Download y los Estados Unidos, que parecen

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Transcript
1823
que me había comunicado en la conversación del 16 del corriente, según ya he
informado en mi número 323. Envío sin
pérdida de tiempo una copia de esta nota
para su información, así como una copia de
mi contestación a ella, escrita y enviada en
la fecha.
A mi entender, el hecho de dar forma a
una contestación sobre la base de mi único
criterio, me ha demandado una tarea rela­
tivamente engorrosa y me alegrará que
reci­ba la aprobación del Presidente.
Creo que este gobierno está hondamen­
te interesado en el tema de la proposición
del Sr. Canning y su nota ostenta ciertamen­
te, a juzgar por las apariencias, un carácter
cordial hacia el gobierno de los Estados
Unidos que no puede dejar de notarse.
Por consiguiente me ha parecido
opor­tuno impartir a mi nota un carácter
semejan­te y responder a los puntos expuestos en la suya, en la medida de lo que
era posible, conforme a otras y supremas
consideracio­nes.
Concebí a estas dos clases: en primer
lugar, el peligro de comprometer a mi
go­bierno en cualquier medida o curso
político que pudiera, en algún grado, hoy
o en ade­lante, implicarlo en el sistema federativo de Europa; y en segundo lugar,
me he sentido igualmente sin autorización
para dar un paso que a los ojos de Francia
pudiera demostrarse excepcional, siendo
que con ella no han sido turbadas, según
presumo, nuestras pacíficas y amistosas
relaciones, sea cual fuere nuestra especulativa aversión a su ata­que contra las libertades de España.
Al trazar mi respuesta, también debí
considerar lo que se debía a la propia Espa­
ña y espero no haber pasado por alto lo
que se debe a las colonias.
El asunto abre enteramente perspecti­vas
sobre las cuales mi mente ha deliberado
ansiosamente. Si la médula de mi contest­
ación se encuentra acertadamente relacionada con los motivos y consideraciones
que, del modo más material, corresponden a la ocasión, ello entrañará para mí una
gran satisfacción.
El tono de seriedad en la nota del Sr.
Canning y la fuerza de algunas de sus
expre­siones, dan naturalmente origen a la
infe­rencia de que el gabinete británico no
puede estar falto de serias aprensiones relativas a que se meditan ambiciosas empresas contra la independencia de los Estados
sudamericanos. Si se trata o no de Francia
sola, no me es factible decir, sobre la base
de ningún fundamento auténtico (John Bassett Moore, A digest of International Law, VI,
p.391).
27 de agosto
2.7 y 3.1 ESTADOS UNIDOS-INGLATERRA-EUROPA/HISPANOAMÉRICA
En comunicación a su gobierno, el embajador estadounidense Richard Rush
expresa:
Estoy pronto a declarar al gobierno britá­
nico que si él reconoce inmediatamente la
independencia de los estados americanos,
por mi parte yo les declararé, en nombre
de mi gobierno, que no permaneceremos
inactivos en el caso de un ataque contra la
inde­pendencia de esos estados por la Santa
Alianza. Tal es mi determinación actual, la
declaré expresamente y la haré saber al
mundo entero.
Al mismo tiempo, hace saber Canning
que su gobierno formularía objeciones a
to­da intervención en los asuntos de las
colo­nias españolas si ella no era solicitada o aceptada por éstas. La reunión de
un con­greso destinado a tratar la cuestión, agregó, sería considerado por ellos
no sólo como inútil, sino como un acto
poco favorable al mantenimiento de la
paz general. Además, la confederación
no podría permanecer in­diferente al ejercicio de una especie de ju­risdicción de
Europa sobre los países de América que
permanecían libres, y tenían el derecho
de regular solos sus propios asun­tos.
159