Download trabajo de investigacion escuela neijing la astrologia del emperador

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
 TRABAJO DE INVESTIGACION ESCUELA NEIJING LA ASTROLOGIA DEL EMPERADOR AMARILLO: ORIGEN DE LA ENERGETICA Y LOS PUNTOS SHU ANTIGUOS. La astrología de troncos celestes y ramas terrestres. 天干地支 tiāngān dìzhī) Un tratamiento en el Origen Presentado por: Sergio Castañeda Asistente: Luz Marina Rojas Arte Gráfico: Bernardo Echeverry. Cali, Septiembre 2016 Tabla de contenido 1 RESUMEN ........................................................................................................ 3 2 ABSTRACT ....................................................................................................... 4 3 AGRADECIMIENTOS ....................................................................................... 5 4 EL EMPERADOR AMARILLO DIJO ................................................................ 6 5 INTRODUCCIÓN .............................................................................................. 7 6 EL RETORNO DEL CHAMAN COSMICO: EL LEGENDARIO Y MISTERIOSO YU ................................................................................................... 10 6.1 LAS REVELACIONES DEL MISTERIOSO YU ....................................... 10 7 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN ................................................................... 22 7.1 INTRODUCCION ..................................................................................... 22 7.2 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN. EL SOL. ............................................ 26 7.3 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN. LA LUNA .......................................... 29 8 CONCLUSIONES ........................................................................................... 33 LA ASTROLOGIA DEL EMPERADOR AMARILLO: ORIGEN DE LA ENERGETICA Y LOS PUNTOS SHU. EVOLUCIONANDO DESDE EL ORIGEN. PRESENTA: Sergio Castañeda. Cali, Colombia. 1 RESUMEN Esta presentación es el producto de una investigación documental y vivencial realizada desde al año 2015 que busca conjugar el saber astrológico Chino, así como su calendario, con la sabiduría ancestral tolteca y el saber astrológico de occidente. Los pueblos antiguos sabían que el ser humano nace bajo influencias estelares y terrestres únicas e individuales, impregnándolo de características que lo situaba en la senda de buscar la unión con su origen cósmico y un equilibrio de su sistema energético en su cotidiano transcurrir en el plano terrestre. El Ser Humano ha observado la inmovilidad de las estrellas y el movimiento de los planetas, el discurrir del Sol y las fases lunares, encontrando una sincronía total en el Cosmos que da origen a la perpetuación de los ciclos bien representados por las civilizaciones antiguas. Se fue descubriendo en la investigación -­partiendo de los llamados troncos celestes y ramas terrestres (que se corresponden con las energías celestes, los cinco movimientos, los canales unitarios, zang fu, puntos cardinales, zodiaco chino)-­ como los resonadores Shu antiguos se integran al devenir celeste, a las transformaciones de los estados terrestres de la naturaleza y circuitos energéticos en el ser humano. También se corresponden con el ciclo sexagesimal (interacción de los diez troncos celestes y las doce ramas terrestres) que da lugar a sesenta estados energéticos que se expresan en la naturaleza y el ser humano en cualquier momento de su vida. Si se conoce la condición energética del ser humano en el momento de su nacimiento, es posible entregar a ese ser, desde la Medicina Tradicional China, un tratamiento que tenga en cuenta el mensaje del origen, a través de los resonadores Shu Antiguos, para lo cual se desarrolló un método que denominamos “sincronario energético”. El Destino que se manifiesta en el momento que un ser aparece en este plano conformado, está influenciado por estrellas, por planetas, por energías celestes y movimientos, que le dan al ser características únicas que le permiten expresar día a día el Universo en el que está inmerso. Todo individuo tiene su lugar propio en el Universo. El momento en que nace determina sus ritmos de vida. Como los ciclos astronómicos, también la vivencia humana es categorizable en 60 términos. Alrededor de estos términos gira la energética sexagesimal china. La calendárica es un medio permanente para comprender los troncos celestes y las ramas terrestres que los antiguos chinos expresaron a través de un sincronario llamado Luo Pan que integró en nueve anillos el nivel celeste, el nivel terrestre y el nivel humano que acompasa los ritmos celestes con los estados de la naturaleza y del ser humano. Al declararnos fractales del Universo, una expresión energética cósmica, el ser humano puede estimular y comprender sus potencialidades, latentes en un circuito de energia que está dotado de magia, sabiduría y conexión cósmica. Palabras Claves: Calendárica China, Troncos Celestes, Ramas Terrestres, Sincronario Energético. 2 ABSTRACT THE YELLOW EMPEROR’S ASTROLOGY: THE ORIGINS OF ENERGETICS AND THE ANCIENT SHU POINTS. EVOLVING FROM THE BEGINNING. This presentation is the conclusion of documental and existential research made since2015. It aims to combine astrological knowledge as well as the calendar defined by cosmic forces (celestial stems) with the earthly branches (zang fu, unitary channels, cardinal points and the Chinese zodiac) with ancient Toltec wisdom and Western astrological knowledge. The ancients knew that the human being was born under stellar and earthly influences which were unique for each person. This impregnated the person with characteristics that situate him on the way to search for the union of his cosmic origin and the balance of his energy system during his daily path on this earthly plane. The human being has observed the immobility of the stars and the movement of the planets, the wandering of the sun and the phases of the moon and has thereby found a complete synchrony with the Cosmos where the perpetual cycles, represented by ancient civilizations, originate. The Ancient Shu resonators were discovered and integrated into the celestial order, the transformations of the earthly states of nature and the energy circuits of the human being. They correspond to the sixty year cycle, with the ten celestial stems and the twelve earthly branches that make up all the possibilities of the five movements until reaching the point where sixty states of energy are expressed in nature and in the human being at any point in his life. If the condition of energy is known for a human being at the time of his birth, we can treat him with Traditional Chinese Medicine taking into account his original message using the Ancient Shu resonators for which we have developed what we call “an energy synchrony”. The destiny manifested at the moment of birth when a being appears on this conformed level of existence is influenced by the stars, the planets and the heavenly movements. This grants the being individuality and unique characteristics that allow him to daily give expression to the Universe in which he is immersed. Each individual has his own place in the Universe. The moment of birth defines the rhythms of life. Just like the astronomical cycles, human life can also be categorized in 60 terms. The sixty Chinese energy states gravitate around these terms. The calendar is a permanent means for understanding the celestial stems and the earthly branches that the ancient Chinese expressed by means of a synchronary call the Luo Pan. The Luo Pan integrates the nine rings of the heavenly, earthly and human levels that mark the heavenly rhythms of nature and the human being. Seeing ourselves as fractals of the Universe, we are an expression in terms of energy of the Cosmos. The human being can stimulate and understand his latent potentials in a circuit of energy charged with magic, wisdom and cosmic connection. Key Words: Chinese calendar, celestial stems, earthly branches, synchrony of energy. 