Download la guerra del 98 y mayagüez

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
súbito aumento de temperatura, pero la verdad exculpatoria llegó demasiado tarde y
no corrigió, en nada, lo que ya se había perpetrado impunemente al amparo de una
falsedad.
El infortunado accidente del USS Maine fue tan sólo lo que finalmente sirvió de
pretexto subliminal a los Estados Unidos para detonar el largamente ansiado y bien
planificado rompimiento de las hostilidades contra España. Así opinó también el
General Nelson Appleton Miles, Comandante General del Ejército de los Estados
Unidos, quien había combatido contra las naciones indias que se habían alzado
contra el gobierno de los Estados Unidos tratando de hacer respetar los tratados que
los Estados Unidos habían pactado con ellas, y para proteger sus vidas y defender
sus tierras. En esas guerras indias, Miles derrotó a los indios Nez Percé, a los Sioux
y a los Apaches, y se dice de él que, en razón de ese firme criterio suyo de que la
guerra contra España había sido injustamente declarada, pero como él, como militar,
tenía que cumplir con su deber, sintió, al menos, el prurito de evitar, en lo posible,
toda innecesaria efusión de sangre en sus campañas en las Antillas. Ciertamente, la
infortunada explosión y hundimiento del USS.Maine no fue invocada ni oficialmente
mencionada jamás por el gobierno de los Estados Unidos como causa de la Guerra
Hispanoamericana, pero la prensa amarilla estadounidense se encargó de hacerles
ese trabajo sucio.
EL IMPERIALISMO
La realidad es que la anexión de Cuba y Puerto Rico a los Estados Unidos era parte
integrante y esencial de la auto proclamada y acomodaticia doctrina del "Destino
Manifiesto" de los Estados Unidos, la cual había alcanzado ya, a todo efecto
práctico, un reconocimiento general y una aceptación pública tal que bien podía ser
tenida como la inspiración misma de la política expansionista de los Estados Unidos.
La invasión militar a Puerto Rico el 25 de julio de 1898 por las fuerzas
expedicionarias estadounidenses solo vino a constituir la culminación, por parte de
los angloestadounidenses, de una larga cadena de constantes e injustificables
agresiones para apoderarse de los territorios de los vecinos pueblos hispanos de
América. Es obvio que el hundimiento del USS Maine no fue la verdadera causa del
conflicto.
105