del día 31 de Agosto, decreta la movilización general. E¡ñ
la tarde de ese día y en la madrugada del 1.° de Septiembre, las
tropas adelantadas del Reich, tomaban contacto con las defensas
fronterizas polacas.
Mussolini trata de interceder a favor de la paz y propicia
una reunión de los Jefes de los Gobiernos de Alemania, Francia,
Italia e Inglaterra a fin de revisar el Tratado de Versalles. Después de largas y continuas conversaciones telefónicas a través de
todas las Cancillerías de Europa, Francia acepta en principio, pero
Gran Bretaña no da ninguna respuesta concreta y por el contrario, en la tarde del 1.° de Septiembre envía a Alemania un ultimátum por la penetración de tropas alemanas en territorio polaco.
Media hora después el Embajador francés en Berlín entregaba al
Gobierno del Reich una comunicación similar.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES
75
Con toda urgencia nuevamente Italia trata de detener el conflicto que se avecina y nuevas conversaciones telefónicas y nuevos trajines; ¿Francia está dispuesta a conversaciones, pero Gran
Bretaña por medio de Lord Halifaf, hace saber que ya no es tiempo... Sin embargo, de nuevo se insiste ; Inglaterra manifiesta
que podrá llegar a una conferencia siempre que Alemania retire
de inmediato todas sus tropas del territorio polaco. Alemania no
acepta este temperamento y el día 3 de Septiembre de 1939 queda declarado el estado de guerra de Francia e Inglaterra contra
el Estado alemán. Empezaban las primeras escaramuzas de la guerra más terrible que habría de sufrir la Humanidad.
III.—La Guerra.
Antes de iniciar la relación de las campañas es necesario dar,
en líneas generales, algunos antecedentes que dicen relación con_
los efectivos de los contrincantes y las características generales de
los Teatros de Operaciones.
. A.—Campaña de Polonia.
1.—Fuerzas terrestres de los beligerantes: En el mes de Marzo»
de 1939, es decir 4.meses antes de iniciarse las operaciones en Polonia, el Reich cuenta con los siguientes organismos combativos,
terrestres:
39 Divisiones de Infantería.
6 Divisiones de Fortaleza.
3 Divisiones de Montaña.
5 Divisiones Ligeras Transportadas.
6 Acorazadas .
1 de Caballería a 5 Regimientos.
En total 60 Divisiones que componía 5 Ejércitos y 18 C. E.
El C. E. Motorizado comprendía 4 Divisiones a 2 Brigadas y a 2'
Regimientos: 1 Regimiento con 250 Tanques y 1 Regimiento deAmetralladoras y Morteros.
El C. E. Acorazado comprendía 5 Divisiones, cada una con
500 Tanques. El C. E. de Montaña se componía de 3 Divisiones a
2 Regimientos. La División Blindada -Pantzer comprendía: 2"
Grupos de Exploración, 1 Brigada con 2 Regimientos de Carros, 1
Regimiento de Carros, 1 Regimiento de Cazadores totalmente motorizado, 1 Batallón de Tiradores Motoristas, 1 Regimiento de
Artillería, 1 Grupo Anti-carros, 1 Batallón de Zapadores y 1 Grupo
de Transmisiones. En cuanto a número se puede calcular que el
Ejército alemán se componía de 1,'5 millón y con una reservainstruida de 4 a 5 millones.
MEMORIAL DEL EJERCITO.
76
El Ejército polaco contaba con:
2
1
27
1
12
Divisiones de Legiones.
División de Montaña.
Divisiones de Infantería.
División de Caballería.
Brigadas de Caballería independiente.
Las Tropas Blindadas con que contaba el Ejército estaban
organizadas en 42 Compañías con un total de 760 vehículos.
Además contaba con 2 Trenes blindados, Unidades de Artillería Pesada, Superpesada y Artillería A. A.
El Ejército polaco en tiempo de paz se calculaba en 300.000
hombres y en tiempo de guerra podría poner sobre las armas hasta
2.600.000 soldados. En general, el Ejército estaba bien armado y
bien instruido; su artillería era un tanto anticuada y la proporción de material blindado era relativamente pequeña. Como puede
verse el Ejército polaco era muy inferior al Gran Ejército del
III. Reich y se iba a la guerra en una proporción de 3 a 1.
2.—El Teatro de Operaciones: Físicamente, Polonia es una
extensa llanura comprendida entre las colinas Bálticas de Prusia
y los Cárpatos. De Norte a Sur se extiende la baja llanura costera, no más elevada de una cincuentena de metros; sigue la meseta
Báltica con sus lagos y colinas que se extienden por la Pomerania
y la Prusia Oriental y continúa hasta Lituania, en donde el nivel
varía entre 100 y 300 metros. A continuación viene la Gran Polonia que es una amplia depresión con la Posnania, Masovia, Podlakia y Polesia, formando la región de los grandes valles y por fin,
más al Sur, surgen las mesetas de la Silesia, Lublin y Lodz, suibiendo hasta 600 metros el nivel, en anuncio de la cadena de los
Cárpatos, única frontera natural con que cuenta Polonia.
Mientras el relieve suavemente sube de las colinas Bálticas
hasta los Cárpatos, la hidrografía atraviesa el país en sentido
transversal. Esta característica es fatal para Polonia, pues su única defensa natural contra su poderoso vecino del occidente es el
gran Vístula, que desgraciadamente corre muy al oeste dejando,
la mayor parte del país llana y sin defensa. El Vístula es el río
más importante y produce frecuentes inundaciones. Los ríos polacos son ríos de llanura que permiten el cultivo intensivo de la agricultura, siendo por consiguiente un país agro-pecuario.
Su enorme frontera abierta, tiene un desarrollo de 5,389 Km.
siendo más de 2.000 K. frontera con Alemania, dificultando la
defensa y agravada con la forma de arco que constituye un verdadero envolvimiento fronterizo. Antiguas fortificaciones o Plazas Fuertes existían desde el tiempo de los Zares en varias ciudades fronterizas. Solamente frente a la Prusia Oriental, los polacos
habían construido algunas fortificaciones modernas.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES
77
Su población de 32 millones de habitantes, cuyo 69% es polaco, se reparte preferentemente en las 12 ó lo ciudades importantes,
siendo la de mayor población Varsovia con 1,5 millón de habitantes. El resto vive en los campos miserablemente, dedicados a labores agrícolas.
En la abierta frontera occidental estaban los más importantes
centros industriales como textiles, papeles, energía eléctrica y
azucarera. En la frontera Sur se encontraban importantes yacimientos petrolíferos. Polonia era pobre en red ferroviaria y caminos, especialmente en su centro y región oriental; en cambio, la
red era abundante en el occidente hacia Alemania. •
En resumen, puede decirse que la geografía era adversa a
Polonia en esta lucha que se iniciaba: medios humanos y económicos
inferiores; frontera extensa y abierta, muy difícil y costosa de
fortificar;, débil sistema defensivo existente; forma de arco de su
frontera que permitía el doble envolvimiento estratégico y facilidad del atacante para realizar la maniobra convergente.
3.—Los Planes:. El Plan de Operaciones polaco, podía sintetizarse en los siguientes cuatro puntos fundamentales:
1..—Defensa del Corredor Polaco.
2.—Ofensiva sobre la Prusia Oriental.
3.—Defensiva en el resto del frente.
4.—Conservar asegurada la frontera con Rumania, único enlace posible con los aliados del O.
El primer punto del Plan era difícil de cumplir, pues no con, taba con obstáculos naturales y su situación geográfica era peligrosa para mantener una defensa prolongada.
La idea ofensiva sobre la Prusia Oriental partió de la posibilidad que Alemania no podría cruzar el Corredor y quedaría esta
región como una isla. De aquí que se distrajera gran cantidad de
fuerzas para cumplir esta idea, dejando, en cambio, debilitada la
idea defensiva que era la decisión más ajustada a la realidad. Por
esta razón la cobertura fue tan extendida y las Unidades que la
debieron cubrir fueron débiles en todas partes.
El Cuartel General Polaco, se imaginó que podría hacer una
lucha ágil, dilatoria, evitando la masa al golpe - y aprovechando
cualquiera, circunstancia favorable para atacar masivamente al
adversario. Pero la rapidez y la coordinación de las acciones alemanas desbarató este plan en todos sus aspectos.. Para el cumplimiento de dicho plan, el Ejército polaco tomó el siguiente dispositivo: formó 6 Agrupaciones que cubrían la frontera desde la
región de Lomza frente a la Prusia Oriental, hasta la frontera eslovaca en los Cárpatos, manteniendo una Reserva General en los
alrededores de Varsovia y dos Reservas locales en el N. y S.
78
MEMORIAL DEL EJERCITO.
El Plan de Operaciones alemán se reducía a lo siguiente:
a) Cortar el Corredor de Dantzig para unir la Prusia Oriental.
b) Atenazar a la Polonia en un gran arco y aniquilar a su
Ejército en un envolvimiento más amplio, para evitar una posible
retirada y la reacción de Tas Reservas.
Para cumplir este Plan, Alemania concentra sus poderosos
•efectivos alrededor de todo el arco fronterizo. Dichos efectivos
alcanzaban a 60 Divisiones siendo 7 de estas, blindadas.
4.—Síntesis de las operaciones terrestres: En la noche del 31
de Agosto, las fuerzas alemanas ocupan las siguientes zonas:
III. Ejército (Gral. von Kluchler) en la Prusia, Oriental y debía caer hacia el Sur para buscar contacto con el X Ejército, envolviendo Varsovia por el Oriente y dividir así el país en dos mitades. Asimismo parte de este Ejército, debía operar contra el Corredor, en acción conjunta con el IV. Ejército.
IV. Ejército (Gral. von Kluge) en la parte N. de la Pomerania Occidental, debía caer sobre el Corredor, unir a la Prusia
Oriental y continuar su acción concéntrica para buscar el contacto
con los Ejércitos del Sur.
VIII. Ejército (Blaseowitz) en la Posnania frente a Breslau,
debía atacar en su frente, continuando en la dirección de Varsovia.
X. Ejército (Gral. Reichenau) con poderosas fuerzas mecanizadas, concentradas en la Silesia, llevaría el centro de gravedad
de las operaciones, cubriendo el flanco derecho del VIII. Ejército;
debía ocupar Czestachowa para continuar su avance hacia el N. E.
XIV. Ejército (Gral. Litz) concentrado en la parte sur oriental de la frontera y ocupando parte de Eslovaquia, cubriría el flaneo derecho del X. Ejército y en un amplio movimiento envolvente
por el Sur, estaría en condiciones de cortar la retirada de los polacos al S. E.
El Plan se cumple con precisión cronométrica. En la madrugada del 1.° de Septiembre, se inician las operaciones con una rapidez y empuje extraordinarios.
El Grupo de Ejércitos del N. (III, y IV. E.) cumple con su
misión y el 3 de Septiembre, después de copar a las fuerzas polacas que defendían el Corredor, establecen el contacto con la Prusia Oriental. Dos Divisiones polacas y 1 Brigada de caballería son
deshechas.
Por otra parte, el grueso del III. Ejército cae al S. de la
Prusia Oriental y rompe las. fortificaciones de Mlawa, lo que se
logra conseguir el 5 de Septiembre con la cooperación de. la aviación; el 8 del mismo mes alcanza la ribera N. del Río Bug.
El Grupo de los Ejércitos del Sur, que también ha iniciadolas operaciones el 1.° de Septiembre, avanza con gran empuje en
sus respectivos frentes arrollando las débiles defensas polacas. Van
cayendo una a una las principales ciudades de la zona industrial
polaca: Czestachowa, Cracovia, Tarnow;, etc.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
79
El día 8 el VIII Ejército ocupa Lodz y el X Ejército alcanza,
en un irresistible empuje, a 60 Km. de la capital polaca mientras
el General Litz con el XIV Ejército llega a pocos Km. de la ribera
S. del Río San. El éxito de esta primera parte de las operaciones
ha sido total.
Entre el 9 y 20 de Septiembre se producen una serie de batallas de aniquilamiento en los bolsones en que han sido encerrados
los polacos a través del movimiento operativo de las fuerzas alemanas : Radom, Bzura, Vístula y Modlin; el 20 de Septiembre la
capital polaca se encuentra cercada y se combate en los suburbios,
pero aun ha de resistir varios días. Mientras tanto la operación de
tenaza que abarca todas las fuerzas polacas, continúa. El ala izquierda alemana formada por 2 Divisiones mecanizadas del IV.
Ejército, después de atravesar la Prusia Oriental, ha continuado
su rápido avance hacia Brest .Litowsk, cortando la retirada a los
restos del Ejército polaco que buscan salida hacia el Este.
En el Sur, las fuerzas del XIV Ejército, continúan su desplazamiento con toda rapidez hacia el N. E. y él día 18, ambos Ejércitos se dan la mano logrando el cerco completo de los polacos, cuyas fuerzas han sido completamente aniquiladas. Continúan operaciones de limpieza hasta el día 26. Ha caído Varsovia daspués de
cruenta lucha y la Campaña de Polonia ha llegado a su término.
El día 17 de Septiembre, han entrado a territorio polaco,
grandes efectivos rusos, quienes en común acuerdo con el Reich
ocupan toda la faja E.2 del país. En el reparto, ha correspondido a
Alemania 188.000
Km , y 20 millones de habitantes y a los Soviets
202.000 Km2, y 15 millones de habitantes.
B.—Campaña de Finlandia.
El origen de la guerra entre Rusia y Finlandia era el deseo
de la primera de tener accesos a mares más seguros para sus comunicaciones marítimas y ello podía dárselo el Golfo de Finlandia,
mejorando su posición en el Artico y el Báltico.
Caída Polonia, Rusia firma con Estonia, Letonia y Lituania,
tratados para establecer bases navales y aéreas, con sus respectivas
guarniciones, en los territorios de esos países. El Gobierno Ruso,
que quiere a toda costa el dominio del Golfo de Finlandia, convoca
en Moscú a una delegación finlandesa para tratar este asunto, pero
no se llega a ningún acuerdo y el 13 de Noviembre de 1939, se interrumpen estas negociaciones.
Pocos días después y a fin de dar una justificación al plan de
invasión que se había formado el Gobierno Ruso, denuncia supuestos atropellos finlandeses en la frontera,' que después de una investigación se pudo comprobar que no eran efectivos. Sin embargo
Rusia ya había dispuesto la guerra y no podía volver atrás.
80
MEMORIAL DEL EJERCITO.
1.—El Teatro de Operaciones: La frontera ruso-finlandesa se
extiende aproximadamente sobre 1560 Km. cuya altitud varía entre 150 y 700 m. La región está cortada por innumerables lagos e
impeentrables bosques que cubren los 2|3 de la tierra firme que
queda entre los lagos y que constituyen factores favorables y desfavorables para la defensa. Existen también grandes estepas sin
vías de comunicaciones y terrenos de difícil transitabilidad. Una
red caminera pobrísima dificulta el empleo de grandes efectivos
militares.
Es así como Finlandia, apoyándose en los accidentes naturales del terreno algunas obras de fortificación en el N. de la frontera oriental, más la línea fortificada Mannerheim en la Carelia,
proyecta una defensa móvil, permitiéndole dosificar sus fuerzas,
adaptándolas a los valores diferentes de las comarcas y regiones
que precisa defender.
La línea principal de penetración está marcada por el Istmo
de Carelia, que está sembrado de numerosos lagos y atravesado por
varias corrientes fluviales. Al N. del Lago Ladoga, existen grandes bosques y estepas después, que condicionan el paso, haciéndolo
sólo posible por determinadas líneas.
2.—El Ejército Finlandes: Se componía en tiempo de paz apenas de 3 Divisiones de Infantería a 3 Regimientos; 1 Brigada de
Caballería; Unidades de Carros y Tropas especiales; en total llegaba a 36.000 hombres, contando además con la Guardia Nacional de
100.000 hombres y varias organizaciones patrióticas movilizables.
Suplía este escaso poder militar, el mando excelente ejercido por
sus Generales y Oficiales bien instruidos y de buenos soldados preparados y con gran espíritu de sacrificio.
3.—El Ejército soviético: En conjunto podía apreciarse en • 6
millones de hombres agrupados en 300 Divisiones. Existían en tiemtiempo de paz 15 Regiones militares, con 13 Ejércitos, 23 Cuerpos
de Ejército que comprendían 100 Divisiones. 7 C. de E. de Caballería con un total de 20 Divisiones. Además varias Divisiones Mecanizadas con 20 Regimientos de Carros de Asalto y Unidades de Tropas Especiales.
El mando era mediocre y desde las primeras operaciones, pudo,
verse su falta de condiciones y de preparación.
4.—El Plan de Operaciones Buso: Era absolutamente simplista y sólo se basaba en la inmensa superioridad numérica. Consistía en "vencer la resistencia finlandesa en todas las vías de
penetración".
Para ello se destinaban 29 Divisiones de Infantería, 1 C. de
E. Acorazado y numerosas tropas especiales. La operación sería
apoyada por las Fuerzas Aéreas (más de 1.000 aviones) y por el
ataque naval de la Escuadra. El 30 de Noviembre se iniciaba la.
ofensiva rusa sin previa declaración de guerra.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES
81
5.—Las operaciones: El principal núcleo ruso lo compone el
VII E. más el C. de E. Acorazado frente a Carelia. El VIII E. al
N. de Lago Ladoga. El IX E, en Kantalahty y el XIV en el N.,
en la región de Petzamo.
iniciadas las operaciones durante el mes de Diciembre, sin
un plan bien definido, sólo se reducen a acciones locales, que se
caracterizan por su furor y sin que los rusos logren grandes éxitos en ninguno de los frentes.
Al finalizar Diciembre y después de sufrir grandes pérdidas,
los rusos han efectuado en todo el frente Oriental y Norte, algunas
penetraciones. Las fuerzas finlandesas, apoyándose en los obstáculos naturales, se han defendido dilatoriamente, retirándose en
forma ordenada y manteniendo con toda fiereza el frente de Carelia. En esta primera fase de la campaña, se puede dcir que sólo
han retrocedido las fuerzas de cobertura; durante tres semanas.
los finlandeses moviendo incensantemente sus escasos efectivos
contra-atacan en diversos sectores, especialmente al N. del Lago
Ladoga en donde rechazan a rusos hasta cerca de la frontera; las
pérdidas del invasor han sido cuantiosas.
Durante el mes de Enero y debido a la inclemencia del tiempo ya las grandes nevadas que alcanzan sobre un metro de espesor, se suspenden las operaciones en casi todos los frentes, pausa
que aprovechan los rusos para rehacer sus tropas poco menos que
diezmadas. El XIII y VII E. son preparados para romper la línea
Mannerheim. Gran cantidad de tropas frescas son traídas desde l0
retaguardia y .más de 100 Baterías de Artillería actúan incesantemente en un sector de 4 km. Iniciado el ataque ruso en este sector el 1.° de Febrero, sólo el 11 logra quebrar en Summ la resistencia finlandesa. En el frente Oriental, al N. del Lago Ladoga,
el ataque ruso fracasa y en el N. no es mejor la situación. Van
cuatro semanas de guerra fuerte; son cuatro semanas de ataque
violento y la progresión rusa se ha materializado combatiendo sobre el mar helado del Golfo de Finlandia. En los primeros días
de Marzo cae en poder de los rusos la orilla Oriental del Golfo
de Viipuri y la ciudad del mismo nombre.
En esta situación, sin estar vencido el Ejército Finlandés, los
Gobiernos de ambos países, entran en negociaciones de paz.
Las condiciones fueron muy duras para los finlandeses: se
volvería a las fronteras de 1721, incorporándose a los Soviets el
Istmo de Carelia con la ciudad de Viipuri; el litoral del Lago Ladoga y parte de la Península de los Pescadores. Arriendo de la
Península de Hango para establecer bases aéreas y navales y además, libre derecho de tránsito' por Petzamo hacia y desde Noruega.M. del E. 6.
82
MEMORIAL DEL EJERCITO.
C.—Las Campañas Escandinavas.
Las causas que originaron estas campañas pueden sintetizarle:
1.°—La imperiosa necesidad que tenía Alemania de asegurar
sus comunicaciones marítimas, entre los puertos noruegos y el Reich
para transportar el hierro, que en gran cantidad1 se importaba de
ese país.
2.°—Evitar el bloqueo de parte de Inglaterra, pues ya existían antecedentes de que los aliados, pedirían bases a Dinamarca
y Noruega.
3.°—Ganar el quien vive a los aliados instalando bases aéreas
y navales en los puertos daneses y noruegos y así asegurar las
comunicaciones al Atlántico.
El Ejército de Dinamarca estaba constituido casi exclusivamente por Cuadros; era reducido y no pasaba en tiempo de paz
de 10.000 hombres agrupados en 2 Divisiones y algunas tropas
, especiales, como antiaéreas, de carros, etc.
El Ejército de Noruega estaba formado por 6 Divisiones ligeras de efectivos reducidos. El servicio militar era obligatorio,
pero se prestaba servicios por corto tiempo. Existía sin embargo,
una especie de instrucción pre-militar a cargo de numerosas instituciones deportivas y patrióticas. La organización del Ejército
era deficiente y por imprevisión, ni siquiera existían planes de
operaciones.
1.—Ocupación de Dinamarca: El 9 de Abril de 1940 y a raíz
de que los aliados comunicaban a Noruega la decisión de minar
las aguas frente a sus puertos principales de embarque a fin de
impedir el transporte de hierro a Alemania, como una respuesta
a los Aliados, fuerzas Mecanizadas y Motorizadas del Reich atraviesan las fronteras danesas ocupando totalmente la Península
de Jutlandia; al mismo tiempo era ocupado Falten sin resistencia.
Antes de las 8 de la mañana, se efectúa sorpresivamente un desembarco en Copenhague que cae en poder de los alemanes sin lucha.
En la ocupación de Dinamarca, hub,o sólo pequeños choques
armados sin importancia y al día siguiente se imponía un acuerdo
con el Gobierno danés, quedando Dinamarca bajo el control y protección del Reich.
2.—Invasión y Campaña de Noruega-. La costa noruega forma
innumerables fiordos; es acantilada y de difícil acceso, con gran
cantidad de islas e islotes situados en frente de la parte firme, constituyendo un serio obstáculo para alcanzar el continente. Las vertientes de las montañas caen casi verticalmente sobre el mar, existiendo pocas playas apropiadas para desembarcos. Es un país en
general de media montaña, formando antiplanicies amesetadas, sur_
84
MEMORIAL DEL EJERCITO.
cadas por pocos pero profundos valles, que en su nacimiento se
cubren totalmente de nieve. Noruega es el país de las grandes distancias; sus principales pueblos están sumamente alejados unos
«de otros y unidos por escasas vías de comunicaciones lo que dificulta el translado de efectivos y la actuación en forma coordinada.
En la madrugada del 8 al 9 de Abril de 1940 gran cantidad
de barcos alemanes transportando tropas y materiales, se colocaba al frente de cada uno de los puertos fijados para efectuar los
desembarcos. A las 5 de la madrugada del 9, el Embajador Alemán
en Oslo hacía entrega al Gobierno de Noruega de un memorándum
de exigencias que en síntesis decía' que Alemania "protegería"
a los Estadios Escandinavos de la agresión aliada; por consiguiente, ocuparía sus territorios y pedía al pueblo noruego y a su Ejército, que se abstuvieran de toda resistencia y que por el contrario,
se proporcionara ayuda militar al Reich entregando las fortificaciones y datos e informaciones pertinentes. El Gobierno noruego,
aunque sin estar preparado, contestó con toda dignidad que defen_
dería su integridad por las armas.
Mientras tanto, barcos de 'guerra aliados sostenían en alta
mar una serie de pequeños combates con barcos alemanes que no
alcanzaron a constituir una gran batalla.
La ocupación de la capital noruega, Oslo, se logra la noche
del 9 de Abril después de duros combates con los fuertes de la
Guarnición. Refuerzos alemanes en paracaídas y aviones de transporte, permiten el éxito de la acción. En Kristiandsand, después
de un ataque aéreo y por mar, se produce la ocupación. Stavanger
es tomado desde el aire por paracaidistas e Infantería transportada. Tomado el puerto, llegan grandes transportes marítimos con
hombres y materiales de refuerzo y qué son desembarcados en el
continente. Egersmond es tomado sin lucha; en Bergen no sucede
lo mismo pues los asaltantes son violentamente repelidos por las
baterías noruegas. Sin embargo, logrado el entendimiento entre
las Fuerzas Aéreas y Navales Alemanas, también logran desembarcar y apoderarse del puerto. El puerto de Trondheim, en don_
de la sorpresa fué total, cae sin resistencia, pero la aviación inglesa lo bombardea intensamente durante 48 horas causando graves perjuicios. En la misma forma es tomado Narvik, a pesar que
se consideraba lo más duro en esta rápida y violenta operación.
La invasión de Noruega constituye una sorpresa para el país
invadido, no así para Inglaterra y Francia cuyas Escuadras y
Fuerzas aéreas permanecieron relativamente inactivas durante los
días de la invasión, a pesar de que conocían los movimientos e intenciones de los alemanes.
La respuesta aliada a la invasión de Noruega se traduce en
e1 envío de un Cuerpo Expedicionario franco-inglés y el 14 de
SINTESIS DE LAS OPERACIONES
85
Abril tropas aliadas al mando del General inglés Cartón de Wrait,
desembarcan en Namsos y el 17 en Andalsnes. El plan aliado era
tomarse por tierra el puerto y ciudad' de Trondheim, considerada
de mucha importancia para el futuro de las operaciones ya que
dividía las fuerzas de ocupación: y era centro de comunicaciones.
Pero, por dificultades del desembarco logran solamente desembarcar el total de sus efectivos en Andalsnes iniciando el ataque proyectado, siendo rechazados el día 20 con fuertes pérdidas.
Mientras tanto, empiezan a llegar a Trondheim importantes
refuerzos alemanes por vía aérea, por cuyo motivo el mando alemán inicia su marcha al S. a fin de tomar contacto con las fuerzas
de Oslo que también han iniciado su marcha al N., a objeto de ir
ocupando gradualmente todo el país. Parece que los franco-ingleses al darse cuenta de la operación alemana y temerosos de que
fueran copados, preparan su evacuación y así lo hacen desde ambos puertos, trayendo con esto la desmoralización de los noruegos
que actuaban en esta zona, rindiéndose casi sin combatir.
Ensanchadas las cabezas de desembarco en los puertos del S.,
después de encarnizados combates con los noruegos, los invasores
avanzan desde Oslo en dos agrupaciones y después de tenaz resistencia durante toda la progresión, las fuerzas alemanas ocupan la
zona al N. de Mosjoen, con lo cual se había conseguido ocupar la
mayor parte del país.
En Narvik la situación era diferente. Una fuerte Escuadra
inglesa había hundido a los destructores alemanes y los hombres
salvados a nado, más las tropas que defendían la ciudad, organizan Batallones terrestres que alcanzan a 4.500 hombres, que aislados completamente del resto de las tropas de invasión, deben resistir a las fuerzas de desembarco aliadas. Se libran furiosos combates, pero los alemanes han organizado una tenaz resistencia que
hace que los asaltantes abandonen la empresa y se reembarquen.
La campaña ha terminado y Alemania ha quedado en condiciones de asomarse al mar del Norte con sus medios marítimos
y contaba con una vía hacia el Artico y Atlántico Septentrional.
Es decir, ganaba en su posición estratégica.
A.—Preliminares.
Mientras Alemania ocupaba Polonia y aniquilaba a su Ejército en Septiembre de 1939, los Aliados —Francia e Inglaterra—
movilizaban sus Fuerzas Armadas con lentitud desesperante. Poco a poco el Ejército francés ocupó la línea fortificada Maginot y
construyó fortificaciones de campaña en su frontera con Bélgica;
los ingleses por su parte, empezaron a desembarcar fuerzas expe-
86
MEMORIAL DEL EJERCITO.
dicionarias en los puertos, franceses, al mando del Gral. Vizconde
de Gort.
Después de Varios días de inactividad, fracciones francesas
atraviesan los terrenos fortificados y penetran en territorio aleman hasta Sarrebruk, produciéndose pequeñas acciones sin importancia. Los cañones de las líneas fortificadas de las fronteras
Maginot y Sigfred, también retumban de tarde en tarde. En esta
situación de expectativa se recibe en Francia la noticia de la derrota total y fulminante de Polonia y a principios de Octubre, las
tropas francesas que habían penetrado en Alemania, reciben la
extraña orden de volver a ocupar las fortificaciones de la frontera.
Y en esta inactividad inexplicable, el Ejército francés deja pasar
largos 8 meses, dando sobrado tiempo a que los alemanes realicen
en el N. las operaciones que le van a cubrir y proteger sus flancosestratégicos.
En Noviembre se produce él ataque de Rusia a Finlandia y en
Abril de 1940, la ocupación por los alemanes de Dinamarca y Noruega ; la Escuadra Inglesa entra en acción, pero' ya era tarde los.
mejores puertos de la costa escandinava estaban en poder del Reich..
B.—El Teatro de Operaciones.
En 550.000 km2. de territorio viven 42 millones de habitantescuyo 50% se dedica a las labores agrícolas. A excepción de su
frontera N. y N. E-, Francia está rodeada de mares y de obstáculos
naturales. Para suplir la desventaja del N. E. y talvez recurriendoa la historia, en que la mayoría de las invasiones han venido del N.
y N. E., Francia construye la poderosa línea Maginot, maravillosa obra defensiva, considerada antes de la guerra poco menos
que inexpugnable.
La posición central que ocupa este país en el Continente europeo, lo ha obligado a vivir siempre alerta, a pesar de que el francés no es guerrero; por el contrario, le agrada el buen vivir y la
alegría del pasar sin preocupaciones.
Su orografía no es complicada; existe una región central montañosa que va declinando hacia la periferia. Los ríos de Francia,
corren en general de S. a N. lo que es un factor desfavorable, ya
que ellos marcan Vías naturales de penetración de su poderoso
enemigo secular del E.
El centro económico se talla desplazado hacia la cuenca
del Sena; es decir, las industrias y comercios más importantes se
agrupan alrededor de París. La mayor parte de la industria pesada
se encuentra en el N. E.; no hay duda que para aprovechar la:,
cercanía de la región carbonífera y evitar grandes transportes.
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
87
Al iniciarse la guerra, la potencialidad económica de Francia
podía considerarse de primer orden.
'
C—El Ejército Aliado.
El Ejército francés, estimado como uno de los mejores del
mundo, llega a la guerra del 40 en condiciones desfavorables; el
régimen político imperante ha disminuido sus contingentes, como
también su presupuesto. Fue la bandera política levantada por
el régimen que preconizaba economía en los gastos públicos. Su
armamento era poco numeroso y gran parte ya anticuado en comparación con el que tenían las otras potencias europeas.
, El Ejército Metropolitano contaba con 580.000 hombres distribuidos en 12 Divisiones de Infantería, 8 Divisiones Motorizadas,
4 Divisiones Coloniales, 4 Divisiones Norte Africanas, 3 Divisiones
<de Caballería, 2 Divisiones Mecanizadas, 3 Agrupaciones Independientes, 2 Brigadas de Sphais, 26 Regimientos de Artillería de Ejército, 7 Regimientos de Ingenieros, 4 Regimientos de Transmisiones
'y Tropas de Fortaleza que comprendían 60 Batallones y 30 Grupos de Artillería. Las Tropas Acorazadas eran pocas y su mate_
rial aunque relativamente moderno, no era el mas potente. Se estimaba en 6 millones de hombres los movilizados, de los cuales 1'
millón estaba en el frente de batalla. Al iniciarse las operaciones,
Francia había logrado reunir 115 Divisiones que formaban a su
vez 35 Cuerpos de Ejército.
La ayuda inglesa que formó el Cuerpo Expedicionario, alcanzaba el 10 de Mayo de 1940, a 10 Divisiones.
D.—Los Planes de Operaciones.
1.—Posible Plan francés.—Considerando la existencia de la
línea Maginot y de las fortificaciones de campaña con la frontera belga, y la seguridad de que tanto Holanda como Bélgica defenderían su territorio de una agresión alemana, el plan francés
podía considerar: Un Ejército apoyado en la línea Maginot; otro
Ejército, incluyendo a las Fuerzas Expedicionarias Inglesas, se
movería a través de Bélgica y saldría al encuentro de los Ejércitos alemanes que, con toda seguridad atacarían desde esa dirección
siguiendo el famoso Plan Shliefen. Esta gran ala móvil tendría
su punto de apoyo o pivote en el frente de Luxemburgo y se extendería hacia el mar. Este momento inicial estaría cubierto por
el Ejército belga que con sus 20 Divisiones podría amarrar a los
germanos en la línea del Canal Alberto y. más tarde en el río Dyle.
Si las circunstancias lo permitían, ésta especie de defensa ade-
MEMORIAL DEL EJERCITO.
88
lantada podría convertirse en una ofensiva hacia el N. de Alemania.
2.—Posible Plan alemán-. 1) Ofensiva a toda costa y con toda.
rapidez para que Holanda y Bélgica no tengan tiempo de organizar defensas aprovechando sus obstáculos naturales. 2) Amenazar
a Francia por el N:. y una vez que los Aliados acudan a la zona,
belga con importantes efectivos, proceder al rompimiento central
del dispositivo, penetrando profundamente a fin de aislar y separar a los Ejércitos adversarios. Aniquilar separadamente al enemigo, batiendo primeramente al Ejército del N., volverse al S.
y terminar con la invasión del país. 3) Mantener una situación
de expectativa frente a la línea Maginot.
E.—Despliegue estratégico de ambos contendores.
Ejército Francés:
Grupo de Ejércitos N.Q 1.—(Gral. Billote) compuesto de 4
Ejércitos, cubría la frontera con Bélgica desde Calais a Longway
y será el encargado de penetrar en Bélgica si así fuera necesario.
Grupo de Ejércitos N." 2.-—(Oral. Pretelat) compuesto de 4
Ejércitos, cubre la frontera de Luxemburgo hasta el Palatinado.
Será él la bisagra de la operación de la gran ala que forma el
Grupo de Ejércitos N.° 1, protegiendo su flanco para impedir que
el enemigo pueda romper el dispositivo.
Grupo de Ejércitos N.° 3.—(Gral. Besson) cubrirá la línea Maginot y el flanco derecho del dispositivo.
Ejército Alemán:
Grupo de Ejércitos del Norte.—(Gral von Bock) compuesto»
de 2 Ejércitos, cubre la frontera de Holanda y de Bélgica. Debe
caer sobre Holanda para después continuar hacia el S. O.
Grupo de Ejércitos del Centro.—(Gral von Rudstedt) compuesto por 4 Ejércitos, cubre Luxemburgo y el Sarr; debe atacar
a Francia por el ángulo N. O. y producir la ruptura.
Grupo de Ejércitos del Sur.—(Gral. von Leeb) compuesto de
2 Ejércitos, cubría la frontera de Suiza y protegía la frontera con.
Francia en la línea Siegfref.
F.—Las Operaciones.
El 10 de Mayo de 1940, en las primeras horas de la madrugada, los alemanes penetraban simultáneamente en Holanda, Bélgica y Luxemburgo, previo un intenso ataque aéreo. Las operaciones fueron de gran rapidez y empuje y no marcaban definiti—
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
89
vamente un centro de gravedad. Se trataba al parecer de engañar
a los aliados y se procuraba desde el primer momento de penetrar
profundamente en territorio adversario ganando espacio hacia el
0. y S. O.
En vista del éxito alcanzado por las tropas del Reich, cuyo
empuje era materialmente imposible detener, el Ejército francés
en cumplimiento a uno de sus planes, comienza a lanzar hacia
el E. y N. E. grandes1 masas de caballería que alcanzan la línea
Amberes-Malines-Namur. Las incursiones hacia Luxemburgo fueron rapidamente rechazadas por fuerzas alemanas que habían ocupado el país sin resistencia.
Las tropas motorizadas alemanas protegidas por considerables fuerzas aéreas, atraviesan Holanda de E. a O. y mientras la
cobertura holandesa es deshecha, grandes desembarcos aéreos y
paracaidistas caen sorpresivamente en las espaldas de los defensores siendo ocupadas las importantes ciudades de Roterdam y
Amsterdam. El Ejército holandés ha sido copado y después de
sangrientos combates en las calles de las ciudades, el país queda
en poder de las tropas del Reich. Nuevamente las tropas aliadas
no habían alcanzado a llegar para prestar su ayuda.
En [Bélgica se encuentra mayor resistencia; la defensa estaba
coordinada al plan de operaciones aliado. La defensa belga apoyaba su ala izquierda en Amberes para continuar la línea del Canal Alberto, que se consideraba poco menos que invulnerable. El
ala derecha estaba apoyada en el immportante fuerte de EbenEmael cerca de Máaestrieht. Contando con esta resistencia belga,
vanguardias del Grupo de Ejércitos N.° 1 aliado, establecen una
cortina de caballería y patrullas de reconocimientos y observación, se adelantan a tomar contacto con las fuerzas invasoras en
los sectores de Hasselt y caminos de Liejá. Destacamentos móviles son también enviados en las mismas direcciones. Detrás de estas cortinas, las tropas francesas ocupan sus posiciones sobre la
línea Lovaina-Deyle-Namur.
El 11 de Mayo y ante la sorpresa del Ejército belga, la resistencia del Canal Alberto cae estrepitosamente, a pesar de los
fuegos de la defensa y de los considerables obstáculos. Grandes
formaciones aéreas efectúan bombardeos en picada que producen
el espanto y el desorden entre los defensores. Roto el frente, los
restos del Ejército belga resuelven retirarse a otra línea más a
retaguardia y alcanzan la línea Lovaina-Curso medio del Mosa,
apoyando siempre su ala izquierda en Amberes. En vista de la
grave situación que se va produciendo, el Comando aliado resuelve dar la batalla en la línea Amberes-Lovaina-Namur, para lo cual
dispone la reunión de sus efectivos junto con los restos del Ejér-
90
MEMORIAL DEL EJERCITO.
cito belga. Los aliados empiezan a darse cuenta que el centro de
gravedad del ataque alemán no será por el N. como ellos habían
supuesto, sino que por el contrario, será en el S., pues por el movimiento y dirección que toman gran parte de sus efectivos, dejan
entrever que van a la zona que enfrenta Namur y Sedán. Los
trabajos de fortificación de dicho sector, estaban casi terminados
y podría en consecuencia efectuarse la maniobra del ala izquierda
aliada, llamada de "bisagra", siendo el eje la zona indicada y que
defendía el IX y II Ejército. Sin embargo, existía el grave peligro
de que si los alemanes rompían, quedaban expuestas las líneas de
comunicaciones del Grupo de Ejércitos N.° 1. Por tal razón, se
dispone traer rápidamente nuevas fuerzas para reforzar el sector,
tropas que solo alcanzaron a llegar en parte, por la rapidez con
que actuó el Ejército alemán.
Empieza a cumplirse el plan aliado; las unidades ocupan su
puesto, pero la fuerte caballería que fue adelantada para retardar
y entorpecer el avance alemán, a pesar de su gran actividad combativa y sacrificios, es deshecha por las tropas motorizadas del
adversario; es imposible la lucha del caballo contra la coraza y
el motor.
Las regiones de Huy, Tirlemont y otras, son escenarios de
fieros combates entre las tropas adelantadas aliadas e invasores.
Sufren serias bajas los alemanes, pero las pérdidas francesas son
enormes y el 13 de Mayo son obligadas a replegarse a sus posiciones. Desde las avanzadas de la "bisagra" ya puede verse la inmensa masa de fuerzas mecanizadas; es un espectáculo jamás visto que espanta y sobrecoge; son 45.000 vehículos motorizados, entre ellos 8 a 10.000 tanques, que actuarán en el más grande y poderoso rompimiento que se conoce en la historia militar del mundo.