3 AGRADECIMIENTOS Esta investigación se vuelve real cuando en Noviembre del año 2014 se manifiesta el primer sincronario que contenía los puntos Shu, feliz y asombrado le conté a Luz Marina mi esposa y compañera de este descubrimiento, a quien doy las gracias por su compañía, su conocimiento de Medicina Tradicional China y amor a este proceso, ella es terapeuta de la Neijing de Cali, a Alba Lucia Arias mi profesora de Troncos Celestes y Ramas Terrestres quien me abrió la ventana por donde pude ver un nuevo cielo, a Martha Ribero presidente de AsoNeijing, quien me brindo la posibilidad de presentar un seminario en Paipa sobre el tema de la investigación y que desde esa fecha 23 de agosto de 2015 ha sido continuamente alimentada por el estudio y la revelación, a Harold Bejarano custodio de la Neijing Cali, allí viví un proceso de sanación y de aprendizaje, allí conocí gente bella, y a Sergio Pineda por su confianza. Al maestro Padilla por su magia mística y flamenca por hacer de este conocimiento una revelación, por sus palabras inspiradoras presentes en este viaje por la energética china. “A cada luminaria de su piel le puso un NOMBRE, como nombre tiene cada estrella, y cada una de ellas representaba una función en la totalidad, siendo a su vez cada una totalizadora. Y en cada lugar, descubrió que con la intención, con el tacto, con el sonido, con el frio y con el calor, podía hacer recuperar el equilibrio, luminoso de su totalidad, y de esta forma, recordarle al hombre cual era la posición que le correspondía en su Universo”. “Cada poro adquirió la dimensión de una estrella, y cada estrella se fue uniendo para conformar una imagen, y así, todo su ser adquirió una dimensión estelar para configurarse como una entidad de LUZ donde, se podía regular, apagar, encender o aumentar cada luminaria, hasta conseguir que todas las luces entraran en un equilibrio que permitiera evidenciar la silueta de una función”. La Estrella Fugaz. J.L. Padilla Corral. Cali, la ciudad de las ceibas. Septiembre 24 de 2016. 4 EL EMPERADOR AMARILLO DIJO -­He escuchado que en la remota antigüedad existían hombres a quienes se denominaba "verdaderos"[xvii] (Zhen Ren), los cuales dominaban las leyes de los cambios de yin y yang en la naturaleza, podían controlar su respiración y sus estados anímicos, efectuaban ejercicios respiratorios de manera que tanto su constitución física como su estado anímico alcanzaban un alto grado de armonía, y su vida, al igual que la de la naturaleza, nunca llegaba a su fin. Tal es el resultado de dominar el "método para alimentar la vida" (Yang sheng zhi dao). En la antigüedad media había "hombres sabios perfectos" (Zhi Ren) que seguían normas morales puras y podían dominar dicho método según los cambios de yin y yang en la naturaleza, podían vivir alejados del resto de la sociedad al acumular la energía en su interior y vivir en contacto continuo con la naturaleza, y tenían una gran capacidad tanto auditiva como visual, de modo que podían ver y escuchar objetos de las ocho direcciones.[xviii] Estos hombres, al igual que los virtuosos, seguían el mismo camino Al mismo tiempo, existían "hombres sabios"(Sheng Ren) que vivían tranquilos en un ambiente natural, respetaban los cambios de los ocho vientos, seguían las costumbres sociales comunes, mantenían un estado anímico armónico, a la vez que se relacionaban con el resto de la sociedad sin alterar su orden, efectuaban trabajos físicos armónicos, no se alteraban internamente y se sentían felices con su situación. Por eso, su apariencia física no se debilitaba con facilidad y sus años podían contarse hasta 100. A su vez, había "hombres eminentes" (Xian Ren) que vivían en concordancia con los cambios de la naturaleza, los cambios de posición del Sol y la Luna y de la localización de las estrellas, siguiendo los cambios del Yin y Yang y diferenciando adecuadamente las cuatro estaciones del calendario, para regular así la actividad propia de su organismo. Estos hombres se guiaban por el camino de los hombres verdaderos. Aun cuando el hombre pueda tener una larga vida, ésta llega a su fin. 5 INTRODUCCIÓN La astrología del emperador Amarillo revive el calendario más ancestral, que inicio en el 2697 AC, llamado de troncos celestes y ramas terrestres, Tian Gan Di Zhi. 天干地支 tiāngān dìzhī) Esto ocurrió en el Valle Fértil del Rio Amarillo-­Huang He, territorio de origen de la civilización china que nace del tronco de los Huaxia, donde revive la ancestralidad a partir de la historia del misterioso y legendario Yu, chamán cósmico quien investido en la piel de un oso por mandato del cielo, volaba a las estrellas y en su danza de poder bajaba el cielo a la tierra. Con su magia integró el orden cósmico y el orden terrestre, primer Emperador de las dinastías chinas a partir de los Xia en el 2205ac, cronocrator celeste, creó el calendario agrícola Xia, señor de las nueve secciones del Hong fan y en quien se origina el Wuxing, cinco movimientos, de donde surgen los resonadores de acupuntura Shu antiguos, también llamados resonadores de los cinco movimientos, que se integran al devenir celeste, al estado cósmico del cielo, a las transformaciones de los estados terrestres de la naturaleza y circuitos energéticos en el ser humano en un sincronario que combina el Luo Pan con él Lo Shu, integra el circulo con el cuadrado, el cielo con la tierra. Este recorrido por el chamanismo cósmico taoísta y la calendárica china desemboca en el ciclo sexagesimal, padre de la calendárica, donde nacen los diez troncos celestes y las doce ramas terrestres que conjugan todas las posibilidades de los cinco movimientos en su nivel Yang y en su nivel Yin El Sincronario del Emperador permite integrar en un proceso de simetría axial, planetas y estrellas con resonadores Shu antiguos o resonadores de los cinco movimientos presentes en el ser conformado, en el momento de su nacimiento. Sea la relación entre el cielo y la tierra estableciendo relaciones energéticas que se expresan en nuestra energía Yin y Yang, a través del Sol y la Luna, el Sol como energía Yang, y la Luna como energía Yin, El proceso de relación axiatonal de las luminarias con los demás planetas y resonadores se expresan en los canales unitarios y resonadores propios de cada ser individual en su relación con la totalidad mayor. El Qi Cósmico que expresa al ser humano en el momento de ser conformado, fluye a través