"Desconocemos el sistema operativo que usa Dios, pero el Vaticano