Se esperaba que la destrucción de los puentes sobre el Mosa,
lo escarpado de sus orillas y los fuegos de la Artillería de una
defensa bien coordinada, no permitirían o dificultarían considerablemente el paso del atacante. Pero, tropas especiales de ingenieros en balsas de goma, muy numerosas y fuertemente armadas,
se lanzan por muchos puntos al río y pese a los fuegos aliados,
hacen pequeñas y rápidas reparaciones a los puentes destruidos,
utlizando los bloques de cemento y los fierros y sobre ellos pasan
las máquinas de guerra del invasor. Rápidamente se forman grandes y profundas cabezas de puente y las tropas del Reich franquean el Mosa en el sector del IX y II Ejército por varios pasos,
ocupando pueblos y puntos de vital importancia. La gran batalla se generaliza y el 14 de Mayo el dispositivo de ambos Ejércitos
franceses se halla dislocado y la ruptura del Mosa se ha llevado a la realidad. La ruptura deja a los alemanes una brecha de
50 Kms. que le abren los caminos de París y del mar. El II y
IX Ejército hacen inauditos esfuerzos para taponar la brecha, pero
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
91
es imposible y la gran máquina guerrera alemana da comienzo a
su fantástica progresión hacia el O. y N. O. Van cayendo uno a
uno los pueblos y localidades: Caien, Charleroi, Benain, San
Quintín, Arras.
Mas al N., la defensa belga-franco-inglesa, también es empujada poco a poco hacia el mar. Ha caído Bruselas y Namur. Todas las tropas que componen el Grupo de Ejércitos N.° 1 se encuentran aisladas del resto de sus fuerzas y hacen titánicos esfuerzos para evitar el cerco que ya se vislumbra por la rapidez
y dirección de la gran masa motorizada alemana. Las Unidades
de refuerzo y las reservas no pueden concurrir al frente porque
los caminos están intransitables; es un pánico colectivo y atroz
en que todos los habitantes de los pueblos y aldeas, mezclados con
las tropas en retirada, tratan de salvarse y huir del frente.
En París el desorden y la incertidumbre es enorme; la sorpresa y el desaliento han llegado de improviso. Nadie se explica
cómo el poderoso Ejército francés no haya podido resistir 5 días
el ataque alemán. Los Gobernantes franceses ya no prometen la
victoria; por el contrario, empiezan a ver mas claro y talvez piensan en la grave responsabilidad que les cabe por no haber dado
al Ejército los medios para su entrenamiento y preparación.
El 19 de Mayo es destituido el Gral. Gamelin y asume el mando supremo el Gral. Weiygan. París también se apresta para la
defensa.
Mientras en el N. se va produciendo el cerco de las fuerzas
franco-inglesas-belgas, en el S. se trata de organizar rápidamente
los restos del II y IX Ejército francés para que; con el Grupo de
Ejércitos N.° 2 puedan llevar una ofensiva hacia el N. y estran.
guiar el movimiento del atacante. El Ejército belga haría la cobertura hacia el N. y N. E. El Ejército Expedicionario Inglés no coopera a esta idea y por el contrario, continúa retirándose hacia la
costa. Sin embargó, el Comando francés inicia con sus vanguardias
la ofensiva prevista en la creencia de que el Grupo de Ejércitos
del N. también operaría ofensivamente hacia el S. tratando de romper el cerco alemán. Desgraciadamente, no se logra esta coordinación y las vanguardias del S. son rechazadas enérgicamente no logrando atravesar el Somme.
El 26 de Mayo los alemanes han tomado Calais y Boulogne
después de un intenso bombardeo artillero. Las tropas belgas que
han resistido desesperadamente en la línea del Yprés y no contando con medios suficientes, al día siguiente se rinden y firman
el armisticio con Alemania. El Ejército Británico, cuya ala izquierda quedaba desprotegida con la rendición belga, desiste defender Dunkerque y se apresta para reembarcarse tratando de
salvar el máximo de sus efectivos. El I. Ejército francés y la
tropa de la Guarnición, luchan heroicamente defendiendo el puer-
92
MEMORIAL DEL EJERCITO.
to para permitir el reembarco de los restos francese y del Ejércitoinglés. Se producen escenas inenarrables; la aviación alemana en
grandes y continuas olas, bombardea día y noche el puerto y sus
alrededores, mientras que sus fuerzas motorizadas atacan la ciudad desde diversas direcciones. El embarque de las tropas se hace
en medio del más terrible y sangriento de los combates; sin embargo, milagrosamente, se logra reembarcar 320.000 hombres, cayendo de todas maneras gran cantidad de prisioneros. La tragedia de Dunkerque ha terminado.
La costa atlántica desde Narvik en Noruega hasta Boulogne
en Francia, ha pasado a poder de Alemania con el desaparecimiento del Ejército aliado del N. franco-inglés-belga.
Conocido el desastre de Dunkerque, el resto del Ejército francés decide defender la capital y amarrarse en la línea del Somme
con las 20 Divisiones que le quedan. El Gral. Weygand desarrolla
grandes esfuerzos preparando la defensa: hace construir obstáculos, reúne reservas, saca tropas de todas partes y levanta la moral
de los soldados y de la Patria. Entre el, mar y las montañas de
Reims, defendiendo París, se despliega el 3er Grupo de Ejercita
con la misión de conservar la línea del Somme y la Capital de Francia. Desde las montañas de Reims hasta la línea Maginot, cubre el
4.° Grupo de Ejércitos, de reciente creación, con la misión de cerrar los accesos al S. del País y finalmente el 2.° Grupo de Ejércitos, se encargará de cerrar la línea Maginot.
El Ejército Alemán, después de dejar en escombros y en ajamas
el N. E. de Francia, empieza a reunir sus medios en los lomajes del
Somme y en la madrugada del 5 de Julio, desencadena una gran
ofensiva frente a la línea defensiva del Somme, llevando un centro
de gravedad por el O., entre el mar y Peronne, punto en el cual
concentra gran cantidad de vehículos motorizados y acorazados. La
defensa de Weygand resiste admirablemente, pero las reservas se
agotan y la superioridad de aviación y de medios acorazados del
adversario es enorme. El ala izquierda cede y se producen numerosas infiltraciones. El resto de la línea defensiva ya está rota en varias partes.
El 10 de Junio el 3er. 'Grupo de Ejércitos está prácticamente
envuelto por sus dos alas. En el ala derecha del dispositivo pasa
otro tanto y el frente del 4.° Grupo de Ejércitos ha sido roto en
varios puntos. Aunque el centro resiste bien, se decide ocupar una
nueva posición a retaguardia, no para defender París que ya se
consideraba perdido, sino para salvar el corazón de Francia, es decir los pueblos del centro y del S. Pero la retirada ya no es posible:
es más bien un desbande en que grandes núcleos de tropas huyen
revueltos con masas de civiles aterrorizados que ocupan todos los
caminos a retaguardia en el más completo desorden. Algunas Unidades aisladas resisten fieramente, pero sin cohesión y sin dirección. El mando ha desaparecido. Poco a poco van cayendo los pue-
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
93
bios más importantes del O. El día 12 empieza la retirada general
y el 14. VI. es ocupado París por los invasores.
El ala izquierda alemana penetra en un amplio envolvimiento;:
la dirección hacia Roane y Besancon hace temer el rodeo total de
la línea Maginot por su espalda. Ya no existe posibilidad dé defensa de ninguna parte. Francia está perdida.
El 16 de Junio el Gobierno de Lebrún se traslada a Burdeos
y se nombra Presidente del Consejo de Ministros al Mariscal Petain,,
94
MEMORIAL DEL EJERCITO.
quien viendo la imposibilidad de continuar resistiendo y previo
informe del Oral. Weygand, pide el armisticio el que es firmado
en Compiegne el 22 de Junio de 1940.
El 18 del mismo mes, Italia entraba con sus tropas por la frontera francesa, en donde se producen algunas acciones sin importancia. El País ya vencido no podía defender lo que materialmente
no le pertenecía. El 26 se firmaba el armisticio entre Francia e
Italia, cuyos puntos principales son - similares al Pacto de Compiegne.
G.—El Armisticio.
El armisticio franco-alemán establecía en lo principal:
a) 'Cesación de las hostilidades contra el Keich.
b) Ocupación del territorio francés desde Biarritz, abarcando
toda la costa atlántica, hasta la línea de O. a E. que abarca Tours,
Eoane y empalma con el ángulo más occidental de la frontera con
Suiza.
c) El Reich ejercerá todos los derechos de potencia ocupante.
d) Las Fuerzas Armadas francesas serán desmovilizadas y desarmadas.
e) El armamento y municiones será entregado al Keich en
buen estado.
f) El armamento que exista en la zona no ocupada será guar.dado bajo control francés e italiano.
g) Las fortificaciones serán entregadas en buen estado al Reich.
h) La flota de guerra será entregada desmilitarizada a Alemania.
i) No habrá actos hostiles en contra de las tropas de ocupación.
j) Se indicarán las zonas minadas.
k) Queda suspendido el comercio marítimo francés.
1) Se suspende el despegue del territorio de todo avión francés.
m) Las instalaciones y stoks militares serán entregados intactos.
n) Las radio-transmisoras deberán suspender sus transmisiones.
ñ) El transporte entre la zona ocupada e Italia, de elementos
alemanes, deberá ser asegurado por el Gobierno francés.
o) Los gastos de mantención de las tropas de ocupación correrán por cuenta del Gobierno francés.
p) Los prisioneros alemanes serán devueltos de inmediato.
Y otros artículos aclaratorios para el cumplimiento del Tratado. Inglaterra, por boca de su Ministro Churchill, se lamentó profundamente de las condiciones vejatorias del Tratado y culpó violentamente al Gobierno de Vichy de haber aceptado estas condiciones que, indirectamente, ponían a Francia a favor de Alemania
en la continuación de la lucha contra Inglaterra. Desgraciadamente, como contestó Petain, no quedaba otro camino a seguir, salvo
que Francia hubiese recibido mayor ayuda, en el momento oportumo, de su aliado británico...
SINTESIS DE LAS OPERACIONES....
95
V.—Campañas en el Cercano Oriente.
A.—Invasión de Yugoeslavia.
La caída de Francia en Junio de 1940, puso en manos del Ejetoda la costa de Africa del Norte. Era necesario, para aislar a Inglaterra, destruir sus comunicaciones con el Oriente. Para lograreste objetivo era indispensable contar con los Balkanes y para ello,
previas intervenciones diplomáticas sin resultados, Italia declara
la guerra a Greeia iniciando sus operaciones militares desde Albania. Estas operaciones, deficientemente mal llevadas por paute del
Comando italiano, fracasan y en Abril de 1941, Alemania decide
intervenir en los Balkanes después de lograr la firma de Tratados
de colaboración con Hungría, Rumania y Bulgaria, optando por
iniciar la invasión de Yugoeslavia.
1.—Las Fuerzas del Eje y su despliegue estratégico-. Los Ejércitos de Alemania y de sus aliados, se distribuyeron como sigue:
Agrupación de Bulgaria-. Compuesta de 3 C. de E. (8 Divisiones Acorazadas, 2 de Montaña y 4 Motorizadas} repartidos en la
frontera con Yugoeslavia.
C. E. de Rumania- en alrededores de Timisoara.
C. E. de Hungría: (tropas húngaras) en la frontera con Yugoeslavia.
II. Ejército Alemán-, en la frontera de la ex Austria.
II. Ejército Italiano:; C. E. Italiano -. en la frontera de Italia.
IX y XI Ejércitos Italianos -. En la frontera de Albania en
contacto con fuerzas griegas.
C. E. Italiano: En Albania Norte.
2.—Efectivos Yugoeslavos: podrían apreciarse en 20 Divisiones:
en tiempo de paz, que en caso de una movilización bien dispuesta
podrían desdoblarse y llegar a 1.400.000 hombres. El armamento era
anticuado y la organización de los servicios muy deficiente.
Las tropas griegas alcanzaban a 15. Divisiones, parte de las
cuales habían rechazado a las italianas y en la actualidad combatían en la frontera con Albania.
Hay que considerar además, 4 Divisiones que envió el Gobierno inglés —2 Australianas y 2 Neozelandesas— reforzadas con numerosa artillería británica y 1 Brigada Blindada, que fueron desembarcadas a mediados de Marzo y sin inconvenientes en el Pireo.
3.—Los planes: El Alto Mando Yugoeslavo cometió el grave
error de concentrar la nasa de sus efectivos frente a la frontera con
Austria, en el convencimiento de que el centro de gravedad del ataque vendría desde esta frontera. Después pudo darse cuenta del
desplieigue estratégico del adversario y tuvo que sacar fuertes efectivos, de este frente, en plena acción, para trasladarlos a los otrosfrentes amagados.
96
MEMORIAL DEL EJERCITO.
El plan de operaciones del Eje se reducía a atacar concéntri.camente las fuerzas yugoeslavas, cortando desde Bulgaria a las tropas griegas e inglesas del Sur. Aniquilando el Ejército Yugoeslavo,'
se continuarían las operaciones ofensivas al S. para invadir Grecia,
batiendo a su Ejército.
4.—Operaciones en Yugoeslavia: Fué una guerra fulminante
en que en 12 días, las poderosas fuerzas del Eje atacando por 5
fronteras, aniquilaron a un Ejército muy valiente, pero mal armado y deficientemente organizado.
Al amanecer del Domingo 6 de Abril de 1941, sin previo aviso,
las fuerzas alemanas que se encontraban en Bulgaria Sur, atraviesan la frontera yugoeslava en 2 poderosas columnas mecanizadas;
una hacia Grecia en demanda de Salónica y la otra hacia el O. para buscar el contacto con italianos de Albania y cortar así los Ejércitos aliados de Grecia y Yugoeslavia. Otra poderosa columna desde Bulgaria se dirige hacia el N. por el valle del Morava en dirección a Nis.
Mientras tanto desde Italia y Austria, fuerzas italo-germanas
ocupan la Croacia y desde Albania los Ejércitos italianos amarran
en su frente al Ejército griego..
Entre el 8 y 13 de Abril, se efectúan furiosos combates, pero
las fuerzas del Eje son muy superiores en táctica, y técnica. Es ocupada Salónica y Belgrado y las fuerzas italianas de Albania han
establecido el contacto con las columnas motorizadas de Bulgaria.
Por su parte los húngaros limpiaban el sector entre el Danubio y
el Tiza y el II. Ejército italiano continuaba su marcha al Norte,
encontrando poquísima resistencia.
Ya el Ejército Yugoeslavo estaba completamente derrotado, por
cuya razón el Estado Mayor decide firmar la rendición, que se hace efectiva el 18 de Abril. Quedaban si, muchos patriotas que huyeron hacía las montañas y organizaron guerrillas y que, durante toda la guerra, dieron mucho que hacer a las fuerzas de ocupación.
B.—Ocupación de Grecia y Operaciones.
La campaña greco-germana fué una nueva Blitzkrieger que
vino a añadir un nuevo triunfo al Wermacht alemán el que ya había
demostrado su preparación y empuje.
Con la caída de Salónica el día 8 de Abril de 1941, las fuerzas
greco-inglesas de la Macedonia Oriental quedaron aisladas del resto
del Ejército y no les quedó otro recurso que evacuarse por mar ha-cia Creta y otras islas.
Mientras tanto, y logrado el contacto entre italianos de Albania
y las fuerzas alemanas de Bulgaria, una fuerte columna alemana
penetra en Grecia desde Monatir, protegiendo su flanco derecho por
4 Divisiones italianas que penetran por las estribaciones de la Cordillera -del Pindó. El mando griego no había previsto el rápido de-
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
97
rrumbamiento de la resistencia yugoeslava y los pasos fronterizos
estaban protegidos por escasas fuerzas que fueron arrolladas por
las tropas blindadas adversarias. La batalla de Florina entre las
fuerzas motorizadas alemanas y la caballería griega, tuvo un resultado lógico, es decir el completo aniquilamiento de la caballería.
Entre el 14 y 16 de Abril, las fuerzas griegas e inglesas, ocupan la línea defensiva entre, el Olimpo y Kalabaca. La columna
oriental alemana sobrepasa Lariza y la defensa, semi-envuelta, se
corre al Sur apoyándose en el histórico Paso de las Termopilas y
su flanco izquierdo en el Golfo de Corinto. Contra esta línea siguió
el ataque alemán, llevando siempre el centro de gravedad por el
lado del Mar Egeo. Como la defensa resistiera, se emplearon paracaidistas en. la retaguardia griega, con lo cual se produce su rápido
derrumbe.
La columna central alemana ha continuado Su progresión al
S., desdoblándose en dos columnas; la derecha atraviesa la Cordillera del Pindó y cae sobre Janina, movimiento que copa a las fuerzas griegas del Epiro, las cuales se entregan.
Producido el envolvimiento por el aire, dé la posición de las
Termopilas, parte de las fuerzas alemanas alcanzan y ocupan Atenas y el resto entra por Corinto al Peloponeso, a donde poco después llegaban, a través del Golfo de Lepanto, las columnas italianas
que procedían de Albania.
Los Ejércitos griegos del Epiro, de Macedonia y de la frontera
habían
capitulado y las fuerzas británicas, las únicas que conservaban1 consistencia, se habían retirado a la costa después de la caída
de la posición de las Termópilas y, a pesar del hostigamiento de la
aviación alemana; en la noche del 30 de Abril logran reembarcarse
en los pequeños puertos de Raftis, Megara y otros, perdiendo todo
su material y un tercio de sus efectivos.
Esta segunda fase de la guerra en Grecia había durado 24 días.
VI.—La Batalla de Creta.
Derrotadas las fuerzas expedicionarias británicas en Grecia,
quedaba aún en su poder la isla de Creta, que al parecer Inglaterra
deseaba conservarla a toda costa, en la esperanza de que pudiera
servir de base para futuras operaciones en Africa o de reconquista
de la península que recién perdían. Por otra parte, los germánicos,
también tenían especial interés de conquistar esta isla, puesto que
le daba cierta seguridad a la posición estratégica de sus fuerzas
navales y aéreas en el Mediterráneo.
La isla de Creta tiene una costa sur poco abordable, es abrupta y acantilada, estando sus puertos en la costa norte. Una cordillera elevada y desprovista de vegetación, la atraviesa en parte cenM. del E. 7.
98
MEMORIAL DEL EJERCITO.
tral de E. a O. Sólo en la parte N., existen terrenos llanos y por
ende, allí se encuentran los pocos aeródromos de la isla. Existen
pocas vías de comunicación y sólo una carretera que bordea la costa
N. con dos arranques intermedios a través de los cerros centrales,,
la unen con la costa y parte Sur.
A.—Los efectivos.
Las fuerzas que defendían la isla ge aprecian entre 30 y 35
mil hombres, contando entre ellos la ¡Guarnición griega, los restos
del derrotado Ejército que había combatido en Grecia, tropas británicas, una División australiana y otra neozelandesa. Además, había que considerar varios Batallones que el Alto Mando Británico
había logrado desembarcar, aunque con grandes pérdidas, al iniciarse las operaciones en la isla.
Con respecto a las fuerzas alemanas, no es posible dar una cantidad ni siquiera aproximada; se calculan en 4 a 5 mil paracaidistas
y una División de. 7.000 hombres aéreo-transportados que tomaron
parte al iniciarse las operaciones; pero posteriormente fueron traídas más tropas por la vía aérea, de cuyo monto,no hay antecedentes..
B.—Acciones en la isla.
Desde el día 13 al 19 de Mayo de 1941, la aviación alemana
bombardea incesantemente a los barcos ingleses que se encuentran
en la rada y a los aeródromos de Creta. El día 20 se intensifica el
ataque aéreo a la isla y después descienden paracaidistas en los
Aeródromos de Meleme, Rethimnnon, Candía y en la ciudad de
Caneas.
En general, los paracaidistas fueron lanzados en las inmediaciones de sus objetivos y por; lo tanto en la proximidad de las líneas
de los defensores. Sin datos absolutamente exactos, fueron muchaslas bajas causadas por los defensores y muchos también los prisioneros, pero pronto vienen los desembarcos de las fuerzas aéreo»transportadas que continúan hasta el día siguiente. El día 21 los
invasores ocupaban los siguientes puntos: inmediaciones del aeródromo de Rethimnon y Candía; inmediaciones de Canea y se habían
posesionado del aeródromo de Meleme. Lograda la reunión de las
Unidades terrestres que van llegando con todo su equipo y armamento, incluso artillería, carros de combate y tanques, a partir del
26 de Mayo se inician las operaciones terrestres de verdadera importancia. Una fracción avanza hacia Canea que se encuentra defendida por tropas inglesas, a quienes por medio del fuego se trata
de amarrar. Otra fracción de mayor importancia, un (Regimiento
de Montaña reforzado, efectúa un amplio envolvimiento contra el
flanco S. de las posiciones inglesas que se defienden en inmediaciones de Episcope. Los ingleses ceden después de fuerte resistencia-
SINTESIS DE LAS OPERACIONES...
99
El ataque continúa ahora en dirección E. hacia Styles y las fuerzas inglesas se retiran hacia el S. B. perseguidas por un Destacamento Móvil de persecución.
El 29,. la vanguardia alemana, que ha debido vencer grandes
obstáculos en su envolvimiento por la cordillera central de la isla,
ocupa Rethimnon en donde toma contacto con los paracaidistas que
han sido lanzados en esta región. Las fuerzas defensoras, después
de una breve resistencia se retiran al S. Continúa la progresión al
E., cuyas alturas que limitan los alrededores de la ciudad, se encuentran, ocupadas por tropas anglo-helénicas. Con 2 tanques en
la vanguardia, los alemanes rompen la resistencia. Continúan su
victoriosa marcha hacia Candía en donde se reúnen con las fuerzas
allí desembarcadas desde aviones.
Mientras estas acciones se desarrollan, fuerzas inglesas en numerosas y pequeñas embarcaciones tratan de efectuar desembarcos
pero son rechazadas con importantes pérdidas por los alemanes que
ya habían sentado pie en la isla y por la aviación que mantenía el
mando en el aire. La escuadra inglesa había sufrido un serio revés
perdiendo varios barcos de importancia en la acción preliminar de
Creta. El 28, algunas fuerzas italianas habían desembarcado en Mirabello y aunque no tuvieron una acción destacada, afirmó considerablemente la situación de los invasores.
Las tropas inglesas, que desde Suda se retiraron al S. perseguidas por un Destacamento alemán, van ofreciendo sucesivas resistencias con su retaguardia, para dar tiempo al grueso y pueda
reembarcarse, pues han visto que la resistencia es imposible ante
la superioridad y empuje alemán. Después de fieros combates, se
produce un doble envolvimiento de la resistencia inglesa entre Kometadés y Sphakia, que trae por resultado la dispersión de los ingleses, pero que permitió el reembarque durante 3 noches seguidas,
de la mayoría de sus efectivos. El 1.° de Junio sólo quedaban en
Ja isla, los extraviados y gran número de prisioneros.
, Después de dos semanas de violentos y heroicos combates por
arabos lados, la isla de Creta quedaba también en poder de las fuerzas del III Reich.
Ha terminado, con esta acción, la primera gran ©tapa de la
más grande de las guerras, etapa que se caracteriza por una cadena
ininterrumpida de triunfos por las Fuerzas Armadas del Eje. El
mundo ha mirado espantado la violencia y rapidez de las grandes
masas mecanizadas, que ensombrecidas por miles y miles de aviones
han deshecho ejércitos y países, sembrando la muerte y el caos; la
miseria y la aflicción.
.
El alemán es dueño de toda Europa y los ojos esperanzados de
millones de seres agobiados, se vuelven implorantes hacia Inglaterra,
que desde su isla brumosa e inaccesible, trabaja en silencio, con
tesón y sacrificio, pero con tranquilidad y seguridad de recuperar
lo perdido y devolver golpe por golpe, las derrotas sufridas a manos de su poderoso y temible adversario.
100
MEMORIAL DEL EJERCITO.
COMBATE DE YERBAS BUENAS.
(26. IV. 1813).
Sección Historia E. M G. E.
Esta acción, de guerra tiene el mérito de haber sido el primer
ensayo de las armas patriotas chilenas en las luchas por su independencia, una vez que la expedición del General Pareja invadió el país, apoderándose, sin resistencia, de la provincia de Concepción.
Es igualmente notable porque las tropas chilenas que allí actuaron eran en gran parte improvisadas, así como casi el total del
total del ejército formado por el General don José Miguel Carrera
en el transcurso de veinte días. Consta que en este breve término reu-.
nió cerca de quince mil hombres. En efecto, la primera división,
al mando de Luis Carrera, se componía de 200 infantes del batallón de Granaderos, cuatro cañones y las milicias de ultra Maule,
reclutadas por los comandantes Vega y O'Higgins; la segunda
división, al mando de Juan José Carrera, comprendía al resto del
batallón Granaderos, cuatro cañones y las milicias de Maipo y
Rancagua; y la tercera, a las órdenes del propio general en jefe,
estaba formada por el regimiento de Húsares de la Gran Guardia',
cuatro cañones y los cuerpos de milicia de Santiago, del Príncipe
y de la Princesa. Luego después llegaron nuevos refuerzos desde
la capital, y entre ellos, el batallón de pardos o de Infantes de la
Patria.
Este enorme despliegue de patriotismo fué fomentado por la
presencia en el gobierno, al lado de Carrera, de hombres de tanto
prestigio como don José Miguel Infante, don Agustín de Eyzaguirre, y el doctor D. Francisco Antonio Pérez; por la política
imparcial, honesta y pregresista que éstos desarrollaron. Entre los
actos de gobierno más descollantes son de mencionar la tentativa
de formar una escuadra nacional, la de firmar un tratado de alian,
za con las Provincias Unidas del Plata y de expedicionar al Perú
con el epncurso de Buenos Aires, proyectos todos que si parecieron quiméricos en aquellos día, la Patria llevó a feliz término
pocos años más tarde. La Iglesia, a su vez, por el órgano ilustrado
del Obispo Sr. Abreu y Guerrero, contribuyó por donaciones patrióticas y por la prédica fervorosa del pastor metropolitano a
exaltar los ánimos indiferentes.
El llamado que se hizo al Coronel don Juan Mackenna para
servir el cargo de Cuartel Maestre del Ejército produjo también
la mejor impresión, ya que este distinguido jefe de ingenieros gozaba de alta reputación profesional. Relegado en la hacienda de
COMBATE DE YERBAS BUENAS.
101
Catapilco por los sucesos de Noviembre del año anterior, por los
que se le acusó de conspirar contra Carrera, este acto de reparación fué debidamente estimado en el ejército y en el pueblo. "Lo
recibí con un abrazo, —dice Carrera en su Diario— ni en mis hechos ni en mi modo acredité otra cosa que un total olvido de lo
pasado y la mejor amistad". El propio General en Jefe daba ejemplo personal de incansable preparación por la defensa del país.
Las mujeres chilenas, como las matronas espartanas y romanas concurrían en la medida de sus fuerzas y capacidades al sostén de los ejércitos que se formaban. Dice Sady Zañartu: "Doña
Javiera Carrera, (hermana del general) paraba su carretín en
todos los portones y suplicaba una ayuda para el ejército de la
patria... Mercedes Fontecilla, la novia del general, Ana María Cotapos, la esposa de D. Juan José, Dolores Lastra, hija de doña Javiera, se reunían a sacar hilas para curar a los heridos, hacer trú
colores para los uniformes", y como ellas hacían otro tanto, doña Paula Jaraquemada, doña Agustina Rojas, doña Antonia Salas, doña María Luisa Recabárren, doña Agueda Monasterio, doña Mariana Toro de Gamero, doña Manuela Rozas y tantas otras,,
a quienes la Patria debe un monumento, como otros pueblos los
han. erigido a sus grandes mujeres, cuyos corazones fueron el tabernáculo de todas las virtudes nacionales.
Ello fué que en el llano de Cancha Rayada, al norte de Talca, el brigadier don José Miguel Carrera reunía a fines de Abril
de 1813 un ejército abirragado en su composición, pero uniforme
en su entusiasmo. Gruesas partidas de huasos debieron ser licenciados por falta de armamento, el eterno obstáculo de todos los
ejércitos patriotas organizados en América. En los mismos días.
el ejército realista, formado principalmente con las guarniciones
de Chiloé y de Valdivia, avanzaba hacia el norte' y alcanzaba a
Linares, mientras un destacmento adelantado, al mando del comandante don Ildefonso Elorreaga, se acercaba al Maule por Yer-'
bas Buenas. Sus guerrillas (patrullas) entran en contacto con las
de los patriotas, mandados por el animoso teniente coronel demilicias de caballería don Bernardo O'Higgins.
De acuerdo con las instrucciones que el General Pareja traía
del Perú, había enviado a Carrera un parlamentario ofreciendola paz y el olvido, si el reino volvía al antiguo estado de cosas, y,,
al mismo tiempo, para mostrar sus fuerzas a los patriotas, puso
su campo en movimiento y alojó en Yerbas Buenas. Un acciden.
te de pequeña importancia, como lo fue un tiroteo que se produjo en el lecho del río Maule, donde se movían las guerrillas adversarias, dio al traste con las negociaciones y el parlamentario»
realista fué enviado a Talca, mientras Carrera ordenaba se alista-ra
una pequeña división para perseguir a la vanguardia de Elorrea-
102
MEMORIAL DEL EJERCITO.
ga que, a poco del citado tiroteo se retiró hacia el sur, presumiblemente a Yerbas Buenas. El Comando patriota ignoraba que allí
se encontraba ya el grueso del ejército realista.
Al efecto, preparó a seiscientos hombres, de ellos doscientos
granaderos montados, cien húsares de la Oran Guardia y trescientos milicianos de caballería, cuyo mando quiso dar a O'Higgins
pero, por encontrarse éste enfermo desde hacía dos días en cama,
confió la expedición al coronel don Juan de Dios Puga. La División de Juan Luis Carrera debía mantenerse sobre las armas al
norte del Maule, para intervenir en caso de necesidad.
A la entrada de la noche salió la división, pasó sigilosamente
el río, siguió al sur y juzgando que era imposible que Elorreaga
se hubiese retirado hasta Linares donde se sabía que estaba el
grueso enemigo, continuó Puga sobre Yerbas Buenas, donde confiado en la superioridad de sus medios, esperaba destrozar a la
vanguardia realista. Ya sabemos como había variado la situación,
creando uno de aquellos casos imprevistos, que paradojalmente son
corrientes en la guerra, y no deben sorprender a un comandante,
ya que él debe prever todas las posibilidades.
A las tres de la madrugada del 26 de Abril, hace hoy 133
años, después de una marcha de siete leguas, los patriotas alcanzaban a Yerbas Buenas y divisaban las fogatas del campamento
enemigo y el movimiento de los centinelas. La columna patriota
había desfilado, sin ser advertida y. sin advertirlo ella misma,
frente a los dos regimientos de caballería de milicias realistas, que
acampaban al norte del poblacho, con lo que éstos quedaban a su
espalda y cortando sus comunicaciones con el Maule, grave inconveniente en caso de un revés.
A tal hora y respondiendo al, " ¡ quién vive!" de un centinela,
el alférez Rencoret contestó: "La Patria", acompañando su exclamación de una descarga cerrada que introdujo la más indescriptible sorpresa en el campamento enemigo, ya que ella, fue la
señal de partida para el fuego general. Cargaron los jinetes patriotas produciendo el espanto y desconcierto en todas partes; los
granaderos hacían estragos con sus rifles imposibilitando la reunión y resistencia de los realistas; cayó la artillería enemiga en
manos del capitán de la Gran Guardia, don José María Benavente. Se disparaba en todas direcciones y en medio de la obscuridad
y del desbarajuste se herían amigos y enemigos.
Escribió más tarde el general Quintanilla: "Grupos de cien
y doscientos realistas se hacían fuego unos a otros o se batían a
bayonetazos. El general no podía remediar este desorden".
Cuando al clarear el alba los patriotas se dieron cuenta de
la enorme superioridad de su adversario, ya no pensaron sino en
asegurarse la retirada del mejor modo posible, ya que no cabía
COMBATE DE YERBAS BUENAS.
103
esperar refuerzos desde el norte del Maule y aunque los Jefes y
oficiales, lo intentaron, cuando aún la noche los favorecía, ya era
tarde para emprenderla ordenadamente. Así y todo, los soldados
trataban de llevar consigo el mayor número de armas y de prisioneros, por razón de las gratificaciones que les esperaban, de modo que cuando al fin se desprendieron del enemigo y chocaron con
los dos regimientos de caballería que les cortaban el paso y que
estaban frescos, por no haber intervenido en la sorpresa nocturna, poca resistentecia pudieron ofrecer y muchos cayeron prisioneros. Perseguidos tenazmente por la caballería realista hasta el
Maule, lograron, sin embargo, llegar al campamento de origen, llevando treinta y un prisioneros.
Don José Miguel Carrera expresa en su parte oficial pasado
a la Junta de Gobierno: Viva V. E. seguro de que no tenemos
que envidiar el valor de las mejores tropas del mundo y no olvide jamás el particular mérito que han contraído, el capitán don
José María Benavente, el teniente Bueras, el alférez don Manuel
Rencoret y el americano don Enrique Ross". Este último sacó
cinco heridas en esta primera acción de la Patria Vieja y su nombre fué recomendado para ser inscrito en la pirámide de la Fama, que Carrera quiso erigir en la Plaza Mayor para eterna constancia de la gratitud de la Patria.
La moral de las tropas patriotas salió favorecida de este primer ensayo de su fuerza, no así la realista, compuesta en gran
parte de sureños, quienes alejados ya bastante de sus tierras, una
vez que se trató dé pasar el Maule, rehusaron la obediencia creyéndose traicionados y temiendo ser entregados al bando de Carrera, circustancia insólita que obligó a Pareja a retirarse, primero a Linares y después a Chillán. Por curiosa coincidencia, Carrera temió el desastre de su ejército y, contrariando la opinión
de Mackenna, ordenó la retirada a Talca.
Típica sorpresa doble fué la de Yerbas Buenas, porque ni Pareja esperaba ser sorprendido, ya que contaba con una vanguardia muy adelantada y con dos regimientos de caballería prote.
giendo su campamento, uno a cada lado del camino, ni el Comando patriota esperó jamás que su corto destacamento fuera a chocar con un ejército, sino con la fracción de la vanguardia enemiga.
Si la neblina de aquella mañana de Marzo no hubiera impedido a nuestros jefes darse cuenta de la realidad frente a la cual
se encontraban, probablemente hubieran definido el ataque y reservado sus elementos para una acción formal posterior; sin embargo, es de aplaudir el denuedo con que se empeñaron en la lucha aún después de advertir la enorme superioridad enemiga.
Tal fué el primer ensayo de nuestras armas en su carrera hacia la libertad.
SECCION EDITORIAL.
LA ESTATUA A MANUEL RODRÍGUEZ
Una vez más la justicia histórica y el deber de gratitud del
pueblo chileno invocan la generosidad de la ciudadanía, en favor
de una obra de elemental reparación y reconocimiento. La estatua, que nuestra generación dedica al recuerdo del inmortal Manuel Rodríguez, está inconclusa.
Iniciados ya los trabajos en la cabecera de la moderna Ave_.
nida General Bustamante, procede dar término a ellos colocando
sobre el pedestal el busto del héroe que ha de recordar a nacionales y extranjeros la memoria del patriota y del guerrillero genial, que dedicó su vida entera al servicio de la patria en ciernes, hasta la última hora de su preciosa existencia.
Manuel Rodríguez y sus amigos, los hermanos Carrera, son
los protomártires de nuestra historia: forman ellos un grupo in_
separable que vive en el corazón de nuestro pueblo. ¡Su acendradoamor a la patria y a su libertad les fué fatal y si erraron en el
camino escogido para servirla, nadie duda de la generosidad de,
sus almas, del ardor patriótico de sus corazones, de su inteligencia privilegiada y de su devoción cuasi fanática por ese tríptico
fundamental de la sociedad humana: la patria, la familia y los
amigos.
La inquietud espiritual, el vigor físico, la simpatía que irradiaba de su persona, el desprecio a la muerte, con sacrificio de
su vida entregada en cuerpo y alma al servicio de la más noble
de las causas, cuál era la redención de su pueblo, todas estas condiciones de su carácter, han contribuido a que su memoria se grabo hondamente en la memoria popular y así, su breve tránsito por
este mundo, pleno de realizaciones, sin embargo, ha pasado a la
posteridad en el monumento de gratitud que sus connacionales le
han elevado en sus pensamientos.
La encomiable iniciativa de un grupo de patriotas ha querido perpetuar el recuerdo del guerrillero en el bronce de la fama,
106
MEMORIAL DEL EJERCITO.
y para culminar sus esfuerzos de varios años ocurre hoy a la generosidad de este pueblo de Santiago, siempre propicio a secundar actos de reparación justiciera.
En esta capital nació .Rodríguez, aquí pasó su alegre infancia, estudió con Carrera y Bueras, en el Colegio Carolino, se ti_
tuló en nuestra Real Universidad de San Felipe doctorándose en
ella con las mejores calificaciones. Ejerció su profesión de abogado y en 1810, de glorioso recuerdo, cumplía 24 años, la flor de la
edad. Desde el año siguiente une su suerte a José Miguel Carrera,
es su secretario en su Gobierno de fecundos progresos, cae con
el en Rancagua y lo acompaña en el exilio.
Ni aun lejos de su Patria desmayó su ánimo en e 1 ideal señero, como tampoco en Carrera, en OHiggins, en Uribe ni en Freire. Unos tomaron un camino, otros buscaron por otros derroteros
«1 modo de restaurar la libertad de su patria. Manuel Rodríguez
vió en San Martín, y éste en aquel, el instrumento providencial
de la victoria. Muy pronto se entendieron y nuestro héroe cumple
en su vida la etapa más brillante de su historia.
Pasa una y otra vez la mole andina, recorre nuestros campos
preparando los ánimos para la anhelada invasión, reparte proclamas, destruye los bienes de los enemigos, ataca con sus guerrilleros los correos del Gobierno, prepara emboscadas a pequeños destacamentos, asalta el estanco de Melipilla, alienta- a los campesinos a negar recursos al adversario y a hostilizarlo en todos los
"términos; en suma, consigue dispersar la vigilancia hacia Mendoza, donde se preparaba el golpe de muerte, logra que se repartan las fuerzas realistas en todo el territorio, con el resultado de
que el día de Chacabuco, dos mil veteranos que pudieron influir
en la suerte de la batalla, estuvieron ausentes del campo de la
decisión. Con sus ardides y disfraces había contribuido a la victoria, y a su cabeza, puesta a precio días antes, participó del lau¡rel de los vencedores.
Contingencias de la política le distanciaron del Gobierno recién instaurado y no poco contribuyó a ello su decidida adhesión
a los Carrera; sin embargo, fue Auditor del Ejército en Las Tafolas y en hora de suprema prueba, cuál fué la de la noche triste
de Cancha Rayada, el inmenso patriotismo de Rodríguez alcanza
proporciones de leyenda. "¡Aún tenemos patria, ciudadanos!",
dijo y repitió en los días subsiguientes, en la calle, en los cuarteles y en el Gobierno. Llamado, por el clamor del pueblo, a formar
parte de la dirección Suprema del Estado, detuvo la emigración,
solvió el alma al cuerpo de los que desmayaban en la esperanza;
el mismo simbolizó a la Patria: Rodríguez fué Chile en ese insitante.
MAYOR CAÑON DEL MUNDO.
107
Estos momentos culminantes de su vida los trasunta la escul-,
tora en su concepción magnífica, representándole en caballo de
plata, que dijera el poeta, y llevando en alto la antorcha simbólica,
arrancada de la heráldica en son de luz y libertad.
Llama inextingible fué su vida, ,como fué inconmovible su
ideal. Contribuya la generación presente a que su memoria sea
también inmortal.
EL MAYOR CAÑÓN DEL MUNDO.
Tonudo de "Military Review" de Marzo de 1947.
