Download la guerra del 98 y mayagüez

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
También fueron publicadas sendas proclamas disipando rumores, informando
sobre la realidad de la situación en la que, muy a pesar suyo, se encontraba el país,
encendiendo el fervor patriótico y levantando el espíritu público. Esos preparativos
bélicos no alteraron el ritmo de vida de la ciudad y por las anchas y tranquilas
calles seguían transitando los elegantes coches de su próspera burguesía y las
carretas de bueyes y las mulas cargadas de azúcar, ron y café procedentes de las
haciendas vecinas y de los pueblos limítrofes con destino al extranjero.
Oficiales del Batallón de Cazadores Alfonso XIII, guarnición de Mayagüez
En estos cruciales momentos y enfrentándose a unos oscuros horizontes
desdibujados en las tinieblas de la incertidumbre, la inseguridad, el temor, el
desasosiego y el desconcierto que paralizaban a su patriciado, el cual acababa de
obtener de España la más plena realización de todas sus aspiraciones políticas, la
ciudad de Mayagüez, en medio de la pasmosa indiferencia generalizada en la Isla,
comenzó a prepararse para lo inevitable y en atención a la situación planteada por
la inminencia de la guerra, toda el área del puerto de Mayagüez se mantuvo
durante varios meses en estado de alerta.
157