de los canales unitarios ordenados de acuerdo al ciclo biológico conectándose el ser humano a través de los resonadores en consonancia con el fluir de la energía cósmica y la alternancia del Yin y Yang. Al declararnos fractales del Universo, somos expresión energética del Cosmos, que se manifiesta en nosotros en un ser lleno de potencialidades, consciente de su origen celeste, con una individualidad con características energéticas únicas que hacen que contengamos el universo en nuestro ser. A partir de sus potencialidades el ser humano se integró a las corrientes cósmicas, descubrió en la bóveda celestes a partir del telescopio, los planetas Urano, Neptuno y Plutón, convirtiéndose en un ser eminentemente social y colectivo, con posibilidades de descubrirse, de interpretar sus potencialidades, su designio cósmico, desde la ancestralidad desde lo más sutil, desde las estrellas. El Sincronario Energético del Emperador, es representación y expresión del poder mítico y simbólico de la cosmovisión China. Está dibujado en los colores del mítico Tlillan Tlapallan viene de la tierra del negro y del rojo, de los tlamatinime, de los hombres de la palabra, de la tinta roja y negra. El orden cósmico, tiene una perfecta armonía con los ciclos de la naturaleza y del ser humano, manifestados en las nueve circunferencias y los nueve cuadrados;; y en los niveles celeste, humano y terrestre El Sincronario es la manifestación suprema del TAO. Su imagen representa el modelo cósmico del fluir del movimiento, el Cielo, en correspondencia con los estados terrestres de la naturaleza y del ser humano, y el Emperador en el centro ejerciendo el Mandato del Cielo. En las nueve circunferencias están representados los tres niveles;; el nivel celeste, es el más externo de la circunferencia, allí se encuentra el cielo representado por tres anillos, en los dos primeros anillos están las estrellas y los planetas, que en su caminar eterno recorren la Eclíptica llamada por los chinos el Camino del Tao. Las estrellas se llaman fijas, solo avanzan un grado cada setenta y dos años, retornando a su origen cada 25.920 años;; mientras tanto los planetas marchan a ritmos diferentes, el Sol demora un poco más de 365 días en darle la vuelta a la Eclíptica, y la Luna 27 días siete horas y los demás planetas en tiempos diferentes. Hoy la estrella polar, es la estrella Polaris de la Constelación de la Osa Menor a 28:54 de Géminis, muy cerca al cero grado de Cáncer, momento del Solsticio de Verano que se produce en el Cenit, el punto más alto del sincronario, el Medio cielo, es el Sol al mediodía, es el Gran Yang, el máximo de Yang, según la orientación del Emperador Amarillo. En el tercer anillo del Nivel Celeste coloco 60 Hexagramas, acudiendo al ciclo sexagesimal construyo una secuencia del I Ching con sus hexagramas. A cada periodo solilunar le asigno 30 grados y lo dividió en doce periodos, en el nivel terrestre coloco las doce ramas con su correspondiente animal emblemático y lo correspondió con el Zang Fu (nivel humano) correspondiendo el tigre con el pulmón y así sucesivamente siguiendo el orden del ciclo biológico(nivel humano) el cielo le asigno los cinco movimientos(troncos celestes) como fluye la energía;; en los Zang (órganos) inicia en la madera y en los Fu (Vísceras) en el metal y en ese orden los cinco movimientos siguen el curso que el misterioso Yu les asigno cuando canalizo el rio Amarillo desde su nacimiento partiendo de los puntos pozo Ting transformarse en manantial (Iong), conducir a un arroyo(Iu) entrar a un rio (Iu) y llegar a los cuatro mares donde se profundiza el ciclo que se interpreta a así mismo, que crea el ciclo de los sesenta resonadores de acupuntura Shu Antiguos o llamados también de los cinco movimientos (Wuxing), intérpretes de los designios del Tai Ji Tu (Universo). Entonces a cada uno de los sesenta periodos corresponde un hexagrama y sus seis líneas corresponden a seis días hasta completar 360 días y los cuatro hexagramas restantes corresponden a cada una de las estaciones;; de acuerdo al dictamen del día, el Misterioso Yu ejercía el Mandato del Cielo y el I Ching era su oráculo divino. Cada eje que se forma en esas 60 divisiones, corresponde a la sinusoide que se forma en la relación entre el Yin y el Yang, hasta formar la hélice que da lugar al movimiento, a la energía. El Ciclo Biológico lo inserto en el sincronario dando lugar al nivel humano a partir de la hora del pulmón que en su inicio 3 am se corresponde con el inicio del año solar chino el cuatro de febrero, primer mes del año solar chino, Li Chun, “Comienza la Primavera” desde el inicio del cuadrante del Dragón Verde desde el Noreste hasta el Sudeste en una longitud de noventa grados;; empezando en ese punto, el emperador recorría los 24 términos solares según el calendario diseñado por los Astronomos-­astrologos de los Han, cada termino con un fractal de sesenta minutos que corresponde a la duración del día al multiplicar 60 por 24: 1.440 minutos entonces cada resonador en ese lapso tiene su momento de máxima energía, 24 minutos, se convierte en fractal del universo en simetría axial con el cielo, el resonador es eco de las estrellas y energética estelar, es interprete del Yang de los 24 términos solares y del Yin de las 28 misteriosas mansiones lunares. 6 EL RETORNO DEL CHAMAN COSMICO: EL LEGENDARIO Y MISTERIOSO YU 6.1 LAS REVELACIONES DEL MISTERIOSO YU Cuando los Huaxia 華夏, en la más remota ancestralidad en los tiempos de Shen Nong 神農, el Divino Labrador, hace cerca de cinco mil años, poblaban la región del norte de Henan, en el valle fértil del rio Amarillo-­Huang He 黄 河, no existían los conflictos y la abundancia se lograba sin mayor esfuerzo, los hombres y mujeres se reunían en grupo, habitaban un mismo lugar y se gobernaban así mismos. Vivían en el vientre de la naturaleza, no percibían diferencia entre el mundo exterior y el mundo interior, estaban fundidos con la naturaleza y eran uno solo con ella. Toda manifestación del ser, que lo desequilibra y enferma, es una entidad astral que ingresó en el cuerpo, es tratada y trasmutada por las mujeres Wu巫, que aplicando calor con una moxa de Ai Yé (艾叶) (artemisa envejecida), estimulan el sitio afectado y danzando al ritmo de las tamboras realizaban pases con las manos, entraban en el cuerpo enfermo, para movilizar las energías estancadas, hasta restablecer el fluir continuo de la energía en el ser. Así como obscuridad y noche significan muerte, el Sol (Tian Yang) es el gran dador de vida, es el poder del fuego, representa el principio masculino y todo lo que es Yang. La Luna (Tian Yin), oculta un gran misterio, tiene fases, es mutable y misteriosa como las mujeres Wu, bajo su luz a los espíritus se les evoca mejor, la Luna se convierte en el poder de la magia, en el poder de todas las operaciones misteriosas, representa el principio femenino y todo lo que es Yin. Los Huaxia 華夏, con poder chamánico, se funden con la naturaleza, se conectan con las estrellas para bajar a la tierra su conocimiento y sabiduría. El más grande de los chamanes Huaxia…El legendario Yu大禹, danzaba en el momento de los pasos del Sol y la Luna, de los planetas y de las estrellas de la Osa Mayor por la gran bóveda celeste quien tiene en