El mayor cañón montado sobre rieles jamás construido fué
descubierto en Alemania en una vía, virtualmente abandonado,
entre Auerbach y Eschenbaun, Bavaria, poco antes del día de la
victoria. Este super-cañón Gustave Goeschütz o "dora"fué cons_
truído por la fábrica Krupp en Essen. Fué diseñado para emplearse contra los fortines de la Maginot, pero fué más tarde utilizadopor los alemanes para reducir las defensas de Sebastopol. No se
ha revelado cuantos cañones fueron construidos o dónde se encuentran los terminados para esa fecha. Dos fueron transportados
a Alemania después de la batalla de Francia y fueron más tarde
destruidos por las fuerzas alemanas en retirada cuando se les hizo imposible su transportación.
Peso del cañón y montaje.
.............
1.344 ton
Calibre
.
800 milímetrosLargo del cañón.
32 mts.
Velocidad inicial aproximada 2.700 pies por segundo.
Alcance
..
. . . . .. 45 millas.
108
MEMORIAL DEL EJERCITO.
UN NUEVO MORTERO GIGANTESCO
El Ministerio de Guerra de Estados Unidos acaba de revelar
los detalles de un gigantesco mortero móvil de 914 mm. (36 1/4 pulgadas), que es el arma más grande y destructiva de su clase, capaz de lanzar un proyectil de 1.650 kg. a una distancia de 10 kms.
Este mortero, que ha sido apodado "Little David" (El Pequeño David), es un arma de ante-carga dotado de un,cañón rayado de 7 m. de largo que pesa 38 ton. aproximadamente. El conjunto de piezas de la base sobre la cual descansa el cañón está
construido en forma de una caja muy grande y pesa 45 ton.
Para transportar el mortero se cargan separadamente en dos
tractores, el tubo y el grupo de piezas que componen la base. Una
unidad "Little David" completa incluye también un "bulldozer"
(tractor con cuchilla niveladora) y una grúa. Este mortero se
emplaza en doce horas, mientras que las piezas alemanas de artillería de 820 mm., requerían veinticinco vagones de ferrocarril, para ser acarreadas y tomaban tres semanas para emplazarse. Se
probaron varios métodos para emplazar este mortero, pero el método de rampa fué el más satisfactorio. Este método consiste en
una profunda excavación con una rampa que da a la superficie.
Se coloca la base en el hoyo y se rellena hasta que está a ras con
la superficie.
El proyectil pesa 1.650 kg. y se lleva hasta el emplazamiento
en un camión. Para cargar el mortero se ponen dentro del cañón
las cargas de impulsión, que tienen forma de rosca y consisten en
una base de polvora que pesa 65 kg. y dos incrementos de kg.
cada uno. Luego por medio de una eslinga, se eleva el proyectil
que contiene una carga explosiva de 750 kg., compuesta de piecratol, hasta la boca del cañón. Con el cañón en posición horizontal,
dos o. tres hombres empujan el proyectil seis u ocho pulgadas dentro. Después se eleva el cañón y el proyectil se desliza hacia abajo, hasta llegar a su posición frente a las cargas de impulsión en
veinte segundos. El "Little David" es diferente a los morteros
pequeños, pues en este tipo de mortero el proyectil descansa en
la recámara y tan pronto la distancia ha sido cauculada, el mortero se dispara por medio de un tirador convencional.
PE0GRESOS EN AVIACION.
109
PROGRESOS EN AVIACION
Un avión norteamericano de propulsión a chorro hizo vuelos
de ensayo sobre la pista de Muroc, y marcó la velocidad de 608
millas (978,49 kilómetros) por hora. A pesar de que esta velocidad
superó en unos tres kilómetros la que marcó el año pasado el capitán Wilson en un "Gloster Meteor", no cumplió ciertos requisitos para considerar que ha batido el record británico de velocidad.
Un avión a retropropulsión británico "Gloster Meteor-4" llegó a Copenhague, al aeródromo de Kastrup, 45 minutos después
de salir de Bruselas, desarrollando una velocidad media de 1070
kilómetros por hora.
EE. UU. TENDRÍA TRES ARMAS MAS
PODEROSAS QUE LA BOMBA ATÓMICA.
El diario "London Evening Standard" citó, a un "destacado
hombre de ciencias británico perito en física nuclear" al efecto
de haber revelado la naturaleza de tres instrumentos de destrucción norteamericanos de mayor potencialidad que la bomba atómica. El capitán Eaymond Bláckburn, experto en energía atómica del
parlamento británico, declaró ser "un hombre sobrecogido por el
temor", al regresar de los Estados Unidos. A continuación explicó que conoce varios armamentos "espantosos" de los Estados
Unidos. El perito del "Evening Standard", miembro de la eomisión de energía, atómica durante la guerra, dijo que los instrumentos de destrucción a que se refiere Bláckburn son: primero,
una nueva composición química; segundo, una bomba atómica de
potencia extraordinaria; tercero, aparatos lanzadores de emanaciones radioactivas.
Bláckburn añadió que los Estados Unidos están efectuando
experimentos con explosivos'' cien veces más poderosos que la
bomba atómica".
110
MEMORIAL DEL EJERCITO.
CAPACIDAD DE ESTADOS UNIDOS PARA
FABRICAR BOMBAS ATOMICAS.
Estados Unidos podría fabricar "diez"mil bombas atómicas.
a dos millones de dólares cada una", declaró el profesor C. H.
Urey, de la Universidad de Chicago, que trabajó en el desarrollo
de ese explosivo.
Agregó que el número sería tan grande, que con ellas podrían
fácilmente destruir todas las ciudades importantes del mundo.
El profesor Urey afirma que no existe ninguna defensa efectiva contra la bomba atómica.
EJERCITO NORTEAMERICANO DEL FUTURO
SERA AEROTRANSPORTADO.
Se ha revelado que el Ejército de Estados Unidos, confiando
sus operaciones a los aviones que de continuo aumentan su velocidad, piensa convertir todas sus fuerzas terrestres en totalmente
aerotransportadas.
El brigadier general William M. Miley, comandante de la Escuela de Aerotransporte de Fort Benning, Georgia, hizo esta revelación en un artículo aparecida en la revista oficial del Ejército
y las Fuerzas Aéreas.
Miley dice que todo el equipo de la infantería, incluso la artillería, está siendo rediseñado para que pueda ser aerotransportado
y que sus aviones gigantes se están estudiando para ese objeto.
Dice que el vehículo llave para este programa será un nuevo,
tipo de aeroplano conocido como "el carro volador". Este1/2 avión
puede llevar un cañón de 155 milímetros o un camión de 2 toneladas o 50 hombres de infantería con todo su equipo.
Para poner una división de infantería en el aire se necesitarán
1.100 de estos aeroplanos.
Se están también diseñando otros aviones, incluso un C-97
"Stratocruiser", de dos cubiertas, versión del Boeing B-29, que
sea capaz de llevar 10.000' kilogramos de equipo o 142 hombres a
una distancia de miles de millas.
Las fuerzas aéreas norteamericanas están trabajando asimismoen Tin avión de dos secciones, que consiste en una parte delantera
donde va la propulsión, y una parte posterior separable. La parte
trasera se suelta sobre el blanco para deslizarse hacia tierra, en.
tanto la posterior regresa para recoger otro remolque.
LINEA FERROVIARIA UNIRA E L . . .
111
LINEA FERROVIARIA UNIRA EL ATLANTICO
CON EL PACIFICO A TRAVÉS DE BRASIL,
BOLIVIA Y CHILE.
Un ferrocarril de océano a océano a través de Sudamériea,
—una de las más importantes empresas económicas actualmente en
construcción en este Continente—, puede estar terminado el año
entrante, diez años después de haber sido proyectado.
Una vez concluido, conectará Arica, puerto de Chile sobre el
Pacífico, con el puerto brasileño de Santos, en el Atlántico, a través del país mediterráneo de Bolivia, dándole salidas a ambos
océanos y la oportunidad de explotar sus riquezas petrolíferas aún
no descubiertas.
Por acuerdo mutuo, Bolivia y Brasil construyen conjuntamente la vía férrea sobre la región oriental boliviana y la occidental brasileña, para desarrollar los depósitos de petróleo, considerablemente ricos, de Bolivia. Esa sección empalmará con el ferrocarril Arica—La-Paz, construido entre 1906 y 1913, por el Gobierno de Chile.
Brasil ha puesto término a la construcción de su línea ferroviaria hasta su frontera occidental y sus ingenieros trabajan ahora
con los bolivianos en las accidentadas planicies orientales de Boli_
via, que es territorio petrolífero, tratando de concluir las secciones
bolivianas finales. Funcionarios de los dos países inauguraron el
27 de Enero de este año uno de los empalmes finales, entre Rabore
y El Portón, Bolivia, agregando 152 kilómetros a la línea que se
espera que eventualmente corra a lo largo de cuatro mil kilómetros.
Los únicos empalmes qu efaltan, son el de El Portón a San
José y el de San Josefa Santa Cruz, Ambos en Bolivia, que representan unos 400 kilómetros. El trabajo marcha ahora lentamente,
sin embargo, debido a la falta de rieles. ,
Pese a la escasez de tiempo de guerra, Brasil logró terminar
su parte de línea a través de Puerto Esperanza, entre los dersos
bosques del Estado de Matto Grosso, en su frontera occidental.
Las perturbaciones recientes en la producción y los embarques en
Estados Unidos, han motivado la suspensión de los trabajos.
Los resultados económicos del proyecto pueden cambiar todo
el modo de vida dé Bolivia, mientras que el petróleo que afluirá
a Brasil abastecerá; a este país con el factor que le falta para realizar su viejo sueño de desarrollo industrial.
112
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Brasil tiene ricos depósitos de hierro y otros minerales, pero
le falta petróleo. Obtendrá derechos de explotación petrolera en,
la vasta zona situada al pie de los contra-fuertes orientales de los
Andes, donde los geólogos han localizado'algunos de los más ri.,
cos depósitos petrolíferos del mundo.
Bolivia, con una nueva salida al Atlántico podrá exportar en
tres direcciones; hacia el Este, a través de Brasil; hacia el Oeste,
a través de Chile; y hacia el Sur, a través de Argentina, por un fe_
rrocarril ya existente. Una nueva vida económica se abrirá para
los bolivianos. Podrá entonces Bolivia dejar de depender de su
producción de estaño y plata, bajando de sus ásperas, montañas
hacia sus planicies orientales, para desarrollar su producción de
petróleo, ganado y caucho.
Un ingeniero brasileño que trabaja en el ferroccarril, pronos-.
ticó: "El oriente boliviano surgirá como un gran centro ¿le producción petrolero, embarcando el precioso oro negro en todas las;
direcciones. Tendrá una producción variada capaz de superar sus;
desventajas geográficas tradicionales".
Nuevas arterias de comercio se abrirán también para Bolivia,
que, en el pasado, ha dependido primordialmente de Argentina.
para obtener productos alimenticios y artículos manufacturados,
Brasil está ansioso de iniciar con Bolivia un comercio de textiles
caucho, hierro y, eventualmente, acero.
Argentina ya ha negociado con Bolivia un tratado para explotar yacimientos de petróleo alrededor de Sanandita, inmediatamente sobre la frontera septentrional argentina. Los derechos pe
troleros dé Brasil comienzan a más de 240 kilómetros al norte de
la concesión argentina y, corriendo hacia el norte hasta el río Ichilo, están situados de modo que Brasil podrá embarcar petróleo
desde Porto Grether, en el Iehilo, sobre los ríos Mamore y Ma-.
deira, hasta el Amazonas, abasteciendo así su vasto territorio septentrional en toda su extensión hasta Belén.
Con todas estas perspectivas en vista, el trabajo en el ferro.,
carril continúa, arrostrando montañas casi infranqueables, fie_
bres, indios salvajes, un sol calcinante, fangales y selvas. La lí-.
nea avanza tenazmente día a día.
En el extremo costero atlántico del ferrocarril transcontinental, que será el más largo de Sudamérica, ya corren los trenes. Un
ferrocarril desde el gran puerto cafetero de Santos, abastece a la
metrópoli industrial de Brasil, Sao Paulo. Con una población que
se aproxima a los dos millones de habitantes y a una de las ma.
yores urbes sudamericanas, Sao Paulo es también una de las citu
dades de más rápido crecimiento en el mundo. Su ubicación en la
línea transcontinental aumentará de modo tremendo su producción
industrial.
NUEVA APLICACION DE L A . . .
113
La obra espera ahora más rieles, tanto de Estados Unidoscorno de la creciente industria siderúrgica brasileña; y su pronta
conclusión, mediante la cooperación interamericana, representará
un sólido avance hacia el desarrollo económico de la abandonada región central de América del Sur,.—(AP).
NUEVA APLICACION DE LA PROPULSION
A CHORRO.
Por Jack Smyth para «El Mercurio"
Londres, 23.—(Especial).—Gran Bretaña está dedicando un
máximo de esfuerzo industrian y científico al perfeccionamiento de
nuevas aplicaciones de la propulsión a. chorro. Pronto hará sus primeras pruebas, en un astillero británico, un buque sin calderas que
será movido casi totalmente por propulsión a chorro; el ferrocarril
Great "Western ha comprado una locomotora a chorro —la primera
jamás producida— para sus servicios de pasajeros y ya están siendo diseñados los primeros automóviles movidos por el mismo principio.
No satisfechos aún, los ingenieros británicos están estudiando
la aplicación de la propulsión a chorro a las maquinarias industriadles. Si tienen éxito, no solamente harán posible la. existencia de ciudades sin humo, sino que también habrán dado un gran paso hacia
la derrota de uno de los principales enemigos de Gran Bretaña,
la neblina.
La construcción de la nueva máquina marítima, que significa
el cambio más importante logrado en el transporte naviero desde
que el vapor reemplazó a las velas, fue realizada en secreto, bajo el
control de expertos británicos en propulsión a chorro y en construcciones navieras. Esos expertos, que compitieron en velocidad
con los especialistas de Estados Unidos, Noruega y Suiza, han
logrado producir una turbina a gas adaptable a un buque de alta
mar.
Esa turbina se basa en los mismos principios1 que rigen para
la turbina a gas adaptable a aviones, pero con cambios esenciales
—secretos aún— para que pueda emplearse en el mar. ;Se han invertido millones de libras esterlinas en su creación. Son muy pocos
sus aspectos que han sido revelados; pero se sabe que se han utilizado en ella las misma aleaciones que en las turbinas para aviones
y que el motor podrá- desarrollar 6.000 caballos de fuerza o más en
M. del E. 8,
114
MEMORIAL DEL EJERCITO.
largos recorridos. Su empleo significará la eliminación de la sala
de calderas, una mayor capacidad de carga y más espacio para los
pasajeros, menor costo de mantenimiento y mayor velocidad.
No, hay muchas personas que sepan que el primer buque con
(propulsión a chorro fué construido en el Támesis, por orden del
Almirantazgo británico en el año 1885. Fué el "Waterwich", que recorrió, en una prueba, una milla en 6 minutos, 20 segundos, con
una velocidad de 9 y medio nudos.
Ahora, 61 años más tarde, el mismo Almirantazgo está experimentando con la aplicación de turbinas a gas en los buques de
guerra. Los trabajos que se realizan incluyen experimentos con
motores de propulsión a chorro, iguales a los de los aviones, para
lanchas y embarcaciones livianas y pruebas con turbinas a gas para buques mayores.
La ventaja más importante que tendría, la aplicación de la propulsión a chorro en los buques de guerra sería la posibilidad de
darles mayor protección de coraza y mayor peso de artillería gracias al menos peso de los motores.
En cambio, hay graves problemas que resolver. Por ejemplo,
las turbinas a gas que se emplean en los aviones de propulsión a
chorro están calculadas para una "vida" de 300 a 350 horas, mientras que en los buques, tendrían que soportar miles de horas de
trabajo. Por otra parte, el combustible más liviano y. peligroso,
tipo kerosene, que se emplea para la propulsión a chorro, sería inconveniente para los buques de guerra, que llevarían un verdadero, "polvorín" a bordo.
En cuanto a la posibilidad de construir buques de pasajeros
de gran tamaño, con propulsión a chorro, los expertos británicos
han dicho que "eso es todavía algo prematuro".
La primera locomotora con propulsión a chorro está siendo
construida para el ferrocarril Great Western por la firma BrownBoveri. Se cree que desarrollará una velocidad de. 150 kilómetros
por hora, con una potencia de 2.500 HP.
Aunque parece muy complicada su fabricación, el principio es
en realidad sencillo. El aire será introducido en la locomotora y
comprimido en ella. En seguida, pasará a una cámara de combustión donde será inflamado. El gas resultante explotará con gran
fuerza y hará girar una turbina que moverá un generador eléctrico, lo que dará corriente a los motores de tracción. Se espera que
esa locomotora sea probada este mismo año. "Si todo marcha bien,
dijo un funcionario, Gran Bretaña tendrá pronto trenes limpios,
sin humo y casi silenciosos".
Pasarán, en cambio, muchos años, antes de que los automóviles a chorro aparezcan en las calles y caminos. El principal problema es el escape, ya que el escape de un motor con propulsión a
chorro es capaz de arrojar a gran distancia una piedra de considerable tamaño.
INFORME OFICIAL NORTEAMERICANO...
115
Un experto que fué interrogado acerca de la posibilidad deutilizar motores atómicos para automóviles, dijo: "Eso es muy
poco probable. El motor atómico más pequeño pesaría por lo menos
10 toneladas, y no podría ser colocado en un automóvil".
Hace poco, en California, un corredor de automóviles probó
un automóvil con propulsión a chorro. Era un tipo abierto, con
una tubería en el centro. El piloto tuvo que llevar un traje de asbesto para no quemarse, pero aún así sólo se atrevió a correr a. 50 kilómetros por hora.
En cuanto a máquinas industriales con propulsión a chorroy sin humo, se espera tenerlas dentro de 50 ó 60 años.
INFORME OFICIAL NORTEAMERICANO
REVELA VARIOS IMPORTANTES INVENTOS
DE GUERRA DE ALEMANIA.
La Fuerza Aérea de Ejército reveló que la bomba supersónica,
con que se debía atacar a Nueva York, era una de las 136 armassecretas que los hombres de ciencia de Hitler trataban de perfeccionar al llegar la guerra a su término.
El Coronel D. L. Putt, Jefe de la División de Inteligencia Técnica del Comando de Material Aéreo, expresó que se esperaba que
la bomba alcanzara una altura de 248 kilómetros. El proyectil ja- .
más fué terminado, pero, como dijo el Coronel Putt, "el tiempo
fué el único obstáculo".
Los alemanes esperaban destruir cualquier' ciudad de la tierra con una flota de cien de estas bombas y en el término de pocos
días de operaciones.
El Coronel D. L. Putt, ha redactado un informe oficial sóbrelos descubrimientos de los nazis con respecto a los proyectiles dirigidos y otras armas ultramodernas. Una de estas armas consistía
en un gigantesco cohete alado que en la etapa de su diseño debía'
llevar cohetes más pequeños. Estos debían iniciar la trayectoria en
un punto especificado y alcanzar velocidadades hasta 9.280 kilómetros por hora, para terminar sus trayectorias en un largo planeo. El radio de acción de estas armas había sida calculado en 4.800'
kilómetros, lo suficiente para poder cruzar el Atlántico.
Entre las armas que se mencionan en el resumen del informe
del Coronel Putt que ha sido publicado por la revista oficial de la
Fuerza Aérea del Ejército, figuran los cohetes con que los nazis
esperaban romper Ras formaciones de bombarderos aliados que arrasaban las ciudades alemanas.
116
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Eficaces inventos alemanes.
El Coronel Putt expresa que los proyectiles alemanes "utilizatan todos los tipos conocidos, de control remoto y medios para provocar la explosión, incluyéndose en éstos el control por radio, el
control por cable, control por radar, por onda continua, mediante
la acústica y por rayos infrarrojos y magnéticos. De manera similar, todos los métodos para el empleo de la retropropulsión con el
fin de alcanzar velocidades subsónicas y supersónicas estaban siendo ampliamente explotados".
El Coronel Putt agrega más adelante que los alemanes estaban
muy adelantados en el desarrollo del motor de retropropulsión, que
recién está siendo puesto en uso ,por las fuerzas aéreas del Ejército y de la Marina de los Estados Unidos. Indica que en 1944 los
alemanes realizaron vuelos de prueba con una unidad capaz de producir una presión transversal de 4.400 libras a 800 kilómetros por
lora.
En la revista se expresa que aun cuando los nazis carecían de
la bomba atómica hay razones para creer que, hasta el último, ellos
confiaron en lograr perfeccionar alguna especie de explosivo atómico para armar las V-2 con que atacaron Londres y Amberes.
Enumeración de las armas.
Entre las armas secretas especificadas, mencionadas por el Coronel Putt en su informe, se incluyen los siguientes tipos principales:
Enzúm.—Proyectil cohete plano alado, de 5, 17 metros de largo con 990 libras de explosivos y controlado por radio. Estaba destinado a ser utilizado contra las grandes formaciones de bombarderos.
,
Washerfall.—Cohete antiaéreo de 7,90 metros de largo, similar al V-2, de control visual por radio y para seguirle posteriormente el rumbo mediante el radar. Tenía este proyectil la más alta
prioridad para su desarrollo cuando terminó la guerra.
X-4. Euhrsthal.—Bomba cohete de 1,83 metros, para lanzar
desde un avión controlado desde un caza, mediante dos cables de
6.440 metros de longitud.
Fritz X.—Bomba perforadora de blindajes, controlada por radio y que fue utilizada por los alemanes contra los buques aliados
durante los desembarcos efectuados en Salerno.
H8-117 "Buttrefly".—Proyectiles impulsados por cohetes y
controlados por radio, que debían ser lanzados contra formaciones
de bombarderos, a una velocidad de 896 kilómetros por hora. Estos
proyectiles estaban siendo fabricados en gran escala en Enero del
año pasado en Nordhausen.
Bheimtochter.—Uno de los últimos proyectiles antiaéreos, impulsado por cohetes hasta una altura de 16.500 metros y una velo-
THOMAS JEFFERSON.
117
cidad de 1.760 kilómetros por hora. Llevaría tina carga de 330 libras de explosivos.
1-4.—Mejor conocida como la "V-2". Este cohete fué el más
grande descubrimiento efectivo de los nazis, en proyectiles, con alcance hasta de 400 kilómetros. La velocidad máxima conocida era
de 5.600 kilómetros por hora. Fueron construidos aproximadamente 10.000.
Refiriéndose a esta última arma, el Coronel Putt expresa en
su informe que estos proyectiles eran, en relación, las armas de más
bajo costo. Calcula que todo el programa de construcción de bombas V-2 costó a los alemanes 21 millones de dólares. Las contramedidas que los aliados debieron adoptar costaron a éstos por lo menos tres veces más de lo que le costó a los alemanes todo el programa de la bomba voladora.
THOMAS
JEFFERSON.
Por CLAUDE 6. B0WERS, Embajador de los Estado unidos.
El aniversario del nacimiento de Thomas Jeff erson se ha conmemorado en los Estados Unidos desde hace más de un siglo, en
reconocimiento de la parte que tomó, no solamente en el logro de
la independencia norteamericana, sino también —y ello es más importante con mucho— en colocar a la joven República en el sendero de la democracia.
.
El mayor de los filósofos políticos de Norteamérica, cuya erudición y cuyo temperamento combinados le convirtieron en convencido demócrata, en un tiempo en que la democracia era anatema,
para muchos, cristalizó en un párrafo sintético los principios fundamentales de la democracia, en el preámbulo de la Declaración de
Independencia, que escribió.
Cuando se elaboró una constitución y se presentó a la ratificación del pueblo, Jefferson protestó de que, al crear el armazón"
de un Estado fuerte y estable, no contuviera ni una línea para la
protección del pueblo contra los abusos del poder. Cuando se le replicó que ello estaba implícito y bastaría, acaloradamente protestó,
diciendo que "una Carta de Derechos era a lo que todo pueblo tenía títulos, y que ninguna nación se la podía negar ni dejarla sujeta a deducción". Obligó a la incorporación de la Carta de Derechos, la parte inmortal de la ley fundamental.
Cuando, en el primer decenio de la República, elementos reaccionarios, hostiles a la democracia y menospreciadores de ella y poderosamente organizados, se atrincheraron en el país, organizó un
118
MEMORIAL DEL EJERCITO.
partido político para hacer democrática la República, en lugar de-,
aristocrática, para hacer al Estado servidor del pueblo y no al pueblo criado del Estado. En esta lucha, la más vital de la historia,
norteamericana, al final venció, y los historiadores han convenido
en que su elección a la Presidencia, en 1800, "determinó definitivamente que nuestra República habría de ser democrática".
Entre tanto, en fuertes batallas, combatidas brillantemente,
destruyó los últimos vestigios del feudalismo en los Estados Unidos y aseguró al pueblo la libertad de conciencia y la tolerancia.
Impuso la abolición de los mayorazgos, que estaban calculados
para crear por medios artificiales una aristocracia de la riqueza.
Y él fué quien dió forma e introdujo en la legislación norteamericana las Ordenanzas de Libertad Religiosa, las cuales, con la Declaración de Independencia, habrían de asegurarle la inmortalidad.
Creía que se podía confiar en el pueblo, si se le tenía debidamente informado, y luchó en la batalla por la libertad de prensa.
Creía que podía confiar en el pueblo, si se elevaba el nivel de la inteligencia, por medio de la educación de las masas, y luchó en la
batalla para la creación del sistema de escuelas públicas, en las cuales los hijos del pueblo pudieran recibir educación. Y esta fué una
de las batallas más tenaces de cuantas hubo de dar.
Creyente en lá libertad para todos los hombres, sin tener en
cuenta la raza, el color y el credo, fué un precursor entre los estadistas norteamericanos en el movimiento contra la esclavitud. Habitante de un país esclavista, dueño de esclavos él mismo, se anticipó a la posición de Lincoln en varias generaciones, en esa larga.
lucha por la emancipación. En la Declaración de Independencia ya.
atado la esclavitud, pero al hallarse más allá de su tiempo, otros
hicieron fracasar el ataque. Cuando el territorio del Noroeste se
agregó a la nación y se preparó una ordenanza para su gobierno
provisional, Jefferson, que la escribió, introdujo en ella la prohibición de la esclavitud, y de nuevo otros, menos adelantados en el
pensamiento, la rechazaron. A lo largo de toda su vida, recomendó
la emancipación y al referirse a la institución de la servidumbre
humana, dijo: "Tiemblo por mi patria, cuando pienso que Dios es
justo".
Creyendo que el éxito de las instituciones democráticas depende del adecuado adiestramiento de gobernantes ilustrados, fundó
la Universidad de Virginia.
Gran estadista, gran diplomático, gran Presidente, bajo cuyo
mandato se adquirió el territorio de la Luisiana por compra a Napoleón, al escribir su propio epitafio, que hoy está grabado en su
monumento, dió de lado los honores que había alcanzado, para decir solamente que fué el autor de la Declaración de Independencia,
que fue el autor de la Ordenanza de Libertad Religiosa y el funda-dor de la Universidad de Virginia.
FEDERICO IX FUE PROCLAMADO...
119
FEDERICO IX FUE PROCLAMADO REY DE
DINAMARCA.
Federico IX, fué proclamado Rey de Dinamarca el- 21. IV.,
dieciocho horas después del fallecimiento de su padre, el Rey Cristián X.
A las cuatro de la tarde, el Primer Ministro, Knud Kristensen,
se asomó al balcón del Palacio de Cristianburgo, para gritar tres
veces el tradicional: "El, Rey Cristián ha muerto. Viva Su Majestad el Rey Federico IX".
El nuevo monarca danés, quien cuenta actualmente 48 años de
edad, escuchó desde otro balcón, al otro extremo del Palacio, las
aclamaciones de millares de sus subditos.
En el Palacio se reunieron para las ceremonias correspondientes el nuevo Rey, sus familiares, encabezados por la Reina Alejandra, la Corte y todos los miembros del Parlamento.
Cristián X, falleció anoche, después de treinta y cinco años de
remado popular. Federico y su esposa, la nueva Reina Ingrid, ex.
Princesa de Suecia, concurrieron a la capilla de Cristianburgo,
a recibir la comunión.
Federico apareció en el balcón, después que el Primer Ministro, acababa de comunicar la proclamación al pueblo y dijo: "Mi
padre, nuestro viejo Rey, ha muerto y ahora descansa en paz. Pocos como él tuvieron tanta intimidad con el pueblo danés y,. en
este momento, todos pensamos en él con gratitud. Espero que mereceré la confianza del pueblo y la confianza que mi padre depositó en mí. Dios bendiga a todos los hogares daneses. Dios bendiga a
Dinamarca".
Grandes aclamaciones siguieron al discurso del nuevo Monarca y la multitud entonó el Himno Nacional, el Himno Real y
también el Himno Nacional de Suecia, en honor a la nueva Reina.
Las ceremonias públicas terminaron con el Himno Nacional
noruego, como demostración de la solidaridad de los países escandinavos.
El Parlamento fué convocado para las cinco de la tarde, para
escuchar la notificación oficial de la proclamación del nuevo Rey,
cuyo lema será: "Con Dios y por Dinamarca".
Con motivo de la muerte del Rey Cristian, se suspendió el dis-curso que Henry Wallace debía pronunciar hoy. El acto se efectuará mañana, a las nueve de la noche.
La proclamación de ¡Federico IX siguió a una reunión celebrada por el Consejo de Estado, durante la cual todos los Minisiros presentaron las renuncias de sus. cargos. A todos ellos, de
120
MEMORIAL DEL EJERCITO.
conformidad con la costumbre, se les pidió que continuaran en
sus cargos.
Tan pronto se anunció la proclamación de Federico, ella fue
saludada con una salva de 81 cañonazos, mientras todas las igle_
sias echaban a vuelo sus campanas.
El cadáver del Bey Cristián yace en una capilla ardiente en
el Palacio de Amalienburgo, donde permanecerá dos días, al cabo
de los cuales será expuesto durante ocho días en la iglesia de
Cristianburgo, en un catafalco, en el cual descansará la corona
real. Transcurridos los ocho días, el cadáver será trasladado a la
catedral de Reskidle,. donde desde hace mil años son sepultados los
reyes d e Dinamarca.
. . .
Entre los mensajes de condolencia recibidos de todo el mundo, llegaron los de Traman y desde Sudafrjca, del Rey Jorge VI
de Gran Bretaña.
.
Debido a la huelga, sólo dos diarios se publican en Copenhaguen. Ambos hacen .el panegírico del Rey Cristian, llamándole el"Rey de la Democracia".
Federico e Ingrid tienen grandes posibilidades de convertirse
en un matrimonio real que, sin desechar las tradiciones, mantenga estrechas relaciones, democráticas con el pueblo danés.
Dinamarca observará seis meses de duelo, oficial. El Gran
Chambelán anunció que la Corte vestirá de luto durante las próximas dos semanas, comenzando hoy.
ACADEMIA POLITECNICA MILITAR.
121
ACADEMIA POLITECNICA MILITAR.
Por D-S. N.° 331, de 4. III. 947., ha sido creada la Academia
Politécnica Militar. (Fusión de las Academias Técnica Militar y de
Topografía y Geodesia y Escuela de Armeros y Armeros-Artificieros).
La Academia Politécnica Militar tiene por misión:
1.—Seleccionar y preparar a los oficiales de armas del Ejército destinados a atender con éxito todos los problemas que se refieren a la fabricación, reparación, adquisición y mantenimiento del
material de guerra y el estudio integral de la geografía del país; a
colaborar eficientemente en la preparación de la movilización industrial y económica de la nación y a ejercer el profesorado de los
Institutos de Enseñanza Militar, en los ramos técnicos y científicos de su especialidad.
2.—Formar personal de tropa del Ejército que quede capacitado para desempeñar las funciones de revisores de material de
guerra y atender técnicamente la reparación, manejo, empleo y almacenamiento de todo el material de guerra de cargo en las Unidades.
3.—Organizar y desarrollar cursos especiales de perfeccionamiento, sobre asuntos relacionados con el material de guerra, para
egresados de la Academia Politécnica.
4.—A petición de los Comandantes en Jefe de la Armada y de
la Fuerza Aérea Nacional, los oficiales de estas Instituciones podrán cursar en la Academia Politécnica ,los estudios correspondientes a los oficiales del Ejército. De la misma manera, personal de
tropa de la Fuerza Aérea Nacional y del Cuerpo de Carabineros,
podrá cursar los estudios correspondientes al personal de tropa del
Ejército.
5.—La Academia Politécnica Militar tendrá por finalidad, formar las especialidades siguientes:
A.—OFICIALES TÉCNICOS EN MATERIAL DE GUERRA,
en las clasificaciones de Ingeniería:
a) Armamento y Motores;
b) Química;
c) Transmisiones;
d) Zapadores;
e) Aeronáutica. (Sólo para oficiales de la Fuerza Aérea Nacional).
B.—OFICIALES GEODESTAS TOPÓGRAFOS, en Ingeniería Geógrafos.
C—PROFESORES MILITARES,.
D.—ARMEROS.
F—ARMEROS-ARTIFICIEROS.
122
MEMORIAL DEL EJERCITO.
6.—En la Academia Politécnica Militar funcionarán los siguientes Cursos:
a) Cursos para oficiales.—Los planes de estudios correspondientes a estos Cursos tendrán una duración de cuatro años, divididos en dos Cursos: Un Curso General de un año de duración y
un Curso de Ingeniería de tres años de duración.
Los planes de estudios para el Curso General y Primer Año
de Ingeniería comprenderán asignaturas comunes para todos los
oficiales alumnos; no así los dos años de Ingeniería siguientes, en
los cuales los alumnos tendrán que seguir una de las siguientes ramas de especialización:
—Ingeniería en Armamento y Motores.
__Ingeniería en Química.
—Ingeniería en Transmisiones.
—Ingeniería' en Zapadores.
—Ingeniería Geógrafos.
—Ingeniería en Aeronáutica.
b) Cursas para personal de tropa,-—Los planes de estudios correspondientes a estos Cursos tendrán una duración de tres años,
divididos en dos Cursos: un Curso de dos años de duración, para
Armeros; y un Curso de tres años de duración para Armeros-Artificieros; y
c) Cursos de perfeccionamiento.—Para egresados de la Academia.
7.—De acuerdo con las necesidades del servicio, la Inspección
General de Instrucción indicará en qué proporción deberán seguir,
una u otra especialidad, los oficiales alumnos que hayan terminadoel I. Año de Ingeniería. En lo que respecta a oficiales alumnos dela Fuerza Aérea y de la Armada Nacional, esta distribución será
hecha por sus respectivos Comandantes en Jefe.
8.—Para distribuir los oficiales por especialidad se tomarán en
cuenta las inclinaciones y gustos de cada alumno, las opiniones de
los profesores de los ramos fundamentales de cada especialidad y,
además, se considerará que el 80% de los oficiales provenientes del
arma de Ingenieros, está obligado a cursar los estudios correspondientes a las clasificaciones de Ingeniería de Zapadores y en Transmisiones.
9.—Las asignaturas que se profesan en la Academia Politécnica Militar tienen el carácter de universitarias para los efectos de
su rango. .
10.—Para ingresar como oficial alumno del Curso General, se
requiere reunir los siguientes requisitos:
a) Ser Teniente con el requisito de Curso cumplido en la respectiva Escuela de Armas, o Capitán, este último, a lo más, con
dos años efectivos en el grado;
b) Haber sido recomendado para la lista de clasificación N.° 1
ó 2, durante los tres últimos años; y
ACADEMIA POLITECNICA MILITAR..
123
c) Tener buena salud, certificada por el Cirujano de la Unidad respectiva.
11.—Las solicitudes de los oficiales para ingresar al Curso General, serán enviadas por conducto regular y en forma confidencial
a la Dirección de la Academia, donde deberán encontrarse antes del
30 de Noviembre de cada año, acompañadas de los siguientes documentos:
a) Informe del Comando de la Unidad o Repartición sobre las
condiciones de capacidad del. candidato y que acrediten, a juicio de
este superior, que es un elemento de porvenir para la Técnica Militar;
b) Copia autorizada de las tres últimas calificaciones, con indicación de las listas de clasificación;
c) Certificado de buena salud, expedido por el Cirujano de la
Unidad o Repartición;
d) Certificados de la Escuela Militar y de la Escuela de Aplicación del Arma del candidato, que indiquen las notas obtenidas
en Matemáticas, Físicas, Química, Conocimientos de Armas, Balística, Tiro, Topografía y Servicio de Ingenieros, durante cada
año cursado en dichos Institutos;
e) Certificado, si correspondiera, de estudios técnicos hechos
fuera del Ejército, acreditando los resultados obtenidos. (Escuela
de Ingeniería del Estado o particulares, Escuela de Artes y Oficios y similares cursos por correspondencia, etc.) ;
f) Aquel oficial candidato a alumno que estimare tener la
capacidad necesaria para la Técnica Militar; pero a quién los certificados que acompañan la solicitud de ingreso no lo favorecieren,
podrá solicitar a la Dirección de la Academia un examen especial
en las condiciones que ésta le determine.
12.—Serán propuestos a la Inspección (General de Instrucción
para ser nombrados alumnos del Curso General, los oficiales del
Ejército que hayan obtenido los 18 primeros lugares en el concurso de admisión, más los oficiales de la Armada Nacional y de la
Fuerza Aérea, que lo hayan solicitado sus respectivos Comandantes en Jefe.
13.—El Curso General funcionará con un total de alumnos
que no podrá exceder de 28 Oficiales, considerando en. esta cuota
los Oficiales provenientes del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la
Armada Nacional.
14.—El reclutamiento de los alumnos para la Escuela de Armeros-Artificieros, se hará:
a) Entre el personal de tropa con grado no superior a Cabo
1.°, de no más de 28 años de edad;
b) Entre reservistas, con valer militar, de no más de 25 años
de edad.
15.—Para ser nombrado alumno del Curso de Armeros, ade_
más de cumplir los requisitos exigidos anteriormente, se requiere1:
MEMORIAL DEL EJERCITO.
124
a) Haber rendido, como mínimo, satisfactoriamente el III.
Año de Humanidades, en establecimientos fiscales o particulares,
o el I. Año de la Escuela de Artes y Oficios o de alguna escuela
similar;
b) Ser soltero;
c) Tener buena conducta, acreditada con las tres últimas calificaciones y la hoja de vida del año en curso los en servicio activo, y con su licencia de servicio militar, certificado de antecedentes y cerificado de los patrones o jefes, de donde actualmente trabaje, los reservistas;
d) Tener salud compatible con el servicio, certificada por él
respectivo Cirujano militar;
e) Ser aprobado con nota media 5 en el examen de admisión;
f) Firmar, al ingresar a la Escuela, un contrato para servir
durante 5 años en el Ejército después de haber obtenido el título
de Armero o de Armero-Artificiero.
16.—Las solicitudes de admisión de los candidatos a alumnos
para la Escuela de Armeros y Armeros-Artificieros, acompañadas
de todos los documentos necesarios para comprobar los requisitos
exigidos, deberán encontrarse en la Dirección de la Academia antes del 30 de Noviembre.
17.—El examen de admisión de los candidatos a alumnos de laEscuela de Armeros y Armeros-Artificieros, se efectuará en la primera quincena de Enero, en la fecha que se indicará en la convocatoria de alumnos.
18.—La Academia Politécnica Militar inició su funcionamiento el 1.° de Abril de 1947, con el siguiente personal:
1.—Personal
a) Oficiales
b) T r o p a
de
Planta
8.
...17.
2.—Profesores
a ) Civiles . . . . . . . 33.
b ) Militares . . . . . . 23.
3.-—Oficiales-Alumnos
a) Extranjeros .. .. 10. (Colombia, Ecuador, Santo Domingo}
b ) Fuerza Aérea . . . 7 .
c) Ejército
55.
4.—Tropa-Alumnos
a) Fuerza Aérea . . . . 6.
b) Carabineros de
Chile
.
5.
c) Ejército
....48.
