Download la guerra del 98 y mayagüez

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
en los macizos de la Cordillera Central en las alturas de Asomante y el Guamaní, y
para una última resistencia numantina hasta el último hombre y el último cartucho,
en San Juan, España se vio obligada a ceder la Isla, so pena de verse
desastrosamente envuelta en los previsibles nefastos rezagos de una guerra que ya
había perdido y arrastrada a continuarla en sus propias costas peninsulares, en las
Baleares y en las Canarias.
Brigadier General Theodore Schwan
Esa misma tarde del viernes 12 de agosto, el Teniente Coronel Osés recibió un
aviso particular enviado por sus familiares, los cuales habían quedado en
Mayagüez, en el que le informaban, privadamente, que acababan de enterarse, a
través del Cónsul de Alemania en Mayagüez, de que ya se había firmado el
armisticio y de que se había dado la orden de suspensión de hostilidades entre
ambos ejércitos. Todo esto estaba sin confirmar, pues no había noticias oficiales
sobre el particular y las tropas invasoras estadounidenses continuaban en
persecución de las tropas mayagüezanas defensoras del Oeste de la Isla.
286