el techo de los Huaxia a Tien Ki, la cabeza de la serpiente de la constelación del dragón, la estrella polar llamada por los occidentales Thuban. Son sus grandes espíritus y se fusionan con estos, los hombres y mujeres se sienten atraídos por sus energías, algunos nacieron cuando las luminarias y las estrellas estuvieron en lo alto, sobre sus cabezas. Así era que el misterioso Yu, desde muy joven observaba el cielo, embrujado por la luminosidad de la danza, absorbía la luz, que de esa bóveda mágica emanaba, de un cielo que poseía magia y movimiento. Con el mandato del cielo envuelto en la piel de un oso, heredado de sus ancestros, el legendario Yu, chamán cósmico de la tribu de la serpiente, se envolvía en su energía y danzando con las mujeres Wu, se elevaba a las estrellas, en ese vuelo cósmico (feitian) (飞天), recibía sabiduría y poder, así los Huaxia fueron creciendo con tal entendimiento, en el valle fértil del rio Amarillo. Antes de Yu, la tradición vino de Yao 堯 y Shun舜, últimos soberanos de la saga, que inicio con los tres augustos Fuxi 伏羲, Shennong 神農 y Huang-­di 黃帝. El tercer soberano de los Huaxia, Yao 堯, descendiente de la saga de los tres augustos, se sentía atribulado al ver su territorio permanentemente anegado por continuas inundaciones que destruían cosechas y puentes, trayendo periodos de escasez y en algunos de hambruna, la tarea de controlar estas, fue asignada al padre de Yu, llamado Gun, quien durante largos años lucho contra ellas sin lograr detenerlas, construyo diques que contenían las aguas, que finalmente colapsaban por el estancamiento de las aguas y las arremetidas de los ríos. Yu recibe la orden del Rey Shun舜 de acometer la tarea. Yu ejecuta la empresa, canalizando los ríos hasta lograr que lleguen a los cuatros mares sin interrupción, sin desbordarse de sus límites, la ruta del agua es canalizada, para que esta fluya siguiendo un ritmo cósmico, que inicia en su lugar de nacimiento, en lo más profundo, en el pozo(TING), energía que después progresa a manantial(IONG), hasta llegar a arroyo (IU) crecer en rio (KING) y llegar a los cuatro mares (HE) , la energía navega en los canales en el sentido y origen de la energía y siguiendo el rumbo que el misterioso Yu descubrió, tal como transita la energía en los meridianos(canales) energéticos del cuerpo humano. El legendario Yu al cabo de doce años culmina la gran obra, canaliza y regula las aguas del rio Amarillo y sus tributarios, y retorna la prosperidad a la tribu de los Huaxia, a la tribu de la Serpiente. El misterioso Yu danzaba ante su tribu, ante la luz de las estrellas que difuminaban una estela centelleante en el centro de su territorio, la danza con el resonar de los tambores y los vientos silbantes, lo llevaban a ascender en espiral y con el paso de Yu, entrar en los nueve senderos del dragón, y llegar a la estrella cabeza de la serpiente que lo envolvía en su energía, se conectaba con el planeta Júpiter que se alineaba cada doce años con las estrellas del asterismo del gran cazo, de la constelación de la Osa Mayor. Así Yu se llenó de magia y convertido en Fang Shih, portador de sabiduría milenaria, aprendió a dominar a los espíritus causantes de las enfermedades de su pueblo, a conocer las energías provenientes de las poblaciones estelares y los niveles, celeste, humano y terrestre, que dotaron a los Huaxia de un conocimiento superior, desconocido para los demás pueblos. El misterioso y legendario Yu llevado por los espíritus danzantes, buscaba en las estrellas la guía y el destino de su pueblo, observaba como las estrellas del asterismo del gran cazo de la constelación de la Osa Mayor, caminaban círcumpolarmente alrededor de la estrella Tien Ki, la estrella polar, la estrella Thuban, la estrella cabeza de la serpiente de la constelación del Dragón donde reside la Unidad suprema. Desde la época del emperador Amarillo, Thuban dominaba la bóveda celeste de la tribu de la serpiente, de los Huaxia, Thuban ejercía como estrella polar en aquellos tiempos, en ese retorno milenario la estrella llenó de magnificencia el cielo de los Huaxia, ilumino al Emperador Amarillo, para sembrar una saga de la cual el misterioso Yu, creo un orden cósmico contenido en la secuencia del segundo cielo, para que la naturaleza y el ser humano se encontraran en entendimiento con los mandatos del cielo. Construyendo el primer sincronario, Da Yu se convirtió “en el que hace girar la rueda”, al armonizar, equilibrar y organizar la energía siguiendo el patrón natural de los ciclos;; desde el centro, en el Ming Tan, Templo de la Luz, Da Yu guiaba los destinos de su pueblo;; al corresponder los movimientos del cielo con los estados de la naturaleza y del ser humano, gobernaba de acuerdo al Tao, principio regulador del universo, del espacio y del tiempo, adentrándonos en la ciencia que mide el tiempo, que percibe los estados energéticos a través de la calendárica. La estrella polar permanecía quieta casi sin moverse, más sin embargo al igual que las demás estrellas avanzaba un grado cada 72 años;; las estrellas deben caminar por la Eclíptica durante 25.920 años para retornar a su origen, la misma duración del giro que da el eje terrestre en su movimiento de precesión. Al igual que el Sol, la estrella Yaong Kwang (Alkaid), la estrella del resplandor centelleante-­ en su movimiento alrededor de la estrella polar, avisaba de las estaciones, y así los Huaxia empezaron a dibujar en las paredes de las cavernas y en los omoplatos de las tortugas los movimientos del cielo, cuando la última estrella, la cola del gran cazo se alineaba con la estrella polar empezaron a marcar las estaciones. El legendario Yu andaba libremente entre el Cielo y la Tierra, chamán cósmico, mostro a su pueblo el camino, guiado por el orden cósmico del segundo cielo, acompasaba el devenir de su pueblo con los ritmos de la naturaleza, trajo fertilidad y bienestar a los Huaxia;; al fundar la dinastía Xia夏la primera dinastía, el legendario Yu nutrió de magia y poder la ancestralidad china, mostrando su más profunda esencia. Yu recibía en sus vuelos cósmicos, trascendencia y poder, cuando en los tránsitos de Júpiter canalizaba la energía de las siete estrellas del gran cazo en los cinco elementos, presentes en la estrella de cinco puntas que se forma con el ciclo sinódico de Venus y da lugar a wuxing (cinco movimientos) con sus ciclos de generación y control. Cada vez, cada doce años el planeta Júpiter, señor del ciclo sexagesimal transita por cada una de las siete estrellas del gran cazo, bajando el cielo a la tierra, Yu danzaba con su tribu y las mujeres Wu, con su danza de poder, el paso de Yu, como un Oso, recorría en espiral los nueve senderos del dragón hasta llegar en el feitian飞天 al cielo, fundiéndose con la energía de las estrellas. De cada estrella del gran cazo, Yu recibía su poder, recibía la magia de la sanación y así la entregaba a las chamanas Wu;; Yu recibía poder de cada estrella, de cada movimiento, para transmutarlo y colocarlo en equilibrio, con el ser humano y la naturaleza, y eran los tránsitos de Júpiter los que activaban esta energía, llamada Qi Cósmico;; el sexagesimal era el ciclo completo de Júpiter por cada uno de los cinco movimientos, así Júpiter era el canalizador de la