Santiago, Mayo de 1947.
LA DIRECCIÓN.
TRIUNFO DE LOS OFICIALES...
125
TRIUNFO DE LOS OFICIALES CHILENOS EN EL
III PENTATLON MILITAR EN RIO DE JANEIRO.
En Río de Janeiro se verificó a fines de Abril y principios de
Mayo del presente año, el III Pentatlón Militar Sudamericano, con
la participación de equipos de seis países sudamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.
Por el equipo chileno participaron los Ttes. Sres. Nilo Floody,
Hernán Fuentes y Luis Carmona B.
Nuestros representantes tuvieron destacada actuación, clasificándose el Tte. Nilo Floody en el primer lugar individual del
Pentatlón'y el Tte. Hernán Fuentes en el 2.° lugar individual.
En el resultado por equipos, Chile no se pudo clasificar, a
pesar dé tener la primera opción, debido a que el Tte. Carmona
fué descalificado en la prueba de equitación. El equipo de Argentina obtuvo el primer lugar por equipos, ganando el trofeo "Caupolicán" instituido por nuestro Ejército durante el II Pentatlón
S. A. verificado en Santiago de Chile.
El Tte. Nilo Floody al obtener el primer lugar individual, ganó el trofeo ''San Martín'', habiendo obtenido las siguientes colocaciones individuales:
Equitación: 4.° Lugar.
Esgrima: 2.» Lugar.
Tiro: 6.° Lugar.
Natación: 8.9 Lugar.
Cross Country: 2.° Lugar.
'
.
Las pruebas individuales fueron ganadas por los siguientesoficiales:
Equitación y Natación: Tte. Tiureó, del Brasil.
Tiro al Blanco: Tte. Núñez, del Paraguay.
Cross Country: Tte. Wirth, de Argentina.
Coíno se puede apreciar, los oficiales chilenos no ganaron ninguna de las 5 pruebas del Pentatlón, pero su gran regularidad
les dio los dos primeros puestos en la clasificación total individual.
Al término del Pentatlón, el Agregado Militar chileno en Brasil, Cdte. Sr. Carlos Valdés B., envió un cable al Comando en Jefe comunicándole la noticia.
El Cdo. en- Jefe respondió con una felicitación, cablegráfiea, que;
insertamos a continuación:
126
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Santiago, 2 de Mayo de 1947.
Comandante Valdés.—Embajada de Chile en Río de Janeiro.
Sírvase trasmitir Jefes y Oficiales Pentatlón Militar cordiales
felicitaciones nombre Ejército por brillante triunfo obtenido que
llena de justo orgullo Institución. (Fdo.) General Cañas Montalva".
PROYECTO PARA UÑA NUEVA ORGANIZACION
DE LAS FUERZAS ARMADAS ARGENTINAS.
El llamamiento de un grupo de sabios, encabezado por Alberto Einstein, a los pueblos del mundo, en el que manifestaron
que no existe defensa contra las bombas atómicas y que nuestra
civilización no podrá salvarse mediante la fiscalización de la energía nuclear y las manifestaciones del General norteamericano Lemay, en el sentido de que para 1950 los océanos no constituirán
una defensa natural de Estados Unidos, forman parte de los fun.
damentos del proyecto, en los que se añade que los ejércitos ya
no defienden las fronteras si éstas pueden ser vulneradas desde
el aire, a 10.000 kilómetros de distancia, pot sorpresa y con los
resultados comprobados en Nagasaki y en Hiroshima. A continuar
ción, los fundamentos se refieren a la organización actual del Ejército argentino y a su gravitación en el presupuesto de la República.
Con la firma de los señores Perkins, Ravignani, Gallegos Moyano, Iguain, Paternostro y Molinari, se presentó un proyecto, por
el cual se exhorta a la representación parlamentaria a que promueva la sanción de una ley de nueva organización del ejército, sobre las bases siguientes:
Transformación del adiestramiento específicamente militar en
aprendizaje de actividades mecánicas y técnicas, conforme lo requiere la guerra moderna. Ingreso en los cuadros de oficiales, con
las graduaciones que se especificarán —directamente, sin necesidad de haber pasado por institutos militares especiales—, de todos los especialistas en actividades vinculadas científicamente a
la defensa nacional. Limitación de las escuelas militares de acuerdo con un plan anual. Reconocimiento, como prestación de servicio militar, del cumplimiento en actividades vinculadas a la de- .
fensa nacional en fábricas, barcos, talleres, laboratorios, etc., en
las condiciones que establezca el citado plan. Reducción de los
efectivos específicamente militares en una proporción del 70 por
PROYECTO PARA UNA NUEVA...
127
ciento y utilización de los créditos actuales, de acuerdo siempre
con el plan, en una conscripción de servicios útiles a la defensa
nacional que reemplace a la actual conscripción de personas sim-plemente numérica. Organización del Estado Mayor General del
Ejército, de todas las armas, integrado por oficiales y particulares técnicos en cada una de las actividades científicas que deben
plantear, fiscalizar o utilizar las fuerzas armadas.
Por otra parte, el Presidente de la República, Excmo. señor
Juan Domingo Perón, al inaugurar el nuevo período de sesiones
del Congreso Nacional, informó que tiene el propósito de modernizar el ejército argentino, dijo que "nuestra tradición pacifista
de respeto a todos los pueblos, no es suficiente, ya que necesitamos de un mínimo de previsión en medio de un mundo armado".
El Presidente no explicó de cómo proyecta modernizar el ejército, pero otros miembros de su Gobierno se han manifestado partidarios del Plan de Defensa Panamericana del Presidente Truman, para uniformar el adiestramiento de los países americanos,
al parecer bajo la creencia de que Estados Unidos abolirá en bre\e su prohibición de vender armas a Argentina.
El Presidente Perón dijo que, "sin abandonar el tradicional
amor por la paz de Argentina, la modernización del Ejército, no
sólo constituirá un eficiente resguardo en favor de los intereses
de la República y su soberanía, sino que al mismo tiempo podrá
contribuir a la defensa de la parte sur del hemisferio americano".
Hablando en reunión conjunta de las dos ramas del Parlamento, el Presidente expresó que los ciudadanos patriotas, "consecuentes de la rapidez con que se producen choques por los conflictos de intereses y de ideologías, deben mirar con simpatía las
medidas a adoptarse". Manifestó que la modernización del ejér_
cito, en vez de significar una carga financiera para el país, creará "una fuente permanente de trabajo", ya que marchará a parejas con la industrialización del país. Declaró que esto es posible
, ya que el llamado "Plan Siderúrgico" que espera ahora 3a aprobación del Congreso, contempla el establecimiento de la industria
del acero bajo la supervigilancia del ejército. "Esto está destinado a producir elementos de vital importancia para la economía
del país, hierro, acero, productos químicos y quizás, eventualmente, ciertos armamentos".
Agregó el Jefe del Ejecutivo que la Fuerza Aérea también
necesita de ciertos elementos vitales, pero que está en proceso de
reorganización para que "responda eficientemente a la tarea que
le corresponde en la defensa continental".
En un discurso de 12.000 palabras, el Presidente Perón, que
vestía su uniforme de general de brigada, reiteró la política exte-
128
MEMORIAL DEL EJERCITO.
rior del Gobierno, basada en la amistad para todos los países que
deseen ser nuestros amigos.
Manifestó el señor Perón que la reciente guerra mundial demostró que el aislamiento ya no es posible, y que un país como
Argentina debe participar de los problemas mundiales y debe
contribuir "a reforzar la doctrina republicana social cristiana y
universal de la democracia, que es esencial para el desarrollo de
las relaciones mundiales".
SECCION CRONICA MILITAR
JEFES DE LAS FF. AA. OFRECIERON UNA
MANIFESTACION A DON MANUEL BULNES S.
El jueves 24 de Abril, se llevó a efecto en el Club Militar la
manifestación ofrecida por los comandantes en jefe del Ejército, Armada y Aviación y altos jefes de las Fuerzas Armadas, en honor del ex Ministro de Defensa Nacional, don Manuel Bulnes Sanfuentes. '
Especialmente invitado concurrió a este acto el Presidente
de la República y asistieron además, del festejado, el Ministro de
Defensa Nacional, don Juvenal Hernández; comandante en jefe
de la Armada, vicealmirante señor Emilio Daroch S.; comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general del aire señor Óscar Herreros Walker; comandante, en jefe del Ejército, general de División
señor Ramón Cañas Montalva y altas autoridades de la Defensa
Nacional.
En nombre de las Fuerzas Armadas, ofreció este acto el comandante en jefe de la Armada, vicealmirante don Emilio Daroch,
quien expresó su reconocimiento por la labor que le. correspondió
desarrollar al señor Bulnes en la Cartera de Defensa Nacional, especialmente en lo que se refiere a las leyes que el ex Ministro
impulsó hasta convertir en una realidad, para el bienestar del
personal a sus órdenes.
El vicealmirante Daroch, agradeció la presencia del Jefe del
Estado, en esa manifestación, así como la del Ministro de Defensa Nacional don Juvenal Hernández, y terminó con un brindis por la ventura personal del festejado, de su esposa y familia.
Discurso de don Manuel Bulnes.
A continuación, don Manuel Bulnes Sanfuentes agradeció el
homenaje que se le tributaba en los siguientes términos:
"Mientras estuve al frente del Ministerio de Defensa Nacional, sólo recibí un halago de las Fuerzas Armadas; el de verlas
dedicadas por entero a la sagrada tarea que la Patria les ha enM. del E. 9.
130
MEMORIAL DEL EJERCITO.
comendado: su Defensa; el de una colaboración tan amplia y abnegada a mis tareas que, para ser franco, debo confesar que todo
lo que entonces pudo hacerse y todos los estudios y trabajos que
se emprendieron con miras a futuras realizaciones, fueron, en ver
dad, no la obra mía, sino la de mis colaboradores.
Sólo hoy, cuando he dejado esas altas funciones, cuando he
vuelto a mi calidad de modesto ciudadano, sin poder y sin influencias, cuando ya nada podéis esperar de mí, es cuando habéis querido rendirme este y otros magníficos y cálidos homenajes de adhesión personal.
Por eso: por lo sincera y desinteresada, es que os agradezco
doblemente esta manifestación, y que ella quedará grabada en
mi recuerdo para siempre.
. Sé que para vosotros, los soldados de Chile, estos conceptos
de sinceridad y de desinterés, no tienen otra significación queel de un estado de ánimo permanente, que se expresa en todos los
actos de vuestra vida. Una conformación especial del carácter
—la misma que os hizo abrazar esta noble carrera— la educación que recibisteis, el ambiente en que vivís, y las sabias leyes
que rigen vuestras instituciones, os colocan al margen de la tremenda pugna de ambiciones y egoísmos que es la nota dominante
de la vida de hoy.
Sin embargó, he querido destacar este aspecto de la manifestación que me. ofrecéis, porque más allá de estos muros, fuera
de vuestros cuarteles y de vuestros barcos, tiene él un gran valor
ejemplarizador. Diría yo que si llega la época en que este país
se sienta a cubierto de todo riesgo exterior e interior, todavía estarían justificados todos los sacrificios que hiciera por sostener
sus instituciones armadas, aunque no tuvieran ya otro objeto que
el de mantener viva la llama de esas virtudes, para forjar en ella
el alma de nuestro pueblo.
Os habéis referido, señor almirante, a la dedicación con que
atendí mis funciones. Yo no podría, sin falsa modestia, negar que
puse todo el esfuerzo de que soy capaz. A ello me obligaba el ejemplo vuestro y el de vuestro generalísimo, quien se ha entregado, sin
limitaciones, a la tarea de cumplir bien el mandato que la Nación
le otorgó. .
Es gracias a este esfuerzo incesante de S. E., esfuerzo que
sólo su privilegiada resistencia física hace posible, que su Gobierno'
es reconocido ya por los hombres desapasionados, no obstante el
corto lapso transcurrido, como un Gobierno de positivas, realizaciones.
Es gracias, en gran parte, a la actividad, que llamaría comunicativa, de él, que vosotros habéis visto aprobada en pocos días.
JEFES DE LAS FF. AA. OFRECIERON...
131
lina ley de mejoramiento económico, cuya necesidad venía haciéndose sentir desde largo tiempo; es gracias también a la actividad
que él ha sabido imprimir a su Gobierno, y a su amplia visión
para apreciar lo que en el futuro puede influir poderosamente en
los destinos nacionales, que pudo realizarse ese anhelo por tantos
años acariciado por la Armada: la Expedición de Soberanía a la
Antártida Chilena, y que pudo comenzarse la obra de toma de
posesión de esa tierra, la que estoy cierto que durante su período
constitucional recibirá impulso creciente. Reflejo de ese mismo
espíritu son las adquisiciones efectuadas por la Marina en estos
meses, las que no sólo acrecientan su poder bélico, sino que son,
desde ya, un aporte a la economía general de la Nación, al incrementar con modernas y eficaces unidades sus medios de transporte
marítimo.
El proyecto de ley que se envió con solicitud de urgencia al
Congreso, qué introduce modificaciones en la planta del Ejército
y que terminará con el injusto estagnamiento que por muchos años
ha sufrido la oficialidad, especialmente en los grados de teniente,
capitán y mayor; las medidas tomadas para encausar las inversiones en el nuevo edificio de la Escuela Militar hacia la pronta terminación y aprovechamiento de los pabellones cuya construcción
ya está avanzada; el financiamiento de la adquisición de aviones
para la Fuerza Aérea; el gran auge impreso con su personal intervención en la Línea Aérea Nacional, auge que se acrecentará
extraordinariamente cuando se incorporen los nuevos grandes
aviones adquiridos también por este Gobierno, son otras tantas
manifestaciones de la actividad que ha sabido imprimir a su administración, y que se ha traducido, no sólo en- el Ministerio de De_
fensa, sino en todos los aspectos de la vida nacional, en todos los
Ministerios de Estado, en realizaciones de positivo beneficio público.
Si se piensa que cada una de estas múltiples actividades recibe la prolija atención del Jefe del Estado y es inspirada y dirigida por él, no es de extrañar que ese espíritu de trabajo, esa. dedicación se comunique a sus Ministros, y menos es de extrañar en
el caso del que habla, que siempre estuvo rodeado de colaboradores
eficientísimos y animados de verdadero amor por las instituciones
en que sirven.
Excmo, señor: el gesto que habéis tenido para conmigo al
querer acompañarme en estos momentos en que, con intensa emoción, recibo esta manifestación de afecto de las Fuerzas Armadas,
representadas por sus más altos Jefes, compromete para siempre
mi gratitud.
132
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Vaya también a vos, señor Ministro de Defensa Nacional, mi
sincero reconocimiento.
Señores Generales y Almirantes, Jefes y Oficiales:
Junto con agradeceros profundamente esta brillante y cordial
manifestación de afecto, os debo pedir un nuevo favor: esa amistad que con vosotros contraje durante mi estada en el Ministerio,
es para mí de un valor tan inapreciable, que viviré temiendo que
se enfríe con el tras-curso del tiempo. El favor que os pido es que
vosotros os esforcéis por evitarlo, como, yo me esforzaré, y que
me ordenéis como al más modesto pero empeñoso de vuestros soldados, cuando en algo pueda serviros a vosotros o a vuestras instituciones.
Os ruego que me acompañéis a brindar por la salud de S. E.
el Presidente de la República y de su familia, por el éxito de su
Gobierno; por la salud vuestra y de vuestras familias; por las
queridas instituciones: el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea".
EDIFICIO PARA LA ESCUELA DE INFANTERIA
EN SAN BERNARDO.
Recientemente ha sido entregada al servicio esta importante
obra militar, cuyo proyecto pertenece al Departamento de obras
Militares del Ministerio de Defensa Nacional, habiendo actuado como directores de -la obra los arquitectos señores Juan Romo M. y
Pablo Reidel, y como contratistas generales la Empresa Constructora Edmundo Pérez Zujovic.
Se encuentra ubicada en el mismo límite de La Cisterna con
San Bernardo, siendo su principal frente el que -corresponde a la
calle Bálmaceda, con una extensión de una manzana y en seguida
el que da al camino a San Bernardo y que es precisamente donde se
encuentran ubicadas las residencias de los principales jefes del establecimiento ; el frente por este lado es de una Cuadra. Todo el
contorno está cerrado por verjas de fierro con muros de concreto
armado.
La obra se desarrolla en una -extensión de terreno de una manzana completa; gran parte de ella corresponde a zona verde, picaderos y canchas de deportes.
Al franquear la entrada principal la primera impresión que se
recibe es la de hallarse ante una obra, moderna de gran solidez. La
estructura de los diversos pabellones que forma un contorno es de
hormigón armado de dos y tres pisos con escalera de mármol recons-
INAUGURACION OFICIAL DE LA PISTA...
133
tituído y baranda de fierro, los pisos son de baldosas y los muros
de ios pabellones, de vidrio y material incombustible.
En el pabellón principal se encuentra el cuerpo de guardia y
oficina (Je la dirección. En los altos, la enfermería; los demás pabellones están destinados a comedores de tropa, dormitorios de
oficiales, rancho de tropa, enfermería, sala de escuela y otros de
entretenimientos.
Por el lado correspondiente a la Gran Avenida llama especialmente la atención el estanque monumental de hormigón armado para almacenar agua durante la noche para las necesidades
diarias de la Escuela.
El aspecto general de la Escuela con excepción de las casas
para el director, subdirector, es toda blanco dando un aspecto
de sobriedad e higiene.
Los caminos de acceso entre los diferentes pabellones, están
hechos de pastelones de concreto, lo que facilita grandemente, la
circulación del personal de ese plantel. Todo esto unido a las plantaciones de árboles alineados, ubicación de grandes focos en los
patios, y los postes verdes hacen que este plantel dé la impresión
de una hermosa obra moderna y de muy buen gusto arquitectónico, sin perder su aspecto sereno de plantel militar.
INAUGURACION OFICIAL DE LA PISTA
PAVIMENTADA DE LOS "CERRILLOS".
S. E. el Presidente de la República y sus Ministros de Defensa
Nacional, señor Juvenal Hernández y de Obras Públicas, señor Ernesto Merino, concurrieron el 23. IV. a la inauguración oficial dela pista pavimentada del aeródromo de Los Cerrillos, obra de ingeniería que enorgullece a los ingenieros chilenos que la proyectaron,
y construyeron.
La nueva pista entregada al tránsito aéreo, es una muestra de
lo que puede hacer la estrecha colaboración entre proyectistas y
constructores, con la cooperación del obrero chileno.
Llega S. E. a Los Cerrillos.
El Excmo. señor González Videla llegó a Los Cerrillos a las
8,45 horas, siendo recibido con los honores militares correspondientes a su rango. Después de visitar las tropas, saludó a las personas
que lo esperaban, los Ministros de Defensa y Obras Pública; el Co-
134
MEMORIAL DEL EJERCITO.
mandante en Jefe del Ejército, General Cañas el Comandante en
Jefe de la Fuerza Aérea, General Herreros; el Director del Departamento de Construcciones, General Puccio, el Subdirector del mismo departamento, Comandante Riesle; el Director de Aeronáutica,
Comandante Bisquert, los Generales de Aviación señores Sáenz,
González Nolles y Celedón; y el vicepresidente de la LAN, señor
del Villar; el gerente de la Panagra señor Bronson; los señores
Bruce y Martínez, constructores de la pista; los ingenieros de la
FACH, señores Ravinet, Navarro y Vallejos, y otras personalidades
relacionadas con la aviación.
S. E. inspecciona la pista.
El Primer Mandatario recorrió, en seguida, toda la extensión
de la pista en automóvil, deteniéndose en algunos puntos de ella
para inquirir datos acerca de la construcción. Finalmente llegó al
extremo Norte, donde tomó el avión de la Panagra, un Douglas
DC-4, facilitado por la prestigiosa empresa norteamericana para la
inauguración.
Vuelo inaugural.
Después de probar sus motores en la forma reglamentaria el
enorme DC-4, recorrió algunos metros a gran velocidad para enseguida tomar altura. La suavidad del despegue fué objeto de numerosos y favorables comentarios para los constructores de la pista.
El avión enseguida evolucionó sobre la capital, pasando sobre.
la pista varias veces para que S. E., que iba sentado en él puesto
del ingeniero, pudiera apreciar con toda facilidad, dada la excelente visibilidad de esa ubicación los detalles desde el aire de la nueva
pista.
Al aterrizar el avión con toda suavidad, siguió corriendo largo
trecho sin utilizar los frenos, para en seguida, tomar la pista de
taxedo y dirigirse a la loza del puerto aéreo.
Cocktail.
Los constructores de la pista pavimentada, señores Walter
Bruce y José Martínez, invitaron a continuación a las autoridades;
e invitados a un cocktail que se sirvió en el Casino del Club Aéreo
de Los Cerrilos.
Durante esta manifestación los constructores fueron muy felicitados por la calidad y la rapidez de la obra. Esta reunión se prolongo hasta cerca del mediodía.
TRASCENDENCIA DE LA EXPOSICION...
135
TRASCENDENCIA DE LA EXPOSICION
CARTOGRAFICA NACIONAL
En su local de la calle Castro, en Santiago, el Instituto Geográfico Militar inauguró, el 18 de Abril último, su primera Exposición Cartográfica Nacional, con la exhibición de más de 800
piezas de alto valor técnico, científico y educacional. Varios miles de personas, con un promedio superior a un centenar diario,
concurrieron a visitarla, recorriendo minuciosamente sus '' stands''.
La Exposición dividida por materias generales correspondientes a los aspectos que a continuación se indica, facilitaba su
comprensión:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)
8)
9)
Cartografía nacional.
Topografía con sus instrumentos.
Geodesia.
Fotogrametría..
Catastro Agrícola.
Planos en relieve.
Cartas de aeronavegación nacionales y extranjeras.
Mapas chilenos y extranjeros.
Mapoteca antigua (primeras cartas europeas sobre América y diversos gráficos antiguos sobre los países conocidos).
10) Antártida Chilena.
. 11) Isla de Pascua.
12) Bibliografía de carácter geográfico, y
13) Artes Gráficas realizadas por el Instituto Geográfico
Militar.
Leyendas alusivas al objeto de la Exposición completaban la
explicación gráfica que se entregaba al conocimiento de los visitantes.
Todo el conjunto inducía a estimular un renacimiento de nuestra conciencia nacional en el sentido de darle a la Geografía su
importantísimo rol en las actividades del país.
Un neófito, o profanó en materias cartográficas, obtenía de
inmediato, la explicación de la forma en que se realiza un plano,
una carta o un mapa, y fácilmente adquiría un conjunto de conocimientos que seguramente le cambiarían conceptos erróneos,
por su desconocimiento en la materia. Otros que no han tenido,
oportunidad de salir más allá de los límites de una localidad, po-
136
MEMORIAL DEL EJERCITO.
dian apreciar, con lujo de detalles en la maquette monumental del
territorio de Chile la configuración geográfica de nuestro país,
y apreciar de ese modo objetivo una visión que no es común. En
general, la, distribución metodológica de los temas. indicados permitía adquirir en breve espacio de tienpo un amplio fundamento para comprender mejor los diversos problemas que la elaboración de la Carta, mapas y planos requiere.
'La Antártida Chilena, actualizada por la reciente expedición
nacional, dio un motivo especial de interés a la Exposición, y en
varios planos técnicamente acabados, se proporcionaba un acopio
de antecedentes que satisfacía los interrogantes ctel público. La
Isla de Pascua, vaciada a una maquette esquemática de su configuración y morfología, junto a gráficos de su producción económica y demografía, fotografías de lugares y monumentos, complementaba con gran acierto un aspecto de nuestro territorio que
siempre ha sido motivo de gran atracción nacional y extranjera
por sus misterios y curiosidades arqueológicas.
Documentos de alto valor histórico-geográfico, como: los croquis de la batalla de Maipú y Tatcahuano, confeccionados por el
propio don Bernardo O'Higgins, y el primer plano de la Isla de
Pascua, de puño de don Policarpo Toro, que la incorporó al patrimonio nacional, eran evidentes atractivos para los aficionados
a este tipo de antecedentes.
Las primeras cartas topográficas que confeccionara el Estado
Mayor General del Ejército, a fines del siglo pasado se exhibían
junto a los modernos levantamientos aerofotogramétricos, como
para mostrar que si la ciencia ha progresado en elementos.de precisión, el arte de los primeros cartógrafos es tan digno de méritos
como el de nuestros días.
Todos los detalles coincidían a interesar al público en la profundización de los conocimientos geográficos para tener así una
mayor posibilidad de contribuir al engrandecimento patrio.
El sentido de la Exposición estaba justamente en acercar un
panorama general de la tierra nuestra a los ojos de todos los que
sienten inquietudes por investigar y resolver sus problemas, para
proporcionarles los materiales adecuados a la tarea. Durante un.
mes la Primera Exposición Cartográfica Nacional ha realizado
plenamente ese fin, y el Instituto Geográfico Militar siente con
orgullo que ha contribuido con éxito a la misión que la Ley le ha
entregado como misión geográfica.
.
.
DISCURSO PRONUNCIADO POR E L . . .
137
DISCURSO PRONUNCIADO POR EL SEÑOR
AGREGADO MILITAR DE CHILE, CORONEL
DON RENE ALVAREZ MARIN, EN OCASION
DE LA ENTREGA DEL PREMIO ''BERNARDO O'HIGGINS", AL CADETE MAS AVENTAJADO, DEL COLEGIO MILITAR DE ARGENTINA.
"Señor Presidente del Círculo;
"Señores Generales, Jefes y Oficiales;
"Señoras, señores;
"Subtenientes;
"La Escuela Militar de Chile en el deseo de retribuir de manera análoga la distinción con que colegios y escuelas militares
de países amigos hacen objeto, cada año, a sus alumnos más aventajados, acaba de instituir, de modo permanente, el premio medalla "Bernardo O'Higgins".
"En consecuencia, cumple ser discernido por primera vez, en
patria argentina, al hoy Subteniente señor Julio César Sarmiento,,
ayer el Sargento Cadete dé infantería mejor conceptuado de la
promoción 1946, del Colegio Militar de la Nación".
"Señor Subteniente: El General don Bernardo O'Higgins es
el padre de la nacionalidad chilena y el más ilustre de entre todos
sus proceres. Hace 130 años fundó la Escuela Militar que hoy
lleva su nombre glorioso. Nada más justo, pues y nada más honroso que grabar la efigie del benemérito soldado en la medalla que
aquel establecimiento discierne como el más alto galardón".
"O'Higgins fué amigo inseparable y siempre leal de vuestro
Gran Capitán, el General don José de San Martín. Juntos realizaron la empresa de la libertad de Chile y juntos laboraron por
la de otros pueblos del Continente Americano. Juntos vivieron los
días de gloria y simultáneamente los del renunciamiento e infortunio y, más tarde, los de la reparación en inmortalidad en hora
póstuma".
"Un soldado de San Martín puede, a justo título, llevar cerca
de su corazón la imagen del ilustre O'Higgins y meditar hondamente en la clarinada de nuestras patrias balbucientes y en las
auroras que esperan a su andar futuro, otra vez fraternas y solidarias ''.
"He dicho".
138
MEMORIAL DEL EJERCITO.
VISITA DEL SEÑOR COMANDANTE EN JEFE
DEL EJERCITO GENERAL DON GUILLERMO
BARRIOS TIRADO, A LOS ESTADOS UNIDOS
DE NORTE AMERICA.
El Sr. Comandante en Jefe del Ejército, General de División
don Guillermo Barrios Tirado, fue invitado por las autoridades
militares de los EE. UU. con el objeto de visitar las diversas y mo-,
dernas instalaciones de que dispone dicha nación para la Defensa
Nacional.
Fué acompañado durante el viaje por su ayudante, el Tte. Crl.
don Enrique Falcón Coke y por el oficial de órdenes del Cuartel
General, Capitán Sr. Francisco García Palazuelos.
Con motivo de este viaje la Comisión fue festejada con un
cocktail en su honor, ofrecido en el Club Militar por el Sr. Cdte.
en Jefe suplente del Ejército, General de División, don Ramón Cañas Montalva. Concurrieron a este acto jefes y oficiales de las Escuelas, Unidades y Reparticiones de la Guarnición.
La manifestación fue ofrecida por el Sr. General Cañas, quien
en un conceptuoso discurso hizo votos por el éxito del viaje próximo a realizarse. El Sr. ¡General Barrios agradeció los conceptos vertidos anteriormente y expresó que en el país del Norte, tratará de
enriquecer su acervo de conocimientos militares para transmitirlos,
una vez que regrese, a sus compañeros de armas y de labores.
El Sr, General Barrios y acompañantes se embarcaron a EE.
UU. el 15. III. 947., en un avión de la Misión Aérea Norteaméricana, siendo despedido en "Los Cerrillos" por representantes del Gobierno, Generales residentes en la capital, Jefes de Reparticiones
y delegaciones de Jefes y Oficiales de la Guarnición.
Programa realizado por el Sr. General Barrios durante su visita
a los Estados Unidos de Norteamérica.
Día 15. III. 947.—Salida de Los Cerrillos y llegada a Lima.
Día 16. III. 947.—Salida de Lima y llegada a Panamá.
Se le rindieron honores en el aeródromo de Allbrook Field.
Día 17. III. 947.—Panamá. Visita & Fort Clayton y a Fort Amador.
Día 18. III. 947.—Visita a toda la zona del Canal. Almuerzo en
Puerto Colón en el Atlántico.
Día 19. III. 947.—Partida a Panamá y llegada a Miami.
VISITA DEL SR. COMANDANTE E N . . .
139
Día 20. III. 947.—Partida de Miami y llegada al Aeropuerto d e .
Washington a las 14 horas.
Tropas del Ejército de E E . UU. rindieron los honores correspondientes,
Dia 21. III.-10,30 horas. Visita a S. E. el Embajador de Chile,,
Sr. Félix Nieto del Río.
12,30 horas. Visita al Jefe del E. M. del Ejto. de E E . UU.,.
General Dwight Eisenhower.
En esta visita lo condecoró en nombre del Gobierno chileno, con la Orden al Mérito en el Grado de Gran Cruz.
13 horas. El Gral. Eisenhower le ofreció en su honor un almuerzo con asistencia del H. Secretario de Guerra, Mr. Patterson.
19,30 horas. Asistió a una comida íntima ofrecida por el Agregado Militar de Chile, Coronel don Milcíades Contreras M. y
señora.
'
Día 22. III.—13,30 horas. Le fue ofrecido un almuerzo en su honor por el Excmo. Embajador de Chile Sr. Félix Nieto del
Río en su residencia de la Embajada.
18,00 hs. Asintió a un cocktail ofrecido en su honor por el Agregado Militar de Chile, Crnl. Mileíades Contreras y Sra. en el
Hotel Myflower, con asistencia de todos los Adictos Militaresacreditados en Washington.
Día 23. III.—Visita a la ciudad en la mañana. 13 hs. Asistió a un
almuerzo que le ofreció el Almirante de la Fuente, Jefe de laMisión Naval de Chile.
21 hrs. Concurrió a una comida íntima ofrecida por el MayorSr. Humberto Santini y Sra.
Día 24. III.—El General Sr. Barrios rindió un homenaje al Soldado Desconocido norteamericano depositando una ofrenda floral en el Cementerio de Arlington.
20 hs. El Sr. General Barrios ofreció un banquete en el Carlton
Hotel, en honor de las altas autoridades militares de E E . UU.
de N. A. En este banquete procedió a condecorar, en nombre
del ¡Gobierno de Chile, a altos Jefes del Ejto. de E E . UU. de
N. A. por servicios prestados a Chile.
Día 25. III.—9.45 hrs. El Sr. Gral Barrios fue recibido por la Junta de Defensa Interamericana.
11.30 hrs. Partida Aesde el aeródromo de Washington.
Día 26. III.--Fort Benning.
.
Visitó el polígono de Hoock, donde le hicieron una demostración de la potencia de fuego del armamento de una infantería,
moderna.
140
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Día 27. III.—Detroit. Visita al Museo Edison.
Día 28. III.—Visita a las industrias de Detroit, de la Ford Motor
Company.
Día 29. III.—Viaje a New York.
Día 30. III.—New York. Visita al Empire.
El Cdte. en Jefe del II. Ejército, le ofreció un almuerzo
en la Isla del Gobernador. ,
Día 31. III.—Nueva York. Visita y almuerzo en la Compañía de
Teléfonos.
Tarde. Asistió a un cocktail ofrecido en casa de la Sra. Bebeca Pacheco de Lecaros con asistencia de familias chilenas residentes.
Día 1.° IV.—Visita a la Escuela Militar de West Point.
Día 2, 3 y 4. IV.—Visita a la Escuela de Unidades Blindadas y
Motorizadas de Fort Knox.
Día 5. IV.—Visita a las ciudades de Kansas City y Kansas Misouri.
Día 5, 6 y 7. IV.—Visita a la Escuela de Comando y E. M. de
Fort Leavenwort.- Se condecoró a dos Oficiales del Ejército
de EE. UU.: Tte. Gral. Leonard T. Gerous, Medalla del Mérito Militar chileno, 1. clase. Coronel W. H. Honning, Medalla del Mérito Militar chileno, 2. clase.
Día 7. IV.—Partida a Fort Hill, debiendo aterrizar, por el mal
tiempo en Oklahoma.
Días 8 y 9. IV.—Llegada y visita a la Escuela de Artillería de
Fort Hill.
Días 9 y 10. IV.—Visita Fort Bliss.
Días 11, 12, 13 y 14. IV.—Visitó a Los Angeles, California.
Día 14. IV.—Partida a San Antonio de Texas, debiendo aterrizar, por el mal tiempo, en Fort Bliss.
Días 15 y 16.—Visita a San Antonio de Texas.
Días 17 y 18.—Llegada y visita a Ciudad de Méjico.
Días 18 y 19.—Llegada y visita a Guatemala.
Días 20 y 21.—Llegada y salida de Panamá.
Días 21 y 22.—Llegada a Lima. Visita a las autoridades.
Día 23. IV.—Llegada a Chile.
Fort Leavenworth.—El Comandante en Jefe del Ejército, General de División Dn. Guillermo Barrios Tirado, acompañado del Agregado
Militar en EE. UU. Coronel Dn. Milcíades Contreras Monné, Sres. Ayudantes, Tte. Coronel Enrique Falcón Coke, Capitán Francisca
García Palazuelos y del Tte. General Leonard T. Gerow y Coronel W. H. Hennig, durante su visita a la Escuela de Comando y
Estado Mayor de Fort Leavenworth. Los dos
Jefes
Norteamericanos, fueron condecorados por el Sr. General Barrios, con la
142
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Llegada a la Zona del Canal de Panamá.
El 16 de Marzo el Sr. General Barrios llegó al aeródromo de
Albrook Field, escoltado por una escuadrilla de aviones militares,
norteamericanos P-47".
Dio la bienvenida al Sr.Gral., el Tte. General Willis T. Grittenberg, Comandante en Jefe de la Zona del Caribe, con quien había establecido relaciones amistosas durante la reciente visita a
Chile para asistir a las ceremonias de la. transmisión del mando del
Exemo. ¡Sr,. Presidente ¡González Videla. También presentaron sus
sabidos a los militares chilenos el Embajador de los Estados Unidos, Excmo. Sr. Frank T. Hiñes, el Embajador de Chile en Panamá, Excmo. Sr. Héctor Mujica Pumarino y varios altos jefes del
Ejército norteamericano.
El General Barrios se hospedó en la residencia del General
Grittenberg.
Al día siguiente, a las 8,30 horas A. M., el General Barrios
pasó revista a la guardia de honor de las tropas de la zona del Canal en Quarry Heights. Más tarde hizo una visita oficial a las oficinas del Cuartel 'General del General Grittenberg. En seguida
visitó Ancón Hill, Fort Clayton, Corozal y Fort Amador, inspeccionando el Latin American Schoolls, terminada ésta, el ¡General
Barrios fue invitado de honor, a un almuerzo que ofreció el General Grittenberg en el Club Militar y Naval del Fuerte Amador.
Después de almuerzo efectuó una visita a Miraflores Locks, a la
Anti-Aircraft Positvs Empire y a las exclusas del Canal.
En la noche, el General Grittenberg ofreció una comida oficial en su Cuartel General, en honor de los militares chilenos visitantes.
Al día siguiente, Martes 18, efectuó una visita a todas las instalaciones a lo largo del Canal llegando al mediodía a la salida
de éste en el puerto de Colón, donde le fue ofrecido un almuerzo.
Este mismo día fue recibido en audiencia especial por el Presidente de la República de Panamá y en la noche le fue ofrecido un
banquete en el Club de la Unión de Panamá.
La partida del Sr. General Barrios y ayudantes, con rumbo
a Miami, se efectuó a las 9 horas del 19. III. .
El mismo día, la comisión llegó a Miami donde se ofreció
una recepción en su honor, en el Flamingo Hotel, por el Jefe de
la Guarnición, Gral. Knight.
Llegada a Washington. (20. III. 947., a las 16,17 horas).
Una serie de festejos se prepararon con motivo de la llegada,
a "Washington del Sr. General Barrios.
En el aeropuerto fue recibido en forma brillante por el Excmo.
Sr. Embajador de Chile, Sr. Félix Nieto del Río, altos Jefes del
VISITA DEL SR. COMANDANTE E N . . .
143
Ejército norteamericano, la totalidad de los oficiales militares, navales y aéreos presentes en Washington, el Sr. General Von der
Becke, etc. Fue recibido con grandes honores militares y una cantidad inusitada de repórters, fotógrafos y cameramen de cine.
Su residencia fue fijada en Myflower Hotel por el Gobierno norteamericano y se le designó Ayudante al Coronel O'Néil
Kane.
.
El 21. -III. 947 fue recibido por el Sr. Embajador de Chile
don Félix Nieto del Río y por el Sr. General Eisenhower. Ambas
entrevistas fueron en extremo cordiales.
El Sr. General Barrios condecoró a nombre del Gobierno de Chile al Sr. Gral. Eisenhower, a quien impuso la Orden al Mérito en
el grado de Gran Cruz. Al colocar la condecoración en el pecho del
Jefe del Estado Mayor norteamericano, el General Sr. Barrios
dijo: ''Me siento honrado de presentar esta condecoración de mi Gobierno al hombre que los chilenos consideran el más grande soldado del mundo".
El Sr. General Eisenhower se manifestó honrado con la condecoración chilena y declaró su interés por las relaciones con latino-ámériea. El Sr. Grál Eisenhower demostró estar posesionado
de los problemas de Chile y durante más de media hora sostuvo
una afectuosa conversación con el Sr. General Barrios, haciendo
comparaciones con nuestra organización militar que consideró como similar a la que desea para las Fuerzas Armadas estadounidenses.
Acto seguido el Sr. General Eisenhower invitó al Sr. General
Barrios y comitiva a un almuerzo en el Pentagon con asistencia
del Secretario de Guerra Sr. Patterson y altas autoridades de las
Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
Después del banquete, el Sr. Gral. Barrios fue condecorado
por el Secretario Patterson, quien dio lectura a la siguiente citación: "Citación para la Legión del Mérito, Grado de Comendador, General de División Guillermo Barrios Tirado, Ejército
Chileño, en sus capacidades de Director de la Academia de Guerra de Chile desde el 1942 hasta Enero de 1944, y como Jefe del
Estado Mayor General del Ejército Chileno de Enero de 1944 hasta Agosto de 1945, demostró amistad sin reservas durante esos
días críticos de la Guerra Mundial. Con su amistosa y valiosa
cooperación con nuestros representantes militares en asuntos de
suma delicadeza e importancia acerca de materias de, solidaridad
y defensa hemisférica, contribuyó mucho a estrechar los lazos de
amistad y entendimiento entre Chile y los Estados Unidos".
144
MEMORIAL DEL EJERCITO.
BANQUETE OFRECIDO POR EL SEÑOR GENERAL GUILLERMO BARRIOS TIRADO EN EL CARLTON HOTEL,
EN HONOR DE LAS ALTAS AUTORIDADES MILITARES
DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA.
El 24. III. el Sr. General Barrios ofreció en el Carlton Hotel
un banquete en honor de las altas autoridades militares de EE.
UU. de N. A. En esta reunión concedió medallas militares a Generales, Jefes y oficiales estadounidenses que han merecido esta
distinción por servicios a Chile y a la América, .
A esta comida asistieron las siguientes personalidades civiles
y militares:
General :Sr. Guillermo Barrios T., Tte Crnl. Enrique Falcón
C, Capitán Francisco García P., Coronel (USA) O'Neil Kane;
Embajada de Chile -. Embajador de Chile Félix Nieto del Río, Ministro Consejero, Mario Rodríguez; Adicto Militar, Coronel Milcíades Contreras M.; Adicto Naval, Capitán de Fragata Luis Recart
S.; Adicto Aéreo, Cdte. de Escuadrilla Félix Olmedo; Misión Naval: Jefe de Misión, Almirante Horacio de la Fuente. Misión Militar: 'Tte. Crnl. Federico Brüner F., Mayor- Humberto Santmi
S., Mayor Carlos Urrutia H., Capitán Gustavo Mujica.Departamento de Estado-. Secretario de Estado (acting), Mr. Achesson,
Secretario de Estado Ayudante, Mr. Spruille Braden, Mr. Ellis
Briggs, Mr. Milton Wells. Departamento de Guerra: Secretaria
de Estado, Mr. Patterson, Generales, Almirantes y Oficiales Norteamericanos : General Cari Spaatz, Gral. Thos, D. Handy, Gral.
Jacob Devers Lt., General Ira G. Eaker, Lt. General Leroy Lutes, Lt. General Lucian K. Truscott, Lt. General Maurice N. Mathenet, Lt. General Wade H. Haislip, Lt. General Charles P. Hall
Lt. General Hoyt ,S. Vandenberg', Lt. General M. B. Ridgway, Maj.
(General Ralph H. Wooten, Maj. General Harry H. Vaughan, Maj.
General Stephen J. Chamberlin, Maj. General Norman T. Kirk,
Maj. General Lauris Horstadt, Maj. General Willard S. Paul, Maj.
General Otto P. Weiland, Maj. General Guy V. Henry, Maj. General Floyd L. Parks, Maj. General Henry S. Aurand, Brig. General Claude B. Ferenbaugh, Brig. General Frederick A. Irving,
Brigadier General Henry I. Hodes, Fleet Admiral Chester W.
Nimitz, Fleet Admiral W. D. Leahy, Rear Admiral J., Cary JCH
nes, Rear Admiral Marshall R. Greer Colonel Francis J. Craling,
Colonel W. E. Pierce, Colonel Godwin Ordway, Jr. Colonel C. W.
Me. Carthy, Major Vincent Usera. Presidente de la Unión Panamericana-. Sr. Lleras Camargó,
Damos a continuación el discurso pronunciado por el Sr. Cdte.,
en Jefe del Ejército General don Guillermo Barrios T. en esa
oportunidad:
VISITA DEL SE.. COMANDANTE EN.
145
"Excmo. Sr. Embajador de Chile, Señores Generales y Almirantes, Agregados Militares, Señores:
Rompiendo en alas amigas los meridianos geográficos que nos
separan, he llegado a Estados Unidos de Norte América, en visita
de "buena voluntad", aceptando honrado y gustoso la gentil invitación del Gobierno y del Ejército norteamericanos.
Quiero agradecer ante tan altas personalidades, esta oportunidad magnífica que se me ha brindado, para conocer esta gran
nación, que siempre he admirado como una ejemplar democracia
al servició de las libertades y derechos humanos.
Si no hubiese conocido a través de la Historia y de la última
conflagración mundial el Ejército norteamericano, formado por
soldados - ciudadanos, podría haber sido sorprendido ya en la zona del Canal, por su sólida organización, consciente disciplina y
pericia profesional. Pero, señores, cuando un Ejército jalona los
mares, los cielos y los continentes con glorias y sacrificios, cuando
su paso de victoria es de liberación y de justicia, provoca la admiración y el respeto de los soldados del mundo.
Chile ha tenido la suerte de mantener estrechos vínculos profesionales con las Fuerzas Armadas norteamericanas, y de este
contacto ha nacido una sólida amistad que nos une y alienta hacia
una más amplia cooperación.
Chile, durante la crisis que asoló a los otros continentes, estuvo en la línea que su tradición le señalaba, es decir, de cooperación efectiva en la lucha que libraron las democracias del mundo.
Nuestro pueblo se alineó como un verdadero ejército de trabajo a fin de abastecer, sin interrupción, de vitales materiales estratégicos a este arsenal de la democracia, cuyo esfuerzo inmenso
y heroico comienza ya a recoger la historia.
Nuestras Instituciones Armadas movilizaron sus elementos en
los mares y costas nacionales en previsión de amenazas hacia el
Continente Americano y todas las fuerzas morales de la nación
se concentraron en un estimulante apoyo a la lucha vital.
Admiramos a vuestro pueblo y a vuestro Ejército y consideramos la victoria de Estados Unidos como una gloria de América.
Con verdadero interés continuaré en breve la visita a los centros de instrucción del Ejército, seguro de encontrar en ellos juiciosos y probados métodos de estudio y adiestramiento militar, de los
cuales han sido y siguen beneficiándose numerosos oficiales de mí
Ejército.
'
Estoy convencido que nuestras Instituciones Armadas obtendrán de estos Cursos, señaladas experiencias profesionales, y sobre
todo su conocimiento y comprensión mutuos que contribuirán a
afianzar la colaboración que todos estamos empeñados en perfeccionar.
M. del E, 10.
146
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Son excepcionales las circunstancias en que el Ejército de Chile haya otorgado sus Medallas de Mérito a oficiales extranjeros.
He estimado que en estos momentos es procedente distingir con
ellas a selectos miembros del Ejército de Estados Unidos.
No deseo detallar ahora los méritos de los agraciados con nuestra medalla Militar, pero debo manifestar que estas condecoraciones obedecen a servicios prestados a Chile y a la América. Queremos simbolizar así nuestras convicciones continentales y señalar con
nuestro estímulo a oficiales que sabemos han contribuido con su esfuerzo a la colaboración interamerieana y han manifestado en una
u otra forma su atracción y simpatía hacia nuestra patria, y hacia
nuestro Ejército.
Que esta insignia militar chilena, símbolo de honor y mérito,
sea en vuestros pechos un palpitante estímulo de solidaridad y colaboración entre nuestras dos naciones, dentro de la hermandad de
las naciones de América.
Mayor Gral. George V. Strong: Orden al Mérito en el grado
de Comendador.
Tte. Corl. C. I. Jamerson-: Orden al Mérito en el grado de
Oficial.
Tte. Corl. Hugo A. Kenyon: Orden al Mérito en el grado de
Oficial.
Mayor David O. Harrington: Orden al Mérito en el grado de
Oficial.
Medalla al "Mérito Militar" de Chile, de Ira. clase.
(25 años de servicios).
General Jacob Devers.
Tte. General M. B. Ridgway.
Mayor Gral. Stephan Chamberlin.
General Prederik A. Irving.
Medalla al "Mérito Militar" de Chile, de 2a clase.
(15 años de servicios).
Coronel Godwin Ordway Jr.
Coronel Francis Grayling.
Coronel W. E. Pierce.
Coronel Gregorio Márquez.
Tte. Corl. Calixto C. Valle.
Tte. Corl. Richard W, Weayer.
Tte. Corl. Rafael Miranda.
Tte. Corl. Wilbur E. Schowalter.
Mayor Vicente Usera.
Mayor Gordon W. Ross.
VISITA DEL SR. COMANDANTE E N . . .
147
Señores, Deseo en esta ocasión presentar en la persona de los
Sres. Jefes de Misión y Agregados Militares, un cordial saludo del
Ejército de mi país para las Instituciones Armadas de sus respectivas naciones y expresarles con la franqueza de un soldado, los
anhelos de mantener la más estrecha y sincera colaboración con
todos los pueblos del Continente, en beneficio de una paz permanente.
Señores, los invito a brindar conmigo por Estados Unidos de
Norteamérica, por su glorioso Ejército y porque la unión de todas
las naciones de América, bajo el signo de la buena vecindad, de la
libertad y de la justicia lleve al mundo una era de paz y esperanza
para toda la humanidad".
.
.
Recepción en la Junta Interamericana de Defensa.
El 25 de Marzo el Sr. General Barrios fue recibido por la Junta Interamericana de Defensa en Sesión Plenariá. En esta ocasión
fue recibido por el Sr. General Ridgway quien ló presentó ante
ella. El Sr. General Barrios pronunció en aquella ocasión el siguiente discurso:
"Sr. Presidente, Sres. Delegados:
Es muy honroso para el Ejército de Chile y para mí, ser recibido en solemne sesión plena de esta Honorable Junta Interamericana de Defensa:
Desde mi patria, geográficamente lejana, vengo aquí en este
día aniversario, para traeros el saludo y las congratulaciones del
Ejército de Chile, que yo quiero traducir, como saludo de solidaridad
y esperanza.
Me siento profundamente agradecido de los conceptos expresados por el Sr. General Ridglay, los que reflejan el sentimiento de
solidaridad militar en que se fundamenta la labor de tan alta Institución Continental.
A través de los Delegados de mi patria, conozco muy de cerca
los problemas vitales que justifican plenamente la existencia de la
Junta Interamericana de Defensa y siento profundamente satisfacción y orgullo, al constatar que soldados seleccionados de toda la
América, no se encuentren aquí preparando una guerra futura, sino estrechamente unidos, cooperando al supremo intento de asegurar la paz y la armonía entre las Naciones del Continente y del
resto del mundo.
Esta Junta, que es inspirada y que refleja con nitidez el espíritu de libertad, de paz y de justicia de los pueblos, de los Gobiernos y de las Fuerzas Armadas de las Naciones de toda América, está preparando, como una consecuencia jurídica y política realizada
por el Panamericanismo durante los últimos sesenta años, y que culminó en Chapultepec, el instrumento que se opone a la agresión y
que contribuirá esencialmente a una era de paz y de seguridad para.
148
MEMORIAL DEL EJERCITO.
toda la América, con lo cual se hará más intenso el trabajo fecun-;
do y la felicidad de este Continente. Aquí la espada, está al lado de
la justicia y con el orden, al lado del derecho que no reconoce la
fuerza, pero que la usa para exigir respeto, dignidad e igualdad entre las Naciones.
Una doctrina básica, proclama el momento oportuno por el
gran Presidente Roosevelt "la política del buen vecino", alienta y
vivifica la hermandad entre nuestras patrias. Desde Alaska hasta
la Antartica chilena, vibra un solo sentimiento de solidaridad y mutua comprensión continental frente a comunes problemas.
Observándolos a Uds., Honorables Delegados, siento que todos
los pueblos de Colón congregan sus fuerzas vitales, en un noble y
salvador esfuerzo para mantener la paz, dentro de un mundo mejor.
América, es un ejemplo y una advertencia, es un apoyo y una
mano generosa extendida hacia otros continentes destrozados por la'
lucha sin limitaciones.
Recobran actualidad palpitante, las palabras de Bolívar dirigidas a sus tropas en Junín: "La Europa os contempla con encanto,
porque la libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del Universo".
Chile, como eslabón austral de la Defensa Continental, está de
pie cumpliendo sus compromisos internacionales.
Chile, en su tradicional amor por la paz, por la libertad y la
justicia, confunde sus anhelos con los de todos los pueblos de América.
Sr. Presidente, Sres. Delegados, no quiero terminar sin repetir
aquí con emoción y convencimiento, las palabras del Ilustre Chileno Juan Egaña, que con clarísimo talento dijo ya en 1812, en pública declaración:
" E l día qué la América reunida, hable al resto de la tierra, su
voz se hará respetable y sus resoluciones difícilmente se contradecirán".
He dicho".
A su regreso, interrogado el Sr. General Barrios sobre la impresión general que le había merecido su visita a los Estados Unidos de N. A., declaró lo siguiente:
'' Traigo la más alta impresión de la capacidad, eficiencia y
" poderío de las Fuerzas Armadas de los EE. UU. de N. A. Por
" cierto, mis observaciones se refieren exclusivamente al Ejército,
" muchas de cuyas más importantes instalaciones y planteles mi" Ufares, tuve la oportunidad de visitar y conocer hasta en sus
" menores detalles.
" L a tradicional hospitalidad americana ha sobrepasado so'" iradamente, con ocasión de esta visita, los lindes oficiales del
'' protocolo, para manifestarse espontáneamente en la forma más
" fina y cariñosa. He recorrido el país de Norte a Sur y de Este
VISITA DEL SR. COMANDANTE E N . . .
149
a Oeste, en un confortable avión que el Depto. de Guerra tuvo
la gentileza de proporcionarme y declaro, con íntima satisfacción y reconocida gratitud, que en todos los sitios donde líe llegado, he sido recibido con los máximos honores y se me ha prodigado las más delicadas atenciones.
" Durante cerca de treinta días, tiempo de mi permanencia
en ese país, tuve la suerte de alternar, casi a diario, con los más
altos personeros del Ejército y en todos ellos encontré siempre
una amistad franca y sincera y un arraigado espíritu americanista. En suma, en este viaje, he visto todo lo que he querido ver
y se me han proporcionado todas las informaciones militares que
he deseado, con absoluta liberalidad y sin reservas de ninguna
especie.
.
.
" Con el interés y la inquietud del profesional, deseoso de conocer, las últimas novedades en los métodos y medios de combate de la guerra moderna, he llegado hasta cada uno de los principales Centros de Instrucción Militar y he constatado, con admiración, que ellos semejan verdaderas colmenas humanas en
donde todo es actividad y trabajo, sabiamente organizado y
orientado hacia un objetivo común, el perfeccionamiento de un
instrumento bélico que ha (Je ser el mejor baluarte de una paz
mundial estable y duradera.
" Se evidencia en estas Escuelas y en todos los organismos militares, una sólida y bien definida Unidad de Doctrina y, al mismo tiempo, unidad de pensamiento para interpretarla, de acuerdo con su espíritu. Las Directivas de Instrucción, emanadas de
la más alta autoridad militar, planifican y nivelan los sistemas
y métodos de trabajo, señalan las materias y los plazos en que
éstas deben ser desarrolladas y conceden, por último, los medios
y elementos necesarios para imprimir a la instrucción el más amplio y completo sentido práctico y objetivo.
" A esto debe agregarse la capacidad y competencia del Profesorado e Instructores y la alta cailidad de los Directores, los
que, a su indiscutible preparación profesional, unen la valiosa
experiencia que les dejó el ejercicio continuado del mando de
grandes unidades operativas, en los distintos frentes de combate de la última guerra.
" Para terminar, debo manifestar que la deuda de gratitud y
de permanente reconocimiento que he contraído con el Dpto. de
Guerra y con los más connotados Jefes y Oficiales del Ejército
Norteamericano, es compartida, con la misma o mayor intensidad por todos los componentes del Ejército de Chile, ya que los
homenajes y distinciones especiales que se me han otorgado, honran más a la Institución que a la persona del Comandante en
Jefe".
150
MEMORIAL DEL EJERCITO.
DESPEDIDA DEL AGREGADO MILITAR DE EE..
UU. CORONEL Sr. JOSEPH P. CLELAND
El 26 de Mayo, en la mañana, en las oficinas del Cdo. en
Jefe del Ejército y con la asistencia del Cuerpo de Generales y
Oficiales del Cuartel General del Ejto., el Gral. don Guillermo
Barrios T. Cdte. en Jefe del Ejército, procedió a condecorar al
Agregado Militar de EE. UU., Coronel Sr. Joseph P. Cleland, con
la "Medalla al Mérito Militar de 1.a clase" por distinguidos servicios prestados al Ejército de Chile.
Ese mismo día, se efectuó un cocktail en el Estado Mayor General del Ejército, en honor del Crnel. señor J. P. Cleland, con
motivo del regreso a su patria, después de haber permanecido alrededor de dos años en nuestro país.
Especialmente invitados concurrieron a esta reunión, el señor
Embajador de EE. UU. Excmo. señor Claude G. Bowers, Agregados Militares de los países hermanos y altos Jefes de la Institución.
Ofreció la manifestación el general don Jorge Carmona Yáñez, Jefe del Estado Mayor del Ejército, quien despidió al Adicto
norteamericano en un conceptuoso discurso, al final del cual expresó lo siguiente.:
"Coronel Cleland, os pido que al partir de nuestra patria
fijéis en vuestra memoria este instante en que vuestros camaradas
del Ejército de Chile os piden aceptéis el homenaje de amistad
y solidaridad que con todo el corazón os ofrecemos, y que os encarguéis en vuestra tierra de la elevada misión de continuar la
brillante y noble tarea de acercamiento que habéis realizado en la
nuestra y llevéis a vuestros camaradas nuestro cálido afecto y los
votos que hacemos, porque cada vez sean más efectivos y reales
los vínculos que el destino cada, día nos impone con mayor claridad, y evidencia. Esta placa, que el Estado Mayor del Ejército
reserva a sus obreros predilectos y que en su nombre os entrega,
os recordará siempre este momento".
A continuación hizo uso de la palabra el Cdte. en Jefe del
Ejército Gral. don Guillermo Barrios T. quien, en una brillante
improvisación hizo entrega al festejado, en nombre del Supremo
Gobierno, de la condecoración de la "Orden al Mérito" en el
grado de Comendador con que- ha querido distinguirlo en virtud
de los eficientes servicios prestados al país.
Finalmente, el Crnel. señor Cleland agradeció el homenaje y
las condecoraciones recibidas en los siguientes, términos:
DESPEDIDA DEL AGREGADO...
151
"Por muchas razones, me siento muy complacido y orgulloso de encontrarme entre ustedes hoy, especialmente porque se me
brinda esta ocasión de deciros a todos que ha sido un honor y un placer para mí vivir en Chile, conocer su pueblo, gozar de este maravilloso país y particularmente tratar a los oficiales del glorioso Ejército chileno.
Pocos departamentos de nuestro Gobierno son hoy tan necesarios como el de las Fuerzas Armadas, dadas las condiciones actuales del mundo.
En estos precisos momentos se habla mucho de. la reducción
de nuestras Fuerzas Armadas por los mismos que esperan de las
fuerzas municipales de nuestro país la defensa de los pequeños
asaltos a su propiedad personal. Sin embargo, se muestran ciegos a la amenaza mucho más grave contra sus ideales y principios democráticos de victa, su libertad y su aspiración a la felicidad. Solamente las Fuerzas Armadas, libres de influencias políticas, mantienen a la sociedad libre de esta amenaza, y al pretenderse su reducción, pretenden reducir el único medio de impedir el latrocinio internacional, en escala nunca antes soñada.
Todos nosotros, en consecuencia, y especialmente los americanos,
hemos de luchar por fuerzas hemisféricas vigorosas, bien disciplinadas y bien adiestradas, en perfecta coordinación.
Me siento especialmente lleno de gratitud por la hermosa expresión de camaradería con que me distinguen los oficiales y soldados del Ejército chileno, por esta hermosa medalla, simbólica
de las sobresalientes Fuerzas Armadas de Chile, consagradas a la
protección del ideal democrático en forma magnífica. Atesoraré
coa cariño esta condecoración y me siento lleno de confianza en
que Chile y los Estados Unidos permanecerán en el porvenir hombro con hombro, a fin de mantener los principios representados
por el emblema con que he sido honrado en vísperas de mi partida".
152
MEMORIAL DEL EJERCITO.
N E C R O L O G I A
FUNERALES DEL GRAL. EN RETIRO, DON
RAMON CAÑAS PINOCHET.
Datos biográficos del General Cañas Pinochet.
El General Cañas ingresó al Ejército como aspirante en la
Columna de Rifleros, el 10 de Agosto de 1891. Tomó parte en la
batalla de Concón, y, al día siguiente, obtuvo su ascenso a Subteniente, siendo destinado al Regimiento Valparaíso N.° 2. Como
ayudante del Comandante don Julio Padilla, le acompañó en la
batalla de Placilla, donde fue herido en el hombro derecho, y el
2 de Noviembre de 1891 se incorporó al Curso Especial de Oficiales, en la Escuela Militar, para seguir la carrera normal de las;
armas.
FUNERALES DEL GENERAL EN. . .
153
Por el éxito obtenido en sus estudios, fue ascendido a Teniente y, como tal, prestó sus servicios en el Regimiento N.° 1 de
Artillería desde el 27 de Julio de 1892, unidad en que obtuvo su
título de Capitán el 24 de Noviembre de 1894. El 19 de Agosto de
1896, fue designado ayudante del Ministerio de Guerra. Con anterioridad, el 1.° de Marzo de 1894, hizo el Curso de Oficiales, que
funcionó en la Escuela de Tiro de ¡San Bernardo, plantel donde
conquistó la medalla de oro, único premio que se concedía en dicho
curso.
Sucesivamente, el General Cañas Pinochet desempeñó los siguientes cargos: ayudante de la Inspección General de Artillería
(29. IX. 901); inspector de la Academia de Guerra (1903-1904);
adicto militar de Chile en Ecuador (1904), comisión especial en
el Regimiento de Artillería de Costa (22. XII. 911) ; Comandante
del R. A. 6 del General Velásquez (7. VII. 913); Comandante
del campo militar El Culenar (20. VIII. 914) ; ascendido a Coronel (30. VII. 919); Comandante de la I. Brigada de Artillería
(13. VI. 921) ; Comandante de la II. Brigada Combinada, en Valparaíso (29. III. 924); ascendido a General de Brigada (10. X.
924), grado que poseía cuando se acogió a retiro.
Fuera ya del servicio activo, el 4 de Enero de 1933, fue nombrado consejero de la Caja de~ Retiro de las Fuerzas Armadas,
y, en Diciembre de 1934, profesor de la Escuela Militar. En 1936
fue designado, nuevamente, miembro del Consejo de la Caja
de Retiro.
Finalmente, y en mérito a sus calificados servicios, el 31 de
Agosto de 1945, se expidió al General Cañas Pinochet, su título
honorario de General de División. A la fecha, se encontraba en
posesión de las condecoraciones concedidas por el Ejército, correspondientes a 20 y 30 años de servicios.
Con especial solemnidad se efectuaron los funerales del General de División en retiro, señor Ramón Cañas Pinochet. El cortejo partió desde su casa habitación y sus restos fueron conducidos al Cementerio General en una carroza-cureña arrastrada por
tres parejas de caballos del Grupo de Artillería a Caballo "General Maturana".
En la plazuela del Cementerio General esperaron al cortejo,
para rendir los honores correspondientes al alto rango alcanzado en las filas del Ejército por el General Cañas Pinochet, una
batería del Regimienta Tacna con su estandarte y banda. Además, formaron, de acuerdo con la Orden del Día de la Guarnición, los abanderados de las siguientes unidades: Escuela Militar, Escuela de Ingenieros Militares, Escuela de Unidades Motorizadas, Regimiento Buin, Regimiento Cazadores y Grupo de
Artillería General Maturana, con sus respectivas escoltas.
154
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Antes de darse sepultación a los restos, en el Mausoleo del
Ejército, hizo uso de la palabra en representación del Ejército,
el General de Brigada don Humberto Luco Mesa. Este jefe puso
de relieve los eficientes servicios prestados al país y a la institución por el General Cañas Pinochet, en los diversos cargos y- comisiones que le tocó, desempeñar.
El General Luco hizo un recuerdo circunstanciado de la carrera militar del General Cañas Pinchet, desde su ingreso a la
Escuela Militar, sus ascensos y promociones, hasta su retiro del
Ejército, con el grado de General de Brigada,, mencionando también sus actividades posteriores que lo hicieron acreedor a una
distinción especial del Gobierno que hace dos años lo ascendió
al rango de General de División.
En nombre de los Generales en retiro habló él General don
Juan Pablo Benett, quien destacó la personalidad del compañero
de armas fallecido, rememorando interesantes episodios de lavida militar en los que le cupo actuar al General Cañas Pinochet.
Después que hubo hecho uso de la palabra un representante
del personal de la Caja de Retiro y Montepío de las Fuerzas de
Defensa Nacional, en la que tuvo importante labor directiva el
General Cañas, ocupó la tribuna el General Moreno, quien lo
hizo en su calidad de miembro de la entidad militar denominada
Santa Bárbara, que reúne en su seno a los oficiales del arma de
artillería, a la que perteneció don Ramón Cañas Pinochet.
Entre los asistentes al funeral notamos la presencia del exPresidente de la República y actual presidente del Senado, don
Arturo Alessandri Palma; el Secretario General de Gobierno,
don Darío Poblete, quien llevaba la representación de S. E. el
Presidente de la República, jefes y oficiales de las distintas ra
mas de la Defensa Nacional; parlamentarios y otras personalidades.
Despidieron el duelo en la puerta del Cementerio, el Gene,
ral don Ramón Cañas Montalva, el Teniente Coronel don Jorge;
Cañas Montalva y otros miembros de la familia.
EL GENERAL DON VITALICIO LÓPEZ.
155
EL GENERAL DON VITALICIO LOPEZ.
El 22 de Mayo falleció, a la edad de 84 años, el General de División en Retiro y Veterano de la Guerra de 1879, don Vitalicio Luis
López Rodríguez, casado con la distinguida dama, doña Leonor
Williams de López, hija del Almirante don Juan "Williams Rebolledo.
Nacido en el año 1863, desde muy temprana edad dedicó su
vida al servicio de las Fuerzas Armadas, a las que entregó sus
mejores energías y grandes condiciones de talento que lo llevaron
a escalar las más altas graduaciones del Ejército, al que prestigió
:no sólo en el país, sino, también, en el extranjero, sirviéndolo con
abnegación y patriotismo.
Recién iniciado en la noble carrera de las armas y con el
grado de Alférez en el Regimiento de Artillería N.° 2, tocóle
intervenir durante la guerra de 1879 en la Campaña de la Sierra,
Batalla de Huamachuco, donde fue herido.
Puestas de relieve, con sus' primeras actuaciones en el Ejército, sus condiciones de valiente y fiel servidor de esta Institución, va ascendiendo por sus méritos y sirviendo diversos cargos
en el arma de Artillería, hasta alcanzar a la corta edad de 35
años, el honroso grado de Comandante del Regimiento de Artillería
"Tacna". Fue su paso por esta unidad la que le permitió demostrar sus grandes cualidades de Jefe y desarrollar por más de diez
años una fructífera labor en cuanto a la formación de una generación de distinguidos oficiales.
Comisionado por el Gobierno de Chile en Europa, desempeña
los cargos de Adicto Militar en Bélgica y Holanda, durante los
años 1912, 13 y 14.
A su regreso a Chile es designado General de Brigada en cuyo grado' asume la Jefatura del Departamento del Personal, en la
cual aplica los conocimientos de sus observaciones y estudios realizados en Europa.
Con posterioridad, como un justo reconocimiento de su brillante hoja de servicios, es ascendido a General de División.
Durante el curso de su extraordinaria carrera militar fue objeto, entre otras, de las siguientes condecoraciones:
Medalla ;de Oro ppr su actuación en la Batalla de Huama-.
chuco, en. 1883.
Medalla de Oro de la Primera Campaña contra el Perú y
Bolivia.
Estrella de Plata por 20 años de servicios.
Estrella de Oro por .treinta años de servicios.
156
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Cruz de Oro concedida por S. M. el Rey de Bélgica en el'
grado Comendador de la Orden de Leopoldo.
Su desaparecimiento enluta distinguidas familia de nuestra
sociedad.
Sus restos fueron sepultados, privadamente, en el CementerioGeneral.
EL CORONEL DON ANTONIO DEL PEDREGAL
HERRERA
A una sentida manifestación de. pesar dieron lugar en esta.
capital, los funerales del Coronel de Ejército, don Antonio del
Pedregal Herrera, Subdirector del Instituto Geográfico Militar.
A las 10.30 A. M., del 21. IV. el Vicario General Castrense,
Monseñor Teodoro Eugenín, ofició una misa por el descanso del
alma del jefe fallecido, junto a la capilla ardiente erigida en el
local del Instituto, donde fueron velados sus restos. Terminada
la ceremonia religiosa, se organizó el cortejo que siguió hasta el
Cementerio General, y que fue presidido por el Director de eseplantel militar, General don Guillermo AlcTana, y por el General de Ejército en retiro don Pedro Pablo Bennet, padre políticodel Coronel Del Pedregal.
Asistieron a los funerales el Ministro de Defensa Nacional
don Juvenal Hernández; el ex Ministro de esa cartera, don Maimel Bulnes Sanfuentes; Subsecretario de Guerra; Coronel don
Guillermo López Larraín; Comandante en Jefe accidental del
Ejército, General de División don Ramón Cañas Montalva; delegaciones de jefes y oficiales del Ejército, Armada, Aviación y de
Carabineros, y numerosa concurrencia.
Antes de su sepultación, hizo uso de la palabra en representación del Instituto Geográfico, el Comandante don Oscar Avendaño Sepulveda; en nombre del Curso Militar de 1918, el Coronel
en retiro don Enrique Gutiérrez Sifón y otros oradores. Finalizado el último discurso, una batería del Regimiento " Tacna "
disparó las salvas de ordenanza.
EL CORONEL DON BELARMINO...
157
EL CORONEL DON BELARMINO FUENZALIDA
BRAVO.
El 19 de Mayo fueron sepultados, en el Cementerio General,
los restos del Coronel de Ejército en Retiro, don Belarmino
Fuenzalida Bravo.
Rindieron los honores, una Batería del Regimiento de Artillería N.° 1 " T a c n a " , con su estandarte y banda instrumental y
los estandartes del Regimiento de Infantería N.° 1 '' Buin "y
Escuela de Ingenieros Militares.
'
Asistieron además, delegaciones de Jefes y Oficiales de la
Guarnición, al mando del Teniente Coronel don Octavio Cortez
González. .
Hizo uso de la palabra a nombre del Ejército, el Coronel don
José María Alvarado Lau.
Datos biográficos.
1895
1896
1898
1900
1903
1905
1907
1911
1911
1911
1912
1912
1914
1915
1916
1916
Cadete de la Escuela Militar.
Subteniente del Batallón N.° 7 de Infantería.
Teniente en el arma de Infantería.
Teniente del Regimiento Húsares.
Escuadrón Escolta.
Felicitado por el Supremo Gobierno por su digna actitud
asumida con motivo de los acontecimientos de 22 del presenté, estando a cargo de la Guardia de la Moneda, de lo
que se deja constancia como una distinción.
"Capitán de 2.a clase por mérito, en el arma de Caballería.
Alumno del I. Curso de la Academia de Guerra.
Se le concede el uso de la condecoración de la Cruz de Caballero de la Estrella Negra, concedida por el Presidente de
Francia.
Capitán de 1.a Clase.
Alumno del II. Curso de la Academia de Guerra.
En Europa.
Regimiento de Caballería Coraceros N.° 4.
Se le concede el uso de la estrella de plata por 20 años de
servicios.
El Estado Mayor General comunica que ha terminado el
Curso General.
Mayor del Ejército, en el arma de Caballería.
158
MEMORIAL DEL EJERCITO.
1918 A disposición del Ministerio de RR. EE. para ser nombrado
Adicto Militar en el Brasil
1920 Permiso para usar, la condecoración de la medalla de plata
conmemorativa del Bombardeo y Asalto de la Villa de Brihuega y Batalla de Villavieiosa, concedida por el Consejo
de Ministros del Reino de España.
1923 Teniente Coronel, en el arma de Caballería. Presta servicios
en el Estado Mayor.
1924 Comandante del R. C. 6 "Dragonea".
1925 Coronel de Ejército. Comandante de la II. Brigada de Caballería.
1925 Se le concede la estrella de oro por 30 años de servicios.
1925 Nombrado Jefe de la III. Brigada de Caballería.
'1926 Se le concede retiro absoluto de la Institución.
SECCION BIBLIOGRAFICA
OPINIONES DE DON GALVARINO GALLARDO,
CON RESPECTO A LA "HISTORIA DE CHILE"
DE F. A. ENCINA.
I.
Distintos criterios.
En los años siguientes a la abdicación de O'Higgins. hasta
mediados del siglo pasado, no era fácil obtener siquiera cierta relativa uniformidad de opiniones sobre la misión del más discutido prócer de la independencia de Chile. Existían resentimientos,
rencores y odios profundos, de una parte, y de otra, admiración,
gratitud y evidencia de una labor considerable.
Fué necesario el ostracismo del Libertador, su alejamiento y
radicación definitiva en el Perú al amparo de la hospitalidad
del Gobierno y sociedad de ese país, y, por fin, su muerte, acaecida veintidós años después de la victoria de Maipú, para que
los ánimos fuesen serenándose, y permitiesen a esclarecidos historiadores —Barros Arana, Amunátegui, Vicuña Mackenna, Bulnes, entre otros— ilustrar la opinión pública de las nuevas generaciones, y descubrir realidades que habían sido tergiversadas,
desfiguradas o, al menos, perturbadas por causas subalternas o
por personajes circunstanciales.
Esos investigadores, en general, juzgaron los acontecimientos;
sin dejarse llevar de los prejuicios carreristas u o 'higginistas, sin
enredarse entre pipiólos y pelucones, sin atribuir excesiva importancia a las invectivas o injurias que elevados políticos solían
lanzar contra la memoria del gobernante que había ideado y organizado la expedición libertadora, al mando de Cochrane, decisiva en la suerte del Perú.
Sería, sin embargo, error creer en el advenimiento de la unanimidad de los nuevos historiadores respecto de la grandeza de
O'Higgins, de sus memorables hazañas, y servicios importantísimos a nuestro país, pues, al lado de los volúmenes escritos úl-
160
MEMORIAL DEL EJERCITO.
tunamente por los señores Jaime Eyzaguirre y Eugenio Orrego
Vicuña, del "Epistolario de O'Higgins" debido a la ejemplar laboriosidad de don Ernesto de la Cruz, figura el 6.° tomo de la
Historia de Chile, de don Francisco A. Encina, publicado en estos últimos meses que parece elaborado a raíz de la. guerra de
emancipación, cuando estaban frescos los sucesos, y parecía difícil desprenderse de sentimientos y pasiones que podían fácilmente inducir a juicios equivocados.
Dice, por ejemplo, el señor Encina, refiriéndose a las tenden-,
cias de los grupos de la minoría, entre 1811 y 1814, que "entre los
larraínes y los rocistas, y los demás grupos de la oposición, nada
había de común. Aristócratas y santiaguinos, no alcanzaban siquiera a divisar al humilde fraile provinciano de la Buena
Muerte, ni al huacho intruso del falte irlandés". (Estas palabras
aparecen en cursivas en la pág. 259).
Considera a O'Higgins, (260 y 261) "embalsamado en el sentimiento de la independencia y en el empeño de forjar de su patria, por decreto, un país igual a Inglaterra, sin el espíritu aristo.
crético, exactamente como su padre quería que se produjeran la
pimienta y el clavo de olor en Juan Fernández, y la caña de
azúcar, el algodón y los demás productos tropicales en Aconcagua y los valles del norte. Su cerebro nórdico, de inteligencia
tarde, pesada y mediana, no pensaba como los Errázuriz y los
demás patriotas que lo primero era, ser nación independiente, y
que lo demás vendría, por añadidura, a su tiempo.
En su psíquis se confundían la independencia y la transformación de la sociedad chilena en la sociedad burguesa de Inglaterra... Este deseo - fuerza, unido a su lentitud y su limitación mental, hacía de él, a la vez, un miope político y un verdadero alud". "O'Higgins y otros habían vivido en Europa; pero
sus cerebros eran incapaces de transformar el régimen monárquico en republicano" (p. 271). "La carta de Mackenna representó al tardo cerebro de O'Higgins, un panorama muy distinto del que había creído percibir", (pág. 524).,
En cambio, al joven historiador don Jaime Eyzaguirre, juzga a O'Higgins con un criterio muy distinto, expresando (p. 47):
"O'Higgins era de los pocos que vislumbraban el verdadero alcance que podían, llegar a tener los acontecimientos, y seguía con
profunda ansiedad su curso, devorando las informaciones que
periódicamente le remitía desde Santiago, el doctor Rozas".
El señor Encina reconoce que fue el venezolano Francisco Miranda el actor de la revolución de la Independencia que encarna mejor su contenido profundo y común a toda la América española, pero "Miranda no simboliza siquiera la emancipación de
su patria" (p. 67). Fué —agrega—''Bolívar quien encarnó las
-modalidades de la revolución en Venezuela, Nueva Granada y
OPINIONES DE DON GALVARINO...
161
Quito. En cambio, en el Perú el Libertador sólo fué la espada
que cortó el recio nudo vital que unía a Lima con la madre patria. En Argentina y en Chile no se produjo encarnación personal. San Martín fué un simple General al servicio de una causa.
Martínez de Rozas, Carrera y O'Higgins son símbolos artificiales, creados por la historia. La revolución argentina fué la obra
colectiva de un grupo de intelectuales, patricios, militares y gauchos, porteños y provincianos; y la chilena de la aristocracia castellano-vascas, secundada por parte del elemento meridional venido a menos". (68).
El señor Orrego Vicuña, en su reciente obra sobre O'Higgins,
que el ex Presidente señor Alessandri juzga como una de las
más profundas, hermosas y mejor documentadas de la literatura
chilena, aplica un criterio bastante diferente del empleado por
el señor Encina, declarando que "O'Higgins y San Martín tenían espíritu organizador en el más alto grado y voluntad inquebrantable, cualidades que les fueron comunes''.
La formación de las huestes patrióticas al otro lado de los
Andes, y que decidieron en las jornadas de Chacabuco y Maipú
el éxito de la campaña de la independencia, parece indicar, sobre
todo en San Martín, algo más de lo que significa aquel concepto de
que hubiera sido "un simple General al servicio de una causa";
por otra parte, el envío resuelto por O'Higgins, de la expedición Libertadora al Perú, descubre un concepto tan previsor,
acucioso y afortunado, que cuesta mucho admitirlo como fruto
de "un tardo cerebro".
La verdad es que si la historia se rehace a menudo, ello no
proviene de que cambien los acontecimientos, sino de que son
diversos los criterios de quienes desearían ser historiadores im_
¡parciales.
II.
Opiniones del Sr. Encina, respecto al Libertador.
No se requiere mucha atención del lector del sexto tomo de la
Historia de Chile, para advertir que su autor, el señor Encina, no
participa del convencimiento de la casi unanimidad de los chile_
nos sobre los merecimientos del primero de los forjadores de la
independencia nacional.
Frente a.la designación de O'Higgins, como general en jefe,
en reemplazo de Carrera, para la campaña del otoño de 1814, de.
.
M. del E. 11.
.162
MEMORIAL DEL EJERCITO.
clara el señor Encina verse obligado a "dar a su biografía un desarrollo que su comando militar no justifica" (pág. 527); con tal
motivo, recuerda su nacimiento en Chillán, la educación procurada
por su padre, el Virrey don Ambrosio O ''Higgins, el envío a Inglaterra, cuando tenía casi 17 años, donde recibió la cultura corriente del gentleman inglés. "La resolución del padre de educar
al hijo en Inglaterra, fué decisiva para sus destinos. En el contacto directo, su cerebro, impermeable a la ideología, se empapó en
las características políticas del pueblo inglés, y el trato de uno de
los precursores, encendió en él el sentimiento de la emancipación
americana" (alude al célebre Miranda) (Pág. 531).
"A fines de 1799'" (tenía entonces 21 años de edad) "volvió
de Londres a Cádiz, donde se hospedó en casa de Cruz. Se produjo
en su vida, hacia esta época, un corto período de desorientación,
que era la resultante de la incongruencia de su sangre criolla y de
su educación exótica de gentleman inglés. Tenía una cultura superior a la corriente en su época, hablaba inglés, francés y español y había revelado disposiciones para la música, el dibujo y la
escultura; pero carecía de vocación definida y de aptitudes en armonía con ella. No era militar, comerciante ni artista". (Pág.