sabiduría y magia que portaban las poblaciones estelares. Sabiduría y magia que se fue convirtiendo en conocimiento, con la teoría de los cinco movimientos (Wu Xing), los troncos celestes y ramas terrestres y su perfecta sincronía con la alternancia del Yin y del Yang. Magia y sabiduría, que nace, desde los tiempos de los tres augustos y de esa tradición, de esa ancestralidad, de esa fuente de energía, el legendario Yu se nutrió, estableciendo así, una relación permanente con la inconmensurabilidad. Los Huaxia desarrollan su sentido de observación, notan que los fenómenos se suceden unos a otros, asocian estos, con los movimientos del cielo y los estados de la naturaleza, y comprende que todo es movimiento, es energía, Yin y Yang;; de ese sentido de observar el caminar del Sol y la Luna, del nivel celeste establecen correspondencias con la actividad terrestre y humana. En el ser humano surge cierto sentido, de que a ciertos hechos siguen siempre otros, empieza a entender que en el cielo y la tierra, se presentan transformaciones que encuentran correspondencia en los movimientos del cielo y los estados telúricos. El legendario Yu observa durante las noches, el movimiento del cielo, y descubre que unos astros están fijos y hay otros en permanente movimiento, a unos llama estrellas y a otros, planetas, los coloca en el sincronario que había construido para mirar el movimiento del sol y la luna, las estrellas y los planetas en su movimiento circular, de Este a Oeste, tal como caminan por la eclíptica. Nace el sentido de la periodicidad, el tiempo es suscitado por los ciclos del Sol y de la Luna, el ser humano empieza a sentirse parte de ese orden, al notar que estos producen cambios en la naturaleza, en su entorno y en su organismo, percibe y registra estos, y la frecuencia con que se presentan;; acompañando el flujo de las energías que actúan sobre los estados terrestres, el ser humano se adentra en el “estudio del misterio universal de las trasformaciones periódicas”, que se manifiestan en la alternancia del Yin y del Yang nace la comprensión de la energética y su influencia sobre los estados de la naturaleza y los ciclos biológicos del ser humano. Después de controlar las inundaciones, el legendario Yu se erige como emperador, sucesor de Shun. En la zona de la Higuera Hueca es ungido por mandato del cielo;; Yu recibe la iniciación de una línea ancestral que nace de Fuxi y Nuwa, convirtiéndose Yu en soberano de una saga que había nacido siglos atrás y que perpetuo por milenios, al ser el primer emperador de la primera dinastía china, la dinastía Xia. Ya siendo soberano de los Huaxia, caminando por la ribera del rio Amarillo, Yu vio nadar una tortuga con cabeza de dragón en sus aguas cristalinas quien se le apareció durante nueve días seguidos, esta tortuga tenía en su caparazón nueve diagramas que fueron dibujados por Yu en una tableta de jade legado del emperador Amarillo, las mujeres Wu Yu inscribieron los diagramas revelados en un lienzo de seda. Cuando ya Júpiter ha transitado y volverá a hacerlo sobre la estrella Mizar, -­que guía a los Fang Shih en el encuentro con la revelación-­Yu en su viaje por las estrellas es iniciado por Fu Xi y Nuwa, quienes le entregan el mandato del cielo;; quedando Yu investido como “arquitecto y ordenador del mundo, “fundidor y agrimensor”, y “señor de las nueve secciones del Ho Fang”. Fu Xi Y Nuwa, dioses legendarios creadores del ser humano y la civilización china entrelazan sus colas de serpiente hasta su tronco y como figuras humanas emergen portando el compás y la escuadra;; Fu Xi, señor de los ocho trigramas y las ocho direcciones, sabio en las cosas del cielo lo mismo que en las de la tierra, porta en su mano izquierda (Yang) una escuadra(Yin) en virtud de lo femenino y que corresponde a las cosas de la tierra, y Nuwa, ”verdadera y gran señora de los cielos”, porta en su mano derecha(Yin) un compás(Yang), en representación de lo masculino y vinculado a lo celeste, forman así una unión indisoluble, un matrimonio, una comunión cósmica hierogámica entre dioses. Fuxi y Nuwa, con la escuadra y el compás, representan el Yin y Yang;; haciéndolos inseparables, interdependientes, en equilibrio, u oposición;; en vacío o plenitud, en un proceso continuo de transformación mutua perenne. Fu Xi y Nuwa, entregan al misterioso Yu el compás y la escuadra, cuando el eje de rotación de la nave Tierra está inclinado y señala hacia la estrella Polar, Yu ubicado en el Ming Tang, en el templo de la luz, para reflejar la medida del Cielo y de la Tierra, dibuja con el compás mirando al sur una gran circunferencia con nueve anillos, que manifiestan los tres niveles: Celeste, Humano y Terrestre, portadores de ciclos cósmicos, terrestres y humanos, todos compaginados entre sí. .
Con esa orientación Yu toma la escuadra y dibuja un cuadrado mágico con nueve cuadrados dentro del gran cuadrado, coloca los nueve diagramas aparecidos en la caparazón de la tortuga tanto en el sentido cósmico que le dio la tortuga como el sentido terrenal o telúrico que le da la escuadra. Así el misteriosos Yu comenzó a unir el cielo con la tierra, cumpliendo con la misión cósmica de ser un caminante solar rojo, de ser un mensajero de la serpiente emplumada, de ser un hijo del cielo, de la saga de los tres augustos. Y en esos viajes a las estrellas a los chamanes cósmicos el cielo les fue revelado. El misterioso Yu se adentra en los misterios del Cielo y de la Tierra y del QI Cósmico que nos hace polvo de estrellas, nacimos en un cliquear del Universo, que muta en continua expresión en el ser, a través de sus canales energéticos, por la actividad del Qi que se concentra en sus resonadores de acupuntura, que están en consonancia con el caminar de las luminarias, planetas y estrellas por la bóveda celeste que forma un circulo, como la gran serpiente Uróboros, el ciclo que no tiene fin. El misterioso Yu, en el Salón de la Suprema Armonía, realiza los rituales y movimientos, escribe ideogramas para el mantenimiento del orden cósmico y terrestre, para llevar todo al plano ciclo cósmico de la realidad, siendo el sincronario un reloj de homeostasis entre los tres niveles. La cosmovisión de los Huaxia plasmada en el Lo Shu (cuadrado mágico) de nueve cuadrados y en Lo pan (las nueve circunferencias) un Lo pan de nueve anillos y tres niveles del misterioso Yu es un sistema de correlaciones que se fundamentan en parejas interrelacionadas y oposiciones binarias como el Yin y el Yang, en cuartetos como las cuatro estaciones y los cuatro cuadrantes, en quintetos en función de las cinco fases o wuxing, en sextetos con los seis canales unitarios y los veinticuatro términos solares, octetos como los ocho trigramas y las ocho direcciones, en grupos de nueve como los nueve cuadrados contenidos en el cuadrado mágico, dodecanalmente con los doce animales emblemáticos y los doce Zang Fu, y todo contenido en el ciclo sexagesimal y en los sesenta resonadores de los cinco movimientos, por ello el sincronario se configura como un mecanismo ordenado y ordenador de correspondencias entre diferentes dominios de la realidad universal, la naturaleza, y el ser humano. En el Templo de la Luz, el cuadrado mágico tenía nueve recintos correspondidos con los nueve