534).
Tenía 24 años al regresar a Chile; su padre había muerto, "y
aunque no lo reconoció legalmente como hijo, le había legado sus
bienes de Chile: una casa en Santiago, y ]a extensa hacienda de
Las Canteras con 3.000 vacas". Ocho años más tarde, en 1810, debió trabajar con alguna suerte o habilidad su patrimonio, pues,
afirma el señor Encina, don Bernardo contaba con 20 cuadras de
viña, cierros, bodegas, vasijas, una excelente casa de habitación,.
8.928 animales vacunos, 1,660 caballares y 5.000 ovejas y cabríos
(Pág. 536), io que parece indicar en el joven agricultor alguna inteligencia, actividad y dotes de organizador, a pesar de que, en forma reiterada, un tanto obsesionante, insiste el historiador en atri.
buirle escasas aptitudes: "O'Higgins no sólo era extraño a la
más elemental experiencia del comando militar, sino que era intelectualmente tardo. No se1 le representaban las situaciones, y necesitaba largo tiempo entre los consejos que recibía". (Pág. 542).
Reconoce que adquirió numerosas relaciones, en. razón de su
fortuna, su cultura europea, y "el enorme prestigio de que su padre había gozado en el Sur"; "sin embargo, su temperamento y
su carácter irlandés, su falta de destreza para halagar y atraerse .
a los hombres, y sus ideas demasiado avanzadas para el ambiente,,
limitaron su influencia a un corto número de amigos" (Pág. 536).
Confiesa el señor Encina que cuando estalló la lucha entre Carrera y Rozas, intentó O'Higgins apaciguarla, y no habiéndolo
logrado, se puso del lado del último. "Pero, desde su caída pro-
OPINIONES DE DON GALVARINO...
163
curó mantenerse por encima de las rivalidades de bandos y de
familias" (p. 537), circunstancia que derivaba seguramente, no sólo de su plena independencia pecuniaria, como poseedor de una
fortuna considerable, sino de su irrevocable propósito de servir la
causa de la libertad de la patria, decisión confesada en documentos reproducidos en la obra.
Insiste en que ~'' el nuevo general en jefe, como su antecesor,
carecía de las dotes naturales de los conocimientos y de la experiencia de la guerra que exige el comando de un ejército", (p.
537). Apenas si le concede "coraje fisiológico y gran combatividad".
"O'Higgins, por temperamento y por carácter, era de difícil manejo, a menos que, previamente, una cabeza superior se ganara su estimación y confianza, como ocurrió con San Martín y
más tarde con Rodríguez Aldea", (p. 552). "Nada pinta mejor el
lado candoroso del cerebro de O'Higgins, que el empeño en colocarse por encima de estos odios y pasiones, cuya rudeza salvaje
apenas logramos hoy representarnos, y a los cuales él mismo no
era extraño" (p. 553).
Relatando una operación de la campaña contra el jefe realista Gainza, que consistió en que O'Higgins no persiguió al enemigo,
-dice el Sr. Encina: "Un milagro acababa de salvar a O'Higgins
del aniquilamiento total de su ejército". "Otra inspiración del
cielo, de la cual no alcanzó a darse cuenta en este mundo, le volvió a salvar después de la retirada de Barañao. En vez de perseguir al enemigo y de avanzar en el acto, para reunirse con Mackenna, se atrincheró en El Quilo en posiciones formidables...
Esta determinación es el acto más hábil que registra la historia
militar de Chile; y si O'Higgins lo hubiera ejecutado conscientemente ,este solo acierto borraría de un esponjazo la larga serie
de sus torpezas tácticas y estratégicas", (p, 583).
En otros términos: cuando el éxito coronaba alguno de sus
esfuerzos, se trataba de un milagro, de una inspiración celeste,
porque sin tales causas, nada bueno o acertado podía provenir de
actos conscientes o deliberados de O'Higgins. Si el glorioso general en jefe, se proponía un programa, entonces el señor Encina,
comienza con estas palabras: "Desatinado plan estratégico de
O'Higgins" (p. 550). "O'Higgins era incapaz de darse cuenta de
la impracticabilidad del plan ideado por Irisarri" (p. 615).
" . . .Carecía del juicio militar corriente aun entre los soldados" (p.
659).."O'Higgins nunca fué capaz de formar Ejército" (p. 674).
Si daba orden de que sus tropas marchasen en alguna dirección,
observa el señor Encina: "avance imprudente de O'Higgins" (p.
-695); y si era preciso explicar algún contratiempo, fija la respon-
164
MEMORIAL DEL EJERCITO.
sabilidad, diciendo: "falta de conocimientos de ingeniería militar
de O'Higgins" (p. 701).
Hubiéramos preferido los chilenos, ignorar esas opiniones despectivas contra la más. pura gloria de nuestra Independencia,
III.
"El fraile de la Buena Muerte no era periodista"...
Esta afirmación del señor Encina, la formula al comentar el
decreto de 16 de Enero de 1812, que confió la redacción de "La
Aurora" a Camilo Henríquez, diciendo: "La elección no fue acertada. Aunque revolucionario entusiasta, el fraile de la Buena Muerte no era periodista. No solo carecía de la gimnasia del oficio, sino
también del poder simplificador y de la intuición psicológica que
hace eficaz la propaganda política por medio de la prensa" (pág.
385)
Periodista es, ateniéndonos al léxico de la lengua castellana,
no sólo el compositor, autor o editor de un periódico, sino el que
tiene por oficio escribir en periódicos; y dentro de esa acepción, no
modificada desde los tiempos de la Patria Vieja, el ilustre fraile
de la Buena Muerte fue verdadero fundador del diarismo chileno.
Aun antes de ese decreto que le encomendó la redacción del célebre periódico, ya había evidenciado Camilo Henríquez su temperamento de luchador inteligente, ilustrado y decidido: en los primeros días de Enero de 1811 escribió una proclama, sosteniendo,
sin reticencias, que Chile podía y debía gobernarse a sí mismo.
La. hizo circular, después de escribirla en varios ejemplares, y puede calcularse la sorpresa, el estupor de la mayoría de los habitantes de esta capital, convencidos, hasta entonces, de que no había,
otro gobierno legítimo que el del monarca español, el rey don Fernando VII, al tomar conocimiento de la franqueza con que enunciaba un programa revolucionario, sostenido y confesado por una.
reducida minoría.
Tuvo la suficiente inteligencia para comprender la necesidad
de una propaganda sostenida y sistemática, frente a un público de
muy limitada irradiación. El analfabetismo era lo corriente. Muy
pocos sabían leer y escribir: y para que éstos pudiesen orientarse
gradualmente, no solamente escribía editoriales, y artículos queaparecían bajo diversos seudónimos, pero en los cuáles era visible:
una misma mente y orientación revolucionaria, sino que, además
escribió su memorable "Catecismo Patriótico", que empezó a publicar "La Aurora" y poco después " E l Monitor Araucano", perseverando en su labor difusora de las nuevas ideas.
OPINIONES DE DON GALVARINO...
165
Frente a la afirmación de que el Fraile de la Buena Muerte
no era periodista, y carecía de la gimnasia del oficio, vale la pena
recordar algo de lo que escribía sobre la libertad de la imprenta
y sobre los beneficios que ésta representa:
"Denunciar al público todos los abusos; propagar las buenas
ideas; intimidar a los malos; proponer sabios reglamentos y útiles
reformas; combatir los sistemas perjudiciales; en fin, extender los
conocimientos humanos. Por qué se eternizaron los abusos en el
antiguo sistema 1 Por la ignorancia ocasionada de no haber imprenta libre. En el antiguo sistema, estábamos tan lejos de ver observados y respetados los derechos, que ni aún los conocíamos, ni teníamos idea de ellos. Educándonos en la ignorancia absoluta de
nuestras prerrogativas naturales y sociales, estábamos llenos dé
errores muy ultrajantes a la naturaleza humana. Se consideraba la
patria como el dominio de un hombre solo, que llevaba el nombre
de rey. Los que debían haber sido órganos e intérpretes de las leyes fundamentales de la sociedad, eran instrumentos de la injusticia. Los que debían ilustrar a los pueblos, fortificaban y canonizaban la tiranía con impías máximas."
Nadie ha tenido noticias de que alguna vez se haya elaborado
un texto o código que señale, precise y demuestre que la '' gimnasia
del oficio periodístico" es tal o cuál: ni parece verosímil que alguna vez o en alguna región del orbe fuese posible señalar reglas
sobre el particular. Casi sería más exacto extender la conocida
frase, aplicada al poeta, al orador, diciento también que se nace periodista; y, por lo mismo, algunos son brillantes, otros sencillamente pesados u opacos; y en los anales del periodismo chileno,
han dejado recuerdos imborrables, los Artéaga Alemparte, Blanco
Cuartín, Isidoro Errázüriz, Zorababel Rodríguez, Carlos A. Roger, Carlos Silva Vildósola, y algunas decenas más, y a nadie podría negársele su "gimnasia del oficio", porque uno escribía naturalmente, otro en forma campanuda, aquél exhibiendo una erudición, cierta o convencional, y el de más allá dando testimonio
de un ingenio inagotable, como Alfredo Irarrázabal, Joaquín Díaz:
Garcés, Daniel Riquelme, Carlos Luis Hübner y otros que fueron
ciertamente grandes y celebrados periodistas en sus tiempos.
Los que hemos tenido oportunidad de leer innumerables artícu-:
los, proclamas y publicaciones de Camilo Henríquez, y. de saber
que también fue notable diarista en Buenos Aires, durante los años
en que estuvo allá desterrado, pensamos que es inexcusable error e
injusticia discutirle sus títulos de ilustre y glorioso fundador del periodismo chileno; y cumple recordar la recomendación de don Miguel Luis Amunátegui refiriéndose a Camilo Henríquez:
"Que Chile no olvide nunca la memoria del hombre que antes
que nadie se atrevió a aconsejar por la prensa que fuera una Nación".
166
MEMORIAL DEL EJERCITO.
La propaganda periodística del Fraile de la, Buena Muerte,
estuvo siempre inspirada en sentimientos de humanidad, de patriotismo, y de progreso. Baste recordar, por ejemplo, que fué el primer periodista que escribió en Chile contra e1 tráfico de los esclavos. '' Se habla —decía— de los crímenes contra la naturaleza y no
se cita este horrible y execrable. Casi todas las naciones, europeas se
han manchado en él. Un vil interés ha sofocado en, sus corazones todos loe sentimientos de humanidad y natural justicia. Pero se dice,
sin estos brazos las haciendas quedarán incultas en la zona ardiente. Ah!, queden incultas, cúbranse de malezas, si para labrarlas se
necesita que el hombre sea reducido a la condición de las bestias".
Pensaría así el redactor de "La Aurora", por "carencia de
la gimnasia del oficio"?
IV
Dudosa imparcialidad sobre Camilo Henríquez.
En el prólogo al libro de Januario Espinosa sobre el Abate
Molina, dijo el señor Encina que si los anteriores historiadores
chilenos no escribieron obras maestras, ello provino de que "todos,
inclusive Amunátegui, Barros Arana y Vicuña Mackenna, fueron
simples aficionados que robaban a la política, al magisterio, a la
prensa o a la diplomacia, algunos, ratos para dedicarlos a la historia".
Tuvieron, afortunadamente, la suficiente serenidad de espíritu
de los buenos historiadores, que permite dominar las propias pasiones, afectos o antipatías en el propósito de estudiar imparcialmente los acontecimientos, sin desfigurar o deprimir a quienes fue
ron actores principales o subalternos de los grandes sucesos.
Ninguno de los historiadores mencionados cayó en el error de
negar a Camilo Henríquez sus singulares condiciones de periodista,
a pretexto de que hubiese carecido de algún requisito previsto en
una imaginaria "gimnasia del oficio periodístico".
El señor Encina no se limita, en el tomo VI de su Historia,;
a negar o reducir las aptitudes del verdadero fundador del periodismo en Chile. Llega, además, a lastimarle en el desempeño de
su carácter sacerdotal, con motivo de haber sido designado para
que prestara, los últimos auxilios religiosos al comandante realista
don Tomás de Figueroa, condenado a muerte porque pretendió conspirar contra el nuevo Gobierno establecido, quebrantando sus juramentos y deberes militares.
Camilo Henríquez, en cuanto sacerdote, no tenía motivo al
guno que le incapacitase para ayudar a bien morir al infortunado
Figueroa, y si bien éste había solicitado se llamase a su confesori
OPINIONES DE DON GALVARINO . . .
167
fray Blas Alonso, hubo de someterse, en cuanto católico sincero, a
la imposición de ser asistido por el clérigo patriota.
Supone el señor Encina que el móvil era descubrir los cómplices de Figueroa ,mediante la confesión que prestaría ante Henríquez, lo que implica admitir la verdad de tal propósito, y la capacidad del sacerdote para violar el secreto confesional.
Dice sobre el particular (Pág. 239) : "Sólo en el último instante, para no dar el escándolo de morir sin confesión, se resignó
a aceptar al fraile de la Buena Muerte, y éste tuvo la debilidad de
prestarse para el papel que se le asignó. Por lo demás, era una
candidez esperar que un hombre del templé y de la fe exaltada dé
Pigueroa, que creyó servir a Dios y al Rey, en su descabellado
motín, delatara a loe pies del confesor, lo que, al precio de su vida,
había negado a los jueces. Los cómplices quedaron para siempre
envueltos en impenetrable misterio".
El señor Encina acoge con visible buena voluntad la indignación de la aristocracia realista de esa época que calificaba este fusilamiento "como un asesinato inútil" (Pág. 241) y que en todos
los detalles de la ejecución, hasta "en la indignidad de imponerle a
Camilo Henríquez como confesor", revelaban""actos de chacal".
(Pág.. 242).
.
.
.
Juzgándole, en cuanto activo, incansable y valiente propagandista de la independencia de Chile, afirma que "la realidad de
asignó desde el primer momento, el único papel que podía desempenar, dadas su falta de genio político, y en incapacidad como hombre de acción: el de fabricante de rótulos político-sociales. Pero sus
rótulos ocultan a veces el contenido real de algunos frascos y el
vacío de otros, que la historia del siglo XIX confundió en forma
lamentable". (Pág. 243).
Reconoce a Henríquez el mérito, innegable por lo demás, de
haber proclamado sin ambages, la independencia absoluta de Chile, y, sin considerar el señor Encina, las dificultades que entonces
se oponían a la inmediata aceptación de este anhelo en la conciencia de la mayoría del.país, alude al "derrumbamiento moral" del
fraile de la Buena Muerte; se refiere a que, si era "un revolucionario sincero y almacenaba la fuerza sentimental necesaria para
encender una hoguera, carecía de irradiación. Su cerebro, confuso y oprimido por la lectura indigencia de Rousseau, no tuvo ascendiente intelectual ni correspondencia con los de los aristócratas que encabezaron la revolución. Sentimentalmente, tampoco irradiaba; no le había cabido en lote el poder magnético que domina y
arrastra. La aristocracia revolucionaria lo utilizó sin tomarlo en
serio" (Pág. 499).
Numerosos hechos demuestran la inconsistencia de esos comentarios despectivos: los Gobernantes patriotas hicieron justicia a Camilo Henríquez; formó parte de los cuerpos legislativos, intervino
en la elaboración de documentos, reglamentos y proyectos de la
168
MEMORIAL DEL EJERCITO.
mayor importancia; era el mentor de la epopeya revolucionaria
desde la prensa naciente; Freiré le nombró primer bibliotecario de
la Biblioteca Nacional; poco después, volvió a la Cámara, elegido
en Copiapó y en Rere; se le nombró oficial mayor del Departamento de Relaciones Exteriores en decreto que lleva las firmas de Freiré y su Ministro don Francisco Antonio Pinto, más tarde Presidente de la República.
El señor Encina, recuerda la célebre proclama revolucionaria
de Camilo Henríquez, reconoce "su inteligencia viva y sensible,
pero demasiado débil para el alimento ingerido, se deslumhró; su
alma inflamable hizo el resto". No niega el mérito ideológico de las
aspiraciones patrióticas del ilustre sacerdote, pero agrega: "Sin
dotes de conductor de hombres, sin aptitudes militares ni coraje
fisiológico, no tenía papel que desempeñar en la lucha armada, que
se avecinaba. Sin genio organizador ni dotes de estadista, iba a ser
en ella un simple rodaje suelto ,un estorbo más que un auxilio".
(Pág. 212).
Finalmente, supone que su misión "debía concluir en la más
espantosa agonía moral, apenas atemperada por el amor heroico de
una mujer que, a través de todas las prohibiciones divinas y humanas, acercó la esponja humedecida a sus labios resecos de náufrago del ideal, y cerró sus ojos marchitos de vencido de la vida" (Pág. .
212). Era una llavera anciana y honesta.
En cambio, los Poderes Públicos convirtieron su muerte en
duelo nacional y la verdadera historia ha consagrado su gloriosa
figuración en aquella época.
G.G.N
CARTAS DE O'HIGGINS.
169
CARTAS DE O'HIGGINS.
Por A. VALENCIA AVARIA.
La comisión directora de la publicación del archivo de don:
Bernardo O'Higgins, compuesta por los historiadores señores Ricardo Donoso, Jaime Eyzaguirre, Guillermo Feliú Cruz, Eugenio
Pereira y Luis Valencia, ha dado a la publicidad el tomo II. de
la correspondencia del héroe, compuesta de cartas de O'Higgins.
y cartas, mensajes y. documentos a él dirigidos.
En 480 páginas se han insertado 312 documentos, de los cuales 112 son inéditos en todo o en parte, según lo afirma el prologuista de este tomo, que es el señor Feliú Cruz. Esta abundante
correspondencia, permite seguir paso a paso, la marcha del Ejército patriota desde Enero de 1914 hasta el heroico desastre de
Rancagua, y permite apreciar en forma objetiva la grandeza de
la misión que se había trazado O'Higgins y su constancia, tenacidad" y empeño en cumplirla.
Las inserciones que se hacen en el libro de documentos de la
época, acerca del tratado de Lircay, muestran una división en
el ánimo de los patriotas para apreciar el convenio. Los elementos civiles de mayor valía se inclinan por la aceptación del convenio, que es resistido, por los elementos militares tan pronto se
dan cuenta de que el propio Gaínza no se aviene a cumplirlo en su
integridad. En el hecho, después de firmado el tratado de Lireay,,
Rodríguez Aldea que había sido el principal asesor de Gaínza,
pensó inmediatamente no cumplirlo, y se dio maña para proceder
en tal sentido a influir en el ánimo del General español en este
sentido, O'Higgins que había creído que el tratado se firmaba para
ser cumplido, cuando se dió cuenta de la burla fue partidario de
la prosecución de la guerra, la que llevó directamente hasta el fin.
Los documentos insertos én el tomo que nos ocupa, dan cuenta
en sus detalles de la sublevación de las tropas, de Julio de 1814
y de los acontecimientos posteriores; de los manejos de los Carrera en Santiago y de la subordinción de todo el Ejército a don
José Miguel Carrera, quien hasta el último día de la Patria Vieja,
tuvo la máxima responsabilidad de la autoridad suprema, sin que
esto signifique que la ejerciera siempre con tino, con energía, con
decisión y con prontitud.
Aunque la mayoría de los documentos a que nos referimos,,
son de carácter militar, hay cartas como las dirigidas por Lastras, por Irisarri, por Mackenna, por Vera a O'Higgins, y no po-
170
MEMORIAL DEL EJERCITO.
cas del héroe a sus corresponsales que demuestran en O'Higgins
una preocupación constante, esencial superior a toda otra consideración por la suerte de la Patria. El conjunto de esta correspondencia sirve para agrandar, si cabe, la figura de nuestro
héroe máximo y demuestra que su espíritu tenía condiciones superiores y proseguía en persecución de una idea de liberación,
nacida en sus años mozos e impulsada por sus conversaciones
con Miranda en Londres. Presentar a don Bernardo O 'Higgins en
la forma pequeña, menguada, llena de ineptitud y de incapacidad,
como juguete de acontecimientos que no percibía ni en los que
intervenía con decisión rectora, como se desprende de la interpretación que se ha dado a su personalidad en una historia recién
aparecida, no se concilia con la figura real del héroe, que se desprende de su correspondencia en imagen casi completa. Los historiadores del siglo XIX para los cuales la figura de O'Higgins,
aparecía en sus verdaderos contornos, no conocieron algunos de los
documentos que aparecen reunidos en este tomo del archivo del
procer a que nos referimos. Si los hubieran conocido, habrían confirmado el juicio expuesto que ha colocado a O 'Higgins en el primer lugar entre los héroes de nuestra nacionalidad.
El segundo tomo del archivo de O'Higgins llega en hora propicia, para asentar sobré bases verdaderas la personalidad de nuestro héroe, y para demostrar a quienes lo leen, la magnitud del
espíritu de quien, pese a interpretaciones antojadizas y arbitrarias, es, cada día con mayor Vigor a través de los años, el verdadero fundador de nuestro país independiente.
El estudio de la figura de OlHiggins, sobre cuya vida han
aparecido recientemente libros tan interesantes como los de Jaime Eyzaguirre y Eugenio Orrego Vicuña, constituye la iniciación del estudio del principal personaje de nuestra historia: Y no
puede haber una verdadera historia de Chile, si no se reconoce en
toda su amplitud la fuerte, vigorosa y recia personalidad del
vencedor de Chacabuco.
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
171
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
Por el General GEORGE C. MARSHALL
Reproducido del compendio publicado en el "Omnibook", del libro
"Informe del General Marshall", editado por Simón & Schuster, con
el permiso del Gobierno Norteamericano.
Por vez primera desde que asumí mis actuales funciones, hace
seis años, puedo hoy informar que la seguridad de los Estados
Unidos de América se halla por completo en nuestras manos. En
el tiempo transcurrido desde mi último informe reglamentario a
la superioridad, nuestras fuerzas armadas de tierra y aire que luchan en el continente europeo han contribuido poderosamente a la
completa destrucción de los países del Eje. En el Pacífico, los japoneses han sido obligados a solicitar se ponga término a la guerra
por ellos provocada con tanta felonía. Por espacio de dos años no se
ha detenido prácticamente el avance de las fuerzas de tierra, mar y
aire de los Estados, juntamente con las de nuestros aliados. Han
dominado cielos y mares y no hubo ejército enemigo capaz de medirse con ellas con probabilidades de éxito. Detrás de nuestras fuerzas armadas estaba la producción agrícola e industrial de todo el
país que ha excedido a todo lo realizado por el hombre en circunstancias similares, de suerte que aquellos pueblos unidos al nuestro
en la lucha por la justicia y el decoro, pudieron redoblar sus esfuerzos mediante la ayuda norteamericana representada por barcos, armamentos y abastecimientos.
Jamás se ha puesto de manifiesto con tanta elocuencia el poder,
de la democracia norteamericana y nunca como hoy ha estado en
nuestras manos señalar un derrotero decisivo al futuro de la humanidad. A mi juicio, tampoco nunca se ha hecho más imperativo
que ahora encontrar el medio práctico de librar a las generaciones
futuras de los horrores y colosales desgastes de la guerra tanto
como asegurarles el beneficio de una libertad que hasta hace poco
estuvo librada a los azares de esperanzas e incertidumbres.
La nación acaba de salir de una de sus crisis más graves. La
presente generación de norteamericanos no ha olvidado aquellos
días tenebrosos del año 1942 en que los japoneses conquistaron toda
Malaya, ocuparon Birmania y amenazaron a la India, en tanto los
ejércitos alemanes se aproximaban al Valga y al canal de Suez. Por
aquellos tiempos tan cerca estuvieron Alemania y Japón de lograr
su objetivo de dominar al inundo entero, que aún hoy nos cuesta
trabajo comprender cómo pudieron los aliados salir airosos de trance tan trágico.
172
MEMORIAL DEL EJERCITO.
En realidad de verdad, nuestro país no puede ufanarse con
exceso de su contribución para evitar la catástrofe en aquellos días
críticos. La verdad es que la decisión de británicos y rusos de no
aceptar lo que parecía una derrota inevitable constituyó el factor
imponderable, para salvar a la civilización del mundo. De igual importancia fue el error cometido por el enemigo al no saber aprovechar en toda su amplitud las ventajas de una situación tan favorable para él. Con el propósito de dejar establecido para beneficio de
la historia el por qué y cómo de los fracasos de Alemania y de
Japón, solicité del general Eisenhower mandara interrogar por sus
oficiales de informaciones a loe jefes del Alto Mando Alemán que
son actualmente nuestros prisoneros de guerra. De marcado interés son los resultados de dichos interrogatorios, pues revelan ellos
las disensiones ocurridas entre los países enemigos y la carencia de
un plan de largo aliento que hubiera constituido un factor decisivo
de la contienda mundial en el momento de sobrevenir sus fases
críticas.
Las etapas de la derrota de Alemania, conforme a lo. manifestado por los jefes, del Alto Mando enemigo, fueron las siguientes:
La no invasión de Inglaterra
El primer contratiempo militar de Hitler fue la no capitulación de Inglaterra al producirse el derrumbe de Francia. De acuerdo con lo expresado por el coronel general Jodl, jefe del departamento de operaciones del Alto Mando alemán, se emprendió la canir
paña de Francia en la creencia de que, derrotado el ejército francés, Inglaterra depondría las armas. La rapidez inesperada de la
victoria sobre Francia y la decisión de Inglaterra de proseguir la
lucha encontraron ál Estado Mayor falto de 'planes para la invasión de tos Islas Británicas.
La campaña de 194I en territorio soviético.
En el otoño de 1941 y luego de la batalla de Vysma, los alemanes se hallaban a las puertas de Moscú, exhaustos pero victoriosos en apariencia. A estar a lo afirmado por Jodl, el Estado Mayor
de las fuerzas armadas era de opinión que con un esfuerzo final se
liquidaría a los rusos. El Alto Mando alemán no había previsto ni
considerado' la posibilidad de una campaña de invierno. El espíritu de lucha de que estaba animado el ejército rojo, una formidable
tormenta de nieve y la temperatura extremadamente baja que
produjo hacia la Navidad de 1941, contribuyeron por igual a precipitar la derrota estratégica de las fuerzas armadas de Alemania.
Llevado por su temperamento impulsivo, Hitler declaró tener más
fe en su propia intuición que en el criterio profesional de sus con-.
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
173
sejeros militares. Acto seguido, relevó de sus funciones al general
Brauschitsch, comandante en jefe de las fuerzas de tierra. Fue ese
él momento decisivo de la guerra.
Stalingrado.
Aun después del revés sufrido a las puertas de Moscú en 1941,
hubiera podido Alemania evitar la: derrota, de no haber sido por la
campaña de 1942 que culminó en el desastre de Stalingrado. Pasando,
por alto las enseñanzas militares de la historia, y en lugar de caer
sobre los ejércitos soviéticos agrupados en el norte, proyectó Hitler,
y dirigió en persona, una campaña que tenía como objetivos inmediatos privar a la Unión Soviética de sus industrias vitales y de sus
materias primas y apoderarse de los pozos, petrolíferos en el Cáucaso. Más allá de dichos objetivos, se pensaba sin duda realizar los
sueños de Napoleón en punto a conquistar todo el Oriente Medio
y la India. La campaña fracasó frente a Stalingrado merced a la
magmfica defensa que de la citada ciudad hicieron los rusos, y en
las colinas septentrionales del Cáticaso, donde las fuerzas acorazadas alemanas permanecieron inmovilizadas durante tres semanas
por falta de combustible, en los meses críticos del verano de 1942.
Invasión de Africa del Norte.
El desembarco aliado en Africa del Norte fue una sorpresa
para el Alto Mando alemán. El mariscal Keesselring, entonces comandante en jefe del ejército alemán en el Mediterráneo, salvo las
fuerzas expedicionarias de Rommel, declara que su cuartel general
esperaba un desembarco y que, en consecuencia, había solicitado se
. le enviara una división de refuerzo. Empero, Hitler y Goering no
prestaron oídos a los temores de Kesselring. Las medidas adoptadas por los aliados en relación al secreto de la operación, y los medios empleados para desorientar al enemigo, parecen haber resultado sumamente eficaces.
La invasión de Francia.
Todos los cuarteles generales alemanes daban como segura la
invasión de Francia. De acuerdo con lo manifestado por el coronel
general Jodl, se calculó con exactitud tanto la dirección general
como la fuerza del deseímbarco inicial en las playas de Normandía,
pero el mariscal Keitel afirma que los alemanes no estaban muy
seguros en cuanto al sitio preciso de la ofensiva aliada, y consideraban que sería Bretaña el objetivo, dado que en aquella región se
habían localizado tres bases muy principales de submarinos. Tanto
Jodl .como Keitel concuerdan en que la creencia de que los aliados
174
MEMORIAL DEL EJERCITO.
lanzarían una segunda ofensiva en otro punto del litoral marítimo,
hizo que se mantuviera un número considerable de tropas en la región del Paso de Calais. Ambos generales estaban seguros de quela invasión podría ser rechazada, o a lo menos contenida, y los dos
se muestran de acuerdo en señalar el poderío aéreo de los aliados
como el factor decisivo de la derrota alemana.
El contraataque en las Ardennes.
La ofensiva alemana de Diciembre de 1944 fué concebida personalmente por Hitler. Según Jodl, era Amberes el objetivo del
ataque. Se confiaba en que el mal tiempo neutralizaría la superioridad aérea de los aliados y que fuese posible sacar ventaja de una
ruptura inicial realizada con toda rapidez. Otros jefes alemanes
sostienen que fue aquella una operación en extremo audaz y aventurada, dado que con ella se infligieron pérdidas irreparables a las
divisiones blindadas del Sexto Ejército Panzer, relativamente frescas, factor principalísimo de la reserva estratégica del Alto Mando
alemán, y en un momento en que se hacía imprescindible echar
mano de todas las reservas disponibles para contener la esperada
ofensiva soviética en el Este.
El pasaje del Rin.
Aun después de la fracasada ofensiva en las Ardennes, siguie
ron creyendo los alemanes en la posibilidad de que la línea del
Rin se mantuviera firme. La pérdida del puente de Remangen dió
en tierra con tales esperanzas. Se tuvo que debilitar toda la posición defensiva del Rin a objeto de sostenerse en la cabeza de puente, y el desordenado repliegue de los alemanes en el Saar y en Palatinado facilitó el subsiguiente avance de los aliados en dirección
al Este.
No solamente los socios europeos del Eje se hallaban imposibilitados de coordinar sus planes y recursos y ponerse de acuerdo en
cuanto al temperamento a adoptar en sus respectivos países, en punto a una mejor conducción de la guerra, sino que también el Japón
—socio oriental de la comandita— obraba enteramente por su cuenta y en grave desacuerdo con sus aliados. A decir verdad, el tan
mentado Eje sólo existía en teoría.
De acuerdo con los mejores cálculos, el plan del Japón para alcanzar los objetivos que se había propuesto incluía las siguientes
etapas:
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
175
1. Neutralizar o destruir la escuadra norteamericana del Pacífico por medio de una ataque llevado por sorpresa a Pearl Harbor.
2. Iniciar una ofensiva relámpago con dirección al sur para
dominar las Filipinas y ocupar las islas del Pacífico Sur y Sudoeste, a objeto de cortar las rutas marítimas de abastecimiento, precaverse contra una ofensiva llevada por el Este y posesionarse de
los vastos recursos naturales de las Indias Orientales.
3. Aisilar a China, cortando sus medios de comunicación con
el occidente, mediante la invasión de Birmania.
4. Formar un flanco con la toma de la base naval de Singapur y las islas de Sumatra y de Java.
5. Aislar, y probablemente, invadir Australia.
6. Invadir las islas de Hawaii, por Midway.
7. Invadir las islas Aleutianas para establecer un flanco en,
el norte, de acuerdo con la marcha de las operaciones iniciales y según conveniencias del momento dado.
8. Poner al alcance de los bombardeos aéreos de la región noreste del territorio metropolitano de los Estados Unidos, incursionar con la aviación nuestros centros industriales de aeronáutica ubicados en el litoral Oeste y echar luego pie en lugares estratégicos.
9. Fomentar descontentos, en la India, como medio de provocar una insurrección.
El plan, estratégico inicial de los japoneses experimentó el primer contratiempo al perder ellos la oportunidad de desembarcar
sus tropas en Hawaii, apoderándose de Oahu y de las bases importantes allí ubicadas, con lo cual nos hubieran privado de disponer
de un centro de operaciones desde donde lanzar nuestras ofensivas
sobre el Pacífico occidental.
Ninguna duda cabe de que los errores y la codicia exagerada
de los países responsables de la guerra, tanto como la resistencia
heroica de los pueblos británico y ruso, sirvieron para librar a los
Estados Unidos de tener que combatir en su propio suelo. Ya la
crisis había pasado con Stalingrado y El Alamein, cuando nuestro
país fue, lo suficientemente fuerte como para participar en la lucha
como factor decisivo. Si en 1942 hubieran sido derrotados los soviéticos en Stalingrado y el ejército británico en el Nilo, como habría, podido suceder de haber los alemanes, italianos y japoneses
coordinando mejor sus planes y recursos en las sucesivas operaciones, estaríamos hoy, en el hemisferio occidental, frente a enemigos
que serían dueños de una parte considerable del mundo.
El 6 de Agosto, el mundo se enteró, por boca del presidente
Truman, que se iniciaba una nueva era con la entrada en. escena
de la energía atómica.
Tan señalado descubrimiento de los hombres de ciencia norteamericanos, puede redundar en insospechables beneficios para el
hombre; mas, también puede él servir para causar su destrucción.
176
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Es contra esta última posibilidad que nuestro país debe precaversesino quiere perecer. La fuerza atómica llegará a afectar la vida
diaria de todos los hombres de la tierra, pero ejercerá asimismo
marcada influencia entre los elementos de destrucción y la técnicade la guerra. Pero, otras cosas hay, a mas de la bomba atómica,
entre los inventos nuevos, que contribuyen, a contemplar con horror la posibilidad de una guerra en el porvenir. Los adelantos en
materia de aviación, las ¡bombas voladoras y el desarrollo de los
electrones, han logrado progresos punto menos que increíbles. A
objeto de prevenir cualquier error de cálculo en cuanto a la tremenda posibilidad de las armas del porvenir, pedí al general en
jefe de Jas fuerzas aéreas del ejército, redactara un informe acerca
de la posible eficacia de otras armas modernas. La mayor parte del
contenido de dicho informe ha; sido considerada hasta el presente
como secreto del servicio, en nuestros centros de experimentación o
en las unidades combatientes. Empero, tan importante es que el
pueblo de los Estados Unidos comprenda las horrorosas posibilidades del porvenir, que expondré a continuación un estracto del informe elevado por el general Arnold:
"Al comienzo de la presente guerra, disponíamos de aviones
de bombardeo, con una velocidad de 200 millas por hora y una autonomía de combate de 900, techos operativos de 24.000 pies y capacidad de cargar bombas hasta el peso máximo de 6.000 libras.
Actualmente, el desarrollo de nuestra industria aeronáutica, en
cuanto al citado tipo de aparatos, nos permite contar con aviones
de bombardeo capaces
de llevar Combas de 20.000 libras de peso en
total y arrojarlas1 sobre objetivos situados a 1.600 millas de distancia a una velocidad de 350 millas por hora y desde una altura de
35.000 pies. El "radar" ha servido para perfeccionar nuestra técnica de tal suerte, que podemos hoy bombardear con entera eficacia aun aquellos blancos no visibles a causa de la oscuridad o del
mal tiempo. Dentro de pocos años, estaremos en condiciones de producir aviones de propulsión a chorro que podrán volar a 500 ó 600
millas por hora y alcanzar un objetivo situado a 1.500 millas de'
distancia a una altura superior a los 40.000 pies. Son ya un hecho
los aviones de bombardeo de capacidad todavía mayor que la expresada y susceptibles de operar en la estratosfera, con una velocidad superior a la del sonido, y transportando bombas cuyo peso
total exceda a las 100.000 libras. Dichos aparatos tendrán suficiente autonomía de vuelo como para atacar un objetivo situado en
cualquier punto de la tierra y regresar a una base enemiga.
'' En 1941, nuestros cazas impulsados a hélice estaban limitados a velocidades no superiores a 300 millas por hora, autonomía
de vuelo de 200 ó 300 millas y techo efectivo de 20 o 300 pies. Hoy
en día, nuestros aparatos de combate y caza tienen una velocidad
de 500 millas por hora, autonomía de combate de 1.300 millas y
techos de 35.000 pies. El adelanto en nuestros cazas de propulsión
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
177
a chorro puede muy bien llegar a producir un aparato con igual
velocidad que el sonido y con suficiente autonomía de vuelo cornopara alcanzar objetivos situados a 2.000 millas de distancia, volando a una altura de 50 mil pies. Una vez vencidos los problemas propios de la comprensibilidad, como lo serán sin lugar a dudas algún
día, habrá desaparecido todo límite a la velocidad que puede llegar a adquirir un avión tripulado.
"Al comenzar la guerra, las bombas de demolición iban de 20
a 2.000 libras de peso, incluso unas pocas de 4.000. En el curso de
la guerra se fabricaron nuevos tipos de bombas, de toda especie,
desde las pequeñas de 4 libras de peso para ser utilizadas contra
tropas al descubierto, hasta las 22.000, que por su inmensa fuerza
de penetración, han servido para destruir ciudades enteras. En estos precisos momentos, estamos faibricando una bomba de 45.000
libras de peso, de acuerdo con las características del avión que servirá para transportarla, y que se encuentra ya en proceso de construcción, Los ingenieros aeronáuticos tienen ya proyectada una
bomba de 100.000 libras.
"Al comienzo de la guerra, no disponíamos de cohetes voladores, entre los cuales el de efecto más espectacular ha resultado ser
el llamado V-2. Dicho proyectil ha servido para alargar el tiro de
artillería a 200 millas de distancia sin sacrificar mayor cosa la precisión. Una defensa eficaz contra semejante díase de proyectiles
requiere contar con aviones piloteados y sin pilotos de velocidades
fantásticas u otros proyectiles capaces de encontrar, interceptar
o destruir a los cohetes voladores, sea en el aire, en sus lugares de
emplazamiento o por otros medios aún no estudiados. Estamos en
condiciones de disparar cohetes voladores sobre un blanco dado
por medio del electrón y de nuevos instrumentos que impulsarán
a los citados proyectiles en dirección al calor, a la luz o al magnetismo. Impulsados por sus cargas propias, dichos proyectiles podrán ser disparados con toda precisión contra grandes fábricas o
arsenales, atraídos por el calor de las fraguas de aquéllos. Y tan
sensibles son, que en el espacio equivalente a una habitación de regular tamaño, se las puede apuntar en dirección a un hombre que
entre a ella, mediante la sola reacción producida por el cuerpo de
aquél.
"Todos los citados elementos y las combinaciones que de su
empleo se pueden hacer, representan enorme peligro para aquellas
regiones del país expuestas a.ser atacadas por el aire. Muchos son
los norteamericanos que aún no se dan cabal cuenta del significado
del montón de escomibros a que han sido reducidas Berlín y las
ciudades del Japón. Con el adelanto continuo de la técnica de la
aeronáutica y de los elementos de destrucción que hoy conocemos,
las ciudades de Nueva York. Detroit, Pittsburgh, Chicago o San
M. del E. 12.
178
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Francisco, pueden ser totalmente devastadas en pocas horas como
consecuencia de incursiones aéreas llevadas a cabo desde otros continentes.
'' Nuestra marina, hoy la más poderosa del mundo, defenderá
a buen seguro nuestro litoral contra cualquier enemigo anfibio que
se atreva a acercarse a nuestras costas, mas no debemos descuidar
la defensa contra la invasión por la estratosfera merced a los elementos y armas ya citados. Es evidente que, tratándose de los mismos, no existe más defensa que la capacidad para atacaré Debemos
propender a garantizar la seguridad de nuestro país sosteniendo
y perfeccionando la técnica y práctica de dichos elementos, como
advertencia a un posible agresor, y como único medio de impedir
que éste lance sobre nosotros una guerra devastadora".