territorios, armonizados por el fuego que emana de los nueve trípodes construidos por Yu para depositar el fuego eterno. Yu manda a sus ministros Tai Chang Y Shu Hai a medir los territorios, de este a oeste y de sur a norte, tomando como medida el cuadrado mágico, comprobando que las distancias son iguales, del punto este al punto oeste y del polo sur al polo norte más alejado, cuenta 233.500 leguas y setenta y cinco pasos, con esta medición el legendario Yu armoniza su territorio en nueve provincias y cuatro cuadrantes, siendo su residencia el cuadrado del centro, el cual designa como el Ming Tang el palacio de la luz y desde allí empieza a construir la gran obra. En el centro de cada uno de los cuatro cuadrantes construye cuatro entradas perfectamente alineadas con los cuatro puntos cardinales;; al cuadrante del Este en el grado noventa la denomino la puerta del dragón verde;; al cuadrante del Sur, la llamo la puerta del ave fénix rojo, alineada con la estrella polar y el Sol al mediodía;; al cuadrante del Oeste la puerta del Tigre Blanco y al cuadrante del Norte, la puerta de la Tortuga Negra, en el último grado. El misterioso Yu se adentra en los misterios del Cielo y de la Tierra y del QI Cósmico que nos hace polvo de estrellas, nacimos en un cliquear del Universo, que muta en continua expresión en el ser, a través de sus canales energéticos, por la actividad del Qi que se concentra en sus resonadores de acupuntura, que están en consonancia con el caminar de las luminarias, planetas y estrellas por la bóveda celeste que forma un circulo, como la gran serpiente Uróboros, el ciclo que no tiene fin. En el Templo de la Luz, el cuadrado mágico tenía nueve recintos correspondidos con los nueve territorios, armonizados por el fuego que emana de los nueve trípodes construidos por Yu para depositar el fuego eterno. Los jefes tribales de cada territorio, le llevaron en honra y respeto los minerales que se encontraban en las profundidades de sus tierras, una vez recibidos los minerales de cada una de las nueve regiones, el legendario Yu los amalgama y funde, construye nueve trípodes calderos de donde fluye el fuego eterno alimentado por el cinabrio que le da al hombre verdadero la inmortalidad, esos nueve calderos en correspondencia con los nueve soles que el ser humano en su interior debe tener activados para estar en armonía con los tres Jiaos la esencia, la forma y el origen, los tres Jiaos , que deben ser activados por el tránsito del Sol por cada caldero, momento en que debe ser avivado el fuego contenido en cada caldero, hasta encontrar en la sublimación, la alquimia de la inmortalidad. Los Huaxia entonces se expandieron y pronto formaron lo que llegó a ser conocido como la civilización china Han. Hasta el día, los chinos todavía se llaman a sí mismos "los descendientes de Yan y Huang”, 炎黄子孙, reconocen a Huang Di, el emperador Amarillo como el primer ancestro de la etnia Huaxia quien sembró la semilla de la magia de la energética y la sanación. 7 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN 7.1 INTRODUCCION Y así cómo se forma el Qi Cósmico, nuestra relación con el cosmos está contenida en la bóveda celeste, somos eco de las estrellas que nos brindan la máxima posibilidad: ser un fractal del universo, ser una individualidad en la que confluyen constelaciones, estrellas, planetas, troncos celestes ramas terrestres, canales unitarios y resonadores en la eclíptica, en el camino del Tao esta contenido todo. Los resonadores están conectados por líneas axiatonales con planetas y estrellas en el momento de tu nacimiento y como tal, el día en que el universo cliqueo sobre ti y decidió crearte, el cielo con sus planetas estrellas y constelaciones quedaron dibujados en ti, ese cielo quedo dibujado en tus canales energéticos con tu sol y con tu luna en una red de resonadores de los cinco movimientos, son los puntos Shu antiguos que interpretan el cielo en que naciste para crear la magia axiatonal que existe en ti. En tu relación con el cosmos este te habló y te manifestó como un ser ligado a las estrellas, de origen estelar tu eres del cosmos y al cosmos regresaras, para que resuenes en esa relación cósmica nace la acupuntura axiatonal que interpreta la geometría que habita en el ser, formando figuras y aspectos que nacen de la simetría axial que conjuga el cielo con la tierra. “No había ningún epitafio en las tumbas, pero en cambio, habrían encontrado unos cientos de discos de piedra de 30 cm de ancho, a los que se llamó “Piedras de Dropa“, con agujeros de 20 mm de ancho en sus centros. Sobre las paredes habrían sido descubiertos dibujos tallados del cielo que representaban el Sol naciente, la Luna, las estrellas, y la Tierra, unidos por misteriosas líneas de puntos que unían la tierra con el cielo. Los discos, y los pictogramas se dice que datarían de aproximadamente hace unos 12.000 años”. Las líneas axiatonales contienen los circuitos energéticos propios de cada ser humano en sus meridianos de acupuntura por donde transita el Qi Cósmico que proveniente de las poblaciones estelares es canalizado por los planetas para darle expresión a ese ser que interpreta los designios del cielo de acuerdo a la posición de las dos luminarias (el Sol, y la Luna) y los ocho planetas ubicados en la carta natal y que por simetría axial se corresponden con los cinco movimientos wuxing-­ resonadores Shu Antiguos que se forman de integrar en una secuencia sexagesimal de diez troncos celestes y doce ramas terrestres, dicha secuencia contenida en la eclíptica el nivel celeste y el ciclo biológico en el nivel terrestre, que se nutren de la energia que despliegan los diez troncos celestes que en su esencia van delineando la distribución de la energia cósmica en las doce ramas terrestres y a su vez estas hacia arriba. El Qi Cósmico establece relación con los resonadores que rigen tu energia en el momento de tu nacimiento, tu Sol, energia Yang y tu Luna energia Yin se encuentran en simetría axial con los resonadores Shu para que tu resuenes con el Universo, en ellos puedes hallar tu origen y la comprensión de tu energética, es la expresión Yang y Yin de tu individualidad, a traves del conocimiento de esta energia de la comprensión de tu vitalidad y tu psiquismo encontraras el entendimiento de tus posibilidades, tú eres, polvo de estrellas, que manifiesta en ti, una energía única sin repeticiones. La energética representada en la relación de planetas y estrellas y resonadores te da la posibilidad de explorar los orígenes de tu energia en el universo, de encontrar un camino que nace en la más profunda ancestralidad que nos lleva a un viaje por el cosmos. El Qi Cósmico recorre el circuito energético que cada ser humano tiene inscrito, su sol y su luna establecen aspectos de nacimiento con los otros planetas, son muy pocos los casos en que esto no se realiza y crean líneas axiatonales con los resonadores que interpretan la energética en cada ser humano, en esas relaciones axiatonales se encuentra el todo presente, en tus axiatonalidades, en tus niveles celestes y tus niveles terrestre, y en esa danza cósmica de sinergias naciste. El Sol la energia Yang y la Luna la energia Yin están presentes en todo ser humano entretejen el cielo y la tierra