De hechos concretos como los expresados, puede derivar un
concepto tan insinuante como peligroso, pues no faltará quien piense que bastará para te defensa de la nación, contar con máquinas
y no con hombres.
Aquel concepto no es del todo foráneo a ese otro de la defensa
pasiva que fue la perdición de Francia. El espejismo de la línea
Maginot se vio desde los primeros días de la guerra, pero cuando
ya era demasiado tarde para que salvara a Francia. También, muy
pronto la realidad se encargará de desvanecer el espejismo de ciertos conceptos equivocados que hoy sostienen muchos norteamericanos, pero acaso sea entonces demasiado tarde para que se salven
los Estados Unidos.
La única defensa eficaz de un país reside en su capacidad para
atacar al enemigo. Pero siempre se necesitarán hombres para el manejo y empleo de las máquinas de guerra, y hombres para luchar
cuerpo a cuerpo con él y destruir sus bases de operaciones y establecimientos de producción, antes de qiie se pueda dar por terminada la guerra.
No es cosa fácil ganar en la guerra cuando ambos adversarios
disponen de idéntica potencialidad. Tampoco es cosa fácil salvaguardar la nación y preservar la paz. Sin duda, en los próximos
años las Naciones Unidas consagrarán sus mejores y más sinceras
energías al esfuerzo de establecer una paz perdurable. A mi juicio,
existen hoy más probabilidades que nunca de alcanzar fin tan anhelado. A buen seguro, las posibilidades aún desconocidas de la
fuerza atómica impulsarán a los hombres de sano criterio, como
nunca en todo el curso de la historia, a encontrar un medio por el
cual puedan todos los pueblos de la tierra vivir en paz y con justicia.
Nada contribuirá más y mejor a comprender la necesidad de
establecer una paz duradera, que un claro discernimiento de lo
ocurrido en esta guerra en cuanto a las decisiones de orden estratégico adoptadas en su curso, las razones de las mismas y las operaciones mediante las cuales fueron puestas en ejecución. La pren-
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
179
y Ja radio han mantenido al pueblo norteamericano diariamenteinformado de la marcha de la guerra, con las limitaciones propias
del caso. No obstante, y por el exceso mismo de las informaciones,
aparte de la necesidad de mantener el secreto sobre muchos hechos,
ha sido difícil que el público en general juzgara los acontecimientocimientos en sus verdaderos alcances. Hoy es posible examinar
retrospectivamente esos acontecimientos con un énfasis del que carecerá de fijo la historia al relatarlos.
LA VICTORIA EN EUROPA.
Concepción estratégica.
El lapso al cual se refieren mis dos primeros Informes Bienales, fue un período de inminentes peligros para los Estados Unidos. El tiempo constituía por entonces el factor sobre el cual descansaba, en gran parte, la seguridad de nuestro país; a saber, tiempo suficiente para organizar los inmensos recursos de que disponíamos, y tiempo para hacer gravitar esos recursos en los teatros
de operaciones de ultramar. Ese tiempo lo ganamos mediante la heroica negativa de los pueblos británicos y soviético a declararse vencidos por los golpes tremendos que les asestaban las fuerzas del
Eje. Con sangre y valor temerario pagaron dichos pueblos el tiempo que tan necesario nos era. Dos años atrás, nuestro margen de
seguridad era aún sumamente precario; pero, a grandes pasos, acercábase el instante en que nos encontraríamos en condiciones de medirnos con nuestros adversarios en los únicos términos que ellos
saben respetar, esto es, los de una potencialidad abrumadora.
En ningún otro período de la historia ha ondeado tan vicioriosa la bandera norteamericana sobre tantos campos de batalla. Es
con la más honda satisfacción y con muy legítimo orgullo por el
comportamiento de las tropas y de sus conductores, que elevo este
informe acerca de las operaciones que dieron en tierra con Italia,
Alemania y Japón.
A objeto de lograr una cabal comprensión referente a la participación de nuestras fuerzas armadas en dichas operaciones, se
hace necesario pasar revista a las decisiones que las motivaron. Las
fuerzas de los Estados Unidos y de Gran Bretaña fueron empleadas conforme a una .concepción estratégica conjunta, y cuya conducción estaba a cargo de un organismo llamado el Estado Mayor
Combinado. Como se ha dicho en un informe anterior, la estructura de dicho organismo militar aliado fué concebida en el curso de
la entrevista .celebrada en Diciembre de 1941, ocasión en que el
Primer Ministro señor Churchill, acompañado, por los jefes de Estado Mayor del Ejército, de la Marina y de la Aviación de Gran
180
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Bretaña, se trasladó a Washington, para confererciar con el Presidente y Alto Mando norteamericano. De la entrevista resultó la
unificación más perfecta de los esfuerzos militares comunes que jamás se haya logrado establecer entre dos naciones aliadas. Fueran
aceptadas como responsabilidades comunes la dirección estratégica
de las fuerzas armadas de ambos países, la distribución del personal y material, la coordinación de las comunicaciones, la armonización de los respectivos servicios de informaciones y la administración conjunta de los territorios capturados al enemigo.
El Presidente y el Primer Ministro, en consonancia con lo
aconsejado por el Estado Mayor Combinado, decidieron en el curso de la primera de sus conferencias, que se concentrarían los esfuerzos comunes para lograr ,1a derrota de Alemania en primer término, y luego entrar a ocuparse del Japón.
En Abril de 1942, el Presidente Roosevelt me ordenó me trasladara a Londres, acompañado del señor Harry Hopkins, con el
propósito de cambiar ideas con el Primer Ministro y los jefes del
Estado Mayor Británico, con respecto al plan de proceder, llegado.
el momento, a la invasión del continente europeo mediante una operación realizada a través del Canal de la Mancha. En el curso de
- aquellas entrevistas, quedó resuelto llevar a cabo una operación
decisiva de desembarco en los puertos del referido Canal, para luego continuar el avance en dirección y a través de los terrenos llanos de esa región de Francia. Por aquella época, replegábase en
orden el ejército rojo ante el máximo de potencialidad de las fuerzas alemanas y en la Conferencia de Londres se resolvió que había
que hacer cuanto fuera posible para aliviar la presión ejercida sobre los soviéticos, a fin de impedir que se allanara el camino para
una total dominación de la Europa continental y una probable
juntura de los alemanes con los japoneses en el Océano Indico.
En el, mes de Julio, el almirante King y yo volvimos a trasladarnos a Londres para nuevas entrevistas con los jefes del Estado
Mayor Británico, con el propósito de ver si se podía hacer algo
de inmediato para atenuar la presión del ejército alemán sobre los
soviéticos, cuyos ejércitos se hallaban próximos a una crisis. ,
Luego de un prolongado estudio de la situación, llegamos a la
conclusión de que la única operación susceptible de éxito que podía llevarse a cabo en el curso de aquel año, sería un desembarco en
las costas de Africa del Norte, operación que a partir de entonces,
se designó con el nombre de TORCH. De Africa del Norte a Alemania hay mucho trecho, pero un desembarco realizado en sus costas serviría, por lo menos, para distraer algunos contingentes alemanes, aliviar en algo ¡la presión ejercida sobre los soviéticos y mejorar considerablemente la situación imperante en el Medio Oriente. Se resolvió, pues, —y luego de ser aprobada la idea por el Prersidente y el Primer Ministro-— dar comienzo al plan de preparar
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
181
un desembarco en Africa del Norte en el. menor tiempo posible, dejando por sentado no solamente que habría que abandonar toda
.idea de establecer el segundo frente en Europa en el transcurso de
aquel año, sino también que sería absolutamente imposible completar en 1943 los preparativos necesarios para una operación en
gran escala a- través del Canal de la Mancha. La puesta en acción
de TORCE insumiría la casi totalidad de nuestros esfuerzos en el
Atlántico, limitando, en consecuencia, nuestra acción en el Pacífico tendiente a mantener la línea de comunicación Raiwaii - Midway
y a preservar expeditas nuestras rutas a Australia.
El general Eisenhoweri que por entonces tenia establecido su
cuartel general en Londres con el objeto de dirigir la concentración de nuestros contingentes, fué designado —con generosa, complacencia del gobierno británico— comandante en jefe de las fuerzas británicas y norteamericanas que habían de llevar a cabo el desembarcó en las costas del Norte de África, El 13 de Agosto recibió
el general la notificación oficial de encargarse de los preparativos,
fijándose los primeros días del mes de Noviembre como fecha probable de la operación proyectada.
Sabemos hoy que el plan alemán por aquel entonces consistía
en obtener la derrota de -Inglaterra mediante los bombardeos aéreos
y la destrucción de sus ejércitos y recursos en el Medio Oriente.
El coronel general Jodl, jefe de operaciones del ejército alemán,
ha manifestado que entraba en los planes de Hitler lograr una ruptura en Stalingrado y en Egipto, para luego buscar la conjunción
de ambas salientes en el Medio Oeste.
La heroica defensa de Stalingrado y la aplastante derrota que
infligió el general Montgomery al general Rommel en la batalla
de El Alamein, contribuyeron a poner fuera de acción los brazos
de aquella gigantesca tenaza. El desarrollo eventual de las operaciones en el Norte de Africa, de Este al Oeste, y la ofensiva soviética que arrancó del Volga, probaron ser las maniobras decisivas
que habrían de obligar al Eje a recurrir a una defensiva estratégica.
.
En Junio de 19455, reuniéronse en Casablanca el Presidente de
los Estados Unidos y el Primer Ministro de Gran Bretaña, con sus
respectivos Estados Mayores. Ya entonces se puso en evidencia que
nuestra proyectada operación en Africa del Norte tenía bastantes
probabilidades de culminar en un éxito rotundo y en forma que
nadie se había imaginado al fojar los planes originarios. Túnez era
como un señuelo tentador, donde los alemanes no cesaban de acumular enormes cantidades de personal y material, cosa que habría
de terminar en un desastre para ellos una vez que cesara la estación de las lluvias y mejorara el tiempo en él Estrecho de Sicilia,
dada la incostrastable superioridad aliada, así en el aire como en
el mar. Al terminar la campaña en Africa del Norte, las bajas del
enemigo, en muertos y prisioneros, alcanzaron a 349.206 entre ale-
182
MEMORIAL DEL EJERCITO.
manes e italianos, y, tan sólo en tierra, cayeron en nuestro poder
cerca de 200.000 toneladas de material de guerra.
El problema a resolver por el Estado Mayor Combinado, con-,
sistía en determinar la operación que había de seguir a la terminación de la campaña en Túnez. Deseable hubiera sido, claro está,
entrar de inmediato en contacto con los ejércitos alemanes en la
Europa Occidental o aun en el Sur de Francia, siempre que una
operación de semejante envergadura 'estuviera al alcance de los
efectivos y del material qué el general Eisenhower tenía a su disposición. Desgraciadamente, no era ese el caso.
La fiscalización del Eje sobre las islas del Mediterráneo y la
total extensión del litoral sur de Europa, desde la España de Franco hasta Turquía, cerraban el tránsito a través del expresado mar,
obligando a nuestros barcos de abastecimiento a dar un rodeo de 12
mil millas por el Cabo de Buena Esperanza. Los Estados Unidos
no habían dado todavía término al proceso de una movilización en
vasta escala. Por las razones expuestas, estudiaron los jefes del Estado Mayor Combinado la posibilidad de iniciar una ofensiva directa contra Italia o decidirse por alguna otra operación intermedia. Se resolvió, por último, llevar a cabo la invasión de, Sicilia
(operación HUSKY), y previo consentimiento de los respectivos
jefes de Estado, se cursó al general Eisenhower la siguiente directiva :
"Los jefes del Estado Mayor Combinado han resuelto la invasión de Sicilia, a realizarse en el curso del año 1943, debiendofijarse la fecha precisa de acuerdo con las fases favorables de la
luna correspondientes al mes dé Julio''.
Aun cuando ya era, por lo tanto, inminente la iniciación de
una ofensiva en gran escala en el Mediterráneo, resolvióse no obstante en Casablanca, proseguir concentrando en el Reino Unido
los efectivos necesarios para la invasión de la Europa Occidental.
Aquella concentración estaba llamada a ser la empresa de logística
más formidable que hasta hoy se conoce en los anales de la historia
militar.
Se requería para ello calcular el transporte, alojamiento, aprovisionamiento, instrucción, elementos sanitarios y bienestar general de 1.2000.000 hombres que habían de ser embarcados en los Estados Unidos y transportados al Reino Unido a través del Océano
Atlántico infestado de submarinos enemigos. Tan sólo los planes
en cuanto al servicio sanitario, contemplaban la provisión de 94.000
camas en los hospitales existentes o en aquellos que habían de ser
construidos. Había que preparar alojamientos para las tropas combatientes y los servicios auxiliares de abastecimiento. Era necesario
preparar playas de estacionamiento para 50.000 vehículos militares y construir 270 millas de vías férreas. Más de 20 mil automóviles y arriba de 1.000 locomotoras tenían que ser llevadas al Reino Unido. Las Fuerzas Aéreas requerían 163 pistas de aterrizaje,
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
183
siete centros de personal combatiente y sus correspondientes reemplazos, además de alojamiento para 450.000 hombres y 8.500.000
pies cuadrados de espacio para instalar almacenes y depósitos.
Para Julio de 1943, la corriente continua de material de guerra transportado de los Estados Unidos a Gran Bretaña alcanzaba la fabulosa cifra de 753.000 toneladas mensuales, total que había de llegar a 1.900.000 toneladas en el curso del mes que precedió a la invasión. Era indispensable construir con el material disponible 3.780 barcazas de desembarco, de todo género y 142 barcos
de carga. Muchas de las barcazas de desembarco eran barcos de
alta mar.
Teniendo presente que una invasión a través del Canal de la
Mancha contra las ejércitos alemanes fortificados en el litoral constituía una operación sin precedentes en cuanto a las consecuencias
desastrosas que podrían derivar de un fracaso, los mandos aliados
resolvieron llevar a cabo el bombadeo aéreo estratégico llamado a
debilitar a Alemania militar, industrial y económicamente. Desde
el principio, se vio claro que una operación de tal magnitud requeriría la entrada en acción de todas las reservas en hombres de que
disponían los Estados: Unidos y el Reino Unido, además de consagrar todo el tonelaje disponible a la tarea de transportar y concentrar nuestros efectivos en Gran Bretaña. El bombardeo estratégico de Alemania por el aire, constituyó una operación realizada
en tan grande escala, que no tiene su igual en. la historia de la
aviación militar. Sabemos hoy de seguro que se trató de una decisión muy acertada.
Antes de iniciarse la invasión de Sicilia propiamente dicha,
volvieron a reunirse en el mes de Mayo, en Washington, el Presidente, el Primer Ministro y los jefes del Estado Mayor Combinado.
Aquella conferencia, conocida por la denominación de TRIDENTE,
pasará a la historia como uno de los cónclaves militares de mayor
importancia de toda la guerra, pues en el curso de ella quedó fijada, en términos precisos, la estrategia específica a que habían de sujetarse las operaciones de las tropas norteamericanas y aliadas en
tierra, mar y aire. Algunas modificaciones se hicieron luego con
respecto a las resoluciones adoptadas en la conferencia TRIDENTE, en relación a ciertos detalles y a la técnica a proseguir, pero la
estrategia del Pacífico permaneció sin variantes, y se logró el primero y el más importante de los objetivos inmediatos, a saber, la
derrota total de los países europeos del Eje y de sus respectivos
satélites.
Fue en el curso de dicha conferencia que los jefes del Estado
Mayor Combinado resolvieron ampliar la influencia aliada en el
Mediterráneo, hasta obligar a Italia a retirarse de la guerra. También en ella quedó resuelto que la aviación militar norteamericana
asestaría un tremendo golpe a Alemania, destruyendo los pozos petrolíferos de Ploesti, principal fuente de su abastecimiento en com-
184
MEMORIAL DEL EJERCITO.
bustibles. La primera de las incursiones contra los mencionados pozos fue realizada el 1° de Agosto de 1943 por 178 aparatos B-24
de bombardeo; perdimos en la operación 54 máquinas, pero Alemania vio seriamente amenazadas sus posibilidades de seguir alimentando sus fuerzas mecanizadas. El Eje había venido abasteciéndose de 3.000.000 de toneladas de petróleo al año de los pozos
de Rumania. Las repetidas incursiones llevadas a cabo contra Ploesti, sirvieron para cortar prácticamente dicho abastecimiento.
En el curso de la conferencia TRIDENTE, se volvieron a estudiar y perfeccionar los planes referentes a la invasión desde Inglaterra de los clásicos campos de batalla de Europa. Aunque ya
por aquella época habíamos consolidado nuestra posición en Africa
del Norte, no sé podía pensar en llevar la guerra a territorio alemán por el sur y a través de la barrera de los Alpes. En toda la
historia de Europa, no se registra un solo caso de haberse logrado»
cruzar los Alpes frente a un enemigo decidido a defender aquella
cadena de montañas. Se dio. pues, formal asentimiento a la proyectada operación de invadir Francia —operación conocida desde entonces por 0VERL0RD en la respectiva clave— fijándose como
fecha aproximada la primavera de 1944 y al sólo efecto de los preparativos a proseguir.
La rendición de Italia.
El 10 de Julio de 1943 lanzóse el ataque anfibio contra la isla
de Sicilia, Durante, semanas enteras, y previo al desembarco, la
aviación había pulverizado pistas de aterrizaje, vías férreas y fortificaciones, así en la citada isla como en Cerdeña y en el territorio metropolitano de Italia. Pantelleria se rindió el 11 de Julio
luego de un intenso ataque por mar y aire. Y las islas menores de
Lampedusa y Linosa se hallaban en nuestro poder desde unos días
antes.
La fuerza invasora —15.° Grupo de Ejércitos-— estaba al mando del segundo del general Eisenhower para las fuerzas aliadas,
general sir Harold B. L. G. Alexander. Se componía del séptimo
Ejército Norteamericano, mandado por el teniente general George
S. Patton (hijo), en el ala izquierda, y el octavo Ejército Británico, al mando del teniente general sir Bernard L. Montgomery, en
el ala derecha. El séptimo Ejército de asalto fué constituido por el
II. Cuerpo, al mando del teniente general Ornar N. Bradley, y una
unidad independiente con misión definida, a las órdenes del mayor
general Lucían K. Truscott. El II. a Cuerpoa estaba integrado, en su
mayor parte, por las Divisiones 1. y 45. , además de una unidad
de paracaidistas. El octavo Ejército Británico estaba constituídopor dos cuerpos de ejército que integraban cuatro divisiones de infantería, dos brigadas y una división de tropas aerotransportadas.
Todos los citados contingentes provenían de Argelia, Túnez, el Me-
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
185
dio Oriente, el Reino Unido y los Estados Unidos. Comandante en
jefe de las fuerzas navales, a las órdenes del general Eisenhower,
era el almirante de la Flota sir Andrew Cunningham. El vicealmirante Henry K. Hewitt era el jefe más antiguo al mando de
nuestros efectivos navales.
El viento que había comenzado a soplar durante la noche precedente al día " D", adquirió proporciones de temporal desecho al
acercarse nuestros convoyes a sus respectivos puntos de reunión.
Amainó en algo el viento poco antes de la hora " H " , pero las condiciones del tiempo siguieron siendo poco propicias, para un desembarco a viva fuerza. Como compensación, el temporal hizo que
los defensores descuidaran la vigilancia.
También el fuerte viento dislocó los planes iniciales con respecto a la acción de nuestras tropas aerotransportadas que habían
de descender a poca distancia de Gela, pocas horas antes de la hora
" H " . Aunque dispersos sobre una considerable extensión del terreno, y experimentando crecidas bajas a consecuencia de nuestro
propio fuego dirigido contra aquellas formaciones de transportes
que se habían apartado de la ruta convenida, los paracaidistas contribuyeron a facilitar la operación de los desembarcos realizados
con todo éxito.
Al clarear, tres horas después de haberse iniciado el asalto,
habíamos echado ya pie en varios sectores de un litoral con 100 millas de extensión, desde el Sur de Siracusa, aproximadamente, hasta Licata. Nuestras tropas avanzaban tierra adentro al noreste de
Gela, y, a la mañana siguiente del día " D", los alemanes llevaron
un contra-ataque contra la 1.a división, con considerables efectivos
de unidades blindadas. El contra-ataque fue rechazado merced, en
gran parte, a la cooperación de nuestra artillería y al eficaz empleo
del fuego de los cañones navales.
En los dos primeros días de la invasión se llegaron a desembarcar más de 80.000 hombres, 7.000 vehículos y 300 tanques; varios
puertos de menor importancia prestaban ya positivos servicios para
las operaciones de descargar el material y, a lo menos, seis, aeródromos se hallaban en nuestras manos y se procedía a dejarlos en
condiciones de ser utilizados.
La aviación aliada prestó su apoyo directo a las operaciones de
tierra, realizando hasta 1.200 salidas en un. solo día. Los aparatos
pesados de bombardeo pusieron fuera de acción los pocos aeródromos que aún le restaban al enemigo y las fuerzas de tierra continuaban su progresión con una velocidad considerare de marcha
La totalidad de las operaciones aéreas estaban a cargo, de las Fuerzas Aliadas de Aviación del Mediterráneo a las órdenes del Mariscal del Aire Sir Arthur Tedder y con el teniente general Carl Spaatz
como jefe de las Fuerzas Aéreas del Noroeste de Africa. La aviación de bombardeo pesado integraba la Fuerza Aérea Estratégica
al mando del mayor general James H. Doolittle.
186
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Para el 16 de Julio, el frente de batalla se extendía desde cierto punto situado al Sur de Catania en el Este, hasta Porto. Empedocle en el Oeste; teníamos en nuestro poder una cuarta parte de la
isla de Sicilia. El 22 de Julio, las tropas del general Patton ocuparon el importante puerto de Palermo mechante un rápido avance.
a través del extremo occidental de la isla, Más hacia el Este, nuestras tropas continuaban abriéndose paso a través de un terreno
montañoso tenazmente disputado por el enemigo. Hacia fines de
Julio, sólo el sector Noreste de la isla continuaba en poder del enemigo.
El 16 de Agosto las patrullas de nuestra 3.a división entraron
en Messina desde el Oeste, en tanto las unidades británicas lo hacían por el Este, y al día siguiente cesó la resistencia organizada.
Treinta y nueve días había durado en total la campaña de Sicilia.
Mediante el empleo de artillería antiaérea en gran escala, ¡lograron
los alemanes evacuar miles de tropas mecanizadas y paracaidistas,
como también transportar cantidades considerables de material de
guerra ligero a través del estrecho de Messina al territorio metropolitano. A ¡pesar de ello, la pérdida de Sicilia representaba para
el Eje un revés militar de importancia. Sus bajas sumaron 167.000
hombres, de los cuales 37.000 eran alemanes. Nuestras pérdidas,
fueron de 31.158 muertos, heridos y desaparecidos.
La operación HUSKY, como lo esperábamos, precipitó una
crisis política en Italia. El 25 de Julio anunciaba el rey Víctor
Manuel la dimisión de Mussolini. En el mes de Agosto retiñiéronseen Quebec el Presidente y el Primer Ministro, juntamente con. los
componentes del Estado Mayor Combinado, designándose la conferencia con el nombre de CUADRANTE. Para entonces, el gobierno italiano estaba resuelto a deponer las armas. El mariscal Badoglio había establecido contacto con el general Eisenhower a los
efectos de negociar la rendición sin el conocimiento de los alemanes.
El 8 de Septiembre, un día antes de que las tropas norteamericanas pusieran pie en el territorio metropolitano, se anunció la
rendición incondicional de Italia y el 9 del mismo mes y días subguientes, capitulaban das principales unidades de la flota.
Razones de mucho peso fueron las que aconsejaron proceder a
la invasión del territorio metropolitano italiano. La operación (AVALANCHA) nos serviría para sacar la mejor partida posible de la
falta de todo espíritu de resistencia en los italianos, aprovechar la
favorable conyuntura de distraer unas cuantas divisiones alemanas que de otra suerte serían, empleadas contra el ejército rojo o,
más tarde, contra nuestras fuerzas invasoras en Francia; obtenercampos de aviación desde donde se pudiera llevar incursiones aé~
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
187
reas a Alemania y los Balcanes desde distancias más reducidas y,
por último, dar cima al dominio aliado en el mar Mediterráneo.
Las divisiones británicas y canadienses del general Montgomery cruzaron el estrecho de Messina protegidas por un intenso fuego de artillería y un devastador bombardeo aéreo para desembarcar
en las playas cercanas a Reggio Calabria y Villa San Giovanni el
3 de Septiembre. Consolidadas las posiciones en los puntos de desembarco, el octavo ejército británico continuó su progresión a través de Calabria con dirección al norte.
Seis días después, el quinto Ejército Norteamericano a las órdenes del teniente general Mark W. Clark desembarcaba en las placas del Golfo de Salerno.
El enemigo sospechaba que iniciaríamos operaciones anfibias
en la región de Ñapóles y, en consecuencia, la reacción enemiga al
producirse el desembarco en Salerno, se hizo sentir al instante y
con fuerza. Era evidente que el Alto Mando alemán consideraba
como único recurso para salir de la desesperada situación que se le
había creado con la rendición de Italia, oponerse al avance aliado
al Sur de Napóles hasta tanto fuera cosible adoptar nuevos dispositivos.
Tanto el general Einsenhower como el comandante en jefe de
las fuerzas de tierra —general Alexander— estaban convencidos
de que se desarrollarían duros combates en el extremo de la bota
italiana. Estimaban que los alemanes disponían de unas ocho divisiones para oponerse al desembarco, de las cuales, dos se hallaban
en Roma y al Norte de la misma. La división blindada '"Hermana
Goering" y la 15.a división motorizada, se encontraba en el sector
de Napóles, y cuatro divisiones más,, constituidas por tropas de
primera clase, guarnecían diversos sectores ubicados al Sur de ¿a
mencionada ciudad. Las fuerzas enemigas que ocupaban el Sur eran
muy fuertes en unidades blindadas. Por otro lado, el general Alexander no contaba sino con la infantería para las primeras operaciones de desembarco. La escasez de barcos de transporte tornaba
imposible hacer intervenir a nuestras propias unidadesa blindadas
en la batalla; por último, se consiguió que la División 7. integrada
por unidades británicas blindadas, desembarcara al quinto día de
haberse iniciado el desembarco. Un contratiempo más era la necesidad de concentrar él mayor número posible de tropas para la operación
OVERLORD, entonces en pleno proceso de preparación. Ya
la 1.a y 9.a división del ejército norteamericano y la 2.a división
blindada del mismo, que habían tomado parte en la invasión de Sicilia, se preparaban a ser embarcadas rumbo al Reino Unido.
El estrecho margen dentro del cual habíamos, de distribuir
nuestros recursos en hombres y materiales, de suerte a acelerar la
derrota de Alemania, requirió esfuerzos sobrehumanos por parte
del mando y de las unidades. Se hizo entrar en acción a la totalidad de los aviones de combate pertenecientes a la Fuerza Aérea
188
MEMORIAL DEL EJERCITO.
Táctica y Estratégica. En el curso de aquellos días críticos, nuestra,
aviación llevo a cabo más de .3.000 salidas, arrojando 2.150 toneladas de explosivos como apoyo directo a las fuerzas de tierra. Los
barcos de guerra apoyaron, por su lado, las acciones desarrolladas
en tierra con el fuego de su artillería, en tanto la Marina protegía
la corriente ininterrumpida de refuerzos. El 13 de Septiembre y
en el curso del siguiente día, fueron desembarcadas las tropas pertenecientes a la 82.a división aerotransportada; Para la mañana del
15 del citado mes, habían consolidado sus posiciones en la playa de
desembarco, ocupando el terreno alto que domina el sector de la
costa, con lo cual se salvó la crisis.
El 16 de Septiembre, las respectivas patrullas del quinto y.del
octavo ejército se encontraron en un sitio situado a cuarenta millas
al Sureste de Salerno, con lo cual quedaba hecha la conjunción de
los dos frentes que ocupaba el decimoquinto ejército del general
Añexander.
El avance sobre Napóles fué el obligado corolario de la acción
vigorosa librada en Salerno. El quinto ejército y el octavo, a las
órdenes del general Alexander, cubrían ya un frente común. El
quinto ocupó Napóles y su puerto el 1.° de Octubre, mientras el
octavo. entraba en Poggia, apoderándose de su extensa red de aeródromos. El mariscal Kesselring, comandante en jefe de las fuerzas
alemanas en Italia, se replegó entonces a posiciones dilatorias situadas a Jo largo del río Volturno. Cerdeña había sido evacuada
por los nazis el 20 de Septiembre y el 4 de Octubre siguió la evacuación de Córcega.
Once divisiones aliadas constituían por aquella época el frente en Italia, pero los alemanes contaban, a lo menos, con veinticuatro en el territorio metropolitano. Y aunque catorce de ellas se
mantuvieran en el Norte y alejadas, por lo tanto, de la línea de
combate, el enemigo se encontraba en condiciones de disponer de
efectivos superiores para la defensa que los que tenía Eisenhower
para el ataque.
A las puertas de Roma.
Había llegado el invierno. Caían de continuo lluvias torrenciales y las corrientes de agua desbordaban de su cauce. Nuestras
tropas de ingenieros no se daban reposo en la tarea de construir
y mantener puentes de circunstancias a. lo largo de nuestra línea
vital de etapas. Hombres y vehículos tenían que habérselas con el
fango y el lodo.
No obstante dichas dificultades, no se redujo un solo momento la presión ejercida sobre el enemigo. El objetivo era entrar en
Roma cuanto antes y amarrar el mayor número posible de divisiones alemanas. Derivó la ofensiva en una serie de ataques y otras".
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
189
tantas pausas, sin otro; objetivo inmediato que la conquista de puntos dominantes del terreno. En Diciembre, el Quinto Ejército se
hallaba a la entrada del corredor de Cassino, que conduce a Roma.
Hasta él 5 de Diciembre de 1943, él teatro de operaciones del
Mediterráneo oriental había estado a cargo exclusivo del Mando
Británico, pero en la citada fecha y al iniciarse la ofensiva general, se creó el mando único para toda la referida zona. En dicha
ocasión el Estado. Mayor Combinado delegó en el general Einsenhcívrer las responsabilidades inherentes a todas las operaciones del
Mediterráneo, con excepción de la acción aérea estratégica. Tres
semanas más tarde, el mencionado general fue designado Jefe Supremo de las fuerzas aliadas destinadas a invadir Europa por el
Oeste, vale decir, desde las Islas Británicas, y se le impartieron
órdenes de trasladarse a Inglaterra, a objeto de hacerse cargo de
sus nuevas' funciones y de los preparativos finales. En Londres se
le reunieron luego el general Montgomery, el mariscal del Aire
Tédder y el general Bradley. En reemplazo del general Einsenhower se designó al de igual grado Sir Henry Maitland "Wilson como
comandante en jefe del Mediterráneo y como su segundo al teniente general Jacob L. Devers, del ejército de los Estados Unidos. El
teniente general Sir Oliver W. H. Leese asumió el mando del octavo ejército británico y el de igual jerarquía, Clark, continuó al
frente del Quinto Ejército.
'Con el propósito de dislocar las comunicaciones enemigas a retaguardia del sector de Cassino, el VI Cuerpo de Ejército desembarcó en las proximidades de Anzio, a 25 millas al sur de Roma,
el 22 de Enero. Reaccionando con energía ante el peligro que se
cernía sobre su retaguardia, el enemigo despacho sin tardanza al
sector de Anzio unidades de infantería y cuerpos blindados; la división Panzer "Hermann Goering" se desplazó con máxima velocidad hacia el mencionado sector, mientras otras divisiones llegaban
del norte de Italia. Hacia fines del mes de Enero, las fuerzas aliadas desembarcadas de Anzio se vieron frente a un despliegue imponente de efectivos enemigos. Sacando inmejorable partida de los.
- puntos de observación que le brindaba el terreno alto, el enemio
concentró un incesante y certero fuego de artillería, tanto sobre
las playas desprovistas de todo abrigo como sobre los barcos de
abastecimientos y refuerzos que pugnaban por acercarse a la costa.
Malogrando el esfuerzo inicial por apoderarse de Cisterna, el
enemigo se lanzó a un resuelto ataque con el propósito de despejar
la playa y aniquilar a sus ocupantes. Una magistral defensa consiguió rechazar todos los contraataques alemanes que el 17 de Febrero alcanzaron su máxima intensidad. Hacia los últimos días del
citado mes, las divisiones Panzer "Hermann Groering" y la 29,
realizaron un nuevo ataque sin éxito en el sector de Anzio.
Más al Sur, la ofensiva del Quinto Ejército se había visto
detenida ante las vigorosas posiciones defensivas de Cassino. En
190
MEMORIAL DEL EJERCITO.
dicho sector tuvieron lugar las luchas más encarnizadas de toda
la guerra. Fracasaron las sucesivas tentativas de echar pie en la
ciudad frente a la fanática resistencia de unidades alemanas seleccionadas, entre ellas la Primera División de Paracaidistas, la
mejor de todas las unidades alemanas en todos los frentes, a juicio del general Alexander.
Luego de reagrupar sus unidades, el Quinto y Octavo Ejércitos
lanzaron el 11 de Mayo una ofensiva coordinada. Mientras la
ofensiva progresaba con éxito, el VI Cuerpo de Ejército norteamericano, a las órdenes del mayor general L. K. Truscott, se lanzó
al ataque desde las playas de Anzio el 23 del mismo mes.
Las unidades provenientes del Sur avanzaron entonces sobre
Anzio, mientras las fuerzas que habían desembarcado en sus playas progresaban en dirección al Noreste y como, primera etapa de
la ofensiva final sobre Roma. A su derecha, el cuerpo de ejército
francés mandado por el general Juin atacó las posiciones vitales
de la línea enemiga desplegada a lo largo del Valle de Liri, precipitando con ello un repliegue general hacia el norte de Boma.
La capital de Italia fue ocupada por el Quinto Ejército el' 4 de
Junio, dos días antes de que las fuerzas aliadas iniciaran la invasión de Francia.
La persecución del enemigo en retirada fue sostenida, aunque
fueran reduciéndose nuestros efectivos con motivo de retirar fuerzas en preparación de la operación llamada ANVIL, es decir, la
invasión al Sur de Francia.
El avance de nuestras tropas llevaron al general Alexander a
embretarse contra la "Línea Gótica", un sistema defensivo transpeninsular de posiciones construidas y fortificadas por los alemanes desde principios del año. No obstante la reducción de los efectivos para alimentar, otros frentes, se resolvió iniciar una ofensiva
general el 10 de Septiembre con el objeto de abrirse paso a través
de los Apeninos y desembocar en el valle del Po. En tanto, el Quinto Ejército atacaba por el frente y a través de terreno ¿montañoso la
Línea (Gótica, el Octavo Ejército Británico lo hacía por el Noroeste y partiendo de Rimini. En el curso de aquella ofensiva tuvieron nuestras tropas que librar los combates más encarnizados ,
y duros de toda la campaña de Italia. El terreno m,ontañoso de los
Apeninos, sumado al mal tiempo reinante, se presentaron como
obstáculos poco menos que inexpugnables.
Luego de tres meses de aquella costosa pero favorable penetración en la Línea Gótica, dispuso el Mando Aliado llevar un
ataque sobre Bolonia, pero la presión ejercida sobre el flanco izquierdo del Quinto Ejército y la necesidad de substraer algunos
efectivos al Octavo Ejército con motivo de la crisis política surgida
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
191
en Grecia, impidieron que se llevara a cabo el plan concebido. Entretando, los alemanes tuvieron sobrado tiempo para reagrupar y
reforzar sus unidades y establecerse en una nueva posición defensiva. Las órdenes de Kesselririg eran sostenerse al Sur de Bolonia.
El 12 de Diciembre de 1944, el mariscal Alexander reemplazó
al general Sir Henry Maitland Wilson como Comandante en Jefe
i del sector del Mediterráneo. Promovido a mariscal, el general Wilson pasó a ocupar las funciones de delegado principal en. Washington del Estado Mayor General Británico. El teniente general Mark
W. Clark pasó al mando en jefe de las fuerzas aliadas en el frente
de Italia y el de igual jerarquía, Lucian K. Truscott, asumió la
jefatura del Quinto Ejército.
Las operaciones terrestres en el frente italiano al finalizar el
invierno se limitaron a reducidas pero muy importantes progresiones a través de las montañas situadas al-Suroeste de Bolonia.
El 9 de Abril, el decimoquinto Grupo de Ejércitos mandado por
el general Clark lanzó su ofensiva de primavera, conocida con el
nombre de operación GRAPESHOT. El octavo ejército inició la
operación con un ataque llevado a cabo sobre el río Senio, al Oeste
de Ravena: Cinco días después y considerando que el octavo ejército habría amarrado en su sector a suficientes unidades enemigas,
el II.y IV Cuerpos de Ejércitos del Quinto Ejército lanzaron sus
efectivos a la ofensiva desde posiciones ubicadas en los Apeninos,
al Sur y Suroeste de Bolonia.
Después de una semana de recios combates, desembocaron nuestras tropas en el valle del Po, entrando en Bolonia por el Oeste
y por el Sur. Iniciada la persecución del enemigo con dirección al
río, se tendieron puentes de circunstancias sobre el Po el 23 de
Abril.
En el curso de la última semana de las hostilidades en Italia,
nuestras fuerzas realizaron avances considerables en toda la región
del Norte del país. Construyendo puentes a través de los diversos
ríos que naciendo en los Alpes corren en dirección al ;Sur, el Octavo Ejército se desplazó con rapidez en dirección al Noreste y a lo
largo de la llanura que bordea el litoral del Adriático, liberando
Padua, Venecia y Treviso. En tanto, la infantería del Quinto Ejército y tropas de montaña llegaban a las primeras estribaciones de
los Alpes a lo largo del Brenero, otras columnas motorizadas se
adelantaban por el valle del Po, entrando en la importante ciudad
de Milán el 29 de Abril.
La resistencia se desmoronó en todos los sectores; arriba de
160.000 prisioneros cayeron en poder de los ejércitos aliados. El
. 2 de Mayo de 1945 capitulaba el comandante en jefe de las tropasalemanas en el Norte de Italia.
La victoria obtenida en Italia constituye un ejemplo elocuente del espíritu de solidaridad que anima a las Naciones Unidas. Por-
192
MEMORIAL DEL EJERCITO.
mando parte del décimoquinto Grupo, de Ejércitos y en el curso
de las diversas fases de la campaña de Italia lucharon norteamericanos, británicos, canadienses, franceses, neozelandeses, sudafrica-;
nos, polacos, indios, brasileños, italianos, marroquíes, griegos, arge-.
linos, árabes, senegaleses y hasta una brigada de tropas israelitas.'
Encarnizada y lenta fué toda la campaña de Italia. No tenían
las tropas aliadas en dicho frente la superioridad de que gozaban
las que combatían en Europa occidental, donde la geografía nos
obligaba a empeñar nuestros mayores esfuerzos y efectivos. No obstante ello, la campaña de Italia influyó en mucho en los éxitos
obtenidos sobre el frente occidental al amarrar efectivos alemanes
de los que Hitler andaba más que necesitado para reforzar sus debilitados ejércitos, tanto.en el Este como en el Oeste. A las tropas
que combatieron en el frente de Italia corresponde igual mérito en
la derrota de las fuerzas del Eje que a aquellas 'más numerosas a
cuyo cargo estuvo rechazar al enemigo hasta el corazón de Alemania y tomar contacto con los ejércitos rojos.
La operación Overlord.