para dar lugar a la axiatonalidad entre estrellas, planetas y resonadores en una relación de paralelismo geométrico, de simetría axial y puntos espejos que recogen y transforman la energia que permiten al ser nutrirse de Qi cósmico y adentrarse en otros niveles de conciencia, ser seres estelares. Correspondidos en el espacio por la simetría axial, nuestros resonadores de los cinco movimientos, llamados Shu antiguos y los planetas y estrellas de acuerdo al orden cósmico que crearon los antiguos Fang Shih en los tres niveles, celeste, humano y terrestre, nace la acupuntura axiatonal, que permite al ser humano reconectar con su origen, acompasarse con los ritmos celestes, religar el cielo con la tierra, comprendiendo y operando a través de la relación mágica entre líneas axiatonales única para cada individuo, para cada ser. En el momento de tu nacimiento el cosmos registró un estado celeste relacionado con tu origen. En el lugar geográfico en que naciste los planetas y estrellas ocuparon puntos de la eclíptica, que por simetría axial se conjugan con los resonadores, utilizando como plano espacial la carta natal de cada individuo, y tomando el sincronario energético, es donde se evidencia este paralelismo cósmico. Por tus canales energéticos fluye la energía continua del Qi que es bajada al ser por los resonadores de los troncos celestes y las ramas terrestres, a través de los resonadores de tu energía vital y de tu energía psíquica, del Sol y de la luna, de tus energía Yang y Yin que en su relación con los demás planetas dibujan en el universo la geometría sagrada, expresión sublime del cielo que en paralelismo con los resonadores de los cinco movimientos definen una energética única e irrepetible para cada ser, que integra en armonía resonadores en un mismo nivel energético en el ciclo de los cinco movimientos 7.2 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN. EL SOL. El Sol como energía Yang como manifestación del Universo y del Tao , es el soplo de la energía vital, que está presente en la hora de nacimiento del ser conformado y que esta correspondido con un resonador Shu y conociendo sus calidades energéticas, alquímicas y fisiopatológicas podemos entrar en consonancia con esa energía vital, con nuestra fuente de energía yang para estimular el sistema inmunitario y fortalecer la energía Wei y es precisamente en los tránsitos planetarios en las transformaciones periódicas que asumimos, vivimos y observamos que se corresponden con estados energéticos que se pueden prever, para entrar en consonancia con ese cielo que nos avisa de sus designios. Aquí trabajaremos el tratamiento en el Origen con la carta natal de Paula Mendes nacida el primero de septiembre de 1962 a las dos a.m. en Medellín (Colombia), de acuerdo a los orbes y aspectos planetarias encontramos que en su carta se forma una cometa cósmica uno de los veintidós aspectos posibles que se pueden dar al momento de nacer y que en el caso de Paula involucra al Sol su energía Yang que se encuentra a los ocho grados 22 minutos del signo Virgo que conforma aspectos planetarios que crea líneas axiatonales con la pareja Júpiter-­Quirón en Piscis, Marte en Cáncer y Neptuno en Escorpión que forman entre si un gran trígono de agua. Estos aspectos entre planetas forman la cometa cósmica por donde fluye Qi Cósmico que identifica una red de resonadores donde se deposita la energia proveniente del cielo que posibilita al ser conformado comprender y desarrollar sus potencialidades, entender y superar sus conflictos y desequilibrios y evolucionar hacia nuevos niveles de conciencia. El resonador de la energía vital de Paula, su energía Yang, su Sol de nacimiento por donde penetra el Qi Cósmico que le da vitalidad y movimiento es el resonador 40 V que corresponde al lugar que ocupa su Sol a la hora de nacimiento de Paula en el sincronario, es su energía Yang y el depositario de su energía vital y que se corresponde con el 40V punto tierra de la Vejiga equilibrio central Wei Zhong cuyo mensaje es “aprender a llevar el legado que el universo ha dispuesto en la virtud del ser humano”. Recuperar, encontrar la conexión con su legado terrestre. Wei Zhong cuyo movimiento es Wu Shen tronco celeste 5 Wu tierra yang y rama terrestre IX Shen Zu Tae Yang. Vejiga-­ Mono. Hora del Resonador 04:36 a 500 pm. El sol de nacimiento de Paula está ligado a un gran trígono de agua que está unido por orbes más o menos de cinco grados entre Júpiter y Quirón en Piscis, Marte en Cáncer y Neptuno en Escorpión donde se le posibilita a ese ser humano trabajar energéticamente con la energía del agua que rige las emociones a través de los resonadores He Mar pues la unión del trígono le otorga a los tres resonadores el mismo nivel de energía He-­Mar, así se destacan tres resonadores que están conectados entre sí y que forman líneas axiatonales que le permiten al trígono expresar sus potencialidades en los momentos de los tránsitos planetarios mediante la activación de estos tres resonadores con el sol en el momento del nacimiento podemos tomar conciencia de nuestra potencialidad y del mensaje oracular.. . Este Gran Trígono de Agua se encuentra en simetría axial con tres resonadores. El 3C (Corazón) Qu Ji Alegría de vivir. Resonador wuxing Ren Wu. Tronco celeste (9): Ren Agua Yang. Rama Terrestre VII Wu que corresponde al Shou Shao Yin, al Corazón y al Caballo Wu. Punto He. Punto Agua. Resonador que en la carta de Paula se encuentra en relación axial con Marte. El resonador actúa como Agua generadora, El 3MC (Maestro de Corazón) Qu Ze. Vapores Luminosos Sinuosos. Resonador Wuxing Ren Xu. Tronco Celeste (9) Ren Agua Yang. Rama Terrestre Xu XI que corresponde al Shou Jsue Yin, al Maestro de Corazón y al Perro Gou. Punto He. Punto Agua. Resonador que en la carta de Paula se relaciona con Neptuno. El Resonador actúa como agua concentradora. El 5P (Pulmón) Chi Ze. Estanque de vapores Luminosos. Resonador Wuxing: Ren Yin. Tronco celeste (9) Ren Agua Yang Rama Terrestre III Yin. III que corresponde a Shou Tai Yin, al Pulmón y al Tigre Hu. Punto He Punto Agua. Resonador que en la carta se relaciona con Júpiter y Piscis. El resonador actúa como agua distribuidora En los trígonos y sobreponiendo el ciclo sexagesimal por simetría axial encontramos que estos tres resonadores se encuentra en el mismo nivel de energía He Mar y en el mismo tronce celeste Agua Yang manifestando emociones profundas, En un gran trígono interactúan los planetas por lo tanto la energía se genera en cáncer a través de Marte allí el planeta está en caída y hay que trabajarlo para que supere estados emocionales extremos, se concentra en Escorpio a través de Neptuno y se distribuye en Piscis a través de Quirón que encuentra su sentido universal en la entrega, el servicio y la sanación y Júpiter que enaltece al ser humano para que se entregue a las corrientes cósmicas de la evolución. Activando los resonadores puedes asegurarte la calma interior necesaria para lograr una reflexión profunda entrando a lo sutil ello de alguna manera por obra y gracia del Gran Trígono de Agua,” que se relaciona con las capacidades psíquicas, intuitivas, emocionales y sensitivas, pero también con todo lo relacionado con el mundo del arte, la imaginación y la creación”, estimular los resonadores de la cometa cósmica en los tránsitos planetarios y sobre todo si estos actúan en el resonador por un periodo largo más de doce meses allí el resonador asume el papel transformador de ese tránsito como debió acontecer cuando el planeta Neptuno tránsito por el Júpiter Natal de Paula. 7.3 TRATAMIENTO EN EL ORIGEN. LA LUNA Tu Luna energía sensible y psíquica, conectada con el misterio y lo sensible, con las mujeres Wu y lo más recóndito y profundo, la receptividad de la tierra y conectada a tu circuito energético con el resonador Shu con el que se alineo la luna en el momento de tu nacimiento, a que grados y minutos de tu carta natal se situó la luna y a ese saber debemos llegar para establecer esa correlación entre el cielo y la tierra y así, religarnos con el cielo en esa danza eterna que Yu encontró viajando a las estrellas. Ecos resonantes que al nacer indican la iniciación de un proceso que tiene como correspondencia los resonadores Wuxing con los que nacemos, y que provienen de un tronco celeste y de una rama terrestre, que marcan la energía a través de los resonadores que eligieron tu Sol y tu Luna para vivir la magia de la energética en ti. Trabajaremos con la carta natal de Marangel López nacida el 9 de Mayo de 1955 a las 4:12 pm en la ciudad de Bogotá, con la Luna en el signo de Sagitario a 20 grados 36 Minutos, está en Sagitario es expansiva no tiene fronteras forma un gran trígono de fuego con Venus y Plutón que invita a la Luna a integrar a nuevas dimensiones, nuevas posibilidades únicas para esa Luna. La Luna en trígono con Plutón y Venus le permite entrar en una corriente cósmica que en astrología corresponde a un gran trígono de Fuego, Venus en Aries en caída se debe transmutar en fuego generador, es el punto de partida de la personalidad que debe transmutar en Plutón que es fuego concentrador, que se refiere a la creativa liberación del Yo y de la Luna en Sagitario que es fuego distribuidor que universaliza el poder lunar y lo expande con optimismo.. La luna en fuego muestra el principio vital cálido y radiante y activo del gran trígono de fuego que puede manifestarse como entusiasmo estímulo y un fuerte impulso a la expresión del Yo. Expresan una energia universal radiante, exaltada, entusiasta y su luz aporta color al mundo, tienen mucha fe en sí mismos, una energía sin límites y son directos y honestos. Este Gran trígono de Fuego se encuentra en simetría axial con tres resonadores. El 41E Jie Xi .comprender el torrente. Resonador wuxing Bing Chen. Tronco Celeste Bing (Fuego Yang) Rama terrestre Chen que corresponde al Zu Yang Ming, al Estómago y al Dragón Lu. Punto King Punto Fuego resonador que en la carta natal de Marangel se encuentra en relación axial con Venus. El resonador actúa como Fuego generador y por simetría axial punto espejo de Venus. El 60V Kun Lun en el valle de los inmortales. Resonador Wuxing Bing Shen. Tronco Celeste Bing Fuego Yang) Rama terrestre Shen que corresponde al Zu Tae Yang, a la Vejiga y al Mono Shen. Punto King punto Fuego, resonador que en la carta de Marangel se encuentra en relación axial con Plutón. El resonador actúa como fuego concentrador por simetría axial punto espejo de Plutón. El 38VB Yang Fu Deposito del Yang, Resonador Wuxing Bing Zi Tronco Celeste Bing (Fuego Yang) Rama terrestres Zi que corresponde al Zu Shao Yang a la Vesícula Biliar (VB) y la Rata Shu. Punto King punto Fuego resonador que en la carta natal de Marangel se encuentra en relación axial con la Luna. El resonador actúa como Fuego distribuidor, por simetría axial punto espejo de la Luna abre el meridiano. Entonces, encontramos que el gran trígono de la carta natal de Marangel tiene como nivel de energia King Rio y su tronco celeste común es Bing el fuego Yang germen saliente ejercitar Bing con el ideograma y el chi kung para que ese fuego flamee y ascienda en cada retorno lunar. 8 CONCLUSIONES Conociendo el camino del Tao, vivirás la magia de la armonía entre grados zodiacales, planetas y puntos Shu, que te llevaran a viajar por los canales unitarios que llevamos en nuestro ser, somos organismo vivo conectado con el cielo y las estrellas que el hombre de las regionales australes y de otros mundos, pintaba en su cuerpo tal como lo dibuja bellamente Patricio Guzmán en su documental Botón de Nácar. https://www.youtube.com/watch?v=AI6CHn-­8g5E. El Sol como energía Yang como manifestación del Universo y del Tao , es el soplo de la energía vital, que está presente en la hora de nacimiento del ser conformado y que esta correspondido con un resonador Shu y conociendo sus calidades energéticas, alquímicas y fisiopatológicas podemos entrar en consonancia con esa energía vital, con nuestra fuente de energía yang para estimular el sistema inmunitario y fortalecer la energía Wei y es precisamente en los tránsitos planetarios en las transformaciones periódicas que sufrimos , vivimos y observamos y que se corresponden con estados energéticos que se pueden prever, para entrar en consonancia con ese cielo que nos avisa de sus designios. Una cuadratura nace en estado potencial con unas características, en un tránsito se activara emergiendo de su potencialidad y mostrando su real exigencia, tal vez a través de un reto, de un desafío que puede incluir disputas, alteraciones, accidentes, estados de máxima tensión y de esfuerzo que pueden llevar a la crisis, a la enfermedad y al desequilibrio. Es común encontrar cuadraturas en las cartas natales pero si redujéramos el espectro a las cuadraturas que forman el Sol y la Luna con otros planetas más aun personales podríamos inferir a nivel de hipótesis que más del 70 % con este de formaciones sufren o pueden sufrir algún desequilibrio físico, mental, psíquico o espiritual aseverar también que los resonadores asociados a las cuadraturas se encuentren asociados a alguno de los desequilibrios contenidos en la historia médica del paciente. Es ahí que de esta comprensión de las potencialidades del ser nace la acupuntura axiatonal para religar el cielo con la tierra, en un proceso de concientización planetaria de declararnos fractales del Universo y entregar al servicio de la humanidad nuestra individualidad. Los resonadores son lugares específicos, donde se deposita el Qi llevado a troncos celestes y ramas terrestres, cuando un planeta en sus tránsitos se alinea con un resonador canaliza Qi Cósmico que llega al resonador en forma de tronco celeste que combinado con un estado terrestre forma una rama terrestre Cuando el resonador se alinea con un planeta o con una estrella toma el Qi Cósmico de las poblaciones estelares y recibe este Qi cósmico por vía de las líneas axiatonales que forman tu Sol (energía Yang) y tu Luna (energía Yin) con los demás planetas que forman en el cielo cruces cósmicas que significan aprendizaje, situaciones extremas que obligan al ser a explorar nuevas dimensiones. Así dijo Quetzalcóatl: “Conoced experimentalmente las estrellas, sus nombres e influjos. Sabed cómo marcha el cielo. Conoced también la duración del año y de sus signos”. Y es en la marcha del cielo de los astros y las estrellas donde encontraremos las fechas que nos anuncian la próxima transformación que tendrá lugar en la Conciencia de los hombres”.