En el mes de Noviembre de 1943 y otra vez en Diciembre del
mismo año, el Estado Mayor Combinado se había reunido con el
Presidente Roosevelt y el Primer Ministro C'hurchill en la conferencia denominada SEXTANTE y que tuvo lugar en El Cairo y más
tarde en Teherán, con el Mariscal Stalin y sus consejeros militares. Ya por aquella época se percibía claro el camino a seguir para
lograr la derrota definitiva de Alemania, pero innumerables y específicos problemas impedían que los aliados adoptaran de inmediato la requerida estrategia.
La victoria final dependía de la operación OVERLORD. No podíamos correr el riesgo de un fracaso a ese respecto. Empero, no
era posible tolerar que los japoneses continuaran consolidándose en
su imperio conquistado con malas artes y había que impedir que
China sucumbiera ante los repetidos embates del Japón. Muy prolija y minuciosamente se examinaron las posibilidades de que disponían los aliados en aquella fecha, revisando y adaptando las diversas concepciones estratégicas a la luz de los mencionados factores. Se llegó finalmente a una conclusión terminante y definitiva:
Francia debía ser invadida en el curso del año 1944 si se quería
abreviar la guerra facilitando el avance de las fuerzas soviéticas
por el Oeste. Al mismo tiempo, los adelantos de la técnica alemana,
tales como la investigación sobre la fuerza atómica, tornaba imperativo que iniciáramos la ofensiva antes de que las nuevas armas
pudieran ser empleadas contra nosotros. Por otro lado, no debía
debilitarse la presión ejercida sobre los japoneses en el Pacífico.
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
193
Era indispensable reabrir las comunicaciones con China. Encontrar
una fórmula que satisfaciera todas aquellas exigencias era cosa difícil y sumamente delicada, pero había que seguir adelante con
la tarea.
Al ser designado el general Eisenhower comandante supremo
de las tropas aliadas a los fines de la operación OVEBLORD y luego de la conferencia de El Cairo celebrada en el mes de Diciembre,
se le hizo entrega de la siguiente directiva:
En acción conjunta con las Naciones aliadas, entrará usted en
el continente europeo para dirigir operaciones tendientes, a penetrar hasta el corazón de Alemania y destruir sus fuerzas armadas.
Al celebrarse la conferencia CUADRANTE en Quebec en agosto de 1943, sólo había una división norteamericana en Inglaterra y
la casi totalidad de nuestro tonelaje transatlántico se hallaba destinado a alimentar las cuantiosas exigencias de la campaña del
Mediterráneo. Hacia fines de Agosto del citado año, se sustrajo algún tonelaje a la línea del Mediterráneo y de nuevo nuestros contingentes comenzaron a afluir en dirección a las Islas 'Británicas.
El día " D " —6 de Junio— los efectivos totales del ejército de
los Estados Unidos en Gran Bretaña sumaban 1.533.000 hombres.
La organización de aquellos efectivos, sumada al problema que
representaba su abastecimiento y provisión de pertrechos de todo
género, constituyó una enorme tarea de transporte y corresponde a
la Marina el mérito principal en haberla llevado a cabo sin tropiezos. Mediante un método de embarques anticipados y almacenamientos apropiados en diversos sitios, los servicios de intendencia
. lograron que los respectivos equipos fueran distribuidos a las tropas a medida que éstas iban llegando a su puerto de destino en Inglaterra. A los 30 días de haber desembarcado, como máximo, una
división recibía su equipo completo y estaba lista para entrar en
acción.
La victoria en el aire.
Para el 1.°. de Julio de 1943, la ofensiva estratégica aérea a
cargo de la Fuerza de aparatos de bombardeo del mariscal del aire
A. T. Harria, de las Reales Fuerzas Aéreas, durante la noche y
de la unidad aérea N.° 8 del general Eaker durante el día, se hallaba en pleno proceso de 'ejecución contra la fortaleza de Europa,
con muy buenos resultados.
La máxima intensidad de la batalla en el aire fué alcanzada
en Febrero de 1944, cuando la Luftwaffe realizó un poderoso esfuerza para 'eliminar a nuestros aparatos de bombardeo diurno ,de los
cielos de Alemania, Una semana entera duró la batalla, librada soM. del E. 13.
194
MEMORIAL DEL EJERCITO.
bre Regensburg, Merseburg, Schweinfurt y otros importantes; centros industriales. La aviación de combate de Alemania sufrió pérdidas irreparables y nuestras incursiones prosiguieron con indeclinable vigor.
Desde el ataque en masa de la Octava Fuerza Aérea, realizada
el 17 de Agosto de 1942, hasta el día '' V-E'', los aviadores norteamericanos arrojaron más de 1.550.000 toneladas de bombas sobre
objetivos situados en la Europa occidental. En el curso del año
1943 y a continuación de una serie de incursiones llevada a cabo
con entero éxito ¡contra los astilleros y bases de los submarinos
enemigos, nuestros aparatos de bombardeo d¡e precisión concentraron su acción sobre fábricas de aviones, aeródromos y líneas de
comunicación. La aviación de combate alemana, ya superada en
los encuentros aéreos, se vio todavía más incapacitada por la caorencia de repuestos. Los aparatos de bombardeo de las Reales
Fuerzas Aéreas concentraron su acción sobre los centros industriales del Ruhr y de la Renania y a destruir la moral de los obreros que trabajaban en dichos centros.
Hacia fines de la primavera de 1944, se tomaron como objetivos principales las fábricas de petróleo sintético y las refinerías!
de combustible crudo. Documentos capturados al enemigo demuestran hoy qué nuestras incursiones aéreas hicieron que entre Mayo y Octubre de 1944 se redujera en un 5% la producción anterior.
Los ataques emprendidos contra los centros industriales de
Alemania alternaban con incursiones sobre las líneas de comuni-.j
caciones del enemigo. En el curso de un solo mes —Mayo de
1944— resultaron destruidas- en la Europa occidental más de900|
locomotoras y 16.000 vagones de carga. Los daños causados al ene-j
migo durante aquella primera fase de nuestra ofensiva aérea fue_
ron enormes, pues el transporte y las comunicaciones constituyen,
arterias vitales para un país moderno empeñado en una guerra
global.
A medida que aumentaba en intensidad la ofensiva aérea, veíase forzado el enemigo a retirar de los teatros de guerra del Este
un número considerable de aparatos de caza que servían de
apoyo a sus fuerzas de tierra y a modo de recurso para poder env
frentar la amenaza que se cernía sobre él en el Oeste, factor éste
de suma importancia,. por cuanto con ello era posible a las fuer
zas aéreas soviéticas mantener su superioridad.
En la primavera de 1944 y tres meses antes del día. "D",
comenzaron las fuerzas aliadas los preparativos directos para la
invasión. Por medio de incursiones devastadoras llevadas a cabo
contra centros de comunicaciones y puentes de primordial importancia se logró aislar casi por completo a "la costa de invasión".
Como consecuencia de dicho bombardeo de preparación, se restringía la capacidad del enemigo para desplazar refuerzos hacia la
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
195
zona atacada en el momento de iniciarse la ofensiva. Dado que
el éxito de una operación anfibia depende en mucho de que el
adversario no disponga de efectivos suficientes para impedir el
desembarco, o rechazarlo, si es que las. tropas han logrado echarpie en las playas, no es exageración afirmar que la acción preparatoria de nuestras fuerzas aéreas constituyó un factor decisivoen .el éxito obtenido por la operación OVEBLOBD.
El asalto.
Se escogieron las playas de Normandía como sitio más apropiado para efectuar el desembarco luego de un prolongado examen de las defensas costeras enemigas y del dispositivo del orden
de batalla alemán. La ausencia de puertos importantes en dicha
región constituía un obstáculo bastante serio, pero tal desventaja
estaba compensada por las defensas relativamente precarias del
enemigo en el referido sector, que fue luego eliminado por completo mediante la construcción en Inglaterra de dos dársenas artificiales que habían de ser emplazadas en las playas de desembarco.
La elección del día y de la hora del asalto requería un pronóstico preciso de óptimas condiciones referentes al tiempo, a la
marea y a la luz. Para las operaciones de las tropas aerotransportadas era recomendable elegir un .período-de luna llena. Por ulti_
mo, se fijó el 5 de junio como día " D " , fecha luego cambiada al
6 a causa del mal tiempo, aunque éste fuera aclarando. Centenares de barcos cargados de tropas y pertrechos se hallaban ya en
viaje desde puertos distantes de la costa Oeste de Inglaterra y
rumbo a las playas de invasión; en caso de postergarse el desembarco, aquellos barcos debían virar en redondo para regresar a
sus puertos o buscar refugio en las radas ; ya bastante congestionadas de la costa Sur. El pronóstico final para el día del ataque
anunciaba viento fuerte; el mar mostrábase todavía bastante agi- .
tado, pero antes que arriesgar una demora de varias semanas en
espera de otra marea favorable y de una nueva luna, adoptó el
general Eisenhower la memorable resolución de seguir adelante.
A.las 2 del día 6 de Junio de 1944, las divisiones aerotransportadas norteamericanas N.° 82 y 101, conjuntamente con otrastiopas británicas de la misma especialidad, descendieron a retaguardia de las defensas costeras del enemigo que guarnecían las
playas de Normandía, desde Cherburgo hasta Caen.
El asalto por mar, a las órdenes supremas del mariscal Montgomery, se realizó sobre un ancho frente; tropas británicas y canadienses al mando del teniente general Sir Miles C. Dempsey y
fuerzas norteamericanas mandadas por el de igual grado, Ornar
N. Bradley, se desplegaron a lo largo de cincuenta millas de línea
196
MEMORIAL DEL EJERCITO.
costera. A las 3 y 14 minutos comenzó el bombardeo aéreo del sistema defensivo de la costa y a las 5 y 50, poco antes de amanecer,
abrían su fuego los barcos de guerra a modo de preparación preliminar de. artillería. A las 6 y 30 echaban pie en las playas las
primeras formaciones de infantería y tanques.
De formidable puede calificarse el sistema defensivo Construído por los alemanes a lo largo de toda la costa; en primer lugar,
consistía ese sistema en una serie de empalizadas de hierro a flor
de agua y reforzadas por una multitud de minas con el objeto de
que al chocar contra dichos obstáculos, se hicieran pedazos las barcas de desembarco;luego, las playas en sí estaban erizadas de minas y alambradas de púa. Centros de apoyo y casamatas de cemento armado, asi corro emplaíímientos de artillería, aseguraban un
devastador fuego cruzado sobre cualquier sector de la costa. Todas las vías de acceso que conducían tierra adentro se hallaban
obstruidas por zanjas y vallas antitanques, minas subterráneas y
tupidas redes de alambres de púa. Más hacia el interior habían
reemplazado piezas de artillería y de morteros destinados a cubrir
el litoral costero con su fuego indirecto. En campo abierto, colocó
el enemigo estacas puntiagudas para impedir o entorpecer el aterrizaje de los aparatos planeadores. No obstante preparativos tan
prolijos, nuestro servicio de informaciones había recogido suficientes datos acerca del sistema defensivo del enemigo para que lo conociéramos en la mayoría de sus detalles, facilitando de ese modo
a las tropas atacantes su progresión a través de tanto y tan formidables obstáculos.
En el sector norteamericano, el frente de las playas de desembarco totalizaba 10.000 yardas de extensión. En cada uno de los
trechos de 75 yardas de dicho total, atracó una barcaza cargada de
tropas seleccionadas a la hora " H " . Apenas llegadas las barcazas
a la orilla, lanzáronse .las veteranas tropas de asalto a toda carrera
por las respectivas planchadas y luego de sortear los diversos obstáculos, se constituyeron en cubertura para las unidades de ingenieros militares y navales que las seguían de cerca y cuya misión
era encargarse, de las tareas de demolición. Cada uno de los contingentes que formaba la vanguardia tenía una misión específica
a cumplir y cuyo objetivo era facilitar el desembarco de los demás
escalones de asalto. Entretanto, la aviación y la marina seguían
sosteniendo un nutrido e incesante fuego sobre los emplazamientos de artillería y morteros, centros de apoyo y nidos de ametralladoras.
Tenaz fué la resistencia opuesta por el enemigo en tierra y en
más de un sector hubo de librarse combates' extremadamente encarnizados. Nuestra prolongada campaña contra la Luftwaffe había reducido considerablemente la fuerza combativa de la aviación
enemiga y, como consecuencia de ello, no hubo mayor oposición
aérea a nuestros vulnerables desembarcos iniciales. Mientras tanto,
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
197
seguían llegando sin interrupción refuerzos a la orilla y para el
anochecer del día " D " , ya se habían hecho fuertes en tierra de
Francia cinco divisiones norteamericanas. En idéntica escala consolidaban los británicos las posiciones conquistadas en su sector
de ataque. Otras divisiones aun. no desembarcadas se hallaban en
camino a las playas de acceso.
Al día siguiente se vio claro que habíamos logrado establecernos sólidamente en el terreno conquistado y que estaba dado el
primero y más difícil paso hacia la destrucción total de los ejércitos del Reich. El infatuado desplante alemán de que la expedición invasor a sería arrojada al mar a las nueve horas de haber
desembarcado, rebotaba ahora con fuerza incontenible contra la petulancia de los acosados defensores.
Poco tiempo después del día " D " , reuniéronse en Londres los
jefes del Estado Mayor Combinado a fin de encontrarse a mano
por si se presentara una emergencia imprevista que exigiera una
pronta decisión al margen de las atribuciones conferidas al general
Eisenhower como comandante supremo de las fuerzas invasoras. Tan
bien marcharon las cosas, que el 12 de Junio, pudieron dichos jefes
realizar una visita a las playas de Normandía y observar personalmente la magnitud de la tarea empeñada, así como el arrojo y
capacidad con que las fuerzas aliadas iban derrotando a los veteranos soldados alemanes.
La ruptura.
La segunda fase de la invasión contemplaba dos objetivos: primero, apoderarse del puerto de Cherburgo, y segundo, reunir suficiente personal y material como para hacer posible que las fuerzas
invasoras iniciaran el avance desde las playas con miras de abrirse camino en dirección a Alemania. Por momentos la resistencia
tornábase más encarnizada. Luego de costosos y feroces combates,
cayó Cherburgo en nuestro poder. Entretanto, y para el 1.° de Julio, otras unidades aliadas habían logrado ensanchar los sectores '
de desembarco y avanzar unas veinte millas en la región comprendida entre Caen y St. Lo, no obstante la denodada resistencia presentada por el enemigo con creciente ritmo en la península de Contentin.
El 25 de Julio pudo el general Bradley iniciar la ofensiva que,
partiendo del sector comprendido entre St. Lo y Avranches, hizo
progresar nuestras líneas con rapidez hacia las proximidades del
río Mosa. Como preparación del ataque terrestre, 1.500 aparatos
pesados de bombardeo, más centenares de aviones de combate, arrojaron arriba de 3.390 toneladas de bombas sobre un estrecho frente
de las posiciones enemigas. El ataque devastador de la aviación y
198
MEMORIAL DEL EJERCITO.
sus efectos paralizadores sobre los movimientos del enemigo, abrieron la brecha para una rápida penetración en el dispositivo alemán.
La ruptura dió ocasión para que el general Eísenhower castigara al desmoralizado enemigo asestándole tremendos golpes. A ello
siguió ana campaña que acaso no tenga paralelo en la historia, en
cuanto a rapidez y espíritu de decisión. Tras la ruptura del frente
enemigo por el Primer Ejército, el Tercero —a las órdenes del general Patton— y contando con marcada superioridad en unidades
blindadas, inició su avance desde las. playas de Avranches, el 2 de
Agosto, aislando la península de Bretaña. La siguiente maniobra
consistió en constituir un flaneo sobre el río Loire, a fin de proteger nuestro principal avance contra cualquier ataque que pudiera
provenir del sur. Todas estas eran maniobras preliminares, y mientras se desarrollaban ellas, el primer Ejército del general Hodges
y el Segundo Ejército Británico, rechazaban fuertes contraataques
enemigos, cuyo desesperado objetivo era meter una cuña en direeción al mar.
El 13 de Agosto,el Tercer Ejército inició un avance arrollador desde Le Mans y contorneando el flanco 'Sur de las líneas alemanas en Normandía, en dirección a Argentan. Al mismo tiempo,
las unidades canadienses del Segundo Ejército Británico avanzaba
de Caen en dirección a La 'Falaise. El citado movimiento de tenazas dio origen a la creación del llamado "bolsón de La Falaise",
donde se rindieron 100.000 alemanes, aparte de los miles de muertos y heridos y sin contar otros miles que se replegaron en desorden
hacia el Sena, a través del "corredor Falaise-Argentan", que la
desesperada resistencia enemiga consiguió mantener expedito. Dándose cuenta los alemanes de que la batalla de Normandía estaba
perdida para ellos, comenzaron su repliegue hacia el Sena, bajo
la constante presión de nuestras fuerzas de tierra y aire. Nuestra
aviación de combate hostigó sin cesar el pasaje del río Sena por
las tropas alemanas en retirada. Haciendo una conversión hacia el
Sur desde Le Mans y Argentan, el Tercer Ejército inició una carrera para alcanzar las márgenes del citado TÍO, y tan rápida se
tornó su progresión, que en más de un trance se hizo necesario
:
hacerle llegar los abastecimientos más indispensables por medio de
la aviación. Con Mantés en nuestro poder el 18 de Agostó, los caminos de retirada del ejército alemán quedaban limitados a intentar cruzar el Sena inferior al Noroeste de Elbeuf.
Entretanto, el 15 de Agosto entraba en ejecución el plan ANVIL, a cargo del Séptimo Ejército norteamericano, mandado por
el teniente general Alexander M. Patch, con el desembarco en ]a
costa Sur de Francia, cuya operación contribuyó a empeorar todavía más la precaria situación de los ejércitos alemanes en Francia.
Con tiempo ideal, desembarcó el Séptimo Ejército al Suroeste de Cannes, sector que había sido escogido como el más favorable para ganar pronto acceso al valle de Rhone. Las fuerzas
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
199
invasoras estaban constituidas por elementos del VI Cuerpo de
ejército del general Truscott, nuestro Destacamento Especial N.°1
1 y contingentes franceses.
La operación aludida debió gran parte de su éxito a la colaboración prestada por el movimiento de resistencia francés. El
desembarco de nuestro VI Cuerpo de Ejército fué seguido sin
dilación por el I y el II Cuerpos de Ejército franceses pertenecientes al Primer Ejército Francés, que mandaba el general De
Tassigny, unidades que no tardaron en apoderarse de Marsella
y Tolón; para el 1.° de Septiembre, ya había caído Niza. En tanto el grueso proseguía su avance en dirección al Oeste y en demanda del valle de Rhone, la División norteamericana 36, a las
órdenes del brigadier general Frederic B. Butler, se desplazaba
lacia el Norte y, apoderándose de Crrenoble, cortó la retirada a
los contingentes alemanes que se replegaban hacia el citado valle. Aquella maniobra por la retaguardia del Noveno Ejército alemán, facilitó en gran parte la rápida progresión del VI Cuerpo
en dirección al valle de Rhone. El 3 de Septiembre caía Lyon en
nuestro poder y, a partir de ese momento, el avance en dirección
al Norte prosiguió en forma ininterrumpida.
La liberación de Francia.
El 25 de Agosto, la 2.a división blindada francesa, perteneciente al Primer Ejército norteamericano, hacía su entrada en
París, en tanto lo que restaba del castigado ejército alemán que
había defendido la Normandía, se replegaba hacia el Norte del
río Sena. Hasta ese momento, habían sufrido los alemanes 400.000
bajas, de las cuales 200.000 eran prisioneros de guerra. Las unidades enemigas que pudieron escapar al cerco, se vieron forzadas a abandonar la mayor/parte de su material.
Los derrotados ejércitos alemanes se desplazaban a través del
territorio de Francia en demanda de la Línea Sigfrido, constantemente hostigados por nuestras formaciones aéreas. En tierra,' el
Primero y Tercer ejércitos del general Bradley, avanzando en dirección Noreste, desde Melun y Troyes, alcanzaban los ríos Marne y Aisne, luego de vencer la resistencia de los elementos de
retaguardia. Las fuerzas del mariscal Montgomery vadeaban, en
tanto, el Sena inferior, y luego de poner asedio a El Havre, continuaron su progresión hacia el Soma. Luego de efectuar el pasaje del río Aisne, el VII Cuerpo, de Ejército que integraba el
Primer Ejército, giró hacia el norte y en un rápido desplazamiento en dirección a Mons, cortaba la retirada a cinco de las
divisiones alemanas en pleno repliegue. El "bolsón" así forma-
200
MEMORIAL, DEL EJERCITO.
do, costó a los alemanes 22.000 prisioneros, aparte de numerosos.
muertos y heridos.
Sobrepasando Reims y Chalona, nuestro Tercer Ejército prosiguió su avance en dirección este, teniendo que ser abastecido
con frecuencia por medio de los aviones, y para el 7 de Septiembre llegaba a la línea del Mosela, desde Nancy hasta las proximidades de Metz. El 11 del citado, mes, unidades del Tercer Ejército tomaban contacto con las columnas del Séptimo, al Noroeste
de Dijón.
Hacia el Norte, nuestro Primer Ejército había traspuesto la
frontera belga el 2 de Septiembre, apoderándose de Lieja el día
8 para, luego de desplazarse a través de Luxemburgo, poner pie
en territorio alemán el 11 del referido mes. Nuestro incesante avance había hecho imposible que el enemigo recobrara su perdí 10
equilibrio. A medida que los aliados iban aproximándose a jas
fronteras de Alemania, alargábanse nuestras líneas de comunicaciones hasta el extremo límite de 1su elasticidad, y, si fué posible
seguir abasteciendo a las columnas en marcha, fué debido ello a
la aviación, al tránsito de dirección única para los camiones, al
famoso "Expreso" que corría entre las playas de Normanda
y París y a otras medidas de emergencia. Las dificultades propias
de la logística comenzaron entonces a retardar el avance de nuestras tropas. Necesitábamos tiempo para la apertura de nuevos puertos y la reparación y reconstrucción de centenares de millas de vías
férreas.
El 21.°-Grupo de Ejército británico liberó Bruselas el 3 de Septiembre y al día siguiente, Ambéres. El 12 del mismo mes trasponía la frontera de Holanda, y para el 15, todo el litoral marítima
del Canal de la Mancha, hasta Zeebrugge en el Norte, se hallaba
libre de enemigos, con excepción de ciertas fuerzas aisladas, que
continuaban sosteniéndose en algunos puertos de importancia.
Para el 27 de Noviembre, ya el puerto de Amberes estaba abierto al tráfico marítimo, aunque expuesto al fuego devastador de las
bombas voladoras, que, en un momento dado, llegaron a caer a
razón de una cada 12 minutos y medio, causando miles de bajas
entre las fuerzas aliadas y la población civil de la ciudad y suscitando serias dudas sobre si convenía o no seguir habilitando el
citado puerto como línea de etapas.
Cuando con el tiempo llegó a habilitarse plenamente el puerto de Amberes, se descargaban en sus muelles un término medio de
25.000 toneladas diarias de abastecimientos, no obstante las bombas voladoras. La capacidad de rendimiento del puerto de Amberes, tornó innecesario proceder a reabrir los demás situados en
Bretaña, los cuales, aunque ya en nuestro poder, se hallaban a una
distancia considerablemente mayor del frente de batalla que el
primero de los nombrados.
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
201
Resuelto el problema de las facilidades portuarias, se presentaba otro igualmente difícil y relacionado con el transporte desde
los puertos hasta las primeras líneas de combate. Con miras a mejorar la situación creada, nuestras tropas de ingenieros, servicios
de transporte y otras unidades de abastecimiento a cargo del teniente general J. C. H. Lee en las líneas- de etapas, realizaron verdaderos milagros en reparar y construir vías férreas, organizar columnas de camiones veloces y prolongar hasta el frente de batalla
los 16 oleoductos submarinos tendidos a través del Canal de la
Mancha.
"La muralla occidental.
Al aproximarse nuestras tropas a la Línea Sigfrido y mejorar
las condiciones inherentes a transportes y abastecimientos, hizo presente el general Eisenhower al Ministerio de Guerra que los planes tácticos para la conquista final de aquel sistema de fortificaciones exigiría una mayor provisión de municiones, por lo cual
solicitaba se intensificara la producción de guerra en los Estados
Unidos. Calculaba el general que para tomar la Línea Sigfrido haría falta un consumo mensual de 6 millones de proyectiles de artillería y 2 millones de los de morteros.
El 17 y 18 de Septiembre, las tropas aerotransportadas delmariscal Montgomery descendían en el flanco Norte de la Línea
Sigfrido. La 82 y 101 divisiones norteamericanas, más una británica, pertenecientes todas al Primer Ejército Aliado Aerotransportado, que mandaba el teniente general Lewis H, Brereton, descendieron en Holanda a caballo de los ríos Mosa, Waal y Rin inferior, en la región de Eindhoven-Arnhem. Fué aquélla la primera
operación en gran escala de tropas aerotransportadas, y requirió
el empleo de 2.800 aviones y más de 1.600 planeadores. La operación alcanzó un éxito parcial.
Entretanto, y hacia el Sur, nuestro primer ejército seguía
abriéndose paso en territorio alemán. Los alemanes opusieron una
tenaz resistencia en Aquisgrán, y la ciudad no cayó en nuestropoder hasta el 21 de octubre, tras una encarnizada batalla.
En el curso de la tercera semana de Septiembre, el Estado
Mayor Combinado volvió a reunirse en Quebec con el Presidente
Roosevelt y el Primer Ministro Churchill. Ocupaban ya por en_.
tonces los aliados todo el Norte de Francia y gran parte de Bélgica
y Luxembürgo. Mas, el general Eisenhower había informado que
la resistencia enemiga se estaba volviendo más tenaz a medida que
sus tropas se aproximaban a las fronteras de Alemania.
Contando con la promesa de aumentarse el ritmo de los abastecimientos por el puerto de Amberes hacia fines de Noviembre,
202
MEMORIAL DEL EJERCITO.
y con un ejército de más de 3 millones de hombres a sus órdenes,
lanzó el general Eisenhower una resuelta ofensiva contra la Línea
Sigfrido a mediados del citado mes.
Desde hacía años, no se conocía en Europa un estado dé
tiempo más desfavorable para las operaciones militares en gran
escala. Formidables resultaron ser las fortificaciones de la Línea
Sigfrido, y, tal como lo anticipáramos, fué subido el precio que
nuestras divisiones tuvieron que pagar por cada pulgada de terreno que iban arrebatando de los fanáticos defensores nazis. A
pesar de todo, para el 4 de Diciembre, el Segundo Ejército Británico había logrado despejar .la margen occidental del Mosa, y el
Noveno llegaba a orillas del Koer. Al Este de Aquisgrán, el Primer Ejército libró acciones heroicas a través de la sangrienta
Foresta de Hurtgen, sufriendo graves pérdidas, mas también infligiendo duros castigos al obstinado enemigo.
El último zarpazo de la Wehrmacht.
Resuelto estaba el general Eisenhower a no darles respiro a
los alemanes ni permitir que éstos pudieran recobrarse de los tremendos golpes que acababan de asestarles los ejércitos aliados.
No obstante la escasez de tropas y materiales, el general no declinó
jamás su espíritu ofensivo, y, en consecuencia, vióse forzado a
guarnecer determinados sectores del frente con efectivos relativamente poco numerosos, a fin de reforzar aquellos donde pensaba lanzar su ataque. Para cubrir las 7o millas que iban de Monschau a Trier, sólo era posible asignar cuatro divisiones del Primer
Ejército o desistir del propósito de buscar la decisión en otro
sector. Fué en dicho frente que los ejérictos alemanés del Oeste,
al mando del mariscal von Rundstedt, y a las órdenes directas
de Hitler, realizaron un último y desesperado esfuerzo para impedir el desastre final.
El 16 de Diciembre lanzó von Rundstedt su ofensiva con 24
amisiones. Una espesa niebla que cubría el terreno desde muchos
días otras, le había permitido concentrar sus efectivos en secreto
y al amparo de los tupidos bosques de la vecindad del teatro de
operaciones. Desencadenada la ofensiva alemana, ocho divisiones
Panzer irrumpieron a través del sector de nuestro VII Cuerpo,
que ocupaba un frente de 40 millas. Ataques simulados en otros
sectores y considerable apoyo por parte de la artillería y de la
aviación, contribuyeron al éxito inicial de la ofensiva principal
en Luxemburgo.
Pronta y resuelta fué la reacción del general Eisenhower ante
la ofensiva alemana, y sucesos posteriores han servido para demostrar lo acertado de sus planes en dicha ocasión. Todas las reservas disponibles del Grupo Central de Ejércitos fueron emplea-
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
203
las para reforzar los flancos Norte y Sur del frente donde se
había producido la penetración alemana, y el XXX Cuerpo de
Ejército británico de los Grupos de Ejércitos del Norte, fué des.,
plegado con la misión de sostener la línea del Mosa y la región
vital de Lieja. Con sus comunicaciones seriamente dislocadas,' el
mariscal Montgomery tomó a su cargo las operaciones al Norte
de la saliente producida y que imputaba poner bajo su mando
transitorio la mayor parte de los efectivos del Primero y Noveno
Ejércitos norteamericanos, en tanto que el general Bradley coordinaba los esfuerzos por el Sur. Las divisiones aerotransportadas
82 y 101, que constituían la reserva estratégica, fueron traídas
al frente para detener el primer ímpetu de la ofensiva enemiga,
la segunda de las cuales, una vez reforzada con algunas unidades
blindadas, recibió la misión de sostenerse en Bastogne, importante nudo de comunicaciones. En los flancos de la saliente formada
por la penetración alemana, sosteníanse fiemes las divisiones de
infantería traídas del Norte y del Sur, distinguiéndose entre ellas
la 1.a, la 2.a, la 4.a y la 99.a.
. La batalla de las Ardenas merece ocupar sitio prominente
en la historia del ejército de los Estados Unidos. La magnífica resistencia de la 7.a División blindada en St. Vith, la tenacidad de
la 101.a División aerotransportada y elementos de la 10.a división
blindada en Bostogne y los numerosos ejemplos de un soberbio espíritu combativo, hicieron honor a a nuestras más nobles tradiciones.
Los altibajos de la batalla comenzaron a definirse a nuestro
favor cuando el Tercer Ejército norteamericano hizo sentir su
máxima potencialidad sobre el flanco Sur de la saliente, donde el
general Patton contuvo el avance de las columnas alemanas con
las reservas a su disposición, y para el 22 de Diciembre, pasaba al
ataque con el III y el XII Cuerpos de Ejército. Aquella media
vuelta que significaba abandonar transitoriamente la ofensiva en
el Saar para lanzar un ataque general en el Sur de Luxemburgo,
constituye una brillante maniobra militar y elocuente índice de
una labor de primer orden por parte de los Estados Mayores de
Cuerpo y de Ejército.
Entre el 23 y el 26 de Diciembre, dejó el tiempo de favorecer
al enemigo, haciendo que las condiciones se tornaran, en cambio,
favorables para que nuestra aviación de misiones tácticas, con su
induscutible superioridad, castigara duramente a las columnas alemanas blindadas y de abastecimientos. El 26 de Diciembre, la 4.a
división blindada levantaba el asedio de Bastogne, completamente
rodeada por el enemigo. La crisis había pasado, pues en aquellos
momentos la saliente alemana soportaba recios ataques por el
Norte, por el Oeste y por el Sur. En los puntos de extrema pene_
tración, había logrado el enemigo infiltrarse más de 50 millas en
204
MEMORIAL DEL EJERCITO.
las líneas norteamericanas, pero se vió imposibilitado de vencer laresistencia de nuestras unidades, que siguieron sosteniéndose firmes en los bordes exteriores de la saliente. En consecuencia, y habiendo sido limitada la penetración, fué posible impedir, medianteel fuego de la artillería, que los elementos avanzados en la- saliente recibieran refuerzos y provisiones.
La eliminación de la saliente en las Ardenas implicó duras
luchas para nuestros Primero y Tercer Ejército, en condicionesclimatéricas muy desfavorables a causa del intenso frío reinante;.
pero, para fines de Enero, se dio cuenta total del bolsón y a un
precio que había de resultar fatal para el enemigo.
Con aquella ofensiva, obtuvieron los alemanes un éxito táctico inicial, demorando en unas seis semanas nuestra principal
ofensiva en el Norte, pero fracasaron en su preliminar objetivo
de apoderarse de Lie ja y Namur. Perdieron en la acción 220.000
hombres, incluso 110.000 prisioneros, y más de 1.400 tanques y cañones de acompañamiento.
A orillas del Rin.
El 20 de Enero, el Primer Ejército francés lanzó un ataque,
al Sur de Alsacia, con el objeto de destruir las fuerzas enemigas
del bolsón formado en Colmar y despejar la margen izquierda del
Rin. La operación precitada incluía una ofensiva sobre Colmar por
el XXI Cuerpo de Ejército norteamericano, al mando del mayor
general F. W. Milburn, y ataques simultáneos del ejército del general De Tassigny, con punto de partida en Mulhose. Culminó la
batalla con un ataque nocturno llevado por la infantería de la 3.»
División norteamericana contra la ciudad de Neuf-Brisach, que
era una de las cabezas de puente del Rin; nuestras tropas utilizaron para la citada operación botes de goma y escalas de cuerdas
para cruzar los fosos de la ciudad fortificada y trepar por sus murallas. Luego de esta demostración de fuerza, el frente alemán en
Alsacia entró en franca desistegración, y para el 9 de Febrero, los
aliados ocupaban una línea débilmente guarnecida a lo largo de
la margen izquierda del Rin, desde Estrasburgo hasta la fron.
tera suiza.
La guardia del Rin que nada guardó.
Avanzando a la derecha del Noveno Ejército, el Primero seapoderó de las ruinas de Colonia el 7 de Marzo y luego de vencer
denodada resistencia. Ese mismo día, unidades de la 9.a división
blindada, en sus exploraciones de combate, hallaron intacto el
INFORME DEL GENERAL MARSHALL.
205
puente de Ludendorff, en Remagen y de inmediato cruzaron a la
margen opuesta del río, estableciendo allí una modesta cabeza
de puente. La rapidez con que se efectuó el pasaje y la explotación del éxito, pusieron de manifiesto el espíritu cíe iniciativa. de
nuestras tropas, desde la acción audaz del comandante del pelotón
hasta las disposiciones adoptadas por el comandante de Ejército,
quien, sin tardanza, cambió en un abrir y cerrar de ojos la dirección de marcha de sus columnas, índice de una extraordinaria
capacidad por parte de sus organismos de Estado Mayor. De inmediato, el referido jefe superior procedió a guarnecer la cabeza
de puente recién conquistada por mera cásvialidad, con poderosos
efectivos, cumpliendo órdenes directas del general Eisenhower.
Aquela cabeza de puente representaba una seria amenaza para el
corazón de Alemania, un alivio de valor incalculable para los esfuerzos que demandarían la conquista del Ruhr y del Saar - Paladinado.
,
Entretanto, el Tercer Ejército se abría paso a viva' fuerza
por entre las accidentadas alturas de Eifel. Para el 7 de Marzo,
una constante presión había logrado se desmoronase el frente alemán que se extendía al norte del Mosela, y el 9 del citado mes, las
divisiones blindadas del general Patton llegaban a Coblenza en
una recia acometida. Se estableció el contacto con el Primer Ejército del general Hodges, al Sureste de Remagen, y para el 11 de
Marzo, los aliados eran dueños de toda la margen izquierda del
Rin, desde Nijmegen, en Holanda, hasta su afluencia con el Mosela
en Coblenza.
(Continuará).
TARIFA DE AVISOS
El precio de los avisos publicados en esta Revista, se cobra por
cada número de acuerdo con la siguiente tabla:
N.° de tintas
Papel satinado
de 1.a clase
Papel satinado
de color
Papel
corriente
Por 1 página:
1 tinta . . . . . .
2 tintas .
...
3 tintas . . . . . .
$
900,00
1.000,00
1.200,00
$
800,00
950,00
1.100,00
$
600,0
750,00
900,00
Por 1 / 2 página:
1 tinta
2 tiritas
3 tintas . . . . . .
500,00
600,00
700,00
Tapas:
Anterior
Interior
1 tinta
2 tintas
3 tintas . . . . . .
1.100,00
1.200,00
1.300,00
450,00
500,00
600,00
350,00
450,00
550,00
Posterior
Interior
1.100,00
1.200,00
1.300,00
Posterior
exterior
.
600,00
650,00
700,00
NOTAS:
1) Por la subscripción anual de cada aviso se hará un 10% de descuento.
2) Al no ser entregado el clisé correspondiente por la firma avisadora, se recargará el precio en $ 100,00, $ 150,00 ó $ 200,00, según sea el aviso a una,
dos o tres tintas,
8) La cancelación debe hacerse siempre directamente a la Administración de
Caja del Estado Mayor General del Ejército.
RELACION DE NUEVOS LIBROS...
207
RELACION DE NUEVOS LIBROS ADQUIRIDOS
POR LA BIBLIOTECA DEL ESTADO MAYOR
GENERAL DEL EJERCITO.
The International Control of Atomic Energy.
Manual del tornero.
Franco, Perón, Trujillo. Special feature of the Spanish information bulletin, Enero de 1947.
LUIS R. VALENZUELA.—Caballería. Guía para la instrucción,
de combate.
Informes del Comandante Supremo Aliado del Teatro del Mediterráneo a los Jefes de Estado Mayor Combinados.
Plan del Poder Ejecutivo sobre realizaciones e inversiones para
el quinquenio 1947-1951. (Argentina).
Memoria presentada por el Directorio del Club Militar a la Jun.
a ordinaria de socios.
A. VALENCIA.—Guía para el empleo táctico de tanques livianos I. y II. Parte (Colombia).
O. ARCE H.—Manual para la instrucción, manejo y empleo de
las granadas de mano. (Colombia).
Reglamento de Instrucción para la Caballería II. Parte. (Colombia).
Reglamento sobre Servicio Territorial y Movilización (Colombia).
Construction And Routes of Comunication.
Field Fortifications.
Water Supply and Vater Purification.
EUGENIO ORREGO V.—O'Higgins. Vida y tiempo.
FRANCISCO ANTONIO ENCINA.—Historia de Chile, Tomo VI.
PEDRO J. ALVARADO B.—Recopilaciones históricas.
JOAQUIN DIAZ GARCES.—Páginas chilenas.
JOAQUIN DIAZ GARCES.—Nuevas páginas chilenas.
OSCAR VILA LABRA.—Chilenos en la Antartica.
ROALD AMUNDSEN.—La conquista del Polo Sur. Expedición
del Fram 1910, 1912.
ARMANDO ZEGRI.—La gran experiencia del Pacífico.
BENJAMIN SUBERCASEAUX.—Tierra de Océano. La epopeya,
marítima de un pueblo terrestre.
208
MEMORIAL DEL EJERCITO.
FELIX RIESENSBERG.—Cabo de Hornos.
ERNST SAMHABER—Sudamérica. Biografía de un Continente.
OSCAR SCHMIEDER.—Geografía de América.
ENRIQUE DE GANDÍA.—Nueva Historia de América.
RAFAEL ALTAMIRA.—Manual de Historia de España.
CARLTON I. H. HAYES—Misión de guerra en España.
JACQUES CHASTENET.—Europa entre dos guerras. Veinte
años de historia diplomática 1919, 1939.
RICARDO CRUZCOKE M.—La segunda guerra mundial. Historia de las operaciones militares.
CLAUDE MORET.—Alemania y la reorganización de Europa.
RUSELL DANNERS.—Goering ante sus jueces (apuntes secretos)
BENITO MUSSOLINL—Historia de un año.
MAX MARGOLIS y A. MARX.—Historia del pueblo judío.
ERICH MARIA REMARQUE.—Arco de triunfo.
HERMELO ARABENA W.—Entre espadas y basquinas. Tradiciones chilenas.
LIN YUTANG.—Con lanzas por almohada, a la espera del alba.
HENRI MASSIS.—La U. R. S. S. al desnudo